PDA

Versión completa : ¿La salvación... puede perderse?.



Páginas : [1] 2

Panchita
24-07-2002, 02:10
Algunos predican la salvación "de una vez y para siempre", otros refutan esa idea, afirmando que la salvación puede perderse...

Les dejó aquí una nota en la cual el autor refuta al predicador Charles Stanley su teoría de "seguridad de la salvación eterna".

Si alguno tiene fundamento bíblico para justificar su teoría, agradecería que adjunten un mensaje al epígrafe, además del voto.

Gracias por participar y bendiciones para todos.

Panchita.

Panchita
24-07-2002, 02:20
Bueno, les copio la nota prometida.

Diculpen que no inserto el link, pero la tenía en un archivo.




Son muy pocas las personas que hayan sido salvas por un período de tiempo y que no estén familiarizadas con el nombre de Charles Stanley. Su programa nacional de TV y radio, "En Contacto" es transmitido regularmente a través de los Estados Unidos. Como pastor mas antiguo de una iglesia Bautista de 12,000 miembros en Georgia y dos veces electo presidente de la Convención Bautista del Sur,(1) su influencia religiosa es asombrosa. El tiene completo reconocimiento mundial, pudiendo ser conocido en cada nación a través de la TV, la radio y/o la distribución de sus libros. Su programa "En Contacto" se transmite en más de 196 países alrededor del mundo. (2) Su libro titulado Seguridad eterna, ¿puede estar seguro?, tiene que ver con su punto de vista del evangelio y será tema de discusión en este folleto.

Cualquiera que haya escuchado una docena o más de los sermones del Dr. Charles Stanley, verdaderamente ha tenido algunas buenas enseñanzas. Sin lugar a dudas esto es cierto. Esto no quiere decir que todas sus enseñanzas provienen estrictamente de la Biblia. ¿Es posible que éste popular predicador pueda tener algunas doctrinas que no sean consistentes con La Sagrada Escritura? En este folleto no hablaremos de sus sermones basados en las escrituras, en cambio criticaremos la concepción de Stanley y cómo su evangelio se compara con La Sagrada Escritura. ¿Son uno y la misma o hay una diferencia importante entre ambos que pueda afectar hasta cierto punto de forma adversa a las personas a través de la eternidad?


Para Charles Stanley la doctrina llamada "Seguridad
eterna" esta intrinsicamente ligada al Evangelio
Para aquellos que generalmente escuchan sus transmisiones, no es raro oír sobre seguridad eterna directa o indirectamente. Esto es así porque para él, el evangelio esta conectado muy de cerca con la doctrina de la seguridad eterna. Stanley ha expuesto su punto de vista con las siguientes palabras:

"El evangelio mismo es atacado, cuando la seguridad eterna del creyente es cuestionada."(3) "... las bases del Cristianismo comienzan a derrumbarse una vez comenzamos a manipular la seguridad eterna del creyente." (4)
"Todavía yo rechazo la idea de que la seguridad eterna es solo una doctrina Bautista. Como usted leyó, creo es evidente que esta doctrina ante todo es bíblica." (5)

"Usted ve, no son solamente buenas noticias. Son buenas noticias sobre Jesucristo, quien pagó totalmente por nuestra deuda del pecado a un Dios Santo quien requería la muerte por el pecado y el derramamineto de su sangre, satisfizo ese requerimiento, he hizo posible para nosotros ser aceptados a los ojos de Dios y ser eternamente seguros en El. Por eso es que él le llamó la Gracia de Dios." (6)

Un examen detallado de las oraciones antes mencionadas por Charles Stanley, claramente revelan su punto de vista sobre la seguridad eterna. Para él está 1) intrinsicamente ligada al evangelio, 2) fundamentalmente al Cristianismo, 3) ante todo una doctrina bíblica e 4) incluída bajo la gracia de Dios.
Su definición de seguridad eterna es la siguiente:

"...seguridad eterna es el trabajo de Dios en el que El garantiza que una vez recibida es poseída para siempre y no puede perderse." (7)
Uno de los objetivos de este folleto es conocer exactamente lo que quiere decir Stanley cuando dice que nuestra salvación "una vez recibida es poseída para siempre y no puede perderse." Recuerde que ésta internacionalmente conocida figura religiosa ha vinculado este concepto del evangelio y de la gracia de Dios. Lo siguiente explica su punto de vista:
"La Biblia enseña claramente que el amor de Dios por su gente es de tal magnitud que aun aquellos que han perdido la fe no tienen la más leve oportunidad de salir de su mano." (8)
"Para propósitos prácticos si un creyente se convierte en no creyente, su salvación no está en peligro." (9)

"...creyentes que pierdan o abandonen su fe retendrán su salvación..."(10)

Con estas declaraciones y de forma chocante, el evangelio de Stanley establece que aún es "salvo" cualquiera que se convierta en apóstata, esto es, alguien que se "convierta en no creyente" o que "pierda o abandone su fe." En otras palabras la salvación siempre nos "pertenecerá y no se perderá" aunque tal persona ya no tenga creencias.

Concepto de Stanley sobre el verdadero "Cristiano"
Como es de esperarse, el concepto de Stanley sobre lo que es un Cristiano, puede verse en sus doctrinas. Aún así esto ha sido afectado por su adherencia a la seguridad eterna:
"... un cristiano que en ningún momento de su vida atesoró algún fruto eterno. Aún asi su salvación nunca peligrará." (11)
"...hay Cristianos que tampoco demuestran su Cristianismo." (12)

"Por consiguiente, Dios no requiere constante actitud de fe para poder ser salvo solamente un acto de fe." (13)

"La fe salvadora es un momento único en el que cogemos lo que Dios ha ofrecido." (14)

De acuerdo a Stanley es posible que un Cristiano no atesore fruto a través de su vida, que "no muestre evidencia" de su Cristianismo y no mantenga una " continua actitud de fe." ¿Es realmente esto lo que la Biblia enseña o es una distorción del evangelio de gracia al punto de que ahora ha sido transformado en algo diferente? Judas exhortó a los Cristianos a combatir en contra de una docrina de gracia que en realidad era un mensaje de gracia distorcionado que permitía la inmortalidad (Judas 3,4).
Entender lo que es un verdadero Cristiano, es lo más esencial para el mismo Cristianismo. El estar equivocado sobre este tema puede crear un concepto erróneo sobre la salvación, dado que solamente un verdadero Cristiano posee la salvación (Jn. 5:11-13 cf. Jn 14:6). En relación a la identificación de un verdadero Cristiano, el Señor Jesús lo describió en más de una forma. El dijo que el Cristiano no solamente "cree"(15) en El (Jn. 3:15, 16, 18, 36; 6:47; etc.) sino que también le "sigue"(16) (Jn. 10:27). Igualmente Jesús dijo:

"Mi madre y mis hermanos son aquellos que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica." (Lc. 8:21). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Este versículo es muy importante por que en él Jesucristo claramente nos da su definicón sobre quienes son los verdaderos Cristianos y no se detiene con uno que pueda tener un momento de fe en sí mismo.
Además, He. 5:9 afirma lo siguiente:

"... El, [Jesús] se convirtió en la fuente de salvación eterna para todos los que obedecen." (17) Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Igualmente el apóstol Juan describió al Cristiano de la siguiente manera:
"Sabemos que le conocemos si guardamos(18) sus mandamientos. El hombre que dice 'yo le conozco' y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él." (1 Jn. 2:3,4). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
¿Para Stanley estas descripciones, dadas exclusivas de él Señor y sus Apóstoles sobre los verdaderos Cristianos, son posibilidades? Sin lugar a dudas la salvación es un regalo que nos llega cuando depositamos confiadamente nuestra fe en Cristo. Además el creyente tiene ahora vida espiritual. Pero esto no quiere decir que podrá dejar de creer en Cristo y llevar una vida que no es diferente a los que rechazan a Cristo y aún seguir siendo Cristiano.
Los siguientes pasajes nos ayudarán a entender mejor al verdadero Cristiano ya que se refieren a los que actualmente entran al reino de Dios:

"... aquellos que han hecho el bien serán resucitados a una nueva vida" (Jn. 5:29). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
"A los que perseveran haciendo el bien en busca de gloria, honra e inmortalidad, El les dará vida eterna (Ro. 2:7). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
"... con El estarán los llamados elegidos y fieles seguidores." (Ap.17:14). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Todo esto describe a los "vencedores" como menciona Apocalipsis 21:7 o la "oveja" que entra al reino en Mt. 25:31-46. Dedique tiempo a refleccionar sobre las escrituras para que se aclare su entendimiento sobre estos temas.
Es necesario mencionar un último versículo sobre este tema ya que nos presenta la estrecha relación que existe entre la fe y el comportamiento de una persona:

"Hermanos míos ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? (Stg. 2:14). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
A pesar de que Stanley contestaría a esto que sí, en la pregunta de Santiago hay un "NO" implícito en relación a la fe salvadora. Con este versículo podemos ver que una fe verdadera, viva y salvadora tendrá buenas obras ligadas a ella. Esto es un hecho, a pesar de que no somos salvos por nuestras buenas obras. (Ef. 2:8,9; Tito 3:5). Somos salvos por nuestra fe, que debe estar centrada en el Señor Jesús. (Lc. 7:50, Hch.10:43; 20:21; 26:20b; etc.).

La verdadera gracia de Dios es descrita en Tito 2:12
Dado que somos salvos por gracia y no por obras (Ef. 2:8,9); como ya se ha mencionado, es necesario que sepamos qué es la gracia. Quizás, la verdadera gracia bíblica de Dios se pueda encontrar de manera más concisa en Tito 2:12:
"La gracia de Dios nos enseña a renunciar a la impiedad, a los deseos mundanos y a vivir en este siglo sobria, justa y piadosamente." Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
En otras palabras y de acuerdo a la Biblia, la verdadera enseñanza sobre la gracia promueve una vida santa y no permite la inmoralidad. De hecho, algunos se sorprenderán al aprender que la verdaera enseñanza sobre la gracia va más allá de esto. Pablo se expresa ampliamente sobre la santificación y la seriedad de rechazar la misma, de la siguiente forma:
"No nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. Así que, el que desecha esto no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo" (1 Ts. 4:7,8). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
En contraste total con estas verdades del Nuevo Testamento sobre la gracia y santificación, para una vida impía, escandalosa y desobediente Charles Stanley limita el castigo solo a una pérdida de recompensas:
"... Usted no puede pecar y vivir diabólicamente y continuar viviendo como un creyente. La Biblia establece que usted puede perder su recompensa pero podrá ser salvo por el fuego. Usted no perderá su salvación, pero hay mucho que perder por una vida de pecado."(19)
Esta última cita demuestra que el mensaje bíblico de Stanley permite a uno que ha sido salvo, "vivir luego diabólicamente" sin perder su salvación. Por consiguiente, para él y su evangelio de gracia, una presona salva puede ser alguien que esté viviendo "diabólicamente". Si éste no es un mensaje de gracia que permite la inmoralidad, ¿qué es? Si éste no es suficiente permiso para la inmoralidad, ¿cuánto más puede obtenerse?. Lector, antes de continuar, reflecciona seriamente sobre estas dos preguntas y sus consecuencias.

El Cristianismo "carnal" de Stanley
De modo parecido Stanley comenta sobre el Cristianismo"carnal":
"Algunas veces ya por ignorancia u otras razones, ellos intentan gratificar y llenar sus necesidades de igual manera que lo hacían antes de estar salvos, por lo tanto, no se puede diferenciar entre un creyente y un impío. Esto es, no puedes distinguir la frialdad del carnal pues verdaderamente ambos se comportan de igual modo. Uno de ellos está en Cristo y el otro no. Uno se ellos está perdido y el otro está en Cristo. Uno de ellos conoce sobre Dios y lo conoce en la experiencia de la salvación; el otro no lo conoce de ninguna forma."(20)
[Desafortunadamente, Stanley no está solo cuando enseña de esta forma sobre el "Cristianismo carnal." Otros maestros influyente como Charles Ryrie, Zane Hodges, Robert Thieme, Tony Evans, June Hunt y muchos otros opinan lo mismo.]
Observemos de cerca 1 Cor. 3:3-5, que es la base de Stanley y los otros, para su doctrina sobre el Cristiansmo "carnal". Pablo esribió:

Por que aún sois carnales pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales y andáis como hombres? Por que diciendo el uno Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro Yo soy de Apolo, ¿ no sois carnales? ¿Qué, pues, es Pablo y qué es Apolo? Servidores por medio de los cuales habeis creido; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Nótese que fueron los celos, las contiendas y las disensiones, lo que hizo a Pablo llamarles "carnales" según se señala a continuación. Esto es lo que declara el versículo 4 al citar por qué Pablo les llamó "carnales." Además, de acuerdo ar versículo 5 todos los celos, las contiendas y las disensiones estaban sobre su predicador preferido; (vease además 1 Co. 1:12; 3:21.)
Instruirse en lo "carnal" y enseñarlo abiertamente alrededor del mundo como lo hace Stanley, es distorcionar peligrosamente la imagen del verdadero Cristianismo . Al crear este tipo de personaje salvo que se comporta como el de las tinieblas, como los que odian a Dios y los ligados al infierno, las multitudes que niegan a Dios se abren nuevamente al peligro más grande ignorantes del mismo.

Además del contexto inmediato de 1 Co. 3:3, este concepto de Stanley sobre el Cristiano "carnal" es Bíblicamente refutado por lo siguiente:

Primero, Pablo dijo que los injustos no heredarán el reino de Dios (1Co. 6:9), luego en el próximo versículo nos dice como identificar a los malvados de acuerdo a su comportamiento. El sexualmente inmoral, los borrachos y los codiciosos son incluídos en este grupo y podrán, sin enbargo ser excluídos del reino a menos que salgan de sus pecados. Para alguien previamente salvo, no hay excepción. De acuerdo a la Escritura, esta es la verdadera doctrina de gracia.

Segundo, como muestra, Pablo usó 1 Co. 6:9, 10 en el capítulo anterior, en relación a un sexualmente inmoral quien asistió a sus reuniones Cristianas en Corinto. Refiriéndose a él Pablo escribió:

"... Quitad a ese perverso de entre vosotros" (1 Co. 5:13). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Pablo, quien no podía ver el corazón de este hombre, pero basándose en su conducta de pecado (inmoralidad sexual) podía decir que ese hombre era malvado y por lo tanto no salvo.
Su consejo en relación a este hombre, que antes fue salvo, fue totalmente diferente del que dio a aquellos que nunca habían sido salvos a pesar de que ambos necesitan la salvación:

"El tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne a fin de que el espíritu sea salvo en el día de Señor" (1 Co. 5:5). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Obviamente, en aquel tiempo la congregación Corintia tenía entre ellos solo a una persona sexualmente inmoral, a quien los otros debían de apartar. De exsistir otros sexualmente inmorales, los mismos tendrían que ser tratados como aquel hombre. Este punto es por sí solo devastador para entender el Cristianismo carnal, el cual Stanley y otros exponentes de la seguridad eterna apoyan.
En relación a los Cristianos carnales, hay otro punto vital que necesita ser considerado antes de continuar. 1 Co. 5:11 dice:

"Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis." Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Este versículo claramente rechaza el punto de que la conducta de un Cristiano carnal no es fácil de diferenciar de la de uno que no es salvo, dado que Pablo hizo una clara distinción entre los corintios carnales y aquellos que había que apartar. En otras palabras a los Corintios (quienes fueron llamdos carnales por sus celos, contiendas y disensiones sobre su predicador preferido) les fue dicho que ni aún comieran con aquellos que querían ser salvos pero eran sexualmente inmorales, borrachos, codiciosos, etc. Sin lugar a dudas, estos últimos no eran poseedores de vida eterna (1 Co. 6:9, 10 cf. Ap. 21:8.) Hay una clara distinción entre ambos. 1 Co. 5:11 demuestra que aún el cristiano carnal podía no estar en ninguna de estas categorías. Consecuentemente para la personas que adoptan un punto de vista contradictorio sobre lo "carnal," hay un problema mayor con este versículo y las descripcciones mencionadas anteriormente sobre el verdadero salvo. Esta pregunta sobre el Cristiano "carnal" es un tema decisivo, ya que en realidad afecta la definicón de un Cristiano y por lo tanto, quien en realidad será salvo. Estar equivocado sobre esto es también estarlo sobre quien será excluído del reino de Dios y tirado en el lago de fuego.

Jesús enseñó, "Por el fruto se conoce el árbol"
El Señor dijo, " Por el fruto se conoce el árbol" (Mt. 12:33). Antigua Versión de Casiodoro de Reina. Esta es una doctrina que prevalece a través del Nuevo Testamento.
Igualmente, Pablo enseñó lo siguiente:

"Pero la viuda que se entrega a los placeres, viviendo está muerta" (1 Ti. 5:6). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Pablo categóricamente pudo haber hecho esa afirmación basándose solamente en la conducta de uno. Su declaración de que las viudas que se entregan a los placeres estaban espiritualmente muertas es una contradiccion para la seguridad eterna. Si Pablo hubiera creído en la seguridad eterna nunca hubiera dicho eso porque esas viudas pudieron haber sido salvas anteriormente y por lo tanto aún pudieran estar vivas espiritualmente aún viviendo en el presente de esta forma.
Igual que Jesús y Pablo, considere también lo que el apóstol Juan dice sobre esto:

"En esto se manifiestan lo hijos de Dios, y los hijos del Diablo todo aquel que no hace justicia y que no ama a su hermano no es de Dios." (1 Jn. 3:10) Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
En el Cristianismo del primer siglo lo que ellos conocían sobre la posición espiritual de una persona basándose en su conducta, ahora es categóricamente rechazado por Stanley y otros a través de la rampante doctrina de nuestros días conocida como "seguridad eterna" la cual, de ser cuestionable habría que cuestionar entonces al propio evangelio. ¡Estupendo!
El apóstol Juan, quien a menudo escribió en contra de los falsos maestros de sus días, dijo algo muy relevante acerca de la relación entre la conducta y la salvación:

"Queridos hijos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo. El que practica el pecado es del Diablo..." (1 Jn. 3:7, 8). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
A través de estos versículos es evidente que los Apóstoles del Señor, en contraste con Charles Stanley y otros maestros de seguridad eterna, creían que no era posible estar en Cristo y al mismo tiempo estar "viviendo como el Diablo." Sin embargo, estamos hablando sobre dos diferentes mensajes de gracia y dos diferentes imágenes de Cristianimo. Una permite la más impía e inmoral conducta entre los salvos y la otra no.

¿Cuál es el consejo de Stanley a los suicidas?
Con el suicido abundando tanto, este es un tema importante sobre el cual hablar. Mientras se expresa sobre el tema, al mismo tiempo, Stanley revela como él entiende el perdon de los pecados, el cual Dios proveyó en la cruz, Stanley comienza diciendo:
"Cuando El murió en la cruz, El se hizo cargo de todo pecado nuestro."
Nuevamente, ¿cuál es la interpretación de Stanley sobre esta verdad fundamental de la esritura? Es aparente cuando dice:
"Cuando El murió en la cruz, El se hizo cargo de todos nuestros pecados. Usted dice ¿Me quiere decir que si una persona se quita la vida luego de todas estas cosas sobre el pecado que usted acaba de decir, esa persona es perdonada? Perdonada... esa persona va a perder recompensa." (21)
"Un creyente que cometa suicidio ya está perdonado. No digo que esto va a ser bueno para él, digo que está perdonado. Ese pecado le es perdonado. (22)

¡De esto aprendemos que el evangelio de Stanley permite asesinos no arrepentidos (víctimas de suicidio) en el Cielo, esto es, si en algún momento tuvieron en Cristo una fe de salvación!
[Otros que enseñan de igual manera son David Breese, Bob George, June Hunt, David Jeremiah, Hank Hanegraaff, Ron Rhodes y el ya fallecido J. Vernon McGee.

Por el consejo clérigo ofrecido a Kenneth Nally, un hombre joven suicida quien se quitó la vida más tarde, la congregación de John MacArthur, Jr. fue demandada en relación a este tema durante los años 80. Según testimonio los pastores enseñaron lo siguiente:

"... que una persona 'salva' iría al cielo a pesar de cometer suicidio. De acuerdo al licenciado Barker, esa enseñanza pudo haber sido interpretada por Nally como una luz verde para cometer suicidio." (23)
En otro ejemplo aún más convincente en el programa de radio llamado "The Bible Answer Man" (Hombre con respuestas Biblicas) Ron Rhodes y Paul Carden aconsejaron a una mujer suicida que les llamó y les dijo "Si yo hubiera sabido que iba a ir al cielo, lo hubiera hecho (cometer suicidio)". (Este testimonio personal prueba que la seguridad eterna es conductiva al suicidio.) A pesar de que Carden trató de disuadirla, por otro lado Rhodes, de manera chocante le aseguró " Usted está eternamente segura. Cualquiera que haya confiado en Cristo es eternamente seguro..." (24)]
De acuerdo al evangelio de Stanley el cual se basa en seguridad eterna, la condición espiritual de una persona al final de su vida es totalmente irrelevante a su destino eterno. En contraste véase, Mt. 10:22; He. 3:14; Ap. 2:10, 11 cf. Stg. 1:12. ¡Permita que sea la palabra de Dios quien le hable!

Con sus doctrinas acerca del suicidio, Stanley y otros colocan un arma cargada en manos del Cristiano que esta sufriendo y no tiene ninguna esperanza. ¡Para aquellos que están en el falso evangelio de Stanley, el pecado del suicidio es una bendición pues el mismo prematuramente pone fin al sufrimiento de uno y lo envía rápidamente a un paraíso Celestial (eso piensa él)!

Así como la doctrina errónea sobre las transfusiones de sangre de los Testigos de Jehová, posiblemente las doctrinas de Stanley puedan estar enviando multitudes a una muerte prematura pero peor aún enviándolos al infierno. De acuerdo a la Biblia, el lago de fuego es el destino de homicidas no arrepentidos (Ap. 21:8; 1 Jn. 3:15) ¡Recuerde que es imposible que alguien que comete suicidio se arrepienta!

Regresando al concepto que tiene Stanley sobre la muerte de Jesús en la cruz, el cual ha sido adversamente afectado por su aceptación de la seguridad eterna, él dice:

"No importa lo que usted haga, como hijo de Dios, usted está perdonado. Usted dice, ¿Asesinato? Perdonado. ¿Robar? Perdonado. ¿Adulterio? Perdonado. ¿Adorar ídolos? Perdonado." (25)
La caja de Pandora está bien abierta ahora. Para la salvación no es necesario evitar cometer los más atroces pecados ya que ¡de acuerdo al evangelio de Stanley el Cristiano ya está perdonado aun antes de pecar! Por otro lado Stanley dijo:
"No es la mentira, el engaño, el robo, el ultraje, el asesinato o la infidelidad lo que envía a las personas al infierno." (26)
"Aceptar una teología en la que el hombre pueda hacer algo que lo lleve nuevamente a un estado de muerte espiritual, negando a Dios su propósito predeterminado, es aceptar un sistema para el cual el hombre ocupa el asiento del chofer y Dios el del pasajero." (27)

En otras palabras el falso evangelio sobre la seguridad eterna declara que ningún pecado cometido luego de la salvación, podrá enviarnos al Infierno. Este es un engaño común de nuestros días el cual está enviando a muchos al Infierno.
¡Si alguna vez existió una distorción o falsificación del mensaje de gracia de la Escrituara, que es en realidad "una licencia para la inmoralidad," esta clase de doctrina lo es! Estas no son las buenas nuevas de las que habla la Biblia. Son malas noticias para todo aquel que lo acepta. No hay forma de saber cuantos suicidios, familias destruídas por el divorcio, y actos criminales que han ocurrido a consecuencia de esta doctrina. La misma continúa extendiéndose por el mundo aparentemente sin ningun reto, a través del ministerio global de Stanley y la seguridad eterna como un todo.


La trampa de Stanley para los Cristianos
Inconcientemente al tender una trampa para los cristianos con su doctrina "una vez salvo siempre lo serás," Stanley expresa lo siguiente al comentar sobre el Hijo Pródigo:
"Algunas veces usted y yo recurrimos a vernos y comportarnos igual que nos comportábamos antes de ser salvos. Solo por que nos comportamos de aquella forma no significa que hemos perdido la salvación... Miremos por un momento al Hijo Pródigo Aquí está él viviendo en pecado y en un estilo de vida absolutamente malvado ... Permítame decirle algo. Cuando usted vuelve a nacer por la gracia de Dios Todopoderoso y usted se convierte en hijo de Dios, usted ha nacido de nuevo. Usted es una nueva creación es Cristo. Usted es adoptado en la familia de Dios. No hace ninguna diferencia cuan vil y malvadas sean sus actuaciones ... nunca hay pecados sin consecuencias. No quiere decir que por que usted pecó contra Dios, El lo rechaza por su desobediencia, porque en esta historia Dios es presentado corriendo hacia un hijo que ha flaqueado en sus creencias, pero que luego se arrepiente y regresa al hogar con su padre." (28)
La razón que ofrece Stanley para respaldar su creencia es que el Hijo Pródigo siempre fue salvo como ser humano ya que el Padre es presentado corriendo hacia él cuando regresó al hogar. Es vital recordar que esto ocurre solo cuando el Hijo Pródigo se aparta de la vida de pecado humilde y apenado y regresa al Padre para servirle.
Además Stanley se reafirma en su evangelio de seguridad eterna, esto es que la salvación "no puede perderse" a pesar de cualquier forma de vida de pecado hibitual y/o abandono de la fe. En esta forma esta internacionalmente respetada figura establece que aun un estilo de vida totalmente malvado no nos negará la salvación. Gá. 5:19-21 claramente refuta esto. Pablo escribió:

"Manifiestas son la obras de la carne que son inmoralidad sexual, inmundicia y lascivia; idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, contiendas y celos, iras, disensiones; borracheras, orgías y cosas semejantes a estas. Os amonesto como ya lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios." Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
[El pasaje anterior declara que uno puede estar perfectamente correcto en su doctrina pero puede perder el reino de Dios porque habitualmente cede a su naturaleza pecadora. Igualmente Pablo dijo a los Cristianos en Ro. 8:13:
"Por que si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne viviréis. Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
En parte, la Nueva Versión Internacional da este mismo pasaje "muerte a las fechorías de la carne." El griego revela una tensión contínua con respecto a "dar muerte" a nuestra naturaleza pecadora. Esto es hecho por nuestro libre albedrío y responsabilidad humana. Mas inportante aún, es solamente posible con la ayuda y no del dominio, del Espíritu Santo.]
Lc. 15:24,32 son dos versículos esenciales para entender correctamente al Hijo Pródigo. Ambas escrituras, declaradas por el padre, revelan la condición espiritual de Pródigo antes y después de su "vida de pecado" según establece Stanley. En el versículo 24 el Padre dice a sus siervos:

"Por que este mi hijo muerto era y ha revivido; se había perdido y es hallado," Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Mientras el versículo 32 dicho a su hijo mayor dice:
... este tu hermano era muerto y ha revivido; se había perdido y es hallado." Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
"El punto importante que el padre enfatiza es el cambio completo de la condición espiritual del Pródigo ahora que está arrepentido. El pasó de "muerto" a "vivir de nuevo" lo cual se expresa en la misma oración como "perdido" y "hallado." Hay una poderosa razón para regocijarse con este pecador arrepentido como se ha mencionado dos veces en el mismo capítulo en las parábolas de La oveja perdida y la parábola de La moneda perdida.
Quizás las palabras en Español "vivo de nuevo" son más reveladoras. La palabra griega de donde procede "vivo de nuevo" se encuentra cinco veces en el Nuevo Testamento en estos dos versículos Ro. 7:9, 14:9 y Ap. 20:5. Quiere decir vivir de nuevo o revivir. (29) puede verse ese significado en Ro.14:9, "... Cristo murió y resucitó ..." Aquí se establece que la condición física del Señor fue de la vida A la muerte [en la cruz] A la vida de nuevo (cuando El se levantó de la tumba). Igualmente la condición espiritual del Pródigo pasó de la vida A la muerte [cuando era sexualmente inmoral] y de nuevo A estar espiritualmente vivo [luego de arrepentirse y regresar a la presencia del padre].

Continúe leyendo la exposición de Stanley



--------------------------------------------------------------------------------

El verdadero plan de salvación es el arrepentimiento para con Dios y la fe en Cristo Jesús (Hch. 20:21). Con nuestras obras probamos nuestro arrepentimiento. El Señor Jesús enseño que el camino que lleva a la vida es "difícil" y "pocos" son los que lo hallan (Mt. 7:13, 14.) Antigua Versión de Casiodoro de Reina. Muchos son salvos pero luego se apartan (Lc. 8:13; Jn. 6:66; Ti. 1:19; etc.) En otras palabras luego de la salvación inicial debemos soportar hasta el "fin" para entrar al reino de Dios y escapar del lago de fuego (Mt. 10:22; He. 3:14; Ap. 2:10, 11). La vida eterna, llega al arrepentido en el momento en que cree en Jesús como su salvador (Jn. 3:16; 6:47; Jn. 5:12, 13). Hay otro aspecto importante de la vida eterna del cual muchos en nuestros días estan totalmente ajenos por la falsa doctrina de la seguridad eterna. De acuerdo a la enseñanza de la verdadera gracia, la vida eterna es también una ESPERANZA (Tit. 3:7), aun para ser COSECHADA (Ga. 6:8, 9) EN EL SIGLO VENIDERO (Mr. 10:30) solamente para los que PERSEVERANDO EN BIEN HACER (Ro. 2:7) NO NOS CANSEMOS DE HACER BIEN (Ga. 6:9).

Si una persona salva complace su naturaleza pecadora morirá espiritualmente (Ro. 8:13, Ga. 6:8,9). El Pródigo es un claro ejemplo de esto (Lc. 15:24, 32). El resultado final del pecado es la muerte espiritual, por lo tanto no se engañe (Stg. 1:14-16). Para más información relacionada a la seguridad del creyente vea nuestra página ¿qué es nuevo? (en inglés). Nuestro libro de 801 páginas, La seguridad condicional del creyente, es la más exhaustiva y comprensible refutación sobre la doctrina de seguridad eterna que jamás se haya escrito. No podrá ser refutada. (en inglés)

Por causa de la doctrina de que una vez salvo siempre estarás salvo, por mucho tiempo la gracia ha sido enseñada como un permiso o licencia para inmoralidades. Tan es así que cuando se cita la escritura como en 1Co. 6:9, o Ap. 21:8, se le hace caso omiso y la persona que enseña estas palabras de Dios es falsamente acusada de enseñar legalismo, esclavitud, trabajo, etc. ¡Esto refleja cuan oscuros son los días en que estamos viviendo!

La pregunta DECISIVA para saber si un ministerio o congregación local está enseñando un permiso a la inmoralidad como lo condena Jud. 3,4 es ¿permite la verdadera gracia al sexualmente inmoral en el cielo? Si la contestación es que "SI" evítela como al virus SIDA. Estar bajo la influencia de esta doctrina significa que como resultado su alma y la de sus seres queridos estarían condenadas eternamente. Apoyar y promover esta clase de ministerio y doctrina es participar en sus malas obras (2 Jn. 9-11.) ¡Esto incluye sus donaciones financieras! Aléjese de esta clase de ministerio o congregación y exhorte a otros a que también hagan lo mismo antes de que sea eternamente demasiado tarde.



************************************************** **


Bueno, como verán, quien escribió el artículo tiene una postura sumamente crítica con el Sr Stanley, considerando que predicar la "seguridad de la salvación eterna" o decir que "el que es salvo, es salvo para siempre" 1) fomenta la práctica del pecado con la excusa de que -aunque pequemos- no perdemos la salvación y 2) envía a miles de almas al infierno.

¿Cuál es la opinión de ustedes, amados hermanos???.

Dios los bendiga a todos.

Maripaz
24-07-2002, 07:14
Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese (Juan 17:12)



NINGUNO DE ELLOS SE PERDIÓ





Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano .Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre . Yo y el Padre uno somos. (Juan 10:27-30)


NADIE LAS ARREBATARÁ DE MI MANO




El verdadero discípulo, la verdadera oveja NO SE PIERDE JAMÁS

Maripaz
24-07-2002, 07:18
Nadie fomenta el pecado, lo que hay que predicar desde los púlpitos, es que si se vive en pecado, hay que dudar de ser un verdadero "nacido de nuevo".




Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios (1 Juan 3:9)



Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca. (1 Juan 5:18)



Una cosa es pecar de forma aislada, que todos lo hacemos, pues aún estamos en la carne :( y otra muy diferente VIVIR EN PECADO CONSTANTE

Thin
24-07-2002, 15:37
SAUL es un ejemplo claro que se puede perder la salvacion. No porque Dios no pueda mantenernos sin caida sino porque uno se aleja de él

Thin

timoty
24-07-2002, 17:32
Bendiciones:

Quisiera contestar a este tema ya que hace un tiempo tuve un cambio de opinión con un joven bautista que afirmaba que el salvo siempre es salvo.
No quisiera comenzar una controversia solo dar mi punto de vista respecto a la salvación.
Pienso que el camino a la salvación debe recorrerse a lo largo de la vida del cristiano y hasta que Cristo nos llame.
Existen tres etapas en la salvación,
a) la primera es la vinculada con el pasado, es el momento en que la persona acepta por fe a Jesucristo como su Señor y salvador. Es cuando la persona pasa de muerte espiritual a la vida espiritual en donde se encuentra una nueva relación personal con Dios y se es rescatado del pecado.
b) La segunda tiene que ver con el presente, en la cual el creyente es salvado del habito del pecado mediante la llenura del Espíritu Santo (algo que el creyente debe procurar a diario)
c) El tercer aspecto tiene que ver con nuestra salvación futura, la cual es la meta por la que se esfuerza todo creyente. Toda disciplina, corrección, y exhortación tienen como propósito conducir a los creyentes a esa preciosa salvación.
Ahora Filipenses 2:12 nos indica que debemos ocuparnos en nuestra salvación con temor y temblor. Este versículo muestra una acción constante. Por que debemos ocuparnos en nuestra salvación si somos salvos aun si abandonamos al Señor?

Jetonius
24-07-2002, 17:53
Originalmente enviado por: Panchita.
Bueno, les copio la nota prometida.

Diculpen que no inserto el link, pero la tenía en un archivo.


Hola hermana Panchita...

He aquí el vínculo

http://www.evangelicaloutreach.org/evangelio.htm

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

alfarotrejos
24-07-2002, 20:13
Saludos hermanos, que Dios Padre les conceda bendición. Amén.

En primer lugar, pienso que el tema puede desviarse un poco, pues por un lado tenemos el título de este epígrafe: ¿La salvación... puede perderse?, y por otro lado tenemos la muy particular doctrina predicada por Charles Stanley. En cierta forma sí tienen ralación, pero sería mejor el comentar por aparte las declaraciones de este pastor bautista en particular, pues algunos comentarios pueden obviar las declaraciones que creo fundamentan el título de este epígrafe y el por qué de la pregunta planteada.

Además, si las acusaciones que se le hacen a este pastor con relación a lo que predica y a la forma en que interpreta las Escrituras son ciertas, debo decir que realmente me preocupa sobremanera que una persona tan influyente y tan reconocida públicamente se haya apartado de la verdad del evangelio para predicar otro diferente. Dicha predicación (en el caso de que fuera cierta) promete frutos desastrosos e incontables daños en los que busquen cinceramente a Dios y tengan alguna influencia directa de este ministro (y de los que piensan como él), pues es más que obvio que grandes cantidades de cristianos no meditan ni pesan la doctrina que se les da, simplente la asimilan como verdad irrefutable e infalible (y mucho más si la doctrina que se predica es irresponsable y minimiza la responsabilidad ética y moral del creyente).


En segundo lugar, tengo un par de preguntas:



1 Timoteo:

4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;
4:2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia,
4:3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.
4:4 Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias;
4:5 porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.


El verbo griego traducido como "apostatarán" es "afistamai" que significa: apartarse, alejarse; abandonar, apostatar; mantenerse alejado; trans. incitar una revuelta.

La primer pregunta:

¿No es la fe genuina un requisito indispensable para "apostatar" de la fe?

La segunda: (muy similar a la primera)

¿Es posible "apostatar" de una fe que realmente nunca se ha profesado?


En Cristo,

Alejandro.

Maripaz
25-07-2002, 07:50
Originalmente enviado por: Thin
SAUL es un ejemplo claro que se puede perder la salvacion. No porque Dios no pueda mantenernos sin caida sino porque uno se aleja de él

Thin




Saul pertenecía al Antiguo Pacto.

¿Dónde dice la Escritura que Saúl perdió la salvación? :confused:

Pablo Santomauro
25-07-2002, 21:59
UNA BUENA RAZON PARA CREER EN "UNA VEZ SALVO, SIEMPRE SALVO"


Una cosa que los cristianos no somos capaces de comprender claramente es que el problema del pecado va más allá de lo que podemos concientizar. No alcanzamos a entender en toda su magnitud el pecado en que estamos sumergidos en cada minuto de nuestra vida cristiana.

Existen una multitud de cosas inadecuadas en nuestra vida diaria y en el ambiente que nos rodea que no son siempre obvias. Es cuando cambiamos nuestro ambiente y nuestra rutina por un tiempo que esas cosas se pueden notar con más claridad, aunque no en su impacto y profundidad totales.

Esta es una de las razones por las cuales yo creo en la Seguridad Eterna. Aquellos hermanos que sinceramente hablan de que la salvación se puede perder, y que es posible caer de la gracia de Dios, sólo miran aquellos pecados magnos en los cuales la gente puede caer --- borracheras, adulterio, pecado sexual --- pero quizá (nótese que digo "quizá") no sean conscientes del pecado constante que es parte normal de nuestra vida diaria.

R.C. Sproul dijo alguna vez: "Los dos mandamientos mayores --- Amar a Dios con todo nuestro corazón, alma y mente, y amar a nuestro prójimo como nos amamos a nosotros mismos --- ¿Se han dado cuenta, en esta media hora que he estado hablando con ustedes, cuántas veces he violado esos dos mandamientos?"

Tenemos dificultad para conocer cuán malos somos. Pensamos sólo acerca de nuestros pecados magnos y obvios, y los confesamos, pero por debajo de esa corteza existe una corriente continua de pecado en muchos aspectos de nuestra vida, la cual es suficiente para que no alcanzemos la gloria de Dios.

Esto ayuda para tener una idea clara de que tan desesperadamente necesitamos la gracia de Dios. Si existiera una forma en la que podemos ser descualificados de la gracia de Dios, ya lo hubieramos logrado desde hace tiempo y muchas veces.

Claro que sí es importante llevar un estilo de vida necesario para mostrar nuestra salvación. Es posible quitar de nuestra vida el adulterio, la fornicación, y algunos otros de los pecados magnos. Pero es imposible barrer con toda la evidencia de orgullo en nuestra vida. ¿Será posible borrar todo vestigio de pensamientos impropios? ¿Todo matiz de arrogancia? ¿Todo pensamiento sucio? ¡Imposible! Seamos realistas.

Cuando nos damos cuenta que tan irremediablemente pecadores somos en realidad, es cuando debemos arrojarnos con confianza en los brazos de Cristo.

Es importante meditar en cuánto y cuán frecuentemente pecamos, para luego gozarnos y estar agradecidos en el perdón continuo que tenemos en Cristo. En lugar de confesar siempre todos esos pecados que cometemos, deberíamos pensar más seguido en agradecer a Dios por la gracia que recibimos delante de su trono.

Digamos como el autor de Hebreos dice en el Capítulo 10:22, "... acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió."

¡No me digan que esas no son buenas nuevas!

La Seguridad Eterna no es algo puramente doctrinal. La salvación eterna del cristiano está avalada no sólo por la Escritura, sino también por por el testimonio interno del Espíritu Santo, la confirmación inefable de la conciencia, y el veredicto inconfrontable de la lógica.

Bendiciones

Pablo

PD: Este tema no debe ser motivo para separarnos de los hermanos que no comparten nuestra posición.

RICHARD SILVER
26-07-2002, 00:33
MI OPINION ES QUE LA SALVACION SI PUEDE PERDERSE.
FIJENSEN EN LAS PALABRAS DE JESUS EN EL EVANGELIO SEGUN SAN JUAN CAP. 15 VERSOS 5 Y 6.

"YO SOY LA VID, VOSOTROS LOS PAMPANOS; EL QUE PERMANECE EN MI, Y YO EN EL, ESTE LLEVA MUCHO FRUTO; PORQUE SEPARADOS DE MI NADA PODEIS HACER. EL QUE EN MI NO PERMANECE, SERA ECHADO FUERA COMO PAMPANO, Y SE SECARA; Y LOS RECOGEN, Y LOS ECHAN EN EL FUEGO, Y ARDEN".

WOW! AQUI JESUS HABLA DE PERMANECER (O SEA SALVO). EL QUE NO PERMANECE, SERA ECHADO EN EL FUEGO (INFIERNO). MAS CLARO NO CANTA UN GALLO.

TODOS LOS CRISTIANOS QUE LEEMOS LA BIBLIA SABEMOS QUE DIOS TIENE LIBROS. UNO DE ESOS LIBROS ES EL LIBRO DE LA VIDA.

APOCALIPSIS 3:5 DICE ASI, " EL QUE VENCIERE SERA VESTIDO DE VESTIDURAS BLANCAS; Y NO BORRARE SU NOMBRE DEL LIBRO DE LA VIDA, Y CONFESARE SU NOMBRE DELANTE DE MI PADRE, Y DELANTE DE SUS ANGELES".

ESTAS SON PALABRAS QUE SALIERON DE LA BOCA DE JESUS EN LAS QUE EL MISMO AFIRMA QUE EL NOMBRE DE CUALQUIERA PUEDE SER BORRADO.

ASI QUE ESO DE SALVO SIEMPRE SALVO ES FALSO.

MARIPAZ, ESTO ESTA ESCRITO EN EL NUEVO PACTO. ACUERDATE QUE LAS PALABRAS DE DIOS PERMANECEN PARA SIEMPRE.

MIRA LO QUE ESCRIBIO JEREMIAS EN EL CAP. 17 VERSO 13, " OH JEHOVA, ESPERANZA DE ISRAEL! TODOS LOS QUE TE DEJAN SERAN AVERGONZADOS; Y LOS QUE SE APARTAN DE MI SERAN ESCRITOS EN EL POLVO, PORQUE DEJARON A JEHOVA, MANATIAL DE AGUAS VIVAS".

AQUI JEREMIAS HABLA DEL QUE SE APARTA. ¿SI EL NOMBRE ES ECRITO EN EL POLVO, CUANDO SOPLE EL VIENTO, NO SERA BORRADO?

SI TU NOMBRE NO APARECE EN EL LIBRO DE LA VIDA, NO ERES SALVO.

AMADOS HERMANOS, EL CREYENTE SIENTE LA SALVACION Y CUANDO HA OFENDIDO A DIOS SIENTE DESEO IMPERIOSO DE ARREPENTIRSE PORQUE SE SUPONE QUE LA GUARDEMOS (LA SALVACION) CON TEMOR Y TEMBLOR.


HASTA LA PROXIMA, DIOS LES BENDIGA,

RICHARD

Pablo Santomauro
26-07-2002, 01:03
EL QUE VENCIERE SERA VESTIDO DE VESTIDURAS BLANCAS; Y NO BORRARE SU NOMBRE DEL LIBRO DE LA VIDA .....

Apocalipsis 3:5 ¿Hay aquí una afirmación de que el verdadero creyente puede perder la salvación?

No lo creemos así. Parecería que el “Libro de la Vida” contiene los nombres de todos los vivientes en un momento u otro, tanto los justos como los injustos (Salmo 69:28).

Apocalipsis 13:8 y 17:8 sugieren enfáticamente que los nombres de los salvos están escritos en el libro ya desde la fundación del mundo --- o sea antes de que hagan el bien o el mal. Por la gracia de Dios, ellos han sido escogidos en Cristo antes del comienzo de los tiempos (Efesios 1:4; ver también Mateo 25:34).

Jesús dijo a sus discípulos que se regocijaran porque sus nombres estaban escritos en los cielos (Lucas 10:20). El verbo en griego está en el tiempo perfecto, lo que significa que puede ser traducido (como Kenneth West lo hace en su “Traducción Expandida”): “Vuestros nombres has sido escritos en el cielo y registrados permanentemente allí”. (Traducción). Es muy improbable que Jesús se contradijera a sí mismo en un tema tan importante.

Si los nombres de los creyentes (escogidos) están escritos desde la fundación del mundo, y si Dios sabe todas las cosas, ¿por qué El escribiría el nombre de alguien que un día va a caer y tendría que ser eliminado del libro? Nosotros estamos inscritos en el cielo porque hemos nacido de nuevo (Hebreos 12:23), y no importa cuán desobedientes seamos (y todos lo somos en una medida u otra), la persona no puede ser “desnacida”.

A medida que los incrédulos van muriendo, sus nombres son borrados del libro. Por lo tanto, en el final, el libro contendrá solamente los nombres de los creyentes (Apocalipsis 20:12-15). Es ahí donde se transforma en el “Libro de la Vida del Cordero” (Apocalipsis 21:27), por la razón de que solo los salvos por Cristo tendrán sus nombres escritos allí. Todos los demás habrán sido quitados, algo que Dios nunca haría con un verdadero hijo de Dios (ver Exodo 32:32; Romanos 9:3). Es un libro de vida, y los pecadores perdidos están muertos (Efesios 2:1)

La advertencia del pasaje consiste en que no engordemos cómodos en nuestras iglesias, de forma de que vayamos muriendo lentamente. El aspecto positivo es que no hay ninguna iglesia sin esperanza mientras que haya en ella un remanente que esté dispuesto a “afirmar las cosas que están por morir”.

* Extractado del “Bible Exposition Comentary” de Warren Wiersbie.
-----------------------------------------------------------------------


Nota de Pablo:

Este tema, como ustedes saben, ha sido de controversia por cientos de años, y lo será por el resto de lahistoria hasta que el Señor venga. No es mi intención entrar en un debate hasta el infinito. Considero a aquellos que están en desacuerdo conmigo, mis hermanos en la fe.

En lo personal, veo que el mismo Juan que escribió Aoocalipsis, escribió en otros lugares acerca de la absoluta certidumbre de cada creyente en forma individual (Juan 5:24; 6:35-37; 10:28, 29). De esto se desprende que cualquiera sea la forma en que se interpreta Apocalipsis 3:5, no puede ser interpretado como que el creyente puede perder su salvación.

El teólogo John F. Walvoord señala que “mientras que el pasaje pudiera implicar que un nombre puede ser borrado del libro de la vida, en realidad está expresando un afirmación positiva de que sus nombres no serán borrados”--- Walvoord and Zuck, eds., Bible Knowledge Commentary, New Testament, p. 938.

El pasaje puede ser considerado, por lo tanto, no como una amenaza sino como la seguridad de que los nombres de los salvos estarán siempre en el Libro de la Vida. Esto parece ser la substancia, o la idea fundamental de lo que otros versículos comunican acerca del Libro de la Vida, por ejemplo:

“Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.” – Lucas 10:20

Hebreos 12:23 hace mención de “la congregación de los primogénitos, que están escritos en los cielos”.

Rogelio
26-07-2002, 07:07
Se preguntó:


1- ¿No es la fe genuina un requisito indispensable para "apostatar" de la fe?

2- ¿Es posible "apostatar" de una fe que realmente nunca se ha profesado?



Respondo:

A la primera:
No es Fe genuina, es decir, el Don de la Fe que Dios da, la fe de los que apostatan. Obsérvese que al Apóstol Pablo el Señor Jesucristo le encargó que enseñara:

”Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, ESCUCHANDO a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; (1Tim 4:1)

Sin embargo, como muy bien ha citado la hermana Maripaz, la Doctrina Cristiana y Potencia de Cristo Revela:

Mis ovejas OYEN mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos. (Juan 10:27-30)

De manera que los que tienen el Don de la Fe, Fe genuina, y que por ello son verdadera y realmente de Cristo, es decir, los que por él Padre le han sido dados a Cristo (Jn.6), no escuchan ni creen a los espíritus engañadores ni tienen oídos para las doctrinas de demonios. Estos que son ovejas de Cristo solo tienen oídos para su Pastor, y solo a Él escuchan y siguen. Además que estas ovejas tienen testimonio del Espíritu Santo, que ellos son conocidos por Cristo y que están Sellados como Propiedad Adquirida de Cristo teniendo en ellos las arras del Espíritu Santo. (ref.1)



A la segunda:
El asunto de fondo radica en donde el confesante de Cristo encuentra la causa de “su fe”, es decir, la reconoce en sí mismo como un Misericordioso Don de Dios, quien es Santamente Fiel, como nos enseña el apóstol o se la atribuye a sí mismo negando en su corazón el Don de la Fe.

Si efectivamente cree y está convencido que la Potencia de su fe radica única y exclusivamente en la Misericordia de Dios que lo rescató de la inmundicia en la cual nació, entonces practica la justicia y adora en Espíritu y en Verdad. Es conocido de Cristo, porque el Espíritu que le da testimonio de ello, es el mismo que lo selló como Propiedad de Cristo, y permanentemente le recuerda que Dios es Fiel:

”…El Señor Jesucristo; el cual también os mantendrá firmes hasta el fin (VRV95) [os confirmará hasta el fin (VRV60)], para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con Su Hijo Jesucristo, nuestro Señor” (1Co 1:8-9)

Por el contrario, el que cree que su fe depende de su propia potencia o de la debilidad de su voluntad, negando así la Fidelidad de Dios y la Potencia de Cristo para mantenerlo firme, entonces no práctica la justicia, ni adora en espíritu y en verdad, porque permanentemente roba a Dios Gloria y Honra atribuyéndose a sí mismo el Santo Merito del Don y la perseverancia en la fe, el cual reposa exclusivamente en la Perfecta Fidelidad de Dios y la potencia de Cristo para mantenerlo firme hasta el fin, como nos enseña la Escritura.

Más claro se ve esto en Mateo 7:

”Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?”.

Entonces les declararé: “nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!” (Mt. 7)




¿Que fe tenían estos, que aun siendo confesantes de Cristo son desconocidos para Cristo?

¿Eran estos adoradores en Espíritu y en Verdad, en los cuales Dios se deleitaba y por la Potencia de Cristo fueron confirmados hasta el fin?

¿Rendían estos Gloria y Honra solo a la Misericordia de Dios, por el Don de la fe, que ante el Rey afirman haber tenido o se atribuían su fe y perseverancia a su propia potencia y maldad, despojando, día y noche, a Dios de la Gloria y la Honra que solo Él le pertenece?

¿Para quien tenían oídos estos; para El Pastor que confesaban y en el nombre del cual actuaban o para los espíritus engañadores y doctrinas de demonios?

A pesar de ser estos confesantes de Cristo “hombres de fe”, nunca fueron conocidos por Cristo, jamás El Padre se los dio para que Cristo los confirmara hasta el fin, jamás fueron sellados con las arras del Espíritu Santo como Propiedad Adquirida de Cristo a precio de Sangre Santa, pero aun así eran confesantes de Cristo.

Tenían fe pero…… ¿Cual era el seguro fundamento donde reposaba su fe, en la firmeza y potencia de la Roca de Salvación que es él Único que tiene merito propio ante Dios y que fielmente confirma hasta el fin o la hacían y enseñaban a otros que la fe reposa en el propio merito y la debilidad de la voluntad?



En Cristo
Rogelio



Ref:
1. – Para ahondar en la Santa y Perfecta Fidelidad de Dios, El Santo Sello, la Santa Promesa y las arras como garantía de la Redención Final, véase la apertura ”Cristianismo Reformado: Los Cánones de Dort” , en su capitulo V.

vilobe42
26-07-2002, 13:48
¡Amén!

El que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta al fin.
Alegraos porque vuestros nombres están escritos en los cielos.
Nadie nos arrebatará de la mano de Jesucristo y de nuestro Padre Celestial y gloria al Señor hemos sido sellados con el Espíritu que es las arras de nuestra herencia de la poseción adquirida.

Gracias por los aportes de mis hermanos Maripaz, Pablo y Ricardo.:corazon:

vilobe42
26-07-2002, 13:50
[SIZE=6][SIZE]

¡Al Señor sea toda la gloria por lo que ha hecho y hace en nuestra vida!

Bendiciones:corazon:

Thin
26-07-2002, 23:53
Maripaz:

Lo ultimo que la biblia cuenta de Saúl es que visito a la adivina de Endor y que en la batalla se suicido.

Thin

Thin
27-07-2002, 00:00
¿Que tiene que ver que haya vivido en tiempos del antiguo pacto?
Acaso antes si se podia perder y despues no?:confused:

Thin

AntoniMartinez
27-07-2002, 01:37
lo voy a resumir muy simple, en las escrituras analizandolas de manera rapida se pueden encontrar argumentos para laas dos posturas, esa es la verdad.

pero bien, resumamos todo esto a algo muy facil, la salvacion es un regalo de nuestro Señor, y sinceramente ustedes creen que nuestro Dios, si nos regala lo mas preciado que tenemos y es por lo cual el mando a su hijo a morir y sufrir por nosotros, y nosotros aceptandolo de corazon, notese de corazon y verdad, no por emocion, ustedes creen que lo que nos da con amor despues nos lo quite, acuerdense que el tribunal de cristo es para los creyente y es ahi donde el Señor nos juzgara lo bueno y lo malo, lo dice textual, y las obras seran probadas y echadas al fuego eterno, pero hermanos la salvacion no se pierde, lo que no quiere decir que andemos por ahi pecando y pecando, no es eso, la persona que recibe al Señor de verdad, de verdad, no caminara por el mal camino nunca mas.
un abrazo,
y que nuestro Señor me los machaque de bendiciones

ccfftt
27-07-2002, 03:20
Hace un tiempo en un epígrafe parecido coloqué algo que quiero volver a ponerlo, he aquí mi escrito anterior:


Es posible que muchos de los que por aquí se pasean no estén de acuerdo con lo que creo sobre lo que significa "ser hechos a IMAGEN de Dios".
Según tengo entendido la palabra en hebreo usada para "imagen" se deriva de una palabra que significa "dar sombra", cuando una sombra está bien definida podemos saber cuál es el objeto que representa. Por supuesto soy de los que creo que Dios es Espíritu y no tiene cuerpo, por lo tanto no puede dar una sombra, pero utilizando la analogía, deberíamos ser como su sombra de Dios, representar en cierta forma sus atributos. Veamos en resumen:

Dios nunca envejece ni muere. A diferencia de Dios, tenemos inicio, pero no tendremos fin, ya que iremos a "vida eterna" o "condenación eterna"

El Señor nos da unas características de Él de una manera que nosotros podamos entender:

Dios tiene mente Rom 11:34 [/]¿quién entendió la mente del Señor?[/I]; 1 Cor 2:16 ¿quién conoció la mente del Señor? .. Y por supuesto nosotros también tenemos mente, y al tener mente, que debería ser la del Señor, podemos razonar, valorizar qué es lo más importante. ¿Qué es lo más importante?. Todos sabemos que la respuesta es: Dios; pero ¿es siempre Dios lo más importante en nuestras vidas?.

Dios tiene voluntad. Nadie obligó a Dios a crear el universo, ni a los animales, ni siquiera a nosotros, Él lo hizo de su propia voluntad. Él eligió hacer todo bueno y todo lo bueno. Nosotros también tenemos voluntad, nadie nos obliga a hacer las cosas. ¿Decidimos siempre a favor de Dios, a hacer todo lo que a Él le agrada?.

Dios tiene emociones. Dios nos hizo con emociones, supongo que en el principio nuestras emociones estaban de acuerdo a las de Dios, y después de "nacer de nuevo" nuestras emociones deberían estar de cuerdo con las de Dios, alegrarnos con lo que a Él le alegra, entristecernos con lo que a Él le entristece, amar lo que Dios ama, en fin un sin número de emociones que muy pocas veces están de acuerdo a la de nuestro Creador y Salvador. Pero ¿Reímos cundo nuestros hermanos ríen, lloramos cuando nuestros hermanos lloran? ¿Están siempre nuestras emociones de acuerdo a las de Dios?.

Dios es creativo EL hombre es creativo también, aunque no crea de la nada como Dios. Lamentablemente creamos muchas cosas que desagradan a Dios, como esos chistes picantes, como esas canciones que van en contra de Dios, como algunas doctrinas que nada tienen que ver con el Salvador. Tantas cosas que creamos en contra de Dios.

Dios reina sobre la creación. Dios le dijo al hombre: Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.. Aunque en el Edén el hombre cedió antes Satanás, de los "nacidos de nuevo" Dios espera que seamos buenos mayordomos, que administremos todo cuanto Dios nos ha permitido tener. ¿Lo hacemos bien?

Dios nos creo para que fuésemos sus representantes aquí en la tierra y más aun como redimidos y salvados por Él, somos "Embajadores" y como tal debemos representarlo a cada instante de nuestras vidas.

Debemos preguntarnos día a día: ¿estoy representando bien a Dios en este momento? ¿Soy una buena "imagen" de Él?. Es triste, pero sé que muchas veces la respuesta en mi vida es un "no", y pido a Dios perdón por eso en el nombre de Jesús.

Y es entonces que entiendo, y por eso estoy de acuerdo con mi hermano Pablo Santomauro, que aunque no esté cometiendo pecados magnos, estoy pecando aunque sea de una forma a veces imperceptible, y es cuando más comprendo la gracia de Dios y el sacrificio de mi Señor.

¿Verdad que somos pequeñitos?

Jetonius
27-07-2002, 16:32
Originalmente enviado por: Pablo Santomauro
EL QUE VENCIERE SERA VESTIDO DE VESTIDURAS BLANCAS; Y NO BORRARE SU NOMBRE DEL LIBRO DE LA VIDA .....

Apocalipsis 3:5 ¿Hay aquí una afirmación de que el verdadero creyente puede perder la salvación?


Todo depende cómo se define "verdadero creyente". Si la perseverancia final es parte de la definición, va de suyo que tal cosa no es posible ... por definición.




No lo creemos así. Parecería que el “Libro de la Vida” contiene los nombres de todos los vivientes en un momento u otro, tanto los justos como los injustos (Salmo 69:28).

Apocalipsis 13:8 y 17:8 sugieren enfáticamente que los nombres de los salvos están escritos en el libro ya desde la fundación del mundo --- o sea antes de que hagan el bien o el mal. Por la gracia de Dios, ellos han sido escogidos en Cristo antes del comienzo de los tiempos (Efesios 1:4; ver también Mateo 25:34).

Jesús dijo a sus discípulos que se regocijaran porque sus nombres estaban escritos en los cielos (Lucas 10:20). El verbo en griego está en el tiempo perfecto, lo que significa que puede ser traducido (como Kenneth West lo hace en su “Traducción Expandida”): “Vuestros nombres has sido escritos en el cielo y registrados permanentemente allí”. (Traducción). Es muy improbable que Jesús se contradijera a sí mismo en un tema tan importante.


No discutiré en detalle todos los textos propuestos porque nos llevaría más allá del tema en cuestión.

Con respecto al último (Lucas 10:20) es cierto que el perfecto puede implicar una acción definitiva. Sin embargo su significado primario indica una acción consumada de efecto persistente, no necesariamente irreversible. Dana y Mantey dan ejemplos como los siguientes:

"Pero es que duda es condenado si come" (Romanos 14:28)

¿Es una condenación final, sin posibilidad de arrepentimiento?

"Habéis llenado a Jerusalén con vuestra enseñanza" (Hechos 5:28)

Eso era cierto cuando fue dicho. Pero hoy Jerusalén no está llena de la enseñanza apostólica.

"Nadie ha visto jamás a Dios" (Juan 1:18)

¿Ni le verá nadie nunca?

"Habiendo salido, vendió todo lo que tenía" (Mateo 13:46)

¿Y no podría en modo alguno volverlo a adquirir?





Si los nombres de los creyentes (escogidos) están escritos desde la fundación del mundo, y si Dios sabe todas las cosas, ¿por qué El escribiría el nombre de alguien que un día va a caer y tendría que ser eliminado del libro? Nosotros estamos inscritos en el cielo porque hemos nacido de nuevo (Hebreos 12:23), y no importa cuán desobedientes seamos (y todos lo somos en una medida u otra), la persona no puede ser “desnacida”.


Pura especulación. La carta a los Hebreos en particular trae algunas de las advertencias más severas dirigidas a los creyentes. Precisamente un par de versículos más abajo del texto que se cita, dice el autor:



Tengan cuidado de no rechazar al que habla, pues si no escaparon aquellos que rechazaron al que los amonestaba en la tierra, mucho menos escaparemos nosotros si le volvemos la espalda al que nos amonesta desde el cielo.

Hebreos 12:25





A medida que los incrédulos van muriendo, sus nombres son borrados del libro. Por lo tanto, en el final, el libro contendrá solamente los nombres de los creyentes (Apocalipsis 20:12-15). Es ahí donde se transforma en el “Libro de la Vida del Cordero” (Apocalipsis 21:27), por la razón de que solo los salvos por Cristo tendrán sus nombres escritos allí. Todos los demás habrán sido quitados, algo que Dios nunca haría con un verdadero hijo de Dios (ver Exodo 32:32; Romanos 9:3). Es un libro de vida, y los pecadores perdidos están muertos (Efesios 2:1)


Más especulación, y bastante contradictoria por cierto.



La advertencia del pasaje consiste en que no engordemos cómodos en nuestras iglesias, de forma de que vayamos muriendo lentamente. El aspecto positivo es que no hay ninguna iglesia sin esperanza mientras que haya en ella un remanente que esté dispuesto a “afirmar las cosas que están por morir”.

* Extractado del “Bible Exposition Comentary” de Warren Wiersbie.
-----------------------------------------------------------------------



Muy bien, tal es la advertencia... ¿y que pasa con los que no la obedecen?




Nota de Pablo:

Este tema, como ustedes saben, ha sido de controversia por cientos de años, y lo será por el resto de lahistoria hasta que el Señor venga. No es mi intención entrar en un debate hasta el infinito. Considero a aquellos que están en desacuerdo conmigo, mis hermanos en la fe.


Lo mismo estimo yo, querido hermano en Cristo.



En lo personal, veo que el mismo Juan que escribió Aoocalipsis, escribió en otros lugares acerca de la absoluta certidumbre de cada creyente en forma individual (Juan 5:24; 6:35-37; 10:28, 29). De esto se desprende que cualquiera sea la forma en que se interpreta Apocalipsis 3:5, no puede ser interpretado como que el creyente puede perder su salvación.

El teólogo John F. Walvoord señala que “mientras que el pasaje pudiera implicar que un nombre puede ser borrado del libro de la vida, en realidad está expresando un afirmación positiva de que sus nombres no serán borrados”--- Walvoord and Zuck, eds., Bible Knowledge Commentary, New Testament, p. 938.


Esto es una falacia lógica conocida como petición de principio (en inglés begging the question). El mismo Juan también presentó serias advertencias (por ejemplo en Juan 15:1-6; 1 Juan 1:8; 2:28). De modo que no es válido descartar de antemano una posible interpretación.

Walvoord tiene razón en que las palabras de Jesús implican una promesa, una afirmación positiva. Pero ¿qué es lo que se afirma y promete? NO borrar, promesa y afirmación que sería vacua si Cristo no tuviese el poder de "borrar".



El pasaje puede ser considerado, por lo tanto, no como una amenaza sino como la seguridad de que los nombres de los salvos estarán siempre en el Libro de la Vida.


Claro, pero estos son los que perseveran y vencen. Caird observa: "la predestinación en la que cree Juan es una predestinación condicional. Un hombre no puede ganar su derecho de tener su nombre en el rollo de ciudadanos [de la Jerusalén celestial] pero sí puede perderlo; Cristo puede borrar su nombre del Libro de la vida.

Por eso también Jesús promete a los vencedores: "confesaré su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles"; promesa que debe entenderse a la luz de Lucas 12:8



Os digo que todo aquel que me confesare delante de los hombres, también el Hijo del hombre le confesará delante de los ángeles de Dios; mas el que me negare delante de los hombres, será negado delante de los ángeles de Dios.





Esto parece ser la substancia, o la idea fundamental de lo que otros versículos comunican acerca del Libro de la Vida, por ejemplo:

“Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.” – Lucas 10:20

Hebreos 12:23 hace mención de “la congregación de los primogénitos, que están escritos en los cielos”.

Sí, y dice "os habéis acercado." Nuestra salvación no se ha consumado todavía.

Con respecto al primer texto, ver más arriba. La promesa de Jesús en Apocalipsis 3:5 parece implicar que Él puede borrar algunos de esos nombres.

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

Siervo Fiel
27-07-2002, 16:58
LA SALVACION NO SE PIERDE NUNCA :sfuego:


"37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro." ROMANOS 8 :sfuego:

¿HABRA ALGO QUE PUEDA SEPARARNOS DEL AMOR DE DIOS?

"27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30 Yo y el Padre uno somos." JUAN 10

EL PROBLEMA DE LA DUDA ES QUE ENTRE LAS OVEJAS TAMBIEN SE MEZCLAN LOS CABRITOS Y ENTRE EL TRIGO TAMBIEN HAY CIZAÑA.

DIOS LES BENDIGA
Siervo Fiel
:angel:

Maripaz
27-07-2002, 20:51
Originalmente enviado por: Thin
¿Que tiene que ver que haya vivido en tiempos del antiguo pacto?
Acaso antes si se podia perder y despues no?:confused:

Thin


No.


El concepto de salvación y la forma de redención, eran diferentes.


En el Nuevo Pacto, es a través de la sangre de Cristo, en el Antiguo es a través del sacrificio de los corderos, que tipificaban a Cristo.


¿Que Saul se suicidó? :confused:


¿Sabes lo que significaba la muerte antes que la deshonra?


Si Saúl se suicidó, por qué el "espíritu" de Samuel le dijo que al día siguiente iba a estar con él. ¿Dónde estaba Samuel? (1 Sam 28:19)

Thin
29-07-2002, 00:10
Maripaz:

Dices:
El concepto de salvación y la forma de redención, eran diferentes.


En el Nuevo Pacto, es a través de la sangre de Cristo, en el Antiguo es a través del sacrificio de los corderos, que tipificaban a Cristo.


La forma de salvarse, tanto en el AP y NP, son exactamente las misma:
Por fe en Cristo Jesús

La diferencia estaba en las formas del culto, no en la forma del salvarse.

Dices:¿Que Saul se suicidó?


¿Sabes lo que significaba la muerte antes que la deshonra?


Si Saúl se suicidó, por qué el "espíritu" de Samuel le dijo que al día siguiente iba a estar con él. ¿Dónde estaba Samuel? (1 Sam 28:19)



Esas son palabras humanas, quitarse la vida es quitarse la vida. La única verdadera deshonra es estar sin Dios y no obedecerle.

Dios fue muy explicito al decir que le es abomincion aquel que consulta con los muertos, por el mismo dijo que los muertos nada saben pues su mente y todo lo de ellos es puesto en el olvido.
Evidentemente no podemos tomar esas palabras como las de Samuel pues Samuel estaba muerto y la biblia dice que los muertos nada saben.

Thin

alejandro_sapa
29-07-2002, 01:37
Dios les bendiga.

Estimados hermanos:

"Entiendo perfectamente por las Escrituras que la persona que vive en Cristo, y es guiado por el Espíritu Santo no pierde la salvación".

"Bienaventurados los perfectos de camino, los que andan en la Ley de Jehová. Bienaventurados los que guardan sus testimonios, y con todo el corazón le buscan. Pues no hacen iniquidad los que andan en sus caminos" [Salmos 119:1-3].

---Aquí no se ve sombra que amanace la revocación de la promesa de salvación.

"Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creisteis en vano" [1a.de Corintios 15:1,2].

---En estos versos: 15:1,2 , el apóstol Pablo exhorta a los hermanos a EJERCER FE; bajo la ¿amenaza de que les sea revocada la promesa de salvación? (pregunto . . .).

---Tener fe, es antes que otra cosa: obedecer.

---Amar a Dios, es antes que otra cosa: obedecerle.

---Y, nadie puede ser creyente, sin primero ser obediente.

---[Entendiendose con todo esto: Que no hay sustituto para la obediencia].

"En las anteriores participaciones se mencionó que en el A:T: La salvación tambien es de fe en el Señor Jesús como en el N.T."

Entonces leamos:

"Entonces Jehová dijo: Yo lo he perdonado conforme a tu dicho. Mas tan ciertamente como vivo yo, y mi gloria llena toda la tierra, todos los que vieron mi gloria y mis señales que he hecho en Egipto y en el desierto, y me han tentado ya diez veces, y no han oído mi voz, NO VERAN LA TIERRA DE LA CUAL JURE A SUS PADRES; NO, NINGUNO DE LOS QUE ME HAN IRRITADO LA VERA"
[Números 14:20-23].

¿Lo anterior no se llama revocación de una promesa?

¿Y no la cumplió Jehová?

NOTA:

---Sí Dios pasara por alto el pecado de LOS HIJOS DE DIOS, pondría en entredicho sus normas.
Sería tan poco competente como el sumo sacerdote Elí, quien reprendió LEVEMENTE a sus malvado hijos, y dejarlos a que prosiguieran con sus malos hechos [1a.de Samuel 2:12-36].

---Los pecados de los hijos de Dios atentan en contra de la Santa Palabra:

"La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma, el testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón; el precepto de de Jehová es puro, que alumbra los ojos. El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre; los juicios de Jehová son verdad, todos justos. Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado; y dulces más que miel, y que la que destila del panal" [Salmo 19:7-10].

---El argumento de los que proclaman ( y que en otro tiempo algunos también lo hicimos así ) que la salvación NO SE PIERDE.

¿No serán las hojas de higuera que el hombre en su estado caído siempre ha usado desde el "Huerto del Eden"? [Génesis 3:7].

En el A.T. la salvación no solo fue por fe, sino también por Gracia.

¿Entonces, en dónde queda: "Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, NO SEA QUE NOS DESLICEMOS. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿COMO ESCAPAREMOS NOSOTROS, SI DESCUIDAMOS UNA SALVACION TAN GRANDE? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que la oyeron, TESTIFICANDO DIOS JUNTAMENTE CON ELLOS, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad" [Hebreos 2: 1-4].

------------Esta es la primera amonestación que el escritor sagrado vierte en la epístola a los Hebreos a los hijos de Dios---------------

----- ¿Acaso no es el pecador -desobediente- el que pierde?

-------Entonces ¿CUAL ES EL PROBLEMA?

Bueno. Dios les siga bendiciendo. bay.

Pablo Santomauro
29-07-2002, 05:29
Originalmente enviado por: Jetonius


Sí, y dice "os habéis acercado." Nuestra salvación no se ha consumado todavía.

[/B]SOBRE SI LA EXPIACION FUE COMPLETA



.- ¿Dejó Cristo algo por hacer?
.- ¿Fracasó en lograr una redención completa?
.- ¿Pueden los destinatarios de su salvación poseerla y perderla luego?
.- ¿Tiene el hombre pecador algo que contribuir a la obra de Jersucristo, o Cristo lo ha hecho todo?
.- ¿Aseguró Cristo o no la salvación eventual de aquellos por los cuales murió?

Sigo preguntando:

1. ¿Fue completa la expiación con respecto a satisfacer totalmente el carácter de Dios, la ley de Dios, el pecado y lo que el hombre necesita para ser salvo como consecuencia del pecado?
2. ¿Fue la expiación completa con respecto a que aseguró realmente la salvación de aquellos que serían salvos? Ninguna obra puede ser considerada completa, perfecta, o terminada, si falla en lograr las metas propuestas.

Ilustración: Hijo que es enviado a traer el pan. Misión es incompleta si le promete al padre que lo va a traer y no lo hace. La misión se completa cuando el pan está en casa.

De la misma manera, Cristo no vino meramente a lograr que la salvación sea posible. Vino enviado por el Padre a salvar pecadores.

¿Acaso los ángeles no dijeron o prometieron que “El salvará al pueblo de sus pecados”? 1 Tim. 1:15 dice que “Cristo vino a salvar pecadores”.

De esto se deduce que Cristo aseguró la salvación eterna de aquellos por los cuales murió.

¿Debemos enseñar que el pecador debe agregar algo a su propia salvación?. Ese algo se puede llamar de diferentes maneras: obras, méritos, indulgencias, aun fe y arrepentimiento. Sea lo que sea, siempre el pecador es visto como haciendo su parte en la salvación.

Pero por el contrario, la Escritura siempre muestra que el sacrificio de Cristo es el que provee los dones de fe y arrepentimiento, y aun de pilón (o yapa), incluye las obras.

Hechos 5:31 dice que es Cristo el que nos da arrepentimiento para perdón de los pecados.

Hch. 11:18, 16:14; 2 Tim. 2:25; Fil. 1:29, 2:13 dicen lo mismo.

¿Ven?, la obra de Cristo se considera completa porque garantiza hasta los medios por los cuales la salvación se recibe.

Por naturaleza somos esclavos del pecado (Juan 8:34) y carecemos la habilidad de buscar a Dios y Cristo, o de arrepentirnos del pecado y creer en el evangelio (Juan 6:44; Rom. 3:11; 8:7; 1 Cor. 2:14; 12:13).

A menos que seamos regenerados desde arriba, nazcamos espiritualmente, nazcamos de Dios, nunca veremos el reino de los cielos.

Por lo tanto, Cristo necesariamente debe lograr una salvación completa, en la cual El asegura nuestra aceptación de ella por medio de la gracia. Es por gracia que creemos (Hch. 18:27), es la gracia soberana de Dios la que abre nuestros corazones.

Cualquier posición que ignora o rechaza el completamiento total de la expiación, rechaza también la perfección de la expiación. Y al hacer eso, acusa a nuestro Salvador de fracasar en la obtención de una salvación total.

Cuando usted llegue al cielo, le debe todo a Cristo. Es todo gracias a Cristo. Usted no puede atribuirse ningún crédito. Usted no tiene nada para contribuir a su salvación.

Recordemos eso cuando estemos de rodillas orando y alabándole. Toda la gloria, la alabanza y el honor son para Dios, porque El lo ha hecho todo. Y dentro de ese todo está la seguridad de nuestra salvación.

Bendiciones

Pablo

vilobe42
29-07-2002, 05:43
Pablo, un saludo en el amor del Señor:

Gracias por tu aporte al que me uno con un.

¡Amén!

Bendiciones:corazon:

Pablo Santomauro
29-07-2002, 06:40
Originalmente enviado por: vilobe42
Pablo, un saludo en el amor del Señor:

Gracias por tu aporte al que me uno con un.

¡Amén!

Bendiciones:corazon:

Hi, Vilobe / Virginia!

Un abrazo en el Señor te enviamos.

Deleitándome en Sus misericordias

Pablo

SolaGratia
29-07-2002, 07:52
Filosofando un poco podemos deducir sin duda que la salvación no se pierde.

Lean con atención,

Las dos partes creemos que como hijos de Dios el nos conoce desde antes de la fundación del mundo.

Si es así quiere decir que El sabe el momento, día y hora, de la vida física del hombre en el cual un pecador cree y se arrepiente pasando a formar parte de los hijos de Dios.

Si nuestro Dios toma a este pecador como su hijo amándolo como parte de su especial tesoro,

Entonces:

Si la salvación puede perderse,

¡¡Cómo es posible que nuestro Dios ame a un pecador arrepentido a sabiendas que un día este pecador le dejara. Con que amor Dios ama a uno que sabe que un día le dejará!!

El dios de los que la salvación se pierde actuaría así,

“Te amo porque has creído en mi, pero no durará para siempre porque yo se que un día me dejaras”

¡¡IMPOSIBLE!!

Por lo tanto podemos ver que:

Si la salvación se pierde entonces nuestro Dios carecería de omnisciencia ya que si ama al pecador arrepentido y lo traslada al Reino de su amado Hijo entonces desconoce si en un futuro este hijo suyo un día le abandonará.


**

Los pasajes mas hermosos de la Biblia que nos hablan del amor electivo de Dios nos dan luz de que ni un solo de sus hijos podrá quemarse en las llamas del infierno.

Sin duda hay pasajes difíciles que parece que un hijo de Dios puede perderse, pero en la mente de Dios no es así. La Biblia aunque es Divina esta escrita en un lenguaje humano y los versículos difíciles son para advertir a los pecadores y a los que se engañan creyéndose ser cristianos los cuales nunca se han arrepentido que pueden no alcanzar la vida eterna con Dios.

No debe de haber temor, si te uno se ha arrepentido y ha tenido fe para con Dios y el Señor Jesucristo, es salvo por la eternidad.

Si eres un hijo de Dios pero no vives como tal, de seguro que Dios como a hijo a quien ama te va a azotar y créeme que los azotes de Dios son para tu bien pero duelen mucho, Dios puede castigarte terriblemente y esto para que uno mire en los tiempos de angustia por nuestra rebelión que no podemos estar sin la dependencia de nuestro Soberano y Eterno Dios.

Bendiciones
Malcom

vilobe42
29-07-2002, 13:37
Hebresos 12

Nos habla de esta disciplina de Dios como nuestro padre y que da fruto apacible en los que somos ejercitados en ella y que si somos disciplinados o azotados es porque nos trata como a hijos si no lo hiciera seríamos bastardos y no hijos y Dios ama al que disciplina.

Lo hace para que participemos en nuestro andar cristiano de su santidad porque en nuestro posición en Cristo somos justos, santos separados pués nos ha sido aplicada o transferida la justicia de Cristo.

Si dependiera de nosotros estaríamos en las condiciones de antes donde dependía de nosotros o de otros aparte de Cristo nuestra salvación que incluye la perseverancia de los santos y por eso hemos sido sellados por el Espíritu Santo como propiedad y es las arras de nuestra herencia en Cristo.

Por eso de acuerdo con lo que ha anotado Malcon porque es algo que nos recuerda la misericordia de Dios y su propósito inmutable.

Con amor:corazon:

ccfftt
29-07-2002, 14:35
Originalmente enviado por Thin

Dios fue muy explicito al decir que le es abomincion aquel que consulta con los muertos, por el mismo dijo que los muertos nada saben pues su mente y todo lo de ellos es puesto en el olvido.
Evidentemente no podemos tomar esas palabras como las de Samuel pues Samuel estaba muerto y la biblia dice que los muertos nada saben.


Pues si no era Samuel, resultó profeta ese espíritu

efgi
29-07-2002, 17:11
La salvación, ¿se puede perder?

Efgi aporta y pregunta: ¿qué hacemos con estas advertencias, las borramos de la Biblia o las torcemos y las tergiversamos o las manipulamos para vender barato el mensaje de la salvación: SALVOS SIEMPRE SALVOS?

La salvación otorga, al nacido de nuevo, el ser engendrado por el Espíritu Santo, por cuanto su espíritu ha resucitado (Col.3.1-4).

Jesús dijo: “Vosotros sois la luz del mundo”. El creyente es entonces un “iluminado”.

Como nueva criatura gusta del don celestial, es hecho partícipe del Espíritu Santo, gusta de la buena palabra de Dios y de los poderes del siglo venidero, el mesiánico, y si decide servirle al “dios de este siglo”, ¿qué le pasa?

¿Vuelve a recuperar su salvación?

¿Qué dijo quien escribió a los hebreos mesiánicos?

4Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. 7Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; 8pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada (He. 6.4-8).

¿Qué entendemos por IMPOSIBLE?

1Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.

2Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, 3¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? (He. 2.1-4).

¿Qué resalta esta advertencia condicionante?

"...pero Cristo como hijo sobre su casa, la cual casa somos nosotros,

si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza (He. 3.6).


Advertencia al que peca deliberadamente

"Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! (He. 10.26-36).

¿Qué enseñó Pedro al respecto?

20Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2P.2.20).

¿Qué advirtió Jesús?

Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén. Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros”

Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios;

que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.

Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas” (He. 12.15-17).

ccfftt
29-07-2002, 18:52
Originalmente enviado por Efgi

Efgi aporta y pregunta: ¿qué hacemos con estas advertencias, las borramos de la Biblia o las torcemos y las tergiversamos o las manipulamos para vender barato el mensaje de la salvación: SALVOS SIEMPRE SALVOS?


¿Vender barato el mensaje de salvación?, pues si no te has dado cuenta esa salvación costó la preciosa vida de nuestro Señor Jesucristo, costó su preciosa sangre, ¿crees que es barata la sangre de nuestro Señor?, pensarla en comprar con obras eso si es barato.


y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento

Según tu entendimiento de este pasaje, cuando algún hermano cae en algún pecado ¿ya está perdido?, esto implicaría que tu estás perdido, pues en algún momento debes haber pecado después de haber creído, a menos que tu seas perfecto. Recuerda que si alguien dice que no ha pecado lo hace a Él mentiroso.

Tu preguntas: ¿qué hacemos con estas advertencias, las borramos de la Biblia o las torcemos y las tergiversamos o las manipulamos...?

Yo pregunto: ¿qué hacemos con estás promesas, las borramos de la Biblia o las torcemos y las tergiversamos o las manipulamos?:

Juan 5:24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.
(Nótese que existe un promesa de VIDA ETERNA, y si es eterna significa que es eterna, eterno significa: para siempre. Se ha pasado de muerte a vida, no habrá condenación)

Efesios 2:8,9 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.
(Nótese que dice que no es por obras, es por gracia, por medio de la fe)

Romanos 3:24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús
(Nótese que dice GRATUITAMENTE, y gratis porque costó la vida de Jesús y ni tu ni yo, ni nadie puede pagar por ello)

Y podríamos seguir citando pasajes bíblicos donde Dios promete VIDA ETERNA, pues yo me pregunto ¿será Dios hombre para mentir?

Y te coloco las preguntas hechas por Pablo Santomauro:

.- ¿Dejó Cristo algo por hacer?
.- ¿Fracasó en lograr una redención completa?
.- ¿Pueden los destinatarios de su salvación poseerla y perderla luego?
.- ¿Tiene el hombre pecador algo que contribuir a la obra de Jersucristo, o Cristo lo ha hecho todo?
.- ¿Aseguró Cristo o no la salvación eventual de aquellos por los cuales murió?

Sigo preguntando:

1. ¿Fue completa la expiación con respecto a satisfacer totalmente el carácter de Dios, la ley de Dios, el pecado y lo que el hombre necesita para ser salvo como consecuencia del pecado?
2. ¿Fue la expiación completa con respecto a que aseguró realmente la salvación de aquellos que serían salvos? Ninguna obra puede ser considerada completa, perfecta, o terminada, si falla en lograr las metas propuestas.


Dios te bendiga.

alfarotrejos
29-07-2002, 22:01
Saludos hermanos, que Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo les bendigan. Amén.

El poder leer los aportes de los hermanos resulta bastante edificante, no solo los aportes de los que piensan similar a este servidor, sino también los comentarios de aquellos hermanos que interpretan diferente las Escrituras, pues el leer las diferentes reflexiones motivan a meditar sobre las enseñanzas de la Biblia y se constituyen en un excelente ejercicio espiritual de discernimiento.

Aunque este servidor cree que un cristiano puede llegar a caer en una apostasía (pues las evidencias Escriturales abundan sobremanera), y dejar de alcanzar la gracia de Dios, en la mayoría de los casos entiendo la salvación de una forma muy similar a los que creen que el salvo jamás podrá caer de su estado de gracia. Eso si, sin menospreciar o dejar a un lado las innumerables advertencias que se le hacen a los verdaderos conversos respecto de su conducta como hijos de Dios, y de las consecuencias que acarrean la desobediencia absoluta y obstinada a la voluntad de Dios.

También he notado, que no todos los que creen en el "salvo siempre salvo" piensan igual. Las declaraciones de muchos manifiestan que un pecador (no arrepentido) que se confiese cristiano no debe ser considerado como un converso legítimo. Esto difere sobremanera de las declaraciones que afirman que un salvo seguirá siendo salvo sin importar cuan diabólicamente viva (tal aseveración es sin lugar a dudas inadmisible).

Por otro lado, le agradezco a Rogelio que se haya tomado la molestia de responder a las preguntas que aporté.




1- ¿No es la fe genuina un requisito indispensable para "apostatar" de la fe?

P/Rogelio:

A la primera:
No es Fe genuina, es decir, el Don de la Fe que Dios da, la fe de los que apostatan. Obsérvese que al Apóstol Pablo el Señor Jesucristo le encargó que enseñara:

”Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, ESCUCHANDO a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; (1Tim 4:1)

Sin embargo, como muy bien ha citado la hermana Maripaz, la Doctrina Cristiana y Potencia de Cristo Revela:

Mis ovejas OYEN mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos. (Juan 10:27-30)

De manera que los que tienen el Don de la Fe, Fe genuina, y que por ello son verdadera y realmente de Cristo, es decir, los que por él Padre le han sido dados a Cristo (Jn.6), no escuchan ni creen a los espíritus engañadores ni tienen oídos para las doctrinas de demonios. Estos que son ovejas de Cristo solo tienen oídos para su Pastor, y solo a Él escuchan y siguen. Además que estas ovejas tienen testimonio del Espíritu Santo, que ellos son conocidos por Cristo y que están Sellados como Propiedad Adquirida de Cristo teniendo en ellos las arras del Espíritu Santo. (ref.1)


Entiendo y respeto el punto de Rogelio respecto de la interpretación del pasaje propuesto, pero no lo comparto.

1- Existe una gran diferencia entre afirmar: a) que los que tienen una fe espúrea seguirán a doctrinas de demonios y espíritus engañadores; y afirmar: b) que algunos apostatarán de la fe. El abandono que harán algunos de esa fe no la descalifica como verdadera y genuina, sino que más bien la resalta como verdadera, pues es abandonada solo por aquellos que prefieran seguir la iniquidad y el error.

Si pensamos que esa fe es falsa, tendríamos también que concluir que los que persisten en dicha fe (estimada como falsa) continúan en el error a pesar de no haber apostatado. Pues debemos recordar que solo algunos abandonarán dicha fe.

El concluir que en este pasaje se está hablando de dos tipos de fe siendo que es únicamente una de la que se habla no va de acuerdo a una lectura sencilla y sin prejuicios doctrinales y dogmáticos.




2- ¿Es posible "apostatar" de una fe que realmente nunca se ha profesado?

P/Rogelio:

A la segunda:
El asunto de fondo radica en donde el confesante de Cristo encuentra la causa de “su fe”, es decir, la reconoce en sí mismo como un Misericordioso Don de Dios, quien es Santamente Fiel, como nos enseña el apóstol o se la atribuye a sí mismo negando en su corazón el Don de la Fe.

Si efectivamente cree y está convencido que la Potencia de su fe radica única y exclusivamente en la Misericordia de Dios que lo rescató de la inmundicia en la cual nació, entonces practica la justicia y adora en Espíritu y en Verdad. Es conocido de Cristo, porque el Espíritu que le da testimonio de ello, es el mismo que lo selló como Propiedad de Cristo, y permanentemente le recuerda que Dios es Fiel:

”…El Señor Jesucristo; el cual también os mantendrá firmes hasta el fin (VRV95) [os confirmará hasta el fin (VRV60)], para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con Su Hijo Jesucristo, nuestro Señor” (1Co 1:8-9)

Por el contrario, el que cree que su fe depende de su propia potencia o de la debilidad de su voluntad, negando así la Fidelidad de Dios y la Potencia de Cristo para mantenerlo firme, entonces no práctica la justicia, ni adora en espíritu y en verdad, porque permanentemente roba a Dios Gloria y Honra atribuyéndose a sí mismo el Santo Merito del Don y la perseverancia en la fe, el cual reposa exclusivamente en la Perfecta Fidelidad de Dios y la potencia de Cristo para mantenerlo firme hasta el fin, como nos enseña la Escritura.

Más claro se ve esto en Mateo 7:

”Muchos me dirán en aquel día: “Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?”.

Entonces les declararé: “nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!” (Mt. 7)




¿Que fe tenían estos, que aun siendo confesantes de Cristo son desconocidos para Cristo?

¿Eran estos adoradores en Espíritu y en Verdad, en los cuales Dios se deleitaba y por la Potencia de Cristo fueron confirmados hasta el fin?

¿Rendían estos Gloria y Honra solo a la Misericordia de Dios, por el Don de la fe, que ante el Rey afirman haber tenido o se atribuían su fe y perseverancia a su propia potencia y maldad, despojando, día y noche, a Dios de la Gloria y la Honra que solo Él le pertenece?

¿Para quien tenían oídos estos; para El Pastor que confesaban y en el nombre del cual actuaban o para los espíritus engañadores y doctrinas de demonios?

A pesar de ser estos confesantes de Cristo “hombres de fe”, nunca fueron conocidos por Cristo, jamás El Padre se los dio para que Cristo los confirmara hasta el fin, jamás fueron sellados con las arras del Espíritu Santo como Propiedad Adquirida de Cristo a precio de Sangre Santa, pero aun así eran confesantes de Cristo.

Tenían fe pero…… ¿Cual era el seguro fundamento donde reposaba su fe, en la firmeza y potencia de la Roca de Salvación que es él Único que tiene merito propio ante Dios y que fielmente confirma hasta el fin o la hacían y enseñaban a otros que la fe reposa en el propio merito y la debilidad de la voluntad?


Me parece que la segunda respuesta no responde a la pregunta en su contexto. Y más bien se dedica a identificar a los apóstatas con aquellos que no coinciden con su forma de interpretar las Escrituras:


P/Rogelio:
Por el contrario, el que cree que su fe depende de su propia potencia o de la debilidad de su voluntad, negando así la Fidelidad de Dios y la Potencia de Cristo para mantenerlo firme, entonces no práctica la justicia, ni adora en espíritu y en verdad, porque permanentemente roba a Dios Gloria y Honra atribuyéndose a sí mismo el Santo Merito del Don y la perseverancia en la fe, el cual reposa exclusivamente en la Perfecta Fidelidad de Dios y la potencia de Cristo para mantenerlo firme hasta el fin, como nos enseña la Escritura.


Compárese con:


1 Timoteo:

4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios;
4:2 por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia,
4:3 prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad.
4:4 Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias;
4:5 porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.


Es evidente que en este texto, ni el Espíritu Santo, ni el apóstol Pablo hace mención alguna a la concepción (interpretación) que se tenga respecto de la doctrina de la salvación, y me refiero específicamente al "salvo siempre salvo". Por lo tanto, concluyo que lo propuesto no tiene fundamento alguno en esta porción de las Escrituras. Es decir: la apostasía no es sinónimo de doctrina diferente al "salvo siempre salvo".

Por otro lado, me parece increíble que alguno pudiera pensar que la salvación dependa de sus esfuerzos y no de la fidelidad de Dios y potencia de Cristo el Salvador, de la misma forma en que me parece increíble (y sin fundamento) que se juzgue de tal forma a los que no crean en la doctrina de "salvo siempre salvo". Por cierto que estoy muy lejos de estimar que yo pueda salvarme a mí mismo; esa es obra de Dios. Parece ser que muchas concepciones (no digo todas) respecto de los hermanos que no comparten nuestras creencias han sido deducidas sin objetividad, pues no tienen sosten en los hechos sino en suposiciones.


Para terminar, debo decir que concuerdo por completo con el amado Pablo Santomauro. De ninguna forma este tema debe separarnos, sino que más bien debemos buscar constantemente el afianzar los lazos de amor y amistad con todos los hermanos en Cristo, aunque sostengamos posturas diferentes en algunos temas.


Su hermano en Cristo,

Alejandro.

alejandro_sapa
29-07-2002, 22:53
Dios les bendiga.

Es por demás dar vuelta y vueltas sobre la pregunta de que "Si la salvación se pierde o no".

---Todos los cristianos sabemos de sobra, que la persona que ha nacido de nuevo; es porque ha cumplido con los requerimientos del Padre: partiendo indiscutiblemente desde SU SINCERO ARREPENTIMIENTO.

---Y el tal, NUNCA PERDERA SU SALVACION - Sería tanto, o tal vez más incongruente, como creer que un anciano rejuveneciese, y regresara a la pubertad.

---Por la sencillísima razón de: Que Dios es fiel a Su Palabra.

"En el cristiano NACIDO DE NUEVO se observa la verdadera transformación interior . . . Una REGENERACION total y definitiva.

"El radical cambio de su VIEJA NATURALEZA".

"Un caminar en Cristo y con Cristo".

"Todos quienes le rodean observan "Que tiene la paz con Dios".

"Además la paz de Dios".

"Quienes le rodean también advierten al Cristo que LLEVA DENTRO DE SU CORAZON".

"En el caminar diario afloran LOS FRUTOS DEL ESPIRITU".

"Se advierte su madurez espiritual progresiva".

"El nacido de nuevo manifiesta aún sin proponérselo: Que vive bajo la Gracia Santificante . . . día con día se le observa cada vez más espiritual".

"Da testimonio de que Dios contesta sus oraciones y peticiones".

"Como muchos de los miembros de estos foros, tiene gran sapiencia: Además de Hermenéutica, Teología, Escatología . . . bueno . . . un nacido de nuevo tiene esto y más".

---¿Que más se puede decir de UNA PERSONA NACIDA DE NUEVO?

Pues, ¡La amistad con Dios!

-------Jamás nadie podría decir que una persona nacida de nuevo perdiera la salvación.

"Está visto que en la persona nacida de nuevo Dios el Padre no se fijó solamente en una simple decisión del aspirante a cristiano;
el Don que Dios le obsequia por Gracia, se lo otorga por el deseo
urgente que demuestra de erradicar de su vida toda forma de pecado, y de aceptar a Su Hijo Jesucristo: cómo el Señor de su vida".

Recibe la Gracia Salvadora por rendirle al Señor su vida, su intelecto, su voluntad, su libre albedrío, su mente, su corazón, su espíritu, en fín: todo su ser.

--------Por ponerse voluntariamente bajo la Autoridad de Dios como un SIERVO FIEL -comprado con precio: La Sangre del Cordero de Dios.

---Por esto, y por muchas cosas mas: El cristiano nacido de nuevo NO PIERDE NUNCA LA SALVACION.

---------Pues es, UN SIERVO DE DIOS------------------------------------
(Siervo: Siervo de Dios es la persona que sirve a Dios y guarda sus Preceptos, Estatutos, Mandamientos y Juicios).

Preceptos: "Significan "verdades asentadas" de Dios, relacionadas con la conciencia y conducta del cristiano".

Estatutos: "Significan "obligaciones fijas", son pensamientos grabados por la mano de Dios en el cristiano -son inalterables-".

Mandamientos: "Es la Palabra de Dios dada con Autoridad y que se nos confía como un encargo. Desobedecerla es un acto de rebeldía hacia el Señor".

Los Juicios: Los juicios divinos son una expresión de la sabiduría infinita de Dios. Por ellos debemos juzgar y por ellos seremos juzgados.- La Biblia es el más claro ejemplo de ello; por ser la guía justa y recta que el Señor puso en nuestras manos".

----------Por todo esto, y por más: el cristiano no perderá jamás su salvación----------------------------------------------------------------

---Cualquier persona que pretenda aseverar que un cristiano nacido de nuevo pierde la salvación, el tal no está en sus cabales.

------------La salvación no se pierde . . .se pierde el pecador.



----------Pero, ésa es otra historia . . .

Sí Dios lo permite . . . proseguiremos otro día . . .

Dios les siga bendiciendo. bay.

efgi
29-07-2002, 23:59
No tergiversemos los aportes....
No me referí, y de eso estoy seguro, a que el sacrificio de Jesús haya sido barato o cosa por el estilo, si bien es cierto que este maravilloso mensaje ha sido y es manejado con mucha liberalidad, tomando cada quien lo que cree apropiado contal de no enfrentarse a lo que está advertido, como esa frase del mismísimo Jesús, a quien decimos seguir, "el que persevere HASTA el final...SERA SALVO". ¿Por qué JESÚS pronunció esa advertencia?

Me limité a traer lo que Jesús dijo y lo que los apóstoles escribieron. A ellos sean las críticas. A decir verdad, nadie se ha decidido a comentar nada de los aportes bíblicos que sencillamente transporté:

¿Qué sentido tiene esta advertencia?

Quien quiera manifestarse al respecto que se limite a ella sin andarse por las ramas haciendose el molesto o suceptible y si así lo hace que sea con quien esto escribió, que no fui yo.

4Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. 7Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; 8pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada (He. 6.4-8).

¿Qué entendemos por IMPOSIBLE?
¿Qué le significa a los enconados defensores de la salvación esta condionante?

1Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.

Permítame repetirlo, "NO SEA QUE NOS DESLICEMOS".

REFÚTENLE ESTA FRASE A QUIEN LA ESCRIBIÓ, NO A MI.

3¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? (He. 2.1-4).

Ahhhhhhhhhh, este varón, quien haya sido, preguntó a los hebreos eso que escribió... donde resaltó "si descuidamos una salvación tan grande".

¿Qué resalta esta advertencia condicionante?

"... si retenemos firme hasta el fin la confianza y el gloriarnos en la esperanza (He. 3.6).

otra condicionante que tampoco es tenida en cuenta.


Advertencia al que peca deliberadamente

"Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. ¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo! (He. 10.26-36).

¿Por qué este escritor es tan insistente en este tema, por lo menos con sus congéneres?

¿Qué enseñó Pedro al respecto?

20Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2P.2.20).

El mismísimo Pedro, enviado a los judíos, advierte acerca de si SOMOS VENCIDOS....

Antes de salir en defensa para ilegitimar estas escrituras, bueno sería que fueran analizadas sin apasionamientos y con el respeto que se merecen, pues, son PALABRA DE DIOS y no de eruditos...

¿Qué advirtió Jesús?

Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén. Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros”.

¿Me permiten repetir las palabras del judío que preguntó y del Salvador que respondió?

"Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán".

"Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios;

que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.

Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas” (He. 12.15-17).

No, no es justo que no sean tenidos en cuenta estos apartes bíblicos...


Sobre ellos, ¿nadie opina, aparte de rebuscar otros versículos para desvirtuarlos?

¿Así de insensatos somos?

¿Qué hacemos con estas advertencias?

¿Las mezclamos con los versículos que dan luz respecto de la salvación, como mensaje, teniendo en cuenta que este mensaje aporta advertencias, que nadie podrá borrar de las SAGRADAS ESCRITURAS, porque gústen o no, allí están desde antes que cualquiera que las lea hoy haya nacido, y allí estarán, como testimonio delante de los días futuros.

¿Hay alguien que se las quiera debatir a Dios?

"Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad...".

Efgi prefiere tener en cuenta lo que escribió el apóstol Pablo a los filipenses (3. 9-14).

Quizá Esau pensó como algunos que se creen garantizados: "que por una sola comida vendió su primogenitura".

Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas” (He. 12.15-17).i

Lo escrito escrito está y por algo será....

Efgi

Siervo Fiel
30-07-2002, 16:33
Estimado Efgi

Excelente aporte, cualquiera que no este firme en su Fe, facilmente tropezará, solo dejeme hacer tambien yo algun aporte, aunque no sea para rebatirle, aclarando que lo unico que me mueve a hacerlo es la edificación y no la destruccion.

Usted dice que por los diferentes versos expuestos de Hebreos, la salvacion puede perderse y que todo aquel que se dice cristiano debe "hacer" algo para concervarla. No estoy capacitado ahora para explicarle lo que esos versiculos representan en realidad y que con toda seguridad reafirman todo lo contrario a su exposicion. LA SALVACION NUNCA SE PIERDE. :no:

Yo no podría explicar todo lo que ud. expuso en su aporte, pero me gustaria que nos explicara (por favor) a todos los foristas, este versiculo también:

27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30 Yo y el Padre uno somos. (Juan 10)

Y este tambien:

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8) :bicho:

Y este tambien:

25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?
(Juan 11) :sfuego:

Con éstos son suficientes.

Aclarando, no rechazo los versiculos que usted expuso, pero rechazo la salvacion por obras nuestras que usted supone se requieren para seguir salvo.

Jesucristo hizo todo por nosotros, y esa obra de Salvacion, Él mismo la terminará, GlORIA A DIOS que así es.

3 Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros, 4 siempre en todas mis oraciones rogando con gozo por todos vosotros, 5 por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora; 6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo (Filipenses 1)

A aquel, pues, que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros delante de su gloria irreprensibles, con grande alegría. (Judas 24)

No temas, que yo soy contigo; no desmayes, que yo soy tu Dios que te esfuerzo: siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. (Isaías 41:10)

AMEN

Dios le bendiga.
Siervo Fiel
:angel:
Yo sé a quien he creído, y estoy cierto que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día. (2 Timoteo 1:12)

alejandro_sapa
30-07-2002, 22:27
Dios les bendiga.

El problema a vencer siempre ha sido el mismo. El Señor Jesucristo se lo hizo notar a Nicodemo [Juan 3:3].

Nadie ignora que en la Iglesia del Señor Jesucristo existe: el trigo y la cizaña.

----Plantas en extremo parecidas . . . pero no son iguales.

En la iglesia contemporánea a semejanza de la apostólica, también existen los falsos hermanos.

----Los que presuntamente aceptaron al Señor Jesús, cómo el Señor de sus vidas; pero NO hubo cambio interior profundo. No entró a morar el Espíritu Santo en la persona, y todo se quedó en UNA SIMPLE DECISIÓN. Y lo peor . . . es que la persona se CREE CRISTIANA NACIDA DE NUEVO.

EJEMPLOS:

¿Acaso alguno de nosotros no le ha compartido el Plan de Salvación a una persona, a quien no conocemos experimentalmente?. No sabemos que la señora con quien vive NO ES SU ESPOSA.
¿Y que él, a partir de su decisión se cree SALVO?
[Nunca dejó a la señora, NO SE LE DIJO -no lo sabíamos-¿ Y los hijos que tiene en esta unión extramarital?].

----El se cree salvo, y así lo vemos en la iglesia.

A cuantas personas se les comparte el Plan de Salvación y NO ASISTEN A NINGUNA IGLESIA CRISTIANA.

----Podríamos argumentar: "Que Dios sí lo Sabe, y que Él arreglará el problema; que por eso nos mandó, a compartirle el Plan de Salvación.

----Pero en la praxis . . . la situación es distinta: "Tal vez obramos por sentimientos y emociones . . . tal vez Él NO NOS MANDO. Tal vez, aún NO ERA LA HORA.

----¿Cómo saberlo? ¿Cuando vemos por la calle a quienes le compartimos igual o peor que antes?

-------------Eso es con los que vemos en ese estado-----------------

----¿Pero que hay con los que SI ASISTIERON A LA IGLESIA?

---------- ¿Y NO NACIERON DE NUEVO?-----------------------------------

" Iniciaron su vida con la mejor voluntad de seguir el camino de Cristo . . . pero . . . en casa, en el hogar, con la familia viven como CRISTIANOS CARNALES".

""Lo que se observa con mucha frecuencia en la iglesia de hoy, y que está ocurriendo es que se están poniendo en evidencia las "falsas salvaciones". Estados de mera placidez emocional en donde la persona se cree salvada por simple "autoconvencimiento", sin haber ocurrido una verdadera transformación interior"".

¿Acaso no pasa esto en su congregación?

¿Acaso no tenemos la impresión -por sus actos- de que muchos de los "hermanos" que pecan, y pecan. Que exhortan, y exhortan . . .QUE NO SON CRISTIANOS?.

O, que por su inmadurez espiritual, ¿nunca obtienen ningún ministerio? ¿Que nunca hacen nada. . . y que nunca lo harán?

¿No tiene la impresión de que les falta el nuevo nacimiento?

¿No tiene usted la impresión de que tales personas viven en un estado de falsa salvación?

----¿No nos da DOLOR VERLOS?.

----Es triste, pero en el afán de compartir el Plan de Salvación sin darles un seguimiento a las personas, es lo que está pasando con más notoriedad el día de hoy.

"Imagínese lo que se siente, encontrarse en la calle a la persona que usted le compartió el Plan de Salvación, y que le diga "adiós hermano" -cuando usted sabe que no asiste a ninguna iglesia cristiana-.

--------Perdonen . . . pero creo que los Foros Cristianos NO están exentos de las personas que se creen cristianas, y que no lo son.

----Mucha sapiencia . . . muy eruditos . . . Y NO NACIDOS DE NUEVO.

---------Lo digo con conocimiento de causa: En mi país hubo por largo tiempo un programa de televisión, en el que la mesa redonda la conformaban personas doctas en la materia: Religión.

Programa muy visto, por la calidad de los participantes, hasta un premio Nobel participó.

Hablaban de todo: Historia, teología, usos y deshusos, usos y costumbres del pueblo judío, política de ese tiempo, etc.etc.

Era todo un acontecimiento oírlos hablar. Pero . . . todos ellos eran ateos. Doctores en Literatura, escritores de fama mundial . . . pero ateos.

-------Y eso se da en todos los ambientes . . .

-------¿ Cómo identificarlos? Pues . . . entre otras cosas . . .tenemos el discernimiento de espíritus? ¿ O, no?.

-------O, cuando se la viven tergiversando la Palabra.

PREGUNTA:

"La Salvación puede perderse?????

RESPUESTA:

"Santificaos, pues, y sed santos, porque yo Jehová soy vuestro Dios" [Levítico 20:7].

"Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor" [Hebreos 12:14].

¿¿¿¿¿ Y no en este epígrafe se defiende que No se pierde, aunque se desobedezca a la Palabra antes mencionada?????

--------La Palabra de Dios dice que el salvo, el nacido de nuevo NO PIERDE LA SALVACION, le fue otorgada por el Padre por Gracia.

--------Pero que al prospecto a cristiano que no perseveró en la Gracia: "Antes bien, creced en la Gracia, y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo." [2a.de Pedro 3:18].
¿Y que sus buenos deseos sólo quedaron en la simple desición?

Bueno . . . .

Dios les siga bendiciendo. bay

efgi
31-07-2002, 00:27
Siervo Fiel (interesante sinónimo…). Me siento privilegiado escribiéndome con caros hermanos de todas partes. No me incomoda ser rebatido, por el contrario, es una oportunidad hermosa para intercambiar conocimientos con preciosos hermanos en el Señor, siempre en el calor de un foro ambientado por el Espíritu Santo.
No he postulado ninguna doctrina respecto de si la salvación se pierde, solo me he limitado a traer a colación advertencias de parte de Jesús y de sus apóstoles. Supongo que en el temor de Dios no seremos tan insensatos para cubrirlas con versículos que exponen el significado de ser salvos.
Una carta magna es general, pero si resalta advertencias, es por algo. Que cada quien juzgue la Palabra de Dios como bien le parezca, al fin y al cabo cada quien comparecerá al tribunal de Cristo y allí ratificará su creencia o escuchará el crujir de sus dientes.
Si la salvación no se perdiera no habría una sola advertencia al respecto, como PERSEVERAR.
Si no estás capacitado para explicar lo que esos versículos advierten, entonces, lo mejor es que le pidas al Espíritu Santo que te los ilumine, porque por algo están depositados allí, y si es como tu dices, que “que con toda seguridad reafirman todo lo contrario a su exposicion. LA SALVACION NUNCA SE PIERDE.”, entonces que sea un amén frente a lo único que he hecho, transportarlos al correo electrónico, exactamente como aparecen en la Biblia que usé.
No he expuesto absolutamente nada, solo los he enviado…que cada quien haga con ellos lo que mejor le parezca. Sé que cubrirlos con una justificación es ANATEMA o como lo calificarían los católicos, una HEREJIA.
Yo no sería tan atrevido para rebatirle al mismo Jesús sus palabras cuando dijo: “mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mt. 10.22, 24.13, Mr. 13.13).
25Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace” (Stg. 1.25).
20Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2 P.2.20).
4Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. 7Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; 8pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada” (He.6.6).
Ahí han estado escritas y ahí estarán esas advertencias y otras. Que cada quien las maneje como bien le parezca.
Si la salvación nunca se pierde, pues, Esau, tampoco la perdió y quien escribió respecto de que sí la perdió y por ello usó ese testimonio, pues, es un mentiroso y un excelente tramador. Menos mal que aún hay quienes aceptan que toda la Escritura es inspirada por Dios, en quien muchos creemos pero a quien muchos no le creemos.
Hasta los demonios creen en Dios…pero no le creen.
¿Qué será de Judas Iscariote? Tampoco perdió la salvación…
“No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a su tiempo segaremos, si no desmayamos” (Gal.6.9).

“14Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

15Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios;
como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.
17Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas.

Permítame hermano que le resalte este aparte: “y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas”.

¿Conoces la parábola de las 10 vírgenes? Extraño que 5 se queden….


25Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos”. (He.12)
8Mirad por vosotros mismos, para que no perdáis el fruto de vuestro trabajo, sino que recibáis galardón completo. 9Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo” (2Jn.8-9).
Por lo menos este apóstol no fue un atrevido que se justificó en sus muchas palabras en las cuales llevó y aclaró el mensaje de la salvación: 24¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 26Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado”.
¿Por qué habrá escrito esto: “no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado”?
Si la salvación no se pierde, ¿qué hacemos con este aparte?
(Mt. 7.13–14, 21–23)
22Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén. 23Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán. 25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. 26Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. 27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. 28Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. 29Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. 30Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros”.

“Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán”, palabras de quien seguimos…. “(Lc. 13.25–27).

21No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad. (Mt.7.23).
Si no puedes explicar las palabras de Jesús, a quien sigues, ni las de Pedro, o las de Pablo, o a Timoteo, respecto de lo que advierten, cómo puedes asegurar que la salvación no se pierde?
No me voy a desgastar explicando, si pudiera, los versículos que me has aportado porque en esa actitud veo justificaciones para ocultar las advertencias que condicionan esa salvación que dice que sin santidad nadie verá a Dios.
Tu actitud me recuerda aquella que está relatada así:
(Mr. 11.27–33; Lc. 20.1–8)
23Cuando vino al templo, los principales sacerdotes y los ancianos del pueblo se acercaron a él mientras enseñaba, y le dijeron: ¿Con qué autoridad haces estas cosas? ¿y quién te dio esta autoridad? 24Respondiendo Jesús, les dijo: Yo también os haré una pregunta, y si me la contestáis, también yo os diré con qué autoridad hago estas cosas. 25El bautismo de Juan, ¿de dónde era? ¿Del cielo, o de los hombres? Ellos entonces discutían entre sí, diciendo: Si decimos, del cielo, nos dirá: ¿Por qué, pues, no le creísteis? 26Y si decimos, de los hombres, tememos al pueblo; porque todos tienen a Juan por profeta. 27Y respondiendo a Jesús, dijeron: No sabemos. Y él también les dijo: Tampoco yo os digo con qué autoridad hago estas cosas”.
Tu te das el gustazo de rechazar la salvación por obras nuestras, suponiendo que yo argumenté algo al respecto, lo cual hasta ahora me pronuncio trayendo a colación la mera Palabra de Dios.

27Porque el Hijo del Hombre vendrá en la gloria de su Padre con sus ángeles, y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras”.

6el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: 7vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, 8pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia; 9tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego, 10pero gloria y honra y paz a todo el que hace lo bueno, al judío primeramente y también al griego; 11porque no hay acepción de personas para con Dios” (Ro.2.6).

12Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 13la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 15Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego (1Cor.3).
8Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra” (2Cor.9).
4Así que, cada uno someta a prueba su propia obra, y entonces tendrá motivo de gloriarse sólo respecto de sí mismo, y no en otro; 5porque cada uno llevará su propia carga” (Gal.6.4).
10Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Ef.2.10).
16Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, 17conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra” (2 Ts.2).
8Palabra fiel es esta, y en estas cosas quiero que insistas con firmeza, para que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras. Estas cosas son buenas y útiles a los hombres (Tit.3.8).
20Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, 21os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. (He.13.20).
14Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? 15Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.
18Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 21¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 22¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? 23Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 24Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. 25Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? 26Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.
La lengua
3
1Hermanos míos, no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos mayor condenación. 2Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo. 3He aquí nosotros ponemos freno en la boca de los caballos para que nos obedezcan, y dirigimos así todo su cuerpo. 4Mirad también las naves; aunque tan grandes, y llevadas de impetuosos vientos, son gobernadas con un muy pequeño timón por donde el que las gobierna quiere. 5Así también la lengua es un miembro pequeño, pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!
6Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno. 7Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana; 8pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. 9Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. 10De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así. 11¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga? 12Hermanos míos, ¿puede acaso la higuera producir aceitunas, o la vid higos? Así también ninguna fuente puede dar agua salada y dulce.
13¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre.
17Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno” (1P.1.17).

1Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, 12manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras (1P.2.12).

23Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras (Apo.2.23).

12He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra (Apo.22.12).
Sigan justificándose…tranquilos…

Efgi.

efgi
31-07-2002, 00:47
12He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra (Apo.22.12).

Un aporte de Efgi

Siervo Fiel
31-07-2002, 00:57
[QUOTE]Originalmente enviado por: efgi

Sin duda, Dios le ha dado bastante sabiduria, pero sigue usted sin explicarme los versiculos que puse anteriormente, es imposible tampoco quitarlos de la Santa Biblia:

"27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30 Yo y el Padre uno somos." (Juan 10)

Y este tambien:

"37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro." (Romanos 8)

Y este tambien:

"25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? " (Juan 11)

No se puede aceptar una parte de la Biblia y otra no, verdad??

Sepa que mi pregunta es autentica, en el amor del Señor, le suplico me explique como conciliar dichos versiculos con todo lo que ud. a expuesto.

Gracias.

Siervo Fiel
:angel:
Yo sé a quien he creído, y estoy cierto que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día. (2 Timoteo 1:12)

ccfftt
31-07-2002, 02:40
Dios te bendiga Egfi.

Es bastante largo tratar de responder e interpretar todos los versículos que has aportado, trataré de ir poco a poco tocando una gran parte de esos pasajes, mientras comienzo quiero que veas dos versículos y que me digas si ellos se contradicen. Uno tu lo acabas de colocar, el otro te lo coloqué un poco atrás.

He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra (Apo.22.12).

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. (Efesios 2:8,9)

Jetonius
31-07-2002, 02:47
Originalmente enviado por: Siervo Fiel
Estimado Efgi

Excelente aporte, cualquiera que no este firme en su Fe, facilmente tropezará, solo dejeme hacer tambien yo algun aporte, aunque no sea para rebatirle, aclarando que lo unico que me mueve a hacerlo es la edificación y no la destruccion.

Usted dice que por los diferentes versos expuestos de Hebreos, la salvacion puede perderse y que todo aquel que se dice cristiano debe "hacer" algo para concervarla. No estoy capacitado ahora para explicarle lo que esos versiculos representan en realidad y que con toda seguridad reafirman todo lo contrario a su exposicion. LA SALVACION NUNCA SE PIERDE. :no:


Si no puede explicar lo que estos versículos significan, escapa a mi comprensión cómo puede afirmar que enseñan "todo lo contrario".




Yo no podría explicar todo lo que ud. expuso en su aporte, pero me gustaria que nos explicara (por favor) a todos los foristas, este versiculo también:

27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30 Yo y el Padre uno somos. (Juan 10)


Jesús define sus ovejas como aquellos que oyen su voz y le siguen. Esto indica una acción continuada (están oyendo y están siguiendo). Nadie puede arrebatarlos de su mano. Pero no dice nada de lo que ocurriría si dejan de oír y de seguir. De eso tratan textos como los que citó Efgi.





Y este tambien:

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Romanos 8) :bicho:


Lo cual tampoco excluye el abandono voluntario. Fíjese que en el capítulo anterior ha dicho Pablo:



Por tanto, hermanos, tenemos una obligación, pero no es la de vivir conforme a la naturaleza pecaminosa. Porque si ustedes viven conforme a ella, morirán; pero si por medio del Espíritu dan muerte a los malos hábitos del cuerpo, vivirán. Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios.

Romanos 7:12-14


Y más adelante, siempre en Romanos, dice Pablo:



Tal vez dirás: «Desgajaron unas ramas para que yo fuese injertado». De acuerdo. Pero ellas fueron desgajadas por su falta de fe, y tú por la fe te mantienes firme. Así que no seas arrogante sino temeroso; porque si Dios no tuvo miramientos con las ramas originales, tampoco los tendrá contigo.
Por tanto, considera la bondad y la severidad de Dios: severidad hacia los que cayeron y bondad hacia ti. [b]Pero si no te mantienes en su bondad, tú también serás desgajado.

Romanos 11:19-22


Y todavía un poco más adelante:



Por tanto, esforcémonos por promover todo lo que conduzca a la paz y a la mutua edificación. No detruyas la obra de Dios por causa de la comida. Todo alimento es puro; lo malo es hacer tropezar a otros por lo que uno come. Más vale no comer carne ni beber vino, ni nada que haga caer a tu hermano.

Romanos 14:19-21.





Y este tambien:

25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. 26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?
(Juan 11) :sfuego:

Con éstos son suficientes.


Lo mismo que el primero, en tiempo presente (continuo). También dijo Jesús:



Yo soy la vid y ustedes las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí ustedes no pueden hacer nada. El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman.

Juan 15:5-6




[B]
Aclarando, no rechazo los versiculos que usted expuso, pero rechazo la salvacion por obras nuestras que usted supone se requieren para seguir salvo.


No es necesario creer en una salvación por obras para considerar que como creyentes las buenas obras no son opcionales.



Jesucristo hizo todo por nosotros, y esa obra de Salvacion, Él mismo la terminará, GlORIA A DIOS que así es.

3 Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros, 4 siempre en todas mis oraciones rogando con gozo por todos vosotros, 5 por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora; 6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo (Filipenses 1)


Pablo estaba convencido de esto a causa del buen testimonio de los cristianos filipenses. Sin embargo, no deja de amonestarlos:



Esto es lo que pido en oración: que el amor de ustedes abunde cada vez más en conocimiento y en buen juicio, para que disciernan lo que es mejor, y sean puros e irreprochables para el día de Cristo, llenos de frutos de justicia que se produce por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios. (1:9-11)

Pase lo que pase, compórtense de una manera digna del evangelio de Cristo ... Porque a ustedes se les ha concedido no sólo creer en Cristo, sino también sufrir por él, pues sostienen la misma lucha que antes me vieron sostener, y que ahora saben que sigo sosteniendo (1:27, 29-30).

Así que, mis queridos hermanos, como han obedecido siempre ... lleven a cabo su salvación con temor y temblor, pues Dios es el que produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad. (2:12-13).


Y con respecto a sí mismo:



Lo he perdido todo a fin de conocer a Cristo, experimentar el poder que se manifestó en su resurrección, participar en sus sufrimientos y llegar a ser semejante a él en su muerte. Así espero alcanzar la resurrección de entre los muertos.

No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí. Hermanos, [b]no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.

Así que, ¡escuchen los perfectos! Todos debemos tener este modo de pensar. Y si alguien piensa en forma diferente, Dios les hará ver esto también. En todo caso, vivamos de acuerdo con lo que ya hemos alcanzado.

Filipenses 3:10-16





A aquel, pues, que es poderoso para guardaros sin caída, y presentaros delante de su gloria irreprensibles, con grande alegría. (Judas 24)

No temas, que yo soy contigo; no desmayes, que yo soy tu Dios que te esfuerzo: siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. (Isaías 41:10)

AMEN

Dios le bendiga.
Siervo Fiel
:angel:
Yo sé a quien he creído, y estoy cierto que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día. (2 Timoteo 1:12)

Baste decir que antes de esa doxología, Judas ha exhortado:



Ustedes, queridos hermanos, manténganse en el amor de Dios, edificándose sobre la base de su santísima fe y orando en el Espíritu Santo, mientras esperan que nuestro Señor Jesucristo, en su misericordia, le conceda vida eterna.

Judas 20-21


En la Biblia se nos asegura vez tras vez que podemos tener plena certeza de nuestra salvación si estamos aferrados a Cristo, somos obedientes al Espíritu y perseveramos hasta el fin. Dios nos da todo lo necesario para ello.

Bendiciones en Cristo,

Jetonius

Jetonius
31-07-2002, 03:00
¿No le parece un poco soberbia esta afirmación suya?



---Cualquier persona que pretenda aseverar que un cristiano nacido de nuevo pierde la salvación, el tal no está en sus cabales.




Originalmente enviado por: alejandro_sapa
Dios les bendiga.

El problema a vencer siempre ha sido el mismo. El Señor Jesucristo se lo hizo notar a Nicodemo [Juan 3:3].

Nadie ignora que en la Iglesia del Señor Jesucristo existe: el trigo y la cizaña.


¿De dónde sacó que en la Iglesia del Señor existe el trigo y la cizaña?





...

PREGUNTA:

"La Salvación puede perderse?????

RESPUESTA:

"Santificaos, pues, y sed santos, porque yo Jehová soy vuestro Dios" [Levítico 20:7].

"Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor" [Hebreos 12:14].


Precisamente, estos son a la vez mandamientos y solemnes advertencias, dirigidas a los creyentes.




¿¿¿¿¿ Y no en este epígrafe se defiende que No se pierde, aunque se desobedezca a la Palabra antes mencionada?????

--------La Palabra de Dios dice que el salvo, el nacido de nuevo NO PIERDE LA SALVACION, le fue otorgada por el Padre por Gracia.

--------Pero que al prospecto a cristiano que no perseveró en la Gracia: "Antes bien, creced en la Gracia, y en el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo." [2a.de Pedro 3:18].
¿Y que sus buenos deseos sólo quedaron en la simple desición?

Bueno . . . .

Dios les siga bendiciendo. bay

También en 2 Pedro:



Así que, hermanos, sed tanto más diligentes para hacer firme vuestro llamado y elección (de parte de Dios); porque mientras hagáis estas cosas nunca tropezaréis; pues de esta manera os será concedida ampliamente la entrada al reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

2 Pedro 1:10-11


Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

efgi
31-07-2002, 03:22
Siervo Fiel. Te respondo con el aporte de Jetonius. Espero que aceptes que el Espíritu Santo te puede responder a través de otros hermanos. Analiza tu y quien quiera saber de ese tema las aportaciones de este hermano. Mientras tanto es aconsejable evaluar las advertencias aportadas. Por algo fueron enunciadas. La madurez exige analizar el contexto bíblico y no da más entrada a la parcialidad. No deseñemos las advertencias de quienes las resaltaron y de manera tan copiosa. Gracias Jetonius por ese aporte, edificante y oportuno. Señal que nuestro Padre y nuestro hermano mayor, Jesús, quieren que lleguemos a la verdad.
Que hermoso es compartir estas revelaciones.
Shalom a todos.
Efgi.

ccfftt
31-07-2002, 03:33
Otra cosa hermano Efgi:

Creo que deberías ser un poco más cuidadoso con frases como esta:

¿Hay alguien que se las quiera debatir a Dios?

Aquí no estamos tratando de debatirle nada a Dios, qué te parece si utilizamos esa frase contigo con respecto a los pasajes que te aportó Siervo Fiel, verdad que no se vería bien, pues estamos usando pasajes que a ti te parecen que dan luz a la posibilidad de la pérdida de la salvación, y nosotros usamos pasajes que nos parece que dan luz a la posibilidad de la seguridad de la salvación, y si usamos frases como esas "estamos escurriendo el bulto". Ya que el mismo que inspiró los pasajes colocados por tí, también inspiró los pasajes colocados por los que pensamos en la seguridad de la salvación.

....

Ahora, toquemos uno de los pasajes citados por ti:

"Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán".

Muchas veces la Biblia se interpreta a si misma.

Ese Jesús que dijo esas palabras, tamién dijo en Juan 10:9:
Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

Por lo que vemos la única Puerta a la salvación es Jesucristo, no existe otra puerta debemos esforzarnos en entrar por esa Puerta, pero una vez dentro "GLORIA A DIOS", estamos dentro y seremos salvos, qué hermosa promesa "SERA SALVO". Nota que dice "SERA SALVO", si fuera de otra manera diría PUEDE TENER LA ESPERANZA DE ALGÚN DIA PODER TENER LA OPORTUNIDAD DE LLEGAR A SER SALVO.

Cuando esa puerta se cierre, cuando esa oportunidad se cierre, ni las lágrimas, ni los golpes, ni los gritos harán posible que se vuelva a abrir, yo me imagino que después que Dios cerró la puerta del Arca de Noe muchos, al ver el diluvio, corrieron a tocarla, gritaron, pidieron clemencia, la Biblia no lo dice, pero yo pienso que pudo ser así y que la puerta no se abrió, pues fue Dios quien la cerró.

ccfftt
31-07-2002, 03:55
Estimado Efgi, espero que no pienses que la tengo agarrada contigo, puedes indagar en el foro y te darás cuanta que ese no es mi estilo, termino de colocar un aporte y veo tu nuevo mensaje, y me vas a disculpar hermano, pero ciertas hay cosas que escribes que me sueana extrañas y por eso las resaltaré.


Siervo Fiel. Te respondo con el aporte de Jetonius. Espero que aceptes que el Espíritu Santo te puede responder a través de otros hermanos

Por supuesto que el Espíritu Santo nos puede hablar por otros hermanos, pero no has pensado en la idea que el Espíritu Santo te está hablando a través de nosotros. Y creo que aun Siervo Fiel quiere que tu le respondas también.


La madurez exige analizar el contexto bíblico y no da más entrada a la parcialidad.

Esto suena como si nosotros sacáramos los versículos de su contexto. Si hablas de contexto, es bueno que sepas que hay contexto local y contexto remoto, como así también versículos paralelos, y debemos conocer a quién fue escrito o dirigido el cualquiera de los libros de la Biblia, eso entre otras cosas. En el pasaje de la Puerta, te coloqué un versículo que se puede considerar como contexto al pasaje colocado por ti.


Señal que nuestro Padre y nuestro hermano mayor, Jesús, quieren que lleguemos a la verdad.
Que hermoso es compartir estas revelaciones.

Espero que cuando dices: “Qué hermoso es compartir estas revelaciones”, te refieras a la revelación bíblica y no sea que estes hablando de revelaciones personales.

Y por supuesto que Jesús quiere que lleguemos a la verdad y la verdad es Jesucristo mismo, no hay otra verdad fuera de Él. Aunque me suena como que esa verdad de la que hablas tu es que la salvación se pierde y que lo que nosotros decimos (basado también en la Biblia) es mentira.

efgi
31-07-2002, 04:12
Dios también te bendiga ccfftt

"He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra" (Apo.22.12).

¿Qué esperamos o qué debemos esperar con anhelo los creyentes?

Que venga nuestro Adoní Yeshua Ha Mashiaj (Señor Jesús el Cristo).

El promete venir pronto, con su galardón y con este galardón RECOMPENSAR a cada uno, según SEA SU OBRA.

Esas son sus palabras y sus advertencias. No las desdeñemos.

"Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús PARA BUENAS OBRAS, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviesemos en ellas" (Ef. 2.10).

¿En cuál de ellas estás, hermano?

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8,9)

"No por obras para que nadie se gloríe" refiriéndose a las obras de cada quien. No confundamos las obras que muchos hacen "en el nombre" de Dios o de Jesús o de ambos (estilo las obras de la ley mosaica) con las obras que hacemos o que debemos hacer en obediencia a Dios y a Jesús.

Se refiere a esas OBRAS que "Dios preparó de antemano para que anduviesemos en ellas".

"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad (Mt. 7.21-29).

Muchos líderes cristianos profetizan, echan fuera demonios y hacen muchos milagros, ¡en el nombre de Jesús!,

pero Jesús no los conoce, porque hacen sus obras y no las obras "que Dios preparó de antemano para que anduviesemos en ellas".

"apartaos de mí, hacedores de maldad", les dirá Jesús.

Muchos se han autoproclamado Pastores, evangelistas o maestros. Otros han sido ORDENADOS "Pastores" , Evangelistas o Maestros titulados en Institutos Bíblicos, a la sombra de sus congregaciones, pero esas OBRAS no encajan con lo que escrito está en 1ªCor. 12, que "a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. ¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? ¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos?

Y que Jesús en su potestad "él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo (Ef. 4.11).

A unos puso dios en la Iglesia pero es el Hijo quien los "constituye".

No tienen los hombres la potestad de autonombrarse o por otros ser ordenados profetas, pastores o maestros, y así lo hagan profetizarán, echarán fuera demonios y harán muchos milagros, pero en el nombre poderoso de Jesús. No obstante no serán aceptos por el Señor.

"Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad (Mt. 7.21-29).

¿Cuál fue su "maldad"?

Como líderes "asalariados" predicaron para alimentar sus egos y para edificar su estabilidad.

Hicieron herencia en la Tierra... el orín y la polilla acabarán con esas OBRAS.

Quizás proclamaron el "evangelio de la prosperidad" o se hicieron jueces de sus ovejas "disciplinandolas" (Gal.6.1), o probablemente otras OBRAS los acompañaron en sus vidas, pero no hicieron la voluntad del Padre.

"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Perdieron su salvación...por hacedores de maldad.

Shalom hermano,

Efgi.

alejandro_sapa
31-07-2002, 04:30
Dios les bendiga.

Ninguna persona cae en el renglón de la soberbia al afirmar que, el "Sacrificio Vicario del Señor Jesucristo" fue perfecto.

Leamos:

"Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo UNA VEZ para siempre, ofreciéndose a si mismo" [Hebreos 7:26,27].

"...y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, SINO POR SU PROPIA SANGRE, ENTRO UNA VEZ PARA SIEMPRE EN EL LUGAR SANTISIMO, HABIENDO OBTENIDO ETERNA REDENCION" [Hebreos 9:12].

"Porque no entró Cristo el el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para PRESENTARSE AHORA POR NOSOTROS ANTE DIOS; Y NO PARA OFRECERSE MUCHAS VECES..." [Hebreos 9:24,25a].

". . .pero ahora, EN LA CONSUMACION DE LOS SIGLOS, SE PRESENTO UNA VEZ PARA SIEMPRE por el sacrificio de sí mismo PARA QUITAR DE ENMEDIO EL PECADO" [Hebreos 9:26b].

"así tambien Cristo fue ofrecido UNA SOLA VEZ para llevar el pecado de muchos; y aparecerá por segunda vez, SIN RELACION CON EL PECADO, PARA SALVAR A LOS QUE LE ESPERAN" [Hebreos 9:28].

"En esa voluntad somos SANTIFICADOS MEDIANTE LA OFRENDA DEL CUERPO DE JESUCRISTO HECHA UNA VEZ PARA SIEMPRE" [Hebreos 10:10].

"Pero Cristo, habiendo ofrecido UNA VEZ para siempre UN SOLO SACRIFICIO POR LOS PECADOS, se ha sentado a la diestra de Dios" [Hebreos10:12].

"Porque con UNA SOLA OFRENDA HIZO PERFECTOS PARA SIEMPRE A LOS SANTIFICADOS" [Hebreos 10:14].

----"Pues donde hay remisión de éstos, NO HAY MAS OFRENDA POR EL PECADO"------------------------------------------------------------

- - - - - No es soberbia, es Palabra de Dios - - - - - - - - - - - - - - - -

Así que:

"El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía" [Apocalipsis 22:11].

- - - - -No hay problema, tenemos libre albedrío . . .

- - - - -La salvación no se pierde. . . se pierde el pecador . . .


Y en cuanto al trigo y la cizaña . . . -perdón, no es retobo . . .

"Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es SEMEJANTE a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo y se fue. . .[Mateo 13:24,25].

"Jesús explica la parábola de la cizaña" (título).

"De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de SU REINO a todos los que sirven de tropiezo, y a todos los que hacen iniquidad. Entonces los justos resplandecerán como el sol EN EL REINO DE SU PADRE"
[Mateo 13:40-43].

- - - - El capítulo 13 de Mateo habla en su tercer discurso del Misterio del Reino, consignando a la semilla de mostaza, la levadura, el tesoro escondido, la perla de gran precio, la red y los tesoros nuevos y viejos. El Reino acaso ¿no estará relacionado con Su Iglesia? No se . . . pregunto.

Bueno.

Dios les siga bendiciendo. bay

efgi
31-07-2002, 04:51
Hermano ccfftt.

No hay razón para creer que la tienes agarrada conmígo, y si así fuera, pues ¡gloria a Dios!, pero entiendo que no se trata de ello. Tranquilo.


--------------------------------------------------------------------------------
Siervo Fiel. Te respondo con el aporte de Jetonius. Espero que aceptes que el Espíritu Santo te puede responder a través de otros hermanos
--------------------------------------------------------------------------------



Por supuesto que el Espíritu Santo nos puede hablar por otros hermanos, pero no has pensado en la idea que el Espíritu Santo te está hablando a través de nosotros. Y creo que aun Siervo Fiel quiere que tu le respondas también.

No dudo que el Espíritu Santo permanentemente me habla a través de las Escrituras, de los inconversos, de los convertidos y de cuanto sea necesario, porque así clamé al Padre: "Clama a mí y te responderé grandes cosas ocultas que tu no sabes".

De todo y de todos aprendo... y jamás terminaré de aprender. Eso es lo maravilloso, por ello estaremos en la eternidad.

--------------------------------------------------------------------------------
La madurez exige analizar el contexto bíblico y no da más entrada a la parcialidad.
--------------------------------------------------------------------------------

Eso no te debe sonar a lo que no he dicho, ni quise decir, así que
aparte de no ser prudente hablar en nombre de otros, lo conveniente es abstenerse de ser suceptible. Me extraña que hables en nombre de otros: "Esto suena como si nosotros....".

Si te suenan mis palabras de manera diferente a lo que aporté, la verdad, lo lamento, pero no es mi intención subestimar a nadie.

te comento, he tomado, desde hace veinte años, muy en serio esa realidad, la de "nacer de nuevo" y ubicar donde corresponde lo escrito en Col. 3.1-4).


Cuando hablo de contexto me refiero a todo cuanto hay entre las tapas de la Biblia, sin obviar el entorno donde se madura la experiencia.

Te ha gustado aprender de alguien eso de que hay "contexto local y contexto remoto, como así también versículos paralelos, y debemos conocer a quién fue escrito o dirigido el cualquiera de los libros de la Biblia, eso entre otras cosas".

Prefiero limitarme a la Palabra de Dios en su contexto, que incluye mi vida y la de mis seres queridos y apreciados.

Gracias por el pasaje de la Puerta, que colocaste para mi, y aprovecho para sugerirte que te abstengas de buscar en mi algo diferente a la buena voluntad y al amor que siento por quienes son mis hermanos e incluso por quienes aún no lo son y por ellos debemos ir.

--------------------------------------------------------------------------------
Señal que nuestro Padre y nuestro hermano mayor, Jesús, quieren que lleguemos a la verdad.
Que hermoso es compartir estas revelaciones.
--------------------------------------------------------------------------------



Espero que cuando dices: “Qué hermoso es compartir estas revelaciones”, te refieras a la revelación bíblica y no sea que estes hablando de revelaciones personales.

Me parece que no he dado ningún indicativo que pueda motivarte a pensar en revelaciones personales, pero también aprovecho para recordarte que todas las revelaciones que aparecen en el contexto bíblico responden a título personal.

Adam y eva fueron individuos com cualquiera de nosotros y anduvieron en el Edén con el Altísimo. ¿Les criticarías si recibieron revelaciones? Abraham recibió revelaciones a título personal, lo mismo Moisés, igualmente los profetas hasta Juan, el sumergidor. Los apóstoles, todos, recibieron revelaciones personales, entonces, no entiendo a qué viene tu malestar si en mi vida se dieran revelaciones de parte de mi Padre o quizás de mi Señor.

Quizás no sabes que en nuestros días muchos siervos de Jesús son considerados AMIGOS por nuestro Señor y reciben iluminación de parte del Espíritu Santo.

¿Te inquietaría eso?

En el supuesto que yo recibiera revelaciones personales, puedes estar seguro que no las compartiría contígo, así que tranquilo. No te predispongas...

Me comentas que "aunque TE suena como que esa verdad de la que hablas tu es que la salvación se pierde y que lo que nosotros decimos (basado también en la Biblia) es mentira".

Otra vez hablando en nombre de otros. Además, todo te suena a lo que te suena, y quizás esa cualidad te impide considerar que los aportes que he transportado respecto de las advertencias los he sacado de la Biblia, así que creo que es tu deber evaluarlos, porque quizás Esau no perdió su salvación y tampoco Judas Iscariote.

Si tu profesas que la salvación no se pierde, entonces, obvia todas esas advertencias que allí están en las Sagradas Escrituras, como estas:


"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad

"Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén.

Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan?

Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán.

Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois.

Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste.

Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad.

Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.

Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros.

(Mt. 7.21/Lc. 13.25–27).

¿Qué sugieres que haga con estos aportes bíblicos?

En el amor del Señor,
Efgi

ccfftt
31-07-2002, 05:00
Obras...., obras...., obras...., todos hablamos de obras. Veamos lo que dice el Señor:

Juan 6:28-30
Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado. Le dijeron entonces: ¿Qué señal, pues, haces tú, para que veamos, y te creamos? ¿Qué obra haces?

Esa es la obra de Dios, bueno eso es lo que dice el Señor.

ccfftt
31-07-2002, 05:11
Originalmente enviado por Efgi

No hay razón para creer que la tienes agarrada conmígo, y si así fuera, pues ¡gloria a Dios!, pero entiendo que no se trata de ello. Tranquilo. . .


. . .Si te suenan mis palabras de manera diferente a lo que aporté, la verdad, lo lamento, pero no es mi intención subestimar a nadie.

Gloria a Dios por estas tus palabras, creo que estamos claro y lo que hacemos lo tratamos de hacer con amor.



. . . aparte de no ser prudente hablar en nombre de otros, lo conveniente es abstenerse de ser suceptible. Me extraña que hables en nombre de otros: "Esto suena como si nosotros....".


Quizás tengas razón en decir que no es prudente hablar en nombre de otros, si he llegado a ofender a algunos de mis hermanos espero que me perdonen y que me lo indiquen, pero me gusta defender a mis hermanos cuando veo que están en lo cierto y esto te incluye a ti también hermano.

ccfftt
31-07-2002, 05:18
Originalmente enviado por: alejandro_sapa



Y en cuanto al trigo y la cizaña . . . -perdón, no es retobo . . .

"Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es SEMEJANTE a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo y se fue. . .[Mateo 13:24,25].

"Jesús explica la parábola de la cizaña" (título).

"De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de SU REINO a todos los que sirven de tropiezo, y a todos los que hacen iniquidad. Entonces los justos resplandecerán como el sol EN EL REINO DE SU PADRE"
[Mateo 13:40-43].

- - - - El capítulo 13 de Mateo habla en su tercer discurso del Misterio del Reino, consignando a la semilla de mostaza, la levadura, el tesoro escondido, la perla de gran precio, la red y los tesoros nuevos y viejos. El Reino acaso ¿no estará relacionado con Su Iglesia? No se . . . pregunto.

Bueno.

Dios les siga bendiciendo. bay

Alejandro, creo que te refieres a Jetanius cuando menciona que:


¿De dónde sacó que en la Iglesia del Señor existe el trigo y la cizaña?

Y creo que la idea que él tiene es referente a la Iglesia como Cuerpo del Señor y no como local donde asisten los creyentes y los que pretenden serlo, porque si se habla de la Iglesia como Cuerpo del Señor, está hablando de salvos y allí no hay cizaña, pero si se habla del local, sabemos que allí asisten creyentes (o nacidos de nuevo) y los que no lo son y allí si hay cizaña.

ccfftt
31-07-2002, 05:34
Originalmente enviado por: efgi

"Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús PARA BUENAS OBRAS, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviesemos en ellas" (Ef. 2.10).

¿En cuál de ellas estás, hermano?

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe" (Efesios 2:8,9)

"No por obras para que nadie se gloríe" refiriéndose a las obras de cada quien. No confundamos las obras que muchos hacen "en el nombre" de Dios o de Jesús o de ambos (estilo las obras de la ley mosaica) con las obras que hacemos o que debemos hacer en obediencia a Dios y a Jesús.

Se refiere a esas OBRAS que "Dios preparó de antemano para que anduviesemos en ellas".


Te voy a responder pegando algo que ya había escrito en otro epígrafe del forocristiano, deberían aparecer unos gráficos pero no se qué sucedió, antes aparecían, pero creo que lo entenderás:

cuando la gracia de Dios se hace efectiva en nuestras vidas, al haber nacido de nuevo, el Espíritu Santo produce un cambio en nosotros, trataré de explicarlo de una forma gráfica. Usemos el pasaje siguiente:

Efesios 2:8-10
Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas

El Señor cuando murió en la cruz, pagó nuestra deuda, una deuda que sólo el mismo Cristo podía pagar, porque si nosotros pudiésemos pagar esa deuda, vano entonces sería la muerte de el Mesías, si nosotros, por medio de cualquier procedimiento, haciendo cualquier tipo de obras, cumpliendo cualquier ley (cosa que imposible hacer a la perfección: Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? Hechos 15:10), hubiésemos sido capaz de salvarnos a nosotros mismos, entonces no era necesario el sacrificio de Cristo.

Cuando aceptamos el sacrificio de Cristo en nuestras vidas, arrepintiéndonos de nuestros pecados, cuando ponemos esa mirada de fe en Cristo, entonces, Dios nos da una nueva vida, nacemos de nuevo, y el Espíritu Santo obra en nuestras vidas para la gloria de Dios.

En Efesios 2:8 dice que por medio de la fe somos salvos, por gracia, que todo es un regalo de Dios, que no hay obras suficiente para salvarnos, porque si así fuese pudiésemos llegar a la presencia del Señor y decir (secándose el sudor de nuestras frentes): “Guaoooo, Señor, aquí estoy, me fue un poco duro, pero aquí estoy, hice todo, soy lo máximo, qué espiritual he sido, fui tan espiritual, que a veces era casi transparente, la gente casi no me veía por lo trasparente, tan espiritual era que hasta podía traspasar las paredes”
Pero el versículo 10 nos dice que somos hechura suya, creados (en pasado, no por crear) en Cristo Jesús para buenas obras, en otras palabras, por ser salvos hacemos buenas obras, no hacemos buenas obras para salvarnos.
Veámoslo con unos gráficos, los árboles tienen raíces, tronco, ramas y en las ramas frutos (buenas obras),

c:\arbol-up.gif

no es al revés, los frutos (buenas obras), las ramas, el tronco y las raíces arriba. Alguien dirá: “Pero todo árbol nace de la semilla de un fruto”, si y tienen razón, nacimos por el fruto de lo que Cristo hizo en la cruz.

c:\arbol-down.gif

¿Verdad que es raro un árbol así?

Pablo Santomauro
31-07-2002, 06:39
Saludos en Cristo, mis hermanos.

El tema es sin duda controversial. Debemos poner un cuidado especial a los efectos de mantener el amor fraternal y el compañerismo cuando las discrepancias se hacen presentes.

Realmente pienso que es una lástima que el tópico esté tan cargado emocionalmente.

Acerquémonos al tema de la Salvación con un criterio amplio y un corazón humilde.

Muchos de nosotros actuamos muy rápido cuando se trata de decidir, y no estudiamos detenidamente la evidencia bíblica al respecto.

Que Dios nos dé un corazón y una mente humildes para escudriñar las Escrituras y discernir la mente de Dios en el tema.
------------------------------------------------------------------------------

¿ENSEÑA HEBREOS 6:4-6 QUE LOS CRISTIANOS PUEDEN PERDER SU SALVACION?

No. Leamos Hebreos 6:4-6:

4 Es imposible que renueven su arrepentimiento aquellos que han sido una vez iluminados, que han saboreado el don celestial,
5 que han tenido parte en el Espíritu Santo y que han experimentado la buena palabra de Dios y los poderes del mundo venidero, y después de todo esto se han apartado.
6 Es imposible, porque así vuelven a crucificar, para su propio mal, al Hijo de Dios, y lo exponen a la vergüenza pública.
--------------------------

Aquellos que se subscriben a la teología arminiana creen que este pasaje indica que un cristiano puede en realidad perder su salvación. Si esta interpretación es correcta, tendríamos que concluir también que es imposible ser salvo por segunda vez.

Otros interpretan este pasaje como que se refiere a aquellos que tiene una fe no genuina, opuesta a la fe real, se trataría de falsos falsos creyentes. La frase "se apartaron" o "recayeron" (Reina Valera), se referiría a haberlo hecho del conocimiento de la verdad, pero no de la posesión misma de la verdad.

Aun otros interpretan este pasaje como una advertencia para que los cristianos continúen marchando hacia la madurez. Yo apoyo esta interpretación. Nótese que el contexto de Hebreos 6:4-6 está dado por los versículos 1-3:

1 Por eso, dejando a un lado las enseñanzas elementales acerca de Cristo, avancemos hacia la madurez. No volvamos a poner los fundamentos, tales como el arrepentimiento de las obras que conducen a la muerte, la fe en Dios,
2 la instrucción sobre bautismos, la imposición de manos, la resurrección de los muertos y el juicio eterno.
3 Así procederemos, si Dios lo permite. (énfasis nuestro).



El contexto trata claramente con el avance hacia la madurez. Esto era importante porque los judíos del primer siglo que se habían convertido al cristianismo, en el área de Palestina y alrededores, todavía estaban bajo la autoridad del sumo sacerdote.

Con esto quiero decir que el sumo sacerdote tenía la influencia suficiente para que un judío perdiera su trabajo, o que sus hijos fueran expulsados de la escuela de la sinagoga, y otras cosas. Muchos eruditos creen que cuando un judío se convertía a Cristo en el primer siglo traía persecución severa sobre él. Esto causaba que los judíos cristianos fueran bastante tímidos en sus vidas cristianas.

Al no ser muy demostrativos en cuanto a su fe, buscaban pasar desapercibidos y se retiraban de los aspectos externos de la vida cristiana (concurrencia a las reuniones de la iglesia, entre ellos), con la finalidad de que el sumo sacerdote fuera indulgente con ellos.

El autor del libro de Hebreos vio esto como un retroceso, como un impedimento para el crecimiento espiritual en Cristo, por lo tanto los motiva a avanzar a la madurez.

A pesar de que es imposible que un cristiano realmente se aparte (o recaiga) de la salvación, el autor del libro usa la frase para expresar su exhortación hacia la madurez en términos fuertes.

El teólogo Charles Ryrie lo explica de la siguiente manera:

"Es imposible para un estudiante, una vez inscrito en el curso, si pudiera retroceder el reloj (lo que no se puede), comenzar de nuevo el curso. Por lo tanto, permitamos que todos los estudiantes prosigan a un conocimiento más profundo." (Charles Caldwell Ryrie, ed., Ryrie Study Bible, Chicago: Moody Press, 1994, p. 1885).


Finalizando, digamos que el mensaje de Hebreos 6:4-6 no es: "O se esfuerzan o pierden la salvación", sino: "En vista del hecho de que uds. ya están en la escuela de Cristo, y han hecho un compromiso, sigamos rumbo a la madurez". Este era un mensaje que los judíos convertidos en el primer siglo en realidad necesitaban escuchar.

Bendiciones

Pablo

efgi
31-07-2002, 11:38
4 Es imposible que renueven su arrepentimiento aquellos que han sido una vez iluminados, que han saboreado el don celestial,
5 que han tenido parte en el Espíritu Santo y que han experimentado la buena palabra de Dios y los poderes del mundo venidero, y después de todo esto se han apartado.
6 Es imposible, porque así vuelven a crucificar, para su propio mal, al Hijo de Dios, y lo exponen a la vergüenza pública.

¿Cómo lo entienden?

Es imposible que renueven su arrepentimiento (como Esau que lo procuró con lágrimas).

"Es imposible", esa es una palabra bien tajante.

Imposible que RE NUEVEN.

RE significa VOLVER A

HACER NUEVO su

ARREPENTIMIENTO...

¿quiénes no podrán hacer de nuevo arrepentimiento?

"aquellos que han sido una vez iluminados,
que han saboreado el don celestial,
que han tenido parte en el Espíritu Santo y que han experimentado la buena palabra de Dios y los poderes del mundo venidero

y después de todo esto se han apartado.

¿De qué se han apartado?


"de haber sido una vez iluminados,
que saborearon el don celestial,
que tuvieron parte en el Espíritu Santo y que experimentaron la buena palabra de Dios y los poderes del mundo venidero.

Es imposible, porque así vuelven a crucificar, para su propio mal, al Hijo de Dios, y lo exponen a la vergüenza pública".

Más claro no canta un gallo...

Efgi.

vilobe42
31-07-2002, 13:35
LA SALVACIÓN
Por Rocio Salazar

En este estudio vamos a mirar a la luz de las escrituras el tema de la salvación.

Salvación = Redención, recate, redimir, liberar, salvar.

Salvación = Rescate divino de la humanidad o de individuos, del mal o la culpa, para que puedan recibir felicidad, bendición o completa ausencia del pecado. De acuerdo al cristianismo, la expiación, sacrificio de Jesús ha salvado a la humanidad o le ha permitido obtener la salvación. Este último esfuerzo requiere en varias sectas, algunos o todos de los siguientes reconocimientos de pecado: penitencia, arrepentimiento, regeneración, nuevo nacimiento, bautismo, confirmación, unción, santificación, justificación, fe, buenas obras, gracia de Dios, intervención del Espíritu Santo, adoración, observancia de sacramentos, ordenanzas. (Tomado de: Abingdon Glossary of Religious terms por S. Warshaw. Página 79,80)

Creo que más interesante que sacar la definición de salvación de un diccionario bíblico, sería preguntarle al fundador de cada denominación o grupo religioso existente, sobre cuáles son los artículos de fe que con relación a la salvación, su grupo ha establecido. Te sorprenderías al ver cuánto se le ha añadido al sacrificio de Cristo.
Yéndonos siglos atrás en la historia de Israel, la Biblia nos muestra que la relación de Dios con su pueblo, estaba basada en una serie de leyes, sacrificios y ordenanzas todos tipificando de una forma u otra el sacrificio de Cristo en el calvario, el cual cumplió los requisitos de Dios que llevarán a cabo el pan de salvación para la humanidad.

“Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan” (Hebreos 10:1)

Para el tiempo de Jesús ya el pueblo de Israel se había dividido y aparecen tres sectas o partidos principales que eran: los Fariseos, los Sadúceos y los Esenios. Cada uno con sus diferencias religiosas, siendo los Fariseos los más estrictos en la observancia de la ley, pero todos ya contaminados con la tradición, a la cual Jesús no le dio ningún valor.

“Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición” (Marcos 7:9)

Es importante notar que hasta aquí, no ha habido intervención alguna del pueblo gentil (no judío), excepto por unas pocas menciones durante el ministerio de Jesús, como: la mujer siro fenicia, el centurión y la mujer samaritana. Jesús fue muy específico con relación a quien estaba dirigido su ministerio. En Mateo 15:24 dice: “No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel”. Luego cuando envía a los doce discípulos las instrucciones son bien claras: “Por camino de gentiles no vayáis y en ciudad de samaritanos no entréis. Si no id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (Matero 10:5b-6)

¿Estaba siendo Dios injusto al excluir al pueblo gentil? De ninguna manera, el tiempo de los gentiles ya estaba en el plan de Dios. Desde el llamamiento de Abraham “Padre de la Fe”, ya los gentiles estábamos incluidos. “Y serán benditas en ti todas las familias de la tierra” (Generis 12:3b) “¿Es Dios solamente Dios de los Judíos? ¿No es también Dios de los gentiles? Ciertamente, también de los gentiles” (Romanos 3:29)

Pero era necesario que las profecías acerca de Jesús se cumpliesen y hasta este momento en la historia, Dios había estado tratando con un pueblo en particular, el pueblo judío, a quien le fueron dadas las profecías, a través de quien Jesús vino y quien estaba supuesto a evangelizar al mundo. Pero el pueblo de Israel se rebeló contra Dios “Todo el día extendí mis manos a un pueblo rebelde y contradictor” (Romanos 10:21) Y nos dice Pablo en Romanos 11:25 que este endurecimiento de Israel era temporal hasta que llegara la plenitud de los gentiles.

Es el plan más perfecto jamás trazado, tomo siglos y finalmente se selló en el calvario. “Porque Él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades”. (Efesios 2:14-16)

¿Por qué entonces el pueblo de Dios está cada día más dividido, desmembrado, mutilado? Por esas pequeñas grandes diferencias que las denominaciones llaman “artículos de Fe” y que cada grupo establece de acuerdo a su propio criterio ignorando muchas veces el llamado de Jesús a la unidad y el amor “Que todos sean uno; como tu, Oh Padre, en mi y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros” (Juan 17:21).

Y estas diferencias las encontramos a lo largo de todo el contexto de la fe cristiana. Desde la salvación hasta los eventos en la consumación de los siglos. Cada grupo proclama tener la verdad absoluta, pero la verdad solo la tiene Cristo.

El pueblo de Dios hoy en día es llevado al calvario para aceptar el sacrificio de Cristo, luego lo conducen al Sinaí y lo judaizan, un poco de ley no hace daño, además es buena para sujetar. Mi pregunta es: ¿Por cuánto tiempo los líderes cristianos, creen que pueden mantener sus congregaciones con santos a la fuerza?. Después del Sinaí, un paseo por el Concilio de Jerusalén es provechoso, la tradición también ayuda. Al final vemos, que según todo esto, el solo sacrificio de Cristo no es suficiente. Pero la ley y la tradición no terminan aquí, son dos buenas ayudas en el proceso de regeneración o santificación del hombre, como vemos también trabajan mano a mano con el Espíritu Santo.

Yo sé que Dios está levantando un pueblo, que se rebela contra toda esta mezcla que ha sido devastadora y que solo ha traído destrucción y división al cuerpo de Cristo.

Mi oración a Dios es para que “El Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Él, alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cual es la esperanza a que El os ha llamado” (Efesios 1:17-18ª)

“Considera lo que digo, y el Señor té de entendimiento en todo” (2 Timoteo 2:7)

1. LEY: Ordenanzas, estatutos, decretos.

Norma de conducta dada por una autoridad competente, bajo amenaza de sanción en caso de desobediencia.

“Y cualquiera que no cumpliere la ley de tu Dios, ya la ley del rey, sea juzgado prontamente, sea a muerte, a destierro, a pena de multa, o prisión” (Estradas 7:26)

Fue el ayo para llevar a los judíos a Dios “De manera que la ley ha sido nuestro ayo para llevarnos a Cristo” (Gálatas 3:24)

Fue dada por medio de Moisés. “Pues la ley por medio de Moisés fue dada “ (Juan 1:17ª)

Se recibe como ordenanzas que esclavizan y su efecto en el hombre es muerte. “Nosotros tenemos una ley y según nuestra ley debe morir” (Juan 19:7)

2. TRADICIÓN: Ritos, obras, instrucciones.

La tradición se basa en la ley pero no es la ley. Se inventa obras y cambia con el tiempo. La tradición puede ser buena o mala, falsa o verdadera.

“¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos inmundas? (Marcos 7:5) “Dejando el mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes” (Marcos 7:8)

Ha sido la piedra que impide llegar a Dios “Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición”. (Marcos 7:9).

La inventó el hombre. “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres” (Colosenses 2:8)

3. GRACIA: Don, regalo, amor.

Recibir un don no merecido, sin pago ni contribución. Máxima expresión de amor de Dios para el hombre “Siendo justificados gratuitamente por su gracia” (Romanos 3:24)

Es la única puerta que lleva a Dios. “Por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros pues es don de Dios” (Efesios 2:8)

Vino por Jesucristo. “La gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo” (Juan 1:17b)

Se recibe por fe y hace libre al hombre, su efecto es vida “La justicia de Dios, se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá” (Romanos 1:17)

LEY
Cuando hablamos de “Ley” nos podemos estar refiriendo a varias cosas:

A la totalidad del antiguo Testamento. “En esta ley está escrito: En otras lenguas y en otros labios hablaré a este pueblo” (1Corintios 14:21, Isaías 28:11)
Al Pentateuco (Cinco primero libros de la Biblia)
A los Diez Mandamientos y a los estatutos dados en el Sinaí “Tu eres, Oh Jehová, el Dios que escogiste a Abraham… y sobre el monte Sinaí descendiste, y hablaste con ellos desde el cielo, y les diste juicios rectos, leyes verdaderas, y estatutos y mandamientos buenos” (Nehemías 9:7ª y 13)
Fueron los Diez Mandamientos y estatutos dados en el Sinaí, los que formaron la constitución del estado Teocrático. Había varias clases de leyes: civiles, judicial, eclesiásticas, ceremoniales etc. y eran estas ordenanzas las que inspiraban la conducta individual, preservaban los derechos de los hombres y a través de sus fiestas y sacrificios guiaban espiritualmente al pueblo, tipificando por medio de éstos lo que se cumpliría en Cristo.
¿A QUIEN FUE DADA LA LEY?

Fue dada a Israel, el pueblo bajo el trato de Dios y mediante el cual estaba poniendo a prueba al hombre en la carne, mostrándole su debilidad e incapacidad de llenar los requisitos de Dios para luego darles el reglado de la Gracia por medio de Cristo. (Fue como cuando se hace un experimento con un grupo especial, sobre algo que trae beneficio para toda la humanidad) (Éxodo 20:1…)
“Y andaré entre vosotros, y yo seré vuestro Dios, y vosotros seréis mi pueblo” (Levítico 26:12)

“Les di mis estatutos, y les hice conocer mis decretos, por los cuales el hombre que los cumpliere vivirá” (Ezequiel 20:11)

El pueblo de Israel sabía que el cumplir o dejar de cumplir la ley de Dios era un asunto de vida o muerte.

Había bendiciones a la obediencia “Acontecerá que si oyeres atentamente la voz de Jehová, tu Dios, para guardar y poner por obra todos sus mandamientos que yo te prescribo hoy, también Jehová tu Dios te exaltará sobre todas las naciones de la tierra”. (Deuteronomio 28:1). Y consecuencias por la desobediencia “Pero acontecerá, si no oyeres la voz de Jehová tu Dios, para procurar cumplir todos sus mandamientos y sus estatutos que yo te intimo hoy, que vendrán sobre ti todas estas maldiciones, y te alcanzarán” (Deuteronomio 28:15)

Es sorprendente encontrar en el día de hoy, a un pueblo gentil, para quien no fue dada la ley, reclamar las bendiciones de Deuteronomio 28 y condenar a sus hermanos con las maldiciones por la desobediencia a unos mandamientos y estatutos que nadie jamás ha podido ni podrá cumplir. “Pero sabemos que todo lo que la ley dice, lo dice a los que están bajo la ley”. (Romanos 3:19ª)

¿PARA QUE FUE DADA LA LEY?

1. “Fue añadida a causa de las transgresiones, hasta que viniese la simiente a quien fue hecha la promesa” Dios por medio de la ley encerró todo bajo pecado para mostrarle al hombre su incapacidad y su necesidad de Dios.

2. Trae el conocimiento de pecado. “Pero yo no conocí el pecado sino por la ley; porque tampoco conociera la codicia, si la ley no dijera: No codiciarás” (Romanos 7:7) “Porque por medio de la ley es el conocimiento del pecado” (Romanos 3:20b). Un niño solo empieza a saber que algo es malo, cuando se le castiga por ello. La ley castiga, no fue dada para traer vida sino muerte, de hecho mato a Jesús.

3. Trae Culpabilidad. “Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley no se inculpa de pecado”. (Romanos 5:13) En cualquier sociedad la ley determina la conducta del hombre. Describe el crimen como tal, analiza la culpabilidad, da sentencia y la ejecuta. La culpabilidad del hombre era evidente, según la ley de Dios debía morir. Pero Jesús asumió la culpa y Dios Padre ejecutó la sentencia sobre El.

4. Trae muerte. “Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” (Romanos 8:2). La ley decía “El que hiciera estas cosas vivirá por ellas”. (Gálatas 3:12) y en Santiago hallamos que el solo fallar en un punto nos hace culpables de haberla quebrantado toda “Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiera en un punto, se hace culpable de todos” (Santiago 2:10). Tal vez no mates, pero codicias, tal vez no robes, pero blasfemas, tal vez no adulteres, pero levantas falsos testimonios contra tus hermanos.

Como ves es absolutamente imposible cumplir la ley y ésta demanda muerte al ser quebrantada. Es la ley la que nos inculpa de pecado y la paga del pecado es muerte. “Porque la paga del pecado es muerte”. (Romanos 6:23ª).

Pero Jesús le cumplió a la ley y pago. Cuando en la cruz exclamó “consumado es” estaba diciéndole a la ley, “Aquí tienes, la deuda es cancelada”. Y “nos redimió de la maldición de la ley” (Gálatas 3:13ª) y “donde no hay ley, no se inculpa de pecado” (Romanos 5:13b).

¿QUÉ PRODUCE LA LEY?

“La ley produce ira” (Romanos 4:15ª). Nada hay más desconsolador que llegar a la iglesia para ver al líder subir al púlpito con un látigo, y en vez de instruir al pueblo desde allí, lo destruye. Hace unos años fui de visita a una iglesia de mi ciudad y salí con el corazón partido. El rostro del ministro al subir al púlpito estaba transformado, lo que expresaba era más que ira, y sus primeras palabras fueron “Hoy voy a erradicar el pecado de esta congregación”. Me quedé orándole a Dios que le abriera los ojos a este sirvo porque el efecto del pecado sobre el espíritu del creyente, fue erradicado hace 2.000 años por Jesucristo, pero la presencia del pecado mientras habitemos en una naturaleza caída jamás será erradicada. De hecho Pablo dice: “Pero esto digo hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios” (1 Corintios 15:50). La ira en un líder al tratar con el pecador solo muestra que él tampoco se siente perdonado. “El cumplimiento de la ley es el amor” (Romanos 13:10).

Jesús dio su vida en un acto de amor para cumplir la ley por ti y por mí. ¿Porqué entonces coger el látigo de la ley para acabar con mis semejantes, como si el sacrificio de Cristo no fuera válido para él, como lo es para mí? Dios nos manda a restaurar “Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tu también seas tentado”. (Gálatas 6:1).

Jesús en los días de su carne se rodeo de pecadores, mientras los líderes religiosos los rechazaban, Jesús los amaba y descargo su ira sobre esos hipócritas que como El mismo dijo: “¡Hipócritas! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Mateo 7:5)

ENTONCES, ¿QUÉ HAREMOS CON LA LEY?

Nada, la ley fue un ministerio de condenación y muerte, cuyas demandas fueron cumplidas por Jesucristo, por eso Romanos 10:4 dice: “El fin de la ley es Cristo”. “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir”

¿LA LEY SALVA?

NO, si la ley salvara, en vano murió Cristo. “Pues nada perfeccionó la ley” (Hebreos 7:19). “Porque la ley, teniendo la sombra de los bienes venideros, no la imagen misma de las cosas, nunca puede, por los mismos sacrificios que se ofrecen continuamente cada año, hacer perfectos a los que se acercan”.

Quiero repetir las palabras de Pablo a los Gálatas: “He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo, Y otra vez testifico a todo hombre que se circuncida, que está obligado a guardar toda la ley. De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis, de la gracia habéis caído”.

¿Quieres guardar algún punto de la ley? Hazlo, pero recuerda de nada te aprovechara Cristo “porque todos los que dependen de las obras de la ley están bajo maldición” (Gálatas 3:10)

TRADICIÓN
Griego: Paradosis = Transmitir una enseñanza de una persona a otra.

“La tradición judía parece haber sido de tres clases:

a) Pretendidas leyes dadas por Moisés oralmente a los setenta ancianos, además de la ley escrita, y que los fariseos consideraban tan vinculantes como ella.

b) Decisiones de jueces, que vinieron a sentar precedentes directores de futuras decisiones.

c) Interpretaciones de las escrituras dadas por grandes rabinos, y que finalmente llegaron a ser consideradas con la misma reverencia que las escrituras.”

Tomado del Nuevo Diccionario Bíblico Ilustrado, por Vila Escuaín, página 1166.

Según la tradición rabínica, la salvación se lograba por medio del estudio, la oración y la observancia.

El estudio de la Torá (ley) debe realizarse como mínimo 4 veces por semana. Dos el sábado (mañana y tarde) y en las mañanas del lunes y jueves.

Se debe orar tres veces al día: mañana, tarde y noche.

La observancia de la ley, que en sí no son 10 mandamientos sino 613 leyes llamadas Mitzvos en Hebreo, pero que para la época de Jesús ya tenía más fuerza la tradición de los ancianos (rabinos) que el mandamiento en sí. Jesús llamó hipócritas a los que dejaban el mandamiento para observar la tradición.

“Le preguntaron, pues, los fariseos y los escribas: ¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos inmundas?. Respondiendo El, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, más su corazón está lejos de mí, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres” (Marcos 7:5-7)

El lavamiento de manos y pies antes y después de las comidas, ha sido tradición oriental por generaciones y para la época de Jesús la no-observancia de cualquier punto de la tradición de los ancianos era de condenar.

En el Nuevo Pacto, Pablo, conocedor de la fuerza de la tradición y su influencia, advierte a los colosenses sobre el peligro de ésta. “Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombre, conforme a los rudimentos del mundo y no según Cristo “ (Colosenses 2:8).

La observancia también incluye días de ayuno, especialmente los días anteriores al día de la expiación como preparación. El ayuno se ha practicado a lo largo de la historia por muchas civilizaciones con la intención de alejar las catástrofes o como cumplimiento de una penitencia por la comisión de un pecado. Para los judíos tiene sentido penitente y purificador, es necesario para afligir el alma.

Isaías notó que cuando el elemento espiritual declinaba, el ceremonial aumentaba y el ayuno se fue volviendo popular como medio fácil para buscar el perdón.

“¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová? (Isaías 58:5).
El contraste de santidad y luto siempre estaba en la mente hebrea, dos estados tan opuestos pero que no es más que el producto de una tradición y la ley que buscaba agradar a Dios por medio de sacrificios y aflicción.

Como vimos al comienzo del estudio, la tradición puede ser falsa o verdadera, buena o mala, y cada civilización tiene su tradición y costumbres. Pero cuando la tradición insta a violar principios morales y a intervenir en la voluntad de Dios para un pueblo ya conocedor de ella (voluntad), ésta se convierte en una piedra de tropiezo que impide llegar a Dios.

Jesús la atacó, pues la tradición había hecho de los judíos, un pueblo religiosos ajeno al amor y a la misericordia de Dios. “Porque dejando el mandamiento de Dios, o aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes… bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición” (Marcos 7:8-9)

Esta claro que la tradición no salva. Si Jesús mismo la atacó, es porque no tenía ningún lugar en el plan de Dios para la humanidad.

Lo triste es, ver al cuerpo de Cristo hoy en día (la Iglesia), lleno de basura tradicional y la que no han traído del judaísmo, se la han inventado. Creo que si el Señor Jesús viniera ahora, no hallaría mucha diferencia. Un pueblo contaminado con ley y tradición, ayudando porque su sacrificio no fue suficiente.

Ayunos, vigilias, largos devocionales, cubrirse la cabeza, mantos de oración para los hombres, cerrar los ojos para orar, mujeres y hombres separados durante los servicios, visita a Jerusalén, orar mirando hacia el tempo de Jerusalén, vestuario especial para las mujeres, humillarse con harapos y rociarse ceniza, no comer ciertos alimentos, etc. etc. Todos estos y muchos más actos se practican actualmente. En muchos grupos algunos de estos tienen carácter obligatorio y son el termómetro con el que se mide la espiritualidad de la congregación.

Algunos no son malos intrínsicamente, pero el fin que se le ha dado sí. Hablando con un líder sobre el tema, me decía: “Muchas congregaciones lo hacen y no le hacemos daño a nadie”. Permítame decirles que sí le están haciendo daño al cuerpo de Cristo. El pueblo cree en sus líderes y creen que estas cosas son indispensables en su vida cristiana y que el no hacerlas, muchas veces, impiden sus oraciones. Le están presentando al pueblo una imagen distorsionada Dios.

Lo importante es que el pueblo sepa, “que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria” (Colosenses 1:27), y que “Somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:10)

Somos tempo de Dios y nuestra vida debe estar constantemente en su presencia, no con ceremonias sino con un corazón contrito y humillado en continua adoración.

GRACIA
Máxima expresión del amor, de Dios hacia el hombre. La Gracia es Cristo dando a la humanidad todo su amor, bondad, compasión, misericordia, dándose a sí mismo.

Desde la caída, el hombre ha venido estableciendo su propia justicia. “Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cocieron hojas de higuera, y se hicieron delantales” (Génesis 3:7). Hay delantales de todo tipo, humanistas, religiosos, sicológicos, mentalistas, etc. pero el más usado es aquel cuya profesión de fe dice “yo creo en Dios a mi manera”. Adán y Eva también creyeron que era a su manera y que unas hojas de higuera, taparían la falta y solucionarían el problema. Pero no fue así, la relación con Dios no la restaura unas hojas de higuera, ni buenas obras, ni pensamientos positivos, ni flagelaciones, solo un sacrificio y hecho por Dios mismo. Un cordero fue sacrificado para cubrir la desnudez espiritual del hombre. “Y Jehová Dios hizo al hombre y a su mujer túnicas de pieles y las vistió” (Génesis 3:21).

“Como cordero fue llevado al matadero” (Isaías 53:7). “He aquí el cordero de Dios, que quita el pecado del mundo” (Juan 1:29).

“Vestios del Señor Jesucristo” (Romanos 13:14). Es un delantal de piel de cordero inmolado el único que puede cubrir nuestra desnudez, y ese delantal se llama GRACIA, se llama CRISTO.

EL PACTO DE DIOS CON ABRAHAM

“Y serán benditas en ti todas la familias de la tierra” (Génesis 12:3b).

“Y la escritura, previendo que Dios había de justificar por la fe a los gentiles, dio de antemano la buena nueva a Abraham, diciendo: En ti serán benditas todas las naciones”. (Gálatas 3:8)

“Para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu”.

(Gálatas 3:14)

Dios dijo a Abraham “Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años”. (Génesis 15:13)

Todos estos años estuvo el pueblo judío esclavo en Egipto, pero luego vino la liberación y Dios en el Sinaí entrega a moisés la ley que solo era la sombra de los bienes venideros porque la ley “consiste solo de comidas y bebidas, de diversas abluciones, y ordenanzas acerca de la carne, impuestas hasta el tiempo de reformar las cosas. Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros… entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención”. (Hebreos 9:10-11ª-12b).

El pacto de Gracia fue un pacto de Fe “y creyó a Jehová, y le fue contado por justicia” (Génesis 15:6). “Porque por Gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios”. (Efesios 2:8)

No hay nada que yo pueda hacer por mi salvación, ninguna obra, ni mi buena voluntad, esto es un asunto de Dios y depende solo de El. La Escritura dice que nadie busca a Dios. Jesús se lo dijo a sus discípulos. “No me elegiste vosotros a mi sino que yo os elegí a vosotros” (Juan 15:16ª). El es “autor y consumador de la fe” (Hebreos 12:2). Es decir: El produce la Fe en ti, su Fe, la Fe de Cristo, y la lleva a su consumación dándote la salvación. La fe humana está basada en raciocinios, si dejas caer un vaso, se rompe. Pero la fe de Dios, esa certeza de lo que no se ve, solo la puede producir Jesús en ti. No creas que eres tu quien elige a Dios. ¡Qué vanagloria! Es la mentira más grande que se le ha enseñado al hombre, y solo ha producido santurrones, llenos de orgullo religioso convencidos que tienen algo para darle a Dios. No hay nada en el hombre que llene los requisitos de Dios, El solo quiere tu vida y aún ésta le pertenece desde la creación.

Concluimos que el pacto de Dios con Abraham fue ratificado con Cristo en el calvario y allí:

1. El pueblo judío es liberado de la esclavitud de la ley. “Anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola del medio y clavándola en la cruz”. (Colosenses 2:14). Anuló el acta (ley) porque era contraria a la promesa hecha a Abraham, porque Dios justificó a Abraham por fe, no por las obras de la ley. Pero no la anuló, abrogándola, sino cumpliéndola. “No he venido para abrogar, sino para cumplir” (Mateo 5:17).

2. El pueblo gentil fue injertado en el buen olivo, y hecho coheredero “Los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio” (Efesios 3:6). Como vemos, el pueblo gentil no pasó bajo el yugo de la ley. Fue incluido en la promesa hecha a Abraham e injertado una vez ratificada la promesa Con Cristo en el calvario. “Se acordó para siempre de su pacto; de la palabra que mandó para mil generaciones, la cual concertó con Abraham” (Salmo 105:8-9ª).

Aquí vemos a Cristo haciendo de dos pueblos uno solo, uniéndolos en un pacto de Gracia por medio de la Fe. “Y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades” (Efesios 2:16).

Concluimos, pues que el hombre es justificado por fe, sin las obras de la ley” (Romanos 3:28).

Al entender que Cristo es el fin de la ley, y que es por gracia que el hombre es justificado ante Dios, comprenderás la gravedad de continuar en obras de la ley o en tradición. Pablo dice: “De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído”.

El judío cristiano no puede arrastrar ley con él después del calvario. Y el gentil que nunca conoció ley, está llamado a permanecer en la libertad de Cristo.

Pablo reprendió a Pedro en Antioquia cuando éste trataba de judaizar a los creyentes gentiles. “Si tu, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío ¿Por qué obligas a los gentiles a judaizar? (Gálatas 2:14b).

LOS EFECTOS DE LA GRACIA

La gracia no solo justifica al hombre, sino que crea en él una nueva vida. Y una nueva vida demanda un cambio total. Cambian los objetivos, las prioridades, los valores. La vida, por primera vez, tiene sentido, porque es a través de la gracia que el hombre recupera su identidad. La gracia lleva al hombre de represo al Edén y allí, vestido ya no con un delantal de hojas de higuera (su propia justicia), sino de Cristo, restaura su relación con Dios “Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día…” (Génesis 3:8). La gracia establece de nuevo ese TU a TU con Dios, donde ya no dependes de obras para acercarte a El.

Pablo reta a los Gálatas cuando éstos quisieron sujetarse a la ley. “¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe?” (Gálatas 3:2). Ya vimos que el pacto de gracia es un pacto de fe, es del Espíritu y da vida. “La letra mata, más el espíritu vivifica” (2 Corintios 3:6b).

La vida de la gracia es la vida del Espíritu y solo ésta produce los frutos de Dios. La ley y la religión (tradición), solo crean problemas. A veces se tienen logros como: dejar de beber alcohol, dejar de adulterar, de robar, etc. pero es producto del sistema religioso. Esos logros son en la carne y se llaman “obras de la carne” u obras muertas, que solo producen orgullo. El legalista y religioso, para mostrar santidad al mundo, señala los pecados de otros. Si el falla y no es visto, sigue santo ¡hipócrita!. La ley hace al hombre hipócrita. “Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad” (Mateo 23:28).

Pero cuando el cambio es operado por la gracia de Dios en ti, ante el pecado, sentimos compasión y dolor y somos instados por el Espíritu de Dios a restaurar. La ley y la religión exigen santidad, la gracia y el Espíritu la imparten.

“Por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios” (Efesios 2:8).


--------------------------------------------------------------------------------

vilobe42
31-07-2002, 13:39
El estudio anterion es tomado de la página de mi hermana en Cristo y es www.eternoamor. org

vilobe42
31-07-2002, 13:47
Originalmente enviado por: vilobe42
El estudio anterion es tomado de la página de mi hermana en Cristo y es [url]www.eternoamo.org en Estudios éste es de abril y siguen otros que complementan el tema.

www.amoreterno.org

Jetonius
31-07-2002, 13:55
Originalmente enviado por: alejandro_sapa
Dios les bendiga.

Ninguna persona cae en el renglón de la soberbia al afirmar que, el "Sacrificio Vicario del Señor Jesucristo" fue perfecto.

Leamos:

"Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo UNA VEZ para siempre, ofreciéndose a si mismo" [Hebreos 7:26,27].

"...y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, SINO POR SU PROPIA SANGRE, ENTRO UNA VEZ PARA SIEMPRE EN EL LUGAR SANTISIMO, HABIENDO OBTENIDO ETERNA REDENCION" [Hebreos 9:12].

"Porque no entró Cristo el el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para PRESENTARSE AHORA POR NOSOTROS ANTE DIOS; Y NO PARA OFRECERSE MUCHAS VECES..." [Hebreos 9:24,25a].

". . .pero ahora, EN LA CONSUMACION DE LOS SIGLOS, SE PRESENTO UNA VEZ PARA SIEMPRE por el sacrificio de sí mismo PARA QUITAR DE ENMEDIO EL PECADO" [Hebreos 9:26b].

"así tambien Cristo fue ofrecido UNA SOLA VEZ para llevar el pecado de muchos; y aparecerá por segunda vez, SIN RELACION CON EL PECADO, PARA SALVAR A LOS QUE LE ESPERAN" [Hebreos 9:28].

"En esa voluntad somos SANTIFICADOS MEDIANTE LA OFRENDA DEL CUERPO DE JESUCRISTO HECHA UNA VEZ PARA SIEMPRE" [Hebreos 10:10].

"Pero Cristo, habiendo ofrecido UNA VEZ para siempre UN SOLO SACRIFICIO POR LOS PECADOS, se ha sentado a la diestra de Dios" [Hebreos10:12].

"Porque con UNA SOLA OFRENDA HIZO PERFECTOS PARA SIEMPRE A LOS SANTIFICADOS" [Hebreos 10:14].

----"Pues donde hay remisión de éstos, NO HAY MAS OFRENDA POR EL PECADO"------------------------------------------------------------

- - - - - No es soberbia, es Palabra de Dios - - - - - - - - - - - - - - - -



Nadie pretende negar la perfección y suficiencia del único sacrificio de Cristo. Pero el mismo que, inspirado por el Espíritu Santo, escribió estas cosas, también advirtió solemnemente a los creyentes:




Hebreos 2:1-4
Por tanto, debemos prestar mucha mayor atención a lo que hemos oído, no sea que nos desviemos.
Porque si la palabra hablada por medio de ángeles resultó ser inmutable, y toda transgresión y desobediencia recibió una justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros si descuidamos una salvación tan grande? La cual, después que fue anunciada primeramente por medio del Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, tanto por señales como por prodigios, y por diversos milagros y por dones del Espíritu Santo según su propia voluntad.


Hebreos 3:6
pero Cristo fue fiel como Hijo sobre la casa de Dios, cuya casa somos nosotros, si retenemos firme hasta el fin nuestra confianza y la gloria de nuestra esperanza.
Por lo cual, como dice el Espíritu Santo:
SI OIS HOY SU VOZ , NO ENDUREZCAIS VUESTROS CORAZONES, COMO EN LA PROVOCACION,
COMO EN EL DIA DE LA PRUEBA EN EL DESIERTO , DONDE VUESTROS PADRES me TENTARON AL PONER me A PRUEBA, Y VIERON MIS OBRAS POR CUARENTA AÑOS .
POR LO CUAL ME DISGUSTE CON AQUELLA GENERACION, Y DIJE: "SIEMPRE SE DESVIAN EN SU CORAZON, Y NO HAN CONOCIDO MIS CAMINOS "; COMO JURE EN MI IRA:
"NO ENTRARAN EN MI REPOSO ."

Tened cuidado, hermanos, no sea que en alguno de vosotros haya un corazón malo de incredulidad, para apartarse del Dios vivo. Antes exhortaos los unos a los otros cada día, mientras todavía se dice: Hoy; no sea que alguno de vosotros sea endurecido por el engaño del pecado. Porque somos hechos partícipes de Cristo, si es que retenemos el principio de nuestra seguridad firme hasta el fin...


Hebreos 4:1-2
Por tanto, temamos, no sea que permaneciendo aún la promesa de entrar en su reposo, alguno de vosotros parezca no haberlo alcanzado. Porque en verdad, a nosotros se nos ha anunciado la buena nueva, como también a ellos; pero la palabra que ellos oyeron no les aprovechó por no ir acompañada por la fe en los que oyeron.

Hebreos 4:9-13
Queda, por tanto, un reposo sagrado para el pueblo de Dios. Pues el que ha entrado a su reposo, él mismo ha reposado de sus obras, como Dios reposó de las suyas. Por tanto, esforcémonos por entrar en ese reposo, no sea que alguno caiga siguiendo el mismo ejemplo de desobediencia.
Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra hasta la división del alma y del espíritu, de las coyunturas y los tuétanos, y es poderosa para discernir los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada oculta a su vista, sino que todas las cosas están al descubierto y desnudas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.

Hebreos 6:4
Porque en el caso de los que fueron una vez iluminados, que probaron del don celestial y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, que gustaron la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, pero después cayeron, es imposible renovarlos otra vez para arrepentimiento , puesto que de nuevo crucifican para sí mismos al Hijo de Dios y lo exponen a la ignominia pública.
Porque la tierra que bebe la lluvia que con frecuencia cae sobre ella y produce vegetación útil a aquellos a causa de los cuales es cultivada, recibe bendición de Dios; pero si produce espinos y abrojos no vale nada, está próxima a ser maldecida, y termina por ser quemada.
Pero en cuanto a vosotros, amados, aunque hablemos de esta manera, estamos persuadidos de las cosas que son mejores y que pertenecen a la salvación. Porque Dios no es injusto como para olvidarse de vuestra obra y del amor que habéis mostrado hacia su nombre, habiendo servido, y sirviendo aún, a los santos. Pero deseamos que cada uno de vosotros muestre la misma solicitud hasta el fin, para alcanzar la plena seguridad de la esperanza, a fin de que no seáis indolentes, sino imitadores de los que mediante la fe y la paciencia heredan las promesas.


Hebreos 10:26-31
Porque si continuamos pecando deliberadamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda sacrificio alguno por los pecados, sino cierta horrenda expectación de juicio, y la furia de UN FUEGO QUE HA DE CONSUMIR A LOS ADVERSARIOS .
Cualquiera que viola la ley de Moisés muere sin misericordia por el testimonio de dos o tres testigos. ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que ha hollado bajo sus pies al Hijo de Dios, y ha tenido por inmunda la sangre del pacto por la cual fue santificado, y ha ultrajado al Espíritu de gracia?
Pues conocemos al que dijo: MIA ES LA VENGANZA, YO PAGARE . Y otra vez: EL SENOR JUZGARA A SU PUEBLO . ¡Horrenda cosa es caer en las manos del Dios vivo!

Hebreos 10:35-39
Por tanto, no desechéis vuestra confianza, la cual tiene gran recompensa. Porque tenéis necesidad de paciencia, para que cuando hayáis hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

PORQUE DENTRO DE MUY POCO TIEMPO, EL QUE HA DE VENIR VENDRA Y NO TARDARA.
MAS MI JUSTO VIVIRA POR LA FE ; Y SI RETROCEDE, MI ALMA NO SE COMPLACERA EN EL.

Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para la preservación del alma.


Hebreos 12:1-4
Por tanto, puesto que tenemos en derredor nuestro tan gran nube de testigos, despojémonos también de todo peso y del pecado que tan fácilmente nos envuelve, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de El soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.
Considerad, pues, a aquel que soportó tal hostilidad de los pecadores contra sí mismo, para que no os canséis ni os desaniméis en vuestro corazón. Porque todavía, en vuestra lucha contra el pecado, no habéis resistido hasta el punto de derramar sangre;

Hebreos 12:14-17, 22-29
Buscad la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor. Mirad bien de que nadie deje de alcanzar la gracia de Dios; de que ninguna raíz de amargura, brotando, cause dificultades y por ella muchos sean contaminados; de que no haya ninguna persona inmoral ni profana como Esaú, que vendió su primogenitura por una comida. Porque sabéis que aun después, cuando quiso heredar la bendición, fue rechazado, pues no halló ocasión para el arrepentimiento, aunque la buscó con lágrimas.
...
Vosotros, en cambio, os habéis acercado al monte Sion y a la ciudad del Dios vivo, la Jerusalén celestial, y a miríadas de ángeles, a la asamblea general e iglesia de los primogénitos que están inscritos en los cielos, y a Dios, el Juez de todos, y a los espíritus de los justos hechos ya perfectos, y a Jesús, el mediador del nuevo pacto, y a la sangre rociada que habla mejor que la sangre de Abel.
Mirad que no rechacéis al que habla. Porque si aquéllos no escaparon cuando rechazaron al que les amonestó sobre la tierra, mucho menos escaparemos nosotros si nos apartamos de aquel que nos amonesta desde el cielo.
Su voz hizo temblar entonces la tierra, pero ahora El ha prometido, diciendo: AUN UNA VEZ MAS, YO HARE TEMBLAR NO SOLO LA TIERRA, SINO TAMBIEN EL CIELO . Y esta expresión: Aún, una vez más, indica la remoción de las cosas movibles, como las cosas creadas, a fin de que permanezcan las cosas que son inconmovibles.
Por lo cual, puesto que recibimos un reino que es inconmovible, demostremos gratitud, mediante la cual ofrezcamos a Dios un servicio aceptable con temor y reverencia; porque nuestro Dios es fuego consumidor.




...

Y en cuanto al trigo y la cizaña . . . -perdón, no es retobo . . .

"Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es SEMEJANTE a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo y se fue. . .[Mateo 13:24,25].

"Jesús explica la parábola de la cizaña" (título).

"De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de SU REINO a todos los que sirven de tropiezo, y a todos los que hacen iniquidad. Entonces los justos resplandecerán como el sol EN EL REINO DE SU PADRE"
[Mateo 13:40-43].


Ay, pero le faltó en su cita un detallito pequeñito, pequeñito, pero muy importantito, a saber, los versículos 37-39:



Y respondiendo El, dijo: El que siembra la buena semilla es el Hijo del Hombre, y el campo es el mundo; y la buena semilla son los hijos del reino, y la cizana son los hijos del maligno; y el enemigo que la sembró es el diablo, y la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.


De modo que a menos que quiera afirmar que la Iglesia es lo mismo que el mundo, no veo cómo pueda sostener bíblicamente su posición.

Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

Siervo Fiel
31-07-2002, 17:43
Dios les bendiga

Bueno, hay mucho que decir y me desespera no poder hablar en persona, pero seguimos aqui.

Gracias a todos por sus aportes, me han puesto una barrida (eso creen) , pero yo insisto LA SALVACION NO SE PIERDE.

Hno. Jentonius, quisiera que me explicara, por favor, con todo respeto, como es que el ladron que fue crusificado con nuestro Señor Jesucristo, fue inmediatamente trasladado al cielo sin haber tenido oportunidad de perseverar en su salvacion o crecer en gracia.

"39 Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros. 40 Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación? 41 Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo. 42 Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. 43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso." (LUCAS 23)

Dios es el mismo ahora y por los siglos.

De antemano le doy gracias por su aportacion.

Dios les Bendiga
Siervo Fiel
:angel:

Siervo Fiel
31-07-2002, 17:53
BUENO, SI DE ESTUDIOS SE TRATA, AHI LES VA ESTE:

La Seguridad Eterna:
Su Significado

Cuando hablamos de la seguridad eterna del creyente, ¿qué queremos decir?
Queremos decir que una vez que un pobre pecador ha sido regenerado por la Palabra y el Espíritu de Dios, una vez que él ha recibido una nueva vida y una nueva naturaleza, que ha sido hecho participante de la naturaleza divina, una vez que ha sido justificado de toda acusación ante el trono de Dios, es absolutamente imposible que esa persona pudiera alguna vez ser de nuevo un alma perdida.
Habiendo expresado esto, permítanme decir lo que no queremos decir cuando hablamos de la seguridad eterna del creyente.
No queremos decir que necesariamente resulta que si alguien profesa ser salvo, si pasa al frente en una reunión, le da la mano al predicador, y dice que acepta al Señor Jesucristo como su Salvador, que esa persona esté eternamente segura.
No significa que si alguien se une a una iglesia o hace una profesión de fe, es bautizado, participa de la cena del Señor, y se interesa en la obra cristiana, que esa persona esté segura para siempre.
No significa que porque alguien manifieste ciertos dones y ejercite estos dones en el testimonio cristiano, que esa persona necesariamente esté eternamente segura.
Nuestro Señor Jesucristo dijo a la gente de su tiempo, como está registrado en Mateo 7:21-23: "No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos: mas el que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos. Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre lanzamos demonios, y en tu nombre hicimos mucho milagros? Y entonces les protestaré: Nunca os conocí; apartaos de mí, obradores de maldad."
Tales personas entonces pueden haber sido muy activas en lo que se llama la obra cristiana --han predicado, han echado demonios, es decir, su influencia ha sido tal que hombres y mujeres han encontrado liberación del poder satánico por medio de sus ministraciones en el nombre de Jesús, han hecho profesión con sus labios, han llevado a cabo muchas obras maravillosas, pero son encontradas en aquel día entre los perdidos, y cuando invocan su gran actividad y su ímpetu en el testimonio cristiano, el Señor les dice:

"Nunca os conocí"

Observe, Él no les dice:

"Solía conocerles, pero han perdido mi favor y ya no les conozco."
Él dice:

"Nunca os conocí"

Las Ovejas de Cristo
Usted recuerda como habla Él de los suyos en Juan 10: 27-30:
"Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen; y yo les doy vida eterna y no perecerán para siempre, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, mayor que todos es y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre una cosa somos."

De los suyos Él dice:

"yo las conozco"

De estos otros, a pesar de toda su actividad, a pesar de todos sus logros, Él dice en el día del juicio:

"Nunca os conocí"

Eso es algo muy solemne.

Eso responde una pregunta que frecuentemente se nos hace. No sé cuantas veces he encontrado a individuos que han venido a mí con un caso hipotético como éste: "Supongamos un hombre que se unió a la iglesia, que profesó ser salvo, que por varios años fue un obrero cristiano muy activo, quizás un maestro de Escuela Dominical, quizás un anciano o un diácono en la iglesia, quizás un ministro; pero después de algunos años de una vida cristiana aparentemente consistente y de utilidad en el testimonio, él vuelve su espalda a todo esto, retorna al mundo, repudia completamente al cristianismo y ahora niega totalmente el evangelio que una vez profesó. ¿Cómo encaja eso con su doctrina de la seguridad eterna del creyente?"
Eso no toca la cuestión en absoluto. El apóstol Juan nos dice como debemos entender un caso como ése. Él dice en el capítulo segundo y en el versículo diecinueve de su primera Epístola: "Salieron de nosotros, mas no eran de nosotros; porque si fueran de nosotros, hubieran cierto permanecido con nosotros; pero salieron para que se manifestase que todos no son de nosotros", o literalmente:
"que no totalmente son de nosotros."

Es decir:

* es posible hacer todas las cosas de las que he hablado y sin embargo nunca haber sido regenerado.
* Es completamente posible unirse a una iglesia, para hacer profesión cristiana;
* es completamente posible observar las ordenanzas cristianas, enseñar y predicar, y sin embargo nunca haber nacido de nuevo.
Si alguno enseña y predica la verdad, ello producirá buenos resultados, y hará buenos a los hombres tanto si el maestro o el predicador sea o no real, porque lo que Dios usa es la verdad.
Por supuesto, Él puede usar la verdad con mayor provecho cuando ella es proclamada por una persona santa viviendo para la gloria de Dios que cuando es proclamada por un hipócrita. Sin embargo, Dios usa su verdad independientemente de quien pueda proclamarla, y eso explica como la gente puede hacer obras poderosas en el nombre de Cristo y sin embargo nunca haber nacido de nuevo.

El Sacrificio Único De Cristo
Cuando decimos que el creyente en el Señor Jesús está eternamente seguro, basamos esto sobre un número de líneas de testimonio escritural. En primer lugar, nos apoyamos sobre la perfección del sacrificio único de Cristo en la cruz. Personalmente, nunca puedo entender cómo gente inteligente, instruida por el Espíritu Santo de Dios, puede leer cuidadosamente la Epístola a los Hebreos y no ver que a lo largo de toda esa Epístola el escritor está contrastando los muchos sacrificios ofrecidos bajo la ley con el sacrificio único de nuestro Señor Jesucristo.
A lo que él llama especialmente la atención es a esto: bajo la ley cada vez que un israelita pecaba, él necesitaba un nuevo sacrificio por el pecado, y cada año la nación debía celebrar el gran día de la expiación cuando un nuevo sacrificio era presentado a Dios por el pueblo. ¿Porqué? Porque aquellos sacrificios nunca podían quitar el pecado, ellos simplemente cubrían el pecado por el momento. Pero se nos dice en el capítulo décimo de Hebreos que cuando el Señor Jesucristo vino al mundo y se ofreció sin mancha a Dios, el efecto de su sacrificio fue eterno. El versículo 14 hace esto claro:
"Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados."
¿Hechos perfectos por cuánto tiempo? "Oh", dice alguno, "tanto tiempo como sean fieles". No, eso no es lo que dice.
"Hizo perfectos para siempre".
¿Porqué? Porque el sacrificio es completamente eficaz. Estoy seguro de que mis hermanos que niegan la doctrina de la seguridad eterna del creyente no se dan cuenta de que haciendo así están poniendo una afrenta sobre la obra finalizada de Cristo, están reduciendo el sacrificio de Cristo prácticamente al nivel de las ofrendas de toros y cabras en la dispensación del Antiguo Testamento.
Estoy seguro de que ellos no tienen la intención de hacer eso, porque aman a su Señor tan verdaderamente como yo confío que le amo, y ellos no quieren deshonrarlo. Pero temen que esta doctrina llevará a la gente a ser descuidada acerca de sus vidas, y por lo tanto enfatizan la posibilidad de que un hombre pierda su salvación después de que una vez ha sido justificado por la fe. Pero ellos no prosiguen esto hasta su conclusión lógica; no ven que esto es una negación práctica de la obra finalizada de nuestro Señor Jesucristo. Estamos salvados eternamente porque el sacrificio de Cristo permanece.
Cuando acudí al Señor Jesucristo y puse mi confianza en Él, no sólo fueron perdonados todos mis pecados hasta el día de mi conversión, sino que todos mis pecados fueron anulados por la eternidad. Cuando era un joven cristiano, se me enseñó algo como esto: yo pensaba cuando me convertí que todos mis pecados, desde el tiempo del despertar del sentido de responsabilidad hasta la noche cuando puse mi confianza en el Señor Jesús, fueron anulados, y entonces Dios me había dado un nuevo comienzo, y si yo sólo podía mantener limpio mi historial hasta el fin de mi vida, iría al cielo; pero si no lo mantenía limpio, cesaba de ser un cristiano y tenía que convertirme por completo otra vez. Cada vez que sucedía esto el pasado estaba bajo la sangre, pero debía mantener limpio el historial para el futuro. ¡Qué visión de la expiación de Cristo tan deshonrosa para Dios es esa! Si sólo fueron anulados por la sangre expiatoria de Jesús aquellos pecados míos que fueron cometidos hasta el momento de mi conversión, ¿en qué forma posible habrían de ser tratados los pecados que había confesado después de eso?
La única base sobre la que Dios podía perdonar pecados es que Jesús resolvió todo en la cruz, y cuando confío en Él, todo lo que Él ha hecho es aceptado a mi favor.

¿Qué De Los Pecados Futuros?

Una dama vino a mí un día y dijo: "No puedo entenderle en esto. Yo puedo entender bastante bien que Cristo murió por los pecados que cometí hasta la noche de mi conversión, ¿pero trata usted de decirme que Cristo murió por mis pecados futuros?"
Yo dije: "¿Cuántos de sus pecados estaban en el pasado cuando Cristo murió en la cruz?"
Ella pareció desconcertada por un momento, y entonces la luz irrumpió, y dijo: "¡Cuán necia he sido! Por supuesto, todos ellos eran futuros cuando Jesús murió por mí. Yo no había cometido ninguno de ellos."
Dios vio todos sus pecados, y Él puso sobre Jesús toda su iniquidad. Por lo tanto, cuando usted confió en Él, usted fue justificado sin restricciones de todas las cosas. Usted dice: "¿Entonces no hay diferencia si un creyente peca?"
Ese es otro asunto, y llevaría toda una tarde adentrarnos en éste, pero el punto es el siguiente: en el momento en que usted confía en el Señor Jesús como su Salvador, su responsabilidad, como pecador en relación al Dios de juicio está terminada por la eternidad, pero en ese mismo momento comienza su responsabilidad como un hijo en relación a un Padre en el cielo. Ahora, si como un hijo usted peca contra su Padre, Dios tendrá que tratar con usted acerca de eso, pero como un Padre y no como un Juez. Esa es una línea de la verdad que se sostiene por sí misma y no contradice lo que estoy enseñando ahora. Esto explica algunas cosas que desconciertan a algunas personas cuando esta doctrina es traída ante ellas.

DEL LIBRO: LA SEGURIDAD ETERNA DEL CREYENTE
H.A. IRONSIDE (BASTANTE RECOMENDABLE)

Dios les Bendiga
Siervo Fiel
:angel:

Jetonius
31-07-2002, 18:16
Originalmente enviado por: Siervo Fiel
Dios les bendiga

Bueno, hay mucho que decir y me desespera no poder hablar en persona, pero seguimos aqui.

Gracias a todos por sus aportes, me han puesto una barrida (eso creen) , pero yo insisto LA SALVACION NO SE PIERDE.

Hno. Jentonius, quisiera que me explicara, por favor, con todo respeto, como es que el ladron que fue crusificado con nuestro Señor Jesucristo, fue inmediatamente trasladado al cielo sin haber tenido oportunidad de perseverar en su salvacion o crecer en gracia.

"39 Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros. 40 Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación? 41 Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo. 42 Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. 43 Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso." (LUCAS 23)

Dios es el mismo ahora y por los siglos.

De antemano le doy gracias por su aportacion.

Dios les Bendiga
Siervo Fiel
:angel:

Está muy bien que se encuentre firme en lo que cree. Lo que no es tan bueno es que tal firmeza no sea respaldada bíblicamente.

Con respecto a lo que pregunta, usted mismo ha provisto la respuesta: nuestra necesidad de perseverar persiste mientras transitemos en la tierra. El ladrón se arrepintió y fue con Cristo al paraíso, sin haber tenido que perseverar, ni de bautizarse, ni de resistir a Satanás, etc.

Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

Siervo Fiel
31-07-2002, 18:59
Originalmente enviado por: Jetonius


Está muy bien que se encuentre firme en lo que cree. Lo que no es tan bueno es que tal firmeza no sea respaldada bíblicamente.
__________________________________________________ _
Siervo Fiel: Hno. Jentonius, jamas nadie podrá entender toda la Biblia, nuestra mente es tan limitada, Dios nos da a cada uno lo que a el le place.

Hay un versiculo que siempre me ha mantenido seguro, no sé, talvez a muchos no les resulte así, pero lo pedí en oracion a mi Señor y su Palabra me respondió así:

"1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo." (ROMANOS 5)

Por otro lado, despues de éste verso, también esta éste:

"12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida." (1 Juan 5)

Además, Yo creo que tendremos mucho tiempo, una eternidad, para preguntarle a nuestro amado Salvador toooodo aquello que no pudimos entender aqui. :sazul:
__________________________________________________ _

Con respecto a lo que pregunta, usted mismo ha provisto la respuesta: nuestra necesidad de perseverar persiste mientras transitemos en la tierra. El ladrón se arrepintió y fue con Cristo al paraíso, sin haber tenido que perseverar, ni de bautizarse, ni de resistir a Satanás, etc.

Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

__________________________________________________ _

AMEN :sazul:

__________________________________________________ _

OTRO APORTE:

¿Tienen seguridad todos los del pueblo de Dios?
Alguno preguntará: "¿Tienen Seguridad todos los del pueblo de Dios?" No; creo que muchos del querido pueblo de Dios no tienen Seguridad; pero es el privilegio de cada hijo de Dios tener sin dudas un conocimiento de su propia salvación. No es apto para el servicio a Dios ninguno que esté lleno de dudas. Si alguien no está seguro de su propia salvación, ¿cómo puede ayudar a algún otro en el reino de Dios? Si parece que estoy en peligro de ahogarme y no sé si alguna vez alcanzaré la costa, yo no puedo ayudar a otro. Debo subir primero a la sólida roca; y luego puedo dar a mi hermano una mano de ayuda. Si yo mismo estando ciego dijera a otro hombre ciego cómo obtener la vista, él podría replicarme: "Primero sánate tú mismo; y luego puedes decirme."
Hay dos clases que no consiguen tener Seguridad. Primero: aquellos que están en la Iglesia, pero que no son convertidos, nunca habiendo nacido del Espíritu. Segundo: aquellos que no están deseosos de hacer la voluntad de Dios; que no están dispuestos a tomar el lugar que Dios ha diseñado para ellos, sino que quieren ocupar algún otro lugar. [N. del tr.: ese sería por ejemplo el caso bíblico de los Gálatas quienes habiendo recibido verdaderamente el Evangelio llegaron a dudar de la salvación que efectivamente tenían, por las dudas sembradas en ellos por los maestros judaizantes, quienes querían imponer el cumplimiento de las obras de la ley como condición para ser salvos, menospreciando la perfecta obra de Cristo que ya los había hecho salvos y justos para siempre ante el Padre].
Jamás tendrán tiempo o ánimo para trabajar para Dios, quienes no están seguros de su propia salvación. Ellos tienen mucho para atender; y estando ellos mismos cargados con dudas, no pueden ayudar a otros a llevar sus cargas. No hay descanso, gozo, o paz -no hay libertad, ni poder- donde las dudas y la inseguridad existen.
Ahora, parece que hay tres artimañas de Satán contra las que debemos estar vigilantes. En primer lugar él mueve todo su reino para mantenernos lejos de Cristo; luego él se dedica a tenernos en el "Castillo de la Duda"; pero si tenemos, a pesar de él, un claro y sonoro testimonio a favor del Hijo de Dios, él hará todo lo que pueda para obscurecer nuestro carácter y para calumniar sobre nuestra reputación.
.
La duda es muy deshonrosa para Dios
Algunos parecen pensar que es arrogante no tener dudas; pero la duda es muy deshonrosa para Dios. Si alguno dijera que ha conocido a una persona por treinta años y sin embargo duda de ella, ello no sería muy elogiable; y cuando hemos conocido a Dios por diez, veinte, o treinta años ¿no desprestigia su veracidad el dudar de Él?
¿Podían Pablo y los antiguos cristianos y mártires atravesar lo que ellos atravesaron si hubiesen estado llenos de dudas, y no hubieran sabido si estaban yendo al cielo o a la perdición después de que fueran quemados en la hoguera? Ellos deben haber tenido la SEGURIDAD.
C. H. Spurgeon dice:
"Nunca oí de una cigüeña que cuando se encontraba con un árbol de abeto objetara su derecho a construir allí su nido; y nunca oí de un conejo que se cuestionara si tenía un permiso para entrar en la roca. Porque, estas criaturas pronto perecerían si siempre estuvieran dudando y temiendo si tienen derecho a usar los suministros providenciales.
"La cigüeña se dice a sí misma: 'Ah, aquí está un abeto'; consulta con su consorte: '¿Servirá éste para el nido en que podremos criar nuestras crías?' 'Sí', dice ella; y juntan los materiales, y los ordenan. Nunca hay una deliberación: '¿Podemos construir aquí?' sino que traen sus palitos y hacen su nido.
"La cabra salvaje en el peñasco no dice: '¿Tengo un derecho a este lugar?' No, ella debe estar en alguna parte: y hay un peñasco que le resulta perfecto; y ella salta sobre éste.
"Pero, aunque estas criaturas sin inteligencia conocen la provisión de su Dios, el pecador no reconoce la provisión de su Salvador. Él objeta y pone en duda: '¿Puedo?'; y 'me temo que esto no es para mí'; y 'creo que esto no puede estar referido a mí'; y 'me temo que esto es demasiado bueno para ser verdad.'
"Y sin embargo jamás nadie dijo a la cigüeña: 'Cualquiera que construya sobre este abeto nunca sufrirá que su nido sea derribado.' Ninguna palabra inspirada jamás ha dicho al conejo: 'Quienquiera entre a esta grieta en la roca nunca será echado de ella.' Si eso hubiera sido así, haría la seguridad doblemente indudable.
"Y sin embargo aquí Cristo es provisto para los pecadores, justo la clase de Salvador que los pecadores necesitan; y se añade el estímulo: 'Al que a mí viene, no le hecho fuera' (Juan 6:37), 'El que quiere, tome del agua de la vida de balde' (Apocalipsis 22:17)."

DEL LIBRO: EL CAMINO A DIOS Y COMO ENCONTRARLO
D.L. MOODY

Paz de Dios para su vida.

:angel:
Siervo Fiel
Hechos 20:24

Jetonius
01-08-2002, 02:40
Originalmente enviado por: Siervo Fiel


__________________________________________________ _

AMEN :sazul:

__________________________________________________ _

OTRO APORTE:

¿Tienen seguridad todos los del pueblo de Dios?
Alguno preguntará: "¿Tienen Seguridad todos los del pueblo de Dios?" No; creo que muchos del querido pueblo de Dios no tienen Seguridad; pero es el privilegio de cada hijo de Dios tener sin dudas un conocimiento de su propia salvación. No es apto para el servicio a Dios ninguno que esté lleno de dudas. Si alguien no está seguro de su propia salvación, ¿cómo puede ayudar a algún otro en el reino de Dios? Si parece que estoy en peligro de ahogarme y no sé si alguna vez alcanzaré la costa, yo no puedo ayudar a otro. Debo subir primero a la sólida roca; y luego puedo dar a mi hermano una mano de ayuda. Si yo mismo estando ciego dijera a otro hombre ciego cómo obtener la vista, él podría replicarme: "Primero sánate tú mismo; y luego puedes decirme."
Hay dos clases que no consiguen tener Seguridad. Primero: aquellos que están en la Iglesia, pero que no son convertidos, nunca habiendo nacido del Espíritu. Segundo: aquellos que no están deseosos de hacer la voluntad de Dios; que no están dispuestos a tomar el lugar que Dios ha diseñado para ellos, sino que quieren ocupar algún otro lugar. ...

(snip)

DEL LIBRO: EL CAMINO A DIOS Y COMO ENCONTRARLO
D.L. MOODY

Paz de Dios para su vida.

:angel:
Siervo Fiel
Hechos 20:24

Bien, esto demuestra que también los de tendencia arminiana como Moody pueden tener seguridad de la salvación. Lo que no significa que sea incondicional.

Le recomiendo que lea el resto de este libro, sobre todo el último capítulo.

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

lamisionband
01-08-2002, 03:37
Y creo que , aunque es bastante dificil,se puede perder la salvacion, porque :

Hebreos 6:4-6

Es imposible que renueven su arrepentimiento aquellos que han sido iluminados, que han saboreado el don celestial, que han TENIDO PARTE EN EL ESPIRITU SANTO y que han experimentado la buena palabra de Dios y los´poderes del mundo venidero, y despues de todo eso se han apartado.Es imposible, porque asi vuelben a crucificar, para su propio mal, al Hijo de Dios, y lo exponen a la verguenza publica

Jetonius
02-08-2002, 00:07
Originalmente enviado por Pablo Santomauro

¿ENSEÑA HEBREOS 6:4-6 QUE LOS CRISTIANOS PUEDEN PERDER SU SALVACION?

No. Leamos Hebreos 6:4-6:

4 Es imposible que renueven su arrepentimiento aquellos que han sido una vez iluminados, que han saboreado el don celestial,
5 que han tenido parte en el Espíritu Santo y que han experimentado la buena palabra de Dios y los poderes del mundo venidero, y después de todo esto se han apartado.
6 Es imposible, porque así vuelven a crucificar, para su propio mal, al Hijo de Dios, y lo exponen a la vergüenza pública.
--------------------------

Aquellos que se subscriben a la teología arminiana creen que este pasaje indica que un cristiano puede en realidad perder su salvación. Si esta interpretación es correcta, tendríamos que concluir también que es imposible ser salvo por segunda vez.

Otros interpretan este pasaje como que se refiere a aquellos que tiene una fe no genuina, opuesta a la fe real, se trataría de falsos falsos creyentes. La frase "se apartaron" o "recayeron" (Reina Valera), se referiría a haberlo hecho del conocimiento de la verdad, pero no de la posesión misma de la verdad.

Aun otros interpretan este pasaje como una advertencia para que los cristianos continúen marchando hacia la madurez. Yo apoyo esta interpretación. Nótese que el contexto de Hebreos 6:4-6 está dado por los versículos 1-3:

1 Por eso, dejando a un lado las enseñanzas elementales acerca de Cristo, avancemos hacia la madurez. No volvamos a poner los fundamentos, tales como el arrepentimiento de las obras que conducen a la muerte, la fe en Dios,
2 la instrucción sobre bautismos, la imposición de manos, la resurrección de los muertos y el juicio eterno.
3 Así procederemos, si Dios lo permite. (énfasis nuestro).


El contexto trata claramente con el avance hacia la madurez. Esto era importante porque los judíos del primer siglo que se habían convertido al cristianismo, en el área de Palestina y alrededores, todavía estaban bajo la autoridad del sumo sacerdote.

Con esto quiero decir que el sumo sacerdote tenía la influencia suficiente para que un judío perdiera su trabajo, o que sus hijos fueran expulsados de la escuela de la sinagoga, y otras cosas. Muchos eruditos creen que cuando un judío se convertía a Cristo en el primer siglo traía persecución severa sobre él. Esto causaba que los judíos cristianos fueran bastante tímidos en sus vidas cristianas.

Al no ser muy demostrativos en cuanto a su fe, buscaban pasar desapercibidos y se retiraban de los aspectos externos de la vida cristiana (concurrencia a las reuniones de la iglesia, entre ellos), con la finalidad de que el sumo sacerdote fuera indulgente con ellos.

El autor del libro de Hebreos vio esto como un retroceso, como un impedimento para el crecimiento espiritual en Cristo, por lo tanto los motiva a avanzar a la madurez.

A pesar de que es imposible que un cristiano realmente se aparte (o recaiga) de la salvación, el autor del libro usa la frase para expresar su exhortación hacia la madurez en términos fuertes.

El teólogo Charles Ryrie lo explica de la siguiente manera:

"Es imposible para un estudiante, una vez inscrito en el curso, si pudiera retroceder el reloj (lo que no se puede), comenzar de nuevo el curso. Por lo tanto, permitamos que todos los estudiantes prosigan a un conocimiento más profundo." (Charles Caldwell Ryrie, ed., Ryrie Study Bible, Chicago: Moody Press, 1994, p. 1885).


Finalizando, digamos que el mensaje de Hebreos 6:4-6 no es: "O se esfuerzan o pierden la salvación", sino: "En vista del hecho de que uds. ya están en la escuela de Cristo, y han hecho un compromiso, sigamos rumbo a la madurez". Este era un mensaje que los judíos convertidos en el primer siglo en realidad necesitaban escuchar.

Bendiciones

Pablo




¿Qué enseña Hebreos 6:4-6?



La carta a los Hebreos es única en el Nuevo Testamento por su extenso desarrollo y fundamentación del sumo sacerdocio de Jesucristo. Es posible que esta extraordinaria exposición, de valor perpetuo, tuviese como propósito fortalecer y afirmar en la fe a cristianos procedentes del judaísmo y, en este sentido, cabe notar que cada sección de desarrollo doctrinal culmina con severas advertencias contra la apostasía, que pueden hallarse en 2:1-4, 3:7- 4:16, 5:11-6:20 y 10:19-39.

Examinaremos en mayor detalle parte de una de estas advertencias.




Hebreos 6:1-8

Por tanto, dejando las enseñanzas elementales acerca de Cristo, avancemos hacia la madurez, no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas y de la fe hacia Dios, de la enseñanza sobre lavamientos, de la imposición de manos, de la resurrección de los muertos y del juicio eterno.
Y esto haremos, si Dios lo permite.

Porque en el caso de los que fueron una vez iluminados, que probaron del don celestial y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, que gustaron la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, pero después cayeron, es imposible renovarlos otra vez para arrepentimiento, puesto que de nuevo crucifican para sí mismos al Hijo de Dios y lo exponen a la ignominia pública.

Porque la tierra que bebe la lluvia que con frecuencia cae sobre ella y produce vegetación útil a aquellos a causa de los cuales es cultivada, recibe bendición de Dios; pero si produce espinos y abrojos no vale nada, está próxima a ser maldecida, y termina por ser quemada.



Ante todo, veamos a qué se refiere el “Por tanto” inicial. En 5:11-14 el autor expresa que tiene mucho para decir pero sabe que a sus lectores, cristianos procedentes del judaísmo, puede resultarles difícil de entender. Aunque ya debieran ser maestros, capaces de ingerir alimento sólido y no solamente leche, lamentablemente no es así. Lo interesante es que, en lugar de decirles, como Pablo a los cristianos de Corinto, que por tanto los habría de alimentar como a bebés (cf. 1 Corintios 3:2), continúa diciendo no “Pero” sino “Por tanto, dejando las enseñanzas elementales...” Acerca de esto, Bruce observa:



¿Por qué “Por tanto”? Probablemente porque la particular condición de inmadurez de ellos es tal que solamente una apreciación de lo que está implicado en el sumo sacerdocio de Cristo la curará. Sus mentes necesitan ser ampliadas, y esto las ampliará como ninguna otra cosa podría. Han permanecido inmaduros por demasiado tiempo; por tanto, les dará algo calculado para sacarlos de su inmadurez.

F.F. Bruce, Commentary on the Epistle to the Hebrews. London-Edinburgh: Marshall, Morgan & Scott, 1964, p. 111.


En otras palabras, no tendría sentido reiterar una vez más las “enseñanzas elementales acerca de Cristo” que sus lectores conocían bien; no les aportaría nada nuevo ni promovería su madurez. Estas “enseñanzas elementales” podían ser conocidas por ellos, como judíos, ya desde el Antiguo Testamento, aunque desde luego adquirieron un significado renovado y distintivo a la luz de la venida de Cristo y la enseñanza apostólica:

1) El arrepentimiento de obras muertas y la fe hacia Dios. Ambas cosas van juntas. Las obras de las que hay que arrepentirse son aquellas de las cuales debe limpiarse la conciencia, como dice el autor en 9:14, aquellas cuyo fin es la muerte (Romanos 6:21). La necesidad de arrepentimiento fue un aspecto básico de la proclamación de Juan el Bautista (Mateo 3:2, etc). La importancia de la fe se destacaba en todo el Antiguo Testamento (Génesis 15:6; Isaías 7:9; Habacuc 2:4) y fue, junto con el arrepentimiento, parte del kerygma del propio Señor y de sus Apóstoles (Marcos 1:15; Hechos 20:21).

2) La enseñanza sobre lavamientos, la imposición de manos, la resurrección de los muertos y del juicio eterno. Por “lavamientos” (plural; griego baptismos) pueden entenderse los ritos de purificación con los cuales los judíos estaban familiarizados, como también la promesa profética de Ezekiel 36:25, que culminan en el bautismo cristiano. La imposición de manos (hebreo semijah) se practicaba en el Antiguo Testamento (Deuteronomio 34:9; Levítico 1:4; 3:2, etc), y en la ordenación de ancianos y rabinos. En el Nuevo Testamento, se vincula particularmente con la recepción del Espíritu Santo (Hechos 8:17; 19:6; 1 Timoteo 4:14). La resurrección de los muertos estaba implícita, según Jesús, en que Dios se había identificado como “Dios de Abraham, Isaac y Jacob” (Marcos 12:26-27; cf. Éxodo 3:6), y se enseña también en Daniel 12:2 e Isaías 26:19. De igual manera el juicio final fue anunciado en Daniel 7 y en el Nuevo Testamento aprendemos que el Juez es Jesucristo (Mateo 25:31; Juan 5:27; Hechos 17:31).


El autor estima que sus lectores conocen bien estas cosas, pues estaban familiarizados con sus fundamentos antiguotestamentarios, y luego han recibido de la enseñanza apostólica su significado pleno y definitivo. Empero persistía un grave problema:




Pero los “hebreos” estaban expuestos a un peligro sutil que no podía ser experimentado por los convertidos del paganismo. Si un convertido del paganismo abandonaba el cristianismo y se volvía al paganismo, había una clara ruptura entre la fe a la que había renunciado y el paganismo al que retornaba. Pero era posible que los destinatarios de esta carta, cediendo gradualmente a presiones de diferentes ámbitos, abandonar más y más las características de la fe y práctica que eran distintivas del cristianismo, y aún así sentir que no habían abandonado los principios básicos de arrepentimiento y fe, las realidades denotadas por las abluciones religiosas y la imposición de manos, la expectativa de la resurrección y el juicio de la era venidera. Continuar insistiendo en estas cosas, por tanto, no les sería realmente de ayuda; sería mejor presionar en aquellas cosas que pertenecían a la madurez espiritual, en la esperanza que la madurez viniese con las enseñanzas. “Y esto haremos, si Dios lo permite”...

Bruce, o.c., p. 117-118


A continuación el autor de la epístola justifica su proceder: “Porque es imposible...” la renovación de ciertas personas que cayeron. Los tales son descriptos como quienes:

1) Fueron una vez iluminados. La palabra “una vez” es en griego hapax. Aparece ocho veces en esta carta, y tiene aquí el sentido de “una vez y para siempre” (K.-H. Bartels, One, once, only. En Colin Brown, Ed., New International Dictionary of New Testament Theology. Grand rapids: Zodervan, 1975-1978; 2:717). Hay quien piensa que el autor se refiere al bautismo, pero tal opinión no está documentada antes del siglo II, y es más probable que la referencia sea más amplia: la luz del Evangelio, o Cristo mismo como la luz verdadera (Lucas 1:79; 2:32; Juan 1:4-9; 8:12; 12:46; Efesios 5:14). Samuel Wakefield cita Efesios 1:18 y 2 Corintios 4:6 a los efectos de notar que esta expresión se encuentra en los escritos de Pablo siempre referida a creyentes. Pero no hace falta ir tan lejos. En la misma carta a los Hebreos el autor emplea el mismo término griego para referirse inequívocamente a los creyentes en 10:32, “Pero recordad los días pasados,. Cuando después de haber sido iluminados soportásteis una gran lucha de padecimientos...”

2) Probaron del don celestial. Aquí “probar” no es sinónimo de “tomar un poquito para ver qué gusto tiene” , sino de “gustar” o experimentar. La palabra “probaron” es la misma que se emplea acerca de Cristo en 2:9 (“probara la muerte por todos”); ver también Mateo 16:28 y paralelos; Juan 8:52 y especialmente 1 Pedro 2:3: “Si es que habéis gustado la benignidad del Señor.” Un comentarista observa: “Del claro paralelismo que existe entre estos versículos y [Hebreos] capítulo 2:3-5 podemos inferir que la «salvación» ofrecida en el evangelio (2:3) es lo que se entiende por este «don». Es un don que pertenece al cielo (compare 1:14), otorgado por Él de quien ha venido el «llamamiento celestial» (3:1; 2:10).” (W.F. Moulton, The Epistle of Paul the Apostle to the Hebrews. En Charles John Ellicott, Ed.: A Bible Commentary for Bible Students. London-Edinburgh: Marshall Brothers, sin fecha [ca. 1890], 8:303). Cabe comparar esta expresión con Juan 6, donde el Señor se describe a sí mismo como el pan que bajó del cielo. El don celestial es un concepto amplio, que según observa Kistemaker puede incluir, además de Cristo mismo (Juan 4:10), el Espíritu Santo (Hechos 2:38, etc) y otros dones relacionados con Jesucristo (Romanos 5:15, 17; 2 Corintios 9:15; Efesios 3:7; 4:7).
3) Fueron hechos partícipes del Espíritu Santo. La palabra traducida “partícipes” es metojos, que fuera de Lucas 5:7 (“compañeros”) solamente aparece en Hebreos 1:9 (que es una cita de la LXX) ; 3:1,14; 6:4 y 12:8. En 3:1 dice: “Por tanto, hermanos santos, participantes del llamamiento celestial, considerad a Jesús, el Apóstol y Sumo Sacerdote de nuestra fe.” En 3:14, “Porque somos hechos partícipes de Cristo, si es que retenemos el principio de nuestra seguridad firme hasta el fin.” Y en 12:8, se refiere a la disciplina que comparten todos los que Dios recibe por hijos: “Pero si estáis sin disciplina, de la cual todos han sido hechos partícipes, entonces sois hijos ilegítimos y no hijos (verdaderos).” Como muestran estos textos, el término metojos es característico del autor de Hebreos, que lo emplea regularmente con relación a genuinos creyentes (cf. Romanos 8:9).




Ellos “fueron hechos partícipes del Espíritu Santo”, lo cual evidentemente significa, en el lenguaje del Nuevo Testamento, recibir el Espíritu Santo en sus influencias santificadoras y reconfortantes. “Arrepentíos y bautícese cada uno en el nombre de Cristo para la remisión de pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo.” Hechos 2:38. Y otra vez, “El amor de Dios es derramado en nuestros corazones, por el Espíritu Santo que nos es dado.” Romanos 5:5.

Samuel Wakefield, (A Complete System of Christian Theology, 1869, p. 462.


Es precario argüir que no se refiere aquí al Espíritu Santo personal, sino más bien a sus dones u operaciones ... Se ha cuestionado que sea posible cometer apostasía para uno que ha sido en cualquier sentido real un participante del Espíritu Santo, pero nuestro autor no tiene duda de que es posible en esta forma “insultar al Espíritu de gracia” (Cap. 10:29).

Bruce, o.c., p. 121; negritas añadidas.




4) Gustaron la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero. De nuevo se emplea la palabra “gustar” o “probar” en el sentido de “experimentar.” Las personas que se describen no eran meros allegados o visitantes ocasionales, sino que habían experimentado las bondades de la Palabra de Dios de primera mano: “los creyentes pueden gustar toda la palabra (caso acusativo) de Dios ya, es decir la buena palabra de promesa de Dios. La promesa de Canaán a Israel en el Antiguo Testamento tipificaba «la buena palabra de promesa de Dios» del reposo celestial (Cap. 4).” (R. Jamieson, A.R. Fausset, D. Brown, Comentario exegético y explicativo de la Biblia. Trad. J.C Quarles, L.C. Quarles. 6ª Ed. El Paso: Casa Bautista de Publicaciones, 1979, 2: 627). Sobre los “poderes del siglo venidero” (dunameis te mellontos aiônos) dice Moulton (l.c.): “los «poderes» recibidos de Dios por aquellos que creyeron (Cap. 2:4) no pertenecían a ningún estado terrenal, sino que eran verdaderas anticipaciones de una futura era de gloria como el «don celestial» era una anticipación de la «patria celestial».” Otro comentarista explica:



La continuación de gustar la Palabra de Dios es experimentar los poderes de la era por venir. Primero, note que el autor usa la forma plural poderes. Esto es, son parte de los “signos, maravillas y diversos milagros” que ha mencionado antes (2:4). Estos poderes pertenecen a la era venidera, pero ya en esta era son evidentes ... En principio somos capaces de experimentar en la presente era los poderes que pertenecen a la era futura. Cuando la era venidera amanezca, comprenderemos plenamente de los poderes sobrenaturales que ahora se nos permite observar.

Simon J. Kistemaker, Exposition of the Epistle to the Hebrews (New Testament Commentary). Grand Rapids: Baker Book House, 1984, p. 159.



Esta descripción parece ser prima facie aplicable solamente a personas que alguna vez fueron verdaderos creyentes, lo cual crea un problema para quienes creen que la salvación no puede perderse.




El autor, en todo este párrafo, está exhortando a sus lectores a la perseverancia cristiana. “Hasta el cabo” (11) es el blanco que les pone adelante... En estos versículos (4,5,6) les dice que el no hacer esto significa la pérdida irreparable de los beneficios del evangelio; que si ellos dan las espaldas a los altos privilegios que han gozado, rechazarán una vez para siempre la posibilidad de su salvación.
Luego se nos presenta la pregunta: ¿Es posible que el hombre verdaderamente convertido, se pierda? Es claro que el autor describe en los versículos 4 a 6 a personas convertidas.

A.B. Rudd, La Epístola a los Hebreos. Terrassa: CLIE, 1986, p. 70; negritas añadidas.


Si esta misma descripción no estuviese acompañada de la declaración de imposibilidad de arrepentimiento, difícilmente nadie hubiese jamás puesto en duda de que el autor está refiriéndose a creyentes que apostataron. Sin embargo, aquellos que creen que la salvación no puede perderse han propuesto diversas soluciones alternativas.


1) Se trataría de profesantes que han mostrado algunas evidencias externas de conversión, pero en realidad permanecen en incredulidad. Esta hipótesis es extremadamente implausible, pues se trataría simplemente de inconversos, los cuales no pueden “caer” de lo que nunca han tenido en primer lugar. Si se tratase de eso, su problema no sería irreversible: deberían arrepentirse y creer.

2) Se trataría de verdaderos creyentes pero carnales, los cuales no perderían la salvación sino sus recompensas. O, según una variante, creyentes que están en riesgo de ser severamente disciplinados. Esta hipótesis es tan endeble como la anterior. Aquí no se habla de caer en pecado, sino algo mucho más grave. “En este punto debe hacerse una distinción. El autor habla de apostatar, no de caer en pecado. Por ejemplo, Judas apostató de Jesús y nunca retornó a él; Pedro cayó en pecado pero posteriormente pronto vio a Jesús resucitado. Los dos conceptos (apostasía y tropiezo) nunca pueden ser confundidos. En 6:6, el autor se refiere a la apostasía; tiene en mente la persona que deliberada y completamente abandona la fe cristiana. (Kistemaker, o.c., p. 160).

3) Se trataría de una amenaza hipotética. Ya sea que el autor sabe que lo que dice no puede ocurrir, pero espera que los destinatarios la perciban como una amenaza real, o bien que tanto el autor como los destinatarios saben que se habla por vía de hipótesis. La primera versión puede llamarse la hipótesis del espantapájaros: “pretende atemorizar a creyentes vacilantes para asegurarse de que no cometan apostasía. Si un cristiano es entonces informado de [que este es] un espantapájaros (6:4-6), entonces es iluminado sobre este hecho y se torna en nada que pueda ser temido en absoluto” (D.L. Hartmann, Hebrews: To be or not to be hypothetical). Brauch cuestiona:



¿Es posible que el autor esté simplemente escribiendo acerca de una situación hipotética? Si es así, hay dos formas posibles de entenderla. La primera es que tanto el autor como sus lectores saben que esto no puede ocurrir, de modo que es hipotética para ambos. En ese caso, uno se pregunta por qué el autor desperdició su tinta. Su propósito es claramente exhortarlos a no retornar al judaísmo. Si sus advertencias son sólo hipotéticas. ¿cómo evitarían que la gente apostatase? La segunda posibilidad es que el autor sabe que esto es hipotético, pero cree que sus lectores la tomarán seriamente. En este caso serviría como advertencia, pero sería engañosa. ¿Es probable que el autor de Hebreos defienda la verdad con engaño? ¿Atemorizaría a sus lectores con una situación que sabe que nunca podría ocurrir?

Walter C. Kayser, Jr., Peter H. Davids, F.F. Bruce, Manfred T. Brauch, [i]Hard Sayings of the Bible. Downers Grove: InterVarsity Press, 1996, p. 682-683.


Bruce explica la realidad del peligro denunciado aquí:



Las Escrituras contienen suficiente aliento para el más débil creyente, pero están llenas de solemnes advertencias para que aquellos que piensan estar firmes se guarden, no sea que caigan. Pues es posible que personas que pueden ser descritas en el lenguaje de los versículos 4 y 5 “caer” irrecuperablemente... y los escritores bíblicos (sin exceptuar al escritor de Hebreos) no son dados a erigir espantapájaros. La advertencia de este pasaje era una advertencia real contra un peligro real, un peligro que está aún presente en tanto “un corazón malo de incredulidad” pueda resultar en “caer del Dios viviente” (3:12).

Bruce, o.c.,p. 122,123; negritas añadidas.



Wakefield (l.c.; negritas añadidas) subraya que en este pasaje se trata de una afirmación y no de una hipótesis:



Pero se dirá que el apóstol solamente hace una suposición, “si cayeran”. Contestamos: El apóstol no hace ninguna suposición en absoluto; pues no hay un “si” en el original. Sus palabras son «y habiendo caído». Tenemos, por tanto, en este pasaje una prueba casi tan clara como el lenguaje puede darla, de que aquellos que fueron hechos los sujetos de la gracia en la conversión y santificación pueden de todos modos caer en modo tal como para perecer eternamente.



De la descripción de quienes aquí se habla, se ha observado: “Estas son personas con una experiencia cristiana plena, en modo alguno defectuosa. De hecho, es una de las descripciones más claras de la iniciación cristiana en el Nuevo Testamento” (Brauch, l.c. negritas añadidas). Y Hartman concuerda: “Estos son verdaderos, reales, poseedores y genuinos cristianos al 100%. Cayeron evidentemente de la gracia salvadora de Dios. Esta no es una mera pérdida de recompensas o piedad personal. Esta caída no fue causada por alguna debilidad de la carne o un asunto adúltero. Este pecado fue el rechazo de Cristo y de todo lo que fue logrado en la cruz del Calvario.”

Precisamente por esto es que el autor describe la situación de estas personas como irreversible. Una de las objeciones que, a falta de una mejor defensa, se suele hacer a esta interpretación, es que “probaría demasiado”, a saber, que si alguien peca pierde la salvación y no puede recuperarla en modo alguno. Esta crítica ignora obviamente la diferencia antes señalada entre pecar (o caer en pecado) y apostatar (o caer de la fe). Como indica Bruce (o.c., p. 124; negritas añadidas):



Pero el mismo escritor de Hebreos distingue (como lo hacía la ley del Antiguo Testamento) entre pecado por inadvertencia y pecado voluntario, y el contexto muestra aquí que el pecado voluntario que tiene en mente es la apostasía deliberada. La gente que comete este pecado, dice, no puede ser traída de vuelta al arrepentimiento; al renunciar a Cristo se ha puesto a sí misma en la posición de aquellos que, rehusando deliberadamente su afirmación de ser el Hijo de Dios, lo crucificaron y expusieron a la vergüenza pública. Aquellos que repudian la salvación procurada por Cristo no hallarán ninguna en ninguna otra parte.



El “imposible” (adunaton) que en el griego comienza la frase, y es por tanto enfático, indica la extrema gravedad de la caída de la que aquí se habla. Lo que les ha ocurrido a estas personas se describe como parapiptô, literalmente “caer a un costado” o extraviarse. Si bien solamente se emplea aquí en el Nuevo Testamento, es claro su significado en el contexto, al igual que el verbo más común piptô (caer):



El sentido figurado característico del N[uevo] T[estamento], perder la salvación, se encuentra en los Evangelios, Pablo, Hebreos y Apocalipsis ... «Caer de la gracia» es una expresión emergente del concepto de la gracia como la nueva esfera de vida dada al cristiano, a la cual el creyente ha «obtenido entrada» (cf. Rom. 5:2). Aquellos que se apartan de ella niegan la misericordia incondicional de Dios, la obra redentora de Cristo (Gál. 5:4). Lo que los cristianos deben hacer es permanecer en este estado de gracia, y no caer presa de cualquier falsa enseñanza (2 Ped 3:17)... En Heb. 4:11 la caída es el resultado de la desobediencia, y significa apostasía (cf. 3:17 para piptô en el sentido de morir bajo el juicio divino). Según 10:31, el apóstata encara un terrible futuro.

W. Bauder, [i]Fall away. En Colin Brown, o.c., 1: 610-611; negritas añadidas.


En pocas palabras, la caída de la que aquí se habla es equivalente en sus efectos al pecado imperdonable del que advirtió Jesús (Mateo 12:31-32 y paralelos), y posiblemente al «pecado de muerte» por el que Juan no dice que haya que pedir (1 Juan 5:16).

El siguiente párrafo resume adecuadamente la enseñanza central de esta solemne advertencia:



Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados ... sean otra vez renovados para arrepentimiento; la solemne imposibilidad aquí afirmada es patente si nos fijamos en los cinco beneficios enumerados en estos versículos – beneficios recibidos por los aludidos en este parrafito. Iluminados; bajo la predicación del evangelio, fueron abiertos sus ojos espirituales y recibieron una visión espiritual. Gustaron del don celestial; experimentaron la bendición de la salvación por Cristo, que es el “don de Dios”(Juan 4:10). Y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo; sólo los cristianos gozaban de este alto privilegio, Gustaron la buena palabra de Dios; experimentaron cuán preciosa y cuán poderosa es esta palabra. Y las virtudes (mejor, los poderes) del siglo venidero; este siglo venidero fue probablemente el siglo mesiánico introducido por Cristo, que estuvo repleto de milagros, dones del Espíritu, etc. Y recayeron; no en los pecados, sino en la apostasía, rechazando por completo todo lo que el cristianismo ofrece al hombre. Sean otra vez renovados para arrepentimiento; por haber ellos negado la eficacia de todos los medios de gracia, y la del evangelio mismo. La gravedad de este paso se expresa de la manera siguiente: Crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios, etc.; en 10:29 tenemos más o menos la misma idea, expresada en términos más fuertes aun. Cristo oró en la cruz por los que lo crucificaron, “porque,” dice Él, “no saben lo que hacen”; pero los que lo crucifican de la manera que se describe en este versículo, lo hacen con los ojos abiertos – éstos, sí, saben lo que hacen, y para ellos no hay perdón.

Rudd, o.c., p. 71-72


Sobre esto explica Simon J. Kistemaker, antes profesor de Biblia en el Colegio Dordt y luego profesor de Nuevo Testamento en el Seminario Teológico Reformado y continuador de la serie de Comentarios del Nuevo Testamento iniciada por William Hendriksen:



La conexión entre los versículos 3 y 4 no debe pasarse por alto. Las palabras si Dios lo permite deben verse en relación con la frase es imposible. Desde luego, Jesús dijo con respecto a la salvación que “con Dios todas las cosas son posibles” (Mateo 119:26; Marcos 10:27; Lucas 18:27). El contexto aquí, sin embargo, difiere. Dios cambia el corazón del hombre pecaminoso para hacerlo receptivo al evangelio. Pero Dios no permite que el pecado voluntario quede sin castigo. Por tanto es imposible traer a esta persona al arrepentimiento.
...
Familiarizado con las enseñanzas del Antiguo Testamento sobre este tema, el escritor de Hebreos compara al hombre que pecó bajo la ley de Moisés con alguno que “ha pisoteado al Hijo de Dios” e “insultado al Espíritu de gracia” (10:29). Plantea una pregunta retórica: ¿No recibirá la persona que ha ofendido al Hijo de Dios y al Espíritu Santo un castigo más severo que quien rechazó la ley de Moisés? La respuesta es: Por supuesto.
Dios no permite que nadie desprecie deliberadamente a su Hijo, a su Palabra, y a su Espíritu. Pecar deliberadamente contra Dios en plena conciencia y conocimiento de la revelación divina de Dios constituye el pecado contra el Espíritu Santo (Mat. 12:39; Mar 3:29; Luc 12:10). A este pecado Dios no lo perdona.

Kistemaker, o.c., p. 162; negritas añadidas.


Habiendo rechazado en forma definitiva el único Nombre en el cual hay salvación (Hechos 4:12) y la obra del Espíritu Santo (Juan 16:8-11; 1 Juan 2:24-29) no queda otro sacrificio por el pecado, no queda otra posibilidad de regeneración, no queda otro camino hacia Dios. Es como si para su propia desgracia hubiesen vuelto a crucificar a Jesucristo, asintiendo su muerte como un blasfemo y no como el Hijo de Dios. Como observa Hartman: “El rechazo de Cristo por estos apóstatas equivale a volverlo a crucificar tan ciertamente como lo hicieron la primera vez los judíos. No puedes rechazar la obra de salvación de Cristo y heredar la vida eterna con Él.” (negritas añadidas). Es por eso que resulta imposible renovarlos una segunda vez para que se arrepientan, es decir para otra vez hacer un hombre nuevo a partir del viejo.



Dios se ha comprometido a perdonar a todos los que verdaderamente se arrepienten, pero la Escritura y la experiencia sugieren por igual que es posible para los seres humanos llegar a un estado del corazón y de la vida donde ya no pueden arrepentirse.

Bruce, o.c., p. 124.


Esta clase de personas es comparada con tierra estéril que, a pesar de haber recibido de Dios la lluvia que debió haberla hecho fructificar, sólo produjo de sí espinos y malas hierbas y por tanto se encuentra bajo maldición, o como se dice en 10:27, “una horrenda expectativa de juicio”. Este era un peligro real, aunque el autor expresa su confianza de que sus lectores, advertidos, no habrían de caer en esta forma (10:9).



Al escribir así, el autor acierta en el equilibrio hallado en todo el Nuevo Testamento. Los autores del Nuevo Testamento escriben a partir de una experiencia de la gracia de Cristo y una firme convicción de que ellos están en camino a una mayor herencia en el cielo. Al mismo tiempo, escriben con una preocupación de que ellos o sus lectores pudiesen apostatar y así perder lo que ya tienen.

Brauch, o.c., p. 683.



En otras palabras, los creyentes pueden estar perfectamente seguros en Cristo, y de hecho son exhortados continuamente para que persistan así, para que perseveren y prosperen en el Camino. Sin embargo, no hay cosa más grave para un creyente que creerse inmune a la apostasía. Hebreos 6:4-6 es una de las más claras de las muchas solemnes advertencias de las nefastas consecuencias de repudiar la gracia de Dios.

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

ebi
02-08-2002, 00:29
La seguridad eterna de la salvación no nos garantiza que, si no "cuidamos de nuestra salvación con temor y temblor", Cristo nos de la bienvenida el día que nos vayamos de este mundo. Recordemos sus palabras: "Apartaos de mi ... no os conozco".




Originalmente enviado por: Panchita.
Bueno, les copio la nota prometida.

Diculpen que no inserto el link, pero la tenía en un archivo.

Son muy pocas las personas que hayan sido salvas por un período de tiempo y que no estén familiarizadas con el nombre de Charles Stanley. Su programa nacional de TV y radio, "En Contacto" es transmitido regularmente a través de los Estados Unidos. Como pastor mas antiguo de una iglesia Bautista de 12,000 miembros en Georgia y dos veces electo presidente de la Convención Bautista del Sur,(1) su influencia religiosa es asombrosa. El tiene completo reconocimiento mundial, pudiendo ser conocido en cada nación a través de la TV, la radio y/o la distribución de sus libros. Su programa "En Contacto" se transmite en más de 196 países alrededor del mundo. (2) Su libro titulado Seguridad eterna, ¿puede estar seguro?, tiene que ver con su punto de vista del evangelio y será tema de discusión en este folleto.

Cualquiera que haya escuchado una docena o más de los sermones del Dr. Charles Stanley, verdaderamente ha tenido algunas buenas enseñanzas. Sin lugar a dudas esto es cierto. Esto no quiere decir que todas sus enseñanzas provienen estrictamente de la Biblia. ¿Es posible que éste popular predicador pueda tener algunas doctrinas que no sean consistentes con La Sagrada Escritura? En este folleto no hablaremos de sus sermones basados en las escrituras, en cambio criticaremos la concepción de Stanley y cómo su evangelio se compara con La Sagrada Escritura. ¿Son uno y la misma o hay una diferencia importante entre ambos que pueda afectar hasta cierto punto de forma adversa a las personas a través de la eternidad?


Para Charles Stanley la doctrina llamada "Seguridad
eterna" esta intrinsicamente ligada al Evangelio
Para aquellos que generalmente escuchan sus transmisiones, no es raro oír sobre seguridad eterna directa o indirectamente. Esto es así porque para él, el evangelio esta conectado muy de cerca con la doctrina de la seguridad eterna. Stanley ha expuesto su punto de vista con las siguientes palabras:

"El evangelio mismo es atacado, cuando la seguridad eterna del creyente es cuestionada."(3) "... las bases del Cristianismo comienzan a derrumbarse una vez comenzamos a manipular la seguridad eterna del creyente." (4)
"Todavía yo rechazo la idea de que la seguridad eterna es solo una doctrina Bautista. Como usted leyó, creo es evidente que esta doctrina ante todo es bíblica." (5)

"Usted ve, no son solamente buenas noticias. Son buenas noticias sobre Jesucristo, quien pagó totalmente por nuestra deuda del pecado a un Dios Santo quien requería la muerte por el pecado y el derramamineto de su sangre, satisfizo ese requerimiento, he hizo posible para nosotros ser aceptados a los ojos de Dios y ser eternamente seguros en El. Por eso es que él le llamó la Gracia de Dios." (6)

Un examen detallado de las oraciones antes mencionadas por Charles Stanley, claramente revelan su punto de vista sobre la seguridad eterna. Para él está 1) intrinsicamente ligada al evangelio, 2) fundamentalmente al Cristianismo, 3) ante todo una doctrina bíblica e 4) incluída bajo la gracia de Dios.
Su definición de seguridad eterna es la siguiente:

"...seguridad eterna es el trabajo de Dios en el que El garantiza que una vez recibida es poseída para siempre y no puede perderse." (7)
Uno de los objetivos de este folleto es conocer exactamente lo que quiere decir Stanley cuando dice que nuestra salvación "una vez recibida es poseída para siempre y no puede perderse." Recuerde que ésta internacionalmente conocida figura religiosa ha vinculado este concepto del evangelio y de la gracia de Dios. Lo siguiente explica su punto de vista:
"La Biblia enseña claramente que el amor de Dios por su gente es de tal magnitud que aun aquellos que han perdido la fe no tienen la más leve oportunidad de salir de su mano." (8)
"Para propósitos prácticos si un creyente se convierte en no creyente, su salvación no está en peligro." (9)

"...creyentes que pierdan o abandonen su fe retendrán su salvación..."(10)

Con estas declaraciones y de forma chocante, el evangelio de Stanley establece que aún es "salvo" cualquiera que se convierta en apóstata, esto es, alguien que se "convierta en no creyente" o que "pierda o abandone su fe." En otras palabras la salvación siempre nos "pertenecerá y no se perderá" aunque tal persona ya no tenga creencias.

Concepto de Stanley sobre el verdadero "Cristiano"
Como es de esperarse, el concepto de Stanley sobre lo que es un Cristiano, puede verse en sus doctrinas. Aún así esto ha sido afectado por su adherencia a la seguridad eterna:
"... un cristiano que en ningún momento de su vida atesoró algún fruto eterno. Aún asi su salvación nunca peligrará." (11)
"...hay Cristianos que tampoco demuestran su Cristianismo." (12)

"Por consiguiente, Dios no requiere constante actitud de fe para poder ser salvo solamente un acto de fe." (13)

"La fe salvadora es un momento único en el que cogemos lo que Dios ha ofrecido." (14)

De acuerdo a Stanley es posible que un Cristiano no atesore fruto a través de su vida, que "no muestre evidencia" de su Cristianismo y no mantenga una " continua actitud de fe." ¿Es realmente esto lo que la Biblia enseña o es una distorción del evangelio de gracia al punto de que ahora ha sido transformado en algo diferente? Judas exhortó a los Cristianos a combatir en contra de una docrina de gracia que en realidad era un mensaje de gracia distorcionado que permitía la inmortalidad (Judas 3,4).
Entender lo que es un verdadero Cristiano, es lo más esencial para el mismo Cristianismo. El estar equivocado sobre este tema puede crear un concepto erróneo sobre la salvación, dado que solamente un verdadero Cristiano posee la salvación (Jn. 5:11-13 cf. Jn 14:6). En relación a la identificación de un verdadero Cristiano, el Señor Jesús lo describió en más de una forma. El dijo que el Cristiano no solamente "cree"(15) en El (Jn. 3:15, 16, 18, 36; 6:47; etc.) sino que también le "sigue"(16) (Jn. 10:27). Igualmente Jesús dijo:

"Mi madre y mis hermanos son aquellos que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica." (Lc. 8:21). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Este versículo es muy importante por que en él Jesucristo claramente nos da su definicón sobre quienes son los verdaderos Cristianos y no se detiene con uno que pueda tener un momento de fe en sí mismo.
Además, He. 5:9 afirma lo siguiente:

"... El, [Jesús] se convirtió en la fuente de salvación eterna para todos los que obedecen." (17) Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Igualmente el apóstol Juan describió al Cristiano de la siguiente manera:
"Sabemos que le conocemos si guardamos(18) sus mandamientos. El hombre que dice 'yo le conozco' y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él." (1 Jn. 2:3,4). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
¿Para Stanley estas descripciones, dadas exclusivas de él Señor y sus Apóstoles sobre los verdaderos Cristianos, son posibilidades? Sin lugar a dudas la salvación es un regalo que nos llega cuando depositamos confiadamente nuestra fe en Cristo. Además el creyente tiene ahora vida espiritual. Pero esto no quiere decir que podrá dejar de creer en Cristo y llevar una vida que no es diferente a los que rechazan a Cristo y aún seguir siendo Cristiano.
Los siguientes pasajes nos ayudarán a entender mejor al verdadero Cristiano ya que se refieren a los que actualmente entran al reino de Dios:

"... aquellos que han hecho el bien serán resucitados a una nueva vida" (Jn. 5:29). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
"A los que perseveran haciendo el bien en busca de gloria, honra e inmortalidad, El les dará vida eterna (Ro. 2:7). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
"... con El estarán los llamados elegidos y fieles seguidores." (Ap.17:14). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Todo esto describe a los "vencedores" como menciona Apocalipsis 21:7 o la "oveja" que entra al reino en Mt. 25:31-46. Dedique tiempo a refleccionar sobre las escrituras para que se aclare su entendimiento sobre estos temas.
Es necesario mencionar un último versículo sobre este tema ya que nos presenta la estrecha relación que existe entre la fe y el comportamiento de una persona:

"Hermanos míos ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? (Stg. 2:14). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
A pesar de que Stanley contestaría a esto que sí, en la pregunta de Santiago hay un "NO" implícito en relación a la fe salvadora. Con este versículo podemos ver que una fe verdadera, viva y salvadora tendrá buenas obras ligadas a ella. Esto es un hecho, a pesar de que no somos salvos por nuestras buenas obras. (Ef. 2:8,9; Tito 3:5). Somos salvos por nuestra fe, que debe estar centrada en el Señor Jesús. (Lc. 7:50, Hch.10:43; 20:21; 26:20b; etc.).

La verdadera gracia de Dios es descrita en Tito 2:12
Dado que somos salvos por gracia y no por obras (Ef. 2:8,9); como ya se ha mencionado, es necesario que sepamos qué es la gracia. Quizás, la verdadera gracia bíblica de Dios se pueda encontrar de manera más concisa en Tito 2:12:
"La gracia de Dios nos enseña a renunciar a la impiedad, a los deseos mundanos y a vivir en este siglo sobria, justa y piadosamente." Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
En otras palabras y de acuerdo a la Biblia, la verdadera enseñanza sobre la gracia promueve una vida santa y no permite la inmoralidad. De hecho, algunos se sorprenderán al aprender que la verdaera enseñanza sobre la gracia va más allá de esto. Pablo se expresa ampliamente sobre la santificación y la seriedad de rechazar la misma, de la siguiente forma:
"No nos ha llamado Dios a inmundicia, sino a santificación. Así que, el que desecha esto no desecha a hombre, sino a Dios, que también nos dio su Espíritu Santo" (1 Ts. 4:7,8). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
En contraste total con estas verdades del Nuevo Testamento sobre la gracia y santificación, para una vida impía, escandalosa y desobediente Charles Stanley limita el castigo solo a una pérdida de recompensas:
"... Usted no puede pecar y vivir diabólicamente y continuar viviendo como un creyente. La Biblia establece que usted puede perder su recompensa pero podrá ser salvo por el fuego. Usted no perderá su salvación, pero hay mucho que perder por una vida de pecado."(19)
Esta última cita demuestra que el mensaje bíblico de Stanley permite a uno que ha sido salvo, "vivir luego diabólicamente" sin perder su salvación. Por consiguiente, para él y su evangelio de gracia, una presona salva puede ser alguien que esté viviendo "diabólicamente". Si éste no es un mensaje de gracia que permite la inmoralidad, ¿qué es? Si éste no es suficiente permiso para la inmoralidad, ¿cuánto más puede obtenerse?. Lector, antes de continuar, reflecciona seriamente sobre estas dos preguntas y sus consecuencias.

El Cristianismo "carnal" de Stanley
De modo parecido Stanley comenta sobre el Cristianismo"carnal":
"Algunas veces ya por ignorancia u otras razones, ellos intentan gratificar y llenar sus necesidades de igual manera que lo hacían antes de estar salvos, por lo tanto, no se puede diferenciar entre un creyente y un impío. Esto es, no puedes distinguir la frialdad del carnal pues verdaderamente ambos se comportan de igual modo. Uno de ellos está en Cristo y el otro no. Uno se ellos está perdido y el otro está en Cristo. Uno de ellos conoce sobre Dios y lo conoce en la experiencia de la salvación; el otro no lo conoce de ninguna forma."(20)
[Desafortunadamente, Stanley no está solo cuando enseña de esta forma sobre el "Cristianismo carnal." Otros maestros influyente como Charles Ryrie, Zane Hodges, Robert Thieme, Tony Evans, June Hunt y muchos otros opinan lo mismo.]
Observemos de cerca 1 Cor. 3:3-5, que es la base de Stanley y los otros, para su doctrina sobre el Cristiansmo "carnal". Pablo esribió:

Por que aún sois carnales pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales y andáis como hombres? Por que diciendo el uno Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro Yo soy de Apolo, ¿ no sois carnales? ¿Qué, pues, es Pablo y qué es Apolo? Servidores por medio de los cuales habeis creido; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Nótese que fueron los celos, las contiendas y las disensiones, lo que hizo a Pablo llamarles "carnales" según se señala a continuación. Esto es lo que declara el versículo 4 al citar por qué Pablo les llamó "carnales." Además, de acuerdo ar versículo 5 todos los celos, las contiendas y las disensiones estaban sobre su predicador preferido; (vease además 1 Co. 1:12; 3:21.)
Instruirse en lo "carnal" y enseñarlo abiertamente alrededor del mundo como lo hace Stanley, es distorcionar peligrosamente la imagen del verdadero Cristianismo . Al crear este tipo de personaje salvo que se comporta como el de las tinieblas, como los que odian a Dios y los ligados al infierno, las multitudes que niegan a Dios se abren nuevamente al peligro más grande ignorantes del mismo.

Además del contexto inmediato de 1 Co. 3:3, este concepto de Stanley sobre el Cristiano "carnal" es Bíblicamente refutado por lo siguiente:

Primero, Pablo dijo que los injustos no heredarán el reino de Dios (1Co. 6:9), luego en el próximo versículo nos dice como identificar a los malvados de acuerdo a su comportamiento. El sexualmente inmoral, los borrachos y los codiciosos son incluídos en este grupo y podrán, sin enbargo ser excluídos del reino a menos que salgan de sus pecados. Para alguien previamente salvo, no hay excepción. De acuerdo a la Escritura, esta es la verdadera doctrina de gracia.

Segundo, como muestra, Pablo usó 1 Co. 6:9, 10 en el capítulo anterior, en relación a un sexualmente inmoral quien asistió a sus reuniones Cristianas en Corinto. Refiriéndose a él Pablo escribió:

"... Quitad a ese perverso de entre vosotros" (1 Co. 5:13). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Pablo, quien no podía ver el corazón de este hombre, pero basándose en su conducta de pecado (inmoralidad sexual) podía decir que ese hombre era malvado y por lo tanto no salvo.
Su consejo en relación a este hombre, que antes fue salvo, fue totalmente diferente del que dio a aquellos que nunca habían sido salvos a pesar de que ambos necesitan la salvación:

"El tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne a fin de que el espíritu sea salvo en el día de Señor" (1 Co. 5:5). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Obviamente, en aquel tiempo la congregación Corintia tenía entre ellos solo a una persona sexualmente inmoral, a quien los otros debían de apartar. De exsistir otros sexualmente inmorales, los mismos tendrían que ser tratados como aquel hombre. Este punto es por sí solo devastador para entender el Cristianismo carnal, el cual Stanley y otros exponentes de la seguridad eterna apoyan.
En relación a los Cristianos carnales, hay otro punto vital que necesita ser considerado antes de continuar. 1 Co. 5:11 dice:

"Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que, llamándose hermano, fuere fornicario, o avaro, o idólatra o maldiciente, o borracho, o ladrón; con el tal ni aun comáis." Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Este versículo claramente rechaza el punto de que la conducta de un Cristiano carnal no es fácil de diferenciar de la de uno que no es salvo, dado que Pablo hizo una clara distinción entre los corintios carnales y aquellos que había que apartar. En otras palabras a los Corintios (quienes fueron llamdos carnales por sus celos, contiendas y disensiones sobre su predicador preferido) les fue dicho que ni aún comieran con aquellos que querían ser salvos pero eran sexualmente inmorales, borrachos, codiciosos, etc. Sin lugar a dudas, estos últimos no eran poseedores de vida eterna (1 Co. 6:9, 10 cf. Ap. 21:8.) Hay una clara distinción entre ambos. 1 Co. 5:11 demuestra que aún el cristiano carnal podía no estar en ninguna de estas categorías. Consecuentemente para la personas que adoptan un punto de vista contradictorio sobre lo "carnal," hay un problema mayor con este versículo y las descripcciones mencionadas anteriormente sobre el verdadero salvo. Esta pregunta sobre el Cristiano "carnal" es un tema decisivo, ya que en realidad afecta la definicón de un Cristiano y por lo tanto, quien en realidad será salvo. Estar equivocado sobre esto es también estarlo sobre quien será excluído del reino de Dios y tirado en el lago de fuego.

Jesús enseñó, "Por el fruto se conoce el árbol"
El Señor dijo, " Por el fruto se conoce el árbol" (Mt. 12:33). Antigua Versión de Casiodoro de Reina. Esta es una doctrina que prevalece a través del Nuevo Testamento.
Igualmente, Pablo enseñó lo siguiente:

"Pero la viuda que se entrega a los placeres, viviendo está muerta" (1 Ti. 5:6). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Pablo categóricamente pudo haber hecho esa afirmación basándose solamente en la conducta de uno. Su declaración de que las viudas que se entregan a los placeres estaban espiritualmente muertas es una contradiccion para la seguridad eterna. Si Pablo hubiera creído en la seguridad eterna nunca hubiera dicho eso porque esas viudas pudieron haber sido salvas anteriormente y por lo tanto aún pudieran estar vivas espiritualmente aún viviendo en el presente de esta forma.
Igual que Jesús y Pablo, considere también lo que el apóstol Juan dice sobre esto:

"En esto se manifiestan lo hijos de Dios, y los hijos del Diablo todo aquel que no hace justicia y que no ama a su hermano no es de Dios." (1 Jn. 3:10) Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
En el Cristianismo del primer siglo lo que ellos conocían sobre la posición espiritual de una persona basándose en su conducta, ahora es categóricamente rechazado por Stanley y otros a través de la rampante doctrina de nuestros días conocida como "seguridad eterna" la cual, de ser cuestionable habría que cuestionar entonces al propio evangelio. ¡Estupendo!
El apóstol Juan, quien a menudo escribió en contra de los falsos maestros de sus días, dijo algo muy relevante acerca de la relación entre la conducta y la salvación:

"Queridos hijos, nadie os engañe; el que hace justicia es justo, como él es justo. El que practica el pecado es del Diablo..." (1 Jn. 3:7, 8). Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
A través de estos versículos es evidente que los Apóstoles del Señor, en contraste con Charles Stanley y otros maestros de seguridad eterna, creían que no era posible estar en Cristo y al mismo tiempo estar "viviendo como el Diablo." Sin embargo, estamos hablando sobre dos diferentes mensajes de gracia y dos diferentes imágenes de Cristianimo. Una permite la más impía e inmoral conducta entre los salvos y la otra no.

¿Cuál es el consejo de Stanley a los suicidas?
Con el suicido abundando tanto, este es un tema importante sobre el cual hablar. Mientras se expresa sobre el tema, al mismo tiempo, Stanley revela como él entiende el perdon de los pecados, el cual Dios proveyó en la cruz, Stanley comienza diciendo:
"Cuando El murió en la cruz, El se hizo cargo de todo pecado nuestro."
Nuevamente, ¿cuál es la interpretación de Stanley sobre esta verdad fundamental de la esritura? Es aparente cuando dice:
"Cuando El murió en la cruz, El se hizo cargo de todos nuestros pecados. Usted dice ¿Me quiere decir que si una persona se quita la vida luego de todas estas cosas sobre el pecado que usted acaba de decir, esa persona es perdonada? Perdonada... esa persona va a perder recompensa." (21)
"Un creyente que cometa suicidio ya está perdonado. No digo que esto va a ser bueno para él, digo que está perdonado. Ese pecado le es perdonado. (22)

¡De esto aprendemos que el evangelio de Stanley permite asesinos no arrepentidos (víctimas de suicidio) en el Cielo, esto es, si en algún momento tuvieron en Cristo una fe de salvación!
[Otros que enseñan de igual manera son David Breese, Bob George, June Hunt, David Jeremiah, Hank Hanegraaff, Ron Rhodes y el ya fallecido J. Vernon McGee.

Por el consejo clérigo ofrecido a Kenneth Nally, un hombre joven suicida quien se quitó la vida más tarde, la congregación de John MacArthur, Jr. fue demandada en relación a este tema durante los años 80. Según testimonio los pastores enseñaron lo siguiente:

"... que una persona 'salva' iría al cielo a pesar de cometer suicidio. De acuerdo al licenciado Barker, esa enseñanza pudo haber sido interpretada por Nally como una luz verde para cometer suicidio." (23)
En otro ejemplo aún más convincente en el programa de radio llamado "The Bible Answer Man" (Hombre con respuestas Biblicas) Ron Rhodes y Paul Carden aconsejaron a una mujer suicida que les llamó y les dijo "Si yo hubiera sabido que iba a ir al cielo, lo hubiera hecho (cometer suicidio)". (Este testimonio personal prueba que la seguridad eterna es conductiva al suicidio.) A pesar de que Carden trató de disuadirla, por otro lado Rhodes, de manera chocante le aseguró " Usted está eternamente segura. Cualquiera que haya confiado en Cristo es eternamente seguro..." (24)]
De acuerdo al evangelio de Stanley el cual se basa en seguridad eterna, la condición espiritual de una persona al final de su vida es totalmente irrelevante a su destino eterno. En contraste véase, Mt. 10:22; He. 3:14; Ap. 2:10, 11 cf. Stg. 1:12. ¡Permita que sea la palabra de Dios quien le hable!

Con sus doctrinas acerca del suicidio, Stanley y otros colocan un arma cargada en manos del Cristiano que esta sufriendo y no tiene ninguna esperanza. ¡Para aquellos que están en el falso evangelio de Stanley, el pecado del suicidio es una bendición pues el mismo prematuramente pone fin al sufrimiento de uno y lo envía rápidamente a un paraíso Celestial (eso piensa él)!

Así como la doctrina errónea sobre las transfusiones de sangre de los Testigos de Jehová, posiblemente las doctrinas de Stanley puedan estar enviando multitudes a una muerte prematura pero peor aún enviándolos al infierno. De acuerdo a la Biblia, el lago de fuego es el destino de homicidas no arrepentidos (Ap. 21:8; 1 Jn. 3:15) ¡Recuerde que es imposible que alguien que comete suicidio se arrepienta!

Regresando al concepto que tiene Stanley sobre la muerte de Jesús en la cruz, el cual ha sido adversamente afectado por su aceptación de la seguridad eterna, él dice:

"No importa lo que usted haga, como hijo de Dios, usted está perdonado. Usted dice, ¿Asesinato? Perdonado. ¿Robar? Perdonado. ¿Adulterio? Perdonado. ¿Adorar ídolos? Perdonado." (25)
La caja de Pandora está bien abierta ahora. Para la salvación no es necesario evitar cometer los más atroces pecados ya que ¡de acuerdo al evangelio de Stanley el Cristiano ya está perdonado aun antes de pecar! Por otro lado Stanley dijo:
"No es la mentira, el engaño, el robo, el ultraje, el asesinato o la infidelidad lo que envía a las personas al infierno." (26)
"Aceptar una teología en la que el hombre pueda hacer algo que lo lleve nuevamente a un estado de muerte espiritual, negando a Dios su propósito predeterminado, es aceptar un sistema para el cual el hombre ocupa el asiento del chofer y Dios el del pasajero." (27)

En otras palabras el falso evangelio sobre la seguridad eterna declara que ningún pecado cometido luego de la salvación, podrá enviarnos al Infierno. Este es un engaño común de nuestros días el cual está enviando a muchos al Infierno.
¡Si alguna vez existió una distorción o falsificación del mensaje de gracia de la Escrituara, que es en realidad "una licencia para la inmoralidad," esta clase de doctrina lo es! Estas no son las buenas nuevas de las que habla la Biblia. Son malas noticias para todo aquel que lo acepta. No hay forma de saber cuantos suicidios, familias destruídas por el divorcio, y actos criminales que han ocurrido a consecuencia de esta doctrina. La misma continúa extendiéndose por el mundo aparentemente sin ningun reto, a través del ministerio global de Stanley y la seguridad eterna como un todo.


La trampa de Stanley para los Cristianos
Inconcientemente al tender una trampa para los cristianos con su doctrina "una vez salvo siempre lo serás," Stanley expresa lo siguiente al comentar sobre el Hijo Pródigo:
"Algunas veces usted y yo recurrimos a vernos y comportarnos igual que nos comportábamos antes de ser salvos. Solo por que nos comportamos de aquella forma no significa que hemos perdido la salvación... Miremos por un momento al Hijo Pródigo Aquí está él viviendo en pecado y en un estilo de vida absolutamente malvado ... Permítame decirle algo. Cuando usted vuelve a nacer por la gracia de Dios Todopoderoso y usted se convierte en hijo de Dios, usted ha nacido de nuevo. Usted es una nueva creación es Cristo. Usted es adoptado en la familia de Dios. No hace ninguna diferencia cuan vil y malvadas sean sus actuaciones ... nunca hay pecados sin consecuencias. No quiere decir que por que usted pecó contra Dios, El lo rechaza por su desobediencia, porque en esta historia Dios es presentado corriendo hacia un hijo que ha flaqueado en sus creencias, pero que luego se arrepiente y regresa al hogar con su padre." (28)
La razón que ofrece Stanley para respaldar su creencia es que el Hijo Pródigo siempre fue salvo como ser humano ya que el Padre es presentado corriendo hacia él cuando regresó al hogar. Es vital recordar que esto ocurre solo cuando el Hijo Pródigo se aparta de la vida de pecado humilde y apenado y regresa al Padre para servirle.
Además Stanley se reafirma en su evangelio de seguridad eterna, esto es que la salvación "no puede perderse" a pesar de cualquier forma de vida de pecado hibitual y/o abandono de la fe. En esta forma esta internacionalmente respetada figura establece que aun un estilo de vida totalmente malvado no nos negará la salvación. Gá. 5:19-21 claramente refuta esto. Pablo escribió:

"Manifiestas son la obras de la carne que son inmoralidad sexual, inmundicia y lascivia; idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, contiendas y celos, iras, disensiones; borracheras, orgías y cosas semejantes a estas. Os amonesto como ya lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios." Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
[El pasaje anterior declara que uno puede estar perfectamente correcto en su doctrina pero puede perder el reino de Dios porque habitualmente cede a su naturaleza pecadora. Igualmente Pablo dijo a los Cristianos en Ro. 8:13:
"Por que si vivís conforme a la carne, moriréis; mas si por el Espíritu hacéis morir las obras de la carne viviréis. Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
En parte, la Nueva Versión Internacional da este mismo pasaje "muerte a las fechorías de la carne." El griego revela una tensión contínua con respecto a "dar muerte" a nuestra naturaleza pecadora. Esto es hecho por nuestro libre albedrío y responsabilidad humana. Mas inportante aún, es solamente posible con la ayuda y no del dominio, del Espíritu Santo.]
Lc. 15:24,32 son dos versículos esenciales para entender correctamente al Hijo Pródigo. Ambas escrituras, declaradas por el padre, revelan la condición espiritual de Pródigo antes y después de su "vida de pecado" según establece Stanley. En el versículo 24 el Padre dice a sus siervos:

"Por que este mi hijo muerto era y ha revivido; se había perdido y es hallado," Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
Mientras el versículo 32 dicho a su hijo mayor dice:
... este tu hermano era muerto y ha revivido; se había perdido y es hallado." Antigua Versión de Casiodoro de Reina.
"El punto importante que el padre enfatiza es el cambio completo de la condición espiritual del Pródigo ahora que está arrepentido. El pasó de "muerto" a "vivir de nuevo" lo cual se expresa en la misma oración como "perdido" y "hallado." Hay una poderosa razón para regocijarse con este pecador arrepentido como se ha mencionado dos veces en el mismo capítulo en las parábolas de La oveja perdida y la parábola de La moneda perdida.
Quizás las palabras en Español "vivo de nuevo" son más reveladoras. La palabra griega de donde procede "vivo de nuevo" se encuentra cinco veces en el Nuevo Testamento en estos dos versículos Ro. 7:9, 14:9 y Ap. 20:5. Quiere decir vivir de nuevo o revivir. (29) puede verse ese significado en Ro.14:9, "... Cristo murió y resucitó ..." Aquí se establece que la condición física del Señor fue de la vida A la muerte [en la cruz] A la vida de nuevo (cuando El se levantó de la tumba). Igualmente la condición espiritual del Pródigo pasó de la vida A la muerte [cuando era sexualmente inmoral] y de nuevo A estar espiritualmente vivo [luego de arrepentirse y regresar a la presencia del padre].

Continúe leyendo la exposición de Stanley



--------------------------------------------------------------------------------

El verdadero plan de salvación es el arrepentimiento para con Dios y la fe en Cristo Jesús (Hch. 20:21). Con nuestras obras probamos nuestro arrepentimiento. El Señor Jesús enseño que el camino que lleva a la vida es "difícil" y "pocos" son los que lo hallan (Mt. 7:13, 14.) Antigua Versión de Casiodoro de Reina. Muchos son salvos pero luego se apartan (Lc. 8:13; Jn. 6:66; Ti. 1:19; etc.) En otras palabras luego de la salvación inicial debemos soportar hasta el "fin" para entrar al reino de Dios y escapar del lago de fuego (Mt. 10:22; He. 3:14; Ap. 2:10, 11). La vida eterna, llega al arrepentido en el momento en que cree en Jesús como su salvador (Jn. 3:16; 6:47; Jn. 5:12, 13). Hay otro aspecto importante de la vida eterna del cual muchos en nuestros días estan totalmente ajenos por la falsa doctrina de la seguridad eterna. De acuerdo a la enseñanza de la verdadera gracia, la vida eterna es también una ESPERANZA (Tit. 3:7), aun para ser COSECHADA (Ga. 6:8, 9) EN EL SIGLO VENIDERO (Mr. 10:30) solamente para los que PERSEVERANDO EN BIEN HACER (Ro. 2:7) NO NOS CANSEMOS DE HACER BIEN (Ga. 6:9).

Si una persona salva complace su naturaleza pecadora morirá espiritualmente (Ro. 8:13, Ga. 6:8,9). El Pródigo es un claro ejemplo de esto (Lc. 15:24, 32). El resultado final del pecado es la muerte espiritual, por lo tanto no se engañe (Stg. 1:14-16). Para más información relacionada a la seguridad del creyente vea nuestra página ¿qué es nuevo? (en inglés). Nuestro libro de 801 páginas, La seguridad condicional del creyente, es la más exhaustiva y comprensible refutación sobre la doctrina de seguridad eterna que jamás se haya escrito. No podrá ser refutada. (en inglés)

Por causa de la doctrina de que una vez salvo siempre estarás salvo, por mucho tiempo la gracia ha sido enseñada como un permiso o licencia para inmoralidades. Tan es así que cuando se cita la escritura como en 1Co. 6:9, o Ap. 21:8, se le hace caso omiso y la persona que enseña estas palabras de Dios es falsamente acusada de enseñar legalismo, esclavitud, trabajo, etc. ¡Esto refleja cuan oscuros son los días en que estamos viviendo!

La pregunta DECISIVA para saber si un ministerio o congregación local está enseñando un permiso a la inmoralidad como lo condena Jud. 3,4 es ¿permite la verdadera gracia al sexualmente inmoral en el cielo? Si la contestación es que "SI" evítela como al virus SIDA. Estar bajo la influencia de esta doctrina significa que como resultado su alma y la de sus seres queridos estarían condenadas eternamente. Apoyar y promover esta clase de ministerio y doctrina es participar en sus malas obras (2 Jn. 9-11.) ¡Esto incluye sus donaciones financieras! Aléjese de esta clase de ministerio o congregación y exhorte a otros a que también hagan lo mismo antes de que sea eternamente demasiado tarde.



************************************************** **


Bueno, como verán, quien escribió el artículo tiene una postura sumamente crítica con el Sr Stanley, considerando que predicar la "seguridad de la salvación eterna" o decir que "el que es salvo, es salvo para siempre" 1) fomenta la práctica del pecado con la excusa de que -aunque pequemos- no perdemos la salvación y 2) envía a miles de almas al infierno.

¿Cuál es la opinión de ustedes, amados hermanos???.

Dios los bendiga a todos.

SolaGratia
02-08-2002, 00:56
Muchas palabras…

Pero sigo insistiendo que si es como los arminianos creen e interpretan hay algo que “no cuadra” Nadie niega que si un pecador se arrepiente Dios le ama y lo transada como dice Pablo en Colosenses “al Reino de su amado Hijo” Pero si la salvación se pierde este amor seria FALSO por la muy obvia razón que si nuestro Dios es Omnisciente (que lo es) y si El sabe de antemano que uno de sus hijos “perderá la salvación” Yo no puedo concebir con que amor ama a tal pecador si Dios mismo sabe que en un futuro este pecador (redimido) oirá un día “apártate de mi maldito, al fuego eterno” Y repito seria como si nuestro Dios hablara de la siguiente manera:

“Te amo porque te has arrepentido y has creído en el testimonio de mi Hijo, pero yo se que un día me dejaras por lo tanto mi amor será por un tiempo determinado y al final no alcanzaras salvación, pero por lo pronto te amo”

Por lo tanto el amor de Dios para los hoy salvos pero que El sabe que un día perderán la salvación no puede ser el mismo amor que para aquello salvos y que El sabe que nunca perderán la salvación.

hay algo que no cuadra

Yo creo que todo consiste en una idea “fuera de tono” de lo que es la infinita Gracia de Dios en el amor para con sus hijos.

Saludos
Malcom

Jetonius
02-08-2002, 01:48
Originalmente enviado por: SolaGratia
Muchas palabras…


Vaya manera de despreciar las contribuciones ajenas...

¿Por qué no las analiza en lugar de descalificarlas sumariamente como ha hecho?





Pero sigo insistiendo que si es como los arminianos creen e interpretan hay algo que “no cuadra” Nadie niega que si un pecador se arrepiente Dios le ama y lo transada como dice Pablo en Colosenses “al Reino de su amado Hijo” Pero si la salvación se pierde este amor seria FALSO por la muy obvia razón que si nuestro Dios es Omnisciente (que lo es) y si El sabe de antemano que uno de sus hijos “perderá la salvación” Yo no puedo concebir con que amor ama a tal pecador si Dios mismo sabe que en un futuro este pecador (redimido) oirá un día “apártate de mi maldito, al fuego eterno” Y repito seria como si nuestro Dios hablara de la siguiente manera:

“Te amo porque te has arrepentido y has creído en el testimonio de mi Hijo, pero yo se que un día me dejaras por lo tanto mi amor será por un tiempo determinado y al final no alcanzaras salvación, pero por lo pronto te amo”

Por lo tanto el amor de Dios para los hoy salvos pero que El sabe que un día perderán la salvación no puede ser el mismo amor que para aquello salvos y que El sabe que nunca perderán la salvación.

hay algo que no cuadra

Yo creo que todo consiste en una idea “fuera de tono” de lo que es la infinita Gracia de Dios en el amor para con sus hijos.

Saludos
Malcom

En otras palabras, sobre la base de un razonamiento humano de algo que a usted "no le cuadra", descarta las claras advertencias escriturales.

Note que en Marcos 10:21-22, dice a propósito del joven rico:



Jesús, mirándolo, lo amó y le dijo: Una cosa te falta: ve y vende cuanto tienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, y sígueme. Pero él, afligido por estas palabras, se fue triste, porque era dueño de muchos bienes.


El verbo que emplea Marcos es agapaô, palabra empleada para expresar el amor de Dios hacia su Hijo, el amor de ambos hacia los hombres, y la máxima expresión del amor humano redimido por el Espíritu Santo. Marcos dice que Jesús amó al joven rico. ¿Fue falso este amor?

Entiendo la dificultad que usted señala. Pero que no podamos comprender algunas cosas o no veamos claramente como "encajan" no es una excusa válida para desoír las advertencias que sí son claras.

Sobre lo que no queda claro, solamente es posible especular y la especulación, por ingeniosa que sea, no reemplaza a la Palabra revelada.

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

vilobe42
02-08-2002, 04:50
Con mucho amor les traigo de mi disco duro y sacado de la web www.eternoamor.org el siguiente estudio.

LA MEZCLA

Por: Rocio Salazar

"Nadie, luego de cortar un parche de un vestido nuevo, lo cose sobre un vestido viejo. De lo contrario, no solo se rasgará lo nuevo, sino que el parche del nuevo no armonizará con lo viejo. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos. De otra manera, el vino nuevo reventará los odres y se derramará, y los odres se echarán a perder; sino que el vino nuevo tiene que ser echado en odres nuevos" (Lucas 5:36-38 Biblia textual)

Mezclar = Juntar, revolver, contaminar, confundir, combinar, amancillar (algunos de los sinónimos)

La mezcla de la que vamos a hablar en éste estudio, es la mezcla en la cual ha estado sumergida la iglesia por 2.000 años, desviándose de la verdad de Cristo, al dejarse guiar por tradiciones de hombres y doctrinas de demonios, que solo ha traído devastación, división, confusión y destrucción al cuerpo de Cristo.

Es la mezcla de dos pactos, que como los sinónimos arriba mencionados lo explican, contamina, revuelve, confunde, amancilla la verdad de Dios. Es mezclar la vida con la muerte, la justificación con la condenación, la sangre de Cristo con la sangre de toros, la libertad con la esclavitud; es el adulterio espiritual más sutil y peligroso donde se lleva al creyente al Calvario para su salvación y luego al Sinaí con todas sus obras, para su regeneración y santificación, es hacer afrenta al Espíritu de Gracia y tomar por inmunda la sangre del pacto, en resumen, es una ABOMINACIÓN.

Analizando la Escritura de Lucas 5:36-38, el parche nuevo y el vino nuevo es el Nuevo Pacto y el vestido viejo y los odres viejos son el Viejo Pacto que como dice Lucas no armonizan y que este mover nuevo del Espíritu puede reventar los odres y derramarse la unción, por consiguiente el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar, es decir: solo cuando no dependes de las obras de la ley, Cristo puede ser real en tu vida. Miremos el versículo 39 "Nadie, después de beber añejo, desea nuevo, porque dice: El añejo es bueno" (Biblia Textual) Es más fácil llevar a un ateo a reconocer a Cristo, que sacar a un cristiano metido en ley a la libertad de la Gracia. El pueblo de Dios confunde la libertad en Cristo con el libertinaje. Ocurrió en la época de Pablo y sigue ocurriendo ahora. "Y esto a pesar de los falsos hermanos, introducidos secretamente para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, a fin de someternos a esclavitud" (Gálatas 2:4 Biblia Textual) "Como libres, y no como teniendo la libertad por cobertura de la maldad, sino como siervos de Dios" (1 Pedro 2:16 Biblia Textual).

Repito, esto no es nuevo, desde la iglesia primitiva se está teniendo este problema. Entiendo que a los apóstoles les toco vivir la transición o paso de la ley a la Gracia, pudo haber sido difícil para ellos, pero Pablo fue bien claro en sus enseñanzas y quien más legalista que Pablo criado a los pies de Gamaliel, fariseo de fariseos, sin embargo fue atacado duramente por los mismos apóstoles. El Concilio de Jerusalén promocionó la mezcla, miremos: "A menos que seáis circuncidados conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos" "Es necesario circuncidarlos y mandarles que guarden la ley de Moisés" (Hechos 15:1 y 5 Biblia Textual) Esto es lo que el Concilio de Jerusalén enseñaba, tenía una mezcla tremenda. Ahora miremos como confrontaron a Pablo: "Pero les han informado acerca de ti, que enseñas a todos los judíos que están entre los gentiles a apostatar de Moisés, diciéndoles que no circunciden a los hijos, ni practiquen las costumbres" "Este es el hombre que por todas partes enseña a todos contra el pueblo, la ley y este lugar" Pablo fue acusado de apostatar, pero ¿qué es apostatar?

Apostatar = Negar una fe o religión, apartarse, abandonar los votos.

Según esta definición, Pablo estaba haciendo lo correcto, pues el fin de la ley es Cristo. El debía abandonar la ley con sus obras y abrazar la fe que es por gracia. Así lo hizo y así enseñaba y esto le costo la cárcel. Ocurrió en los días de Pablo y sigue ocurriendo ahora, pues quien se atreve a enseñar gracia, los concilios lo persiguen y lo llaman hereje y apóstata.

LA MEZCLA EN EL ANTIGUO PACTO

En el Antiguo Pacto Dios fue bien claro con el pueblo de Israel, les prohibió mezclarse con otros pueblos y les advirtió sobre las graves consecuencias que dicha mezcla traería si llegara a efectuarse. Luego Josué una vez que repartió la tierra exhorta al pueblo y le recuerda su compromiso con Dios de no mezclarse. "Esforzaos, pues, mucho en guardar y hacer todo lo que está escrito en el libro de la Ley de Moisés, sin apartaos de ello ni a diestra ni a siniestra; para que no os mezcléis con estas naciones que han quedado con vosotros, ni hagáis mención ni juréis por el nombre de sus dioses, ni los sirváis, ni os inclinéis a ellos" (Josué 23:6-7)

Deuteronomio 22:9 "No sembrarás tu viña con semillas diversas, no sea que se pierda todo, tanto la semilla que sembraste como el fruto de la viña" La mezcla hecha a perder todo.

Esdras 9:2 "Porque han tomado de las hijas de ellos para sí y para sus hijos, y el linaje santo ha sido mezclado con los pueblos de las tierras; y la mano de los príncipes y de los gobernantes ha sido la primera en cometer este pecado" La mezcla era pecado.

Salmo 106:34-36 "No destruyeron a los pueblos que el Señor les dijo; antes se mezclaron con las naciones y aprendieron sus obras y sirvieron a sus ídolos, los cuales fueron causa de su ruina. La mezcla causa ruina.

El pueblo de Israel siempre desobedeció a Dios y se mezcló con otros pueblos. El libro de los Jueces, como toda historia de la humanidad, narra la tristeza y la tragedia de un pueblo apartado de Dios. "Éstas, pues son las naciones que dejo Dios para probar con ellas a Israel... Así los hijos de Israel habitaban entre los cananeos, heteos, amorreos, ferezeos, heveos y jebuseos. Y tomaron de sus hijas por mujeres, y dieron a sus hijas a los hijos de ellos y sirvieron a sus dioses." (Jueces 3:1 y 5-6) Después de la muerte de Josué, el pueblo parecía sin Dios, vemos a Israel recaer una y otra vez en servidumbre y esclavitud, en guerras civiles, vemos la idolatría de Gedeón (Jueces 8:27), la traición de Abimelec , el paganismo de Dan, el desastroso final de Sansón, etc. Todos los problemas de Israel eran por mezclarse, observar costumbres de otros pueblos y adorar dioses paganos. La mezcla llevó al pueblo de Israel a pecar, les echó a perder todo y fue la causante de su ruina. Si una mezcla natural como ésta causó tanto desastre entre un pueblo, ¿cómo crees que será afectado el pueblo de Dios hoy en día, al caer en una mezcla espiritual de tal magnitud como es el hacer afrenta al Espíritu de Gracia, mezclando do pactos y tomando por inmunda la sangre del Pacto?

LA MEZCLA EN EL NUEVO PACTO

Nunca se enfatizará lo suficiente con relación a la peligrosidad de está mezcla. Ha sido devastadora, ha confundido tanto al pueblo de Dios que muchos hasta han matado creyendo que lo hacían en el nombre del Señor. Ha sido la causa principal de la división del cuerpo de Cristo. Hasta el día de hoy, no se han podido poner de acuerdo sobre cuales son los mandamientos del Nuevo Pacto, unos dicen que es "amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo", otros, que es "parte de la ley excepto los sacrificios", otros, que son "los diez mandamientos", en fin está nubosidad les ha permitido formar grupos usando porciones de la Ley Mosaica y de la Gracia.

Isaías lo profetizó "Echarán mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas, solamente permítenos llevar tu nombre, quita nuestro oprobio." (Isaías 4:1)

Echarán mano de hombre = de Cristo.

Comeremos nuestro pan = Su propia doctrina, mezcla.

Vestiremos nuestras ropas = Su propia cobertura, grupo, denominación.

Llevar tu nombre = Llamarse Cristiano.

Cada denominación tiene su propia ropa (nombre) y con el pan (doctrina, mezcla) que le dan al pueblo, lo hacen esclavo de tradiciones y leyes, formando sus propios reinos y reteniendo al pueblo con amenazas de condenación y maldición. Que no puede moverse de ahí, porque ahí nació, que si cuestiona tiene espíritu de insujeción, que se apartó del Señor y solo queda orar por él, etc. y todo lo que la oveja tiene es hambre, pero hambre de la verdad, hambre de vida, de la vida de Cristo.

Hay muchas razones por las que los líderes mezclan: Unos lo hace por ignorancia, otros, por fidelidad a una vestidura (denominación), otros, por temor a estar solos y otros por ambición y deseo de poder. Cualquiera que sea la razón, no olvidemos que Él: "asimismo nos hizo ministros competentes de un Nuevo Pacto, no de la letra, sino del Espíritu; porque la letra mata, mas el Espíritu vivifica." (2 Corintios 3:6 Biblia Textual)

MEZCLA DE DOS PACTOS

Muchos de ustedes pueden estarse preguntando: ¿En qué consiste la mezcla? ¿Qué estamos mezclando? ¿Cómo reconozco una congregación con mezcla? etc. Primero, vamos a separar los dos Pactos y luego vamos a analizar algunas de las mezclas que hay vigentes en diferentes grupos cristianos.

"Decidme, los que deseáis estar bajo la ley: ¿No ponéis atención a la ley? Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos: uno de la esclava y uno de la libre. Mas el de la esclava nació según la carne; pero el de la libre, por la promesa. Las cuales son expresiones alegóricas, porque éstas son dos pactos: una, la cual es Agar, del monte Sinaí, que engendra para esclavitud. Ahora bien, Agar es el monte Sinaí en Arabia, y es figura de la Jerusalén actual, pues está esclavizada con sus hijos. Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de nosotros, es libre." (Gálatas 4:21-26 Biblia Textual)

Sara y Agar representan los dos pactos. Agar representa el Viejo Pacto cuyas leyes y preceptos fueron dados en el Sinaí. "Entonces el Señor dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles." (Éxodo 24:12) El Viejo Pacto estaba conformado por todos los mandamientos, leyes y preceptos dados por Dios en el Sinaí y que fueron las directrices que guiaron al pueblo Judío hasta la llegada de Cristo, sin olvidarnos que para cuando Jesús llegó, ya le habían adherido tradición tomada en su mayoría de pueblos paganos. "Invalidando la Palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido; y hacéis muchas cosas semejantes a éstas." (Marcos 7:13 Biblia Textual) Todas estas leyes, preceptos y tradiciones son las que el pueblo de Dios ha introducido en el Nuevo Pacto creando la mezcla, olvidando, primero: que nada de esto fue dado para el pueblo gentil y segundo: que si eres un Judío que ha reconocido al Mesías, el fin de la ley fue Cristo y nada de esto está vigente.

Sara, representa el Nuevo Pacto dado antes del Viejo Pacto. "Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición... serán benditas en ti todas las familias de la tierra." (Génesis 12:2 y 3) Entonces, ¿por qué dar otro cuando el Nuevo ya había sido dado? Porque el Pacto de Gracia había sido dado en promesa a Abraham y había que esperar su cumplimiento y ratificación que fue efectuada en el Calvario por Cristo, mientras tanto era necesario que el pueblo de Israel conociera las exigencias de Dios para restaurar la relación con el hombre, y la incapacidad de éste en cumplirlas, por consiguiente lo que la ley hizo fue: Señalar la decadencia moral del hombre (pecado), dictar sentencia contra el pecado, esclavizar al hombre por medio de leyes imposibles de cumplir, mostrar la necesidad de un salvador que cumpliera por el, llevar al hombre a Cristo y finalmente ejecutar la sentencia contra en pecado en el cuerpo de Cristo.

¿Está el pueblo de Dios sujeto a las leyes, preceptos y tradiciones del Viejo Pacto? NO. "Para la libertad nos libertó Cristo; estad, pues, firmes y no os sometáis otra vez al yugo de esclavitud." (Gálatas 5:1 Biblia Textual) Lo que toda ésta mezcla ha hecho al pueblo de Dios, es crear orgullo cristiano, falsa humildad, religiosidad y lo ha llenado de conceptos impidiéndole vivir la realidad de Cristo. "Si habéis muerto con Cristo a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieras en el mundo, os sometéis a preceptos: no uses, ni comas, ni toques (según mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que están todas destinadas a ser consumidas con el uso? Tales cosas tienen en verdad cierta reputación de sabiduría en una religión impuesta por uno mismo, y en una falsa humildad y severo trato del cuerpo, sin valor alguno contra los apetitos de la carne." (Colosenses 2:20-23 Biblia Textual)

¿DE DÓNDE SURGIO LA MEZCLA?

Esto no es de ahora, ya dijimos que desde el comienzo los apóstoles quisieron mezclar el Nuevo Pacto con sus leyes y tradiciones. A ellos les toco enfrentar el cambio y fue muy difícil, miremos por ejemplo: Pedro tratando de judaizar a los Gálatas, "dije a Cefas (Pedro) delante de todos: Sí tú siendo judío, vives como gentil y no como judío, ¿cómo obligas a los gentiles a judaizar? (Gálatas 2:14 Biblia Textual) luego vemos al Concilio de Jerusalén tratando de imponer la ley de Moisés "Es necesario circuncidarlos y mandarles que guarden la ley de Moisés." (Hechos 15:5) y más tarde vemos a Pablo ya enfrentarse a una división, "Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay contienda entre vosotros. Y quiero decir esto, que cada uno de vosotros dice: Yo, ciertamente soy de Pablo: pero yo, de Apolos; y yo, de Cefas: yo, al contrario, soy de Cristo. ¿Ha sido dividido Cristo? ¿Acaso fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?" (1 Corintios 1:11-13 Biblia Textual) ¿Qué la causo? No sabemos, la Escritura no lo dice, pudo ser diferencia de conceptos, forma de enseñar, el bautismo, los que decían ser de Cefas (Pedro) tal vez seguían practicando ley y los de Pablo no, cualquier cosa causa división.

Pero la mezcla no paró ahí, lástima que el libro de los Hechos termina con Pablo en Roma, debió haber seguido, como historia de la iglesia, es un libro inconcluso. Según la historia, la muerte de Pablo ocurrió en el año 66 y la de Pedro en el año 68, dos años más tarde, lo que indica porque Pedro pudo ver como una vez muerto Pablo, empezaron a torcer y a malinterpretar sus epístolas, "Como también nuestro amado hermano Pablo os escribió, según la sabiduría que le fue dada, como también habla de esto en todas sus epístolas, en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, las cuales tuercen los indoctos e inconstantes (como también las otras Escrituras), para su propia perdición." (2 Pedro 3:15-16 Biblia Textual) Las epístolas de Pablo han sido el "talón de Aquiles" para la iglesia con mezcla.

Luego en el siglo cuarto aparece Constantino I el Grande, Emperador Romano, convertido al cristianismo y quien introdujo una de las mezclas más perversas que ha existido. Henotéista Solar, religión que consideraba al dios Romano, sol, como la manifestación visible de un dios supremo. Afirmó haber visto al dios sol con una cruz superpuesta y las palabras "con ésta señal serás el vencedor". Se convirtió al cristianismo y lo mezclo con el paganismo. Presidio el primer Concilio Ecuménico en Nicea en el 325. Estableció está mezcla como la religión única, universal, la que hoy conocemos como Catolicismo.

Si seguimos buscando en los anales de la historia, nos aterraríamos al descubrir la cantidad de basura con la que han contaminado el mensaje de Cristo. Ya no es Pablo, Cefas o Apolos, ahora hay más diversidad y más distorsión el en mensaje. En conclusión, ¿de qué está conformada la mezcla hoy en día? Bien, el mensaje de Cristo, Nuevo Pacto o Pacto de Gracia, está mezclado con: Porciones de ley Mosaica, tradición judía, paganismo y doctrinas de hombres (basadas en interpretaciones personales de las Escrituras). Hay algunos grupos menos contaminados que otros, pero la gran mayoría lo están, aunque muchos ni siquiera lo saben.

MEZCLAS MÁS COMUNES

Debemos tener bien claro que el Cristianismo no es una religión. Es un estilo de vida, es una relación basada en una comunión de espíritus, el Espíritu de Dios con el espíritu del hombre. La mezcla ha convertido ésta relación en religión. Vamos a analizar las mezclas más comunes y a ver como éstas estorban el crecimiento espiritual de hombre.

1. Mezcla relacionada con la salvación y regeneración del hombre.

A lo largo de todo el Antiguo Pacto vemos a Dios llamando a su pueblo "esposa adultera" en los momentos en que el pueblo se apartaba de Dios y se iba tras ídolos. "Pero como la esposa infiel abandona a su compañero, así prevaricasteis contra mí, oh casa de Israel, dice el Señor." (Jeremías 3:20) "Mi pueblo a su ídolo de madera pregunta y el leño le responde; porque espíritu de fornicaciónes lo hizo errar y dejaron a su Dios para fornicar." (Oseas 4:12) Esto es lo que llamamos adulterio espiritual. Dios demandaba fidelidad de su pueblo al Pacto que había establecido con ellos.

Hoy, igual que antes, Dios demanda fidelidad, pero el pueblo también, igual que antes, ha sido infiel y ha roto el Pacto teniendo dos maridos, la Ley y la Gracia. Al pueblo se le enseña que la salvación es por gracia y es lo correcto. "Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe; y esto no es de vosotros, es el don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe." (Efesios 2:8-9 Biblia Textual) Pero los líderes después de que enseñan la salvación por gracia, enseñan obras que serán las que mantendrán su salvación. Enseñan que el cristiano puede perder la salvación, doctrina que la iglesia tomó en el siglo XVII de Jacobo Arminio, Calvinista Holandés, quien hizo una Declaración protesta publica en 1610 declarando que "el hombre era quien decidía aceptar o rechazar la salvación y que ésta podía perderse", e ignorando las palabras de Jesús cuando dijo: "Nadie puede venir a mí, si el Padre que me envió no le atrae" (Juan 6:44 Biblia Textual), quedando claro aquí que no depende del hombre sino de Dios. "Yo les doy vida eterna para que de ningún modo perezcan eternamente. Y nadie las arrebatará de mi mano." (Juan 10:28 Biblia Textual) Luego Pablo declara que "Ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni gobernantes, ni lo presente, ni lo por venir, ni potestades, ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna otra cosa creada podrá separarnos del amor de Dios, que es en Cristo Jesús nuestro Señor." (Romanos 8:38-39 Biblia Textual)

¿Podría usted negar a un hijo si éste llegará a convertirse en la escoria más grande de la humanidad? Poder, de palabra, si, pero la prueba del ADN establecería sin lugar a dudas que ese hijo es suyo, así usted lo negara, porque toda la herencia genética suya esta depositada en él. Dice 1 Pedro 1:23 (Biblia Textual) que: "Habiendo renacido, no de una simiente corruptible, sino incorruptible, por medio de la palabra de Dios, que vive y permanece." Tenemos la herencia espiritual de los genes de Dios en nosotros que establecen que somos sus hijos y nadie nos arrebata de Su mano. "Porque no recibisteis espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor; sino que recibisteis el Espíritu de adopción, por el cual clamamos ¡Abba! (¡Padre!) El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios." (Romanos 8:15-16 Biblia Textual) No podemos ser hijos de Dios hoy y mañana no, somos o no somos. Esta dualidad y ambivalencia en la doctrina de la salvación solo ha traído desánimo y cansancio al pueblo de Dios. He oído a gente decir que no pueden más, cuando no los condenan por una cosa lo hacen por otra, pero siempre se quedan cortos en alcanzar las demandas. He oído afirmaciones como: "se va a quedar en el milenio" "le va a dar lepra como a Maria la hermana de Aarón" "se apartó y es un hijo del diablo" "El Señor lo va a vomitar de su boca" etc. La salvación siempre está colgada de un hilo, en cualquier momento la pueden perder.

Los pecados por los cuales un cristiano puede perder la salvación, dependen del grupo en el que se congregue y hasta del país donde viva, por ejemplo: si usted vive en Colombia y toma vino, se puede perder, pero si vive en España no porque allá es normal tomar vino, no es pecado. Si se congrega en un grupo donde se guarda el Sábado y lo viola, se puede perder, pero si su grupo guarda el Domingo, no se preocupe, y así sucesivamente, no hay claridad en nada, la presión depende de los interese de la comunidad, a expensas de la salud espiritual de pueblo.

Ahora, el tema de la regeneración y santidad si que ha dado latigazos, la lupa detectora de pecados es la más activa que tienen los líderes. Es tan acosadora que cuando un creyente falla, prefiere apartarse que enfrentar el vituperio a que es sometido y al apartarse entra en desánimo, pero si el amor y la misericordia estuvieran presentes en la iglesia, seguro que la historia sería otra. No estoy acolitando el pecado, miremos esta Escritura "Todo el que es nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios." (1Juan 3:9 Biblia Textual) dice: no practica, no está diciendo que no peca. Usted puede jugar football de vez en cuando, eso no lo hace futbolista, pero si lo practica todos los días y vive de el, si es futbolista. Usted jamás puede decir que no peca, porque el templo en el cual habita su espíritu es de carne de pecado y hay una ley en el que siempre lo llevará a pecar, lo que pasa es que por medio del conocimiento, entendemos que somos seres espirituales y anímicos y que estamos llamados a sujetar la carne y vivir en el espíritu, pero en el proceso pecamos; además hay muchas cosas que son pecado y las pasamos por alto, por ejemplo: un mal genio puede ser pecado, una mala palabra, el chisme, todo lo que no proviene de fe es pecado, así que usted líder si está seguro que Dios lo envió a hacer una obra, sabrá también que lo sostendrá, si duda y pone la carga económica sobre el pueblo, esta pecando, ¿qué diremos a eso? Si la persona llamándose creyente persiste en la practica del pecado, tal vez no ha tenido un encuentro real y genuino con Dios, no debemos criticarlo solo orar por él.

La mezcla con relación a la santidad ha ido demasiado lejos y lo más increíble es que afecta en gran parte a la mujer. Hay grupos donde la mujer debe llevar vestido largo, manga larga, cabello largo y están tan frustradas que terminan llevando lengua larga. Conocí una de ellas que tenia una peluquería, y un día conversando con ella le pregunte: ¿quién es más culpable, el que vende droga, o el que la consume? Me contesto que ambos, lo cual era correcto, entonces le cambie la pregunta ¿quién peca mas el que corta el cabello o quien se lo hace cortar? Se quedo atónita mirándome y le dije, ninguna, el que tengas el cabello corto o largo no te haces más o menos santa. Al hombre también lo ha afectado, por ejemplo en algunos grupos no pueden tener bigote ni barba porque es signo de hipismo. Conocí en Inglaterra hace muchos años un grupo de hipes que vivían en una aldea donde cultivaban sus alimento y practicaban el trueque en el pueblo, no le hacían daño a nadie, solo querían vivir en paz. Pero se llamaba hipe a todo aquel que fumaba marihuana y les gustaba llevar el cabello largo, barba y bigote. Hoy en día fuman bazuco y se llaman bazuqueros, hay que averiguar que usan y como viven para actualizar la lista de pecados. La iglesia está como la Real Academia Española de la lengua que anualmente hace revisión para ver que debe ser adherido o quitado.

Dios hizo una cirugía maravillosa en el hombre, que desafortunadamente muchos no la han entendido, y vamos a mirarla ahora. "Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta la división del alma y del espíritu, y de las coyunturas y de los tuétanos, y es capaz para discernir los pensamiento y las intenciones del corazón." (Hebreos 4:12 Biblia Textual) Dios con la espadad de su Palabra dividió el alma, el espíritu y el cuerpo (coyunturas y tuétanos) Ésta división era necesaria porque su plan lo demandaba ya que Él habitaría en nosotros y Dios como es Espíritu solo puede habitar en un cuerpo espiritual. Dios depositó su simiente (Jesús) en el espíritu del hombre. "Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que nos fue concedido gratuitamente por Dios." (1 Corintios 2:12 Biblia Textual) Ahí está su trono, en ti y en mí, por eso no mires al cielo buscando a Dios, Él está en ti. El alma por su parte empieza el proceso de regeneración, debido a que ella antes de que el Espíritu de Vida, tocará al hombre, estaba habituada a satisfacer el cuerpo, pero ahora la vida del Espíritu deberá regir y ella deberá aprender a caminar paralela con él. El proceso de regeneración (santidad) no es basado en obras, sino en el conocimiento de Dios y en el amor. El cuerpo por su parte, debe ser sujetado por al alma a la vida del espíritu.

¿Cuánto dura este proceso? Toda la vida, porque mientras habitemos en este templo, siempre vamos a fallar, por eso Pablo dijo: "La carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios." (1 Corintios 15:50 Biblia Textual) Es necesario que seamos vestidos de inmortalidad para poder presentarnos perfectos ante Dios. Pero la Escritura dice que "Seguir la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor" (Hebreos 12:14 Biblia Textual) Este es el versículo con el cual más atemorizan al pueblo. Sin santidad nadie verá al Señor, es cierto, pero no la santidad de tu cuerpo, la carne NUNCA será santa, es carne de pecado, en ella hay corrupción, Pablo está hablando de la santidad de Jesús. Así como el sacrificio de Jesús en el Calvario por la ley de imputación se te contó a ti por justicia, así la santidad de Jesús por la misma ley se te cuenta como tuya. Tu eres santo porque la santidad de Jesús, Dios la considera tuya, tu en tu carne nunca serás santo.

Jamás olvides que una vez hijo de Dios, siempre serás hijo de Dios. Nada ni nadie puede separarte de Él. Y tu santidad no la obtienes con obras, es a través del conocimiento de Dios. Es una obra efectuada en ti por medio del Espíritu Santo que te da sabiduría para conocer la voluntad de Dios y como agradarlo. No te mezcles, sé fiel al Pacto de Gracia, Pablo fue enfático en esto "pues os celo con celo de Dios; porque os desposé con un solo marido, para presentaros como una virgen pura a Cristo." (2 Corintios 11:2 Biblia Textual) "Antes bien, creced en gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo." (2 Pedro 3:18 Biblia Textual)

EL ESTUDIO CONTINUARÁ EN EL PRÓXIMO MES
------------------------------------------------------------------------------------

Bendiciones y el siguiente que es la segunda parte lo Dios mediante lo copio y lo pego más adelante.

Es la segunda vez que copio y pego, y no quisiera exagerar en ésto pero es una buena herramienta que otros han utilizado y si no lo había hecho antes era porque no sabia hacerlo.

vilobe42
02-08-2002, 06:06
La web sitada es www.amoreterno.org

Perdón por el error.LA MEZCLA
(Continuación)

Por: Rocio Salazar

2: Mezcla relacionada con el sacerdocio (Ministros)

Sacerdocio: Oficio llevado a cabo por una persona consagrada al servicio de una

divinidad (sacerdote). En la antigüedad, el sacerdocio era desempeñado por la cabeza de familia. Mas tarde el oficio se volvió público, en muchos casos asociado al del soberano y del líder temporal.

Durante la era patriarcal, fueron los patriarcas quienes asumieron estas funciones como lo vemos en los casos de Noé, Abraham, Isaac y Jacob. Luego en la época de Moisés, se estableció el código Levítico y el sacerdocio quedo limitado a la casa de Aarón. “Harás llegar delante de ti a Aarón tu hermano y a sus hijos consigo, de entre los hijos de Israel, para que sean mis sacerdotes; a Aarón, y a Nabad, Abiú, Eleazar e Itamar hijos de Aarón.” (Éxodo 28:1) Los levitas, descendientes de Leví, estaban encargados de todos los oficios del tabernáculo. “Haz que se acerque la tribu de Leví, y hazla estar delante del sacerdote Aarón, para que le sirvan, y desempeñen el encargo de él, y el encargo de toda la congregación delante del tabernáculo de reunión para servir en el ministerio del tabernáculo; y guarden todos los utensilios del tabernáculo de reunión, y todo lo encargado a ellos por los hijos de Israel, y ministren en el servicio del tabernáculo.” (Números 3:6-8) Por lo que al sacerdocio se le llamó: Sacerdocio Levítico, siendo Aarón también descendiente de Leví.

El sacerdote tenía tres funciones:

1: El servicio en el santuario / templo

2: La enseñanza de la ley al pueblo.

3: Consultar a Dios por el pueblo.

Ésta era la forma como estaba establecido el sacerdocio en la época de Jesús. Había un Sumo Sacerdote y levitas o sacerdotes que ejercían el servicio en el templo. La muerte de Cristo ratifica la promesa hecha a Abraham, y establece un Nuevo Pacto dando por terminada la dispensación de la ley con todos sus rituales y leyes incluyendo en sacerdocio levítico y establece a Jesús como Sumo Sacerdote, “Juró el Señor y no se arrepentirá: Tú eres Sacerdote para siempre.” (Hebreos 7:21) y a su pueblo como un real sacerdocio, “Mas vosotros sois linaje escogido, sacerdocio real, nación santa, pueblo para posesión, para que proclaméis las promesas del que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.” (1Pedro 2:9 B.T.) Por consiguiente, todas las prerrogativas, derechos y deberes sacerdotales están ahora depositados en el pueblo con Jesús como Sumo Sacerdote y único mediador entre Dios y el Hombre. “Porque hay un solo Dios, también un solo Mediador entre Dios y hombres, el hombre Cristo Jesús.” (1 Timoteo 2:5 B.T.)

¿En qué consiste la mezcla?

Enseñan al pueblo que son real sacerdocio, pero no le enseñan a ejercer dicho sacerdocio. El pueblo depende de los líderes para todo, no conocen su posición, relación y autoridad en Cristo. Enseñan al pueblo obediencia incondicional e incuestionable a los líderes bajo maldición si desobedecen ya que tiene un espíritu de insujeción. Por ejemplo: Hay grupos donde si un miembro dice que Dios le habló, debe ir donde el líder y el analizará si fue cierto que Dios le habló porque solo ellos saben cuando Dios habla. Si lo hablado va en contra de lo que el grupo enseña, el miembro es un hereje, falso profeta y debe ser echado de la congregación. Dios nos mandó a probar los espíritus, “Amados no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si proceden de Dios; porque muchos falsos profetas han salido al mundo” (1 Juan 4:1 B.T.) Probar los espíritus es lo correcto, mas no por un líder autoritario, debe hacerlo un grupo guiado por Dios, porque a veces es el grupo que se ha desviado de la verdad y el pueblo de Dios por su ignorancia al no estudiar y analizar todo lo que se le enseña, queda preso en un error y su visión se nubla impidiéndoles ver la verdad.

Otros grupos controlan de tal manera, que cuando un miembro tiene que tomar una decisión personal, debe consultar al líder, éste le preguntará a Dios y le dará la respuesta. Cosas como: si deber cambiar empleo, vender su casa, etc. En general, al pueblo se le enseña a ir al líder para todo, no a ir a Dios. Así como en el sacerdocio levítico el pueblo dependía del sacerdote para orar por él, consultar a Dios por él, igual ahora el sacerdocio lo sigue ejerciendo unos cuantos ignorando que el cuerpo de Cristo es un cuerpo con miembros todos llamados a ocupar un lugar preparado por Dios para cada uno en particular. Si eres boca, haz tu función, enseña, predica. Si eres oído, escucha, aconseja. Si eres cerebro, administra. Si eres manos, abraza, consuela. Si eres pies, ve visita, etc. Todos trabajando unidos para la edificación del cuerpo, ejerciendo cada uno su sacerdocio, especialmente el sacerdocio de su hogar, no esperando el día del servicio para que el líder ore por su esposo(a), por sus hijos, por sus necesidades. Si necesita apoyo, pídalo, pero dependa de Dios, usted es un sacerdote, no transfiera su sacerdocio a nadie.

La mezcal del sacerdocio levítico con el ministerio del Nuevo Pacto ha dado tanto poder a los líderes para manipular al pueblo que se ha hecho incontrolable y ha creado irresponsabilidad entre el pueblo de Dios que tranquilamente descarga la responsabilidad de sus decisiones sobre los líderes y éstos a su vez terminan siendo víctimas de su propio invento cuando los miembros los culpan de sus problemas por seguir, según ellos, sus consejos.

Entonces, según ésto, somos ruedas sueltas, ¿no estamos sujetos a nadie? Al contrario, todos estamos sujetos a Dios y los unos a los otros como Dios lo ha establecido. Dios nos manda a obedecer a quienes nos dirigen, pero dirigir no es controlar, ni cuestionar es insujeción. “Obedeced a los que os dirigen y someteos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas, como quienes han de dar cuenta; para que hagan esto con gozo, y no quejándose; porque esto no es provechoso” (Hebreos 13:17 B.T.) Cuando el pueblo es apercibido y estudia y ejerce su sacerdocio, el cuerpo de Cristo crece y refleja la gloria de Dios

Los ministros somos “Colaboradores de Dios” (1Corintios 3:9 B.T.) colaboradores, no controladores de las vidas de los miembros. “Así, pues, nosotros, siendo colaboradores suyos os rogamos que no recibáis en vano la gracia de Dios” (2 Corintios 6:1 B.T.)

El sacerdocio levítico ya no existe, ahora es un pueblo de sacerdotes todos llamados a tener una relación personal con Dios, capaces de escuchar su voz y de ejercer cada uno su propio sacerdocio. Que cuando el pueblo se reúna, sea para adorar y alabar a Dios y el que esté llamado a enseñar que lo haga para la edificación del cuerpo.

3: Mezcla relacionada con sacrificios, ofrendas y observancia de la ley.

En el Antiguo Pacto, los sacrificios y ofrendas mostraban la base y los medios para allegarse a Dios. Eran figuras o sombras de Cristo que como Antitipo las cumplió todas. Había sacrificios por el pecado, por la paz, por la culpa, etc. Y las leyes determinaban la conducta del pueblo y el castigo por infringirlas. Se sacrificaban animales, se iba a Jerusalén tres veces al año, se prohibían ciertos alimentos, se mataba a los hijos rebeldes, se excluía de la congregación a los que tenían defectos en los testículos y a los bastardos, se mataba al agorero y a la prostituta.

La lista es interminable, eran 613 leyes, reglas que incluían ceremonias y rituales que llegaron a ser la razón de sus vidas. Los sacrificios dependían de la falta cometida. En casos como la prostitución, no había sacrificio sino que se apedreaba a la persona hasta morir.

Ésta mezcla ha sido una de las mas devastadoras y por su diversidad es la que más ha fragmentado el cuerpo de Cristo. En el Nuevo Pacto, el sacrificio de Cristo es suficiente y es el único medio para allegarnos a Dios. No hay profeta, apóstol, siervo o ministro que tenga esta prerrogativa, así diga que es el último ángel enviado por Dios, que fue llevado al tercer cielo como a Pablo, que se le dio el evangelio para América, etc. Esto, está claramente establecido, “Pero éste, habiendo ofrecido un solo sacrificio para siempre por los pecados, se sentó a la diestra de Dios.” (Hebreos 10:12 B.T.) Ahora, el sacrificio de Cristo no solo le cumplió a la ley con relación al pecado sino en toda su totalidad, sin embargo hoy encontramos:

(a) Grupos que prohíben comer ciertos alimentos bajo amenaza de perderse y ser echados de la congregación, tomando porciones del Antiguo Pacto e ignorando el sacrificio de Cristo que nos hizo libres de la ley. “Por tanto nadie os juzgue en comida, o en bebida” (Colosenses 2:16 B.T.) “Si, pues, coméis y bebéis, o hacéis cualquier otra cosa, hacedlo todo para gloria de Dios” (1 Corintios 10:31 B.T.)

Jesús dijo que nada que el hombre comiera lo podía contaminar. "¿No comprendéis que todo lo que de fuera entra en el hombre no puede contaminarlo, pues no entra en su corazón, sino en el vientre, y sale a la letrina? (Esto decía declarando puros todos los alimentos)" (Marcos 7:18- 19 B.T.)

(b) Otros grupos enseñan que debes ir a Jerusalén tomando la Escritura donde Dios ordena a los varones presentarse tres veces al año delante del Señor. “Tres veces cada año se presentará todo varón tuyo delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere” (Deuteronomio 16:16) Este grupo promueve viajes a Israel y han creado su propia agencia de viajes. Acusan a quienes no van, de no tener fe en que Dios les supla para el viaje. He conocido gente endeudada y con su casa hipotecada por buscar las bendiciones prometidas con éste viaje.

Enseñan también que debes orar mirando hacia Jerusalén, usando una porción de la oración de Salomón cuando dedicó el Templo a Dios "Si tu pueblo saliere en batalla contra sus enemigos por el camino que tu les mandes, y oraren a Jehová con el rostro hacia la ciudad que tu elegiste, y hacia la casa que yo edifiqué a tu nombre, tu oirás en los cielos su oración" (1 Reyes 8:44-45) Sin embargo la enseñanza de Jesús fue otra, "Mas tú cuando ores, entra en tu aposento interior, cierra con llave tu puerta y ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto, te recompensara" (Mateo 6:6 B.T.) Tu aposento interior es tu espíritu, y este solo debe mirar a Dios.

(c) Otros enseñan que debes guardar el Sábado como día del Señor. Según el relato de la creación, Dios descansó de su obra el día séptimo. Luego cuando dio las leyes a Moisés, ordenó guardarlo “Acuérdate del día de reposo para santificarlo... Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.” (Éxodo 20:8 y 11) Cuando Jesús llegó, hizo muchos milagros en el día de reposo, cosas que según los Judíos eran prohibidas hacer en ese día. “El hombre fue y le dijo a los Judíos que Jesús era el que lo había sanado. Y por esto perseguían los Judíos a Jesús pues hacía estas cosas en Sábado.” (Juan 5:15-16 B.T.) Para los Judíos la observancia del Sábado era más importante que la salud del pueblo. Jesús les dijo “El Hijo del hombre es Señor del Sábado” (Lucas 6:5 B.T.) El día de reposo era la sombra del reposo que el pueblo de Dios disfrutaría cuando la obra de Cristo en el Calvario fuera cumplida. “Queda, por tanto, un reposo sabático para el pueblo de Dios... Procuremos pues entrar en aquel reposo.” (Hebreos 4:9 y 11) Pablo aquí está diciendo que debemos reposar y creer que la muerte de Cristo fue suficiente y ya no estamos sujetos a la ley sino a la gracia. “Por tanto nadie os juzgue en comida, o en bebida, o con respeto a día de fiesta, o de nueva luna, o de sábados, lo cual es una sombra de las cosas venideras; mas el cuerpo es de Cristo” (Colosenses 2:16-17 B.T.) Todos los días son del Señor, ningún día es más santo que otro. En el Nuevo Pacto no estamos llamados a consagrar un día al Señor sino a consagrar nuestras vidas al Señor, no el Sábado o el Domingo, sino todos los días. Que el pueblo se congregue, Amen, Pablo nos insta a hacerlo, pero el día no importa. “Éste es el día que hizo el Señor, nos gozaremos y alegraremos en él.” (Salmo 118:24)

(d) Otros grupos miden la santidad del pueblo por la apariencia externa, especialmente en la mujer, quien debe llevar el cabello largo, usar solo vestidos (pantalones y jeans están prohibidos) citan Deuteronomio 22:5 “No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer.” En la antigüedad tanto el hombre como la mujer usaban túnica, solo que la de la mujer era más larga cubriendo hasta el tobillo. En el Nuevo Pacto se insta a la mujer a cuidar más su interior, su corazón que la apariencia externa. “Vuestro atavío no sea el exterior, de trenzado de cabellos y atavíos de oro, o de uso de vestidos lujosos; si no del corazón, es decir, la persona interior, con el adorno imperecedero de un espíritu afable y apacible, el cual es muy precioso delante de Dios.” (1 Pedro 3:3-4 B.T.) No se habla de traje de hombre o de mujer, centra su atención en el hombre interior, en el espíritu que es lo precioso ante Dios.

(e) El asunto de los diezmos, si que es delicado. El 90% de los grupos lo exigen. Es el único tema en el que tanto los grupos mezclados con ley como algunos de los que predican gracia, están de acuerdo. Es tan vergonzosa la forma como pide en algunas congregaciones que les sugiero no invitar a alguien nuevo ni tratar de evangelizarlo dentro de la iglesia, a no ser que antes le explique y vaya preparado para diezmar y dar ofrenda pro-templo, pro-piano, pro-misiones, pro-programa radial o televisivo, etc. El diezmo está abolido, el sacerdocio levítico para cuyo sostenimiento este fue establecido, ya no existe. “Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del Tabernáculo de reunión” (Números 18:21) El sacerdocio levítico fue clavado en la cruz junto con toda la ley. En el Nuevo Pacto, Pablo habla de ofrenda y la llama el “Don inefable” “Ciertamente, en cuanto a la contribución para los santos, es por demás que os escriba; pues conozco vuestra disposición” (2 Corintios 9:1 B.T.) “Cada uno de cómo propuso en su corazón; no con tristeza, o por obligación; porque Dios ama al dador alegre” (2 Corintios 9:7 B.T.) “¡Gracias a Dios por su don inefable!” (2 Corintios 9:15)

No voy a ampliar más éste tema ya que en la sección de “Artículos” encontrará un estudio completo sobre el diezmo por Gary Amirault. Le sugiero que lo estudie recibirá gran bendición, aclarará todas las dudas al respecto y será libre de una vez por todas de una de las ataduras más fuertes y más amadas por los líderes, pero a la vez la que más a impedido que muchos lleguen al conocimiento de Dios. Yo personalmente me consideraba intachable en cuanto a los diezmos, era prioridad número uno en mis finanzas y más de una vez condené a otros por no hacerlo, aunque proclamaba vivir en la Gracia, pero desde que comprendí el dar según el Nuevo Pacto, no sólo me siento libre sino que he sido más bendecida dejándome guiar por Dios sobre el dar y ya no me importa si me pide el 10, el 40 o el 100%, al final todo es de Él.

4. Mezcla sobre el Templo.

Recordemos que al establecerse el Nuevo Pacto (Dispensación de la Gracia), todo cambió. Ya hemos visto que cambió el sacerdocio, cambió la Ley Mosaica por la Ley del Espíritu de Vida en Cristo, y por consiguiente cambió el templo y cambió la oración.

Templo = Casa, iglesia, santuario, tabernáculo, tienda.

En el período patriarcal, no existía ningún sitio en particular donde el pueblo adorara o orara, todo lo que ellos hacían era levantar altar a Dios y ofrecer sacrificio. “Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó de todo animal limpio y de toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar” (Génesis 8:20) Luego vemos a Dios llevando a Abraham fuera de la tienda y pidiéndole que mirara al cielo y contara las estrellas. “Mira ahora los cielos y cuenta las estrellas si las puedes contar. Y le dijo: Así será tu descendencia.” (Génesis 15:5) Hay muchos más ejemplos como estos donde vemos a Dios comunicándose con su pueblo sin necesidad de un templo.

En el período Mosaico, cuando Dios da la Ley a Moisés da también instrucciones para construir su templo o tabernáculo de habitación porque a través de éste templo le mostraría al pueblo su obra redentora. “Y harán un santuario para mí, y habitaré en medio de ellos.” (Éxodo 25:8) “Entonces una nube cubrió el tabernáculo, y la gloria de Jehová cubrió el tabernáculo.” (Éxodo 40:34) El propósito de Dios con este templo o tabernáculo, era habitar en medio de ellos. Pero recuerde que todo en la Ley era sombra, aún el tabernáculo. “Porque la ley, conteniendo una sombra de los bienes destinados a venir, no la imagen misma de las cosas... “ (Hebreos 10:1 B.T.) Hasta aquí hemos visto que la gloria o presencia de Dios estaba en el templo o tabernáculo, pero también vimos que todo en la ley era sombra. Sombra de los bienes venideros o de la gloria postrera que sería manifestada a través de Cristo.

Cuando Jesús llegó, explicó lo que significaba el templo. “Jesús les dijo: Destruid este santuario, y en tres días lo levantaré. Dijeron entonces los judíos: Durante cuarenta y seis años fue edificado este santuario, ¿y Tú lo levantarás en tres días? Mas Él hablaba del santuario de su cuerpo.” (Juan 2:19-21 B.T.) Jesús les estaba diciendo que ese templo era Él. Pero como su presencia humana no permanecería en la tierra, él necesitaba depositar su gloria sobre un nuevo templo. “Si alguno me ama, mi palabra guardará, y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él.” (Juan 14:23 B.T.) Tú y yo, somos el nuevo templo. Luego Pablo lo reafirma, “¿No sabéis que sois santuario de Dios, y el Espíritu de Dios mora en vosotros? (1 Corintios 3:16 B.T.) “¿No sabéis que vuestro cuerpo es santuario del Espíritu Santo?” (1 Corintios 6:19 B.T.)

Creo que ha quedado claramente establecido que el templo en este Nuevo Pacto o dispensación de la Gracia es totalmente diferente al templo en el Antiguo Pacto.

¿En qué radica la mezcla? En que de la misma manera que hicieron con el velo del templo, remendarlo para seguir adorando al Cristo en la carne, han hecho con el templo, recoger las ruinas y reconstruirlo. No crea que Dios se equivoco al permitir que el templo de Jerusalén fuera destruido y que no fuera jamás reconstruido. No fue por falta de finanzas. Si Dios hubiera querido un templo como ese de nuevo, lo hubiera tenido. Pero, Dios que conoce el corazón del hombre mejor que el hombre mismo, sabía que la única manera de enseñarle al hombre a adorar en espíritu y en verdad, era destruyendo todo aquello que lo ataba y le impedía disfrutar de la libertad que traería el sacrificio de Cristo.

Pero el hombre recogió las ruinas y empezó a construir templos. Ya no como el templo de Jerusalén, ahora usan diferentes diseños. El templo o tabernáculo fue diseñado por Dios con un propósito, revelar en cada detalle a Cristo. Los templos hoy en día tienen diseños de hombre, según el dinero con que cuenten. Hay templos con diseños paganos. Si no me cree, estudie que quieren decir los obeliscos y las cúpulas de los templos. Luego en todo ese lujo y despilfarro pretenden meter la gloria de Dios y decirle al pueblo que sientan a Dios porque los ha visitado y el lugar esta lleno de su presencia. Si la gloria de Dios se siente en un sitio como ese, es por pura misericordia, es porque el pueblo de Dios está allí y ellos que son el verdadero templo, así estén engañados, llevan la gloria de Dios con ellos. No debe sorprendernos porque no hay dinero para socorrer a los pobres en una congregación como ésta. Los reinos de los hombres demandan mucho dinero, pero el Reino de Dios solo requiere AMOR.

Yo no veo a la iglesia primitiva acosada recogiendo finanzas para la construcción de un templo. Tampoco veo a Pablo fabricando una carpa especial para las reuniones. Ellos se reunían en las casas y compartían. El templo de Jerusalén fue destruido en el año 70 DC por el Emperador Tito, ¿qué hicieron los apóstoles? ¿Construyeron otro? NO. Ese era el momento señalado por Dios para que su pueblo se quedara sin templo y empezara a adorar en el verdadero templo, en ¡Espíritu y en Verdad! La gloria de Dios no es depositada en lugares, es depositada en templos vivos para que sea manifestada. “Yo les he dado la gloria que me has dado, para que sean uno como Nosotros somos uno.” (Juan 17:22 B.T.) “El Dios que hizo el mundo y todo lo que hay en él, siendo Señor de cielo y tierra, no habita en templos hechos por manos.” (Hechos 17:24 B.T.)

La presencia de Dios, la gloria de Dios, la plenitud de Dios está en Ti, Tú eres el templo y en ese templo debes adorar, alabar, orar, todo en Espíritu y Verdad. Que te reúnes en un sitio en koinonia, amen, pero la gloria está en ti no en el lugar. No creas cuando te digan que para escuchar a Dios tienes que ir a un sitio en particular, no, tú escuchas a Dios en tu templo, ahí es tu comunión. El Pacto de Gracia es un pacto de fe. Dios lo hizo con Abraham y debemos volver a la comunión de ese pacto. Abraham no necesitó templo para comunicarse con Dios, tampoco tú.

Hay muchas más mezclas, sutiles y aparentemente pequeñas pero igualmente dañinas. Mezclas formadas con tradiciones de hombres. “No seáis llevados por enseñanzas diversas y extrañas; porque es mejor que el corazón sea fortalecido con la gracia.” (Hebreos 13:9 B.T.) Vasta dar un pequeño paseo por unas cuantas congregaciones para ver la cantidad de basura con la que están alimentando al pueblo de Dios. “Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus, si proceden de Dios; porque muchos falsos profetas han salido al mundo.” (1 Juan 4:1 B.T.) Examínelo todo, no me crea a mi, vaya a la palabra y pídale al Espíritu Santo que le dé Espíritu de Revelación y Sabiduría, y estoy segura que si de todo corazón quiere ver la verdad, Dios se la revelará. Recuerde que no puede mezclar los dos Pactos. Son dos dispensaciones diferentes, el Antiguo ya terminó y nosotros estamos bajo los parámetros de Nuevo Pacto o Pacto de Gracia.

--------------------------------------------------------------------------------

Este estudio es continuación del anterior y es parte de un librito que Rocio escribió y publicó en la web sitada.
La gracia no es libertinaje como algunos creen.
La sublime gracia de Dios nos inclina reverentes ante él y anhelamos glorificarlo y depender de El en todo.
Ya que el que comenzó en nosotros la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

Que el Espíritu Santo nos de sabiduria, me uno a éste anhelo y es mi oración.

SolaGratia
02-08-2002, 06:54
Estimado Jetonius dices,



“Jesús, mirándolo, lo amó y le dijo: Una cosa te falta: ve y vende cuanto tienes y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, y sígueme. Pero él, afligido por estas palabras, se fue triste, porque era dueño de muchos bienes.” (Marcos 10:21-22)
El verbo que emplea Marcos es agapaô, palabra empleada para expresar el amor de Dios hacia su Hijo, el amor de ambos hacia los hombres, y la máxima expresión del amor humano redimido por el Espíritu Santo. Marcos dice que Jesús amó al joven rico.

¿Fue falso este amor?


***Malcom***

No, claro no fue un falso amor, pero le pregunto ¿Sabia el Señor Jesús quien era salvo y quien no, siempre?

¿De que cree que se despojo según el Apóstol Pablo?

“Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de Cruz” (Filipenses 2:5-8)

“El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán. Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.” (Marcos 13:31-32)

“ni el Hijo” sabe el día y la hora, ¿será porque se despojo de algo? ¿será la única cosa que desconocía, o también podemos suponer que desconocía (en ese caso) la respuesta del joven rico?

Yo prefiero suponer que lo desconocía y aunque el Señor Jesús algunas veces se entristeció por la respuesta de la gente la cual podemos suponer que se dirigían asía la perdición, la tristeza del Señor podemos suponer que era consolada por las palabras de Lucas 10 “Si, Padre, porque así te agrado”

“Porque he (Cristo hablando) descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38)

Claro que la voluntad del Hijo era que el joven rico le siguiera, pero no fue la voluntad del Padre ya que:

“Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.” (Juan 6:39-40)

Notar la frase: “todo el que me diere” Si Dios Padre dio al Hijo unos quiere decir que no le dio todos.

Ante todo el Señor Jesús lo que deseaba no era hacer su voluntad sino la voluntad del Padre. También vemos esta sumisión antes de su muerte en Lucas 22:42 “diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.”

Por lo tanto si Cristo amo al Joven y este se perdió no fue la voluntad de Cristo sino del Padre, pues no fue una de las ovejas que dio a su Hijo, (Solo si antes de su muerte el joven no se hubiese arrepentido)

También entiendo que son temas difíciles, pero aun así sigo pensando que mi “razonamiento” tiene algo de valor. Aunque también creo que en estos temas tenemos que guardar cierta distancia.

Bendiciones
Malcom

efgi
02-08-2002, 20:50
Siervo Fiel.
Haces un acercamiento oportuno acerca de este tema de la salvación y de no confundir el sacrificio de Jesús como garantía de salvación con el hecho de que algún creyente no se atenga al contexto de la misma. En mucho de lo que aportas estoy de acuerdo, pero solo como aporte quiero agregar algo acerca de la que llamas la seguridad eterna.

¿Hablamos de la salvación, si se pierde o hablamos de la seguridad eterna?

La promesa bíblica no se refiere a ninguna “seguridad eterna” porque es evidente que viviremos eternamente con Jesús, en calidad de ESPOSA.

La tal seguridad eterna será una realidad permanente en el reino de los cielos, por la sola presencia del Hijo del Altísimo en el concierto universal.

El tema, creo, es acerca de la salvación, si se pierde o si está al riesgo de cada quien.

Aportas: “Queremos decir que una vez que un pobre pecador ha sido regenerado por la Palabra”.

Siervo Fiel, la “regeneración” como tal se dará al regresar Jesús a la tierra:
28Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel”.

Algunas versiones hablan de “el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo,”, pero otras consignan: “En el bautismo volvimos a nacer y fuimos renovados por el Espíritu Santo…” (Tit.3).

Es obvio, y así lo ratifica la fuente griega, que se habla de “nacer de nuevo”, tal como Jesús se lo indicó a Nicodemos.

Regenerar significa “volver a generar” y con el bautismo “nacemos de nuevo”, ello indica ser nuevas criaturas, por lo tanto no encaja ser “regenerados”, y menos si hemos sido engendrados por el Espíritu Santo. Una nueva criatura no tiene pasado…no hay que regenerarle y si ello fuera posible, sería regresarla a su anterior vida, aquella a la cual renunció en el bautizo.

Comentas también que “es absolutamente imposible que esa persona pudiera alguna vez ser de nuevo un alma perdida”, pero, dice el apóstol:

"Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero.

Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.

Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno”.

Siervo Fiel, el apóstol habla de que un creyente puede “enredarse otra vez”, pero puede recuperarse y no ser “vencido”, ojalá gracias al apoyo de sus hermanos en Cristo, aquellos que siguen las instrucciones contra la disciplina evangélica, tan común en muchas iglesias, donde son “disciplinados” quienes han tropezado o encontrados en alguna falta.

"Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado” (Gal.6.1).

El apóstol contempla la posibilidad de ser “vencido” el creyente “tentado”. En ese caso es el apóstol, y no nosotros que debemos aprender de los apóstoles, quien dice que “su postrer estado viene a ser peor que el primero”.

“Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado”.

Es el apóstol quien advierte acerca de “volverse atrás del santo mandamiento” que le es dado al creyente”.

Perdóname si lo repito: "Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno”.

Acerca de esa circunstancia también se pronunció quien escribió a los israelitas cristianos:

“Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo,

y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero,

y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.

Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; 8pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada” (He.6).

Nosotros debemos atenernos a lo que escribió el apóstol enviado a los gentiles:

"edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, (Ef. 2).

Siervo Fiel, considero sinceramente que no es conveniente especular desdeñando las instrucciones de los apóstoles de Jesús.

No existe doctrina acerca de la “seguridad eterna”. La seguridad eterna es inherente a vivir eternamente con Jesús, en la presencia del Padre.

Conforme a las advertencias dadas por Jesús y sus apóstoles, nadie está “eternamente seguro” mientras esté en este mundo con cuerpo terrenal y carne corrupta. El mismo apóstol lo advirtió cuando escribió acerca de correr la carrera.

No nos es conveniente desdeñar las advertencias de quien seguimos. No somos mayores que nuestro Maestro.

El dijo bien claro: “Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mt. 10).

“...vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad, 8pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia” (Ro. 2.7).

No nos conviene ser contenciosos y dejar de obedecer a la verdad y a cambio obedecer a la injusticia, porque es injusto no tener en cuenta la misión de nuestro Salvador quien advirtió, al igual que sus apóstoles, acerca del peligro de ser tentados a extremos de ser vencidos.

De no existir esa posibilidad, no se habrían pronunciado al respecto ni Jesús ni sus apóstoles.

“…. ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor…” (Fil 2).

“Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.

Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución,

¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,

testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad” (He.2).

El sacrificio de Jesús no está para ser vituperado…por un creyente que sea vencido.

Efgi.

efgi
02-08-2002, 20:56
Jetonius:

En cuanto al arrepentimiento del supuesto ladrón.

La clásica enseñanza se impuso, definitivamente. No eran ladrones aunque así recen algunas traducciones.

Eran opositores al imperio político romano. Estaban en la cruz por ser guerrilleros judíos. Para los romanos eran enemigos políticos. Los romanos no crucificaban por delitos comunes, para ello estaba el Sanhedrín que actuaba de acuerdo a la ley mosaica. Quien se oponía a Roma moría en la cruz crucificado, quien violaba la ley mosaica según el caso moría colgado en el madero. Dos situaciones diferentes. Miles murieron crucificados por ir contra las políticas invasoras de Roma. En ese enmarco murió Jesús, por ser el “rey de los Judíos”, frente al único Rey que Roma aceptaba, El César. La cúpula político religiosa judía acompañada por sus cómplices exigieron la libertad de Jesús de Barrabás (Yeshua Bar Baaz) en vez de Jesús de Nazareth (Yeshua ha Nazareth). La condena y posterior muerte de Jesús de Nazereth aconteció en el ámbito de lo político, al igual que la muerte de quienes estabas ese día a su lado. El judío delincuente ante Roma, supuestamente “arrepentido”, en realidad no demostró estar arrepentido de nada. Solamente reconoció a quien estaba a su lado.

Mateo comenta que: “Lo mismo le injuriaban también los ladrones que estaban crucificados con él” (Mat.27.44).

Por su parte Marcos no los llamó ladrones y al respecto escribió que: “También los que estaban crucificados con él le injuriaban” (Mr.15. 32).

Lucas –por su parte- comenta que no eran ladrones, sino MALHECHORES .

“Y uno de los malhechores que estaban colgados le injuriaba, diciendo: Si tú eres el Cristo, sálvate a ti mismo y a nosotros. Respondiendo el otro, le reprendió, diciendo: ¿Ni aun temes tú a Dios, estando en la misma condenación?

Nosotros, a la verdad, justamente padecemos, porque recibimos lo que merecieron nuestros hechos; mas éste ningún mal hizo.

Y dijo a Jesús: Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lc.23).

En esa declaración, la del malhechor, no aparece el menor indicio de arrepentimiento, más bien de reconocimiento acerca de la persona del Mesías a quien le hace la petición:

“Acuérdate de mí cuando vengas en tu reino”.

Ese judío creía en la resurrección y Jesús no le era desconocido, de su petición se desprende que sabía del siguiente regreso de El Mesías, por ello su petición, que El Mesías SE ACORDARA de él CUANDO REGRESARA EN SU REINO.

El reconocerlo como el Mesías le dio el derecho a recibir al Mesías, como sucedió con todos aquellos judíos que lo hicieron delante de Juan el sumergidor, quienes invocando el nombre de El Mesías se presentaban delante de Juan. Por su parte, Yochanan (Juan) los iniciaba a una nueva vida espiritual, mediando la muerte a la vida anterior, al sumergirse en las aguas, y al emerger de ellas eran considerados vivos espiritualmente y por ello iniciaba su misión el Espíritu Santo en la vida del arrepentido, previa complacencia del Padre.

El malhechor reconoció quién estaba a su lado y por su petición ganó la entrada al “jardín del Edén” (en hebreo no existe la palabra ni la perspectiva “paraíso”, la cual es persa-helena).

El estar en la cruz le fue válido como si se hubiera sumergido en las aguas. El bautizo en aguas simboliza la muerte del creyente en la cruz.

“¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte?

Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva” (Ro.6).

Ese malhechor, al reconocer a Jesús y al sacar la cara por él resistió a Satán, no injuriando a Jesús.

La proyección bíblica, al respecto de esa promesa, diría que evidentemente ese malhechor bienaventurado fue al “paraíso”, pero Pablo cuenta que Jesús al morir fue al mundo de los muertos: “Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? 10El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo” (Ef.4.9).

Jesús estuvo en las partes más bajas de la tierra tres días y tres noches, allí “predicó” (1P.3.19, 4.6), y luego subió y tomó su cuerpo inmortalizándolo (Jn. 20. 1-10), con el subió esa misma mañana a la presencia de su Padre, su Dios (Jn. 20. 16-17), y en la noche de ese mismo día regresó a la Tierra y se le apareció a sus discípulos (Jn. 20. 19).

El malhechor bienaventurado, ¿descendió con Jesús a las partes más bajas de la tierra?
Si así fue, ¿dejó Jesús al malhechor bienaventurado allí?
El “paraíso, ¿queda en las partes más bajas de la tierra?
¿Resucitó con Jesús el malhechor bienaventurado?

En el amor de Yeshua (Jesús)
Efgi.

Siervo Fiel
03-08-2002, 01:16
Estimado Efgi

Agradezco sus atenciones a mi persona, y tambien agradezco que se dé el tiempo de mostrarme bíblicamente lo que para usted significa su propia salvación, puesto que esto es lo que enseña y predica a los demas.

Seguramente Ud. Estudia mas que yo su biblia, ademas de orar, diezmar, predicar, tocar puertas, ofrendar etc. pero con todo lo que usted enseña quisiera hacer algunas preguntas,

Suponiendo que sea yo inconverso y que Ud. me esta tratando de Ganar para Cristo (o dando el plan de salvación) y me dice:

“si te arrepientes de tus pecados y te vuelves a Dios, confiando en el sacrificio de Jesucristo para la Salvación de tu alma, Él tendrá misericordia de ti te perdonará y viviras con Él en el cielo por la eternidad, en donde tendras dicha y felicidad, calles de oro, rios de cristal, puertas de perla, una morada celestial, recompensas, etc….. Pero….. despues que te conviertas de las tinieblas a la Luz, de que seas lavado con la sangre del cordero, hayas sido justificado, redimido, etc, (todo esto gracias a Jesucristo) TENDRAS QUE HACER ALGO (obras) PARA CONSERVAR TU DERECHO ALLA EN EL CIELO, PORQUE SINO, PERDERAS TU LUGAR ALLA, EEH??? Que dices?? Quieres aceptar al Señor Jesucristo como tu Unico y Suficiente Salvador personal?? “

Yo le contestaria “fijate que mejor no, acá en mi iglesia (la de roma) me ofrecen lo mismo (hacer algo, obras para salvación) y se la pasa uno mejor, tiene mas libertades en la vida, pago para que me perdonen mis pecados, ademas, con los sacramentos que ofrece la “santa” iglesia sobra manera de llegar allá, y ya en ultima instancia pues puedo dejar un dinerito para que despues de mi muerte me saquen del purgatorio, muchas gracias, mejor no eh?? Adios”

Talvez tomara Ud. Este comentario como irrisorio, pero eso sucedería si alguien va y toca puertas con ese mensaje.

LA SALVACIÓN NO ES LA OBRA DEL HOMBRE PARA IR AL CIELO SINO LA OBRA DE DIOS POR EL PECADOR, EN LA CUAL TODA OBRA ES HECHA POR EL CREADOR.

Y con esto no estoy diciendo que tengo licencia para pecar, como muchos retobaran, el que peca deliberadamente y es su practica habitual, nunca ha nacido de nuevo.

El que es de Dios las obras de Dios hará.

Ademas, si llegare a pecar, tengo un abogado que intercede por mi en el cielo y que jamás ha perdido a ningun juicio ni lo perderá.

27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30 Yo y el Padre uno somos. (Juan 10)

24 siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús, 25 a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, 26 con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús. (Romanos 3)

17 Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente. (Apocalipsis 22)

Dios les bendiga
Siervo Fiel
:angel:

Panchita
03-08-2002, 04:41
Gracias a todos por participar.
Veo que el tema interesó ya que hay muchas participaciones y también mucha gente entró a leer el epígrafe.
Sinceramente yo no tengo una postura tomada, contrariamente a otras veces. Voy a grabar las respuestas y a analizarlas a la luz de las escrituras para ver si llego a una conclusión.
Lo único que puedo decir es que me sorprende lo parejo del resultado de la encuesta (debe ser la única encuesta que arrojó un resultado de 50 y 50) y -de algún modo- también me preocupa, ya que no se trata de diferentes creencias acerca de dones como sanidad, liberación etc, sino que se trata de lo mas TRASCENDENTE para el cristiano: SU SALVACIÓN, ¿cómo puede estar tan divididas las opiniones de un tema tan trascendente como ese?¿no deberíamos -al menos en ésto- procurar una unidad?¿no podemos caer en el riesgo de perder nuestra propia salvación a causa de un error de interpretación? :confused:

SolaGratia
03-08-2002, 06:30
Estimados:

Creo que los versículos donde se habla de apostasía de la fe según el libro de a los Hebreos y otros pasajes mas no se refiere a los hijos de Dios ya que fuera de los hijos de Dios puede haber arrepentimiento, la fe, gusto y gozo por la Palabra de Dios. Me baso en la parábola del Sembrador.

Lean Marcos 4:1ss. y veremos varias personas que fueron sembradas,

1) Los que fueron sembrados en pedregales.
2) Los que fueron sembrados entre los espinos.
3) Los que fueron sembrados en tierra fértil.

Aquí hay una clarísima distinción de personas. Se nos dice de los segundos que estos al escuchar la Palabra “al momento la reciben con gozo” pero al final abandonan, ¿Acaso no hay relación con los pasajes en cuestión del libro a los Hebreos?

¿Y que de los que fueron sembrados en tierra fértil?

¿Puede alguien demostrar que los que fueron sembrados en tierra fértil pueden llegar a apostatar de la fe?

¿Acaso no son los que fueron sembrados entre los espinos (los que recibieron la Palabra con gozo) los que apostatan de la fe y a los que se refiere el autor del libro a los Hebreos?

Esta parábola es mencionada en Mateo, Marcos y Lucas, en las tres encontramos así mismo la frase: “El que tiene oídos para oír, oiga.”

Lo que he dicho no es ninguna exégesis del pasaje y esta incompleto, solo doy unas ideas. El comentario de Juan Calvino sobre Hebreos 6:4-6 es nada menos que excelente, como estoy muy lejos de explicarlo con mis propias palabras y además por lo no fácil de acceder a los comentarios de Calvino en castellano, Dios mediante les ofreceré lo que el dice referente a este pasaje.

Bendiciones
Malcom

Rogelio
03-08-2002, 08:15
A la pregunta:

1- ¿No es la fe genuina un requisito indispensable para "apostatar" de la fe?


Se respondió:

No es Fe genuina, es decir, el Don de la Fe que Dios da, la fe de los que apostatan. Obsérvese que al Apóstol Pablo el Señor Jesucristo le encargó que enseñara:

”Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, ESCUCHANDO a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; (1Tim 4:1)

Sin embargo, como muy bien ha citado la hermana Maripaz, la Doctrina Cristiana y Potencia de Cristo Revela:


Mis ovejas OYEN mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos. (Juan 10:27-30)


De manera que los que tienen el Don de la Fe, Fe genuina, y que por ello son verdadera y realmente de Cristo, es decir, los que por él Padre le han sido dados a Cristo (Jn.6), no escuchan ni creen a los espíritus engañadores ni tienen oídos para las doctrinas de demonios. Estos que son ovejas de Cristo solo tienen oídos para su Pastor, y solo a Él escuchan y siguen. Además que estas ovejas tienen testimonio del Espíritu Santo, que ellos son conocidos por Cristo y que están Sellados como Propiedad Adquirida de Cristo teniendo en ellos las arras del Espíritu Santo. (ref.1)


Se replicó:
Entiendo y respeto el punto de Rogelio respecto de la interpretación del pasaje propuesto, pero no lo comparto.

1- Existe una gran diferencia entre afirmar: a) que los que tienen una fe espúrea seguirán a doctrinas de demonios y espíritus engañadores; y afirmar: b) que algunos apostatarán de la fe. El abandono que harán algunos de esa fe no la descalifica como verdadera y genuina, sino que más bien la resalta como verdadera, pues es abandonada solo por aquellos que prefieran seguir la iniquidad y el error.


Respondo ahora:

Primero

El asunto de fondo, tal como se lee en la respuesta y que no se examina ni se replica en la Escritura, es que los que ciertamente OYEN a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, de forma que apostatan, no son Hijos de Dios, porque si de verdad lo fueran OIRÍAN la voz de Cristo, de manera que la Palabra de Dios no sea quebrantada y El Señor no sea tenido por mentiroso.

Segundo

La enseñanza del Señor Jesucristo, Doctrina Revelada, respecto de los que se salvan, es esta:
“Mis ovejas OYEN mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos” (Juan 10:27-30)

Tercero

En base a la explicita Enseñanza de Cristo y la Apostólica en 1Tim, puede afirmarse:

1- Que si alguno apostata no es de Cristo, es decir no tiene fe verdadera, porque los de Cristo OYEN a Cristo y NO OYEN a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, de forma que la Escritura no sea quebrantada.

2- Que si alguno apostata no es de Cristo, es decir no tiene fe verdadera, porque los de Cristo Él los conoce y de hecho le fueron dados por El Padre antes de la fundación del mundo, de forma que la Escritura no sea quebrantada.

3- Que si alguno apostata no es de Cristo, es decir no tiene fe verdadera, porque los de Cristo, siguen a Cristo y están sellados como Su Propiedad Adquirida, es decir, no se pertenecen a sí mismos, ni en la vida ni en la muerte, de forma que la Escritura no sea quebrantada.

4- Que si alguno apostata no es de Cristo, es decir no tiene fe verdadera, porque a los que son de Cristo, El Señor mismo les da Vida Eterna y sobre ellos están las arras del Espíritu Santo, como segura e inquebrantable garantía de redención, de forma que la Escritura no sea quebrantada.

5- Que si alguno apostata no es de Cristo, es decir no tiene fe verdadera, porque los de Cristo no perecerán jamás, de forma que la Escritura no sea quebrantada.

6- Que si alguno apostata no es de Cristo, es decir no tiene fe verdadera, porque los de Cristo nadie los puede arrebatar de Su Mano, ni espíritus engañadores ni doctrinas de demonios, por muy piadosas que estas puedan parecer, de forma que la Escritura no sea quebrantada.

7- Que si alguno apostata no es de Cristo, es decir no tiene fe verdadera, porque los que son de Cristo, El Padre se los dio, y siendo El Padre mayor que todos, nadie las puede arrebatar de la Mano del Padre, porque El Padre y Cristo uno solo son, de forma que la Escritura no sea quebrantada.


También se replicó:
Si pensamos que esa fe es falsa, tendríamos también que concluir que los que persisten en dicha fe (estimada como falsa) continúan en el error a pesar de no haber apostatado. Pues debemos recordar que solo algunos abandonarán dicha fe.
El concluir que en este pasaje se está hablando de dos tipos de fe siendo que es únicamente una de la que se habla no va de acuerdo a una lectura sencilla y sin prejuicios doctrinales y dogmáticos.


Respondo ahora:

No hay nada que concluir en base a pensamientos humanos, y hablar de prejuicios doctrinales y dogmáticos, solo demuestra que no se ha atendido a la Escritura presentada, porque si de la Palabra de Dios se entiende que algunos con fe verdadera
apostatan, entonces:


1- A Cristo se le presenta como mintiendo, ya que los que son suyos, es decir, los que tienen verdadera fe, no solo oyen a cristo, sino que también oyen a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios, de forma que la Escritura es quebrantada.

2- A Cristo se le presenta como mintiendo, ya que los que son suyos, es decir, los que tienen verdadera fe, El Señor mismo les da Vida Eterna y sobre ellos están las arras del Espíritu Santo, como segura e inquebrantable garantía de redención, de forma que aun así apostatan y se pierden, la Escritura es quebrantada y el Espíritu Santo, las arras dada la creyente verdadero, es gravemente blasfemado.

3- A Cristo se le presenta como mintiendo, ya que los que son suyos, es decir, los que tienen verdadera fe, Cristo mismo afirma que no perecerán jamás, pero aun así se afirma que apostatan perdiéndose y la Escritura es quebrantada.

4- A Cristo se le presenta como mintiendo, ya que los que son suyos, es decir, los que tienen verdadera fe, nadie los puede arrebatar de Su Mano, ni espíritus engañadores ni doctrinas de demonios, pero aun así se afirma que apostatan perdiéndose, de forma que la Escritura es quebrantada.

5- A Cristo se le presenta como mintiendo, ya que los que son suyos, es decir, los que tienen verdadera fe, El Padre se los dio, y siendo El Padre mayor que todos, nadie los puede arrebatar de la Mano del Padre, porque El Padre y Cristo uno solo son, pero aun así se afirma que se pierden, en esto no solo la Escritura es quebrantada, sino que también se afirma que El Padre actúa de forma inútil y no Perfecta, porque habiéndole entregado a Cristo los que eran Suyos, tal como enseña la Escritura, fracasó en Su Eterno y Perfecto Propósito.


En Cristo
Rogelio

Maripaz
03-08-2002, 09:29
Originalmente enviado por: Panchita.
Gracias a todos por participar.
Veo que el tema interesó ya que hay muchas participaciones y también mucha gente entró a leer el epígrafe.
Sinceramente yo no tengo una postura tomada, contrariamente a otras veces. Voy a grabar las respuestas y a analizarlas a la luz de las escrituras para ver si llego a una conclusión.
Lo único que puedo decir es que me sorprende lo parejo del resultado de la encuesta (debe ser la única encuesta que arrojó un resultado de 50 y 50) y -de algún modo- también me preocupa, ya que no se trata de diferentes creencias acerca de dones como sanidad, liberación etc, sino que se trata de lo mas TRASCENDENTE para el cristiano: SU SALVACIÓN, ¿cómo puede estar tan divididas las opiniones de un tema tan trascendente como ese?¿no deberíamos -al menos en ésto- procurar una unidad?¿no podemos caer en el riesgo de perder nuestra propia salvación a causa de un error de interpretación? :confused:



No Panchita, ¿cómo se va a perder la salvación a causa de un error de interpretación?

La salvación viene del Señor, Él dice que a Sus ovejas NADIE las arrebatará de Su mano.

¿Crees a Dios, o te vas a fijar en la opinión de los hombres?

¿Para qué pones encuestas, para creer lo que otros creen? :confused:

¿Por qué no buscas a Dios en oración, leyendo Su Palabra y le pides Su Luz?

Con amor en Cristo


Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Ro. 8:38-39)

efgi
03-08-2002, 13:06
Siervo Fiel.
Estimado hermano.

No suelo usar especulaciones o ejemplos frente a las directrices de quienes saben de este tema, como Jesús y sus enviados.

En su lugar aprecio las enseñanzas y advertencias de Jesús y de sus apóstoles, quienes evidentemente sabían de qué hablaban y qué necesitaban decirle a las generaciones que habrían de creer en la buena noticia del acercamiento de los cielos y de la salvación.

No desdeño ni juego con las advertencias depositadas en las cartas ‘apostólicas’, así que lamento no poder trabajar con base a hipotéticos, y mejor reflexiono en lo que está escrito, por una simple razón, que la Biblia es inspirada por Dios.

Es el Manual legado para que alcancemos las promesas, no para que las manejemos con base a derechos magnos que enclavan advertencias.

Escrito está: ““Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído,
no sea que nos deslicemos.

Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución,

¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?

La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor,
nos fue confirmada por los que oyeron,

testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad” (He.2).

¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio?

Corred de tal manera que lo obtengáis.

Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.

Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros,

yo mismo venga a ser eliminado.

Si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.

No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Siervo Fiel, no sé qué le dirías al apóstol respecto de su seguridad… él, por lo menos no se engañó a sí mismo, ni engañó a los demás, por ello escribió lo que sabía que sería una luz necesaria para quienes creen que ya pretendieron haber alcanzado lo que este apóstol sabía que aún no lo había logrado,

¡y eso que era (es) apóstol!

Y como tal murió “corriendo la carrera”, murió peleando, sabiendo que no golpeaba al aire, sino que golpeó su cuerpo, lo puso a servidumbre,

convencido que podía ser ELIMINADO,

a pesar de haber sido HERALDO para otros,

como tu o como yo.

Personalmente prefiero seguir sus enseñanzas, y no las tuyas, perdóname, pero así lo prefiero.

Ese apóstol jamás pretendió haber alcanzado lo que tu crees que el creyente ya alcanzó.

El apóstol prosiguió a la meta, en procura del premio.

El no se sentó sobre la carta magna de la salvación.

El trabajó por alcanzarla, haciendo la obra que le confió su Mesías.

Creeme que prefiero reflexionar en esas vidas que conocieron en persona a Jesús, que vivieron con él, que aprendieron del Maestro, que fueron sus testigos, que nos legaron parte de sus experiencias y con temor nos dejaron las instrucciones para alcanzar lo que no podemos creer que ya lo hemos alcanzado.

Prefiero escucharlo cuando nos dice:

“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Shalom,
Efgi.

efgi
03-08-2002, 13:51
Jetonius:

A estas palabras quisiera muy respetuosa y humildemente dirigirme: “Siervo Fiel: Hno. Jentonius, jamas nadie podrá entender toda la Biblia, nuestra mente es tan limitada, Dios nos da a cada uno lo que a el le place.

"1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo." (ROMANOS 5)".


Jetonius:
En cuanto a que “jamás nadie podrá entender toda la Biblia, nuestra mente es tan limitada, Dios nos da a cada uno lo que a el le place”.

Si de eso se trata, hermano Jetonius, ¡qué pérdida de tiempo de Dios para hacernos llegar toda la información, sobre todo a las generaciones postreras, precisamente para que lucháramos contra las fuerzas del mal en los días más duros que han de venir o que ya están a nuestra vista!

¡Cuántas vidas perdidas que dieron lo mejor de sí mismas por nosotros, con Jesús a la cabeza y con sus apóstoles siguiéndolo…por mencionarlos a ellos….

Para mentes limitadas, información divina a granel…. Diría yo, humildmente, claro.

28Pero hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios, y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de acontecer en los postreros días. (Dan. 2.28).

Si Dios a alguien no israelita y de las condiciones de ese rey, le dio a conocer acerca de los días que pertenecen a nuestros calendarios, ¿cómo llegar a creer que Jesús nos enviaría a luchar contra las fortalezas de la ignorancia sin revelarnos sus secretos, que a otras generaciones no les dio a conocer?

¿Cómo podemos ser la luz del mundo y la sal de la Tierra sin conocer los secretos de Dios?

¿Acaso no somos amigos de Jesús?

“Entonces, acercándose los discípulos, le dijeron: ¿Por qué les hablas por parábolas?
El respondiendo, les dijo:

Porque a vosotros os es dado saber los misterios del reino de los cielos; mas a ellos no les es dado".

A los apóstoles le fueron dados a conocer los misterios del reino de los cielos, ¡maravilloso!, y ¿qué con nosotros?

Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado (Mt. 13.11. (Mr. 4.10–12; Lc. 8.9–10)

Perdóname si repito esta advertencia del mismo Jesús:

“Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado”.

Permíteme alterar un tanto estas palabras, agregando:

Porque a cualquiera que tiene más conocimiento de los hechos relacionados con la Verdad, se le dará más información, y tendrá más conocimiento; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.

“Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen. Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria”.

“ Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él?

Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.

Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.

Jetonius, tú no eres un hombre natural, tu has nacido de nuevo, has sido engendrado por el Espíritu Santo, él te tiene que estar guiando a toda la verdad, ¿entonces cómo puedes creer que tienes una mente limitada?

"Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.

El apóstol, "como perito arquitecto" puso "el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica.
Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.
Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, made madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.
Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.
Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.


Ef.1.9 dice: “dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra”.

“y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas” (Ef.3.9).

“de la cual fui hecho ministro, según la administración de Dios que me fue dada para con vosotros, para que anuncie cumplidamente la palabra de Dios,
el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos,
a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles (Col.1.26).

“para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo” (Col.2.2).

“para que el Señor nos abra puerta para la palabra, a fin de dar a conocer el misterio de Cristo, por el cual también estoy preso, para que lo manifieste como debo hablar” (Col.4).

Si nuestra mente es limitada, Dios dijo que clamáramos a él, y él nos respondería grandes cosas ocultas!

Somos justificados por la FE, eso es evidente, pero, ¿sabemos qué es la FE?

Solo hay una FE, para todos….

En el amor del Señor.
Efgi.

vilobe42
03-08-2002, 14:09
Amados hermanos:

El capítulo 10 al leer del 1 al al 23 es largo y sugiero leerlo y meditarlo y al final en Hebreos 39 dice la Palabra de Dios:

"Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma.

Alimentemosnos de la Palabra de Dios :leyendo: :saltorojo:

efgi
03-08-2002, 14:10
Panchita.

Excelente que tengas una posición tomada con respecto a la salvación, pero ello no indica que necesariamente todos debemos seguir tu posición.

Si te sorprende que la encuesta esté emparejada, es señal que no estamos en la edad del oscurantismo ni de la santa inquisición ni del dogma de fe, ni de ser esclavos de la posición de otros.

Es señal que estamos despertando a tomar cada quien conciencia de los hechos, sin aceptar presiones ajenas ni imposiciones.

Somos llamados a la libertad en Cristo y con Cristo.

No entiendo por qué te preocupa, si entiendes que el Espíritu Santo nos ha de guiar a toda verdad.

Te asombras al descubrir que están divididas las opiniones, yo diría las convicciones, pero eso es fruto de que hay quienes también reflexionan y toman sus posiciones, en la libertad de Cristo.

¿Qué tipo de unidad pretendes? ¿La que señale tu postura, tu convicción?

¿Por qué hablas de la posibilidad de caer en un riesgo, como es el de supuestamente perder la salvación si no hemos sido vencidos a pesar de las tentaciones?

¡La pierde quien sea vencido!, eso dice la Palabra de DIOS...

¿Acaso se pierde la salvación por un error de interpretación?

La salvación la perdió Esau y Judas Iscariote, no por errar en su interpretación, sino por no sujetarse a la Palabra del Altísimo.

¿Sabes cuántos se salvarán de ir a la condenación eterna, aún sin haber conocido del mensaje de la salvación?

“Porque todos los que sin ley han pecado, sin ley también perecerán; y todos los que bajo la ley han pecado, por la ley serán juzgados;

porque no son los oidores de la ley los justos ante Dios,
sino los hacedores de la ley serán justificados”.

Se habla de la ley espiritual, el decálogo, aquel que Jesús no vino a abrogar.

Panchita, nadie ha de perder su salvación por un supuesto error de interpretación, porque la conciencia no está sujeta a errores de interpretación….

La conciencia sabe lo que hace.

"Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, aunque no tengan ley, son ley para sí mismos,

mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones,

dando testimonio su conciencia,

y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos, 1

en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio (Ro. 2.12).

En el amor de Jesús,
Efgi.

Jetonius
03-08-2002, 14:25
Originalmente enviado por: vilobe42
Con mucho amor les traigo de mi disco duro y sacado de la web www.eternoamor.org el siguiente estudio.

Es la segunda vez que copio y pego, y no quisiera exagerar en ésto pero es una buena herramienta que otros han utilizado y si no lo había hecho antes era porque no sabia hacerlo.

Querida hermana Virginia:

Con todo respeto, aunque este escrito plantea algunas cosas ciertas, contiene también, paradójicamente, una considerable mezcla de error con la verdad que dice querer reivindicar.
Por esta razón he considerado apropiado comentar lo que sigue.




LA MEZCLA

Por: Rocio Salazar

"Nadie, luego de cortar un parche de un vestido nuevo, lo cose sobre un vestido viejo. De lo contrario, no solo se rasgará lo nuevo, sino que el parche del nuevo no armonizará con lo viejo. Y nadie echa vino nuevo en odres viejos. De otra manera, el vino nuevo reventará los odres y se derramará, y los odres se echarán a perder; sino que el vino nuevo tiene que ser echado en odres nuevos" (Lucas 5:36-38 Biblia textual)

Mezclar = Juntar, revolver, contaminar, confundir, combinar, amancillar (algunos de los sinónimos)

La mezcla de la que vamos a hablar en éste estudio, es la mezcla en la cual ha estado sumergida la iglesia por 2.000 años, desviándose de la verdad de Cristo, al dejarse guiar por tradiciones de hombres y doctrinas de demonios, que solo ha traído devastación, división, confusión y destrucción al cuerpo de Cristo.


Es decir que al fin, luego de 2000 años, ha habido algún cristiano preclaro que se ha dado cuenta cómo es la cosa en realidad. ¿No parece un poquito soberbio?

Como se verá más abajo, en este escrito no solamente se acusa calumniosamente a los apóstoles, sino que se tergiversan las Escrituras. Con lo cual en lugar de contribuir a la solución del problema que denuncia, en realidad promueve una mayor confusión.




Es la mezcla de dos pactos, que como los sinónimos arriba mencionados lo explican, contamina, revuelve, confunde, amancilla la verdad de Dios. Es mezclar la vida con la muerte, la justificación con la condenación, la sangre de Cristo con la sangre de toros, la libertad con la esclavitud; es el adulterio espiritual más sutil y peligroso donde se lleva al creyente al Calvario para su salvación y luego al Sinaí con todas sus obras, para su regeneración y santificación, es hacer afrenta al Espíritu de Gracia y tomar por inmunda la sangre del pacto, en resumen, es una ABOMINACIÓN.


¿Abominación? ¿ Adulterio espiritual? Son acusaciones muy graves, que habrá que fundamentar sólidamente.
Tener por inmunda la sangre de Cristo es apostatar de la fe (Hebreos 10:29; ver vv. 26-39).



Analizando la Escritura de Lucas 5:36-38, el parche nuevo y el vino nuevo es el Nuevo Pacto y el vestido viejo y los odres viejos son el Viejo Pacto que como dice Lucas no armonizan y que este mover nuevo del Espíritu puede reventar los odres y derramarse la unción, por consiguiente el vino nuevo en odres nuevos se ha de echar, es decir: solo cuando no dependes de las obras de la ley, Cristo puede ser real en tu vida. Miremos el versículo 39 "Nadie, después de beber añejo, desea nuevo, porque dice: El añejo es bueno" (Biblia Textual) Es más fácil llevar a un ateo a reconocer a Cristo, que sacar a un cristiano metido en ley a la libertad de la Gracia. El pueblo de Dios confunde la libertad en Cristo con el libertinaje. Ocurrió en la época de Pablo y sigue ocurriendo ahora. "Y esto a pesar de los falsos hermanos, introducidos secretamente para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, a fin de someternos a esclavitud" (Gálatas 2:4 Biblia Textual) "Como libres, y no como teniendo la libertad por cobertura de la maldad, sino como siervos de Dios" (1 Pedro 2:16 Biblia Textual).


Algunos confunden la libertad con el libertinaje, pero lo opuesto también es cierto: otros confunden el libertinaje con la libertad. No había licencia para pecar bajo la ley, y tampoco la hay bajo la gracia.




Repito, esto no es nuevo, desde la iglesia primitiva se está teniendo este problema. Entiendo que a los apóstoles les toco vivir la transición o paso de la ley a la Gracia, pudo haber sido difícil para ellos, pero Pablo fue bien claro en sus enseñanzas y quien más legalista que Pablo criado a los pies de Gamaliel, fariseo de fariseos, sin embargo fue atacado duramente por los mismos apóstoles. El Concilio de Jerusalén promocionó la mezcla, miremos: "A menos que seáis circuncidados conforme al rito de Moisés, no podéis ser salvos" "Es necesario circuncidarlos y mandarles que guarden la ley de Moisés" (Hechos 15:1 y 5 Biblia Textual) Esto es lo que el Concilio de Jerusalén enseñaba, tenía una mezcla tremenda.


Esto es absolutamente falso y calumnioso contra la Palabra de Dios.

¿Dónde dice la Escritura que Pablo fuese jamás atacado por los otros apóstoles? ¿Es que no se da cuenta que pretende poner a Pablo contra los doce? ?Con qué autoridad se atreve a proferir semejante barbaridad?

Las palabras que se citan fuera de contexto representan una posición particular dentro del concilio, a saber la de los judaizantes; la misma que fue finalmente rechazada. Por el contrario, la decisión del concilio, basada en los testimonios de Pedro, Pablo y Bernabé, y resumida por Jacobo, fue precisamente la de no exigir la circuncisión ni la observancia de la ley de Moisés a los cristianos. Cualquiera que lea Hechos 15 puede ver esto. ¿Cómo se atreve la autora a levantar semejante calumnia contra la Iglesia apostólica?



Ahora miremos como confrontaron a Pablo: "Pero les han informado acerca de ti, que enseñas a todos los judíos que están entre los gentiles a apostatar de Moisés, diciéndoles que no circunciden a los hijos, ni practiquen las costumbres" "Este es el hombre que por todas partes enseña a todos contra el pueblo, la ley y este lugar" Pablo fue acusado de apostatar, pero ¿qué es apostatar?

Apostatar = Negar una fe o religión, apartarse, abandonar los votos.

Según esta definición, Pablo estaba haciendo lo correcto, pues el fin de la ley es Cristo. El debía abandonar la ley con sus obras y abrazar la fe que es por gracia. Así lo hizo y así enseñaba y esto le costo la cárcel. Ocurrió en los días de Pablo y sigue ocurriendo ahora, pues quien se atreve a enseñar gracia, los concilios lo persiguen y lo llaman hereje y apóstata.


Otra muestra de un descuido increíble en la interpretación de las Sagradas Escrituras. La cita cuyo origen ni siquiera se ha molestado en mencionar es Hechos 21:21. Esta era obviamente una acusación calumniosa. ¿Cuál fue la respuesta del Apóstol?



Entonces Pablo, tomando consigo a los varones, al día siguiente se purificó con ellos y entraba en el templo para informar del cumplimiento de los días de la purificación, hasta que fue ofrecida la ofrenda por cada uno de ellos.

Hechos 21:26, Biblia Textual Reina-Valera


Y más tarde, Pablo negó la acusación ante el gobernador Félix:



Cuando el gobernador le hizo señal para que tomara la palabra, respondió Pablo: Sabiendo que desde hace muchos años eres juez para esta nación, con buen ánimo voy a presentar mi defensa, pudiendo tú comprobar que no hace más de doce días subí a adorar en Jerusalén; y no me hallaron en el templo discutiendo con nadie, ni provocando un motín, ni en las sinagogas, ni en la ciudad; ni te pueden probar las cosas de las que ahora me acusan. Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman secta, así sirvo al Dios de mis antepasados, creyendo todo lo que es conforme a la ley y lo que está escrito en los profetas, teniendo esperanza en Dios (la cual ellos mismos también abrigan) que ha de haber una resurrección, tanto de justos como de injustos. Por esto, también yo mismo procuro tener siempre una conciencia limpia e irreprensible ante Dios y los hombres. Ahora bien, después de muchos años llegué a mi nación para dar limosnas y ofrendas; en las cuales me hallaron (después de purificarme en el templo) no con turba, ni con alboroto; pero algunos judíso de Asia, quienes deberían comparecer delante de ti, y acusar, si tuvieran algo contra mí; o estos mismos, que digan qué delito hallaron, cuando yo comparecí ante el Sanedrín, a no ser por esta única declaración que prorrumpí estando entre ellos: Se me juzga hoy ante vosotros acerca de la resurrección de los muertos

Hechos 24:10-21; Biblia Textual Reina-Valera, negritas añadidas.


Vemos pues que Pablo no solamente niega la acusación calumniosa, sino que ratifica su fidelidad a la ley y a los profetas, incluyendo las ordenanzas y ritos realizados en el templo. Evidentemente Pablo no veía un conflicto irresoluble entre la observancia de la ley para los creyentes en Cristo provenientes del judaísmo y la libertad esencial del sistema ritual mosaico (pero no de sus exigencias éticas) para todos los cristianos.

Cuando Pablo le dijo a Timoteo: “Tú, en cambio, persiste en lo que aprendiste y fuiste persuadido, sabiendo de quiénes lo aprendiste, y que desde niño sabes las Sagradas Escrituras, las cuales pueden hacerte sabio en la salvación que mediante la fe hay en Cristo Jesús. Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñanza, para refutación del error, para corrección, para instrucción en la justicia, a fin de que el hombre de Dios esté completamente calificado, equipado para toda obra buena.

2 Timoteo 3:14-17, Biblia Textual Reina-Valera, negritas añadidas.
[/quote]

Por cierto que las palabras de Pablo constituyen una declaración acerca de la naturaleza de toda la Escritura digna de llamarse Sagrada, pero no hay duda que debe de haber tenido en mente primariamente el Antiguo Testamento, y así lo debe de haber entendido Timoteo. La Iglesia de Cristo, siguiendo el ejemplo de su Cabeza y de sus Apóstoles, siempre estimó las antiguas Escrituras como parte fundamental e indispensable de la revelación cristiana. Rebajar la autoridad, importancia y relevancia del Antiguo Testamento para los discípulos de Cristo es cercenar las raices mismas de nuestra fe.



LA MEZCLA EN EL ANTIGUO PACTO

...[omito aquí algunos párrafos- Jetonius]

. Todos los problemas de Israel eran por mezclarse, observar costumbres de otros pueblos y adorar dioses paganos. La mezcla llevó al pueblo de Israel a pecar, les echó a perder todo y fue la causante de su ruina. Si una mezcla natural como ésta causó tanto desastre entre un pueblo, ¿cómo crees que será afectado el pueblo de Dios hoy en día, al caer en una mezcla espiritual de tal magnitud como es el hacer afrenta al Espíritu de Gracia, mezclando do pactos y tomando por inmunda la sangre del Pacto?


Curioso razonamiento que pretende identificar la tendencia de Israel a la apostasía y al sincretismo religioso con la supuesta “mezcla” de pactos provenientes de un mismo y único Dios; lo cual no justifica “mezclar” los pactos, ya que entre ambos hay un cambio cualtitativo innegable y de suma importancia, pero tampoco es posible soslayar la continuidad en el propósito salvador de Dios que los vincula, al menos desde el llamado de Abraham para ser de bendición a todas las familias de la tierra; por lo cual los que somos de Cristo también somos llamados genuinos “hijos de Abraham”.




LA MEZCLA EN EL NUEVO PACTO

Nunca se enfatizará lo suficiente con relación a la peligrosidad de está mezcla. Ha sido devastadora, ha confundido tanto al pueblo de Dios que muchos hasta han matado creyendo que lo hacían en el nombre del Señor. Ha sido la causa principal de la división del cuerpo de Cristo. Hasta el día de hoy, no se han podido poner de acuerdo sobre cuales son los mandamientos del Nuevo Pacto, unos dicen que es "amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo", otros, que es "parte de la ley excepto los sacrificios", otros, que son "los diez mandamientos", en fin está nubosidad les ha permitido formar grupos usando porciones de la Ley Mosaica y de la Gracia.


Es posible que mucho de esto sea cierto, pero la solución debe provenir de una mejor comprensión de las Escrituras, no de su manipulación como se hace en el ejemplo que sigue.



Isaías lo profetizó "Echarán mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas, solamente permítenos llevar tu nombre, quita nuestro oprobio." (Isaías 4:1)

Echarán mano de hombre = de Cristo.

Comeremos nuestro pan = Su propia doctrina, mezcla.

Vestiremos nuestras ropas = Su propia cobertura, grupo, denominación.

Llevar tu nombre = Llamarse Cristiano.

Cada denominación tiene su propia ropa (nombre) y con el pan (doctrina, mezcla) que le dan al pueblo, lo hacen esclavo de tradiciones y leyes, formando sus propios reinos y reteniendo al pueblo con amenazas de condenación y maldición. Que no puede moverse de ahí, porque ahí nació, que si cuestiona tiene espíritu de insujeción, que se apartó del Señor y solo queda orar por él, etc. y todo lo que la oveja tiene es hambre, pero hambre de la verdad, hambre de vida, de la vida de Cristo.


¡Qué alegorismo desenfrenado! ¡Qué exégesis irresponsable! ¿Y con esta liviandad pretende solucionar el problema que denuncia?

Si se examina en su contexto el texto tan lamentablemente distorsionado aquí, se verá que se trata de una profecía contra Sion (3:13-26), según la cual la mortandad entre los guerreros será tal que abundarán las viudas. He aquí el sobrio comentario de Adam Clarke:



Versículo 1. Y siete mujeres. La división de los capítulos ha interrumpido el discurso del profeta y lo ha quebrado casi en el medio de la frase. “Los números de muertos en batalla serán tan grandes, que siete mujeres serán dejadas para un hombre.” El profeta ha descrito la enormidad de este sufrimiento mediante imágenes y añadidos en extremo expresivos y poderosos. Las jóvenes mujeres, contrariamente a su natural modestia, se tornarán cortejantes de los hombres: ellas los atraparán, y usarán la más insistente impertinencia para casarse. A pesar de las naturales sugerencias de celos, se contentarán con solamente una parte de los derechos conyugales en conjunto con varias otras; y esto en duras condiciones, renunciando a las exigencias legales de la esposa sobre el marido (ver Éxodo 21:10) y suplicando sólo el nombre y el crédito del vínculo matrimonial, y ser libradas del reproche del celibato.


Esta es la interpretación evidente, obvia, literal y contextual. La autora ha transformado la profecía en una alegoría, para llevar agua para su molino. Es posible que la mezcla sea causa de graves problemas; pero no lo es menos la interpretación arbitraria de los textos bíblicos.



Hay muchas razones por las que los líderes mezclan: Unos lo hace por ignorancia, otros, por fidelidad a una vestidura (denominación), otros, por temor a estar solos y otros por ambición y deseo de poder. Cualquiera que sea la razón, no olvidemos que Él: "asimismo nos hizo ministros competentes de un Nuevo Pacto, no de la letra, sino del Espíritu; porque la letra mata, mas el Espíritu vivifica." (2 Corintios 3:6 Biblia Textual)

MEZCLA DE DOS PACTOS

Muchos de ustedes pueden estarse preguntando: ¿En qué consiste la mezcla? ¿Qué estamos mezclando? ¿Cómo reconozco una congregación con mezcla? etc. Primero, vamos a separar los dos Pactos y luego vamos a analizar algunas de las mezclas que hay vigentes en diferentes grupos cristianos.

"Decidme, los que deseáis estar bajo la ley: ¿No ponéis atención a la ley? Porque está escrito que Abraham tuvo dos hijos: uno de la esclava y uno de la libre. Mas el de la esclava nació según la carne; pero el de la libre, por la promesa. Las cuales son expresiones alegóricas, porque éstas son dos pactos: una, la cual es Agar, del monte Sinaí, que engendra para esclavitud. Ahora bien, Agar es el monte Sinaí en Arabia, y es figura de la Jerusalén actual, pues está esclavizada con sus hijos. Mas la Jerusalén de arriba, la cual es madre de nosotros, es libre." (Gálatas 4:21-26 Biblia Textual)

Sara y Agar representan los dos pactos. Agar representa el Viejo Pacto cuyas leyes y preceptos fueron dados en el Sinaí. "Entonces el Señor dijo a Moisés: Sube a mí al monte, y espera allá, y te daré tablas de piedra, y la ley, y mandamientos que he escrito para enseñarles." (Éxodo 24:12) El Viejo Pacto estaba conformado por todos los mandamientos, leyes y preceptos dados por Dios en el Sinaí y que fueron las directrices que guiaron al pueblo Judío hasta la llegada de Cristo, sin olvidarnos que para cuando Jesús llegó, ya le habían adherido tradición tomada en su mayoría de pueblos paganos. "Invalidando la Palabra de Dios con vuestra tradición que habéis transmitido; y hacéis muchas cosas semejantes a éstas." (Marcos 7:13 Biblia Textual) Todas estas leyes, preceptos y tradiciones son las que el pueblo de Dios ha introducido en el Nuevo Pacto creando la mezcla, olvidando, primero: que nada de esto fue dado para el pueblo gentil y segundo: que si eres un Judío que ha reconocido al Mesías, el fin de la ley fue Cristo y nada de esto está vigente.

Sara, representa el Nuevo Pacto dado antes del Viejo Pacto. "Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición... serán benditas en ti todas las familias de la tierra." (Génesis 12:2 y 3) Entonces, ¿por qué dar otro cuando el Nuevo ya había sido dado? Porque el Pacto de Gracia había sido dado en promesa a Abraham y había que esperar su cumplimiento y ratificación que fue efectuada en el Calvario por Cristo, mientras tanto era necesario que el pueblo de Israel conociera las exigencias de Dios para restaurar la relación con el hombre, y la incapacidad de éste en cumplirlas, por consiguiente lo que la ley hizo fue: Señalar la decadencia moral del hombre (pecado), dictar sentencia contra el pecado, esclavizar al hombre por medio de leyes imposibles de cumplir, mostrar la necesidad de un salvador que cumpliera por el, llevar al hombre a Cristo y finalmente ejecutar la sentencia contra en pecado en el cuerpo de Cristo.

¿Está el pueblo de Dios sujeto a las leyes, preceptos y tradiciones del Viejo Pacto? NO. "Para la libertad nos libertó Cristo; estad, pues, firmes y no os sometáis otra vez al yugo de esclavitud." (Gálatas 5:1 Biblia Textual) Lo que toda ésta mezcla ha hecho al pueblo de Dios, es crear orgullo cristiano, falsa humildad, religiosidad y lo ha llenado de conceptos impidiéndole vivir la realidad de Cristo. "Si habéis muerto con Cristo a los rudimentos del mundo, ¿por qué, como si vivieras en el mundo, os sometéis a preceptos: no uses, ni comas, ni toques (según mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que están todas destinadas a ser consumidas con el uso? Tales cosas tienen en verdad cierta reputación de sabiduría en una religión impuesta por uno mismo, y en una falsa humildad y severo trato del cuerpo, sin valor alguno contra los apetitos de la carne." (Colosenses 2:20-23 Biblia Textual)

Una cosa es la libertad de la ley de Moisés y otra muy diferente es el rechazo de toda norma. La epistóla de Pablo a los gálatas ha sido llamada con justicia “la carta de la libertad cristiana”. En ella el Apóstol reivindica la naturaleza única del evangelio de gracia que ha predicado, afirmando que nadie, ni ángel ni hombre, puede predicar “otro evangelio” so pena de maldición. La ley fue un pedagogo temporal hasta que llegase la libertad de Cristo y nuestra adopción como hijos y herederos.

Ahora bien, esta libertad de la ley que Pablo defiende con toda la sabiduría espiritual que le fue dada, debe ser ejercida responsablemente, como dice claramente:



Gálatas 5:13-6:10, Biblia de las Américas; negritas añadidas

Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; sólo que no uséis la libertad como pretexto para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Porque toda la ley en una palabra se cumple en el precepto: AMARAS A TU PROJIMO COMO A TI MISMO . Pero si os mordéis y os devoráis unos a otros, tened cuidado, no sea que os consumáis unos a otros. Digo, pues: Andad por el Espíritu, y no cumpliréis el deseo de la carne.
Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne, pues éstos se oponen el uno al otro, de manera que no podéis hacer lo que deseáis. Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.
Ahora bien, las obras de la carne son evidentes, las cuales son: inmoralidad, impureza, sensualidad, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, sectarismos, envidias, borracheras, orgías y cosas semejantes, contra las cuales os advierto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.
Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley. Pues los que son de Cristo Jesús han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.
No nos hagamos vanagloriosos, provocándonos unos a otros, envidiándonos unos a otros. Hermanos, aun si alguno es sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradlo en un espíritu de mansedumbre, mirándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.
Llevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo. Porque si alguno se cree que es algo, no siendo nada, se engaña a sí mismo. Pero que cada uno examine su propia obra, y entonces tendrá motivo para gloriarse solamente con respecto a sí mismo, y no con respecto a otro. Porque cada uno llevará su propia carga.
Y al que se le enseña la palabra, que comparta toda cosa buena con el que le enseña. No os dejéis engañar, de Dios nadie se burla; pues todo lo que el hombre siembre, eso también segará. Porque el que siembra para su propia carne, de la carne segará corrupción, pero el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.
Y no nos cansemos de hacer el bien, pues a su tiempo, si no nos cansamos, segaremos.
Así que entonces, hagamos bien a todos según tengamos oportunidad, y especialmente a los de la familia de la fe.


Vemos aquí, en el más inexpugnable bastión de la libertad en Cristo, que se exige de nosotros santidad de vida y perseverancia.




¿DE DÓNDE SURGIO LA MEZCLA?

Esto no es de ahora, ya dijimos que desde el comienzo los apóstoles quisieron mezclar el Nuevo Pacto con sus leyes y tradiciones. A ellos les toco enfrentar el cambio y fue muy difícil, miremos por ejemplo: Pedro tratando de judaizar a los Gálatas, "dije a Cefas (Pedro) delante de todos: Sí tú siendo judío, vives como gentil y no como judío, ¿cómo obligas a los gentiles a judaizar? (Gálatas 2:14 Biblia Textual) luego vemos al Concilio de Jerusalén tratando de imponer la ley de Moisés "Es necesario circuncidarlos y mandarles que guarden la ley de Moisés." (Hechos 15:5) y más tarde vemos a Pablo ya enfrentarse a una división, "Porque he sido informado acerca de vosotros, hermanos míos, por los de Cloé, que hay contienda entre vosotros. Y quiero decir esto, que cada uno de vosotros dice: Yo, ciertamente soy de Pablo: pero yo, de Apolos; y yo, de Cefas: yo, al contrario, soy de Cristo. ¿Ha sido dividido Cristo? ¿Acaso fue crucificado Pablo por vosotros? ¿O fuisteis bautizados en el nombre de Pablo?" (1 Corintios 1:11-13 Biblia Textual) ¿Qué la causo? No sabemos, la Escritura no lo dice, pudo ser diferencia de conceptos, forma de enseñar, el bautismo, los que decían ser de Cefas (Pedro) tal vez seguían practicando ley y los de Pablo no, cualquier cosa causa división.


El problema de Corinto al que aquí se refiere Pablo no era la mezcla, sino el sectarismo. Porque no cabe duda que Pablo, Apolos y Cefas (Pedro) predicaban el mismo y único evangelio. Eran los corintios los que en lugar de entender esto, habían creado divisiones en torno de estos siervos de Dios, embanderándose con sus nombres en lugar de mantener la unidad de la fe. De modo que este pasaje no puede emplearse sino arbitrariamente como argumento contra la “mezcla”.



Pero la mezcla no paró ahí, lástima que el libro de los Hechos termina con Pablo en Roma, debió haber seguido, como historia de la iglesia, es un libro inconcluso.


Pues yo creo que Lucas lo dio por concluido donde el Espíritu Santo le dijo que lo concluyese.



Según la historia, la muerte de Pablo ocurrió en el año 66 y la de Pedro en el año 68, dos años más tarde, lo que indica porque Pedro pudo ver como una vez muerto Pablo, empezaron a torcer y a malinterpretar sus epístolas, "Como también nuestro amado hermano Pablo os escribió, según la sabiduría que le fue dada, como también habla de esto en todas sus epístolas, en las cuales hay algunas cosas difíciles de entender, las cuales tuercen los indoctos e inconstantes (como también las otras Escrituras), para su propia perdición." (2 Pedro 3:15-16 Biblia Textual) Las epístolas de Pablo han sido el "talón de Aquiles" para la iglesia con mezcla.


No es seguro que haya existido tal intervalo de dos años entre la muerte de Pablo y la de Pedro. De todos modos, el texto dice claramente las personas de las que aquí se habla no solamente torcían las Epístolas de Pablo, sino también “las otras Escrituras”, lo cual seguramente incluye todo el Antiguo Testamento.




Luego en el siglo cuarto aparece Constantino I el Grande, Emperador Romano, convertido al cristianismo y quien introdujo una de las mezclas más perversas que ha existido. Henotéista Solar, religión que consideraba al dios Romano, sol, como la manifestación visible de un dios supremo. Afirmó haber visto al dios sol con una cruz superpuesta y las palabras "con ésta señal serás el vencedor". Se convirtió al cristianismo y lo mezclo con el paganismo. Presidio el primer Concilio Ecuménico en Nicea en el 325. Estableció está mezcla como la religión única, universal, la que hoy conocemos como Catolicismo.


Me parece una visión muy simplista de un hecho histórico complejo.




Si seguimos buscando en los anales de la historia, nos aterraríamos al descubrir la cantidad de basura con la que han contaminado el mensaje de Cristo. Ya no es Pablo, Cefas o Apolos, ahora hay más diversidad y más distorsión el en mensaje. En conclusión, ¿de qué está conformada la mezcla hoy en día? Bien, el mensaje de Cristo, Nuevo Pacto o Pacto de Gracia, está mezclado con: Porciones de ley Mosaica, tradición judía, paganismo y doctrinas de hombres (basadas en interpretaciones personales de las Escrituras). Hay algunos grupos menos contaminados que otros, pero la gran mayoría lo están, aunque muchos ni siquiera lo saben.


Si la exégesis bíblica de los grupos anónimos que menciona es tan descuidada como la de la autora de este escrito, no me sorprende la confusión.



MEZCLAS MÁS COMUNES

Debemos tener bien claro que el Cristianismo no es una religión. Es un estilo de vida, es una relación basada en una comunión de espíritus, el Espíritu de Dios con el espíritu del hombre. La mezcla ha convertido ésta relación en religión.


Aunque he leído y oído esta afirmación – “el cristianismo no es una religión” – en muchas oportunidades, nunca deja de sorprenderme. En todo caso, para que la afirmación tuviese algún sentido, habría que explicar qué entiende la autora por «religión».



Vamos a analizar las mezclas más comunes y a ver como éstas estorban el crecimiento espiritual de hombre.

1. Mezcla relacionada con la salvación y regeneración del hombre.

A lo largo de todo el Antiguo Pacto vemos a Dios llamando a su pueblo "esposa adultera" en los momentos en que el pueblo se apartaba de Dios y se iba tras ídolos. "Pero como la esposa infiel abandona a su compañero, así prevaricasteis contra mí, oh casa de Israel, dice el Señor." (Jeremías 3:20) "Mi pueblo a su ídolo de madera pregunta y el leño le responde; porque espíritu de fornicaciónes lo hizo errar y dejaron a su Dios para fornicar." (Oseas 4:12) Esto es lo que llamamos adulterio espiritual. Dios demandaba fidelidad de su pueblo al Pacto que había establecido con ellos.

Hoy, igual que antes, Dios demanda fidelidad, pero el pueblo también, igual que antes, ha sido infiel y ha roto el Pacto teniendo dos maridos, la Ley y la Gracia. Al pueblo se le enseña que la salvación es por gracia y es lo correcto. "Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe; y esto no es de vosotros, es el don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe." (Efesios 2:8-9 Biblia Textual) Pero los líderes después de que enseñan la salvación por gracia, enseñan obras que serán las que mantendrán su salvación.


¿Los líderes? Lo enseña el Nuevo Testamento y muy en particular Pablo en el mismísimo pasaje que se cita truncado:



Porque por gracia habéis sido salvados por medio de la fe; y esto no es de vosotros, es el don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviéramos en ellas.

Efesios 2:8-9 Biblia Textual Reina-Valera; negritas y cursivas añadidas.


No es que las obras “mantengan” la salvación, sino que una fe que no fructifica en obras no es una fe capaz de salvar a nadie. Ver el texto de Gálatas antes citado y 2 Corintios 9:8; Colosenses 1:10; 2 Tesalonicenses 2:17; 1 Timoteo 2:10; 5:10,25; 6:18; 2 Timoteo 3:17; Tito 3:14: Hebreos 13:21: Santiago 2:14-26; 1 Pedro 2:12, etc.



Enseñan que el cristiano puede perder la salvación, doctrina que la iglesia tomó en el siglo XVII de Jacobo Arminio, Calvinista Holandés, quien hizo una Declaración protesta publica en 1610 declarando que "el hombre era quien decidía aceptar o rechazar la salvación y que ésta podía perderse", e ignorando las palabras de Jesús cuando dijo: "Nadie puede venir a mí, si el Padre que me envió no le atrae" (Juan 6:44 Biblia Textual), quedando claro aquí que no depende del hombre sino de Dios. "Yo les doy vida eterna para que de ningún modo perezcan eternamente. Y nadie las arrebatará de mi mano." (Juan 10:28 Biblia Textual) Luego Pablo declara que "Ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni gobernantes, ni lo presente, ni lo por venir, ni potestades, ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna otra cosa creada podrá separarnos del amor de Dios, que es en Cristo Jesús nuestro Señor." (Romanos 8:38-39 Biblia Textual)


¿Más ignorancia? Arminio murió en 1609, de modo que difícilmente hubiera podido declarar nada en 1610. Y la protesta de 1610 que menciona dejaba explícitamente abierta la cuestión de si la salvación podía perderse o no. Supongo que no habrá leído los volúmenes de las obras completas de Arminio, pues de otro modo no se hubiera atrevido de acusarlo de ignorar las Escrituras.

Por otra parte, todos los textos que cita muestran que podemos tener seguridad en Cristo, pero no son ningún cheque en blanco contra la apostasía voluntaria, contra la cual los creyentes son advertidos una y otra vez (ver mi estudio de Hebreos 6:4-6 en esta misma entrada).



¿Podría usted negar a un hijo si éste llegará a convertirse en la escoria más grande de la humanidad? Poder, de palabra, si, pero la prueba del ADN establecería sin lugar a dudas que ese hijo es suyo, así usted lo negara, porque toda la herencia genética suya esta depositada en él. Dice 1 Pedro 1:23 (Biblia Textual) que: "Habiendo renacido, no de una simiente corruptible, sino incorruptible, por medio de la palabra de Dios, que vive y permanece." Tenemos la herencia espiritual de los genes de Dios en nosotros que establecen que somos sus hijos y nadie nos arrebata de Su mano. "Porque no recibisteis espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor; sino que recibisteis el Espíritu de adopción, por el cual clamamos ¡Abba! (¡Padre!) El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios." (Romanos 8:15-16 Biblia Textual) No podemos ser hijos de Dios hoy y mañana no, somos o no somos. Esta dualidad y ambivalencia en la doctrina de la salvación solo ha traído desánimo y cansancio al pueblo de Dios.


De todos los argumentos falaces que he leído, el que aquí se esgrime sobre la “genética” de la salvación es un buen candidato a llevarse las palmas. Somos hechos hijos adoptivos de Dios por gracia mediante la fe. Si se desea razonar de este modo, habrá que notar que un hijo adoptivo no lleva los genes de su padre, por más amado que pueda ser por éste. Podrían darse otros arguentos para mostrar lo endeble que es este razonamiento, pero lo más contundente es ver el contexto de la declaración de Pedro que se cita como evidencia. Helo aquí:



1 Pedro 1:13- 2:3, Biblia Textual Reina-Valera; negritas añadidas.

Por tanto, después de ceñir los lomos de vuestro entendimiento, siendo sobrios, esperad completamente en la gracia que os es traída en la revelación de Jesucristo.
Como hijos de obediencia, no amoldándoos a los anteriores deseos que teníais estando en vuestra ignorancia; sino según el que os llamó es santo, sed también vosotros santos en vuestra manera de vivir, porque está escrito: Sed santos, porque yo soy santo.
Y si invocáis por Padre al que juzga imparcialmente la obra de cada uno, conducíos con temor todo el tiempo de vuestra peregrinación; sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir (recibida de vuestros antepasados), no con cosas corruptibles, como plata u oro, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto, ciertamente escogido antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros, que por medio de él sois fieles a Dios, quien lo resucitó de entre los muertos y le dio gloria, de modo que vuestra fe y esperanza estén en Dios.
Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia de la verdad, para un amor fraternal sincero, amaos intensamente de corazón los unos a los otros, habiendo renacido, no de una simiente corruptible, sino incorruptible, por medio de la palabra de Dios que vive y permanece. Porque
Toda carne es como hierba,
Y toda su gloria como flor de hierba.
Se secó la hierba, y cayó la flor;
Mas la palabra del Señor permanece para siempre.
Y esta es la palabra proclamada a vosotros.
[b]Desechando, pues, toda malicia, y todo engaño, y fingimientos, y envidias, y todas las maledicencias, desead, como recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis en la salvación, si habéis gustado que el Señor es bondadoso.


Pedro no enseña nada diferente que Jesús o los demás apóstoles; ni tampoco lo hace Pablo al escribirle a los romanos en el texto que se cita. Por cierto que quienes creemos en Jesucristo y tenemos el Espíritu podemos clamar “¡Abba, Padre!”. Pero ello no es obstáculo para que también nos advierta en la misma carta:



Dirás entonces: Las ramas fueron desgajadas para que yo fuera injertado. Bien; por incredulidad fueron desgajadas, mas tú por la fe has estado firme. No seas arrogante, sino teme. Porque si Dios no perdonó a la ramas naturales, tampoco a ti te perdonará. Mira, pues, la bondad y la severidad de Dios: severidad ciertamente para con los que cayeron; mas para contigo, bondad de Dios, si permaneces en su bondad; de otra manera, tú también serás cortado.

Romanos 11:19-22, Biblia Textual Reina-Valera ; negritas añadidas


El fin del discurso es que la maravillosa obra de la gracia de Dios en Cristo, que recibimos por la fe, nos debe llenar no sólo de agradecimiento y amor, sino de reverente temor . No se trata de vivir “cansado y con desánimo” como dice la autora, sino conscientes de nuestro llamamiento y vocación y dedicados a conformarnos a la imagen de Cristo.



He oído a gente decir que no pueden más, cuando no los condenan por una cosa lo hacen por otra, pero siempre se quedan cortos en alcanzar las demandas. He oído afirmaciones como: "se va a quedar en el milenio" "le va a dar lepra como a Maria la hermana de Aarón" "se apartó y es un hijo del diablo" "El Señor lo va a vomitar de su boca" etc. La salvación siempre está colgada de un hilo, en cualquier momento la pueden perder.


Aaaahhhh ... ¡de esto se trataba!
Desde luego, lo que aquí se describe es una perversión del evangelio, llamada propiamente legalismo, que nada tiene que ver con la creencia de que la salvación se pueda perder. Pues el legalista arminiano dirá: “Perdiste la salvación” y el legalista calvinista dirá: “Nunca has sido salvo en realidad”. Pero ni el arminianismo ni el calvinismo rectamente entendidos justifican el legalismo. Y no es legalismo el llamado escritural a “seguir la santidad” (Hebreos 12:14).

Las siguientes palabras de David Wilkerson me parecen muy sensatas para alcanzar el equilibrio bíblico:



Para entrar en el descanso de Dios, tenemos que renunciar a nuestros propios esfuerzos y sudor. Solamente la fe nos introduce en este perfecto descanso: "Pero los que hemos creído entramos en el reposo." (Hebreos 4:3). Simplemente, decidimos en nuestros corazones creer que Dios es fiel para libertarnos en todas las circunstancias, no importa cuán imposibles puedan parecer.
"Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas." (Hebreos 4:10). Cuando descansamos en Cristo, ya dejamos de poner una cara de intrépidos en los tiempos de problemas. No inflamos una aceptación falsa de nuestra crisis. Y no nos preocupamos de que podamos rendirnos ante el temor y empezar a cuestionar el amor de Dios. En pocas palabras, nuestra "mentalidad de esfuerzo" ha cesado de manejarnos. Ahora, hemos aprendido simplemente a confiar en el Señor.

¿Cómo desarrollamos esta clase de confianza? Buscamos al Señor en oración, meditamos en su Palabra y caminamos en obediencia. Puedes objetar: "Pero todas esas cosas son obras." Estoy en desacuerdo. Todos son actos de fe. Mientras observamos estas disciplinas, confiamos en que el Espíritu Santo esta obrando en nosotros, construyendo un estanque de reservas de fortaleza para nuestro tiempo de necesidad. Puede ser que no sintamos como la fortaleza de Dios entra a nosotros o que sintamos su poder formándose en nosotros. Pero, cuando nuestra próxima prueba venga, estos recursos celestiales se manifestaran en nosotros.

Esta es la razón primordial por la que busco al Señor diligentemente - ayunando, orando, estudiando, tratando de obedecer sus mandamientos mediante el poder del Espíritu Santo. No es porque sea un ministro que desea presentarse como ejemplo. Hago estas cosas porque se que todavía tengo muchas pruebas por delante. Mientras siga sirviendo al Señor, el diablo nunca me dará descanso. Tendré que enfrentar intensos combates, ataques sorpresivos. Y a pesar de todas las victorias y paz que ya he experimentado, siempre necesitaré los recursos celestiales que me ayuden a soportar.

Quiero ser un soldado que está totalmente preparado para el campo de batalla. Y sé que la victoria es ganada mucho antes de que la batalla empiece. Es ganada en el campo de servicio, de entrenamiento o acondicionamiento o preparación. Cuando el enemigo súbitamente viene a mí, necesitaré todas la munición que este disponible. Y esa munición es suplida por la poderosa Palabra de Dios, que yo guardo en mi corazón. Así que, la próxima vez en que el diablo ataque, estoy confiado en que tendré de donde sacar las reservas. Habré ganado la pelea a solas con Dios, antes de entrar al campo de batalla.

¿Eres un soldado comprometido, creyendo que Dios te está equipando ahora mismo? Si es así, entonces estarás cumpliendo tres requisitos:
1. Eres un diligente lector de la Palabra de Dios.
Mientras estudias las Escrituras, estás empezando a comprender cuánto Dios te ama. Si no estás convencido de su absoluto amor por ti, no podrás superar cualquier crisis que venga. Y serás convencido de su amor solamente devorando su Palabra.
2. Estás cultivando intimidad con Dios, a través de un calificado tiempo de oración.
Nuestro Señor desea que clamemos a él en nuestros tiempos de crisis. Pero la oración durante nuestros tiempos duros y difíciles no es suficiente. Tenemos que buscar a nuestro Padre en los tiempos buenos también. Nuestra fe no debe ser ocasional. Tiene su desarrollo en una constante relación con el Señor.
3. Estás confiando que Dios no permitirá que enfrentes ninguna prueba sin darte los medios para soportarla.
Si una gran prueba viene sobre ti, no tienes que preocuparte si serás fuerte o desmayarás. Nuestro Padre da la gracia cuando es necesario. Y si has desarrollado una relación íntima y cercana con él, él derramará su perdurable gracia sobre ti cuando la necesites.
Dios te invita a entrar en su reposo - hoy.


[QUOTE]
Los pecados por los cuales un cristiano puede perder la salvación, dependen del grupo en el que se congregue y hasta del país donde viva, por ejemplo: si usted vive en Colombia y toma vino, se puede perder, pero si vive en España no porque allá es normal tomar vino, no es pecado. Si se congrega en un grupo donde se guarda el Sábado y lo viola, se puede perder, pero si su grupo guarda el Domingo, no se preocupe, y así sucesivamente, no hay claridad en nada, la presión depende de los interese de la comunidad, a expensas de la salud espiritual de pueblo.


Por cierto, estas son bagatelas y no puede haber claridad en ellas pues van más allá de lo que está escrito. La Escritura no enseña que por cualquier pecado se puede perder la salvación, pues de lo contrario nadie se salvaría. Contra lo que se advierte solemnemente y en reiteradas ocasiones es contra el pecado deliberado y contumaz, y particularmente contra la apostasía, es decir el abandono de la fe.



Ahora, el tema de la regeneración y santidad si que ha dado latigazos, la lupa detectora de pecados es la más activa que tienen los líderes. Es tan acosadora que cuando un creyente falla, prefiere apartarse que enfrentar el vituperio a que es sometido y al apartarse entra en desánimo, pero si el amor y la misericordia estuvieran presentes en la iglesia, seguro que la historia sería otra.


Por cierto, y es lamentable que algunos ministros y hermanos tengan más vocación de cancerberos que de pastores. Pablo lo dice claramente en Gálatas 6:1, y lo mismo Santiago 5:19-20 y otros textos. Cuando un creyente falla, es una obra de amor y al mismo tiempo un deber ayudarlo a restaurarse. Y así ocurre en las Iglesias que obedecen de veras a la palabra de Dios. Puedo dar testimonio de que esto es así en mi congregación.



No estoy acolitando el pecado, miremos esta Escritura "Todo el que es nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios." (1Juan 3:9 Biblia Textual) dice: no practica, no está diciendo que no peca. Usted puede jugar football de vez en cuando, eso no lo hace futbolista, pero si lo practica todos los días y vive de el, si es futbolista. Usted jamás puede decir que no peca, porque el templo en el cual habita su espíritu es de carne de pecado y hay una ley en el que siempre lo llevará a pecar, lo que pasa es que por medio del conocimiento, entendemos que somos seres espirituales y anímicos y que estamos llamados a sujetar la carne y vivir en el espíritu, pero en el proceso pecamos; además hay muchas cosas que son pecado y las pasamos por alto, por ejemplo: un mal genio puede ser pecado, una mala palabra, el chisme, todo lo que no proviene de fe es pecado, así que usted líder si está seguro que Dios lo envió a hacer una obra, sabrá también que lo sostendrá, si duda y pone la carga económica sobre el pueblo, esta pecando, ¿qué diremos a eso? Si la persona llamándose creyente persiste en la practica del pecado, tal vez no ha tenido un encuentro real y genuino con Dios, no debemos criticarlo solo orar por él.
[/QUOTE}

Hablando de mezclas... aquí se mezclan muchas cosas. Primero se habla de libertad de la ley, pero ahora se dice que “hay una ley en el que siempre lo llevará a pecar” (¿¡!?). Ello sin ningún texto bíblico. Sin ninguna justificación. La enseñanza de la Biblia es que los creyentes estamos libres de la ley del pecado y de la muerte:

[quote]
Romanos 6:22-23, Biblia Textual Reina-Valera; negritas añadidas

Mas ahora, habiendo sido librados del pecado, y hechos siervos de Dios, tenéis vuestro fruto para santificación, y el resultado, la vida eterna. Porque la paga del pecado es muerte, más la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.


En otras palabras, no es que nunca pequemos (y en tal caso Abogado tenemos en el cielo, 1 Juan 1:8-2:2), pero jamás debemos resignarnos a la supuesta inevitabilidad del pecado.

Otra mezcla: “usted líder si está seguro que Dios lo envió a hacer una obra, sabrá también que lo sostendrá, si duda y pone la carga económica sobre el pueblo, esta pecando.” ¿Qué quiere decir con esto? ¿Que un obrero no es digno de su salario (Lucas 10:7; 1 Timoteo 5:18)? ¿Que es impropio que quien siembra lo espiritual no reciba de lo material? ¿Que los que trabajan en las cosas sagradas no deben comer del santuario? ¿Que, después de todo, sí que hay que ponerle bozal al buey que trilla? ¿Que es impropio que quienes proclaman el evangelio vivan del evangelio (1 Corintios 9:1-14)?

Y sobre la extraña afirmación: “Si la persona llamándose creyente persiste en la practica del pecado, tal vez no ha tenido un encuentro real y genuino con Dios, no debemos criticarlo solo orar por él.” Es correcto que no debemos criticarlo, pero ¿dónde está escrito que solamente debemos orar por tal persona? ¿Es esta una doctrina bíblica? No, no lo es en absoluto.

Sí que debemos orar unos por otros (Santiago 5:16; 1 Juan 5:16). Pero esto no es, por cierto, todo lo que podemos y debemos hacer. El Señor dio a sus discípulos instrucciones precisas acerca de cómo tratar con el pecado de un hermano (Mateo 18:15-20), comenzando por reprenderlo a solas. El apóstol Pablo dice que si alguno es sorprendido en falta, debe ser restaurado con mansedumbre (Gálatas 6:1). Santiago dice que si alguno se extravía de la verdad hay que hacer volver al pecador (Santiago 5:19-20). En todos estos casos claramente se demanda una acción de nuestra parte. Omitir confrontar al pecador con su problema, sea por cobardía, pereza, vergüenza, comodidad, o por creer que estos mandatos bíblicos equivalen a “criticar”, es faltar a un importante deber cristiano, no solamente de los pastores sino de todo creyente. Por ideas como estas es que en muchas congregaciones sobreabunda el pecado. Esto no significa, por supuesto, que los cristianos hayan de convertirse en “cazadores de brujas” legalistas mirando la mota en el ojo ajeno y no la viga en el propio. Pero es obvio que estaríamos desoyendo a Jesús y los Apóstoles si solamente nos limitásemos a orar. Además, la relación es recíproca. El mismo hermano al que hoy le señale un pecado puede mañana cumplir un deber de amor al confrontarme con uno mío. Así funciona el cuerpo de Cristo.



La mezcla con relación a la santidad ha ido demasiado lejos y lo más increíble es que afecta en gran parte a la mujer. Hay grupos donde la mujer debe llevar vestido largo, manga larga, cabello largo y están tan frustradas que terminan llevando lengua larga. Conocí una de ellas que tenia una peluquería, y un día conversando con ella le pregunte: ¿quién es más culpable, el que vende droga, o el que la consume? Me contesto que ambos, lo cual era correcto, entonces le cambie la pregunta ¿quién peca mas el que corta el cabello o quien se lo hace cortar? Se quedo atónita mirándome y le dije, ninguna, el que tengas el cabello corto o largo no te haces más o menos santa. Al hombre también lo ha afectado, por ejemplo en algunos grupos no pueden tener bigote ni barba porque es signo de hipismo. Conocí en Inglaterra hace muchos años un grupo de hipes que vivían en una aldea donde cultivaban sus alimento y practicaban el trueque en el pueblo, no le hacían daño a nadie, solo querían vivir en paz. Pero se llamaba hipe a todo aquel que fumaba marihuana y les gustaba llevar el cabello largo, barba y bigote. Hoy en día fuman bazuco y se llaman bazuqueros, hay que averiguar que usan y como viven para actualizar la lista de pecados. La iglesia está como la Real Academia Española de la lengua que anualmente hace revisión para ver que debe ser adherido o quitado.


Con esto en lo general concuerdo, pero de nuevo se refiere al legalismo, no a la complacencia con el pecado.




Dios hizo una cirugía maravillosa en el hombre, que desafortunadamente muchos no la han entendido, y vamos a mirarla ahora. "Porque la Palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta la división del alma y del espíritu, y de las coyunturas y de los tuétanos, y es capaz para discernir los pensamiento y las intenciones del corazón." (Hebreos 4:12 Biblia Textual) Dios con la espadad de su Palabra dividió el alma, el espíritu y el cuerpo (coyunturas y tuétanos) Ésta división era necesaria porque su plan lo demandaba ya que Él habitaría en nosotros y Dios como es Espíritu solo puede habitar en un cuerpo espiritual. Dios depositó su simiente (Jesús) en el espíritu del hombre. "Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que nos fue concedido gratuitamente por Dios." (1 Corintios 2:12 Biblia Textual) Ahí está su trono, en ti y en mí, por eso no mires al cielo buscando a Dios, Él está en ti. El alma por su parte empieza el proceso de regeneración, debido a que ella antes de que el Espíritu de Vida, tocará al hombre, estaba habituada a satisfacer el cuerpo, pero ahora la vida del Espíritu deberá regir y ella deberá aprender a caminar paralela con él. El proceso de regeneración (santidad) no es basado en obras, sino en el conocimiento de Dios y en el amor. El cuerpo por su parte, debe ser sujetado por al alma a la vida del espíritu.


Aquí se cae de nuevo en una interpretación arbitraria y antojadiza de las Escrituras.
En primer lugar por una completa desconsideración hacia el contexto de Hebreos 4:12. Desde 3:7, el autor de Hebreos desarrolla una larga e importante exhortación a la obediencia, a la fe, a la santidad. En los versículos que preceden al citado, habla del reposo de Dios al cual somos llamados a entrar; y poniendo como ejemplo el problema de la desobediencia de los israelitas, concluye: “Procuremos, pues, entrar en aquel Reposo; para que no caiga ninguno en el mismo ejemplo de desobediencia.” (4:11). Luego siguen las palabras arriba citadas.
En segundo lugar por la supuesta división que la Palabra hace entre “espíritu, alma y cuerpo”.



Pues la palabra de Dios – aquella que cayó en oídos desobedientes en el desierto y la cual ha sonado de nuevo en estos días de cumplimiento – no es como la palabra del hombre; es viviente, efectiva y se cumple a sí misma; diagnostica la condición del corazón humano diciendo: “Tú estás enfermo aquí, y aquí”; trae bendición a aquellos que la reciben en fe y pronuncia juicio contra quienes la desestiman.
Todo lo que nuestro autor dice aquí está alineado con el testimonio del Antiguo Testamento (...)
Aquí, sin embargo, la palabra divina no es meramente descrita como una espada afilada, sino como más afilada que la espada más filosa ... Las palabras que siguen – “penetrando hasta la división de alma y espíritu, tanto de las coyunturas como de la médula” – han de ser entendidas como “una acumulación retórica de términos para expresar la completa naturaleza mental del hombre en todos sus aspectos”; así A.B. Davidson, quien además señala que ya que “la idea de dividir el alma y el espíritu sugiere la idea de la división de un cuerpo en sus miembros, de aquí que se les atribuyan articulaciones y tuétanos, expresando la sutil articulación del ser espiritual y la naturaleza íntima de su sustancia.” Sería ciertamente precario derivar conclusión alguna sobre la psicología del autor a partir de estas palabras, ni tampoco es necesario entenderlas en el sentido de la distinción paulina entre alma y espíritu. Que la palabra de Dios sondea los sitios más recónditos de nuestro ser espiritual y trae a la luz los motivos subconscientes es lo que se significa; podemos comparar el lenguaje de Pablo acerca del día venidero cuando el Señor “tanto traerá a la luz las cosas escondidas de la oscuridad, como hará manifiestos los consejos de los corazones” (1 Corintios 4:5). No es sorprendente, consecuentemente, que se le atribuya aquí una función judicial a la palabra de Dios. Es “discernidora [griego kritikos) de los pensamientos e intenciones del corazón” ... Con la función aquí atribuida a la palabra de Dios podemos comparar el epíteto “conocedor del corazón” aplicado a Dios mismo en Hechos 1:24, 15:8.

F.F. Bruce: Commentary on the Epistle to the Hebrews. London-Edinburgh: Marshall, Morgan & Scott, 1964, p. 80-83; negritas y corchete añadidos.


En tercer lugar, esta sorprendente afirmación de tufillo gnóstico: “Dios como es Espíritu solo puede habitar en un cuerpo espiritual”. Pero veamos qué dice la Escritura:



1 Corintios 6:19-20, Biblia Textual Reina-Valera; negritas añadidas.

¿No sabéis que vuestro cuerpo es santuario del Espíritu Santo que está en vosotros, el cual tenéis de Dios; y que no sois vuestros? Porque fuisteis comprados por precio. Glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo.






¿Cuánto dura este proceso? Toda la vida, porque mientras habitemos en este templo, siempre vamos a fallar, por eso Pablo dijo: "La carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios." (1 Corintios 15:50 Biblia Textual) Es necesario que seamos vestidos de inmortalidad para poder presentarnos perfectos ante Dios. Pero la Escritura dice que "Seguir la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor" (Hebreos 12:14 Biblia Textual) Este es el versículo con el cual más atemorizan al pueblo. Sin santidad nadie verá al Señor, es cierto, pero no la santidad de tu cuerpo, la carne NUNCA será santa, es carne de pecado, en ella hay corrupción, Pablo está hablando de la santidad de Jesús. Así como el sacrificio de Jesús en el Calvario por la ley de imputación se te contó a ti por justicia, así la santidad de Jesús por la misma ley se te cuenta como tuya. Tu eres santo porque la santidad de Jesús, Dios la considera tuya, tu en tu carne nunca serás santo.


Más doctrina gnóstica. Veamos lo que dice el Apóstol sobre el cuerpo físico (la carne):



Romanos 6:11-14, Biblia Textual Reina-Valera; negritas añadidas.

Así también vosotros, consideraos ciertamente muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús.
No reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal, para que obedezcáis a sus concupiscencias; y tampoco presentéis vuestros miembros como instrumentos de iniquidad para el pecado, sino presentaos vosotros mismos a Dios como viviendo fuera de los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia. Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

Romanos 12:1, Biblia Textual Reina-Valera; negritas añadidas.

Así que, hermanos, os exhorto por medio de las misericordias de Dios a que presentéis vuestros cuerpos como sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro servicio racional.

Colosenses 3:1-8, Biblia Textual Reina-Valera; negritas añadidas.

Si, pues, resucitasteis con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, sea manifestado, entonces también vosotros seréis manifestados con éL en gloria. Haced morir, pues, lo terrenal en vuestros miembros: Fornicación, impureza, pasión desordenada, deseo malo, y la avaricia, que es idolatría; cosas por las cuales viene la ira de Dios; en las que también vosotros anuvisteis en un tiempo, cuando vivíais en ellas. Pero ahora, desechad también vosotros todas estas cosas: Ira, enojo, malicia, maledicencia, lenguaje obsceno de vuestra boca.






Jamás olvides que una vez hijo de Dios, siempre serás hijo de Dios. Nada ni nadie puede separarte de Él. Y tu santidad no la obtienes con obras, es a través del conocimiento de Dios. Es una obra efectuada en ti por medio del Espíritu Santo que te da sabiduría para conocer la voluntad de Dios y como agradarlo. No te mezcles, sé fiel al Pacto de Gracia, Pablo fue enfático en esto "pues os celo con celo de Dios; porque os desposé con un solo marido, para presentaros como una virgen pura a Cristo." (2 Corintios 11:2 Biblia Textual) "Antes bien, creced en gracia y conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo." (2 Pedro 3:18 Biblia Textual)



Nada puede separarnos del amor de Dios excepto el pecado voluntario y obstinado. Ninguna promesa de la Escritura garantiza la seguridad de quien se obstina en pecar; véase el estudio sobre Hebreos 6:4-6 ya citado, y también Gálatas 5:13 – 6:10. El conocimiento de Dios es indispensable, pero no suficiente. Dios quiere que seamos hacedores de su palabra. O, como lo dijo Jesús:



Mateo 7:24-27, Biblia Textual Reina-Valera; negritas añadidas.

Cualquiera, pues, que me oye estas palabras y las practica. Será comparado a un varón prudente que edificó su casa sobre la roca; y cayó la lluvia, y vinieron los torrentes, y soplaron los vientos, y dieron contra aquella casa; pero no se cayó porque estaba fundada sobre la roca.
Y cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, será comparado a un varón insensato que edificó su casa sobre la arena; y cayó la lluvia, y vinieron los torrentes, y soplaron los vientos, e irrumpieron contra aquella casa; y cayó. Y fue grande su ruina.


Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

Siervo Fiel
03-08-2002, 17:04
[QUOTE]Originalmente enviado por: efgi
[B]Jetonius:

A estas palabras quisiera muy respetuosa y humildemente dirigirme: “Siervo Fiel: Hno. Jentonius, jamas nadie podrá entender toda la Biblia, nuestra mente es tan limitada, Dios nos da a cada uno lo que a el le place.

"1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo." (ROMANOS 5)".

____________________________________________

Estimado efgi:

tooodo lo que escribiste para Jentonius, no es para él, porque el escrito a que te refieres yo lo escribi, y no Jentonius.

Disculpa Hno. Jentonius por la replica errada para ti, pues debiera ser para mí.

Gracias
Siervo Fiel
:angel:

efgi
03-08-2002, 17:49
Sola Gratia:

Quiero aportar a tu mensaje.

"Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar;

y al sembrar, aconteció que una parte

cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron.

Otra parte

cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra.

Pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.

Otra parte

cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto.

Pero otra parte

cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció, y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.

Entonces les dijo:

El que tiene oídos para oír, oiga.


El sembrador de la Palabra de Dios sale a predicar (“sembrar”) el mensaje integral: “el reino de los cielos se ha acercado”, mensaje que incluye la información respecto de la salvación y de la vida eterna.

Cuatro prototipos se hacen evidentes:

Oíd: He aquí, el sembrador salió a sembrar.
El sembrador es el que siembra la palabra.

y al sembrar, aconteció que:

1.Una parte

cayó junto al camino, y vinieron las aves del cielo y la comieron.

…éstos son los de junto al camino:
en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones.

Estos OYEN la Palabra pero Satán enseguida aparta el mensaje que llegó a esos corazones.

En este prototipo no llegó a evidenciarse el nacer de nuevo.

2.Otra parte:

cayó en pedregales, donde no tenía mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra.

Pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.
Estos son asimismo los que fueron sembrados en pedregales: los que cuando han oído la palabra, al momento la reciben con gozo; pero no tienen raíz en sí, sino que son de corta duración, porque cuando viene la tribulación o la persecución por causa de la palabra, luego tropiezan.

y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa”.

En este prototipo hubo un nacer de nuevo. Oyeron la Palabra y la recibieron con gozo, pero ante la tribulación o la persecución “por causa de la palabra”, ¡tropezaron!

No nacieron de nuevo….

3.Otra parte:

cayó entre espinos; y los espinos crecieron y la ahogaron, y no dio fruto.

Estos son los que fueron sembrados entre espinos: los que oyen la palabra, pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa.

=Este tipo de creyentes hay muchos en las congregaciones. Oyen la Palabra, “pero los afanes de este siglo, y el engaño de las riquezas, y las codicias de otras cosas, entran y ahogan la palabra, y se hace infructuosa”.

¿Son salvos aún a pesar que la Palabra está ahogada e infructuosa? (Mt.25.1).

4. Pero otra parte

cayó en buena tierra, y dio fruto, pues brotó y creció, y produjo a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.
Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.

En el amor de Yeshua (Jesús)
Efgi

efgi
03-08-2002, 17:53
Oh, oh, discúlpa Jetonius por no haber entendido quién exactamente escribió ese aporte. De todas maneras no llevo malas intenciones con nadie. Excusame, de verdad.
Efgi.

SolaGratia
03-08-2002, 18:32
Efgi dices:




Sola Gratia:

Quiero aportar a tu mensaje.


En este prototipo hubo un nacer de nuevo. Oyeron la Palabra y la recibieron con gozo, pero ante la tribulación o la persecución “por causa de la palabra”, ¡tropezaron!

No nacieron de nuevo….


***Malcom***

No, no nacieron de nuevo, pero nadie puede negar que recibieron la Palabra con gozo esto nos muestra que si hay una fe que no salva, un arrepentimiento y un gozo que son falsos. Estas personas gustaron del don celestial

Por otro lado mira como esta parábola del sembrador hace una clara distinción ¿Por qué ha de hacer esta distinción? Evidentemente solo los que fueron sembrados en tierra fértil son los que no apostaran jamás, mas no así los demás que fueron participes pero al final apostataron de aquello que una ves recibieron con gozo.

Por supuesto que la cristiandad hay que vivirla no siendo engañados (pues muchos lo son, viviendo vidas no cristianas creyendo ser cristianos, estos al final apostataran, si es que no reciben misericordia) sino con temor y temblor pues nadie mas que Dios y la perseverancia te da testimonio de que eres salvo.

Ahora repito la pregunta ¿Son o no los sembrados en espinos y que reciben la palabra con gozo los que apostataran de la fe? ¿Puede uno que halla sido sembrado en tierra fértil apostatar?

Saludos
Malcom

Thin
03-08-2002, 18:41
Creo que otro ejemplo de uqe la salvación se puede perder son Adán y Eva.
Ellos eran perfectos (a diferencia nuestra que tenemos inclinacion al mal) pero eligieron apartarse de Dios. ¿Acaso Dios no tenia poder para guardarlos sin caida? Claro que si, pero Dios es muy respetuoso de nuestra libertad de eleccion.
El hecho de poder perder la salvacion no menoscaba el poder de Dios ni tampoco debe dejar la idea de intranqulidad.
Si cada cristiano toma "su cruz cada día y sigue a Jesús", no hay por que temer

bendiciones

Thin

Modri
03-08-2002, 19:15
Jóvenes, en lo personal creo que la salvación sí se pierde, y esto no es porque Dios nos la quite sino que porque nosotros mismos
nos la hechamos por la borda.

Creo que podemos aplicar el Salmos 91:1,4
El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente.[1] Con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estarás seguro; Escudo y adarga es su verdad[4]

Este pasaje nos habla de la cobertura de Dios para con sus hijos(aqueos que han recibido a su Hijo Cristo, como su unico salvador). Es como que estemos bajo una sombrílla o paragua, si no te quiere mojar se metes debajo de ella y ya estas cubierto y a salvo del agua. Pero salte del paragua, y dime si no te vas a mojar ? si, si te mojas o NO. Estas bajo la cobertura del Altísimo, es OBEDECER sus mandamientos, vivir apegado a la Sana Doctrina, vivir bajo la voluntad de Dios, amar la Cruz(decir NO a los deleites y placeres del mundo. Negarnos a nosostros mismos, que el ego nuestro muera, para que Cristo viva, abajo la carne arriba el Espíritu) de Cristo. Permancer en santidad (sin santidad nadie vera a Dios).

Si nos salimos de esta cobertura, ¿Qué nos espera? nos vamos a mojar. Mejor permanescamos bajo la SOMBRA DEL ALTÏSIMO, y mantengamos en el fuego ferviente con Dios. Creo que aquello que opinas que la salvación no se pierde viven una vida-espíritual sauve y liviana, vidas en donde hay más ofertas que demandas, más derechos que deberes como hijos de Dios.

Por último los dejo con esto pasaje de la Biblia
Apocalipsis 3:11
He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes para que ninguno tome tu corona.

¿Qué tienes, y que no fue obtenido por esfuerzo propio?
para mi salvación, vida eterna etc...


Saludos fraternales en el Eterno Amor de Cristo

mrodri
Pronto a mudarme a la Nueva Jerusalen

Maripaz
03-08-2002, 19:29
Hola Mayron


Me alegra "verte" por aquí. ;)


Un fraternal saludo en Cristo


Maripaz

efgi
03-08-2002, 21:33
Hermanos, si la salvación no se pierde, ¿para qué Jesús, quien es el camino, la verdad y la vida, expuso esta advertencia a manera de parábolas?

»Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que, tomando sus lámparas, salieron a recibir al novio. Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; pero las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. Como el novio tardaba, cabecearon todas y se durmieron. Y a la medianoche se oyó un clamor: “¡Aquí viene el novio, salid a recibirlo!” Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron y arreglaron sus lámparas. Y las insensatas dijeron a las prudentes: “Dadnos de vuestro aceite, porque nuestras lámparas se apagan”. Pero las prudentes respondieron diciendo: “Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden y comprad para vosotras mismas”. Pero mientras ellas iban a comprar, llegó el novio; y las que estaban preparadas entraron con él a la boda, y se cerró la puerta. Después llegaron también las otras vírgenes, diciendo: “¡Señor, señor, ábrenos!”. Pero él, respondiendo, dijo: “De cierto os digo que no os conozco”. Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del hombre ha de venir.

¿Para qué velar si "nadie nos arrebatará de la mano de Jesús"?
¿Para qué perseverar?

"... y las que estaban preparadas entraron con él a la boda, y se cerró la puerta. Después llegaron también las otras vírgenes, diciendo: “¡Señor, señor, ábrenos!”

"Pero él, respondiendo, dijo: “De cierto os digo que no os conozco”.

¿Quién osará llamar ese día "Señor, Señor" a quien no fue su Señor?

Os invito a ser prudentes....

Efgi.

LeViTa
03-08-2002, 21:42
A todos:

Comparto lo expuesto por el hermano Efgi...

Hay veces que nos preocupamos tanto por exposiciones y ideales humanos (Calvinismo, Arminianismo) y nos olvidamos de la Palabra a fin de tomar un bando creyendo que es lo correcto. Yo prefiero ser del bando de Cristo, de su Palabra.

Dios le bendiga a todos...

Rogelio
03-08-2002, 23:30
Estimado Efgi

Pregunta usted:

1- ¿Para qué velar si "nadie nos arrebatará de la mano de Jesús"?
2- ¿Para qué perseverar?

Respondo:
La buena obra de velar, es decir el Don de la perseverancia en la fe del creyente genuino, es parte de la Obra Preparada por Dios de antemano para que los que son de Cristo y que le han sido entregados por El Padre anden en ella. Y los Hijos de Dios que velan y perseveran dan Gloria y honra a Dios por ello, no a sí mismos.

”Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”(Ef. 2)

El drama mi estimado Efgi, es que es muy usual que algunos confundan la exhortación cristiana con la Doctrina Revelada, y en esta confusión tomando la exhortación de ella hagan doctrinas.

La Enseñanza del Señor Jesucristo, Doctrina Revelada, respecto de los que se salvan, es esta:

“Mis ovejas OYEN mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos” (Juan 10:27-30)

Ahora bien, la hermosa exhortación, por ejemplo, que está contenida en la parábola de la diez vírgenes, solo puede ser atendida por los Hijos de Dios en Cristo, es decir, los que velarán serán todos y cada uno de los que en ellos reposa el Espíritu Santo. Los demás, es decir, los que no pertenecen a Cristo, por mucho que día y noche se les exhorte no velarán, pues esa buena obra no ha sido preparada para ellos.

Quizá estimado Efgi, para entender mejor el uso de la exhortación para enseñanza, y la diferencia entre doctrina y exhortación sirva el siguiente simple ejemplo:


“En cierta ocasión un padre salió de su casa con su hijo pequeño, de no más de tres años. Tomándolo firmemente de la mano se aprestaron a cruzar una transitada calle con doble sentido de tráfico conocida por su peligrosidad y donde muchos habían encontrado la muerte.

El padre aun teniéndolo tomado con seguridad de la mano, le dijo al pequeño – hijo, en estas calles se debe tener mucho cuidado, no te sueltes de mi mano - porque las calles son muy peligrosas, mantente en mi mano, no te sueltes, y estarás seguro.

Detrás del padre y del hijo, iban dos que escucharon al padre, y, uno le comentó al otro, - ¿escuchaste? como ese padre atribuye a la pequeña, débil e ignorante criatura sabiduría, entendimiento y potencia para mantenerse a salvo. El otro contestó – yerras por ignorancia – a éste hombre lo conozco y también a su doctrina.

¿Y cual es esa doctrina? – preguntó el de oídos rápidos y lengua presta.

Su Doctrina es jamás soltar a su hijo, porque sabe el grave peligro que corre. No te confundas por causa de la exhortación que acabas de escuchar, porque este padre a través de ella educa al hijo, para que crezca en conocimiento, como lo hacen también sus hermanos mayores y todos los que le aman, de manera que cuando de sí mismo conozca y entienda el peligro cruce la calle con seguridad.

En ese mismo instante el pequeño entró en berrinche procurando soltarse de la mano de su padre, furioso forcejaba con él propinándole feroces puntapiés en las canillas, mientras le decía entre lágrimas de rebeldía – No, yo quiero cruzar solo, yo puedo cruzar solo. No lo harás – le replicó el padre, con firmeza - y tomándolo fuertemente de la cintura en la posibilidad de que en el forcejeo el pequeño se soltase y saliera corriendo, y en el dolor de sus canillas y de los golpes y rasguños que recibía, el amoroso padre cargó al niño en sus hombros y cruzó con él la peligrosa calle”

En Cristo
Rogelio

efgi
04-08-2002, 02:47
Joven Rogelio:

Hermano Rogelio. Cuando leo las exposiciones a favor de una salvación sin el mensaje integral, que incluye las experiencias y las advertencias de nuestro Señor Jesús, como por ejemplo, “el que persevere hasta el fin, será salvo”, y las palabras de aquellos apóstoles que se dieron la tarea de resaltar el no descuidar una salvación tan grande, no deja de venir a mi mente el buen corazón de quienes así lo creen, como tu, que la salvación es un hecho sin mediar las advertencias que nos dicen las evidencias bíblicas.

Ojalá sea como ustedes creen, los que creen que no hay que velar, que no tienen en cuenta la parábola de Jesús, respecto de las diez vírgenes, en fin.

Sin duda que ustedes son de muy buen corazón, nobles y que quizás no tengan en cuenta que si el creyente fuera salvo, satanás no lo rondaría “como león rugiente”.

Lo intentó con Jesús...

No dudo en que ustedes son lindas personas. Que buscan de buena fe todos los argumentos para desdeñar las advertencias respecto a este tema, pero ojalá estudiaran el contexto del mensaje de la salvación y tuvieran en cuenta que, como lo resaltó otro hermano, Adam y Eva perdieron su estancia en el jardín del Edén, Esau perdió su primogenitura y es resaltado como ejemplo de no hacer lo que él hizo.

Judas, a pesar de haber sido unos de los llamados, que hasta sanó, perdió su salvación, y para no ir lejos, Satán fue perfecto en todos sus caminos, hasta que se halló en él maldad y perdió lo que perdió junto con quienes lo siguieron, que no eran ni son despabilados.

No entiendo qué es lo que pretenden ustedes, los que de buena fe no quieren reflexionar ni siquiera en las palabras de quien dicen seguir, ni de las personas que Jesús envió para que nos aclararan las cosas, como son sus apóstoles.

Se empecinan en en que salvo siempre es salvo, cuando la misma palabra de Dios, nada más ni nada menos, la Palabra inspirada por Dios, advierte acerca de no ser vencido, de perseverar, de velar, en fin.

Hablas del “creyente genuino”, como si estuvieras en condiciones de responder por las vidas ajenas y de garantizar la genuinidad del prójimo.

Como si leyeras los corazones y las mentes de los demás.

De ser así, ¿para qué hemos de comparecer al tribunal de Cristo?

En griego está escrito “to bima”, es decir, pasar adelante ante el estrado. Si todos sin excepción lo hemos de hacer, ¿para qué, si ustedes, los de la doctrina "salvos siempre salvos" se dan el lujo de juzgar que todos, cual vírgenes, hemos de formar parte del arrebatamiento, cuando el mismo Jesús, a través de su parábola advierte que no será así, ¡y por algo lo advierte!

No es cierto eso de que “es parte de la Obra Preparada por Dios de antemano para que los que son de Cristo y que le han sido entregados por El Padre anden en ella. Y los Hijos de Dios que velan y perseveran dan Gloria y honra a Dios por ello, no a sí mismos”. ¡Vaya retahila!

Qué pesar usar así las Escrituras, cuando bien claro dice que Dios preparó de antemano obras para que anduviésemos en ellas.

No existe el Don de la perseverancia, y de ser así ¿para qué está advertido que perseveremos?

Les pregunto, sinceramente, ¿ustedes responderán por lo que enseñan?

No existe ninguna “obra de velar”. ¿Eso qué es? ¿Qué enseñanza es esa?

Velar es hacer guardia, y hacer guardia no es ningún don. Es una responsabilidad de una magnitud impresionante.

No viene al tema eso de que “los Hijos de Dios que velan y perseveran dan Gloria y honra a Dios por ello, no a sí mismos”.

Se nos ha dado la potestad de ser formados hijos de Dios, y esa formación aún no ha terminado. El apóstol habló de proseguir conciente de que aún no había logrado la meta, y eso que era y es apóstol.

Es evidente que somos hechura suya, creados en Jesús, pero , ¿PARA QUE?

Pues ahí lo tienen al frente: “para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”.

Si verdaderamente ustedes son ya hechura de Dios, creados en Jesús, para BUENAS OBRAS, sean sinceros y muestrense así mismos esas obras.

Muéstrense a sí mismos los talentos en acción.

Quizás estén andando en esas buenas obras, gloria a Dios, pero aún no han llegado hasta el fin…. de sus vidas, y al respecto Jesús advirtió que el que no persevere hasta el fin no será salvo.

Ya habla el hermano de “drama”, vaya. Y habla de “exhortación cristiana frente a la doctrina revelada”.

¿Ustedes de verdad oyen la voz de Jesús?

¿Ustedes responden por aquellos que ese día, al verse excluidos del arrebatamiento, le clamen a Jesús que en su nombre hicieron muchos milagros, que echaron fuera demonios y que profetizaron y ¿qué les dirá Jesús?

“Yo las conozco, ovejitas queridas, porque me siguieron, por eso les cerré la puerta, para darles vida eterna”.

¿Quién garantiza que aún echando fuera demonios con éxito, que profetizando con éxito y haciendo muchos milagros, no se quede y en su asombro exclame: Señor, Señor…

Alguien dijo (¿quién fue?) "No todo el que me diga Señor , Señor, entrará en el reino de los cielos".

¿Por qué Jesús dijo que muchos procurarán esa salvación y que pocos lo lograrán?

¿Por qué habló de la puerta estrecha?

El mismo Jesús, que advirtió que sus ovejas oyen su voz, que él las conoce y que por ello lo siguen y reciben vida eterna a su lado, es el mismo que un día dirá a muchos: “No os conozco, apartaos de mí hacedores de maldad”.

¿Están ustedes en condiciones de saber quiénes son genuinos creyentes?

No es cierto eso de que las vírgenes que no sean arrebatadas no pertenecen a Cristo.

Cuando se habla de “virgen” se refiere al creyente, que ha nacido de nuevo, que es una nueva criatura, que es formado por el Espíritu Santo, que es considerado VIRGEN, pero que le falta la unción, aunque tenga la lámpara, que es la Palabra de Dios.

Qué necesario es que lean bien esa parábola que aclara que todas las diez vírgenes se quedaron dormidas.

Qué justos y perfeccionados se sienten quienes defienden una insana doctrina: la de “salvos siempre salvos”.

El ejemplo que me envías, hermano, aparte de infantil no se compadece de la realidad. Esos son cuentos para neófitos de la escuela dominical.

Dios, siendo nuestro Padre, no tiene a nadie atado a sí mismo. Cada creyente en su alabanza le demuestra su reconocimiento. Mediante ese reconocimiento el creyente demuestra de qué lado está, porque nadie puede servir a dos reyes a la vez.

Nos corresponde a cada uno de nosotros demostrarle a nuestro Padre que lo amamos en esa libertad que tenemos.

Fuimos nosotros quienes decidimos seguir a Cristo, como fuimos nosotros quienes decidimos sumergirnos en el agua, y seguirá siendo nuestra decisión permanecer en el camino y perseverar.

Si Dios nos tuviera agarrados, ¿para qué nos juzgaría?

Si hemos de comparecer ante el tribunal de Cristo es por que es nuestra responsabilidad todo lo que hagamos.

Se nos da conocimiento para discernir.

¿Acaso somos ciegos para que nuestro Padre nos lleve de la manito y luego nos juzgue, ¿por qué razones si nos llevó de la mano y todo nos lo hizo?

Ustedes, ¿que le dirían a un apóstol como Timoteo acerca de estas palabras?:

1Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

"Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

3Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.

4Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.

5Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.

6El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero.

7Considera lo que digo, y el Señor te dé entendimiento en todo.

15Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.

---------------------------

esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado

---------------------------

No entiendo por qué escribió esto el apóstol Santiago:

Bienaventurado el hombre que soporta la tentación,

porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que lo aman”.


Sed hacedores de la palabra y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

Si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, ese es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural;

él se considera a sí mismo y se va, y pronto olvida cómo era.

Pero el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella,

----------------

y persevera en ella,

------------------
no siendo oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, este será bienaventurado en lo que hace.


Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe y no tiene obras?

¿Podrá la fe salvarlo?

Y si un hermano o una hermana están desnudos y tienen necesidad del mantenimiento de cada día,

y alguno de vosotros les dice: «Id en paz, calentaos y saciaos», pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?

Así también la fe, si no tiene obras, está completamente muerta.


Pero alguno dirá: «Tú tienes fe y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras y yo te mostraré mi fe por mis obras».

Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

¿Pero quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras está muerta? ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?

¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras y que la fe se perfeccionó por las obras?

Y se cumplió la Escritura que dice: «Abraham creyó a Dios y le fue contado por justicia», y fue llamado amigo de Dios.

Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras y no solamente por la fe.

Asimismo, Rahab, la ramera, ¿no fue acaso justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino?

Así como el cuerpo sin espíritu está muerto, también la fe sin obras está muerta.

Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarlo?

¿Quién escribió a los filipenses?

El dijo:

Quiero conocerlo a él y el poder de su resurrección, y participar de sus padecimientos hasta llegar a ser semejante a él en su muerte,

si es que en alguna manera logro llegar a la resurrección de entre los muertos.



No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Qué tonto fue ese apóstol, prosiguió a la meta, sin haber entendido que ya estaba salvo.

En el amor de Jesús.
Efgi.

Rogelio
04-08-2002, 03:46
Originalmente enviado por: efgi
Joven Rogelio:

Hermano Rogelio. Cuando leo las exposiciones a favor de una salvación sin el mensaje integral, que incluye las experiencias y las advertencias de nuestro Señor Jesús, como por ejemplo, “el que persevere hasta el fin, será salvo”, y las palabras de aquellos apóstoles que se dieron la tarea de resaltar el no descuidar una salvación tan grande, no deja de venir a mi mente el buen corazón de quienes así lo creen, como tu, que la salvación es un hecho sin mediar las advertencias que nos dicen las evidencias bíblicas.

Ojalá sea como ustedes creen, los que creen que no hay que velar, que no tienen en cuenta la parábola de Jesús, respecto de las diez vírgenes, en fin.

Sin duda que ustedes son de muy buen corazón, nobles y que quizás no tengan en cuenta que si el creyente fuera salvo, satanás no lo rondaría “como león rugiente”.

Lo intentó con Jesús...

No dudo en que ustedes son lindas personas. Que buscan de buena fe todos los argumentos para desdeñar las advertencias respecto a este tema, pero ojalá estudiaran el contexto del mensaje de la salvación y tuvieran en cuenta que, como lo resaltó otro hermano, Adam y Eva perdieron su estancia en el jardín del Edén, Esau perdió su primogenitura y es resaltado como ejemplo de no hacer lo que él hizo.

Judas, a pesar de haber sido unos de los llamados, que hasta sanó, perdió su salvación, y para no ir lejos, Satán fue perfecto en todos sus caminos, hasta que se halló en él maldad y perdió lo que perdió junto con quienes lo siguieron, que no eran ni son despabilados.

No entiendo qué es lo que pretenden ustedes, los que de buena fe no quieren reflexionar ni siquiera en las palabras de quien dicen seguir, ni de las personas que Jesús envió para que nos aclararan las cosas, como son sus apóstoles.

Se empecinan en en que salvo siempre es salvo, cuando la misma palabra de Dios, nada más ni nada menos, la Palabra inspirada por Dios, advierte acerca de no ser vencido, de perseverar, de velar, en fin.

Hablas del “creyente genuino”, como si estuvieras en condiciones de responder por las vidas ajenas y de garantizar la genuinidad del prójimo.

Como si leyeras los corazones y las mentes de los demás.

De ser así, ¿para qué hemos de comparecer al tribunal de Cristo?

En griego está escrito “to bima”, es decir, pasar adelante ante el estrado. Si todos sin excepción lo hemos de hacer, ¿para qué, si ustedes, los de la doctrina "salvos siempre salvos" se dan el lujo de juzgar que todos, cual vírgenes, hemos de formar parte del arrebatamiento, cuando el mismo Jesús, a través de su parábola advierte que no será así, ¡y por algo lo advierte!

No es cierto eso de que “es parte de la Obra Preparada por Dios de antemano para que los que son de Cristo y que le han sido entregados por El Padre anden en ella. Y los Hijos de Dios que velan y perseveran dan Gloria y honra a Dios por ello, no a sí mismos”. ¡Vaya retahila!

Qué pesar usar así las Escrituras, cuando bien claro dice que Dios preparó de antemano obras para que anduviésemos en ellas.

No existe el Don de la perseverancia, y de ser así ¿para qué está advertido que perseveremos?

Les pregunto, sinceramente, ¿ustedes responderán por lo que enseñan?

No existe ninguna “obra de velar”. ¿Eso qué es? ¿Qué enseñanza es esa?

Velar es hacer guardia, y hacer guardia no es ningún don. Es una responsabilidad de una magnitud impresionante.

No viene al tema eso de que “los Hijos de Dios que velan y perseveran dan Gloria y honra a Dios por ello, no a sí mismos”.

Se nos ha dado la potestad de ser formados hijos de Dios, y esa formación aún no ha terminado. El apóstol habló de proseguir conciente de que aún no había logrado la meta, y eso que era y es apóstol.

Es evidente que somos hechura suya, creados en Jesús, pero , ¿PARA QUE?

Pues ahí lo tienen al frente: “para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”.

Si verdaderamente ustedes son ya hechura de Dios, creados en Jesús, para BUENAS OBRAS, sean sinceros y muestrense así mismos esas obras.

Muéstrense a sí mismos los talentos en acción.

Quizás estén andando en esas buenas obras, gloria a Dios, pero aún no han llegado hasta el fin…. de sus vidas, y al respecto Jesús advirtió que el que no persevere hasta el fin no será salvo.

Ya habla el hermano de “drama”, vaya. Y habla de “exhortación cristiana frente a la doctrina revelada”.

¿Ustedes de verdad oyen la voz de Jesús?

¿Ustedes responden por aquellos que ese día, al verse excluidos del arrebatamiento, le clamen a Jesús que en su nombre hicieron muchos milagros, que echaron fuera demonios y que profetizaron y ¿qué les dirá Jesús?

“Yo las conozco, ovejitas queridas, porque me siguieron, por eso les cerré la puerta, para darles vida eterna”.

¿Quién garantiza que aún echando fuera demonios con éxito, que profetizando con éxito y haciendo muchos milagros, no se quede y en su asombro exclame: Señor, Señor…

Alguien dijo (¿quién fue?) "No todo el que me diga Señor , Señor, entrará en el reino de los cielos".

¿Por qué Jesús dijo que muchos procurarán esa salvación y que pocos lo lograrán?

¿Por qué habló de la puerta estrecha?

El mismo Jesús, que advirtió que sus ovejas oyen su voz, que él las conoce y que por ello lo siguen y reciben vida eterna a su lado, es el mismo que un día dirá a muchos: “No os conozco, apartaos de mí hacedores de maldad”.

¿Están ustedes en condiciones de saber quiénes son genuinos creyentes?

No es cierto eso de que las vírgenes que no sean arrebatadas no pertenecen a Cristo.

Cuando se habla de “virgen” se refiere al creyente, que ha nacido de nuevo, que es una nueva criatura, que es formado por el Espíritu Santo, que es considerado VIRGEN, pero que le falta la unción, aunque tenga la lámpara, que es la Palabra de Dios.

Qué necesario es que lean bien esa parábola que aclara que todas las diez vírgenes se quedaron dormidas.

Qué justos y perfeccionados se sienten quienes defienden una insana doctrina: la de “salvos siempre salvos”.

El ejemplo que me envías, hermano, aparte de infantil no se compadece de la realidad. Esos son cuentos para neófitos de la escuela dominical.

Dios, siendo nuestro Padre, no tiene a nadie atado a sí mismo. Cada creyente en su alabanza le demuestra su reconocimiento. Mediante ese reconocimiento el creyente demuestra de qué lado está, porque nadie puede servir a dos reyes a la vez.

Nos corresponde a cada uno de nosotros demostrarle a nuestro Padre que lo amamos en esa libertad que tenemos.

Fuimos nosotros quienes decidimos seguir a Cristo, como fuimos nosotros quienes decidimos sumergirnos en el agua, y seguirá siendo nuestra decisión permanecer en el camino y perseverar.

Si Dios nos tuviera agarrados, ¿para qué nos juzgaría?

Si hemos de comparecer ante el tribunal de Cristo es por que es nuestra responsabilidad todo lo que hagamos.

Se nos da conocimiento para discernir.

¿Acaso somos ciegos para que nuestro Padre nos lleve de la manito y luego nos juzgue, ¿por qué razones si nos llevó de la mano y todo nos lo hizo?

Ustedes, ¿que le dirían a un apóstol como Timoteo acerca de estas palabras?:

1Tú, pues, hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

"Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

3Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.

4Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.

5Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente.

6El labrador, para participar de los frutos, debe trabajar primero.

7Considera lo que digo, y el Señor te dé entendimiento en todo.

15Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad.

---------------------------

esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús.

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado

---------------------------

No entiendo por qué escribió esto el apóstol Santiago:

Bienaventurado el hombre que soporta la tentación,

porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida que Dios ha prometido a los que lo aman”.


Sed hacedores de la palabra y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

Si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, ese es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural;

él se considera a sí mismo y se va, y pronto olvida cómo era.

Pero el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella,

----------------

y persevera en ella,

------------------
no siendo oidor olvidadizo sino hacedor de la obra, este será bienaventurado en lo que hace.


Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe y no tiene obras?

¿Podrá la fe salvarlo?

Y si un hermano o una hermana están desnudos y tienen necesidad del mantenimiento de cada día,

y alguno de vosotros les dice: «Id en paz, calentaos y saciaos», pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?

Así también la fe, si no tiene obras, está completamente muerta.


Pero alguno dirá: «Tú tienes fe y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras y yo te mostraré mi fe por mis obras».

Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

¿Pero quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras está muerta? ¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?

¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras y que la fe se perfeccionó por las obras?

Y se cumplió la Escritura que dice: «Abraham creyó a Dios y le fue contado por justicia», y fue llamado amigo de Dios.

Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras y no solamente por la fe.

Asimismo, Rahab, la ramera, ¿no fue acaso justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino?

Así como el cuerpo sin espíritu está muerto, también la fe sin obras está muerta.

Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarlo?

¿Quién escribió a los filipenses?

El dijo:

Quiero conocerlo a él y el poder de su resurrección, y participar de sus padecimientos hasta llegar a ser semejante a él en su muerte,

si es que en alguna manera logro llegar a la resurrección de entre los muertos.



No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Qué tonto fue ese apóstol, prosiguió a la meta, sin haber entendido que ya estaba salvo.

En el amor de Jesús.
Efgi.


Con esta sola frase:

“..Ojalá sea como ustedes creen, los que creen que no hay que velar, que no tienen en cuenta la parábola de Jesús, respecto de las diez vírgenes, en fin…”

Queda perfectamente claro que no entendió una sola letra del mensaje que se atreve a responder, porque no entiende usted ni tampoco puede ver, en la Palabra de Dios, que los Hijos de Dios en Cristo indudablemente perseveran y velan, pero no se tribuyen a sí mismos esta obra, ya que han sido apartados de la soberbia natural.

¿Sabe usted lo que es la soberbia natural, esa del se atribuye a sí mismo la Gloria y la honra que no le corresponden?

¿Qué es eso de arrebatar, es una doctrina cristiana?

En Cristo
Rogelio

Rogelio
04-08-2002, 04:04
Corrección:

En el mensaje 0308/22:30 dice:

“La buena obra de velar, es decir el Don de la perseverancia en la fe del creyente genuino, es parte de la Obra Preparada por Dios de antemano para que los que son de Cristo y que le han sido entregados por El Padre anden en ella. Y los Hijos de Dios que velan y perseveran dan Gloria y honra a Dios por ello, no a sí mismos.

”Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”(Ef. 2)



La enseñanza del Señor Jesucristo, Doctrina Revelada, respecto de los que se salvan, es esta:

“Mis ovejas OYEN mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos” (Juan 10:27-30)





Debería decir:

“La buena obra de velar, es decir, una practica natural del Don de la perseverancia en la fe del creyente genuino, es parte de la Obra Preparada por Dios de antemano para que los que son de Cristo y que le han sido entregados por El Padre anden en ella. Y los Hijos de Dios que velan y perseveran dan Gloria y honra a Dios por ello, no a sí mismos.

”Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”(Ef. 2)



La enseñanza del Señor Jesucristo, Doctrina Revelada, respecto de los que se salvan, es esta:


“Mis ovejas OYEN mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos” (Juan 10:27-30)



En Cristo
Rogelio

Panchita
04-08-2002, 04:15
Originalmente enviado por: efgi
Panchita.

Excelente que tengas una posición tomada con respecto a la salvación, pero ello no indica que necesariamente todos debemos seguir tu posición.

Si te sorprende que la encuesta esté emparejada, es señal que no estamos en la edad del oscurantismo ni de la santa inquisición ni del dogma de fe, ni de ser esclavos de la posición de otros.

Es señal que estamos despertando a tomar cada quien conciencia de los hechos, sin aceptar presiones ajenas ni imposiciones.

Somos llamados a la libertad en Cristo y con Cristo.

No entiendo por qué te preocupa, si entiendes que el Espíritu Santo nos ha de guiar a toda verdad.

Te asombras al descubrir que están divididas las opiniones, yo diría las convicciones, pero eso es fruto de que hay quienes también reflexionan y toman sus posiciones, en la libertad de Cristo.

¿Qué tipo de unidad pretendes? ¿La que señale tu postura, tu convicción?





Evidentemente no has leído bien mi aporte: dije que NO tenía una postura tomada en éste tema. Es mas: yo publiqué la encuesta y no voté en ella!.
Nadie quiere volver a la inquisición ni mucho menos...hablas como si yo fuera católica romana... de sólo nombrarme la palabra "inquisición" se me pone la piel de gallina!!!.
Tampoco pretendo una unidad acorde a mi convicción, como vos decís, ya que como te dije antes no tengo una postura aún sobre el tema, no porque no me "juegue" sino porque no estoy segura y el tema es demasiado TRASCENDENTE como para tomarlo a la chacota; es por eso que pedí la opinión de ustedes para analizarlas a la luz de las escrituras.
Quizás exageré al decir que "me preocupa", digamos mejor entonces que me resultó extraño que la encuesta esté tan pareja en un tema tan trascendental como la salvación.
Bendiciones.

Panchita
04-08-2002, 04:26
Originalmente enviado por: Maripaz




No Panchita, ¿cómo se va a perder la salvación a causa de un error de interpretación?

La salvación viene del Señor, Él dice que a Sus ovejas NADIE las arrebatará de Su mano.

¿Crees a Dios, o te vas a fijar en la opinión de los hombres?

¿Para qué pones encuestas, para creer lo que otros creen? :confused:

¿Por qué no buscas a Dios en oración, leyendo Su Palabra y le pides Su Luz?

Con amor en Cristo


Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. (Ro. 8:38-39)

Cómo voy a poner encuestas para creer lo que otros creen!!!.

Lo que pasa es que yo reconozco que no tengo una postura tomada sobre éste tema, por qué voy a mentir.

Además pedí por favor que fundamenten su postura basándose en la escritura.
Por ejemplo: ¿qué me decís de la parábola de las diez vírgenes?, se puede llegar a interpretar como que la salvación puede perderse...

Rogelio
04-08-2002, 04:26
Luego de lograr leer con mucha dificultad la respuesta anterior, me pareció bueno preguntar para la reflexión, respecto de la perseverancia en la fe y el fruto agradable:


1. ¿Persevera el verdadero creyente, por qué de sí mismo decide que debe perseverar, y en ello se glorifica a sí mismo?

o...

2. ¿Persevera el verdadero creyente porque es convencido tierna y amorosamente, en su corazón, por el Espíritu Santo, de manera que perseverando honra y rinde Gloria a Dios por Su Misericordia?


En Cristo
Rogelio

ccfftt
04-08-2002, 05:01
¿Alguno de los que han escrito en este epígrafe ha pecado después de haberse convertido a Cristo?

Rogelio
04-08-2002, 05:06
Estimada Panchita

Revisando algunas de sus respuestas, permítame decirle que:

El Señor Jesucristo ha Revelado su Doctrina: (revise también por favor el Evangelio de Juan, en especial Juan 6)

“Mis ovejas OYEN mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos” (Juan 10:27-30)

Esta enseñanza es inquebrantable, fiel y verdadera, nos enseña como leer y entender no solo las parábolas, sin hacer doctrina de lo que corresponde a exhortación cristiana, porque siendo nosotros ovejas con claro y definido Propietario, oímos Su Voz, Él nos conoce, le seguimos, nos da Vida Eterna en la seguridad bendita de Su Total y Absoluta Potencia, porque Él es Uno con El Padre. (Revise también Efesios, relativo a las arras del Espíritu Santo como garantía de redención)

Por lo anterior, la abundante y buena exhortación que hay en toda la Escritura, es necesario que se lea en la Doctrina que Cristo Revela, ya que los únicos que pueden obedecer a la exhortación, por ejemplo de velar, son los que El Padre ha entregado a Cristo, porque únicamente estos, por causa del Espíritu Santo, pueden oír su voz y ponerla por obra.

En Cristo
Rogelio

Pablo Santomauro
04-08-2002, 06:38
Originalmente enviado por: ccfftt
¿Alguno de los que han escrito en este epígrafe ha pecado después de haberse convertido a Cristo?

¿Yo? Para nada, ché ........

vilobe42
04-08-2002, 06:52
Un saludo en Cristo Jesús:

Leí tu respuesta al artículo que incluí de Rocío Salazar pero se me hace dificil contestar algo tan largo necesito tiempo y reflexionar sobre lo que tú contestas.

pero acerca del reposo ésto es algo que quiero compartirte y disculpa que no de respuesta a lo anterior en éste momento.

CAPÍTULO III
A DESCANSAR
Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. (Mt. 11:28)
Para ser salvos tenemos que ir a Dios. Pero no podemos hacerlo tal como somos: culpables y corrompidos con el pecado; por eso debemos ir a Jesús para, a través suyo, llegar a Dios. Porque Jesús es la revelación del Dios de nuestra salvación, y puede salvar plenamente a los que se acercan a Dios por él. Y todo el que quiera venir, puede hacerlo, teniendo la seguridad de que no será echado fuera.
Ahora bien, ¿quiénes son los que quieren venir a este Jesús, el Cristo de la Biblia? Con independencia de cómo se explique el hecho en sí, es evidente que no todos tienen el deseo de hacerlo, pues si lo tuvieran, vendrían. Sin embargo, la Escritura y la experiencia enseñan que no todos son salvos. Y cuando se les predica el evangelio sin distinción, de inmediato se percibe que muchos rechazan a Cristo, no quieren tener nada con él, y lo aborrecen y crucifican de nuevo; mientras que otros, por el contrario, lo reciben y se les da potestad de ser hechos hijos de Dios. Cristo está puesto para caída y levantamiento de muchos, no sólo en Israel, sino en todos los tiempos y entre todas las naciones (Lc. 2:34). Es una señal que será contradicha, y los pensamientos de muchos corazones serán revelados por él (Lc. 2:34,35). La palabra de la cruz es locura para unos, y poder de Dios para otros (la Co. 1:18). El Cristo crucificado es piedra de tropiezo para muchos, mientras que para otros es sabiduría de Dios (la Co. 1:23,24). Y los que predican el evangelio son olor de vida para vida a algunos, y a otros olor de muerte para muerte (2a Co. 2:15,16). El es la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; sobre la que muchos son edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo; mas para otros es piedra de tropiezo y roca que hace caer (la P. 2:58). Así fue cuando él mismo predicó el evangelio del reino en la tierra, y la misma separación entre los hombres sigue causando el evangelio hasta hoy.
¿Cómo se explica esta diferencia? ¿Qué hay en Jesús, el Cristo de la Escritura, para que unos estimen como estiércol todas las cosas en comparación con el conocimiento de su Señor, mientras otros le desprecian y rechazan y aborrecen más que a nada en el mundo? ¿Qué hay en los hombres para que expresen valoraciones tan radicalmente distintas, y asuman posiciones tan diametralmente opuestas? Todo el que quiera, puede venir. Seguro. Pero no todos quieren. ¿Por qué unos sí y otros no?
Para contestar a estas cuestiones necesitamos mirar más de cerca al Cristo de la Escritura, y examinar a los hombres en relación con él. ¿Quién es? ¿quién proclama ser este Jesús? ¿Qué promete a los que van a él, y qué deben realmente buscar, desear y amar?
Prestemos atención especial a esos pasajes en los que el Señor llama a los pecadores a venir a él. Uno de estos es el bien conocido de Mateo 11:28: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar".
Es evidente que el Salvador se presenta aquí a sí mismo como el Dadordedescanso. Nótese, además, que esta declaración es positiva e ilimitada. Es positiva en su promesa: Os haré descansar. Precisamente por afirmaciones como esta se distingue Cristo de todos los demás: él habla con autoridad, no como los escribas. Cristo no dice: Os instruiré en el arte de garantizaros descanso por vosotros mismos; o, yo os enseñaré dónde podéis encontrarlo. No. Él dice positivamente: Os haré descansar. Además, es una declaración no limitada por el tiempo o el espacio, pues aún hoy sigue con nosotros. Fue pronunciada hace casi dos mil años en el pequeño Canaán, pero permanece oyéndose en todo el mundo. Es la única palabra con autoridad y poder que se oye en medio de un mundo lleno de intranquilidad, guerras, aborrecimientos, derramamientos de sangre y destrucción. (Venid a mí, y os haré descansar!
Puede que alguien piense que todo el mundo, especialmente en una situación como la actual, con el desgarro y el hastío de la guerra, atenderá esta llamada y se volverá a Cristo por descanso. Es cierto que estamos en guerra, la peor y más sangrienta de cuantas se han librado; pero ¿no luchamos por la paz, para que la paz mundial venga cuando termine el enfrentamiento? ¿No estamos buscando, hablando y planificando una paz real, justa y duradera para el mundo? Bien, entonces la solución parece fácil. Tenemos la voz que con autoridad proclama hasta los fines del mundo: "Venid a mí, y os daré descanso". En una situación tan dolorosa, ¡seguramente todos irán para que les cumpla su promesa! No. No es tan simple.
¿Es esta paz, este descanso humano, lo que Cristo promete?
La Escritura habla frecuentemente del reposo; y la idea es siempre la misma en esencia. En seis días creó Dios el mundo y el séptimo reposó. Ese es el reposo de Dios, su sabbat, su entrar en el gozo de su obra terminada. Y santificó ese día para el hombre, para que él también pudiera entrar en el reposo de Dios. La tierra de Canaán en la cual Yahvéh introdujo a su pueblo Israel era el reposo: allí viviría el pueblo en la comunión del pacto con el Señor su Dios. Y les ordenó guardar el sábado, el reposo de Dios. Sin embargo, también ha jurado que no entrarán en su reposo y están bajo su ira, todos los que divagan de corazón y no conocen sus caminos (Sal. 95:10-11). El pueblo hallará descanso para su alma en el camino de los mandamientos de Yahvéh (Jer. 6:16). La primera parte del capítulo cuarto de la carta a los Hebreos está dedicada enteramente a la cuestión del reposo. Allí aprendemos que ni el reposo de la creación en el día séptimo, ni el de Canaán, fueron terminantes y perfectos. Dios ha preparado otro mejor, más rico y permanente para su pueblo: el reposo en Cristo, el sábado eterno que queda para los redimidos. Ahora es el tiempo de procurar entrar en ese reposo (He. 4:111). De ese descanso habla la voz desde el cielo en Apocalipsis 14:13: "Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen". Es el estado opuesto al del impío que adora a la bestia y su imagen, el humo de cuyo tormento "sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche" (Ap. 14:11). Desde el principio la Escritura habla de este reposo como la realización de la promesa de Dios a su pueblo; y es del que habla el Salvador cuando dice: Venid a mí, y descansad.
¿Qué, pues, es el reposo, y cuál ese en particular que se nos presenta en la Escritura como el objeto final de la salvación?
Reposo no es lo mismo que ociosidad o mera inactividad. Porque, por un lado, un estado de estricta inactividad es imposible para el hombre, pues su espíritu siempre está ocupado, y es fácil que se recueste perezosamente en la cama sin obtener el descanso apetecido. Por otra parte, un estado de plena e intensa actividad es compatible con el reposo perfecto. En esa imagen tan bella y simbólica del estado de gloria presentada en Apocalipsis 4, leemos que los cuatro seres vivientes que están alrededor del trono de Dios y del Cordero "no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir" (vs. 8). ¿Quién no entiende que en esta glorificación constante del Altísimo se encuentra el disfrute del verdadero reposo? Aun el mismo descanso de nuestro día de reposo semanal no consiste en la mera cesación de todo trabajo, sino más bien en llenar el día hasta rebosar con la actividad de buscar el reino de Dios. Por lo tanto, el holgazán que pierde su tiempo el primer día de la semana, es más profanador del sábado que quien emplea el día en vender o labrar.
El reposo implica que una cierta tarea ha concluido, que la obra está completa y terminada, que el propósito se ha cumplido y se ha obtenido el fin apetecido, y ahora se entra en el disfrute de la obra acabada. Es ese estado de alma y cuerpo, de mente y corazón, en el que la más intensa actividad es, al mismo tiempo, perfecto reposo, y el trabajo es gozo perfecto.
Para el hombre este reposo consiste en la adecuada comunión con Dios. Como dijo Agustín: "Nuestro corazón está sin reposo, hasta que no descansa en ti". Porque el hombre fue creado a imagen de Dios, en verdadero conocimiento y santidad, dotado con el conocimiento de Dios que es vida, para que en esta semejanza pudiera ser el amigo de Dios, entrar en su más íntima comunión, disfrutar su favor y gustar que el Señor es bueno. Esta comunión suponía constante actividad, amando al Señor su Dios con todo su corazón, con toda su mente, con toda su alma y con todas sus fuerzas, y servir al Altísimo con todo su ser en gozosa y voluntaria obediencia. En ese estado puso Dios al hombre en el primer paraíso; un estado de rectitud, reposo e intensa actividad, de gozo y de paz, de vida y gloria, en el que continuamente procuraba el fin de tener comunión con Dios en el camino de la plena obediencia de amor. El ciclo semanal de seis días y uno, era un símbolo y sello para el hombre de esa perfecta relación de trabajo y reposo.
Pero el hombre no quiso a Dios. Cayó de su reposo y se precipitó en el desasosiego incurable del diablo. Rechazó la Palabra de su Dios y siguió la mentira de la serpiente. Rehusó caminar en la senda de la obediencia, sólo en la cual era posible obtener y gustar la bendita comunión con Dios, y se convirtió en desterrado, culpable y digno de muerte, objeto de la ira de Dios, bajo la cual pereció, con su entendimiento entenebrecido, corrupto de corazón y perverso de voluntad, enemigo de Dios, buscando reposo donde sólo se puede encontrar iniquidad, paz donde sólo hay guerra, y vida donde está la muerte. Atrayendo sobre sí tal carga de culpa que nunca la podrá expiar, sino que la incrementará cada día. Fue encadenado con grilletes de pecado y corrupción que nunca podrá romper, y quedó sometido al poder de la muerte, de la que nunca se podrá librar. Extraviado, inquieto, sin Dios en el mundo, es "como la mar en tempestad, que no puede estarse quieto, y sus aguas arrojan cieno y lodo. No hay paz, dijo Dios, para el impío" (Is. 57:20,21).
Dios ha provisto, no obstante, un mejor descanso para su pueblo: el reposo de su pacto y reino eterno, en el que tendrá su tabernáculo con ellos para siempre en gloria celestial. Esa obra de Dios por la cual nos saca de nuestra senda de iniquidad a la gloria de su sábado eterno, es la maravilla de la gracia y la salvación. Porque este reposo final y eterno sólo se puede obtener por medio de una obediencia tal que sea capaz de vencer y borrar el pecado. La justicia de Dios debe ser satisfecha, el pecado expiado y establecido un fundamento de justicia. El pecador tiene que ser redimido, liberado del poder y dominio del pecado y la muerte, y revestido con una nueva justicia y una nueva vida para que tenga el derecho y el poder de comer del árbol de la vida que está en medio del paraíso de Dios. El reposo verdadero es, pues, cese del pecado: ese estado en el que el poder del pecado y de la muerte ha sido derrotado para siempre, y se ha logrado la justicia perfecta y la vida eterna en el tabernáculo celestial de Dios.
Ese reposo está en Cristo. Nunca podríamos cumplir la tarea de expiar nuestros pecados ni liberarnos del yugo de corrupción y del dominio de la muerte. Estamos aplastados por el pecado y no podernos movernos, y aunque intentásemos expiarlo, todo sería en vano. La obra es de Dios. Suyo es el reposo. El cumplió la obra en Cristo, su unigénito Hijo. Cristo es el reposo en sí mismo porque él es Enmanuel: Dios con nosotros; la naturaleza humana y la divina unidas para siempre en su bendita persona. Él mereció el reposo porque tomó todos nuestros pecados sobre sus poderosos hombros y cargó con el castigo en el madero maldito. La obra fue realizada: "Consumado es". Quitó toda nuestra culpa, venció el poder de la muerte y nos colocó en la gloria de su Resurrección. Subió a lo alto y recibió la promesa del Espíritu; así que él es el Espíritu vivificante, capaz de sacarnos del pecado a la justicia, de la muerte a la vida eterna. Y desde lo alto dice: "venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar".
¿Irán a Cristo? ¿Tiene alguien el deseo y la voluntad para entrar en su reposo? De sí mismo ¡nadie! Porque el querer ir está motivado por el anhelo de volver a Dios, y el hombre es su enemigo; implica la consciencia y el reconocimiento de que se está trabajado y cargado con un yugo de pecado que nunca puede quitarse. Querer ir supone reconocer que estamos aplastados y desesperados por el pecado y la muerte, y que todo nuestro esfuerzo es en vano. Significa reconocer que por nosotros mismos es imposible entrar en el reposo; implica que nuestros ojos estén puestos en Jesús como el Dadordedescanso, y que le anhelemos esperando que nos lleve a Dios y su reposo. Que deseamos estar a bien con Dios, y no sabemos cómo; queremos dejar el pecado, y no podemos; queremos ir a la casa del Padre, y no sabemos. Solamente Cristo sabe y es capaz, ¡él es nuestra única esperanza! Todo eso significa querer ir a Cristo.
Pero el hombre natural no tiene de sí mismo este querer. Está trabajado y cargado, cierto, mas no del pecado como tal. Su conflicto es con la inquietud, la guerra, la destrucción, el derramamiento de sangre, la enfermedad, la angustia y la muerte. Y su esfuerzo está enfocado a eliminar esas trabas que fastidian su bienestar. Quiere establecer la paz y la felicidad y hacer un mundo mejor, pero no reconoce que su problema es su pecado, y que su inquietud y falta de reposo está causada por haber despreciado a Dios. No quiere cesar del pecado ni buscar a Dios. Busca el reposo y la paz precisamente en la esfera del pecado. Hace la guerra hablando bellas palabras de paz; presumiendo de justicia, aborrece la de Dios, y destruye el mundo, mientras proclama uno mejor. Realmente no quiere entrar en el reposo de Dios, ni venir a Cristo.
Mas ahora Cristo dice: ¡Ven! Y cuando él habla, ¿quién puede resistirse? Si hablo yo, si habla un simple hombre, si un predicador ruega, invita y persuade, eso no tiene ningún valor. Lo oyes con tu oído natural, lo ves con tus ojos naturales, y comprendes el significado, pero tu corazón está lejos, y rechazas a Cristo. Con ello demuestras que eres ciego, sordo y corrupto, agravando así tu culpabilidad. Pero no, no es la voz de un pecador, ¡es Cristo el que habla! El que una vez dijo ante la tumba de Lázaro: ¡Ven fuera!, también habla hoy por su Palabra y su Espíritu. Y por el poder de su Palabra recibes ojos para ver, oídos para oír y una mente iluminada para comprender tu miseria, el anhelo de ser libre y entrar en el reposo de Dios, y la voluntad para ir a Cristo. Y todo el que quiere puede ir sin temor. La promesa es tuya y nunca fallará: "Ven, y yo te haré descansar".
**

Perdí el nombre del autor del artículo. Luego lo coloco si lo encuentro.

Bendiciones :corazon:

Maripaz
04-08-2002, 10:35
Originalmente enviado por: ccfftt
¿Alguno de los que han escrito en este epígrafe ha pecado después de haberse convertido a Cristo?





Yo misma, por poner un ejemplo. Y creo que bastante más a menudo de lo que yo misma me creo. :(


Pero ahí está mi Abogado, la Palabra y el Consolador, para redarguirme de pecado, corregirme y defenderme ante el trono de la Gracia.

Maripaz
04-08-2002, 10:42
Panchita dice:


Por ejemplo: ¿qué me decís de la parábola de las diez vírgenes?, se puede llegar a interpretar como que la salvación puede perderse...


Fíjate en el contexto de ese texto:


Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes (Mateo 25:1)



¿Cuándo es entonces ?......¡¡¡ la Venida del Hijo del Hombre !!! (unos versículos más atrás)


Puedes usar otros textos para argumentar, pero este de las diez vírgenes está en un contexto escatologico, del tiempo del fin. ;)


Además, si te fijas, no habla de que esas vírgenes se condenen, sino de que no entran a las bodas


Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. 11Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! 12Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.

Son of Epafrodite
04-08-2002, 12:20
Hola a todos,


Este tema hace mucho que no lo he hablado. La última vez que lo hice fue ante 2 gobernantes eclesiásticos (creo recordar que eran dos) en las Islas Británicas, y no salí muy bien parado.

No salí bien parado porque tomé un bando, y me cegué al otro.

Seamos honestos con el tema.

Aquí se han expuesto dos posturas, y las dos posturas están claramente expuestas en la Escritura. No se puede arrimar el hombre a una e ignorar la otra, ni viceversa, ¡pues ambas están ahí!

ASí que por un lado, Cristo dice de Sus Ovejas, que nadie las arrebata de Su Mano, y por otro lado se nos encomia a lo largo y ancho del NT a velar, a ser prudentes, A PROCURAR la Salvación, y a ENTRAR POR LA PUERTA ESTRECHA, porque ancho es el camino que lleva a la perdición, etc..

En la Luz de la que dispongo hoy, digo esto.

La vida cristiana, como la veo hoy, es algo que tenemos que procurar, y cada día. La "Salvación" hay que buscarla, hay que procurarla. Es una aventura, una búsqueda. Debemos velar. Tenemos que velar en nuestro interior. Prestar oídos a Él, a lo que dice. A lo que ya está revelado. El camino está para caminarlo, no para sentarse en acera y ver a los otros pasar. El que se dice cristiano tiene ante sí una aventura que ha de vivir.

Esto es así, y la Escritura lo enseña muy, muy claramente.

Luego está la otra enseñanza (contra la que yo luché). Esa enseñanza no puede cogerse ni con la punta de los dedos hasta que uno vive en la primera enseñanza. Cuando se invierten los papeles, lo que ocurre es una cosa muy sencilla, y es contra lo que yo una vez alcé la voz (para ser seguidamente acallado a golpe de maza y martillo).

El que tiene la segunda enseñanza, y no la primera, se estanca, cristaliza, se atasca, y no avanza. No sé por qué esto es así, pero es una realidad muy palpable a nivel de la institución religiosa, por ejemplo. Los religiosos tienen todo tan "atado", que conforme a un versículo extraido de la Biblia, crean una especie de Torre de Babel contra la que no se puede luchar, porque si lo haces, te atacarán a muerte.

Esa es mi Luz hoy.


Quizás, sólo quizás, el error empieza cuando se concibe como un "estado" inamovible, un título nobiliario, o una estampita que se cuelga de la camisa.

...cuando, a Dios gracias, la Salvación es una Persona.

Samuel de Roa



Contestando a Rogelio,D.


1. ¿Persevera el verdadero creyente, por qué de sí mismo decide que debe perseverar, y en ello se glorifica a sí mismo?


Usted obia lo "in-obviable", que el hombre fue creado con voluntad propia, voluntad contra la cual ni siquiera Dios puede imponerse (ya le gustaría a usted que sí)

El que persevera, de sí lo hace. El que no, de sí no lo hace. El que persevera, no se glorifica a sí mismo (¿usted oye campanas y no sabe ni de donde provienen), sino que glorifica a Dios, quien nos dice que perseveremos.



2. ¿Persevera el verdadero creyente porque es convencido tierna y amorosamente, en su corazón, por el Espíritu Santo, de manera que perseverando honra y rinde Gloria a Dios por Su Misericordia?

Buff, qué enrevesado.

Dios no está continuamente convenciendo "tierna y amorosamente" a que perseveremos. El principio de obediencia divina, niega su punto de vista del asunto.

Es decir, ¿usted obedece a Dios porque Él le convence "amorosa y tiernamente" que le obedezca, o le obedece usted porque le ama?

Tercia un abismo entre el que obedece porque ama a Dios, y entre el que obedece porque el Papá le compra después una golosina, o la Game Boy.

Uno de ellos, es hijo.

El otro es un bastardo malcriado.


Saludos, aforado

PD: "Egfi" te ruego que te pongas en contacto con luisgabriel1@ozu.es. Agradecido.







En Cristo
Rogelio



Avisa a

Son of Epafrodite
04-08-2002, 12:52
Hola de nuevo.

Aclaro un punto.


El que tiene la segunda enseñanza, y no la primera, se estanca, cristaliza, se atasca, y no avanza. No sé por qué esto es así, pero es una realidad muy palpable a nivel de la institución religiosa, por ejemplo. Los religiosos tienen todo tan "atado", que conforme a un versículo extraido de la Biblia, crean una especie de Torre de Babel contra la que no se puede luchar, porque si lo haces, te atacarán a muerte.


La segunda enseñanza es la de que "la Salvación no se pierde."


Saludos

Maripaz
04-08-2002, 13:08
Samuel dice:


El que tiene la segunda enseñanza, y no la primera, se estanca, cristaliza, se atasca, y no avanza. No sé por qué esto es así, pero es una realidad muy palpable a nivel de la institución religiosa, por ejemplo. Los religiosos tienen todo tan "atado", que conforme a un versículo extraido de la Biblia, crean una especie de Torre de Babel contra la que no se puede luchar, porque si lo haces, te atacarán a muerte.



La segunda enseñanza es la de que "la Salvación no se pierde."








Y sin embargo, anteriormente has dicho:


...cuando, a Dios gracias, la Salvación es una Persona.




:confused:

:confused:

:confused:



Tú dices:


El que tiene la segunda enseñanza................





Y Dios dice:

El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. (1 Juan 5:12)




¿No dará lo mismo tener una enseñanza que la otra?


Lo realmente importante es TENER AL HIJO Y SER TENIDO POR EL, ¿o no? ;)

vilobe42
04-08-2002, 13:43
Originalmente enviado por: Maripaz
Samuel dice:



Y sin embargo, anteriormente has dicho:



:confused:

:confused:

:confused:


Tú dices:




Y Dios dice:

El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida. (1 Juan 5:12)




¿No dará lo mismo tener una enseñanza que la otra?


Lo realmente importante es TENER AL HIJO Y SER TENIDO POR EL, ¿o no? ;)

¡Amén!

Guardados en su mano y en la del Padre y "en Cristo" Nos ha dado vida eterna y ésta permanece para siempre.

¡Gloria al Señor!

ccfftt
04-08-2002, 17:35
Originalmente enviado por Carlos

¿Alguno de los que han escrito en este epígrafe ha pecado después de haberse convertido a Cristo?



Originalmente enviado por Pablo Santomauro

¿Yo? Para nada, ché ........



Originalmente enviado por Maripaz

Yo misma, por poner un ejemplo. Y creo que bastante más a menudo de lo que yo misma me creo.


Pero ahí está mi Abogado, la Palabra y el Consolador, para redarguirme de pecado, corregirme y defenderme ante el trono de la Gracia

(Antes que nada, gracias por sus palabras en el otro epígrafe)

Volviendo al tema, aquí en Venezuela no he conocido un cristiano que me asegure que nunca ha pecado después de convertido, todos los que conozco en un momento u otro han reconocido que pecan mucho más a menudo de lo que quisieran, de hecho hermanos, ustedes dos han reconocido, al igual que lo hago yo, que muchas veces hemos pecado, pero por lo que veo, pareciera que existen algunos cristianos que creen que nunca han pecado después de convertido.

Usan mucho algunos pasajes aplicándolos a la creencia de la pérdida de la salvación, ejemplo:
Hebreos 6:4-6
Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.

Hebreos 10:26,27
Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios

Pues si realmente esos pasajes hablan de la pérdida de la salvación, les tengo entonces malas noticias, y estas son que estamos todos perdidos, incluyéndolos a ellos, y debemos entonces olvidarnos de todo e irnos a nuestras casas a esperar nuestro horrendo final porque dejan bien claro (si hablan de la pérdida de la salvación) que es IMPOSIBLE y que YA NO QUEDA MÁS SACRIFICIO POR EL PECADO.

Bíblicamente ha quedado demostrado que el hombre (nosotros todos) somos incapaces de ser perfectos por nuestros propios medios, que somos incapaces de hacer todo el tiempo el bien.

No hay justo ni aun uno.

No hay quien haga lo bueno.

Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

Hechos 15:10
Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?

Sabemos que por el contexto de Hechos 15:10 está hablando de imposiciones de la Ley, pero pregunto ¿qué cosa no encerró la Ley bajo pecado?
En La Ley, adulterar era pecado, en la gracia también
En La Ley, matar era pecado, en la gracia también
En La Ley, fornicar era pecado, en la gracia también
En La Ley, la idolatría era pecado, en la gracia también
En La Ley, el no amar era pecado, en la gracia también

Y si los padres (los antepasados) de los apóstoles ni ellos mismos pudieron llevar esa carga, ¿seremos mejores nosotros para si llevarla?, ¿será que nosotros si podemos cumplir a la perfección la Ley de Dios?.

Si alguien está libre de pecado, que lance la primera piedra

Gracias doy a Dios por el versículo que sigue a Hechos 15:10
Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos.

Y esto no es para decir: Bueno pequemos entonces porque estamos bajo la gracia

Son of Epafrodite
05-08-2002, 01:06
Saludos MAripaz,

El que tiene la segunda enseñanza en primer lugar, es decir, el que pone en un trono "nadie arrebatará mis ovejas de mi lado" y "predestinados antes de la fundación del mundo" antes de la búsqueda interior, la rendición interior, el anhelo interior, el velar del interior...

... esos que tienen toda su vida atada a un versículo con el cual niegan la aventura cristiana que es conocer a Cristo por medio de procurar cada día a ese Cristo (a esa Salvación)... esos se estancan espritualmente.


Supongo que ahora lo podremos entender mejor.




DTS

Panchita
05-08-2002, 02:23
Originalmente enviado por: ccfftt
¿Alguno de los que han escrito en este epígrafe ha pecado después de haberse convertido a Cristo?



Por supuesto!!!: Vos, yo, él, ella... TODOS, ABSOLUTAMENTE TODOS.
Parafraseando a un amigo mío "todos podemos conjugar el verbo pecar"... yo peco, tu pecas, el papa peca...
Por supuesto que hay que diferenciar los pecados aislados de vivir en la práctica constante del pecado...un cristiano nacido de nuevo no puede ser un inmoral ni un amoral ya que el Espíritu Santo que mora en él lo convence de pecado, de castigo y de juicio.
Dios te bendiga abundantemente :beso:

Panchita
05-08-2002, 02:32
Originalmente enviado por: Maripaz
Panchita dice:




Fíjate en el contexto de ese texto:


Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes (Mateo 25:1)



¿Cuándo es entonces ?......¡¡¡ la Venida del Hijo del Hombre !!! (unos versículos más atrás)


Puedes usar otros textos para argumentar, pero este de las diez vírgenes está en un contexto escatologico, del tiempo del fin. ;)


Además, si te fijas, no habla de que esas vírgenes se condenen, sino de que no entran a las bodas


Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. 11Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! 12Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.


¿Y cual es la diferencia?, ¿no se trata de una parábola en la cual el esposo representaría al mismo Jesús y la boda representaría las bodas del cordero (Jesús) con la iglesia representadas en las diez vírgenes?, yo me pregunto: si esas vírgenes quedan afuera, si no entran a las bodas del cordero, no están condenadas?. Si no entran a las bodas del cordero, SALVAS NO ESTÁN...:confused:

vilobe42
05-08-2002, 05:38
El estudio que voy a pegar, lo puedes meditar guiado por el Espíritu Santo que es el que nos guía a toda verdad.

Como es larguito pero no ocupa mucho espacio en el disco duro y lo puedes comprimir acá no lo hago para que lo puedas leer si quieres.

No lo escribí yo y respeto al que tenga otra interpretación Bíblica pero si me gustaría que lo leyeras. Lo puedes guardar y luego leerlo desconectado de internet.

Con amor

:corazon:

Capítulo 5
LA SOBERANÍA DE DIOS
EN LA SALVACIÓN
“¡Oh la profundidad de las riquezas, y de la sabiduría y el conocimiento de Dios! ¡Cuán incomprensibles son sus juicios e inescrutables sus caminos!” (Rom.11:33).
“LA SALVACION pertenece a Jehová” (Jon.2:10), pero el Señor no salva a todos. ¿Por qué no? Salva, sí, a algunos; y si salva a algunos, ¿por qué no a otros?. ¿Quizá porque son demasiado pecadores y depravados? No; pues el apóstol escribió: “Fiel es esta palabra y digna de toda aceptación: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero” (1Tim.1:15). Por tanto, si Dios salvó al “primero” de los pecadores, no hay razón para que ninguno sea excluido por causa de su depravación. ¿Por qué, pues, no salva Dios a todos? ¿Quizá porque algunos tienen el corazón demasiado duro para ser ganados? No; porque aun de aquellos que tienen el corazón más pequeño, se ha escrito que Dios “De la carne de ellos quitaré el corazón de piedra y les daré un corazón de carne” (Eze.11:19), Entonces, ¿será porque son tan obstinados? tan intratables, tan rebeldes, que Dios no puede atraerlos a Sí?. Antes de responder a esta pregunta formulemos otra; recurriremos a la experiencia de algunos, por lo menos, de los que forman el pueblo de Dios.
Amigo, ¿no es cierto que hubo un tiempo en que andabas en consejo de malos, estabas en camino de pecadores, te sentabas en silla de escarnecedores, y con ellos decías: “No queremos que este reine sobre nosotros” (Luc.19:14)? Es más, ¿acaso no hubo un tiempo en que tú “No querías venir a Cristo para tener vida” (Juan 5:40)?. Es más ¿acaso no hubo un tiempo en que unías tu voz a la de los que decían a Dios: “Apártate de nosotros, no queremos el conocimiento de tus caminos” “¿Quién es el Todopoderoso para que le sirvamos?” (Job. 2l:14,15) Avergonzado, tienes que confesar que lo hubo, Pero, ¿cómo es posible que ahora todo haya cambiado? ¿Qué fue lo que te trajo de tu altiva propia suficiencia a ser un humilde suplicante, de ser uno que estaba en enemistad con Dios a uno que está en paz con El, de la desobediencia a la sujeción, del odio al amor? Como “nacido del Espíritu”, responderás con prontitud: Por la gracia de Dios soy lo que soy” (1Cor.15:10). Entonces, ¿no comprendes que el que otros rebeldes no sean salvos también no se debe a falta de poder por parte de Dios, ni a Su negativa a forzar al hombre? Si Dios pudo someter tu voluntad y conquistar tu corazón, y eso además sin interferir tu responsabilidad moral, ¿no puede hacer lo mismo con otros? Ciertamente que sí. Entonces, ¡Cuán inconsecuente, cuán ilógico, cuán necio es por tu parte intentar explicar el actual proceder de los impíos y su destino final, argumentar que Dios no puede salvarlos, que ellos no le dejan! ¿Acaso dices: “Pero llegó un momento en que yo quise, estuve dispuesto a recibir a Cristo como mi Salvador? Cierto que así ocurrió, pero fue el Señor quien te hizo querer (Sal.11):3; Fil.2:13). Por qué pues -dirás- no hace que todos los pecadores quieran? Pues, ¿por qué ha de ser, sino por el hecho de que El es soberano y hace lo que le agrada? Pero volvamos a la encuesta inicial.
¿Por qué no todos son salvos, particularmente todos los que oyen el Evangelio? ¿Respondes aún: Porque la mayoría rehúsa creer? Bien, es cierto, pero eso es solamente una parte de la verdad. Es la verdad vista desde el aspecto humano. Pero hay también un aspecto divino, aspecto que requiere ser tenido muy en cuenta, pues de los contrario Dios sería despojado de la gloria que se le debe. Los no salvos se pierden porque rehúsan creer, mientras los demás se salvan porque creen. Bien, pero, ¿porque creen? ¿Qué es lo que hace que unos pongan su confianza en Cristo y otros no? ¿Quizá porque los que se salvan son más inteligentes que sus semejantes, y más rápidos en discernir la necesidad de su salvación? Desechemos tal pensamiento, pues, “quién te distingue?” ¿o qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿de qué te glorías como si no hubieras recibido? (1Cor.4:7). Es Dios mismo quién hace distinción entre el escogido y el no escogido, pues el mismo ha mandado escribir: “No obstante , sabemos que el Hijo de Dios está presente y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero” (1Juan 5:20).
La fe es un don de Dios, y “porque no es de todos la fe” (2Tes.3:2); por lo tanto, vemos que Dios no otorga este don a todos. ¿A quienes, pues, concede este favor salvador? A sus elegidos: “creyeron cuantos estaban designados para la vida eterna” (Hech.13:48). Por esto leemos de “según la fe de los escogidos de Dios” (Tito 1:1). Pero, ¿es Dios soberano en la distribución de sus favores? ¿Acaso no tiene derecho a serlo? ¿Hay aún quien “murmura contra el padre de la familia“? Valgan, entonces sus propias palabras como respuesta: “No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío?” (Mat.20:15). Dios es soberano en la concesión de sus dones, tanto en la esfera natural como en la espiritual. Hay aquí, una declaración general de los hechos; pasemos ahora a particularizar.
1. La soberanía de Dios padre en la salvación.
Quizá el pasaje de la Escritura que más enfáticamente afirma la soberanía absoluta de Dios respecto a la determinación del destino de sus criaturas, es el capítulo nueve de Romanos. No vamos a tratar de repasar aquí el capítulo entero, sino que nos limitaremos a los versículos 21-23: ¿O no tiene autoridad el alfarero sobre el barro para hacer de la misma masa un vaso para uso honroso y otro para uso común? ¿Y qué hay se Dios, queriendo mostrar su ira y dar a conocer su poder, soportó con mucha paciencia a los vasos de ira que han sido preparados para destrucción? ¿Y qué hay si El hizo esto, para dar a conocer las riquezas de su gloria sobre los vasos de misericordia que había preparado de antemano para gloria” Estos versículos presentan a la humanidad caída tan inerte y tan impotente como una masa de barro sin vida. Este texto bíblico es rico en contenido. Demuestra que “no hay diferencia” esencial entre los escogidos: son barro de “la misma masa”, lo cual concuerda con Efesios 2:3, donde se nos dice que todos por naturaleza somos “hijos de ira“. Nos enseña que el destino final de todo individuo lo decide la voluntad de Dios, y bienaventurada cosa es que así sea, pues si se dejara a nuestra voluntad acabaríamos en el lago de fuego. Declara que Dios mismo hace una distinción de los destinos respectivos que dedica a cada una de sus criaturas, pues un vaso es hecho para honra y otro para vergüenza“; algunos son “vasos de ira preparados para muerte”, otros son “vasos de misericordia, que El ha preparado para gloria“.
Admitimos francamente la humillación que supone para el orgulloso corazón de la criatura el contemplar a la humanidad entera en manos de Dios como barro en manos del alfarero; pero así es precisamente como las Escrituras de la Verdad presentan el caso. En esta época de jactancia humana, orgullo intelectual y deificación del hombre, es necesario insistir en que el alfarero hace sus vasos para sí. Que luche el hombre con su Hacedor cuanto quiera, que no por eso dejara de ser otra cosa sino barro en manos del Alfarero Celestial; y El forma sus vasos para sus propios fines y conforme le agrada, aunque sabemos que procederá justamente con sus criaturas, que el juez de toda la tierra ha de hacer lo que es justo. Dios afirma que tiene derecho indiscutible de hacer lo que quiera con lo que es suyo.
No solamente Dios tiene derecho a hacer lo que quiera con las criaturas salidas de sus propias manos, sino que en realidad lo hace, según vemos, más evidentemente que en cualquier otra parte, en la gracia de la predestinación. Antes de la fundación del mundo Dios hizo una selección, una elección. Ante sus ojos omniscientes estaba toda la raza de Adán, y de ella escogió un pueblo y lo predestinó “para la adopción de hijos” lo predestinó “para ser conforme a la imagen de su Hijo”, lo “ordenó” para vida eterna. Muchos son los textos bíblicos que ponen de realce esta bendita verdad, siete de los cuales van a ocupar nuestra atención.
“Creyeron todos cuantos estaban destinados para vida eterna” (Hech.13:48). Se han empleado todos los artificios del ingenio humano para restar poder al agudo filo de este texto y descartar con explicaciones fáciles al sentido evidente de estas palabras; pero todo ha sido en vano, ya que nada podrá jamás reconciliar este pasaje y otros semejantes con la mente del hombre natural. “Creyeron todos cuantos estaban destinados para vida eterna”, Aprendemos aquí cuatro cosas: Primeramente, que creer es consecuencia y no causa decreto de Dios. En segundo lugar, que sólo un número limitado ha sido “designado para vida eterna” pues si todos los hombres sin excepción hubieran sido así ordenados por Dios, entonces las palabras “todos cuantos” constituyen una especificación carente de significado. En tercer lugar, que esta “designación” de Dios nos consiste en meros privilegios externos, sino que es para “vida eterna“; nos es designación para un servicio, sin para la salvación misma. En cuarto lugar, “todos cuantos” -ni uno menos- así han sido designados por Dios para vida eterna creerán con toda certeza.
El comentario que el amado hermano C.H. Spurgeon, hizo sobre el pasaje anteriormente citado, merece toda nuestra consideración. Dice así: “Se han hecho ciertas tentativas para demostrar que estas palabras no enseñan la predestinación, pero tales tentativas violan el lenguaje tan claramente, que no voy a malgastar el tiempo en replicar a ellas... Leo así: “Creyeron todos cuantos estaban designados para vida eterna” y no he de retorcer el texto, sino glorificar la gracia de Dios, atribuyéndole todos los casos de personas que creen... ¿No es Dios quien da disposición para creer? Si hay hombres dispuestos a poseer la vida eterna, ¿no es El en todos los casos quien lo dispone? ¿Es injusto que Dios de gracia? Si es justo que la dé, ¿es injusto que se haya propuesto darla? ¿Quisieras que la diera por accidente? Si es justo que tenga el propósito de dar gracias hoy, era justo que se lo propusiera antes de esta fecha, y por tanto, dado que El no cambia, desde la eternidad“.
“Así también aun en este tiempo presente se ha levantado un remanente según la elección de gracia. Y si es por la gracia, no procede de las obras; de otra manera la gracia ya no sería gracia“(Rom.11:5,6). Las palabras “así también”, al principio de esta cita, nos remiten al versículo anterior donde se nos dice: “He dejado para mi siete mil hombres que no han doblado la rodilla delante de Baal“. Nótese particularmente la palabra “dejado“. En los días de Elías había siete mil (una pequeñita minoría) que habían sido divinamente preservados de la idolatría y traídos al conocimiento del verdadero Dios. Esta preservación e iluminación no provenía de ningún mérito que hubiera en ellos, sino exclusivamente de la especial influencia e intervención de Dios. ¡Cuán altamente favorecidas fueron tales personas al ser así “dejadas” para Dios! Ahora bien, dice el apóstol, de la manera que había “un remanente” en los días de Elías, “dejado para Dios”, también lo hay en la actual dispensación.
“Remanente por la elección de gracia“. Aquí se sigue la causa de la elección hasta su misma fuente. La base sobre la cual Dios escogió a este “remanente” no era la fe prevista en él, porque una elección fundada en la previsión de buenas obras estaría exactamente tan basada en las obras como cualquier otra, y en tal caso no sería “de gracia“; pues, según dice el apóstol, si por gracia, luego no es por las obras; de otra manera la gracia ya no sería gracia“. Todo lo cual significa que la gracia y las obras son opuestas, que no tienen nada en común, y que, como el aceite y el agua, jamás podrán mezclarse. De esta manera, la idea de bondad en la propia naturaleza prevista en los escogidos, o de cualquier cosa meritoria efectuada por ellos, queda rigurosamente excluida. “Remanente por la elección de gracia”, significa una elección incondicional, resultado del favor soberano de Dios. En resumen, es una elección absolutamente gratuita.
“Pues considerad, hermanos, vuestro llamamiento: No sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles. Más bien Dios ha elegido lo necio del mundo para avergonzar a los sabios, y lo débil del mundo Dios ha elegido para avergonzar a lo fuerte. Dios ha elegido lo vil del mundo y lo menospreciado; lo que nos es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte delante de Dios” (1Cor.1:26-29). Por tres veces en este pasaje se hace referencia a la elección de Dios, y elección supone necesariamente selección, es decir, tomar a unos y dejar a otros. Quien escoge aquí es Dios mismo. Se da una definición del número escogido: “no muchos sabios según la carne, no muchos poderosos, no muchos nobles, son llamados“. Esto es cuanto al hecho de la elección de Dios; a continuación obsérvense los objetos de su elección.
Aquellos de quienes se ha hablado como escogidos de Dios son “lo débil del mundo, lo vil del mundo, y lo menospreciado“. Pero ¿por qué? Para demostrar y engrandecer Su gracia. Tanto los caminos de Dios como sus pensamientos están en absoluta contraposición a los del hombre. La mente carnal hubiera supuesto que la selección habría de hacerse de entre las filas de los opulentos e influyentes, los amables y cultos, de modo que el cristianismo ganara la aprobación y el aplauso del mundo por su pompa y su gloria carnal. Pero ¡ah! “lo que entre los hombres es sublime, delante de Dios es abominación” (Luc.16:15) Dios escoge lo “vil“. Así lo hizo en tiempos del Antiguo Testamento. La nación que escogió para ser depositaria de Sus sagrados oráculos y canal por el cual vendría la Simiente prometida, no fue el antiguo Egipto, ni la imponente Babilonia, ni la altamente civilizada y culta Grecia. No; el pueblo sobre el que Jehová puso su amor y consideró como “la niña de Su ojo” fue el de los despreciados hebreos. Así lo hizo también cuando nuestro Señor habitó entre los hombres. Aquellos a quienes recibió en su agradable intimidad y encargó que salieran como embajadores Suyos, eran, en su mayor parte, pescadores “ignorantes“. Así a sido siempre desde entonces. Y el propósito de la elección de Dios, la razón de ser de la selección, es “que ninguna carne se gloríe en su presencia“. No habiendo nada remunerable en los objetos que El eligió, toda la alabanza ha de ser tributada libremente a las riquezas abundantes de Su infinita gracia.
“Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido en Cristo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales. Asimismo nos escogió en él desde antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él . En amor nos predestino por medio de Jesucristo para adopción como hijos suyos, según el beneplácito de su voluntad. En el también recibimos herencia, habiendo sido predestinados según el propósito de aquel que realiza todas las cosas conforme al consejo de su voluntad” (Ef.1:3-5,11). Asimismo descubrimos aquí el motivo que le impulsó. Fue por amor que nos predestinó para la adopción de hijos por Jesucristo a sí mismo“; declaración que refuta la frecuente e impía acusación de que es tiránico e injusto que Dios decida el destino eterno de sus criaturas antes de que nazcan. Finalmente, se informa aquí que en cuanto a esto no tuvo consejo con nadie, sino que somos “predestinados según el puro afecto de su voluntad“.
“Pero nosotros debemos dar gracias a Dios siempre por vosotros, hermanos amados del Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, por la santificación del Espíritu y fe en la verdad“. (2Tes.2:13). Hay aquí tres cosas que merecen especial atención. Primeramente, el hecho de que se nos dice explícitamente que los elegidos de Dios son “escogidos para salvación“. No podría darse un lenguaje más explícito. ¡Cuán sumariamente eliminan estas palabra los sofismas1 y equívocos de los que pretenden que la elección se refiere solamente a privilegios externos o categoría en el servicio! Es para “salvación” que Dios nos ha escogido. En segundo lugar, se nos advierte aquí que la elección para salvación no menosprecia el empleo de los medios apropiados: la salvación se alcanza por medio de la “santificación del Espíritu y fe de la verdad“. No es cierto que, porque Dios ha escogido a uno para salvación, este sea salvo a la fuerza, tanto si cree como si no: en ninguna parte lo representan así las Escrituras. El mismo Dios que predestinó el fin, designó también los medios; el mismo Dios que “escogió para salvación”, decretó que su propósito habría de realizarse a través de la obra del Espíritu y la fe de la verdad. En tercer lugar, que Dios nos haya escogido para salvación, es causa profunda de fervientes alabanzas. Nótese cuán enérgicamente lo expresa el apóstol: Debemos dar gracias a Dios siempre por vosotros, hermanos amados del Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación“. En lugar de retroceder horrorizado ante la doctrina de la predestinación, el creyente, cuando ve esta bendita verdad según se muestra en la Palabra, descubre un motivo sin par de gratitud y acción de gracias, sólo superado por el don inexplicable de la bendita Persona del Redentor.
“Fue él quien nos salvó y nos llamó con santo llamamiento, no conforme a nuestras obras, sino conforme a su propio propósito y gracia, la cual nos fue dada en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo“. (2Tim.1:9), ¡Cuán claro y preciso es el lenguaje de la Sagrada Escritura! Es el hombre quien, con sus palabras, oscurece el consejo. Es imposible presentar el caso más claramente, o más enérgicamente que como se manifiesta aquí. Nuestra salvación no es “conforme a nuestras obras“; es decir, no es debida a nada que haya en nosotros, ni recompensa de algo que nosotros hayamos hecho, sino que es el resultado del propio “intento y gracia” de Dios, gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes del comienzo del tiempo. Es por gracia que somos salvos, y en el propósito de Dios esta gracia nos fue otorgada, no solamente antes de que viéramos la luz, o de que Adán cayera, sino aun antes de aquel lejano “principio” de Génesis 1:1; Y en esto se funda el consuelo inexpugnable del pueblo de Dios. ¡Si su elección a sido desde la eternidad durará hasta la eternidad!.
“Elegidos conforme al previo conocimiento de Dios Padre por la santificación del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser rociados con su sangre” (1Ped.1:2). Nuevamente vemos aquí que la elección del Padre precede a la obra del espíritu Santo en los que son salvos, y a su obediencia por fe. De esta forma, apoyándose en el soberano afecto del Todopoderoso, la elección es preservada por completo de todo intento humano. “el previo conocimiento de Dios el Padre” nos se refiere aquí a su previo conocimiento de todas las cosas, sino a que en la mente de Dios todos los santos estaban eternamente presentes en Cristo. Dios no “previó” que ciertas personas cuando oyeran el Evangelio lo creerían independientemente del hecho de haberlas “designado” para vida eterna“. Lo que el previo conocimiento de Dios vio en todos los hombres fue amor al pecado y odio hacia El. El “previo conocimiento” de Dios está basado en sus propios decretos, según se desprende claramente de Hechos 2:23; “A éste, que fue entregado por el predeterminado consejo y el previo conocimiento de Dios, vosotros matasteis clavándole en una cruz por manos de inicuos“; nótese el orden aquí: primeramente el “predeterminado consejo” (su decreto), y en segundo lugar “y previo conocimiento“. De nuevo en Romanos 8:28,29; “Sabemos que a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conforme a la imagen de su Hijo”, la primera palabra aquí, “sabemos”, nos remite al versículo precedente, que en su última cláusula dice: “a los que son llamados conforme a su propósito“; éstos son los que “antes conoció y predestinó“. Finalmente es necesario indicar que, cuando leemos en la Escritura que Dios “conoce” a ciertas personas, esta palabra se usa en el sentido de conocer con aprobación y amor: “Pero si alguien ama a Dios, tal persona es conocida por él” (1Cor.8:3). A los hipócritas, Cristo dirá un día: “Nunca os conocí“; nunca los amó. “Elegidos según el previo conocimiento de dios Padre” significa, pues, escogidos por El como objeto especial de su aprobación y amor.
Resumiendo las enseñanzas de estos siete pasajes aprendemos: Que Dios “ha designado para vida eterna” a ciertas personas; y que, como consecuencia de su designación, ellos, a su debido tiempo, “creen“. Que la designación para salvación que Dios hace de sus elegidos no se debe a nada bueno ni a mérito alguno en ellos, sino exclusivamente a su “gracia“. Que Dios ha escogido a propósito los objetos más inadecuados para ser los recipientes de sus favores especiales, “a fin de que nadie se jacte delante de Dios“. Que Dios escogió a su pueblo en Cristo antes de la fundación del mundo, no porque fueran santos, sino para que “fuesen santos y sin mancha delante del él“. Que habiendo elegido a muchos para salvación, decretó también los medios por los cuales su eterno consejo había de prevalecer. Que la propia “gracia” por la cual somos salvos nos fue “dada en Cristo Jesús antes de la fundación del mundo” en el propósito de Dios. Que mucho antes de ser efectivamente creados, los elegidos de Dios estaban presentes en su mente, y eran “ya conocidos” por El, es decir, eran objeto definido de su eterno amor.
Antes de pasar a la siguiente división de este capítulo, es conveniente que digamos unas palabras mas respecto a las personas objeto de la gracia de la predestinación. Volvemos a este terreno, porque es en esta punto donde la doctrina de la soberanía de Dios en la predestinación de ciertos individuos para salvación es más frecuentemente atacada. Los que pervierten esta verdad procuran invariablemente hallar alguna causa aparte de la voluntad de Dios que lo mueva a conceder la salvación a los pecadores. Se atribuye a la criatura una cosa u otra que le dé derecho a recibir misericordia de manos del Creador. Volvemos entonces a la pregunta: ¿Por qué escogió Dios a quienes escogió?
¿Qué había en los propios elegidos para que atrajeran a ellos el corazón de Dios? ¿Fue porque poseían ciertas virtudes?, ¿porque tenían corazones generosos, temperamento apacible, hablar sincero? Resumiendo, ¿los escogió Dios porque eran “buenos“? No; pues nuestro Señor dijo: “Hay uno solo que es bueno, Dios” (Mat.19:17). ¿Fue a causa de alguna buena obra que hubiesen hecho? No; pues está escrito: “No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Rom.3:12). ¿Fue porque demostraron interés y celo en buscar a Dios? No; pues también está escrito: “No hay quien busque a Dios” (Rom.3:11). ¿Fue porque Dios previó que creerían? No; pues, como pueden creer en Cristo los que están “muertos en delitos y pecados“? ¿Cómo podía Dios conocer previamente que algunos hombres serían creyentes, cuando la fe era imposible para ellos? La Escritura declara que “Creemos por la gracia” (Hech.18:27, versión revisada 1960). La fe es el don de Dios, y fuera de este don nadie creería. La causa de Su elección, pues, se fundamenta en El y no en los objetos elegidos. Escogió a quienes escogió simplemente porque decidió escogerlos.
“Hijos somos por divina elección,
Los que en Cristo Jesús salvados fuimos;
Por eterno designio e intención
La gracia soberana recibimos.
¡Tu amor, Señor, y tu misericordia
Otorgan a la vez favor y gloria!”
(De The Gospel Magazine,1777)

2. La soberanía de Dios Hijo en la salvación.
¿Por quién murió Cristo? Seguramente no hace falta argumentar sobre el hecho de que el Padre tenía un propósito concreto al entregarlo a la muerte, o que Dios Hijo tenía un designio definido ante El al poner su vida: “dice el Señor que hace estas cosas, que son conocidas desde la eternidad” (Hech.15:18). ¿Cuál era, pues, el propósito del Padre y el designio de Hijo? Respondemos: Cristo murió por “los escogidos de Dios“.
No olvidemos el hecho de que el designio limitado en la muerte de Cristo ha sido tema de muchas controversias -¿hay alguna gran verdad revelada en la Escritura que no lo haya sido?-. Ni olvidemos tampoco que todo lo que está relacionado con la persona y la obra de nuestro bendito Señor ha de ser tratado con la máxima reverencia, y que un “Así dice Jehová” ha de ser usado en apoyo de todas las afirmaciones que hagamos. Nuestra apelación será a la Ley y el Testimonio.
¿Por quién murió Cristo? ¿Quienes eran aquellos quienes se propuso redimir en el derramamiento de Su sangre? No hay duda de que El Señor Jesús tenía un designio absoluto en El cuando fue a la cruz. Si lo tenía, se deduce por necesidad que el alcance abarcado por dicho propósito tenía un límite, pues una determinación o propósito absoluto de Dios es preciso que se cumpla. Si la determinación absoluta de Cristo abarcara a toda la humanidad, entonces toda la humanidad ciertamente se salvaría. Para escapar a esta inevitable conclusión, muchos han afirmado que no había tal determinación absoluta ante Cristo, que en su muerte se hizo una mera provisión condicional de salvación para toda la humanidad. La refutación de semejante afirmación se halla en las promesas hechas por el Padre a su Hijo antes que él fuera a la cruz, más aún, antes de su encarnación. Las escrituras del Antiguo Testamento presentan al Padre prometiendo al Hijo cierta recompensa por sus sufrimientos en sustitución por los pecadores. Al llegar a este punto nos limitaremos a una o dos declaraciones registradas en el conocidísimo capítulo 53 de Isaías. Allí encontramos que la Palabra dice: “Cuando se haya puesto su vida como sacrificio por la culpa, verá descendencia. Vivirá por días sin fin, y la voluntad de Jehová será en su mano prosperada. A causa de la angustia de su alma, vera la luz y quedará satisfecho. Por su conocimiento mi siervo justo justificará a muchos” (vs.10 y 11). Sin embargo, aquí debemos detenernos y preguntar: ¿Cómo podría ser cierto que Cristo “verá descendencia” y que “A causa de la angustia de su alma, verá la luz y quedará satisfecho”, a menos que la salvación de ciertos miembros de la raza humana hubiera sudo divinamente decretada y por tanto fuera segura? ¿Cómo podría ser cierto que Cristo “justificaría a muchos”, si no había una provisión efectiva de que algunos le recibirían como su Salvador? Por otro lado, insistir en que el Señor Jesús se propuso realmente la salvación de toda la humanidad, es acusarle de aquello que ningún ser humano inteligente debe cometer, por ejemplo proponerse algo que en virtud de su omnisciencia sabía que nunca ocurriría. Por ello, la única alternativa que nos queda es que, en lo referente al propósito predeterminado de su muerte, Cristo murió solamente por los elegidos. Resumiéndolo en una frase, que esperamos será inteligible para todo lector, diremos que Cristo no murió para hacer posible la salvación de toda la humanidad, sino para hacer segura la salvación de todos los que el Padre le ha dado. Cristo murió, no simplemente para hacer que los pecados fuesen perdonables, sino “para quitar el pecado” mediante el sacrificio de sí mismo” (Heb.9:26).
1.- El designio limitado de la expiación se deduce, necesariamente, de la elección eterna de ciertos individuos para salvación hecha por el Padre. Las Escrituras nos cuentan que, antes que el Señor se encarnara, dijo: “¡Heme aquí para hacer, oh Dios tu voluntad!” (Heb.10:7), y después de haberse encarnado declaró: “Porque yo he descendido del cielo, no para hacer la voluntad mía, sino la voluntad del que me envió” (Juan 6:38). Por tanto, si Dios desde el principio había escogido a ciertas personas para salvación, se concluye que, por estar la voluntad de Cristo de perfecto acuerdo con la voluntad del Padre, no procuraría ampliar su elección. Lo que acabamos de decir no es simplemente una deducción meritoria nuestra, sino que está en estrecha armonía con las enseñanzas explícitas de la Palabra. Una y otra vez nuestro Señor se refirió aquellos que el Padre le había “dado” y por los cuales tenía especial interés. Así dijo: “Todo lo que el Padre me da vendrá a mi, y al que a mi viene, jamás le echaré fuera. Y ésta es la voluntad del que me envió : que yo no pierda nada de todo lo que me ha dado, sino que lo resucite en el día final” (Juan 6:37,39). Y asimismo: “Jesús habló de estas cosas, y levantando los ojos al cielo, dijo: <Padre, la hora ha llegado. Glorifica a tu Hijo para que tu Hijo te glorifique a ti. He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste. Tuyos eran, y me los diste; y han guardado tu palabra...Yo ruego por ellos. No ruego por el mundo, sino por los que me has dado; porque tuyos son. Padre quiero que donde yo esté, también estén conmigo aquellos que me has dado, para que vean mi gloria que me has dado, porque me has amado desde antes de la fundación del mundo>” (Juan 17:1,2,6,9,24). Antes de la constitución del mundo, el Padre predestinó un pueblo para ser hecho conforme a la imagen de su Hijo, y la muerte y resurrección del Señor Jesús tuvo por objeto llevar a cabo el propósito divino.
2.-La propia naturaleza de la expiación demuestra que, en su aplicación a los pecadores, estaba limitada en el propósito de Dios. La expiación de Cristo puede considerarse desde dos puntos de vista principales: para con Dios y para con el hombre.. Para con Dios, la obra de Cristo en la cruz fue una propiciación, un aplacamiento de la ira divina, una satisfacción dada a la justicia y a la santidad divinas. Para con el hombre, fue una sustitución, por la que el inocente tomó lugar del culpable, por la que el justo murió por el injusto. Sin embargo una estricta sustitución por la que una persona ocupa el lugar de otras y recibe voluntariamente el castigo le da, por parte del sustituto y por parte de aquel que ha de ser propiciado, el reconocimiento concreto de las personas por las que dicho sustituto actúa, cuyos pecados lleva, y cuyas obligaciones legales cumple. Y si el legislador acepta la satisfacción que el sustituto hace, aquellos en cuyo lugar el sustituto actúa, cuyo lugar El ocupa, han de ser necesariamente absueltos. Si estoy en deuda y no puedo pagarla, y otro se presenta y paga a mi acreedor todo el importe, y se le entrega un recibo que así lo declara, a ojos de la ley mi acreedor ya no tiene derecho alguno sobre mí. En la cruz, el Señor Jesús se dio en rescate, y la tumba vacía tres días después dio testimonio de que este rescate había sido aceptado por Dios.. El asunto que deseamos plantear aquí es: ¿Por quién fue ofrecido este rescate? Si fue ofrecido por toda la humanidad, la deuda en que todo hombre ha incurrido ha quedado saldada. Si Cristo llevó en su propio cuerpo en el madero los pecados de todos los hombres sin excepción, ninguno perecerá. Si Cristo fue “hecho maldición” por toda la raza de Adán, ninguno será finalmente condenado. “Dios no puede exigir el pago dos veces, primero de la mano de mi Sustituto agonizante, y más tarde de la mía“. Pero Cristo no satisfizo la deuda de todos los hombres sin excepción; hay algunos que serán “echados en prisión“2 (comp. 1Ped.3:19 donde aparece la misma palabra griega para “prisión“), y “jamás saldrás de allí hasta que pagues el último cuadrante” (Mat.5:26), lo cual jamás ocurrirá. Cristo no llevó los pecados de toda la humanidad, pues hay algunos que “mueren en su pecado” (Juan 8:21), y cuyo “pecado permanece” (Juan 9:41). Cristo no fue “hecho maldición” por toda la raza de Adán, pues hay algunos a quienes dirá: “apartaos de mi, malditos” (Mat.25:41). Decir que Cristo murió por todos sin excepción, decir que se hizo sustituto y fiador de toda la raza humana, decir que padeció en lugar de toda la humanidad y en favor de ella, es decir que “llevó la maldición de muchos que ahora la llevan personalmente; que padeció el castigo por muchos que ahora levantan sus ojos en el infierno, estando en tormentos; que pagó el precio de la redención por muchos que, sin embargo, aún pagarán en su propia angustia eterna “la paga del pecado, que es muerte” (G.S.Bishop). Debemos decir, como dice la Escritura, que Cristo fue herido por las transgresiones del pueblo de Dios, decir que dio su vida por las ovejas, que dio su vida en rescate por muchos, es decir que el realizo una expiación que expía plenamente; que pagó un precio que rescata eficazmente; que fue puesto como propiciación que realmente propicia; y que es un Salvador que en verdad salva.
3.-Intimamente relacionada con lo que acabamos de decir, es Dios” y en confirmación de ello, está la enseñanza de la escritura referente al sacerdocio de nuestro Señor. Sabemos que Cristo intercede ahora como Gran Sumo Sacerdote. Pero ¿por quién intercede?; por toda la raza humana, o solamente por su propio pueblo? La respuesta que el Nuevo Testamento da a esta pregunta es tan clara como un rayo de sol. Nuestro Salvador ha entrado en el cielo personalmente “para presentarse ahora por nosotros en la presencia de Dios” (Heb.9:24), es decir, por los que son “participantes del llamamiento celestial” (Heb.3:1). Y asimismo está escrito: “Por esto también puede salvar por completo a los que por medio de El se acercan a Dios, puesto que vive para siempre para interceder por ellos.” (Heb.7:25). Esto concuerda estrictamente con el tipo del Antiguo Testamento. Después de dar muerte al animal del sacrificio, Aarón entraba en el lugar Santísimo como representante del pueblo de Dios: eran los nombres de las tribus de Israel los que estaban grabados en su pectoral, y era representando los intereses de ellos que aparecía delante de Dios. Con esto concuerdan las palabras de nuestro Señor en Juan 17:9: “Yo ruego por ellos. No ruego por el mundo, sino por los que me has dado; porque tuyos son“. Otro texto que merece cuidadosa atención en este aspecto se haya en Romanos 8. En el versículo 33 se formula la siguiente pregunta: “¿Quién acusará a los escogidos de Dios?; y a continuación sigue la respuesta inspirada: “El que justifica es Dios“. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aún. el que también resucitó, quien además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros“. ¡Nótese particularmente que la muerte e intercesión de Cristo tiene un mismo objeto! Como fue en el tipo, también es el antitipo: la expiación y la súplica son coextensivas. Por tanto, si Cristo intercede sólo por los escogidos, y “no por el mundo”, es que murió solamente por ellos.
4.- El número de los que comparten los beneficios de la muerte de Cristo está determinado, no solamente por la naturaleza de la expiación y el sacerdocio de Cristo, sino también por su poder. Si se reconoce que Aquél que murió en la cruz era Dios manifestado en carne, se deduce de modo inevitable que Cristo llevaría a cabo su intento; que lo que se propuso lo logrará; que conseguirá aquello en que puso su voluntad y ánimo. Si el Señor Jesús posee toda potestad en los cielos y en la tierra, nadie puede entonces resistir eficazmente a Su voluntad. Quizá se diga: Esto es cierto en sentido abstracto, pero Cristo se niega a ejercer este poder, ya que jamás forzará a nadie a recibirle como Salvador. En cierto sentido esto es verdad, pero en otro es positivamente falso. La salvación de cualquier pecador entra, a pesar de todo, dentro de la esfera del poder divino. Por naturaleza, el pecador está enemistado con Dios, y nada sino el poder divino actuando en él puede vencer esta enemistad; por esto está escrito: “Nadie puede venir a mi, a menos que el Padre que me envió lo traiga” (Juan 6:44). Es el poder divino venciendo la enemistad innata del pecador lo que hace que este quiera venir a Cristo para tener vida. Mas esta enemistad no es vencida en todos; ¿por qué? ¿Es acaso porque la enemistad es demasiado rebelde para ser superada? ¿Hay quizá corazones tan endurecidos contra Cristo, que El es incapaz de forzar la entrada? Responder en sentido afirmativo sería negar su omnipotencia. En último análisis no es cuestión de que el pecador quiera o no quiera, pues por naturaleza ninguno quiere. El querer venir a Cristo es el resultado final del poder divino actuando en el corazón y la voluntad del hombre, y venciendo la enemistad” humana inherente y crónica, como está escrito: “En el día de tu poder, tu pueblo se te ofrecerá voluntariamente en la hermosura de la santidad” (Sal.110:3). Decir que Cristo no puede ganar para si a los que no quieren es negar que le ha sido dada toda potestad en los cielos y en la tierra. Decir que Cristo no puede usar su poder sin destruir la responsabilidad del hombre, es dar por sentado lo discutible, pues El ha usado este poder suyo y ha hecho que quisieran los que han venido a El. Y si hizo esto sin destruir su responsabilidad, ¿por qué “no puede” hacerlo con otros? Si puede ganar el corazón de un pecador para sí, ¿por qué no el de otro? Decir, como generalmente se hace que los otros no le dejan es poner en tela de juicio Su suficiencia. Todo esto es cuestión de Su voluntad. Si el Señor Jesús ha decretado, deseado, resuelto la salvación de toda la humanidad, es que toda la raza humana será salva, pues de lo contrario, carecería del poder suficiente para hacer que se cumpliesen Sus propósitos; y en tal caso, nunca podría decirse “A causa de la angustia de su alma, verá luz y quedará satisfecho“. La cuestión que se debate afecta a la Deidad misma del Salvador, pues un Salvador derrotado no puede ser Dios.
Habiendo repasado algunos de los principios generales que exigen que creamos que la muerte de Cristo fue limitada en su designio, pasamos ahora a considerar algunas de las declaraciones explícitas de la Escritura que lo afirma de modo expreso. En aquel maravilloso e incomparable capitulo 53 de Isaías, Dios nos dice en relación a Su Hijo “Por medio de la opresión y del juicio fue quitado. Y respecto a su generación, ¿quién la contará?. Porque él fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la transgresión de mi pueblo fue herido” (v.8). En perfecta armonía con esto fue la palabra del ángel a José” y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados” (Mat.1:21), es decir, no únicamente a Israel, sino a todos los que el Padre le había “dado“. Nuestro Señor declaró: “El Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y para dar su vida en rescate por muchos” (Mat.20:28) Pero ¿por qué se dice “por muchos”, si todos sin excepción están redimidos? Fue a “Su pueblo” a quien “redimió” (Luc.1:68). Fue por “las ovejas”, y no por “los cabritos”, que el Buen Pastor dio Su vida (Juan 10:11). Fue la “Iglesia de Dios” lo que compró con Su propia sangre (Hech.20:28).
Si hay un texto en que especialmente desearíamos basar esta posición es el de Juan 11:49-52. Se nos dice que “Caifás, uno de ellos, sumo pontífice aquel año, les dijo: <Vosotros no sabéis nada, no consideráis que os conviene que un solo hombre muera por el pueblo, y no que perezca toda la nación>. Pero esto no lo dijo de sí mismo; sino que, como era el sumo sacerdote de aquel año, profetizó que Jesús había de morir por la nación, y no solamente por la nación, sino también para reunir en uno a los hijos de Dios que estaban esparcidos“. Se nos dice aquí que Caifás ” no lo dijo de sí mismo” -es decir, como en tiempos del Antiguo Testamento (véase 2Ped.1:21)-, su profecía no tenía su origen en él, sino que habló siendo movido del Espíritu Santo; de esta manera, el valor de lo que dijo queda cuidadosamente preservado, y garantizada la procedencia divina de esta revelación. Además, se nos declara aquí concretamente que Cristo murió por “aquella nación”, es decir, Israel, y también por el Un Cuerpo, Su Iglesia, pues es en la Iglesia que los hijos de Dios (“derramados” entre las naciones) están siendo ahora “juntados en uno“. ¿Y no es notable que los miembros de la Iglesia sean aquí llamados “hijos de Dios” aun antes que Cristo muriese, y por tanto antes de que comenzara a edificar Su Iglesia? La inmensa mayoría de ellos aún no habían nacido, pero eran considerados como “hijos de Dios“; hijos de Dios porque habían sido escogidos en Cristo antes de la fundación del mundo, y por tanto “predestinados para ser adoptados hijos por Jesucristo mismo” (Ef.1:4,5). De manera semejante, Cristo dijo: “Tengo (no dice “tendré“) otras ovejas que no son de este redil” (Juan 10:16).
Si hubo un momento en que el verdadero designio de la Cruz llenaba de manera suprema el corazón y las palabras de nuestro bendito Salvador, fue durante la última semana de su ministerio en la tierra. ¿Qué dicen, pues, los textos que tratan de esta porción de su ministerio en relación con lo que estamos estudiando? Dicen: “sabiendo Jesús que había llegado su hora para pasar de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin” (Juan 13:1). “Por ellos yo me santifico a mi mismo, para que ellos también sean santificados en la verdad” (Juan 17:19); lo cual significa que, por causa de los suyos, los que el Padre le había “dado”, se separó para la muerte en la cruz. Uno desea preguntar: ¿Por qué tal distinción de términos si Cristo murió por todos los hombres sin discriminación?.
Antes de concluir esta sección del presente capitulo consideraremos brevemente unos cuantos de aquellos pasajes que más enérgicamente parecen enseñar un designio ilimitado en la muerte de Cristo. En 2Corintios 5:14 leemos: “Uno murió por todos“. Pero esto no es todo lo que la porción afirma. Si se examina cuidadosamente el versículo y todo el pasaje de donde se citan estas palabras, se descubrirá que, en vez de enseñar una expiación ilimitada, constituye un enfático argumento de que hay un designio ilimitado en la muerte de Cristo. El versículo entero dice: “Porque el amor de Cristo nos impulsa, considerando esto: que uno murió por todos; por consiguiente, todos murieron“. Conviene indicar que en el texto griego hay un artículo determinado antes del último “todos”, y que el verbo aquí está en tiempo aoristo y por tanto debe decir: “Considerando esto, que uno murió por todos; por consiguiente, todos murieron“. El apóstol está aquí sacando una conclusión, según se deduce de las palabras “considerando esto“: Que si...luego todos...” Lo que quiere decir que aquellos por quienes uno murió son considerados, judicialmente, como habiendo muerto también. El versículo siguiente prosigue diciendo: “Y el murió por todos para que los que viven ya no vivan más para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos“. No solamente murió, sino que “resucitó”, cosa que también hicieron “todos” aquellos por quienes murió, pues aquí se dicen que “viven“. Aquellos en lugar de quienes un sustituto actúa son considerados legalmente como si actuasen ellos en persona. Ante la ley, el sustituto y aquellos a quienes representa son una misma cosa. Así es a los ojos de Dios. Cristo fue identificado con su pueblo y su pueblo fue identificado con El; por lo cual, cuando El murió, ellos murieron (judicialmente), y cuando resucitó, ellos resucitaron también. Pero además se nos dice en este pasaje (v.17) Que si algunos está en Cristo, nueva criatura es; ha recibido una nueva vida, no sólo ante los ojos de la ley, sino también efectivamente; por lo cual, los “todos” por quienes Cristo murió reciben aquí el mandato de vivir en adelante no ya para sí, “mas para aquel que murió y resucitó por ellos“. Dicho de otro modo, los que pertenecen a este “todos”, por quienes Cristo murió, son exhortados aquí a manifestar prácticamente en sus vidas diarias lo que ahora son ante la ley: han de vivir “para Cristo que murió por ellos“. Así se nos define el “uno murió por todos“. Los todos por quienes Cristo murió son “los que viven”, y a quienes aquí se manda que vivan “para El“. Este pasaje enseña, pues, tres verdades importantes que, para mejor mostrar su alcance, mencionaremos en orden inverso: se exhorta aquí a ciertas personas a no vivir ya para ellas sino para Cristo. Aquellos a quienes va dirigida esta exhortación son “los que viven”, es decir, viven espiritualmente, o sea a los hijos de Dios, pues únicamente ellos de entre toda la humanidad, poseen vida espiritual, estando los demás muertos en delitos y pecados. Los que en verdad así viven son aquellos,, “los todos”, por quienes Cristo murió y resucitó. Este pasaje enseña, por tanto, que Cristo murió por todo su pueblo, los escogidos, los que el Padre le Dios. Que como resultado de Su muerte (resurrección “por ellos“), “viven” (SIENDO LOS ESCOGIDOS LOS únicos que “viven” realmente de esta manera); y que esta vida que ya tienen a través de Cristo ha de ser vivida “para El“; el amor de Cristo debe ahora “impulsarles“.
“Porque hay un Dios, asimismo un mediador entre Dios y los hombres (no dice “el hombre”, pues esto habría sido un término general y significado la humanidad. ¡Qué precisión la de la Sagrada Escritura), Jesucristo hombre“; “quién se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo” (1Tim.2:5,6). Lo que quisiéramos comentar ahora son las palabras “quién se dio a sí mismo en rescate por todos“. En la Biblia la palabra “todos” (cuando se aplica a la humanidad) se emplea en dos sentidos: absoluto y relativo. En algunos pasajes significa todos sin excepción; en otros significa todos sin distinción. El contexto y la comparación con textos paralelos son los que han de decidir cuál de estos significados tiene en un pasaje dado. El hecho de que la palabra “todos” se usa en un sentido relativo y restringido, y en tal caso significa todos sin distinción y no todos sin excepción, se deduce claramente de cierto número de textos, entre los cuales escogemos dos o tres como muestra. “Y salía a él toda la provincia de Judea y todos los de Jerusalén; y eran bautizados por él en el río Jordán, confesando su pecados” (Mar.1:5). ¿Significa esto que todo hombre, mujer y niño de “toda la provincia de Judea, y los de Jerusalén” eran bautizados por Juan en el Jordán? Claro que no. Lucas 7:30 dice claramente: “Pero los fariseos y los intérpretes de la ley rechazaron el propósito de Dios para ellos, no siendo bautizados por él“. Entonces, ¿qué significa “y eran todos bautizados por él? Respondemos que no significa todos sin excepción, sino todos sin distinción, es decir, toda clase de hombres. La misma explicación se aplica a Lucas 3:21. Leemos ahora: “Y por la mañana volvió al templo, y todo el pueblo venía a él; y sentado les enseñaba” (Juan 8:2) ¿hemos de entender esta expresión absoluta o relativamente? ¿Significa “todo el pueblo” todos sin excepción, o todos sin distinción, es decir, toda clase de personas? Evidentemente lo segundo ya que el templo no podía acomodar a todos los que estaban en Jerusalén en aquel momento, o sea en la Fiesta de los Tabernáculos. Asimismo leemos en Hechos 22:15: “Porque serás testigo suyo ante los todos hombres de lo que has visto y oído“. Evidentemente “todos los hombres” no significa aquí todos los miembros de la raza humana. Afirmemos, pues, que las palabras “quién se dio a sí mismo en rescate por todos” (1Tim.2:6), significan todos sin distinción, y no todos sin excepción. El se dio a sí mismo en precio del rescate por todas las nacionalidades, de todas las generaciones, de todas las clases, en resumen por todos los elegidos, según leemos en Apocalipsis 5:9; “Porque tu fuiste inmolado y con tu sangre has redimido para Dios gente de toda raza, lengua, pueblo y nación“. El hecho de que esto no es una definición arbitraria del “todos” de nuestro pasaje se demuestra en Mateo 20:28, donde leemos: “De la misma manera, el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos”, limitación que carecería por completo de significado si El se hubiera dado a sí mismo en precio del rescate por todos sin excepción. Además, han de tenerse en cuenta aquí las palabras que limitan “de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo“. Si Cristo se dio a sí mismo en precio del rescate por toda la raza humana, ¿en qué sentido será esto “testimonio a su debido tiempo”, si multitud de hombres se perderán, de cierto, eternamente?. Pero si nuestro texto significa que Cristo se dio a sí mismo en precio del rescate por los escogidos de Dios, por todos sin distinción de nacionalidad, posición social, moralidad, edad o sexo, entonces, el significado de estas palabras calificativas es perfectamente inteligible, pues “a su debido tiempo” esto será “testimonio” en la salvación real y efectiva de cada uno de ellos.
“Sin embargo, vemos a Jesús, quien por poco tiempo fue hecho menor que los ángeles, coronado de gloria y honra por el padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos” (Heb.2:9). Este pasaje no ha de detenernos mucho tiempo. En el texto griego, la frase está expresada en forma abstracta; “todos” no quiere decir “todos los hombres”, pues no hay ninguna palabra que corresponda a “hombre“. Algunos suponen que debería decir “todas las cosas” (es decir: “gustó la muerte por todas las cosas“), pero consideramos que esto sería una equivocación. Nuestra opinión es que las palabras que siguen a continuación explican nuestro texto: “Porque le convenía a Dios -por causa de quien y por medio de quien son todas las cosas- perfeccionar al Autor de la salvación de ellos“. Aquí el apóstol habla de “hijos”, y nosotros sugerimos la elipsis3 de la palabra “hijos” de la siguiente manera: “Gustó la muerte por todos”, añadiéndose a continuación “los hijos” en bastardilla. Así, en vez de enseñar el designio ilimitado en la muerte de Cristo, (Heb.2:9,10). Está en perfecto acuerdo con las demás porciones que hemos citado, y que ponen de relieve el propósito restringido de la expiación: fue por los “hijos” y no por la raza humana que nuestro Señor “gustó la muerte“.
Al terminar esta sección del presente capítulo, digamos que la única limitación en la expiación por la cual hemos contendido, es la limitación que procede de la soberanía pura, una limitación, no de valor y virtud, sino de designio y aplicación. Pasemos ahora a considerar...
1. La soberanía del Espíritu Santo en la salvación.
Puesto que el Espíritu Santo es una de las tres personas de la bendita Trinidad, se refiere necesariamente que simpatiza plenamente con la voluntad y el designio de las otras Personas de la Divinidad. El propósito eterno del Padre en la elección, el designio limitado en la muerte del Hijo, el alcance restringido de las operaciones del Espíritu Santo, concuerdan perfectamente. Si el Padre escogió a ciertas personas antes de la fundación del mundo y las dio a su Hijo, y si fue por ellas precisamente que Cristo se dio a sí mismo en precio de rescate, el Espíritu Santo no va a estar ahora actuando para “traer el mundo a Cristo“. La misión del Espíritu Santo en el mundo hoy es aplicar los beneficios del sacrificio redentor de Cristo. El asunto que ahora va a ocuparnos no es la extensión del poder del Espíritu Santo (sobre este punto no puede caber la menor duda de que es infinito); lo que procuraremos demostrar es que su poder y operaciones son dirigidos por la sabiduría y la soberanía divinas.
Acabamos de decir que el poder y las operaciones del Espíritu Santo son dirigidas por la sabiduría divina y su soberanía indiscutible. En prueba de esta afirmación, apelamos primeramente a las palabras de nuestro Señor a Nicodemo en Juan 3:8. “El viento de donde quiere sopla, y oyes su sonido; mas ni sabes de donde viene, ni a donde vaya: así es todo aquel que es nacido del Espíritu“. La comparación es doble: PRIMERAMENTE: Ambos son soberanos en sus acciones; y EN SEGUNDO LUGAR: ambos son misteriosos en sus operaciones.
La comparación se indica en la palabra “así“. El primer punto de comparación se observa en las palabras “donde quiere” o “gusta“; y el segundo se halla en las palabras “no sabes“. Como este último no es el que ahora interesa, pasaremos inmediatamente a considerar el primero.
“El viento de donde quiere sopla... así es todo aquel que es nacido del Espíritu“. El viento es un elemento que el hombre no puede sujetar ni detener. El viento no consulta la voluntad del hombre ni puede ser regulado por sus inventos. El viento sopla cuando quiere, donde quiere y como quiere. El viento es controlado por la sabiduría divina, pero, en lo que afecta al hombre, es absolutamente soberano en sus operaciones. Así sucede con el Espíritu. A veces el viento sopla tan suavemente que apenas mueve una hoja, mientras en otras ocasiones lo hace con tal violencia que su rugido puede oírse en la lejanía. Lo mismo ocurre con el nuevo nacimiento: en algunos casos el Espíritu Santo procede tan apaciblemente, que su obra es imperceptible para los espectadores humanos; en otros, su acción es tan poderosa, radical y revolucionaria, que sus operaciones son manifiestas a muchos. A veces el viento es puramente local en su alcance; en otras ocasiones su fuerza azota vastas áreas. Así es con el Espíritu: Hoy actúa en una o dos almas, mañana, como en Pentecostés, puede contristar el corazón de toda una multitud.. Pero ya actúa en pocos o en muchos, no consulta a hombre alguno. Actúa como desea. El nuevo nacimiento es debido a la voluntad soberana del Espíritu.
Cada una de las tres Personas de la bendita Trinidad tiene que ver con nuestra salvación: con el padre, la predestinación; con el Hijo, la propiciación; con el Espíritu, la regeneración. El Padre nos escogió; el Hijo murió por nosotros; el Espíritu nos da vida. El Padre pensó en nosotros; el Hijo derramo su sangre por nosotros, el Espíritu efectúa su obra dentro de nosotros. Es de la obra del Espíritu Santo que nos estamos ocupando ahora; de su obra en el nuevo nacimiento, y particularmente de sus operaciones soberanas en este hecho. El Padre quiso nuestro nuevo nacimiento; el Hijo lo hizo posible (por su “trabajo“); pero es el Espíritu quien lo llevó a cabo para que “sea nacido del Espíritu” (Juan 3:6).
El nuevo nacimiento es exclusivamente obra de Dios Espíritu Santo, y el hombre no tiene arte ni parte en su hecho. Esto se debe a la misma naturaleza del caso. El nacimiento excluye totalmente la idea de un esfuerzo o trabajo por parte del que nace. Personalmente no tenemos que ver con nuestro nacimiento espiritual mucho más que lo que tuvimos con el natural. El nuevo nacimiento es una resurrección espiritual, un “pasar de muerte a vida” (Juan 5:24), y, evidentemente, la resurrección está totalmente fuera del dominio del hombre. Un cadáver no puede reanimarse a si mismo, por lo cual está escrito: “El Espíritu, es el que da vida; la carne nada aprovecha” (Juan 6:63). Pero el Espíritu no “da vida” a todo el mundo; ¿por qué?. La respuesta que suele darse a esta pregunta es: Porque no todo el mundo pone su confianza en Cristo. Se da por sentado que el Espíritu Santo da vida solamente a los que creen. Pero esto es poner el carro antes que el caballo. La fe no es la causa del nuevo nacimiento, sino la consecuencia del mismo. Esto no debiera precisar de argumentaciones. La fe (en dios) es una planta exótica, algo que no se da en el corazón del hombre. Si la fe fuese producto natural del corazón, ejercicio de un principio común a la naturaleza humana, jamás se habría escrito “No es de todos la fe” (2Tes.2:3). La fe es una gracia espiritual, y puesto que los no regenerados están espiritualmente muertos, “muertos en delitos y pecados”, se sigue la imposibilidad de que la fe proceda de ellos, pues un hombre muerto no puede creer nada. “Así que, los que están en la carne no pueden agradar a Dios” (Rom.8:8); pero podrían, si fuera posible que la carne creyera. Con este texto que acabamos de citar compárese Hebreos 11:6. “Y sin fe es imposible agradar a Dios“. ¿Puede Dios “agradarse” o estar satisfecho con algo que no tenga su origen en Sí mismo?.
El hecho de que la obra del Espíritu Santo precede a nuestra fe lo determina sin que podamos llamarnos a engaño 2Tes.2:13: “De que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, por la santificación del Espíritu y fe en la verdad“. Nótese que “santificación del Espíritu” viene primero y hace posible la “fe en la verdad“. ¿Qué es, pues, la “santificación del Espíritu“? Respondemos: El nuevo nacimiento. En la Escritura, la “santificación” significa siempre “separación”, separación de algo y hacia algo o hacia alguien. Ampliemos ahora nuestra afirmación de que la “santificación del Espíritu” corresponde al nuevo nacimiento e indica el efecto de éste en cuanto a la posición de uno.
He aquí un siervo de Dios que predica el Evangelio a una congregación en la que hay un centenar de personas no salvas. Les presenta su estado de ruina y perdición según lo declara la Escritura; les habla de Dios, de Su carácter y de Sus justas exigencias; les explica que Cristo las satisface, que el Justo muere por el injusto, y les declara que por “este hombre” se predica ahora el perdón de los pecados. Termina insistiendo a los perdidos a que crean lo que Dios ha dicho en Su Palabra y reciban a su Hijo como único y suficiente Salvador. Ya acabó la reunión; la congregación se dispersa; noventa y nueve de los no salvos han rehusado venir a Cristo para que tengan vida, y salen hacia la noche sin esperanza y sin Dios en el mundo. Pero uno de los inconversos, el que completa los cien, ha oído la Palabra de vida; la simiente sembrada ha caído en terreno que había sido preparado por Dios; cree las Buenas Nuevas, y va a su casa gozándose en que su nombre está escrito en los cielos. “Ha nacido de nuevo”, y exactamente como un bebé recién nacido en el mundo natural, empieza su vida agarrándose instintivamente, en su impotencia, a su madre; así, esta alma recién nacida se ha aferrado a Cristo. De la misma manera que leemos: “Abrió el Señor” el corazón de Lidia “para que estuviese atenta a lo que Pablo decía” (Hech.16:14), así, en el caso que hemos supuesto, el Espíritu Santo dio vida a este pecador antes de que creyera el mensaje del Evangelio4. He aquí , pues, la “santificación del Espíritu“: esta alma que ha nacido de nuevo, en virtud de su nuevo nacimiento ha sido separada de las otras noventa y nueve. Los nacidos de nuevo son apartados por el Espíritu de los que están muertos en delitos y pecados.
Pero continuemos con 2Tes.2:13: “Pero nosotros debemos dar gracias a Dios siempre por vosotros, hermanos amados del Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, por la santificación del Espíritu y fe en la verdad“. El orden que siguen aquí los pensamientos es importantísimo y muy instructivo. Primeramente, la elección eterna de Dios; en segundo lugar, la santificación del Espíritu; y en tercer lugar, fe en la verdad. Precisamente se hayan en el mismo orden que en 1Ped.1:2: “elegidos conforme el previo conocimiento de Dios Padre por la santificación del Espíritu, para obedecer a Jesucristo y ser rociados con su sangre“. Damos por sentado que la “obediencia” aquí es la “obediencia de la fe” (Rom.1:5), que se apropia las virtudes de la sangre derramada del Señor Jesús. Vemos, pues, que antes de la “obediencia” (de la fe, véase Heb.5:9), viene la obra del Espíritu que nos aparta, y antes aún, y como origen, la elección de Dios Padre. Los “santificados del espíritu” serán, pues, aquellos a quienes “Dios haya escogido desde el principio para salvación” 2Tes.2:13), los “elegidos” según la presciencia de Dios padre” (1Ped.1:2).
El Espíritu Santo es soberano en sus operaciones, y su misión salvadora se limita a los escogidos de Dios: éstos son a quienes El “consuela”, “sella”, guía a toda verdad, y a quienes muestra las cosas que han de venir.5 La obra del Espíritu es necesaria para el cumplimiento total del propósito eterno de Dios. Hablando hipotéticamente (presuponiendo), pero con reverencia, Si Dios no hubiese hecho más que entregar a Cristo a la muerte por los pecadores, ni uno solo se salvaría jamás. Para que un pecador vea la necesidad que tiene de un Salvador y quiera recibir al Salvador que necesita, se precisa indispensablemente, sobre él y en él, la obra del Espíritu Santo. Si Dios no hubiera hecho más que entregar a Cristo a la muerte por los pecadores, y luego enviar a sus siervos a proclamar la salvación por Cristo, dejando que los pecadores de por sí la aceptaran o rechazaran según ellos quisieran, todos la habrían rechazado; porque en lo íntimo todos los hombres odian a Dios y están en enemistad con El (Rom.8:7). Por consiguiente, es necesario que haya una obra del Espíritu Santo para traer al pecador a Cristo, para vencer su oposición natural, y para inducirle a aceptar la provisión que Dios ha hecho. Por naturaleza, los elegidos de Dios son hijos de ira como los demás (Ef.2:3), y como tales, sus corazones están enemistados con Dios. Pero esta “enemistad” de ellos es vencida por el Espíritu, y como consecuencia de Su obra regeneradora creen en Cristo. ¿No es, pues, evidente que la razón de que otros sean dejados fuera del reino de Dios no es solamente porque no quieren entrar, sino también porque el Espíritu Santo no ha procedido así con ellos? ¿No es manifiesto que el Espíritu Santo es soberano en el ejercicio de su poder, y que así como el viento “de donde quiere sopla” también el Espíritu Santo actúa donde quiere?.
En resumen: Hemos procurado demostrar la perfecta armonía de los caminos de Dios: que cada una de las Personas de la Divinidad actúa de acuerdo con las Demás. Dios Padre eligió a unos para salvación, Dios Hijo murió por los escogidos, y Dios Espíritu Santo los vivifica. Bien podemos cantar:
“Load a Dios que derrama bendición a raudales;
Loadle tierra toda, alzad un canto;
Loadle todas huestes celestiales;
Load al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.”
***

vilobe42
05-08-2002, 05:53
Amados en el Señor:

¿Alquien me sabe decir de donde salieron esas caritas que yo no coloque y veo varias en el texto?

efgi
05-08-2002, 10:59
Panchita.

No entrar a la cena y a las bodas es quedarse a pasar por el gobierno del inicuo, dejarse o abstenerse de ser marcado, a su tiempo "disfrutar" de la guerra de Armagedon y luego de la ira de Dios, hasta que Satan caiga sobre la Tierra y sea apresado, y entonces descienda Jesus con su Esposa, esa virgen arrebatada....del tizon, que fue salvada de esa gran tribulacion.

¿Por que esas 5 virgenes que se quedan no querran quedarse?

¿Sera que a esas virgenes les agradara formar parte del llanto y del del crujir de dientes?

No desdeñes las Parabolas, son grandes explicaciones con una informacion integral que lo dice todo. Jesus no vino a confundirnos, sino a revelarnos la verdad porque quiere que todos los hombre accedan a la verdad y sean salvos, esa es una carta magna, para quien tiene oidos,, pues que oiga.

Cuando Jesus y las Escrituras dicen que algo que comparan es semejante es para revelar en concreto un secreto, directamente relacionado con lo que comparan.

Si el arrebatamiento no forma parte de la salvacion, ¿entonces a que esperamos?

"Pero todo a su debido tiempo, Cristo; las primicias, luego los que son de Cristo en su venida"...

¿Te gustaria quedarte?

No lo creo, entonces vela y enseña a otros que lo hagan, con la lampara y con aceite en sus lamparas...

Efgi.

efgi
05-08-2002, 11:13
Rogelio,
en aras de aportar para edificacion creo conveniente felicitarte por ese aporte que has enviado, con la esperanza de que sea evaluado en su apropiada dimension.

Es mas saludable y se arriesga uno menos, el de tener en cuenta que la salvacion depende de nosotros, en el sentido, de perseverar, de velar, ai como el mismo apostol que siendolo aun asi confeso que no consideraba en sus dias que ya la habia alcanzado y escribio que aun insistia en ello procurandola y temiendo ser eliminado habiendo sido heraldo para otros.

Lo que has comentado acerca de que los religiosos lo tienen todo tan atado, pues, mas conciso no has podido ser. Jesus lo dijo cuando les declaro que no entran ni dejan entrar y encima de eso atacan fieramente. Una dia el Señor les dira "Nunca os conoci. Apartaos de mi hacedores de maldad" .

No perdemos nada con perseverar....ni con velar....ni con tener aceite en nuestras lamparas...ni ser parte de esas 5 virgenes...ni ser redimidos, ni experimentar el gozo de la salvacion, en esa cena y en esas bodas del Cordero, nuestro Esposo. Si eso no es salvacion, ¿que es, entonces, condenacion?

En el amor de Yeshua (Jesus)

Efgi.

(Me contactare con luis grabriel, gracias).

efgi
05-08-2002, 12:24
Rogelio,

Tu si que sabes de lo que yo no se, así que indicame, por favor, ¿dónde dice que “los Hijos de Dios en Cristo indudablemente perseveran y velan”, si el mismo apóstol, siendo apóstol, escribió:

¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.

Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.

Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire,

sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre,

no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado (1 Cor. 9.24).

¿Qué le significa esas palabras de todo un apóstol:

“no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado" y "Corred de tal manera que lo obtengáis”?


"... y ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,

si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos".

"No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto;

sino que prosigo,

por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado;

pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.


Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros” (Fil.3.9).

Rogelio, el apostol nos dice:

Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado,

como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad. (2Tim.2).

Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas,

no caeréis jamás.



Porque de esta manera os será otorgada amplia y generosa entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. (2P.1)


Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas,

procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.(2P.3)


Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén. 23Y alguien le dijo:

Señor, ¿son pocos los que se salvan?

Y él les dijo: Esforzaos a entrar por la puerta angosta;

porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán", palabras de Jesus.

Después que el padre de familia se haya levantado

y cerrado la puerta,

y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo:

Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois.

Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste.

Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad.

Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.

Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.

Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros (Lc. 13.22, Mt. 7.13–14, 21–23).

Me preguntas acerca de que si yo se “lo que es la soberbia natural, esa del se atribuye a sí mismo la Gloria y la honra que no le corresponden”?

Se que es la soberbia, la cual es natural en el hombre natural, claro. En el hombre espiritual esa aberración va desapareciendo, si la tiene muy enconada, en la medida en que va calando la Verdad.

Hermano, ¿sabe usted el significado de GLORIA Y HONRA?

¿Ha leido y analizado esta frase:

“el cual pagará a cada uno conforme a sus obras:

vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad,

pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia (Ro. 2).

Resalto: “vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad”.

Si usted persevera en bien hacer, significa que busca GLORIA y HONRA e INMORTALIDAD, pero si es contencioso… pues, ira y enojo recibirá de Dios y de su Hijo,

porque hay PERSEVERAR

porque eso de que “los Hijos de Dios en Cristo indudablemente perseveran y velan” no va con la realidad del hombre, aun estando en el Camino,

porque de ser asi, ¿para qué lo de PROCURAR?


Hermano, ¿usted no busca GLORIA y HONRA e INMORTALIDAD?

Si no busca esas tres promesas, pues, no tendrá VIDA ETERNA al lado de Jesús.

Me extraña que tu, hermano, conocedor de la Palabra de Dios, me preguntes acerca de “¿qué es eso de arrebatar”, de que si “es una doctrina cristiana?”

Te sugiero, hermano, que leas este aporte que le anexo:


La venida del Señor:

Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras (1 Ts. 4.13-18).

Con su permiso, caro hermano, le repetire este aparte y luego deduzca si es o no doctrina cristiana eso de ARREBATAR:

Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado,

seremos arrebatados

juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”.

Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, (¡ESO ES EL ARREBATAMIENTO!)

y estando (¡del ARREBATAMIENTO!)

fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois.

Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste.

Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad.

Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.

Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros (Lc. 13.22, Mt. 7.13–14, 21–23).


En Jesús,
Efgi.

Maripaz
05-08-2002, 12:43
Originalmente enviado por: efgi
Panchita.

No entrar a la cena y a las bodas es quedarse a pasar por el gobierno del inicuo, dejarse o abstenerse de ser marcado, a su tiempo "disfrutar" de la guerra de Armagedon y luego de la ira de Dios, hasta que Satan caiga sobre la Tierra y sea apresado, y entonces descienda Jesus con su Esposa, esa virgen arrebatada....del tizon, que fue salvada de esa gran tribulacion.

¿Por que esas 5 virgenes que se quedan no querran quedarse?

¿Sera que a esas virgenes les agradara formar parte del llanto y del del crujir de dientes?

No desdeñes las Parabolas, son grandes explicaciones con una informacion integral que lo dice todo. Jesus no vino a confundirnos, sino a revelarnos la verdad porque quiere que todos los hombre accedan a la verdad y sean salvos, esa es una carta magna, para quien tiene oidos,, pues que oiga.

Cuando Jesus y las Escrituras dicen que algo que comparan es semejante es para revelar en concreto un secreto, directamente relacionado con lo que comparan.

Si el arrebatamiento no forma parte de la salvacion, ¿entonces a que esperamos?

"Pero todo a su debido tiempo, Cristo; las primicias, luego los que son de Cristo en su venida"...

¿Te gustaria quedarte?

No lo creo, entonces vela y enseña a otros que lo hagan, con la lampara y con aceite en sus lamparas...

Efgi.




Gracias Efgi, totalmente de acuerdo contigo.


Aunque salgo dentro de unas horas hacia Argentina, espero que podamos compartir en más de una ocasión lo que forma parte del Reino de Dios.


Bendiciones en el Mesías, el Poderoso de Israel.



En mi firma tienes mi correo, por si quieres escribirme algún día.


Maripaz

efgi
05-08-2002, 13:37
Rogelio,

muy sinceramente te sugiero que no te aceleres, mi hermano, a escribir sin mediar el animo de aportar para edificación.

Para esta ocasión rectificas parte de tu anterior enseñanza y para la ocasion dices que: “La buena obra de velar es “una practica natural del Don de la perseverancia en la fe del creyente genuino”,


Rogelio, velar no es una buena obra. Es un deber para nuestro propio beneficio. El soldado que vela evita ser neutralizado por el enemigo, cuando menos lo espera. Asi que velar es una obligación, no una obra.

Ojala velar se convierta en “una practica natural” del creyente.

Velar, hacer guardia, estar preparados, aparte de que no es “una practica natural” tampoco es un Don “la perseverancia en la fe”.

No existe ese Don, porque perseverar es responsabilidad de cada quien.

Tampoco existe el “creyente genuino”, porque si hemos de perseverar, de procurar y de velar, es precisamente, porque eso de la genuinidad no es biblico.

Todos hemos de comparecer al tribunal de Cristo y ahí sabremos cuan genuinos fuimos… y con base a los talentos recibidos.

Entre las obras preparadas por Dios para que andemos en ellas no existe la que mencionas. Entre las obras esta darle de beber al sediento, vestir al desnudo, dar de comer al hambriento, tanto en lo espiritual como en lo fisico.

Los que somos de Cristo lo sabremos, en primera instancia, el dia del arrebatamiento.

10Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. 11Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 12Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 13la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 15Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego (1 Cor.3).

Enseñas que “es parte de la Obra Preparada por Dios de antemano para que los que son de Cristo y que le han sido entregados por El Padre anden en ella”

Pero en ese sentido, quienes le fueron entregados a Jesús por el Padre fueron sus once apóstoles: “6He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra. 7Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; 8porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste. 9Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, 10y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. 11Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. 12Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. 13Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos. 14Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 15No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. 16No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 17Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. 18Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. 19Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.
20Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, 21para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. 22La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. 23Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado. 24Padre, aquellos que me has dado, quiero que donde yo estoy, también ellos estén conmigo, para que vean mi gloria que me has dado; porque me has amado desde antes de la fundación del mundo. 25Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste. 26Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos”.


Es cierto que “los Hijos de Dios que velan y perseveran dan Gloria y honra a Dios por ello, no a sí mismos”, pero los hijos de Dios que realmente velan y perseveran y asi dan gloria y honra a Dios y al Cordero, buscan para si mismos GLORIA, HONRA e INMORTALIDAD (Ro. 2.7).

”Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”(Ef. 2)

Hermano, siendo sinceros con nosotros mismos, ¿a cuál de todas esas obras que “Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” nos dedicamos con abnegación y sacrificio?

En cuanto a la “Doctrina Revelada”, pues toda la doctrina ha sido revelada y ella es la que debemos oir, hacer, enseñar y en ella perseverar.

“Mis ovejas OYEN mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos” (Juan 10:27-30)

Hermano, ¿escuchas tu realmente la voz de Jesús?

Un dia Jesús dira a muchos que se creyeron creyentes genuinos que se consideraron OVEJAS de Jesus: “Señor, Señor: en tu nombre hicimos muchos milagros, echamos fuera demonios y profetizamos”.

Cuanta conviccion: al llamar a Jesús SEÑOR, SEÑOR han reconocido ser ovejas de Cristo, y al reclamar su derecho de ser parte del arrebatamiento, porque en el nombre de Jesús, a quien reconocen como su Señor y Salvador, hicieron MUCHOS milagros (¡gloria a Dios y al Hijo!).

Qué bendicion para quienes fueron sanados por ellos, en el nombre de Jesús, claro. Ser sanado de una enfermedad es maravilloso, sin duda alguna. ¿Cómo llegar a pensar siquiera que uno de esos siervos vaya a ser ignorado por Jesús?

Muchos otros convencidos de ser creyentes genuinos echaron fuera demonios y profetizaron, y aun asi seran llamados por Jesús, “hacedores de maldad”.

En el amor

efgi
05-08-2002, 14:01
Panchita (bonito nombre),

Lamento no haber leido correctamente tu aparte en el cual comentas que “sinceramente” no has tomado una postura para este tema “contrariamente a otras veces”. Discúlpame.

No me he referido a que pertenezcas a ninguna denominación en particular. Lamento que te hiera esa palabra inquisición. Te imaginaras como retumba en nosotros los judios, sabiendo que nuestros antepasados fueron masacrados junto con quienes no lo eran, porque leyeron las Escrituras en aquellos terribles días donde esa inquisición siendo santa, ¡que tal que no lo hubiera sido!, intento borrar del mapa a judios, a las Escrituras hebreas y a quienes se le oponian al imperio catolico romano.

Tu comentaste: ¿no deberíamos -al menos en ésto- procurar una unidad?

Pues, se trata de conciliar una sola fe en un mismo Espiritu, y si se trata de de procurar una unidad, ¿Qué esperas para pronunciarte y formar parte de esa unidad?

No estas segura de que las advertencias son en el camino las señales para no accidentarnos?

Se nos habla de perseverar, ¿ello que significa?

Se nos advierte del hecho de procurar, ¿Qué nos significa?

Se nos dice ¿Cómo hemos de descuidar una salvacion tan grande?

En fin, hay varios participantes que aportan datos suficientes como para poder evaluar los hechos, pero si los defensores de la doctrina –no biblica- de salvos siempre salvos no se dan la oportunidad de evaluar desapasionadamente esos aportes, ¿qué coherencia se puede conciliar?

Jesús se pronuncia al respecto,
pero creemos en él
más no le creemos.

El dijo: El que persevere hasta el final sera salvo”. ¿Por qué lo dijo?

Ni Pedro ni los otros apóstoles apuestan por una salvacion sin procurarla.

Ya no te asombres de la paridad de la apuesta, ahora la balanza esta inclinada hacia un lado en particular…

Recuerda, el apóstol dijo: “

No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,
prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil.3.12).

Los de la doctrina salvos siempre salvos, son unos sobrados quienes se creen diferente de este apóstol.

En el Señor,
Efgi.

efgi
05-08-2002, 14:07
Hermanos, refútenle a Juan este aporte que nos legó:

"Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros".

Efgi.

efgi
05-08-2002, 14:09
Para quienes se creen libres de pecado:

"Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida. 17Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte" (1 Juan. 5.16"

Efgi.

Maripaz
05-08-2002, 14:15
Originalmente enviado por: efgi
Para quienes se creen libres de pecado:

"Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida. 17Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte" (1 Juan. 5.16"

Efgi.



y además dice hermano

efgi
05-08-2002, 14:18
Maripaz,
Feliz viaje a Argentina!!!!

Muchos necesitan de tu ayuda, por la situacion de esa nacion.

Te escribire a tu email.

Abrazos,

Efgi.

vilobe42
05-08-2002, 14:40
Lo que yo entiendo por La Palabra de Dios es que el pecado nos libró de la muerte espiritual y dió vida eterna pero si nos puede llevar a la disciplina del Señor en su propósito de que en nuestra vida cotidiana manifestemos lo que somos en la posicion "en Cristo" justos (aplicada su justicia a nosotros) Dios nos ve puestos en Cristo pero si no somos luz y damos testimonio podemos der llevados de éste mundo. El Señor quiere que participemos de su santidad en nuestra vida diaria pero el que dice que no tiene pecado lo hace a El mentiroso, si pecamos de hecho y de omisión y cada día reconocemos que estamos de acuerdo a Dios acerca del pecado y lo confesamos sabiendo que El ya lo llevó sobre la cruz pero que no glorificamos a Dios en muchas ocasiones y nos da tristeza no la del mundo remordimiento sino arrepentimiento.

El pecado nos aleja de su comunión pero y podemos perder el gozo de la salvación no así la salvación.

El verdadero creyende vuelve a Dios o Dios lo disciplina.

Los que comían la cena del Señor sin probarse dice que algunos están enfermos y débiles y otros duermen para no ser condenados con el mundo.

Santiago habla de justificados por la fe y por la obras pero es que acaso no son las obras la evidencia de nuestra vida en Cristo?

Ante el mundo somos justificados por las obras pero ante Dios solo por la justicia de Cristo aplicada a nosotros.

Hechos perfectos para siempre por un solo sacrificio como dice Hebreos.

Esto no nos lleva al lilbertinaje sino a dar gloria a Dios y seguirle sabiendo que estamos en sus benditas manos.

Alabado sea Dios.

efgi
05-08-2002, 15:39
Jesus viene... pronto.

Aunue se demore un tanto más cuando venga se hara evidente su advertenc:

"y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras".

Efgi.

efgi
05-08-2002, 15:43
Vilobe42:

Si es como tu enseñas que "Ante el mundo somos justificados por las obras pero ante Dios solo por la justicia de Cristo aplicada a nosotros", ¿donde dejamos esta advertencia de Jesus, a quien dices seguir segun sus enseñanzas y directrices:

"Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,

y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre;

y le daré la estrella de la mañana. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias"?

Efgi.

efgi
05-08-2002, 15:51
Vilobe 42.

Excusame por este otro aporte, es que sin querer oprimi el boton que no era y -bueno- aqui sigo:

Pienso humildemente que el no entender el contexto de un mensaje biblico nos enfrenta a situaciones como esta:

Tu enseñas: “Hechos perfectos para siempre por un solo sacrificio como dice Hebreos”, pero el israelita escribió, por alguna razón esto:

12No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. 13Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús. 15Así que, todos los que somos perfectos, esto mismo sintamos; y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios. 16Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa”.

Prefiero seguir las instrucciones de Jesús y de sus apóstoles…y de Jesus quien advirtio:

12He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

13Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.

14Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.

15Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira (Apo.22.12).

¿Sabes a quien llama "perros"?

Efgi.

Luis Javier Gil
05-08-2002, 16:02
Seremos pecadores hasta el dia de nuestra muerte, lo que trae como consecuencia de vivir en Cristo Jesus es que cada dia somos menos pecadores, lo que antes nos parecia lo mejor para hacer (ejemplo mio el visitar los casinos) ahora lo desprecio; y las cosas de DIOS que antes me parecian perdida de tiempo ahora las amo en gran manera.

Recordemos lo que dice Hechos 1:8, que recibiremos poder del Espiritu Santo para ser testigos de Cristo, para ser testimonio, eso es lo realmente importante.

Recuereden que Pablo hablaba hacerca de su pecado al decir: Lo que quiero hacer no lo hago y lo que no debo hacer eso hago.

Siempre tendremos el pecado en nosotros y es la batalla que debemos librar dia a dia en arrepentimiento y no en remordimiento, por que llenos de remordimiento estan los que llegan al infierno.

Leanse Daniel 9:13-14, En la oracion de Daniel por su pueblo le pide a Dios en primera instancia que les permita conocer y entender cuales son las causas del pecado por las que estan en ese problema, y no le pide que los saque del problema.

Ese es el mayor problema de nosotros los Cristianos, vivimos pidiendole a Dios que nos saque de los problemas (los cuales cosechamos a causa de nuestro pecado) en vez de clamar en toda oracion y ruego que nos convierta de nuestras maldades, que nos permita vivir haciendo su voluntad y agradandole en todo, ese es un verdadero motivo de oracion no creen?

Bendiciones:corazon:

Siervo Fiel
05-08-2002, 16:30
Originalmente enviado por: efgi
Joven Rogelio:

Judas, a pesar de haber sido unos de los llamados, que hasta sanó, perdió su salvación, y para no ir lejos, Satán fue perfecto en todos sus caminos, hasta que se halló en él maldad y perdió lo que perdió junto con quienes lo siguieron, que no eran ni son despabilados.
__________________________________________________ _
Siervo Fiel:

Perdona mi ignorancia, efgi, ¿en cual versiculo se dice que Judas sanó a alguien?? y en cual dice que fue Salvo?

Por Favor, libro, capitulo y versiculo.
__________________________________________________ _

No entiendo qué es lo que pretenden ustedes, los que de buena fe no quieren reflexionar ni siquiera en las palabras de quien dicen seguir, ni de las personas que Jesús envió para que nos aclararan las cosas, como son sus apóstoles.

Se empecinan en en que salvo siempre es salvo, cuando la misma palabra de Dios, nada más ni nada menos, la Palabra inspirada por Dios, advierte acerca de no ser vencido, de perseverar, de velar, en fin.
__________________________________________________ _
Siervo Fiel:

Lo que pasa efgi, es que, en contraste a tooodos lo versiculos que ud. ha seleccionado para apoyar su doctrina (de perdida de la salvacion), existen muchos, muchisimos otros versículos que contradicen esa postura, que fortalecen todavía más la Seguridad Eterna del Creyente.

Gloria a Dios
__________________________________________________ _

Hablas del “creyente genuino”, como si estuvieras en condiciones de responder por las vidas ajenas y de garantizar la genuinidad del prójimo.

Como si leyeras los corazones y las mentes de los demás.

De ser así, ¿para qué hemos de comparecer al tribunal de Cristo?
__________________________________________________ _
Siervo Fiel:

Yo voy al tribunal de Cristo para recibir por el trabajo que haya realizado aqui al servicio del Señor, no voy a Jucio porque por la gracia y miscericordia de Jesucristo que murio por mi en la cruz, ya he sido juzgado por su justicia y hecho justo delante de Dios Eternamente.

Existe el Juicio del gran Trono Blanco, ahí irán aquellos que rechazaron la obra redentora del Señor Jesucristo y será ejecutada la sentencia contra ellos, dado que en el momento de rechazarla fueron condenados.

"48 El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero." (Juan 12)
__________________________________________________ _

Se nos ha dado la potestad de ser formados hijos de Dios, y esa formación aún no ha terminado. El apóstol habló de proseguir conciente de que aún no había logrado la meta, y eso que era y es apóstol.
__________________________________________________ _
Siervo Fiel:
Estimado efgi, la gran diferencia, es que Pablo proseguía al blanco por las recompensas y no por su Salvacion.

"6 Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. 7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida. "(2 timoteo 4)
__________________________________________________ _

Es evidente que somos hechura suya, creados en Jesús, pero , ¿PARA QUE?

Pues ahí lo tienen al frente: “para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”.

Si verdaderamente ustedes son ya hechura de Dios, creados en Jesús, para BUENAS OBRAS, sean sinceros y muestrense así mismos esas obras.

Muéstrense a sí mismos los talentos en acción.

Quizás estén andando en esas buenas obras, gloria a Dios, pero aún no han llegado hasta el fin…. de sus vidas, y al respecto Jesús advirtió que el que no persevere hasta el fin no será salvo.
__________________________________________________ _
Siervo Fiel

De nuevo, el creyente hace obras por la Fe, mas no obras para Salvacion.

__________________________________________________ _

El mismo Jesús, que advirtió que sus ovejas oyen su voz, que él las conoce y que por ello lo siguen y reciben vida eterna a su lado, es el mismo que un día dirá a muchos: “No os conozco, apartaos de mí hacedores de maldad”.

¿Están ustedes en condiciones de saber quiénes son genuinos creyentes?

No es cierto eso de que las vírgenes que no sean arrebatadas no pertenecen a Cristo.

Cuando se habla de “virgen” se refiere al creyente, que ha nacido de nuevo, que es una nueva criatura, que es formado por el Espíritu Santo, que es considerado VIRGEN, pero que le falta la unción, aunque tenga la lámpara, que es la Palabra de Dios.
__________________________________________________ _
Siervo Fiel:

Se quiebra mucho la cabeza, efgi, queriendo aberiguar quien es o no salvo, dejeme decirle, nunca lo sabra con seguridad, dado que solo Dios ve los corazones, aunque sería de gran ayuda tomar en cuenta la escritura acerca del fruto del Espiritu Santo:

"8 Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, 9 y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. 10 Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego." (Mateo 3)

"22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. 24 Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos." (Galatas 5)
__________________________________________________ _

Qué necesario es que lean bien esa parábola que aclara que todas las diez vírgenes se quedaron dormidas.

Qué justos y perfeccionados se sienten quienes defienden una insana doctrina: la de “salvos siempre salvos”.

El ejemplo que me envías, hermano, aparte de infantil no se compadece de la realidad. Esos son cuentos para neófitos de la escuela dominical.

Dios, siendo nuestro Padre, no tiene a nadie atado a sí mismo. Cada creyente en su alabanza le demuestra su reconocimiento. Mediante ese reconocimiento el creyente demuestra de qué lado está, porque nadie puede servir a dos reyes a la vez.
__________________________________________________ _
Siervo Fiel:

De lo suyo habla, efgi.

__________________________________________________ _

Nos corresponde a cada uno de nosotros demostrarle a nuestro Padre que lo amamos en esa libertad que tenemos.

Fuimos nosotros quienes decidimos seguir a Cristo, como fuimos nosotros quienes decidimos sumergirnos en el agua, y seguirá siendo nuestra decisión permanecer en el camino y perseverar.

Si Dios nos tuviera agarrados, ¿para qué nos juzgaría?

Si hemos de comparecer ante el tribunal de Cristo es por que es nuestra responsabilidad todo lo que hagamos.

Se nos da conocimiento para discernir.

¿Acaso somos ciegos para que nuestro Padre nos lleve de la manito y luego nos juzgue, ¿por qué razones si nos llevó de la mano y todo nos lo hizo?

__________________________________________________ _
Siervo Fiel:

Sin palabras, es lastimoso.

__________________________________________________ _


Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Qué tonto fue ese apóstol, prosiguió a la meta, sin haber entendido que ya estaba salvo.

En el amor de Jesús.
Efgi.
__________________________________________________ _
Siervo Fiel:

La verdad no lo entiendo, primero dice que si se puede perder la salvacion y que eso lo aseguramos mediante las obras y luego ud. dice que Pablo sabia que era salvo?

Exactamente, el prosieguía al blanco porque sabía (como la escritura lo soporta) que la Fe que se dice tener debe producir obras para el servicio al Señor, las cuales seran provadas para obtener galardones en el tirbunal de Cristo. (y no Juicio)

"11 Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego. " (1 CORINTIOS 3)

Dios lo bendiga
Siervo Fiel
:angel:

Modri
05-08-2002, 18:27
Hola Maripaz, Dios te bendiga un monton.

Jovénes sólo decirles a los que optan posición de que la salvación no se pierde o "salvos siempre salvos".

---CUIDADO Y NO CONVIERTAN LA GRACIAS DEL AMOR DE CRISTO, EN DESGRACIA---

Unos de mis puntos es que; los que afirman que la salvación no se pierde, llevan una vida-espíritual suave y liviana. En donde plocaman más derechos que deberes. Ultimamente el evangelio que se predica en estos ultimos tiempos los estan "descaifeinando", díluido de la escencia meramente divina de la Palabra de Dios. Un evangelio lleno de ofertas, y cruces baratas.


¿Quién quiere cruces baratas?... quién [este el el evangelio que hoy predican, solo que lo barnizan de otra manera]



Saludos en el Eterno Amor de Cristo(mí mejor Amigo)


mrodri
Pronto a mudarme a la Nueva Jerusalen.

Son of Epafrodite
06-08-2002, 01:52
Rogelio,
en aras de aportar para edificacion creo conveniente felicitarte por ese aporte que has enviado, con la esperanza de que sea evaluado en su apropiada dimension.

Es mas saludable y se arriesga uno menos, el de tener en cuenta que la salvacion depende de nosotros, en el sentido, de perseverar, de velar, ai como el mismo apostol que siendolo aun asi confeso que no consideraba en sus dias que ya la habia alcanzado y escribio que aun insistia en ello procurandola y temiendo ser eliminado habiendo sido heraldo para otros.

Lo que has comentado acerca de que los religiosos lo tienen todo tan atado, pues, mas conciso no has podido ser. Jesus lo dijo cuando les declaro que no entran ni dejan entrar y encima de eso atacan fieramente. Una dia el Señor les dira "Nunca os conoci. Apartaos de mi hacedores de maldad" .

No perdemos nada con perseverar....ni con velar....ni con tener aceite en nuestras lamparas...ni ser parte de esas 5 virgenes...ni ser redimidos, ni experimentar el gozo de la salvacion, en esa cena y en esas bodas del Cordero, nuestro Esposo. Si eso no es salvacion, ¿que es, entonces, condenacion?

En el amor de Yeshua (Jesus)

Efgi.

(Me contactare con luis grabriel, gracias).

Creo que la tienes tomada con Rogelio, ¿eh?

Ves "Rogelios" por todas partes....


Jajajaja.


Sam

vilobe42
06-08-2002, 04:53
La salvación no se obtiene por obras ni la mantiene estamos hechos en Cristo Jesús para buenas obras y la seguridad de la salvación produce alabanza gratitud y anhelo de una vida de comunión con el Señor en nuestro andar diario, pecamos si en una forma u otra pero anhelamos la vida que refleje más y más el ser conformados a la imagen de Jesucristo y crecer en nuestra vida cristiana.

Les copiaré algo que encontré en un libro que traje de la Biblioteca de la comunidad donde me congrego.

LA DIFERNCIA BASICA ENTRE ROMA Y LA REFORMA


1. La raíz del problema

Cuando un evangélico toma en sus manos un libro como Justificación, de H. Küng, comienza a extrañarse de que se nos llame “Hermanos separados”, pues la tesis de dicho libro, en cuanto atañe al desarrollo del concepto de justificación está de acuerdo con las enseñanzas de la Reforma, al menos a primera vista: Pero este hecho, o este descubrimiento, puede llevarnos a engaño a no ser que demos la debida importancia a ciertos matices que son susceptibles de ambigüedad y que fácilmente pueden pasar desapercibidos. Hay muchos términos que sugieren una aparente coincidencia, pero un análisis más cuidadoso encuentra en ellos diversas acepciones según se maneje el Diccionario de la Iglesia de Roma o el nuestro. Así, pues, podemos encontrarnos con un clérigo o con un laico (es decir, seglar) ilustrado de la Iglesia Católica Romana, y halar que coincidimos en expresiones como “hay un solo Mediador entre Dios y los hombres”. “somos justificados mediante la fe”, “somos salvos de pura gracia”, “Cristo ofreció un solo sacrificio”. Sin darnos cuenta de que dichas expresiones requieren una matización ulterior que ponga en claro las profundas diferencias que todavía nos separan al interpretarlas.
No debemos olvidar que Roma y la Reforma no difieren propiamente en cuando a la doctrina de la redención, sino en cuanto a la aplicación de la Redención.

2 Dos diferentes maneras de concebir la aplicación de la Redención

Roma y la Reforma presentan dos diferentes vías para la aplicación de la Redención: mientras la Reforma propone una aplicación directa, inmediata y personal, colocando al individua cara a cara frente a Dios para recibir la salvación sin intermediarios humanos, sino naciendo de nuevo por el Espíritu, salvo de pura gracia mediante la sola fe en la sangre y enseñado por el Espíritu mediante la Palabra, Roma propone una necesaria mediación de la jerarquía de la Iglesia. Así la Iglesia resulta una institución jerárquicamente organizada que, mediante los sacramentos, engendra y santifica a los hombres (la organización es madre del organismo):la salvación inicial depende de la “regeneración bautismal”; el perdón de los pecados del ya bautizado depende necesariamente de la absolución sacramental; y el mismo mensaje salvador de la Biblia no es 2dogma de fe” mientras no es garantizado por el “magisterio infalible”, de la Iglesia.

La base doctrinal de esas dos diferentes maneras de enfocar la aplicación de la Redención consiste en que Roma y la Reforma sostienen dos diferentes puntos de vista en cuanto a la Encarnación y la Escatología (o doctrina de novísimos o últimas cosas), así como en cuanto a la trascendencia (santidad mayestática) de Dios y en cuanto a la condición de la naturaleza humana después de la caída original.

A) La doctrina católica-Romana declara que:
a) La Iglesia es la continuación de la Encarnación de Jesucristo. Es decir, así como el Verbo de Dios hecho carne llegó así a ser el Mediador entre Dios y los hombres en su visible cuerpo mortal, así también la Iglesia, como mística prolongación de Cristo, viene a ser la única visible mediadora para la aplicación de la salvación hasta que el Señor vuelva. El Vaticano II dice que “la Iglesia es en Cristo como un sacramento” .

Tomado del libro de Francisco Lacueva “CATOLISIMO ROMANO Del curso de formación teológica evangélica. Tomo VII

Dice también sobre lo que enseña la Iglesia católica romana;

d) El hombre cayó se su estado sobrenatural y perdió sus dones preternaturales, pero no sufrió quebrando sustancial en lo que pertenece a la integridad de su pura naturaleza: poder de raciocinio, libre albedrío y todos los medios necesarios para alcanzar el fin natural de su vida. Así, pues, es capaz de disponerse de alguna manera para la justificación, cooperar en acción simultánea con la gracia de Dios y merecen (en estado de gracia) su salvación eterna mediante BUENAS OBRAS.

B) La Reforma. Por su parte, enseña que:

a) La salvación es algo esencialmente personal. Perteneceos a la Iglesia porque somos salvos, no viceversa. El ministerio eclesial no comporta una mediación entre Cristo y los hombres, que transfiera a la jerarquía un carisma institucional por el que “quien escucha a los pastores, escucha a Cristo” sino “embajada de reconciliación” (2”. Corintios 5:20), por la que el ministro de Dios, como Juan el Bautista, apunta hacia el Cordero de Dios, no hacia sí )Juan 1:29). Permaneciendo en un vértice del triángulo, mientras dirige al pecador directamente hacia Cristo, menguando él mismo mientras solo Jesús crece” )Juan 3:30).
b) La Iglesia es juntamente santa y pecadora mientras marcha en peregrinación hacia la patria celestial. Solo la Iglesia escatológica (final, o sea la celestial) será perfectamente santa (Efesios 5<:27: 1” Juan 3:2).
c) Jesucristo nunca pierde su trascendencias (su infinita santidad incomunicable majestad) sobre la Iglesia. El es su Juez tanto como su Salvador (V Apocalipsis, caps. 2-e)- No es la Iglesia la que engendra miembros mediante el Bautismo y la que renueva sus vidas mediante la Penitencia, sino es el Señor el que añade a la Iglesia, una por una a las personas regeneradas y salvas por el espíritu Santo (Véase Hechos 2:41).
d) D La naturaleza humana quedó, en sí misma, íntimamente determinada hacia el mal, de tal manera que no puede percibir las cosas que son de Dios (V.!” Corintios 8:7). Por tanto, el hombre está espiritualmente muerto hasta que es vivificado por el Señor y hecho salvo totalmente gratis, de una vez por todas (V. Efesios 2. 1-10.

------------------------------------------------------------------------------------
Con amor
:corazon:

vilobe42
06-08-2002, 05:01
El tribunal de Cristo como anota Luis Javier y otro hermano que no recuerdo su nombre es para recompensas (las coronas y galardones). La Salvación es obra de Cristo en nosotros por su gracia y misericordia. Es eterna no se pierde. Las buenas obras son fruto de nuestra salvación no le añaden o mantienen o preserva. Glorificamos a Dios y las anhelamos para nuestra vida.

Bendiciones

efgi
06-08-2002, 09:56
Siervo Fiel, por falta de tiempo te contestaré en lo posible una a una aquellas inquietudes que me envias y que pueda obviamente responder.

Siervo Fiel, me preguntas:

Perdona mi ignorancia, efgi, ¿en cual versiculo se dice que Judas sanó a alguien?? y en cual dice que fue Salvo?

Por Favor, libro, capitulo y versiculo.

Respuesta:

Libro: Mateo
Capítulo 10
Versículo: 1

1Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia. 2Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; 3Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo, 4Simón el cananista, y Judas Iscariote, el que también le entregó.

Ojo al último apóstol: y Judas Iscariote, el que también le entregó.

5A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: (Mt. 10.5-15).

Exactamente dije: PERDIO SU SALVACION al traicionar a Jesús porque de no haberlo hecho aún estaría con sus once excompañeros y no lo habría reemplazado, por medio de la suerte, Matías.

Efgi.

efgi
06-08-2002, 10:19
Siervo fiel:

Escribí:

No entiendo qué es lo que pretenden ustedes, los que de buena fe no quieren reflexionar ni siquiera en las palabras de quien dicen seguir, ni de las personas que Jesús envió para que nos aclararan las cosas, como son sus apóstoles.

Se empecinan en en que salvo siempre es salvo, cuando la misma palabra de Dios, nada más ni nada menos, la Palabra inspirada por Dios, advierte acerca de no ser vencido, de perseverar, de velar, en fin.
__________________________________________________
_
Siervo Fiel, contestas:

Lo que pasa efgi, es que, en contraste a tooodos lo versiculos que ud. ha seleccionado para apoyar su doctrina (de perdida de la salvacion), existen muchos, muchisimos otros versículos que contradicen esa postura, que fortalecen todavía más la Seguridad Eterna del Creyente.

Gloria a Dios.

Efgi responde:

No, mi querido hermano. No confunda los hechos, los aportes seleccionados por mi forman parte integral de la DOCTRINA y no están allí fuera de la inspiración de quien se le atribuye.

Si toda la Escritura es inspirada por Dios, es toda, y no está sujeta a ser manipulada o mutilada a criterio de la comodidad de cada quien.

Evidentemente existen muchísimos otros versículos que nos hablan de la salvación, como carta magna, pero ninguno de ellos ME CONTRADICEN, porque yo no los escribí y quienes escribieron esos aportes que he seleccionado son parte integral del equipo de seguidores seleccionados, escogidos, por quien sigues y jamás olvides lo que está escrito en Ef. 2.20=

“edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu”.

Ninguno ME CONTRADICE, repito, porque quien contradice a los salvos siempre salvos son Jesús a la cabeza y luego sus apóstoles.

Esa postura que me atribuyes declínasela a quienes escribieron esas advertencias que ustedes con tanta irresponsabilidad desdeñan.

También hablas de una doctrina, la supuesta SEGURIDAD ETERNA DEL CREYENTE, y ojalá puedas sustentarla sin confundir la salvación con la seguridad eterna que sería, para el caso, vivir eternamente con Jesús, como resultado de haber sido salvos.

Esa tal SEGURIDAD ETERNA la comprobarás cuando hayas sido arrebatado, que estés delante de Jesús allá arriba en la Nueva Jerusalem, que recibas tus galardones y que regreses como Esposa del Mesías a la tierra.

Mientras tanto procura perseverar hasta el fin recordando la frase de quien dices seguir:

“Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre;

mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mt. 10.22)

Palabras de Jesús, quien contradice a la doctrina “salvos siempre salvos”:

y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.

Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.


Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin”. (Mt. 24.12, Mr. 13. 13).

Contradíganle a Jesús, no a mí. Pero si se siente a gusto contradiciendo lo que aporto como si fuera mi autoría, pues, qué honor, y que oportunidad me darían para decirles que actuen con sensatez considerando toda la doctrina en su empaque integral.

Prefiero seguir a Jesús, creer en él y CREERLE !

Muchos creen en Dios y en Jesús, pero no les creen.

El dijo: “Muchos procurarán entrar y no podrán”.

No nos engañemos a nosotros mismos…

Efgi.
En su amor.

efgi
06-08-2002, 11:27
Siervo Fiel.

Un cordial saludo y te felicito, si me permites, por tu intervención.

A tu aporte me permito, siempre en el amor de Jesús, decirte que me dejas anonadado con la doctrina que predicas sobre el tribunal de Cristo.

Sabes qué es un tribunal, ¿verdad? ¿Desde cuándo los galardones se reciben en un tribunal?

“12Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos” (Mt. 5.12).

¿Crees que Jesús recibirá a su Virgen, a su Esposa, allá arriba donde celebrará sus bodas, para PRECISAMENTE afectarla con un tribunal?

¿Para qué es un tribunal y qué sentido tiene que todos los creyentes comparezcamos ante ese tribunal, si es como tu predicas, que “no vas a Juicio porque por la gracia y misericordia de Jesucristo que murió por ti en la cruz, ya has sido juzgado por su justicia y hecho justo delante de Dios”.

¿Dónde dice eso?

Al respecto está escrito:

”Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. 11Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo. 12Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, 13la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. 14Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. 15Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego” (1Cor.3.10).

Mientras tu crees lo que me comentas, dos apóstoles, señores apóstoles, Pablo y Timoteo, te llevan la contraria:

“No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”.

También enseñas que “Existe el Juicio del gran Trono Blanco, ahí irán aquellos que rechazaron la obra redentora del Señor Jesucristo y será ejecutada la sentencia contra ellos, dado que en el momento de rechazarla fueron condenados”.

Compara tu doctrina con lo que está escrito en Apo. 20.11-15, en especial al último versículo, el cual aclara: “Y el que no se halló inscrito….” Ahora, pregúntate frente a Romanos 2. 14-15, ¿qué pasará con aquellos que SI fueron hallados inscritos?

¿Sabes cuanta gente no ha recibido el mensaje de la salvación por miles de razones?

¿Los condenarás tu? (Ro. 2. 14-15).


Escribí:

Se nos ha dado la potestad de ser formados hijos de Dios, y esa formación aún no ha terminado. El apóstol habló de proseguir conciente de que aún no había logrado la meta, y eso que era y es apóstol.

Pero tu enseñas que “la gran diferencia, es que Pablo proseguía al blanco por las recompensas y no por su Salvacion”.

Vaya, falló Jesús al escoger a este israelita especialmente elegido para llevarle el mensaje a los gentiles.

¿Acaso no sabes que la recompensa magna es precisamente la salvación? Esa es la “corona de justicia”, la salvación.

Dices que “el creyente hace obras por la Fe, mas no obras para Salvacion”.

Las obras que el creyente hace son aquellas que Dios preparó para que andiviesemos en ellas. Si es como tu dices què hacemos con las advertencias acerca de los talentos y de las minas? (Mt. 25.14-30).

¿Por qué termina diciendo: “29Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado. 30Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.”?

Y, ¿al apóstol santiago, hermano de Jesús, también le refutarás ese día? 14Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? 15Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.
18Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta?

Por otra parte, te equivocas al cambiar los papeles, no soy quien se quiebra mucho ni nada la cabeza queriendo averiguar lo que te pregunto a ti y a quienes no tienen en cuenta la doctrina integral de Jesús: ¿Están ustedes en condiciones de saber quiénes son genuinos creyentes?

La pregunta te la hice porque hablas de “genuinos creyentes”. Ahora tu mismo dices que eso “nunca lo sabré con seguridad”. Pues esa respuesta es para ti, que predicas de genuinos creyentes.

Parece que enseñas y te distraes después, porque esa respuesta que aportas es pa ti mismo, toda vez que no veo en las Escrituras nada parecido a “genuinos creyentes”.

Lastimoso para ti que predicas una doctrina que ni la misma Palabra de dios te respalda.

No soy quien dice que la salvación se puede perder. No escribí la carta a LOS HEBREOS.

Allí dice: “1Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. 2Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución,

¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?

La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, 4testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad”.

Efgi.

efgi
06-08-2002, 16:42
Apreciado SAM, que vergüenza que parezca que la tengo tomada con Rogelio. Obviamente no es así y así me parece que lo entiendes, a juzgar por tu buen humor.
No ha lugar para esas posiciones de mi parte, por el contrario, hermanos como Rogelio es que necesitamos, que le pongan pimienta a los debates.
Valga la ocasión para decir que lo admiro.

Efgi.

efgi
06-08-2002, 16:43
Virginia.

Un tribunal no es para recompensar, eso es más que obvio. Los galardones y las coronas se reciben en las bodas del Cordero. La salvación obra en nosotros por la gracia de Jesús, pero nos la tenemos que ganar. Por lo menos eso dice la BIBLIA: “22Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”, dijo Jesús, a quien dices seguir.

“42Cuando salieron ellos de la sinagoga de los judíos, los gentiles les rogaron que el siguiente día de reposo* les hablasen de estas cosas. 43Y despedida la congregación, muchos de los judíos y de los prosélitos piadosos siguieron a Pablo y a Bernabé, quienes hablándoles, les persuadían a que perseverasen en la gracia de Dios” (Hech. 13.42).

“7vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad” (Ro. 2.7).

“2Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias” (Col.4.2).

“25Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace”. (Stg. 1.25)

“….y persevera en ella………..”.

La fe sin obras es muerta
14Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? 15Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.
18Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 21¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 22¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? 23Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 24Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. 25Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? 26Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta” (Stg. 2.14).

Es obvio y cae por su peso que la salvación es eterna, pero a partir del arrebatamiento. Es evidente que las buenas obras son fruto de la salvación, por ello antes aporté la posición del apóstol Santiago y traigo a colación las advertencias de Jesús respecto de los talentos y de las minas.

En Jesús,
Efgi.

efgi
06-08-2002, 16:48
Cuán interesante será oír la voz de Jesús. Qué suerte tienen quienes en estos tiempos la oyen. Hay gente que acostumbra a escudarse en la frase: “El Señor me ha dicho” para asegurar cosas que les nacen y para ser escuchadas usan el nombre del Altísimo. Tomar una aclaración magna y hacerla particular es asunto para analizar. En términos generales todos los creyentes somos ovejas de Jesús (los hay que son ovejas particulares de los pastores denominacionales…sobre todo donde se da la “pastorlatría”…). No obstante todos somos ovejas de Jesús, aun así no todos oímos o no todos oyen la voz de Jesús. Los evangélicos contra los que no los son. Todos contra los adventistas o contra los Testigos de Jehová. Entre iglesias evangélicas suelen haber discordias. Cuando hay celos, discusiones, chismes, disensiones y todas esas formas de actuar tan carnales, pues, difícilmente se puede “oír” la voz de Jesús. Realidad que no ha variado desde aquellos días cuando el apóstol lo censuró:
“1De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, 3porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres? 4Porque diciendo el uno: Yo ciertamente soy de Pablo; y el otro: Yo soy de Apolos, ¿no sois carnales?
5¿Qué, pues, es Pablo, y qué es Apolos? Servidores por medio de los cuales habéis creído; y eso según lo que a cada uno concedió el Señor. 6Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios. 7Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento. 8Y el que planta y el que riega son una misma cosa; aunque cada uno recibirá su recompensa conforme a su labor. 9Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios” (1ªCor.3).
El mal ejemplo lo dan muchos líderes cristianos que desacreditan a otros líderes, argumentando que no son ungidos, que son “piratas”, que no han sido “ordenados”, en fin. Otros predican el evangelio de la prosperidad para sacarle dinero a las “ovejas”. Los hay que sopesan la bendición en lo material y en lo financiero, que están más pendientes de los diezmos y de las ofrendas que en la labor humanitaria, otro en fin…con razón ese día Jesús los llamará “hacedores de maldad”, desconociéndolos como sus ovejas, a pesar de haber hecho muchos milagros, de haber sacado demonios y de haber profetizado. Con razón lo advirtió el Maestro: “Muchos procurarán entrar y no podrán”.

Es apenas obvio que si Jesús ese día les contestará que no los conoce porque son hacedores de maldad. Lo que menos se espera de estos rechazados, que se creían ovejas de Jesús y que incluso dirán que oían su voz, es que puedan seguir a Jesús y por ende reciban vida eterna a su lado. Es obvio que para ellos no es la promesa: “no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano”.

No habrá necesidad de que sean arrebatados de su mano quienes él mismo desconocerá llamándolos “hacedores de maldad”….

El asunto es comprender cuándo y por qué razón Jesús dio esa aclaración eminentemente vinculada a sus apóstoles primarios, los doce, y también a todos aquellos a quienes llamó apóstoles (palabra griega que no usó, por supuesto, sino “enviados”).

Tomar a criterio particular o denominacional una aclaración dada a quienes Jesús increpó, no deja de ser un equívoco, toda vez que el contexto se dio en un ambiente focalizado: Se celebraba en Jerusalén la fiesta de la dedicación. Era invierno, 23y Jesús andaba en el templo por el pórtico de Salomón. 24Y le rodearon los judíos y le dijeron: ¿Hasta cuándo nos turbarás el alma? Si tú eres el Mesías (en griego Jristós), dínoslo abiertamente. 25Jesús les respondió: Os lo he dicho, y no creéis; las obras que yo hago en nombre de mi Padre, ellas dan testimonio de mí; 26pero vosotros no creéis, porque no sois de mis ovejas, como os he dicho”. Con base en esa aclaración Jesús les hizo ver quiénes sí eran sus “ovejas”:
27Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30Yo y el Padre uno somos”.
Una de ellas fue Judas “Iscariote” (Varón de Chariot) y se perdió, para que se cumpliese la Escritura. Enfrentarse a un costumbrismo no es fácil, pero tampoco por ello hay que acobardarse. Así como muchos católicos, Testigos de Jehová y Adventistas se resienten cuando los “evangélicos” les hacen ver errores doctrinales, también muchos “evangélicos” reaccionan en defensa de lo que creen cuando alguien les mueve el piso aún con las Escrituras iluminándolos. Cada quien sale en defensa de su creencia. Reflexionar sobre un postulado equivocado es de sabios.
En esta aclaración: ““Mis ovejas OYEN mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. Yo y el Padre uno somos” (Juan 10:27-30)” se refirió Jesús a quienes mencionó en su oración a su Padre:
6He manifestado tu nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los diste, y han guardado tu palabra. 7Ahora han conocido que todas las cosas que me has dado, proceden de ti; 8porque las palabras que me diste, les he dado; y ellos las recibieron, y han conocido verdaderamente que salí de ti, y han creído que tú me enviaste. 9Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son, 10y todo lo mío es tuyo, y lo tuyo mío; y he sido glorificado en ellos. 11Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. 12Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese. 13Pero ahora voy a ti; y hablo esto en el mundo, para que tengan mi gozo cumplido en sí mismos. 14Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 15No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. 16No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. 17Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. 18Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo. 19Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad”.
Los que hemos creído en el mensaje, “el reino de Dios se ha acercado”, lo hemos hecho por Jesús y por ellos, por quienes oró Jesús, y lo hemos hecho por decisión propia y no porque fuimos dados por el Padre a Jesús. Así que esa aclaración que el hermano considera una enseñanza “inquebrantable, fiel y verdadera” no compete a quienes no hemos sido dados a Jesús por parte del Padre.
Queda por despejar, quién oye verdaderamente la voz de Jesús. ¿Qué les dice Jesús? Eso de que él nos conoce es cierto, pero se enfrenta el hecho a ser reconocidos por Jesús para los eventos de arrebatamiento, porque claro está advertido que 5 virgenes se quedarán por faltarles aceite a sus lámparas.
Si el hermano habla de exhortación cristiana, entonces le sería aconsejable averiguar el significado de exhortar, si considera que todo está consumado para el creyente y por lo tanto es salvo, a extremos de ilegitimar la parábola de las 10 vírgenes y las palabras de Jesús cuando advirtió que no todo quien le dice Señor, Señor entrará al reino de los cielos.
Eso de que seguimos a Jesús es asunto para analizar con base a la vida de cada quien, porque seguirlo tiene su precio y su sacrificio (Lc. 14.25-33).
Aún no hemos entrado en la vida eterna, ni para salvación ni para condenación.
Todas las bendiciones hay que ganarlas… a pulso. Hay que correr la carrera…hay que perseverar, por lo menos eso es lo que enseñan quienes son apóstoles de Jesús…
El hermano Rogelio, a quien admiro por su tesón al participar en este foro, insiste en “la abundante y buena exhortación que hay en toda la Escritura” sin mediar quizás en lo que le significa exhortación y para qué se necesita, si todo está dado.
En Yeshua (Jesús)
Efgi.

Siervo Fiel
06-08-2002, 19:24
Estimado efgi:

Dios le bendiga mucho, y nos dé sabiduria para corregir nuestro errores antes de morir.

Ud. siga enseñando la Salvacion por obras y yo seguire enseñando la Salvacion por Gracia.

:angel:

La Perseverancia de los Santos (Salvación Eterna)

"24 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida." Juan 5:24

La Perseverancia de los santos.

"Son realmente creyentes solamente aquellos que perseveran hasta el fin; que su perseverante adhesión a Cristo es la gran marea que distingue a los verdaderos creyentes de los profesantes superficiales; que una providencia especial vigila por su bienestar; y que los tales son guardados por el poder de Dios por la fe que conduce hacia la salvación eterna".

I.La salvación es por gracia, no por obras, entonces no puede perderse.

Efesios 2:8-9.
8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.

El decir que uno puede perder la salvación es decir que la salvación depende de las obras de uno. Podríamos decir en el cielo. "Mírame, fui fiel veinte años en el Señor". Eso sería gloriarse y la Biblia dice "no por obras para que nadie se gloríe".

La salvación no depende de las obras pasadas, presentes o futuras. Depende de la gracia (el favor inmerecido) de Dios.

Romanos 4:1-8. El hombre gana un lugar en el infierno por sus obras. Romanos 6:23; Apocalipsis 20:12-15. Pero el hombre no puede "ganar" un lugar en el cielo. La única forma en que uno puede ir al cielo es por la gracia de Dios.

II. El creyente fue salvo por la obra de Dios, y no puede perderse:

A. Dios el Padre nos escogió.

Efesios 1:4-5 ,”según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad”

Romanos 8:29. “Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.”

Noten que la base de escogernos era su previo conocimiento que íbamos a aceptar a Cristo como Salvador personal.

B. Dios el Hijo nos redimió.

Efesios 1:7 “en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia”

Hebreos 9:12. “y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención.”

Cristo nos ha comprado y pertenecemos a él.

C. Dios el Espíritu Santo nos selló.

Efesios 1:13 “En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa”

Efesios 4:30. “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención”

Noten que este sello es "hasta el día de la redención" - hasta el día en que la propiedad comprada por Cristo esté en presencia del que lo compró. Dios no se equivoca al decir que el pecador que se arrepiente es salvo para siempre.

III. La Obra de Jesucristo como mediador nos garantiza la salvación eterna:

A. Durante su ministerio aquí en la tierra, Cristo prometió:

1.- Juan 6:37 - que no nos echaría fuera de su familia por ninguna causa.
“Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera”

2.- Juan 10:27-29 – “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre.”

Dice que tenemos "Vida Eterna". ¿Puede acaso terminar algo que es eterno? También dijo que "no perecerán jamás". Eso quiere decir que ni hoy, ni mañana, ni en cualquier otro día podrá el creyente perder su salvación. También dijo: "ni nadie las arrebatará de mi mano". Eso quiere decir que ni el Diablo mismo puede quitar - o arrebatar - la salvación.

B. Ahora, en el Cielo, Cristo es nuestro abogado DÍA Y NOCHE. Él intercede constantemente por nosotros - I Jn. 2:1. El decir que uno puede perder la salvación es decir que Cristo como intercesor no tiene poder.

IV. El pecado mismo no puede hacer que el cristiano pierda la salvación:

A. Jesucristo ya pagó la pena de todos nuestros pecados - presentes, pasados, y futuros. Todos nuestros pecados eran en el tiempo "futuro" cuando Cristo murió.

1a de Juan 2:2. “Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo”

B. Cuando el cristiano peca, ofende a su Padre Celestial, y la comunión entre ellos se pierde, pero no el parentesco. Noten

1a Corintios 5:5. “el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús”

C. Cuando el cristiano peca, Dios el Padre lo va a castigar –
Hebreos 12:5-7 y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo:
Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor,
Ni desmayes cuando eres reprendido por él;
6 Porque el Señor al que ama, disciplina,
Y azota a todo el que recibe por hijo.
7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque
¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?

Hebreos 12:11 “Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados. “

Pero no lo juzgará, puesto que ya ha sido juzgado su pecado en Cristo.

Rom. 8:33-34. “¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.”

Dios puede usar sufrimiento, tristeza, y aún la muerte del cuerpo para disciplinar a sus hijos.

Noten: El cristiano puede cometer actos de pecado, pero no puede vivir una vida continua en el pecado. Si lo hace, es señal que jamás ha nacido de nuevo.

Dios le Bendiga
Siervo Fiel
:angel:

efgi
06-08-2002, 19:50
Siervo Fiel.

hermano, yo no enseño nada. Cada quien que evalúe de quien viene el mensaje o la enseñanza.

Hay que distinguir las obras que no salvan, aquellas que tenían que ver con las 613 ordenanzas, llamadas la ley de Moisés, abolidas en la cruz, con las obras que Dios preparó de antemano para que anduviesemos en ellas.

Espero que ese día cuando estés plantado frente a Jesús le digas qué hiciste con los talentos que te dio.

Santiago es a quien debes increpar, porque él escribió:

"Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.

Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.

Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace".

"....y persevera en ella...."

Yo no escribí esta advertencia, como tampoco la que te aporto a continuación:

"Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?

Siervo Fiel, contestale al apóstol esa anterior pregunta.

Tu tienes Fe, hermano Siervo Fiel, pero niegas las obras y me quieres inculpar de algo que no escribí. Enfílala contra este apóstol, no contra mi!

Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día,
y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?

Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.

Siervo Fiel, es el apóstol de Jesús, no un enviado de Satanás quien escribió esto para ti y para todos: "la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma".

Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras.

Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.

Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.

¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta?

Siervo Fiel, me parece que esta frase te la envia el apóstol, ¿podrás enfrentarla ese día cuando te la hagan presonalmente?


"la fe sin obras es muerta".

¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?

Siervo Fiel: "¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras?".

Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.

Siervo Fiel: ¿Quiéres ser llamado "amigo de Dios"?

Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe.

Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino?

Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta".

Y ahora, mi caro hermano, ¿qué le refutarás a quien dices seguir?


"He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.


Siervo fiel: Escrito está que

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarg:uir, para corregir, para instruir en justicia,
a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra".

¿Para qué?


"a fin de que el hombre de Dios sea perfecto,

enteramente preparado

para toda buena

obra".

Permíteme repetirlo, para tu bien.


"...para toda buena obra".

Amén.

Efgi.

Son of Epafrodite
06-08-2002, 22:54
Hola, Egfi,

Jejeje.
No, no has entendido.

Mira a quién diriges este mensaje de respuesta, y quién escribió el mensaje al que estás contestando.


--------------------------------------------------------------------------------
Rogelio,
en aras de aportar para edificacion creo conveniente felicitarte por ese aporte que has enviado, con la esperanza de que sea evaluado en su apropiada dimension.

Es mas saludable y se arriesga uno menos, el de tener en cuenta que la salvacion depende de nosotros, en el sentido, de perseverar, de velar, ai como el mismo apostol que siendolo aun asi confeso que no consideraba en sus dias que ya la habia alcanzado y escribio que aun insistia en ello procurandola y temiendo ser eliminado habiendo sido heraldo para otros.

Lo que has comentado acerca de que los religiosos lo tienen todo tan atado, pues, mas conciso no has podido ser. Jesus lo dijo cuando les declaro que no entran ni dejan entrar y encima de eso atacan fieramente. Una dia el Señor les dira "Nunca os conoci. Apartaos de mi hacedores de maldad" .

No perdemos nada con perseverar....ni con velar....ni con tener aceite en nuestras lamparas...ni ser parte de esas 5 virgenes...ni ser redimidos, ni experimentar el gozo de la salvacion, en esa cena y en esas bodas del Cordero, nuestro Esposo. Si eso no es salvacion, ¿que es, entonces, condenacion?

En el amor de Yeshua (Jesus)

Efgi.

(Me contactare con luis grabriel, gracias).
--------------------------------------------------------------------------------



¿Entiendes ahora?

DTS,

PD: por supuesto que Rogelio es admirable... no seré yo quien lo niegue.

Siervo Fiel
07-08-2002, 01:32
Originalmente enviado por: efgi
Siervo Fiel.

hermano, yo no enseño nada. Cada quien que evalúe de quien viene el mensaje o la enseñanza.

Hay que distinguir las obras que no salvan, aquellas que tenían que ver con las 613 ordenanzas, llamadas la ley de Moisés, abolidas en la cruz, con las obras que Dios preparó de antemano para que anduviesemos en ellas.

Espero que ese día cuando estés plantado frente a Jesús le digas qué hiciste con los talentos que te dio.
__________________________________________________ __
Siervo Fiel dice:

Yo tambien deseo de corazon que nos veamos alla en el Tribunal de Jesucristo y sobre si usé o no los talentos pues...Él hará lo que tenga que hacer conmigo.
__________________________________________________ __

Santiago es a quien debes increpar, porque él escribió:

"Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.
Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural.
Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.
Mas el que mira atentamente en la perfecta ley, la de la libertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo, sino hacedor de la obra, éste será bienaventurado en lo que hace".
"....y persevera en ella...."
Yo no escribí esta advertencia, como tampoco la que te aporto a continuación:
"Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?

Siervo Fiel, contestale al apóstol esa anterior pregunta.
__________________________________________________ __
Siervo Fiel contesta:

La Salvacion por Gracia no es soló tener Fé, sino evidenciarla con obras, pero sólo y unicamente despues de ser Salvo, puesto que por la Fé somos Justificados.

"1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; 2 por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios." (ROMANOS 5)

__________________________________________________ __

Tu tienes Fe, hermano Siervo Fiel, pero niegas las obras y me quieres inculpar de algo que no escribí. Enfílala contra este apóstol, no contra mi!

Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día,
y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?
Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.
Siervo Fiel, es el apóstol de Jesús, no un enviado de Satanás quien escribió esto para ti y para todos: "la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma".
Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras.
Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.
Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan.
¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta?

Siervo Fiel, me parece que esta frase te la envia el apóstol, ¿podrás enfrentarla ese día cuando te la hagan presonalmente?

"la fe sin obras es muerta".
__________________________________________________ __
Siervo Fiel dice:

¡Yo no no niego las obras que provienen de Fé, niego las obras para Salvacion!

Sobre su pregunta:

¿podrás enfrentarla ese día cuando te la hagan presonalmente?

amen
__________________________________________________ __

¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?
Siervo Fiel: "¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras?".
Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.
Siervo Fiel: ¿Quiéres ser llamado "amigo de Dios"?
Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe.
Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino?
Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta".
Y ahora, mi caro hermano, ¿qué le refutarás a quien dices seguir?
__________________________________________________ __
Siervo Fiel dice:

Y dale con las Obras!
__________________________________________________ __

"He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.
__________________________________________________ __
Siervo Fiel dice:

Aqui no dice Obras para salvación, sino obras a partir de la Fé. Esto porque habla de recompensas
__________________________________________________ __

Siervo fiel: Escrito está que
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarg:uir, para corregir, para instruir en justicia,
a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra".
¿Para qué?
"a fin de que el hombre de Dios sea perfecto,
enteramente preparado
para toda buena
obra".
Permíteme repetirlo, para tu bien.

"...para toda buena obra".

Amén.

Efgi.
__________________________________________________ __
Siervo Fiel dice:

Aqui esta el meollo del asunto, esque Ud. es Perfecto verdad??

Perdon por mi imprudencia :D

__________________________________________________ __

"4 porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree. "

Dios le bendiga
Siervo Fiel
:angel:

Thin
07-08-2002, 04:01
Insisto: ADAN Y EVA muestran que la salvacion si se puede perder.

Bendiciones
Thin

vilobe42
07-08-2002, 04:18
Al fin te respondo

Estimado Jetonius:

Perdona que no te contesté en la forma que tú haces pues la técnica se me hace difícil al tú haber contestados por partes al artículo de la hermana Rocío y a lo que tú a la vez contestabas.

Lo incluí porque lo vi con sitas Bíblicas en su contenido muy de acuerdo al tema de la mezcla de los dos pactos.

Yo leo y medito en el Antigua Testamento es Palabra de Dios profetiza sobre Cristo fue a manera de ayo para llevarnos a Cristo.

Pablo al escribir a los Gálatas es claro en decirles “De Cristo os deslizasteis, lo que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. v.4 y en el v. 10 dice “ yo confío respecto a vosotros en el Señor, que no pensaréis de otro modo; más el que os perturba llevará la sentencia, quien quieras que sea.

En Hebreos enfatiza Pablo inspirado por el Espíritu Santo sobre la superioridad de Cristo mediador de un nuevo pacto. En el capitulo 8:6-7 dice “ pero tanto menor ministro es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas.
Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo.”

Mas adelante dice en el v. 13 “Al decir Nuevo Pacto, ha dado por viejo el primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer”.

En Gálatas se no dice “si hijos de Abraham por la fe, no por obra. Galatas4:21 al 31 es importante leerlo y meditarlo. Habla que el hijo de la esclava y el hijo de la libre como una alegoría. Estas dos mujeres representa 2 pactos uno proviene del Monte Sinaí dice luego que la Jerusalén de arriba es madre de todos nosotros es libre.

“Estad firmes pues en la libertad con que Cristo nos hizo libres y no estéis sujetos otra vez al yugo de la esclavitud.

Había un santuario terrenal con sus partes y ordenanzas de culto, sacrificios que había que repetir pero Jesucristo entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo habiendo obtenido eterna redención.

En 1 Corintios 1:23 Pablo nos dice que recibió del Señor el hacer en memoria de El bebiendo de la copa y el comiendo el pan partido en memoria de El anunciando la muerte del Señor hasta que venga.

En la cruz su cuerpo partido cargó con el pecado de los que el Padre le dio y entregó su espíritu. Y he aquí que el velo del templo se rasgo en dos...

En Hebreos nos habla de una sola ofrenda o sacrificio que hizo perfectos a los santificados (la justicia de Cristo aplicada al salvo) y en Hebreos 10 19 “Así hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que El nos abrió a través del velo, esto es de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios.”

Después dice que nos estimulemos al amor y alas buenas obras; las buenas obras que el preparó de antemano. Las buenas obras no nos salvan ni mantienen nuestra salvación que no es por obras para que nadie se gloríe.( Ef. 2:8)

En el 7 “Sacrificio y ofrenda no quisiste; más me preparaste cuerpo. Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios para hacer tu voluntad, como en el rollo del libro está escrito de mí.

Luego sita el libro sobre esta profecía y en e v.8 y 9.

Otro punto:
Estoy de acuerdo con las iglesias locales en casas o en otros lugares y misiones que levantan iglesias locales, pero si creo que la iglesia aunque tenga un nombre es ante todo un organismo vivo cuya cabeza es cristo y al congregarnos recibimos y damos y adoramos al Señor en espíritu y verdad. Donde además de recibir leche aprendamos a comer alimento sólido, y podamos ejercitar los dones en amor.

Tenemos un cuerpo mortal que resucitará o será trasformado y esperamos la redención de nuestro cuerpo. Llamados a morir a las obras de la carne y a andar en vida nueva conforme a la posición en cristo de Nuevas Criaturas. Nuestro espíritu vivo ya no muerto en delitos y pecados y separados por Dios, pero justos en Cristo que pecamos, haríamos a Dios mentiroso si decimos que no pecamos. Abogado tenemos delante del Padre.

Anhelamos la santidad en nuestro andar.

Nuestro ser todo rinde culto a Dios, pero ante todo lo adoramos en espíritu y verdad porque El es Espíritu. Vivos espiritualmente podemos relacionarnos con Dios.

La ley de Cristo en nuestros corazones, su Palabra, el sermón del monte, y las enseñanzas y exhortaciones para vivir la vida cristiana que Dios nos dejó en el evangelio y epístolas. Sobre todo lo que Cristo dijo que sus mandamientos se resumían en uno “amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo” amar es no matar pero también es no desear el mal del otro. No adulterar de hecho y de pensamiento o deseo. Tenemos los medios que Dios nos da para nuestro crecimiento espiritual y ejercicio de buenas obras.
Que traen recompensa o coronas y galardones pero no dieron ni dan nuestra salvación dada solamente en Cristo.
Como es aplicada esta salvación, si vemos diferencias en el modo y que el Señor sea el que nos de sabiduría sabiendo que el Espíritu nos guía a toda verdad porque el no se exalta así mismo sino a Cristo y tomará de lo de El.

En el amor de Cristo Jesús

vilobe42
07-08-2002, 05:13
Originalmente enviado por: vilobe42
Al fin te respondo

Estimado Jetonius:

Perdona que no te contesté en la forma que tú haces pues la técnica se me hace difícil al tú haber contestados por partes al artículo de la hermana Rocío y a lo que tú a la vez contestabas.

Lo incluí porque lo vi con sitas Bíblicas en su contenido muy de acuerdo al tema de la mezcla de los dos pactos.

Yo leo y medito en el Antigua Testamento es Palabra de Dios profetiza sobre Cristo fue a manera de ayo para llevarnos a Cristo.

Pablo al escribir a los Gálatas es claro en decirles “De Cristo os desligasteis, lo que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído. v.4 y en el v. 10 dice “ yo confío respecto a vosotros en el Señor, que no pensaréis de otro modo; más el que os perturba llevará la sentencia, quien quieras que sea.

En Hebreos enfatiza Pablo inspirado por el Espíritu Santo sobre la superioridad de Cristo mediador de un nuevo pacto. En el capitulo 8:6-7 dice “ pero tanto menor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas.
Porque si aquel primero hubiera sido sin defecto, ciertamente no se hubiera procurado lugar para el segundo.”

Mas adelante dice en el v. 13 “Al decir Nuevo Pacto, ha dado por viejo el primero; y lo que se da por viejo y se envejece, está próximo a desaparecer”.

En Gálatas se no dice “si hijos de Abraham por la fe, no por obras. Galatas4:21 al 31 es importante leerlo y meditarlo. Habla que el hijo de la esclava y el hijo de la libre como una alegoría. Estas dos mujeres representa 2 pactos uno proviene del Monte Sinaí dice luego que la Jerusalén de arriba es madre de todos nosotros, es libre.

“Estad firmes pues en la libertad con que Cristo nos hizo libres y no estéis sujetos otra vez al yugo de la esclavitud.

Había un santuario terrenal con sus partes y ordenanzas de culto, sacrificios que había que repetir pero Jesucristo entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo habiendo obtenido eterna redención.

En 1 Corintios 1:23 Pablo nos dice que recibió del Señor el hacer en memoria de El bebiendo de la copa y el comiendo el pan partido en memoria de El anunciando la muerte del Señor hasta que venga.

En la cruz su cuerpo partido cargó con el pecado de los que el Padre le dio y entregó su espíritu. Y he aquí que el velo del templo se rasgo en dos...

En Hebreos nos habla de una sola ofrenda o sacrificio que hizo perfectos a los santificados (la justicia de Cristo aplicada al salvo) y en Hebreos 10 19 “Así hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que El nos abrió a través del velo, esto es de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios.”

Después dice que nos estimulemos al amor y alas buenas obras; las buenas obras que el preparó de antemano. Las buenas obras no nos salvan ni mantienen nuestra salvación que no es por obras para que nadie se gloríe.( Ef. 2:8)

En el 7 “Sacrificio y ofrenda no quisiste; más me preparaste cuerpo. Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios para hacer tu voluntad, como en el rollo del libro está escrito de mí.

Luego sita el libro sobre esta profecía y en e v.8 y 9.

Otro punto:
Estoy de acuerdo con las iglesias locales en casas o en otros lugares y misiones que levantan iglesias locales, pero si creo que la iglesia aunque tenga un nombre es ante todo un organismo vivo cuya cabeza es cristo y al congregarnos recibimos y damos y adoramos al Señor en espíritu y verdad. Donde además de recibir leche aprendamos a comer alimento sólido, y podamos ejercitar los dones en amor.

Tenemos un cuerpo mortal que resucitará o será trasformado y esperamos la redención de nuestro cuerpo. Llamados a morir a las obras de la carne y a andar en vida nueva conforme a la posición en cristo de Nuevas Criaturas. Nuestro espíritu vivo ya no muerto en delitos y pecados y separados por Dios, pero justos en Cristo que pecamos, haríamos a Dios mentiroso si decimos que no pecamos. Abogado tenemos delante del Padre.

Anhelamos la santidad en nuestro andar.

Nuestro ser todo rinde culto a Dios, pero ante todo lo adoramos en espíritu y verdad porque El es Espíritu. Vivos espiritualmente podemos relacionarnos con Dios.

La ley de Cristo en nuestros corazones, su Palabra, el sermón del monte, y las enseñanzas y exhortaciones para vivir la vida cristiana que Dios nos dejó en el evangelio y epístolas. Sobre todo lo que Cristo dijo que sus mandamientos se resumían en uno “amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo” amar es no matar pero también es no desear el mal del otro. No adulterar de hecho y de pensamiento o deseo. Tenemos los medios que Dios nos da para nuestro crecimiento espiritual y ejercicio de buenas obras.
Que traen recompensa o coronas y galardones pero no dieron ni dan nuestra salvación dada solamente en Cristo.
Como es aplicada esta salvación, si vemos diferencias en el modo y que el Señor sea el que nos de sabiduría sabiendo que el Espíritu nos guía a toda verdad porque el no se exalta así mismo sino a Cristo y tomará de lo de El.

En el amor de Cristo Jesús

__________________________________________________ __

Al referirme al dar y recibir es el intercambio de dones y comunión y edificación unos con los otros por el ejercicio de los dones en amor. También el ministrar al Señor y a otros y ser ministrados a la vez por el Señor y por otros hermanos.

Como un organismo vivo donde Dios puede llevar personas a escuchar el evangelio de la gracia de Dios y obrar en sus vidas y las recibimos con amor, reflejando el amor de Cristo y puedan decir mirar como se aman.

efgi
07-08-2002, 12:31
Siervo Fiel.

Entiendo que no se deben confundir las obras enmarcadas en las 613 ordenanzas que Dios dio a Moisés las cuales sirvieron de ayo, de guía, a la nación israelita HASTA que llegara Jesús (Gen. 49.10), con las obras que Dios preparó DE ANTEMANO PARA QUE ANDUVIESEMOS EN ELLAS.

Jesús en la cruz abolió esas 613 ordenanzas, llamadas la Ley de Moisés, así que confundir esas obras con aquellas que hemos de hacer como siervos de Cristo es un error, porque en Cristo se habla de obras que han de hacerse, por quienes lo siguen, toda vez que “la mies es mucha más los obreros son pocos”.

Si somos la luz y la sal en este mundo, entonces mediante nuestras obras, los “frutos”, lo demostraremos, no solamente en el corto transitar de nuestras efímeras vidas en este cuerpo aún no redimido, sino al comparecer al tribunal de Cristo, el cual nos probará con fuego (conciencia universal) y allí sabremos si somos parte de esas 5 vírgenes.

Por ello antes te lo comenté: “Hay que distinguir las obras que no salvan, aquellas que tenían que ver con las 613 ordenanzas, llamadas la ley de Moisés, abolidas en la cruz, con las obras que Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”, pero observo que solo te pegas de la parte sensible de tu ser y muy susceptible solo ves aquello que te ofende, y te motiva a responder: “Yo tambien deseo de corazon que nos veamos alla en el Tribunal de Jesucristo y sobre si usé o no los talentos pues...Él hará lo que tenga que hacer conmigo.”

Obvio es que independientemente de tus deseos, “todos hemos de comparecer al tribunal de Cristo”. Quizás no nos veamos, pero ello no altera lo dispuesto en las Alturas. Cierto es que él hará contigo y con todos sus seguidores conforme a lo que cada quien haya sobreedificado mientras vivió.

Ello indica que se basará en las obras realizadas por cada quien, por eso advirtió a sus seguidores: “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último".

No hay duda que la salvación es por FE, pero falta saber que entiendes por FE, y quizás no habría tanta palabrería de por medio, por cuanto la fe es una sola y para todos.

Ahora reconoces que hay que “evidenciarla con obras”, pero ha sido tu caballito el no aceptar las obras en el seguir a Jesús.

Cae por su propio peso que se habla de obras que debemos hacer los obreros del Señor.

No es la discusión, el dilema o el debate el tema de la justificación, porque cuando se habla de gracia se habla de ser justificados por quien ha traído esa gracia.

Al tu contestar que no niegas que “las obras que provienen de Fé" y que niegas que "las obras para Salvacion!”, creo observar que te has enredado en tus argumentos, porque en ningún momento se ha planteado que las obras de las que hablamos los nacidos de nuevo se traten para obtener lo que ya se nos ha dado, lo cual hay que cuidarlo, perseverando en ello, como perseveraron los apóstoles en oración hasta que descendió sobre ellos el Espíritu Santo. Se habla de no descuidar esa salvación tan grande…

Si Abraham, “nuestro padre”, escribió el apóstol, fue justificado por las obras cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar, ¿cómo es que no ves que la fe de este varón “actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por sus obras?".

Le fue contado por justicia y fue llamado amigo de Dios, precisamente por haber dado fruto conforme a la fe que recibió y comprendió en su debida magnitud.

Sin duda que el apóstol tiene razón, y por ello se tomó el tiempo para decírnoslo, ya desde esos días, a todos los que decimos seguir a Jesús, que “el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe”.

Nuestro cuerpo, antes de ser nacidos de nuevo, estaba muerto, “así también la fe sin obras está muerta".

Es que hay mucho por hacer, en el nombre de Jesús, claro, más no por alcanzar la salvación, sino para no ser unos inútiles calienta sillas en las iglesias, ni ser unos cristianos domingueros, ni para creernos erúditos, cuando hay gente a la cual hay que darle de comer, de vestir y de beber, en lo físico y en lo espiritual.

A todo ello, te limitas a contestar: “Y dale con las Obras!”.

¿Tanto te molesta enfrentar tu fe a la fe y entender que la fe sin obras está muerta?

Si así reaccionas, ¿a qué viene esta aclaración de tu parte: “Aqui no dice Obras para salvación, sino obras a partir de la Fé. Esto porque habla de recompensas”.

Siervo Fiel, no pierdas esta luz:

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarg:uir, para corregir, para instruir en justicia,
a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra".

Me parece que no lees con calma lo que recibes, porque no ha lugar a que me preguntes si me creo perfecto, o si me picas en ese sentido, cuando la palabra de Dios dice para qué es la Escritura e incluye su objetivo magno: .

a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra".

No comentarías que todo el meollo del debate en el cual estás participando y en cuanto tenga que ver con mi intervención se basa, a tu entender, en que sea yo perfecto.

¿En verdad consideras que el meollo del asunto es que sea yo perfecto?

¿Te molesta ser refutado?

Ahora, si se habla de ser perfectos, pues, eso trátalo con Dios y con Jesús, por cuanto ellos legaron advertencias al respecto:

Dios a Moisés dijole:
"Perfecto serás delante de Jehová tu Dios (Dt. 18.13).

Jesús nos dejó dicho:

"Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto (Mt.5.48).

Jesús a aquel varón israelita le dijo:

"Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme (Mt.19.21).

"Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

a fin de perfeccionar a los santos

para

la obra del ministerio,

para la edificación del cuerpo de Cristo,

hasta

que todos lleguemos a la unidad de la fe
y del conocimiento del Hijo de Dios,

a un varón perfecto,

a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo (Ef.4.11).



Para dárle bálsamo a tu sensibilidad, me limitaré a transcribirte las palabras del apóstol:

"No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Así que, todos los que somos perfectos,

esto mismo sintamos;

y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios.

Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa" (Fil. 3).


"Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo" (Stg.3).

En el amor de Jesús.
Efgi.

efgi
07-08-2002, 12:38
Son of Epafrodite,

Ayúdame, si puedes y si quieres, claro, a dirigir ese mensaje en cuestión a quien corresponde y a caer en cuenta quién lo escribió, para hacer las correcciones que sean necesarias, lo cual te agradeceré por la falta de tiempo que tengo en el momento para averiguar este dato.

Espero me colabores.
Efgi.

Siervo Fiel
07-08-2002, 16:14
Originalmente enviado por: efgi
Siervo Fiel.

Entiendo que no se deben confundir las obras enmarcadas en las 613 ordenanzas que Dios dio a Moisés las cuales sirvieron de ayo, de guía, a la nación israelita HASTA que llegara Jesús (Gen. 49.10), con las obras que Dios preparó DE ANTEMANO PARA QUE ANDUVIESEMOS EN ELLAS.

Jesús en la cruz abolió esas 613 ordenanzas, llamadas la Ley de Moisés, así que confundir esas obras con aquellas que hemos de hacer como siervos de Cristo es un error, porque en Cristo se habla de obras que han de hacerse, por quienes lo siguen, toda vez que “la mies es mucha más los obreros son pocos”.

Si somos la luz y la sal en este mundo, entonces mediante nuestras obras, los “frutos”, lo demostraremos, no solamente en el corto transitar de nuestras efímeras vidas en este cuerpo aún no redimido, sino al comparecer al tribunal de Cristo, el cual nos probará con fuego (conciencia universal) y allí sabremos si somos parte de esas 5 vírgenes.

Por ello antes te lo comenté: “Hay que distinguir las obras que no salvan, aquellas que tenían que ver con las 613 ordenanzas, llamadas la ley de Moisés, abolidas en la cruz, con las obras que Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”, pero observo que solo te pegas de la parte sensible de tu ser y muy susceptible solo ves aquello que te ofende, y te motiva a responder: “Yo tambien deseo de corazon que nos veamos alla en el Tribunal de Jesucristo y sobre si usé o no los talentos pues...Él hará lo que tenga que hacer conmigo.”

Obvio es que independientemente de tus deseos, “todos hemos de comparecer al tribunal de Cristo”. Quizás no nos veamos, pero ello no altera lo dispuesto en las Alturas. Cierto es que él hará contigo y con todos sus seguidores conforme a lo que cada quien haya sobreedificado mientras vivió.

Ello indica que se basará en las obras realizadas por cada quien, por eso advirtió a sus seguidores: “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último".

No hay duda que la salvación es por FE, pero falta saber que entiendes por FE, y quizás no habría tanta palabrería de por medio, por cuanto la fe es una sola y para todos.

Ahora reconoces que hay que “evidenciarla con obras”, pero ha sido tu caballito el no aceptar las obras en el seguir a Jesús.

Cae por su propio peso que se habla de obras que debemos hacer los obreros del Señor.

No es la discusión, el dilema o el debate el tema de la justificación, porque cuando se habla de gracia se habla de ser justificados por quien ha traído esa gracia.

Al tu contestar que no niegas que “las obras que provienen de Fé" y que niegas que "las obras para Salvacion!”, creo observar que te has enredado en tus argumentos, porque en ningún momento se ha planteado que las obras de las que hablamos los nacidos de nuevo se traten para obtener lo que ya se nos ha dado, lo cual hay que cuidarlo, perseverando en ello, como perseveraron los apóstoles en oración hasta que descendió sobre ellos el Espíritu Santo. Se habla de no descuidar esa salvación tan grande…

Si Abraham, “nuestro padre”, escribió el apóstol, fue justificado por las obras cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar, ¿cómo es que no ves que la fe de este varón “actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por sus obras?".

Le fue contado por justicia y fue llamado amigo de Dios, precisamente por haber dado fruto conforme a la fe que recibió y comprendió en su debida magnitud.

Sin duda que el apóstol tiene razón, y por ello se tomó el tiempo para decírnoslo, ya desde esos días, a todos los que decimos seguir a Jesús, que “el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe”.

Nuestro cuerpo, antes de ser nacidos de nuevo, estaba muerto, “así también la fe sin obras está muerta".

Es que hay mucho por hacer, en el nombre de Jesús, claro, más no por alcanzar la salvación, sino para no ser unos inútiles calienta sillas en las iglesias, ni ser unos cristianos domingueros, ni para creernos erúditos, cuando hay gente a la cual hay que darle de comer, de vestir y de beber, en lo físico y en lo espiritual.

A todo ello, te limitas a contestar: “Y dale con las Obras!”.

¿Tanto te molesta enfrentar tu fe a la fe y entender que la fe sin obras está muerta?

Si así reaccionas, ¿a qué viene esta aclaración de tu parte: “Aqui no dice Obras para salvación, sino obras a partir de la Fé. Esto porque habla de recompensas”.

Siervo Fiel, no pierdas esta luz:

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redarg:uir, para corregir, para instruir en justicia,
a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra".

Me parece que no lees con calma lo que recibes, porque no ha lugar a que me preguntes si me creo perfecto, o si me picas en ese sentido, cuando la palabra de Dios dice para qué es la Escritura e incluye su objetivo magno: .

a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra".

No comentarías que todo el meollo del debate en el cual estás participando y en cuanto tenga que ver con mi intervención se basa, a tu entender, en que sea yo perfecto.

¿En verdad consideras que el meollo del asunto es que sea yo perfecto?

¿Te molesta ser refutado?

Ahora, si se habla de ser perfectos, pues, eso trátalo con Dios y con Jesús, por cuanto ellos legaron advertencias al respecto:

Dios a Moisés dijole:
"Perfecto serás delante de Jehová tu Dios (Dt. 18.13).

Jesús nos dejó dicho:

"Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto (Mt.5.48).

Jesús a aquel varón israelita le dijo:

"Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme (Mt.19.21).

"Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,

a fin de perfeccionar a los santos

para

la obra del ministerio,

para la edificación del cuerpo de Cristo,

hasta

que todos lleguemos a la unidad de la fe
y del conocimiento del Hijo de Dios,

a un varón perfecto,

a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo (Ef.4.11).



Para dárle bálsamo a tu sensibilidad, me limitaré a transcribirte las palabras del apóstol:

"No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Así que, todos los que somos perfectos,

esto mismo sintamos;

y si otra cosa sentís, esto también os lo revelará Dios.

Pero en aquello a que hemos llegado, sigamos una misma regla, sintamos una misma cosa" (Fil. 3).


"Porque todos ofendemos muchas veces. Si alguno no ofende en palabra, éste es varón perfecto, capaz también de refrenar todo el cuerpo" (Stg.3).

En el amor de Jesús.
Efgi.

Estimado Efgi:

Tienes razon al observar que me enojo facilmente, creeme que lo siento, le pido al Señor me cambie, para poder servirle mejor.

Tambien te aclaro que mi discusion contigo era que afirmabas que las obras antes de ir a la cruz de Cristo eran necesarias para obtener la Salvacion, pero me ha quedado claro que tu no eres de esos.

Gracias a Dios por tu Vida

Dios te bendiga, hermano.

Siervo Fiel
:angel:

"Jehová te bendiga, y te guarde; _Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia; Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz." (Números 6:24-26)

efgi
07-08-2002, 20:15
Siervo Fiel.

Bueno, los debates son para edificación y aportan bendición.

Shalom y que sigas siendo varón de bendición para otros.

Un abrazo fraternal.

Efgi.

Son of Epafrodite
07-08-2002, 23:57
Egfi:

Se lo dirigiste a Rogelio, y fue Son of Epafrodite quien lo escribió.


Pero es detalle que evidentemente no se reviste de ninguna importancia.


En Cristo,

SAm

Panchita
08-08-2002, 02:36
Egfi:
Estoy diciendo EXACTAMENTE LO MISMO QUE VOS. La que está diciendo lo contrario es Maripaz.
Además ¿QUIÉN ESTÁ MINIMIZANDO A LAS PARÁBOLAS???:confused:
Por segunda vez estás tergiversando mis palabras.
TE PIDO ENCARECIDAMENTE QUE LEAS BIEN LOS MENSAJES ANTES DE CONTESTARLOS.

Maripaz:
no entiendo qué es lo que le agradecés a Egfi pues él está diciendo lo mismo que yo... es decir lo contrario que vos: que la salvación sí puede perderse. La única diferencia es que él está seguro y yo no estoy tan segura.



Y me voy, porque entre los dos me están volviendo "crazy"...:bicho:

efgi
08-08-2002, 12:51
Mil perdones te pido Son of Epafrodite por mi equivocación.

Reitero que es un buen análisis tu exposición, excelente aporte y gracias mil por ello.

En Cristo,

Efgi.

efgi
08-08-2002, 13:05
Panchita:

Ayy!
Ahora soy yo quien me estoy volviendo "crazy" metido entre las dos.

Menos mal que tengo la vida eterna con ustedes para pedirles que me perdonen por estos errores que suelo cometer al contestar, y a veces no sé a quién envié el material por tantos nombres y por...bueno, así me pasa a veces. ¡perdón!

Espero me perdonen. Sé que lo harán.

Todos nos amamos, que es lo importante.

Panchita, atenderé mejor tus palabras para no tergiversarlas...
Prometido....

Quienes sí saben si perdieron o no su salvación, sin dudarlo, son Adam y Eva, Esau y Judas, por ejemplo.

Después de uno que la haya perdido, como que la balanza se inclina hacia un lado, diciéndonos que sí se pierde, porque las evidencias no dejan de ratificarlo.

Si son dos, como que esa balanza algo ratifica y si así ya son tres, pero el asunto es que son cuatro, que sabemos la perdieron....

Qué tal que después venga un quinto... uy, qué susto...!

Efgi.

simplementeYO
10-08-2002, 21:08
Efgi ...

Quisiera fueras tan amable de darme tu opinion al respecto ...

Si una persona durante su vida "que esta llena de obras" ... bajo la cobija de ayuda humanitaria, ejemplo:

Trabaja para UNICEF o la ONU ... o cualesquier otra institucion que "ayuda" al projimo ... de acuerdo a lo que ellos llaman ayudar ... (y perciben ademas un sueldo o remuneracion monetaria --- modus vivendi):

Pasar contraceptivos,
Efectuar intervenciones medicas para que las mujeres y los hombres sean esteriles,
Motivar con regalos materiales, para adquirir mas adeptos al Cristinianismo en los paises subdesarrollados,
etc., etc.,

Esta en peligro de perder su salvacion?

Recuerda ... son obras, a cambio de remuneracion monetaria ..

Donde esta el amor al projimo?

Hay peligro de perder la salvacion?

Nota: tengo los oidos bien abiertos ... lista para escuchar tu opinion si tienes tiempo y si lo quieres dar a una servidora.

Muchas gracias. simplementeYO


:corazon:

efgi
12-08-2002, 01:04
Hrmanita amorosa,
las hipótesis y los especulativos pertenecen cada uno a su campo.

Tu crees que TODA la escritura está INPIRADA por Dios, estoy seguro, entonces antes de ser tan práctica, tómate el tiempo en oración y evalúa esta advertencia:

"Mirad bien,
no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios;

que brotando alguna raíz de amargura,

os estorbe,

y por ella muchos sean contaminados;

no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.

Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición,

fue desechado,

y no hubo oportunidad para el arrepentimiento,

aunque la procuró con lágrimas".


Chiquilla, no te dejes llevar por el sentimentalismo y considera cada advertencia que DIOS nos ha hecho llegar.

No juegues con las advertencias... no las administres a tu manera, que por algo han llegado hasta nuestros días.

"Mirad bien,

no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios..."

En mi caso, prefiero ser prudente,

Efgi.

efgi
12-08-2002, 01:29
Hermana "simplemente YO"

Judas Iscariote, el que entregó a Jesús, recibió autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia.

Este hombre formaba parte de los doce apóstoles primarios, junto con Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo y Simón el cananista.

"A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo:

Por camino de gentiles no vayáis,

y en ciudad de samaritanos no entréis,

sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel.


Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado.

Sanad enfermos,

limpiad leprosos,

resucitad muertos,

echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia".


Hermanita amorosa,

¿Qué hacemos con ese caso?

Judas, sanó enfermos, limpió leprosos, resucitó muertos, echó fuera demonios y

¿se salvó?

Ananías y Safira su mujer, vendieron una heredad que les era propia,

¿por qué la vendieron?

Sustrajeron del precio y trajeron "sólo una parte", poniéndola "a los pies de los apóstoles".

¿Eran cristianos?

Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?

Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró.

Y vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron.

Y levantándose los jóvenes, lo envolvieron, y sacándolo, lo sepultaron.

=======================================

No has mentido a los hombres, sino a Dios.

Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró.

¿Se salvó Ananías?

=========================================

"Pasado un lapso como de tres horas, sucedió que entró su mujer,

no sabiendo lo que había acontecido.

Entonces Pedro le dijo:

Dime, ¿vendisteis en tanto la heredad?

Y ella dijo: Sí, en tanto.

Y Pedro le dijo: ¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor?

He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu marido, y te sacarán a ti.

Al instante ella cayó a los pies de él, y expiró; y cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta; y la sacaron, y la sepultaron junto a su marido.

Y vino gran temor sobre toda la iglesia, y sobre todos los que oyeron estas cosas.


====================


Al respecto, ¿tu no temes, hermanita, como debe temer "toda la iglesia"?

¿Por qué convienes en tentar al Espíritu del Señor desmeritándo estos eventos resaltados precisamente para que no hagamos cosas así y nos suceda lo mismo?

Dime, ¿eres capáz de aseverar que se salvó Ananías y su esposa?

Quizás lo hagas, entonces, ojalá lo sustentes con la Palabra de Dios y no con especulaciones ni con hipótesis.


Efgi.

simplementeYO
12-08-2002, 03:50
Efgi ... hice la pregunta ... por la simple razon de que "escuche" una conversacion en la TV ...

En un canal Cristiano ... donde cada 15 minutos ... una senora con una peluca rubia, pestanas postizas de un metro de longitud, y con maquillaje teatral ... pide donativos para seguir sosteniendo la mision de esta secta.

Y por supuesto ... los donativos llueven ...

Tengo gran "temor" y amor a DIOS ... Esto es a la SANTISIMA TRINIDAD ... mi "temor" no es de terror, sino temor de no hacer su SANTISIMA VOLUNTAD y fallar en ese amor que tengo por DIOS!

Esa es mi cruz ... no se si son escrupulos o simplemente querer hacer la VOLUNTAD DE DIOS ... a toda costa!

Gracias por tus respuestas ...



:corazon:

ccfftt
12-08-2002, 07:38
Originalmente enviado por: efgi
Panchita:


Menos mal que tengo la vida eterna con ustedes para pedirles que me perdonen...

No estés tan seguro de eso, pues pudieras perderla...

(Buenos, esto a manera de chiste :D )

He estado perdido de estos lados porque estoy fuera de Venezuela (en USA), y no he podido conectarme.

El Señor los bendiga a todos.

efgi
12-08-2002, 10:36
Simplemente TU.

En el caso de esta señora, según me la visualizas, está "cobrando" su herencia en la tierra.

"Deja que los muertos entierren a sus muertos"

Te quiere,

Efgi

efgi
15-08-2002, 14:20
La salvación, ¿puede perderse?

Es la pregunta cabeza de este debate.

“No. Una vez que se acepta a Jesús como Señor y Salvador, la salvación es de una vez y para siempre”, asegura un porcentaje por encima de quienes, a la luz de los hechos bíblicos, vemos que de ser así habría que determinar dónde ubicar las vidas de, por ejemplo, Esau, Judas, de Ananías y de Safira, su esposa.

Si ellos no perdieron la salvación, ¿qué hacemos con esos casos?

Judas, sanó enfermos, limpió leprosos, resucitó muertos, echó fuera demonios y

¿se salvó?

Su final, ¿es señal de su salvación?

¿Eran cristianos Ananías y Safira su mujer?, todo indica que si, y por esa razón y por los sucesos de esos días vendieron una heredad que les era propia.

¿Por qué la vendieron?

No estaban obligados a hacerlo, tampoco a entregar el íntegro resultado de su negociación, no obstante la vendieron y “sustrajeron del precio” y trajeron "sólo una parte", poniéndola "a los pies de los apóstoles".

Y dijo Pedro: -Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?

Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró.

Y vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron.

Y levantándose los jóvenes, lo envolvieron, y sacándolo, lo sepultaron.

=======================================

No has mentido a los hombres, sino a Dios.

Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró.

=========================================

¿Se salvó Ananías? Su final, ¿es señal de que se salvó?

=========================================

"Pasado un lapso como de tres horas, sucedió que entró su mujer,

no sabiendo lo que había acontecido.

Entonces Pedro le dijo:

Dime, ¿vendisteis en tanto la heredad?

Y ella dijo: Sí, en tanto.

Y Pedro le dijo: ¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor?

He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu marido, y te sacarán a ti.

Al instante ella cayó a los pies de él, y expiró; y cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta; y la sacaron, y la sepultaron junto a su marido.

Y vino gran temor sobre toda la iglesia, y sobre todos los que oyeron estas cosas.


====================


Esta pareja, ¿murió como resultado de su salvación?

====================

Judas, un ser humano como cualquier otro, quien experimentó lo que otros humanos cristianos no hemos vivido, todo al lado de Jesús, seguidor y apóstol,

¿perdió o no su salvación?

================================

¿Por qué el escritor de la carta a Los hebreos saca a colación el suceso acontecido con Esaú, si Esaú pertenece al llamado Antiguo Testamento?

Quizás o será, una de dos, que aparte de estas personas, el resto de los creyentes sí tenemos asegurada la salvación….

no obstante que está advertido que Dios no hace acepción de personas.

¿Qué le dirían los defensores de la doctrina “salvos siempre salvos” a Esaú, a Judas, al mismo Ananías y a Safira, su esposa?

Efgi.

Siervo Fiel
15-08-2002, 16:58
Estimado Efgi:

Si pierdes tu Salvación, como dices que sucede, ¿Como podrias re-obtenerla?

Te vuelves a re-arrepentir??

esto es una pregunta seria, por favor explicame como sería este proceso.

En Cristo

Siervo Fiel
:angel:

simplementeYO
15-08-2002, 18:59
Que es la salvacion? -- He aqui lo que pienso ...

Es una “gracia” o regalo de amor de DIOS para la humanidad, por medio de su Divino Hijo JESUCRISTO. La salvacion ha sido hecha posible por medio del sacrificio de JESUS en la cruz. Por consiguiente, JESUS es “EL REDENTOR” de la humanidad. Por consiguiente, DIOS se la ofrece a toda la humanidad, y le toca a humano aceptar “por fe” y por voluntad propia esa salvacion que nos ofrece DIOS.

"Porque por gracia sois salvos por medio de la fe, y esto no de vosotros, porque es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe."
Pablo Efesios 2:8-9

Pero … la fe de los humanos en esta salvacion, tiene que estar respaldada por la obediencia que DIOS espera de nosotros a sus leyes.

O sea … que alguien puede “romper” los mandamientos de la ley de DIOS “a diestra y siniestra” y sin embargo decir: “estoy salvo”, “he aceptado a JESUCRISTO como mi salvador”, y como creo en la existencia de DIOS … “estoy salvo” y cuando muera … al cielo me voy!

Este es el predicamento que tengo con los “Nacidos de Nuevo” que creen que una vez que son “salvados” ya nada, ni nadie los hara perder esta salvacion. Y digo yo … y si vuelven a caer en pecado mortal … cuando mueran se van derechito al cielo? Pues si ya estan salvos como dicen ... que mas da la vida que llevan? Segun ellos, ya nada ni nadie puede tocar su "salvacion".

Aqui es donde entra el arrepentimiento, confesion de los pecados, y recuperacion del “estado de gracia” y por ende … la salvacion.

"Al oir esto se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los demás apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Y Pedro les dijo, 'Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo ...' Y con otras muchas palabras testificaba solemnemente y les exhortaba, diciendo: 'Sed salvos de esta perversa generación.' Asi que los que acogieron bien su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas" (Hechos 2:37-38; 40-41

Despues de todo, JESUCRISTO mismo lo dijo … id y perdonad los pecados … y tambien dijo que habia que perdonar “no 7 veces sino 70 veces 7 …”

Efgi … parece que estoy en medio una nube de confusion, pero creo que la salvacion se puede perder … y le toca a cada individuo “escoger” … y no nada mas abandonarse al hecho de que “soy nacido de Nuevo y estoy salvado” … e ir por el mundo sin obedecer el ya tan dicho, pero tan poco actuado: “amaos los unos a los otros”. Y por ende, tratando a los que “no son nacidos de Nuevo” como “extra-terrestres”, “non-Cristianos”, y lo peor … “no los ven como sus projimos”.

Bueno, pues eso creo yo … y espero no ofender a nadie ... Si ya he sido bautizada en el Espiritu Santo ... no hay por que tenga yo que volver a ser bautizada ... o nacer de nuevo.

Les mando a todos un saludo, y les deseo, las bendiciones de Nuestro Padre Amantisimo, Creador del Universo Infinito … y nuestro Dulce JESUS .. en union de DIOS Espiritu Santo.

Los amo :corazon:

PS: gracias por su paciencia!

Bíblico26
15-08-2002, 19:13
Bendiciones a todos los participantes:

Por falta de tiempo, hace tiempo que no pongo un mensaje en el foro. Pero por lo menos trato de leer algunos temas que son interesantes. Este tema es uno de ellos. Quería comentar algo muy breve: el caso de Judas Iscariote.

Cuando Cristo estaba lavando los pies a sus discípulos, hizo un comentario acerca de esto que creo es muy importante:

Juan 13:10, 11: Jesús le dijo: El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos. Porque sabía quien le iba a entregar, por eso dijo: No estáis limpios todos.

Si Judas perdió su salvación, ¿en qué momento ocurrió este hecho? ¿en el momento que traicionó a Cristo? ¿o en el momento que pensó traicionar a Cristo? ¿O tal vez ya la había perdido antes? Retrocedamos un poco en la historia y vamos a la casa de Lázaro en Betania 6 días antes. Hay un pequeño intercambio de palabras entre Jesús y Judas:

Juan 12:4-6: Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote, hijo de Simón, el que le había de entregar: ¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres? Pero dijo esto no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella.

Al decir "sustraía" se está hablando de una acción continua, es decir, de algo que Judas, hacía constantemente. ¿Tal vez en el momento que comenzó a robar perdió su salvación? Pues retrocedamos aun más.

En Juan 6:68,69 Pedro habla en representación de los apóstoles y da una maravillosa declaración de fe:

"Le respondió Simón Pedro: Señor, ¿a quién iremos? Tu tienes palabras de vida eterna. Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente."

Pedro incluye a todos, porque a la vista de ellos no existía diferencia entre ellos y Judas, pero a la vista de Cristo sí (porque El conoce los corazones) y su respuesta es sorprendente:

Juan 6:70-71: Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo? Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón, porque éste era el que le iba a entregar y era uno de los doce.

Jesús dice: "es diablo", en presente. ¿Quiere acaso esto decir que Judas ya había perdido su salvación para este momento? Por lo que yo veo en las Escrituras, no hay evidencia alguna para afirmar que Judas experimentó alguna vez la transformación que la salvación en Cristo puede ofrecer a todos aquellos que verdaderamente creen en El. Lo que nos enseña la vida de Judas es que pueden existir personas, que pueden parecer muy piadosas y hacer muchas buenas obras en el nombre de Cristo y que sin embargo no son verdaderos creyentes. Aun en la actualidad, existen aquellos que predican, sanan y echan demonios en el nombre de Cristo, y que nunca han experimentado el nuevo nacimiento. A los tales Cristo les dirá: Nunca os conocí, apartaos de mí, hacedores de maldad. (Mateo 7:23)

Noten la palabra: "nunca". Nunca fueron salvos. De la misma manera que Judas.

Bendiciones,

En el amor de aquel que es poderoso para guardar nuestro depósito para aquel día,

Modri
15-08-2002, 20:14
Yo soy de los que creo que la salvación sí se pierde. Y no seguiere contestando mensajes porque creo no vamos a llegar a ningun acuerdo. Dejo y que la exclusividad de la obra del Espíritu Santo les ilumine. Si estas tibio o frío, mejor caliente porque si estas tibio te vomitare.


Recuerden la Palabra de Dios no es para contender sino que para edificación del cuerpo de Cristo.


Saludos,

mrodri
Pronto a mudarme a la Nueva Jerusalen.

efgi
15-08-2002, 20:44
Siervo Fiel:


Advertencia al que peca deliberadamente:

26Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, 27sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. 28El que viola la ley de Moisés, por el testimonio de dos o de tres testigos muere irremisiblemente. 29¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? 30Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo. 31¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!
(He. 10.)

20Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno" (2P.2.20).

4Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. 7Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; 8pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada. (He.6)


Shalom
Efgi.

Siervo Fiel
15-08-2002, 23:17
Ay Efgi :confused:


Concretese a contestar la pregunta, claro, no esta obligado a hacerlo, solo fue una preguntita, segun sus propias afirmaciones.

Lejos este de mí juzgarle, no se como viva usted su vida en Cristo, solo me resta desearle su Bendición, y si su andar no es muy recto que digamos, no me toca a mi juzgarle, ya sabemos quien lo hara, igual que conmigo.

Por favor, solo conteste concretamente, sino, de todos modos muchas gracias eeeh??

Dios le Bendiga Muuucho.

efgi
16-08-2002, 19:39
Siervo Fiel.

Primero que todo creo que nos es conveniente atenernos a los hechos sin manipularlos. Me refiero a a tu frase: “Si pierdes tu Salvación, como dices que sucede”.

Me permito aclararte que no he dicho nada respecto de mi salvación. Con referencia a que digo que eso sucede, pues, no lo digo yo, lo dice la Palabra de Dios.

Es claro que nada tengo que ver con lo que está depositado en la BIBLIA.

No soy quien advierte respecto de esta temática que resalta los apartes que sacan a colación esas preventivas.

Indiscutiblemente acepto la doctrina y no tengo intención de engañarme a mi mismo.

Bien podría creer que la salvación no se pierde y aprovechar para llevar una vida más laxa, pero los indicativos en ese sentido exponen apartes que bien vale la pena analizarlos, porque por algo están allí y ya desde aquellos tan remotos cuando fueron escritos.

Por mi parte no desestimo a quienes los dijeron, como Jesús, o a quienes los escribieron como sus apóstoles.

No he hecho afirmaciones respecto de que se pierde la salvación, solo he resaltado algunos apartes que tienen que ver con el tema y también en cuanto a que hay quienes al parecer si perdieron, por lo menos su primogenitura, y otros la vida, como Ananías y Safira.

Me preguntas acerca de cómo poder “re-obtener” la salvación. Y si hay cabida al “re-arrepentimiento”.

De los apartes que antes te envié resaltaré lo siguiente:

“Porque si pecáremos voluntariamente

después

de haber recibido el conocimiento de la verdad,

ya no queda más sacrificio por los pecados”.


Saco aparte esta frase, quizás ella te conteste CONCRETAMENTE a tu pregunta, porque a quienes debes atenerte es a Dios, a Jesús, a los apóstoles y al Espíritu Santo:

“ya no queda más sacrificio por los pecados”.

-----------------------------------------------------------------------------------

¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?”

------------------------------------------------------------------------------------
4Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio”.

-----------------------------------------------------------------------------------
Aquí resalta la palabra IMPOSIBLE.

“IMPOSIBLE”, ¿qué?,

pues que “sean otra vez renovados para arrepentimiento”.


¿Qué otra cosa es IMPOSIBLE? “crucificar de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponerlo a vituperio”.

Shalom,
Efgi

simplementeYO
16-08-2002, 20:06
Para DIOS Trino y UNO ... nada es imposible

DIOS ES DIOS Y DUENO Y SENOR DE LA CREACION ... por consiguiente ... NADA ES IMPOSIBLE A DIOS.


Nosotros no somos mas que sus "hijitos pequenitos" ...

:corazon:

gjlagar
16-08-2002, 20:36
hermanos, la verdad que segun Efesios 2:8-9 la salvacion es por gracia "por medio de la fe" no por obras, de aqui se desprende una pregunta : si no puedo hacer nada para ganarme la salvacion, puedo hacer algo para perderla ?

Recordemos lo que dice la profecia, que en aquel dia le diran Sr. en tu nombre echamos fuera demonios, etc, y El repondio apartaos de mi, JAMAS os he conocido, lo que sucede que no todo el que realiza las practicas cristianas (desgraciadamente) es nacido de nuevo, pero si todo el que es nacido de nuevo es parte del nuevo pacto, donde el Padre pacto su parte, y la nuestra, esa parte la hizo Jesus en el Golgota,


Por lo anterior digo, que la salvacion no se pierde, pero podria ser que alguien nunca fue salvo, recordemos que nosotros no estamos para juzgar, solo para ir y hacer disipulos a las naciones.


Ahora digo que respeto a quienes piensan diferente a mi, lo mas importante es que el mundo no quiere saber si la salvacion se pierde o no, quiere ver manifestado a los hijos de Dios (tu y yo).

Recordemos que ni la muerte ni la vida... ni ninguna cosa creada (el diablo incluido) no puede apartar del amor de Dios que es en Cristo Jesus!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Siervo Fiel
17-08-2002, 17:35
Efgi:
Siervo Fiel.
Primero que todo creo que nos es conveniente atenernos a los hechos sin manipularlos. Me refiero a tu frase: “Si pierdes tu Salvación, como dices que sucede”.
__________________________________________________ _______________________
Siervo Fiel Contesta:
Bueno Efgi, yo solo estoy preguntando algo en base a lo que dices que la Biblia dice, que según lo que se lee y encuentra en muchos versículos es lo que Dios dice, o establece según tu lo lees.
Porque si afirmas que la Biblia dice que un creyente puede perder su salvación, entonces yo me imagino que también has encontrado cómo no perder tu misma salvación, no??
__________________________________________________ _______________________
Efgi:
Me permito aclararte que no he dicho nada respecto de mi salvación. Con referencia a que digo que eso sucede, pues, no lo digo yo, lo dice la Palabra de Dios.

Es claro que nada tengo que ver con lo que está depositado en la BIBLIA.

No soy quien advierte respecto de esta temática que resalta los apartes que sacan a colación esas preventivas.

Indiscutiblemente acepto la doctrina y no tengo intención de engañarme a mi mismo.
__________________________________________________ _______________________
Siervo Fiel Contesta:
¿Aceptas la “doctrina” de la perdida de salvación?

Dicha Doctrina pudiera establecerse paso por paso? digamos, todo el proceso mediante el cual un creyente es caído de nuevo a un estado de pecaminosidad tal que pierde completamente su justificación delante de Dios y claro, los medios que provocan que el Salvador abandone al ex-hijo de Dios?
__________________________________________________ _______________________
Efgi:
Bien podría creer que la salvación no se pierde y aprovechar para llevar una vida más laxa, pero los indicativos en ese sentido exponen apartes que bien vale la pena analizarlos, porque por algo están allí y ya desde aquellos tan remotos cuando fueron escritos.

Por mi parte no desestimo a quienes los dijeron, como Jesús, o a quienes los escribieron como sus apóstoles.
__________________________________________________ _______________________
Siervo Fiel Contesta:
¿Entonces tu crees que los que aceptamos la Seguridad Eterna de Salvación nos da licencia para pecar?

¿Algo asi como dices, una vida mas laxa?

¿Sinceramente crees que Dios daría a su Único Hijo sin saber que una vez salvos seguiríamos siendo pecadores y no hacer algo para evitar dicho problema? Mi Dios no lo haria

Me diras ahora, “yo solo expongo lo que la Biblia dice, yo no lo digo, discute con los que la escribieron” o “no tienes ningun versículo que apoye lo que dices”

¿Sabes cómo se dice a eso por aca, en mi tierra?? SALIRSE POR LA TANGENTE
__________________________________________________ _________________________
Efgi:
No he hecho afirmaciones respecto de que se pierde la salvación, solo he resaltado algunos apartes que tienen que ver con el tema y también en cuanto a que hay quienes al parecer si perdieron, por lo menos su primogenitura, y otros la vida, como Ananías y Safira.
__________________________________________________ __________________________
Siervo Fiel contesta:

Ok, tu no lo afirmas pero ¿tu si crees poder perder tu salvación?

Si Esaú perdió su primogenitura, quiere decir que perdió su Salvación? Me podrías explicar Porque? (Versículos que indiquen que primogenitura = salvación)

Ananías y Safira perdieron su Salvación cuando pecaron y cayeron muertos delante de Pedro?

Yo no afirmaria eso, recuerdas del caso de fornicacion en la iglesia de corinto? Cuando Pablo dice:

1 De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. (1 corintios 5)

5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús. (1 corintios 5)

tu que dices, podria ser que Ananías y Safira estan en el Cielo?

Tambien dices que Judas Iscariote fue Salvo y despues perdio dicha salvación (ok, ok, dices que la Biblia dice), pero mira que si Cristo mora en los creyentes no creo que nadie pueda sacarlo de ahí, verdad?

Ahora la Escritura dice:
3 Y entró Satanás en Judas, por sobrenombre Iscariote, el cual era uno del número de los doce; (Lucas 22)

27 Y después del bocado, Satanás entró en él. Entonces Jesús le dijo: Lo que vas a hacer, hazlo más pronto. 28 Pero ninguno de los que estaban a la mesa entendió por qué le dijo esto. (Juan 13)

¿No es una contradicción el que se diga que Judas Iscariote Fue salvo y luego el Diablo entro a su corazón y saco a Jesucristo de ahí?

31 Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; 32 pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos. (Lucas 22)

¿Entonces como te explicas que Pedro no perdío su Salvación?
Fijate que le dice: tu <Pedro> una vez vuelto, confirma a tus hermanos,

¿No te parece que Cristo ya sabía que lo negaria y que hasta blasfemaria su Nombre y aún asi SABIA que no perdería su lugar en el Cielo?

Sera Dios injusto por no salvar a Judas Iscariote y si a Pedro? ESO NUNCA

Entonces, sucede que lo mas probable es que Judas JAMAS fue salvo y perecio rumbo al infierno por su remordimiento y no arrepentimiento, porque si hubiera ido a Jesucristo a pedirle perdon, lo hubiera perdonado, pero sabes que no fue asi, verdad?

Ah, pero diras ¿Entonces porque sano gente, saco demonios como los demas? Bueno, creo yo firmemente que el poder del sólo nombre de JESUCRISTO hace todo.

Actualmente existen muchos “sanadores” y “saca-demonios” (de los cuales no confío en absoluto) en nuestros tiempos, muchos no tienen ningun rastro en sus vidas de que hayan sido regenerados (frutos) por la Sangre de Cristo, pero aun así siguen haciendo milagros en el Nombre de Jesús.

De “estos” tambien se nos dijo:
24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. (Mateo 24)
__________________________________________________ _____________________________
Efgi:
Me preguntas acerca de cómo poder “re-obtener” la salvación. Y si hay cabida al “re-arrepentimiento”.

De los apartes que antes te envié resaltaré lo siguiente:

“Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados”.

Saco aparte esta frase, quizás ella te conteste CONCRETAMENTE a tu pregunta, porque a quienes debes atenerte es a Dios, a Jesús, a los apóstoles y al Espíritu Santo:

“ya no queda más sacrificio por los pecados”.

__________________________________________________ __________________________
Siervo Fiel Dice:
Sobre lo de re-obtener la salvación fue precisamente para saber (según dices que dice la Biblia) y precisamente contestaste con la verdad:

“Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados”.

¿Entonces ya no hay remedio para los que pierden su Salvación?

El versículo explica que ya nadie puede hacer ningún sacrificio por los pecados de los hombres, ya que Jesucristo cargó con todos y ya no “existen” mas por los cuales redimir a alguien, porque los que han recibido la adopción de hijos de Dios por la Sangre del Cordero son vistos como Justos delante de Dios por la Sangre de su Unigenito Hijo.

Los que “creen” que se pierde la Salvación Eterna estan blasfemando del Nombre de Jesucristo afirmando con ello que dicha Sangre puede “desaparecer” de aquellos que hemos confiado en el Redentor y que fuimos lavados con ella de nuestros pecados, eternamente.

18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. 19 Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra; 20 si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.

(Isaías 1:18-20)
__________________________________________________ __________________________
Efgi:

4Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio”.

Aquí resalta la palabra IMPOSIBLE.
“IMPOSIBLE”, ¿qué?,
pues que “sean otra vez renovados para arrepentimiento”.

¿Qué otra cosa es IMPOSIBLE? “crucificar de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponerlo a vituperio”.
__________________________________________________ ____________________
Siervo Fiel Dice:
EXACTAMENTE, JAMAS VUELVEN A PERDERSE O CAER DE LA GRACIA.

Aquí dice precisamente que nadie, que una vez Salvo por Gracia (regalo inmerecido) volverá a caer, puesto que la Salvación le corresponde al Señor y no a los hombres.

El Señor confirma con el creyente que no hay nada que los hombres puedan hacer para Salvarse dado que es su Gracia y Misericordia la que guarda por siempre al pecador.

El mantendra su Promesa de Salvación hasta el final de los Tiempos y aquellos que creyeron una vez, son Salvos por Siempre delante de Dios.

27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30 Yo y el Padre uno somos. (Juan 10)

1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.
2 En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.
3 Confortará mi alma;
Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

4 Aunque ande en valle de sombra de muerte,
No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo;
Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.
5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores;
Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.
6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
Y en la casa de Jehová moraré por largos días.
(Salmo 23)

Deje que el Señor le cuide a usted también y confíe abandonándose en las manos de mi Dulce Pastor Jesucristo.
Dios le Bendiga

efgi
19-08-2002, 22:21
Siervo Fiel Contesta:
Bueno Efgi, yo solo estoy preguntando algo en base a lo que dices que la Biblia dice, que según lo que se lee y encuentra en muchos versículos es lo que Dios dice, o establece según tu lo lees.
Porque si afirmas que la Biblia dice que un creyente puede perder su salvación, entonces yo me imagino que también has encontrado cómo no perder tu misma salvación, no??

Efgi aporta: Allí están las palabras de aquel judío que al Mesías le preguntó acerca de los salvos: “23Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán”.

No soy quien dijo esas palabras ni del mensaje de advertencia que lo acompaña.

25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. 26Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. 27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. 28Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. 29Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. 30Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros” (Lc.13.23-30).

Efgi.

Siervo Fiel
19-08-2002, 23:36
Originalmente enviado por: efgi
Siervo Fiel Contesta:
Bueno Efgi, yo solo estoy preguntando algo en base a lo que dices que la Biblia dice, que según lo que se lee y encuentra en muchos versículos es lo que Dios dice, o establece según tu lo lees.
Porque si afirmas que la Biblia dice que un creyente puede perder su salvación, entonces yo me imagino que también has encontrado cómo no perder tu misma salvación, no??

Efgi aporta: Allí están las palabras de aquel judío que al Mesías le preguntó acerca de los salvos: “23Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán”.

No soy quien dijo esas palabras ni del mensaje de advertencia que lo acompaña.

25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. 26Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. 27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. 28Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. 29Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. 30Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros” (Lc.13.23-30).

Efgi.

Entiendo que es lo que ud. quiere decirme, le agradezco su exhortacion a ser salvo, SEPA UD. QUE YA LO SOY, Y ETERNAMENTE, pero el tema es que segun UD. debo conservarla, y "ESFORZARME" haciendo algo para no perderla.

Pero mire, ahi le va este, que es muy hermoso:

"10 El que cree en el Hijo de Dios, tiene el testimonio en sí mismo; el que no cree a Dios, le ha hecho mentiroso, porque no ha creído en el testimonio que Dios ha dado acerca de su Hijo. 11 Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. 12 El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.
13 Estas cosas os he escrito a vosotros que creéis en el nombre del Hijo de Dios, para que sepáis que tenéis vida eterna, y para que creáis en el nombre del Hijo de Dios." (1 Juan 5)

Esperado sus respuestas :confused:

Chon
20-08-2002, 00:30
Juan 6:47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mi tiene vida eterna. (dice; TIENE , no dice TENDRA, hay muchos versiculos que afirman el presente de esta acción)


Génesis 2:9 Jehovah Dios hizo brotar de la tierra toda clase de árboles atractivos a la vista y buenos para comer; también en medio del jardín, el árbol de la vida y el árbol del conocimiento del bien y del mal.


Génesis 3:22 Y Jehovah Dios dijo: —He aquí que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal. Ahora pues, que no extienda su mano,y tome también del árbol de la vida, y coma y viva para siempre.

El hombre no habia tomado la Vida Eterna = Arbol de la Vida , aunque la tuvo al alcance de su mano, antes de que Dios la retirara de el, Pero ahora Jesús pago por ella, si, a un precio muy alto, y ahora te la regala .

Ahora esta de nuevo a disposicion de quien quiera tomarla, ¿YA LA TOMASTE TU? Jesús la esta ofreciendo, !!! por pura Gracia.

Juan 10:28 YO LES DOY VIDA ETERNA, y no perecerán jamás, y nadie las arrebatará de mi mano.

La Vida Eterna Si se puede perder, si no la tomas la perderas, y el tiempo se acaba, si tu crees que Jesús no te puede dar la Vida Eterna desde hoy, entonces no has creido en el DADOR DE VIDA, Y las palabras que aseguran tu vida, no son nuestras sino son suyas, YO LES DOY VIDA ETERNA !!!, Cree en Él, deja a un lado lo que los hombres piensen.

¡¡¡ ASEGURATE EN JESÚS !!!

vilobe42
20-08-2002, 03:54
El salvo (nacido de nuevo) tiene vida eterna ésta es eterna, tiene la seguridad de que Dios es fiel y veráz.
Tiene el sello del Espíritu y es morada de Dios en el Espíritu.
Cristo le prepara lugar es su intercesor y nos es aplicada la justicia de Cristo por eso tenemos una posición "en Cristo" que no cambia.

Otra cosa es nuestro andar a veces pecamos y abogado tenemos a Jesucristo el que pagó por todos nuestros pecados. Tenemos a nuestro Padre amoroso que nos disciplina como a hijos para que participemos de su santidad en nuestro caminar.

Esto lleva al creyente a gratitud y confianza en nuestro amado Dios y Salvador, a gozarnos en la comunión con Dios y en guardar su Palabra, la ley de Cristo en nuestro corazón aplicándola a nuestra vida diaria.

El Espíritu Santo produce en nosotros el fruto del Espíritu y nos ayuda porque El nos ha llevado a Cristo y nos guía, fortalece, nos ayuda en nuestra debilidad a orar en el nombre de Cristo al Padre. A andar en el Espíritu, haciendo morir las obras de la carne.

El que comenzó la buena obra la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

Bendiciones

:corazon:

efgi
20-08-2002, 10:32
Palabras de Jesús, a quien decimos seguir y oír:

1Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. 2Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. 3Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; 4mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. 5Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. 6Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! 7Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. 8Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. 9Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. 10Pero mientras ellas iban a comprar, vino el esposo; y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta. 11Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos! 12Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco. 13Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir.

Esto acontecerá por encima de todas las verdades que cada quien aporta acerca de la salvación.

Efgi.

efgi
20-08-2002, 11:40
Palabras de Jesús, a quien decimos seguir y creer:

“23Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán”.

No soy quien dijo esas palabras ni del mensaje de advertencia que lo acompaña.

25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. 26Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. 27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. 28Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. 29Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. 30Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros” (Lc.13.23-30).

Esto acontecerá por encima de todas las verdades que aportan acerca de la salvación.

Efgi

vilobe42
20-08-2002, 13:28
En la parábola de las diez virgenes Mt 25. 1-13.
El Señor nos enseña la importancia de estar listos. Mientras las prudentes en sus lámparas tenían el aceito, a otras les faltaba, eran no solo no previsoras sino insensatas.
Es locur rechazar el Evangelio para encontrarse con una puerta cerrada, donde por más que se suplique que se les deje entrar el Señor responderá "No os conozco".
Todas ls virgenen tenían una lámpara todas dormían y esperaban al esposo. En el momento que llegó el esposo se víó la diferencia.
Es demasiado tarde para comprar aceite pues el esposo vendrá como ladrón en la noche, Mt 24:43, Lc 3:e 16:15.
Las parábolas nos ensezan que hasta el retorno del Señor estaban mezclados sin que a veces se pueda distinguir quien tiene vida y quien no la tiene entonces definitivamente serán separados. En la parábola de la cizaña el trigo es recogido "en mi granero" la cizaña quemada. En la de la red hay una separación también y así en otras parábolas.
Las ovejas que el conoce y le siguen heredan el reino y la vida eterna mientrass las cabras son echadas en el fuego eterno.

El juicio en el gran trono blanco alcanza a los que todavía están muertos en sus pecados. Los que hemos puesto nuestra fe en Cristo como nuestro Salvador Personal y suficiente no venimos a juicio al haber sido lavados con su sangre. En Isaías 23:6 "Jehová cargó sobre El la iniquidad de todos nosotros"

En el amor de Cristo.

vilobe42
20-08-2002, 14:49
En sus manos

Siervo Fiel
20-08-2002, 15:37
Originalmente enviado por: vilobe42
En sus manos

:sfuego: ¡ AMEN ! :sfuego:

Siervo Fiel
20-08-2002, 15:47
"27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30 Yo y el Padre uno somos." (Juan 10)

ALERTA CON LOS FALSOS MAESTROS

Aquellos que niegan la suficiencia de la Gracia que sujeta al creyente, la del Señor de Señores.


"1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme. (2 Pedro 2)

Jetonius
20-08-2002, 18:04
Originalmente enviado por: Siervo Fiel
"27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30 Yo y el Padre uno somos." (Juan 10)

ALERTA CON LOS FALSOS MAESTROS

Aquellos que niegan la suficiencia de la Gracia que sujeta al creyente, la del Señor de Señores.


"1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme. (2 Pedro 2)

Estimado Siervo Fiel:

Ya que es dado a emplear tipos grandes, le pregunto:


¿Qué significa para usted que estos falsos maestros negarían al Señor que los rescató?




Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

Siervo Fiel
20-08-2002, 18:46
Originalmente enviado por: Jetonius


Estimado Siervo Fiel:

Ya que es dado a emplear tipos grandes, le pregunto:


¿Qué significa para usted que estos falsos maestros negarían al Señor que los rescató?




Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

Estimado Jentonius:

Disculpeme por las letras grandes, no lo volveré a hacer. :(

Sobre su pregunta:

Podria ser... Apostasia???

Significado Diccionarios Vox

apostatar (l. -are)
1 intr. Abandonar la religión que se profesa.
2 Abandonar un religioso la orden a la que pertenece.
3 No cumplir un clérigo con las obligaciones propias de su estado.
4 p. ext. Abandonar un partido para entrar en otro.

efgi
20-08-2002, 20:05
Siervo Fiel.

Ante todo, no dejemos bailar a Satanás entre nosotros. Que nadie le extienda su ser al maligno para que no empiecen a aparecer indirectas abominables.

Quien se considere cristiano que respete, que demuetre su madurez personal y su amor por su prójimo y por sus enemigos, si los tiene.

Por muy grandes que sean escritos los mensajes que envíen, ninguno alterará cuanto está advertido en la Palabra de Dios y ello incluye el arrebatamiento, evento que marcará la pauta trascendental de inicio de lo esperado por la familia cristiana, y ese acontecimiento dirá quien se salva y quien se queda.

Hasta ese día que cada quien se formule su salvación al tono musical que más crea conveniente para sí mismo, pero sin ofender a su prójimo y menos si es hermano en el Señor.

No llamen Falso Profeta a nadie que reconozca a Dios como su Padre, a Jesús como su Señor y Salvador y al Espíritu Santo como el otro consolador, quien nos lleva a toda verdad. Pueden burlarse de Dios y del Hijo, más ¡AY! de aquel que se burle del Espíritu Santo, quien nos está alimentando hasta ese día.

En mi caso, solo me he limitado a transportar apartes bíblicos, las palabras de Jesús y de sus apóstoles con referencia a ese día cuando el Señor venga por su congregación, su Esposa.

Es un deber de cada quien evaluar los apartes bíblicos que enseñan acerca de ese día del arrebatamiento y quien lo haga que use su sensatez, antes que el apasionamiento, porque por algo están allí esas advertencias. Ni Jesús ni sus seguidores hablaron al respecto para ser desdeñados....

Muchos (no todos) fariseos y saduceos también llamaron falso profeta a Jesús e incluso lo llamaron BAAL ZBUB (Belzebú), "amo de las moscas", identificativo de Satanás. Muchos lo quisieron apedrear porque traía a colación cuanto estaba escrito en las Escrituras.

No llamen falso profeta a quien advirtió que "muchos procurarán entrar al reino de los cielos y que pocos lo lograrán".

Yo no escribí esa advertencia.

No llamen falso profeta a quien enseñó de ese arrebatamiento mediante las parábolas de las diez vírgenes.

Yo no escribí esa advertencia.

Que nadie llame falso profeta a quien advirtió que "uno será tomado y otro será dejado".

Yo no escribí esa advertencia.

No llamen falso profeta a quien en su señorío y potestad rechazará a los siervos imútiles a los que llamará "hacedores de maldad".

Yo no escribí esa advertencia.

37Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos,


así será también la venida del Hijo del Hombre.


40Entonces estarán dos en el campo;

el uno será tomado, y el otro será dejado.

41Dos mujeres estarán moliendo en un molino;

la una será tomada, y la otra será dejada.

Yo no escribí esa advertencia.

42Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis". Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así.

Jesús no es insensato y desde siempre entendió y sabe que hay siervos MALOS ("Hacedores de maldad").

48Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir;

49y comenzare a golpear a sus consiervos, (llamándolos FALSOS PROFETAS, INCLUSO..... )

y aun a comer y a beber con los borrachos,

50vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera,

y a la hora que no sabe,


51y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes".




En su parábola de los talentos JESÚS también resaltó al siervo o creyente MALO:

26Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.

27Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.

28Quitadle, pues, el talento,

y dadlo al que tiene diez talentos.

29Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.

30Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes".

Por muy grandes que escriban sus posiciones personales, no lograrán alterar las advertencias que Jesús y sus apóstoles nos legaron para que las tuvieramos en cuenta.

La participante Virginia hizo una exposición somera de esa realidad que bien tiene en cuenta Dios y su Hijo desde hace dos mil años, que de diez "virgenes" (creyentes) cinco no tendrán aceite (unción) en sus "lámparas" (vida cristiana).

Por ello serán dejadas, pero tendrán otra oportunidad, no para ser Esposa, porque después de tres años y ocho meses, si no se dejan marcar del "hijo de perdición", serán redimidas.

Entonces que "estén ceñidos vuestros lomos, y vuestras lámparas encendidas",

"36y vosotros sed semejantes a hombres que aguardan a que su señor regrese de las bodas, para que cuando llegue y llame, le abran en seguida". Ellos serán para Dios y para Jesús, SACERDOTES por mil años (Apo. 20.4-6)

En cuanto a las cinco "vírgenes" halladas con "aceite en sus lámparas": 37Bienaventurados aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando; de cierto os digo que se ceñirá, y hará que se sienten a la mesa, y vendrá a servirles.

38Y aunque venga a la segunda vigilia, y aunque venga a la tercera vigilia, si los hallare así, bienaventurados son aquellos siervos.

39Pero sabed esto, que si supiese el padre de familia a qué hora el ladrón había de venir, velaría ciertamente, y no dejaría minar su casa. 40Vosotros, pues, también, estad preparados, porque a la hora que no penséis, el Hijo del Hombre vendrá (Lc. 12).

No se tomen algunos este foro para insultar a su prójimo, a menos que lo hagan en el nombre de Satanás, porque si verdaderamente son discípulos de Jesús que lo demuestren como El lo dijo, con amor.

Gústele a no les guste, aceptenlo o recháncenlo, ese día vendrá Jesús y todas esas advertencias serán una realidad, felíz para "pocos" y desdichadas para "muchos".

“23Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán”.

25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. 26Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. 27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. 28Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. 29Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. 30Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros” (Lc.13.23-30).

Para quienes dicen que la salvación se obtiene por la fe y la gracia, tienen toda la razón, pero también Jesús dijo:

"12He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

13Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último".

Los insultadores "cristianos", abstenganse de insultar, no ofendan y demuestren que por lo menos que en sus hogares les enseñaron buena educación, demuestren qué clase de padres tienen, en qué hogar viven, qué espíritu los alienta, y si son creyentes recuerden esas palabras: "No hagaís a los demás lo que no quieran que hagan con ustedes"

1Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio. 22Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.

Efgi.

Siervo Fiel
20-08-2002, 20:23
Originalmente enviado por: efgi
Siervo Fiel.

Ante todo, no dejemos bailar a Satanás entre nosotros. Que nadie le extienda su ser al maligno para que no empiecen a aparecer indirectas abominables...

Efgi.


Lo siento mucho Efgi, deberas lo siento, le pido perdon por extralimitarme, me apasione y perdi la mesura...

Hago una disculpa publica si alguien mas se sintio agredido con mis palabras...

No así por la Palabra de Dios expuesta.

Paz de Cristo en su vida.

Fin de mi participacion.

efgi
21-08-2002, 16:35
Siervo Fiel.

Estaba en deuda contigo con la respuesta a una de tus anteriores intervenciones. Aparte de ello, acepto de corazón tu disculpa pública. No le extendamos a Satán la mano para que haga de este foro un infierno. Dios nos ha concedido una hermosa oportunidad de conocer a muchos hermanos y de compartir a través de las distancias y de hacerlo de esta manera electrónica. Podemos edificarnos mutuamente y demostrar cuanto nos ha suplido el Espíritu Santo guiandonos a toda verdad.

En cuanto a tu anterior comunicado, a tu parecer parece que no tengo comprensión de lectura. Veamos si tienes razón.
La BIBLIA compila información integral e instrucciones que en su compendio orientan al hombre a comprender que “el reino de los cielos se ha acercado”, y que se ha acercado en la persona de Yeshua (“Salvación”) –Jesús- con su ofrecimiento de una salvación, por cuanto va a haber una condenación. Esa información, en términos generales, pretende que el hombre sepa al respecto de la “verdad” frente a una gran mentira que maneja ese personaje llamado Satanás y mediante la cual ha esclavizado al mundo que nos es propio. Es del hombre su responsabilidad de decidir si acepta o rechaza el ofrecimiento, si es que lo llega a conocer. El solo hecho de conocer el plan de la salvación y de aceptar ese ofrecimiento no lo hace salvo, a menos que atienda las instrucciones dadas por quien y quienes están autorizados a darlas: Jesús y sus apóstoles.
A mi aporte anterior me dices:
”Bueno Efgi, yo solo estoy preguntando algo en base a lo que dices que la Biblia dice, que según lo que se lee y encuentra en muchos versículos es lo que Dios dice, o establece según tu lo lees.
Porque si afirmas que la Biblia dice que un creyente puede perder su salvación, entonces yo me imagino que también has encontrado cómo no perder tu misma salvación, no??”


Efgi te responde: En cuanto a que te imaginas que también he encontrado cómo no perder mi salvación, pues, si, siguiendo las instrucciones de Jesús, a quien dices seguir.

El habló de PERSEVERAR. ¿Perseverar en qué?

Jesús, el camino, la verdad y la vida habló de perseverar para lograr algo específico.

22Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mt. 10.)

En el capítulo 24. 13 este apóstol resalta de nuevo las palabras de quien dices seguir. Esa frase, ¿cómo interpretarla: “mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo”?

Tienes a Hechos 13 como referencia.

"6el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: 7vida eterna a los que, perseverando en bien hacer, buscan gloria y honra e inmortalidad (Ro. 2).

¿Qué significa PERSEVERAR?

¿Es –quizás- una advertencia? Y si lo es, ¿cómo ajustarla frente a la doctrina “salvos siempre salvos”? Si es una advertencia, como tal ¿qué sentido tiene? ¿Qué pasa con quien no PERSEVERE hasta EL FINAL?

¿Qué entiendes en esta frase: ¿si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvos, si no creísteis en vano” (1ªCor. 15.1).

9Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo (2Jn.9).

Un creyente se puede “extraviar” pero si PERSEVERA EN LAS ENSEÑANZAS DE CRISTO, tiene a Dios…pero, ¿y si no persevera?

Por su parte, la Palabra de Dios, la Biblia resalta “no descuidarla”. “Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución, 3¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, 4testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad”.

¿Qué si creo poder perder mi salvación?, me preguntas.
Bueno, me pongo al lado del apóstol quien dijo:
12No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús. 13Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, 14prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús (Fil.3).

No soy quien afirma “que la Biblia dice que un creyente puede perder su salvación”. No escribí la BIBLIA, eso es claro. Las evidencias allí depositadas hablan de un tal Esau y de una pareja creyente que vendieron sus bienes y por mentirle al Espíritu Santo murieron. ¿Qué significará esa anécdota?

Muy seguro me preguntas que si “sinceramente creo que Dios daría a su Único Hijo sin saber que una vez salvos seguiríamos siendo pecadores y no hacer algo para evitar dicho problema? Mi Dios no lo haria”.

. 8Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. 9Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 10Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros” (1Jn).

Me preguntas de si acepto la “doctrina” de la perdida de salvación.
Pues, no sabía que existía esa “doctrina”, pero sí sé que los apóstoles trataron del tema que no quieres evaluar: “1Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos” (He. 2).

12Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. 14Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio” (He.3).

4Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. 7Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; 8pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada” (He.6).

20Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2P).

En el supuesto caso de existir una “doctrina de la pérdida de la salvación”, Hebreos 12.15 podría aportar al respecto: “15Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados; 16no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura. 17Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas” (He.12).

Ese proceso estaría enmarcado en un “enredándose otra vez en las contaminaciones del mundo y ser vencidos”.
“21Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.”

Hablas también de una supuesta “Seguridad Eterna”.

¿Qué tipo de enseñanza es esa y de dónde emanó? ¿De la BIBLIA?

Tu “seguridad eterna” INICIA cuando formes parte de ese arrebatamiento, sea que estés vivo o que resucites, si has muerto antes que venga Jesús por su “virgen”, la EKLESSIA, para desposarla en las bodas del Cordero.

Si no llegaras a formar parte de las cinco vírgenes que serán arrebatadas, entonces tu “seguridad eterna” puedes aún lograrla solamente tres años y ocho meses después, cuando regrese Jesús con su Esposa a la Tierra y restaure el reino a Israel, siendo El el Mesías, obviamente si te abstienes de dejarte marcar por el sistema del hijo de perdición.

Otra oportunidad para alcanzarla es si tu nombre es hallado inscrito en el libro de la vida, ese día delante del Trono Blanco, mil años después del regreso de Jesús con su Esposa (Ro. 2.14).

Es apenas lógico que nadie tiene LICENCIA PARA PECAR si está en el camino del Señor, por esa razón están las advertencias que no quieres aceptar, responsabilizándote de todos los creyentes del mundo, sin atender que Jesús a muchos de ellos les dirá no conocerlos y los llamará “hacedores de maldad”, “siervos inútiles o malos”.

En cuanto a que creas que me salgo por la tangente, pues, considero que te falta evaluar los aportes bíblicos que te he aportado los cuales desmienten tu apreciación.
Yo si creo poder perder mi salvación, si no atiendo lo que se me advierte:

1.Que “es imposible que sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio, aquellos creyentes “que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron” (He.6).

2.Que si un creyente escapó “de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo” y se “enreda otra vez en ellas” y es “vencido”, el apóstol explica que “su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2P).

Entiendo que quieres saber si Esaú, al perder su primogenitura, perdió su salvación. El apóstol habla claramente:
1.15Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios;
¿Cómo podemos dejar de alcanzar la gracia de Dios?

El mismo apóstol lo explica: “brotando alguna raíz de amargura”, y nos dice que esa circunstancia nos “estorba”, y que “por ella muchos son contaminados”.

¿Quiénes pueden ser los contaminados, los creyentes o lo del mundo?

Dos connotaciones resalta el apóstol, que motivan “dejar de alcanzar la gracia de Dios”
2. 16no sea que haya algún fornicario,
3. o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.

¿Sabes qué es PROFANO? En tu casa debe haber un diccionario, así que te corresponde encontrar la similitud entre profano y salvación. Esa respuesta, la que te entregue tu diccionario enfréntala con la frase que dice: “14Seguid … la santidad, sin la cual nadie verá al Señor”.

Con base en que sabes bastante de BIBLIA, entonces, no te será nada complicado entender qué es PRIMOGENITURA con relación a las costumbres de esas latitudes del oriente y sustentadas en ellas cómo el plan del Altísimo se daría en Esaú, siendo el primero en nacer por lo cual le correspondería la salvación (Gen. 35. 9-15- Ex. 4.22, Ro.11.26).

En cuanto a Ananías y Safira, que tu no afirmes lo que no te parezca con relación al motivo de sus muertes frente a la salvación de cada uno de ellos, no significa que ellos no murieron por las causas por las cuales fallecieron. ¡Mintieron al Espíritu Santo! (Hech. 5.3, 1Cor.6.19, Ef.4.30).

“31Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada. 32A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero” (Mt.12).

Me traes a colación a 1ªCor. 5, diciéndome: “Yo no afirmaria eso” y me recuerdas “del caso de fornicación en la iglesia de Corinto”.
El versículo en cuestión, “De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre”. (1 corintios 5), no está generalizando a toda esa congregación. Las palabras de Pablo no incluyen a todos los de Corinto. El resaltó que había ese problema en algunos. No todos los hijos se acostaban con las mujeres de sus padres y no todas las mujeres se acostaban con los hijos de sus hombres. Esa iglesia tenía creyentes de todas las edades y no es justo incluir a los niños y a los ancianos ni a todos en general en ese problema de fornicación. (Qué interpretación tan rara haces).

Lo particular resalta al escribir el apóstol: “el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús”. Ahí está el apóstol individualizando, no generalizando.

Si se tratara de la “fornicación en la iglesia de Corintos”, como si ello hubiera sucedido en todos los congregados, entonces, primero qué tiene que ver la mentira de esa pareja (al vender su propiedad y robar del fruto de esa negociación) con fornicación? Y si toda una iglesia tenía el problema de la fornicación, ¿por qué solo murieron Ananías y Safira y por qué eran aceptadas las demás donaciones si todas procedían de creyentes corintos?

Me extraña tu pregunta: “tu que dices, ¿podría ser que Ananías y Safira están en el Cielo?”.
La BIBLIA enseña que al “cielo” se llega VIVO y con Jesús, por ello es la resurrección de entre los muertos y las bodas del Cordero.

¡Jamás he dicho que Judás Iscariote fue salvo! Cuidado con tu manera de comprender la lectura o de interpretar. Bien lo dijo Jesús, “el que persevere hasta el final será salvo” y Judas, por las razones que fueron, no pudo perseverar hasta el final, de sus días.

Si bien es clara la Escritura, para ti no lo es, porque aportas versículos que te dicen de manera diáfana que Satanás “entró en Judas, por sobrenombre Iscariote, el cual era uno del número de los doce” (Lucas 22), lo cual indica que antes no lo había hecho. Jesús también le ordenó a Pedro “apartate de mí Satanás”. Pedro negó a Jesús, más no lo ENTREGO a la muerte, como tampoco cobró por ello, como lo hizo Judas.

Para nada he tocado el tema de Judas con relación a Pedro, ni si Dios fue o no justo para salvar o no a Pedro. Dios y Jesús le ofrecieron la salvación a Judas, por ello fue escogido entre los 12 que habrían de “juzgar a las doce tribus de Israel” ese día que ha de venir.

Hablas de probabilidades al comentar “Entonces, sucede que lo mas probable es que Judas JAMAS fue salvo y perecio rumbo al infierno por su remordimiento y no arrepentimiento, porque si hubiera ido a Jesucristo a pedirle perdon, lo hubiera perdonado, pero sabes que no fue asi, verdad?”.

No sé a qué viene ese tema, pero es obvio que Judas jamás fue salvo, porque no perseveró hasta el final de sus días, así como te corresponde a ti mismo hacerlo, perseverar y no descuidar una salvación tan grande.

Hablas de hipótesis al respecto, lo cual demuestra que poco sabes de ese tema enmarcado en “Para que las Escrituras se cumpliesen”.

Supones que yo diría “Ah, ¿entonces por qué sano gente, sacó demonios como los demás?”. Quédate con tu suposición porque entiendo perfectamente del porqué Judas experimentó lo mismo que los demás. ¿Sabes el significado de “apóstol”?


Por otra parte, cuando sacas a relucir la advertencia de Jesús: “De “estos” tambien se nos dijo:
24 Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. (Mateo 24), desconoces que al decir CRISTOS Jesús dijo UNGIDOS. Tu eres un UNGIDO, si eres un cristiano, porque la voz griega “jristianós” es el equivalente a UNGIDOS. La voz CRISTO procede del griego “Jristós”, equivalente a MESIAS y MESIAS en hebreo significa UNGIDO, y como tal fue reconocido, por ejemplo, el Rey David, por ello Jesús es “Ha Mashiaj”, es decir “El Ungido”.

Además, los falsos profetas, a los cuales se refirió Jesús son aquellos que “harán grandes señales y prodigios”. ¿Conoces alguno que haga “grandes señales y prodigios, al punto que puedan “engañar” –SI FUERE POSIBLE- aun a los ESCOGIDOS”?
¿Entiendes qué significa “grandes señales y prodigios”?
Reconoces que contesté con la verdad acerca de “re-obtener la salvación fue precisamente para saber (según dices que dice la Biblia)”, entonces, ¿por qué escribes el incluido: “(según dices que dice la Biblia)”?

Si reconoces que contesté con la verdad acerca de la imposibilidad de“re-obtener la salvación”, cuando simplemente te transcribí lo escrito por los apóstoles y no por mi, ¿por qué insistes en preguntarme “¿Entonces ya no hay remedio para los que pierden su Salvación?

Los apóstoles son quienes te lo dicen, no yo. Lee bien lo que ellos te explican. Uno de ellos te dice que es IMPOSIBLE “que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio”.
No tergiverses la advertencia, por tu bien….

Tu no tienes en cuenta que Jesús al venir rechazará a muchos, a quienes les dirá: Nunca os conocí, apartaos de mí, hacedores de maldad”. Tu no tienes en cuenta que Jesús habla de “siervos inútiles y malos”. No tienes en cuenta que el mismo Jesús, a quien debes creerle, te dejó una parábola que habla de diez vírgenes. De que te dejó dicho que “uno será tomado y otro dejado”.

Tu hablas de una doctrina no bíblica, la supuesta Salvación eterna, en el mismo sentido como decir “hemorragia de sangre”, toda vez que la salvación es eterna a partir del arrebatamiento, para quienes nacimos después de Jesús. Es cierto que fuimos lavados de nuestros pecados por la sangre de Jesús, pero también es cierto que Jesús a muchos los negará ese día cuando venga por su Esposa.

No tienes en cuenta el mismo aparte que me envias: “18 Venid luego, dice Jehová, y estemos a cuenta: si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueren rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana. 19 Si quisiereis y oyereis, comeréis el bien de la tierra; 20 si no quisiereis y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho.”

Ese aparte termina así: “y fuereis rebeldes, seréis consumidos a espada; porque la boca de Jehová lo ha dicho”.


Los rebeldes no son los inconversos, pues, no han recibido el mensaje. Los rebeldes, como su nombre lo dice, se rebeldizan a seguir a Jesús y lo hacen cuando han conocido del mensaje, no cuando lo desconocen, porque nadie rechaza lo que desconoce.

Tan mala es a veces tu comprensión de lectura que aterra. El versículo aclara que “es imposible que sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio, los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron”.
Lo interpretas así: “EXACTAMENTE, JAMAS VUELVEN A PERDERSE O CAER DE LA GRACIA”. “Aquí dice precisamente que nadie, que una vez Salvo por Gracia (regalo inmerecido) volverá a caer, puesto que la Salvación le corresponde al Señor y no a los hombres”
¿Dónde dice eso?

Y de ser así, ¿a quiénes Jesús les dirá ese día “Nunca os conocí, apartaos de mí, hacedores de maldad”?

¿Por qué Jesús, rechazará a esas ovejas que hicieron muchos milagros en su nombre, y en su nombre profetizaron y en su nombre echaron fuera demonios, si estas ovejas oyeron su voz, supuestamente, y ese día El nos las conocerá? Si se supone que esa ovejas lo siguieron, si no no habrían hecho “muchos milagros en su nombre, y en su nombre profetizaron y en su nombre echaron fuera demonios”, ni ese día le reclamarían “Señor, Señor, ábrenos la puerta”!

Usas una profecía solo vigente en la eternidad, el salmo 23, y no tienes en cuenta que somos soldados de Jesús: “3Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo (2 Ti.2.3).

“12gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración” (Ro.12). 33Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo” (Jn. 16.33).

“3Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación, 4el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios. 5Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación. 6Pero si somos atribulados, es para vuestra consolación y salvación; o si somos consolados, es para vuestra consolación y salvación, la cual se opera en el sufrir las mismas aflicciones que nosotros también padecemos. 7Y nuestra esperanza respecto de vosotros es firme, pues sabemos que así como sois compañeros en las aflicciones, también lo sois en la consolación” (2 Cor. 1-3).

“8Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios”.

5Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio”.
Se nota que eres joven y sin experiencia en el mundo, por cuanto desconoces las aflicciones de quienes trabajan en la obra del Señor.

Por último, ¿dónde dice que Cristo mora en los creyentes? (Jn.16.4-15, 1ªCor.3.16, Jn.17.3), si así fuera, ¿Por qué todos hemos de comparecer ante el tribunal de Cristo? (Ro.14). ¡Jesús partió a los cielos! Por ello nos dejó al OTRO consolador, para que no estuviéramos “HUERFANOS”.

Efgi.

Siervo Fiel
21-08-2002, 20:52
Antes que nada, el Señor te bendiga, gracias por contestarme, espero no causarte molestias.

Dios Sea Glorificado en todo.
__________________________________________________ __

Dice Efgi
Estaba en deuda contigo con la respuesta a una de tus anteriores intervenciones. Aparte de ello, acepto de corazón tu disculpa pública. No le extendamos a Satán la mano para que haga de este foro un infierno. Dios nos ha concedido una hermosa oportunidad de conocer a muchos hermanos y de compartir a través de las distancias y de hacerlo de esta manera electrónica. Podemos edificarnos mutuamente y demostrar cuanto nos ha suplido el Espíritu Santo guiandonos a toda verdad.
__________________________________________________ __

Siervo Fiel Contesta:
AMEN
__________________________________________________ __

Dice Efgi:
En cuanto a que te imaginas que también he encontrado cómo no perder mi salvación, pues, si, siguiendo las instrucciones de Jesús, a quien dices seguir.

El habló de PERSEVERAR. ¿Perseverar en qué?
Jesús, el camino, la verdad y la vida habló de perseverar para lograr algo específico.

22Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mt. 10.)
__________________________________________________ __

Siervo Fiel Contesta:

El versículo indica una persona que persevera en algo es aquella que continua en una actividad determinada y es catalogada como un exponente de dicha actividad.

El significado de perseverar es:
1 intr. Persistir en una manera de ser o de obrar.
2 Durar permanentemente o por largo tiempo.

Cuando alguien es Salvo por Gracia, su camino se vuelve hacia Dios y no busca el pecado, aunque caerá en pecado algunas veces, será no por “vivir practicándolo” pero por la Gracia de Dios seguirá el camino que Dios le indique.
Ahora si otras personas ven un cambio en ese nuevo cristiano y ven que su vida ahora es mas ordenada, dedica tiempo en la lectura Biblica, es diezmador, ora diariamente, asiste a una iglesia en donde la autoridad sea la solamente la Biblia, se bautiza, notan que su carácter cambió, ama a la gente alrededor suyo, cuida su familia, etc.

Entonces los que NO son cristianos diran cuando lo vean por ahí “ahí va un hombre de Dios” o “aquel hombre es cristiano” o “ese muchacho es hijo de Dios”

Entiendes mi punto?? Podriamos decir que es una etiqueta de Dios

El versículo que mencionas NO dice que por ser como es, obtuvo la Salvación por Gracia, sino que por SER SALVO, el obra a partir de la Fe, dada al creyente, pero esto solo muestra su Nuevo Nacimiento.

Buscando Sinónimos de Perseverar encontre estos:
Sinónimos
1. intr. persistir, insistir, mantenerse, no volver la cara atrás, llevar adelante; desistir, renunciar, ceder. Insisitir indica acción reiterada; se insiste una y otra vez en una acción o propósito. ``Dícese perservar cuando se continúa la cosa sin querer hacer mudanza o variación. Persistir, cuando se persevera con constancia y obstinación. Así pues, persistir es más que perseverar´´ }(Ma).}
2. perdurar, permanecer, persistir. Con el sentido de durar una persona, una cosa o una situación, permanentemente: {hay cosas que perseveran con el tiempo.

Todo indica que son obras despues de la Fe, no antes.

Además, dichas obras son impulsadas por el Espiritu de Dios en el creyente,

“13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. “ (Filipenses 2)

Si decimos que debemos “hacer algo” para conservar nuestra Salvación estamos en contra de la Salvación por Gracia.

"8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe." (Efesios 2)

Estimado Efgi, te suplico que aclaremos primero este punto y luego despues seguiremos con lo demas, ok??

Gracias por contestarme, Dios te Bendiga.

hemiliano
23-08-2002, 15:27
.... siempre que se ha planteado este tema en el foro, ha habido mucha controversia acerca de este ya que siempre ha habido distintos puntos de vista muy "firmes" acerca de tal tema.

Mi punto de vista es que la salvacion si se pierde, que uno puede apartarce del plan de Cristo y renunciar con sus actos a la salvación. No creo que una ves que reconocemos el Señorío de Cristo, el Poder de Dios y la existencia del Espíritu Santo seamos mágicamente salvos.
Romanos 10:9-10 expresa no una situación aislada o principal en la vida de todo cristiano, si no una actitud cotidiana y constante que debemos desempeñar para ser salvos.

Esto no es como aprender a andar en bicicleta. El dejar de practicar el cristianismo nos enfria, nos endurece... y por supuesto, creo que esto lo sabemos y compartimos todos, los que son duros de corazón o frios no entrarán al reino de los cielos.

De todas maneras, cualquiera sea nuestra creencia sobre este punto, creo que lo importante es saber que debemos ser fieles a Cristo en todo momento de nuestra vida, y si hemos pecado, levantarnos en ese momento... si solo le somos fieles, seguramente seremos salvos.:eek:

DIOS LOS BENDIGA
EMILIANO.H.

efgi
23-08-2002, 17:26
PUNTO POR PUNTO
Siervo Fiel:
Obviamente no me causas molestias y es de esperar que el foro sea una espléndida oportunidad para compartir impresiones, inquietudes y enseñanzas, en fin… como tu dices, “Dios Sea Glorificado en todo”.

Como bien lo aportas, eso es perseverar, por ejemplo, una persona que contra todo pronóstico continúa en el camino del Señor y es reconocida, como un hijo de Altísimo por parte de Dios y de Su Hijo (Mt. 13.1-9, Lc.8.4-15, Mr. 4.1-20). Por ello Jesús les advirtió a sus discípulos primarios: “22Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo” (Mt. 10). Les explicó acerca del rechazo que encontrarían para introducir el mensaje de la salvación en un mundo en poder del “dios de este siglo”, pero si persistían en la misión hasta el final de sus días, entonces serían salvos. Cierto es que la salvación llegó con Jesús y con él la gracia. La gracia sustituyó a la ley mosaica, la cual se sustentaba en las obras enmarcadas en las 613 ordenanzas, pero el seguir a Jesús les significaba involucrarse en obras preparadas de antemano por Dios en las cuales como discípulos habrían de “andar”. Es obvio que no se trata de buscar el pecado, si este fue previamente confesado y rechazado a conciencia, y luego, en el nombre de Jesús el creyente se inició como discípulo mediante el bautismo. Pero ello no indica que el creyente siga siendo un mero creyente, cuando debe ser un discípulo y como tal formar parte de la gran comisión en conformidad a la manera como el Altísimo configuró la congregación de su Hijo. 27Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular. 28Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. 29¿Son todos apóstoles? ¿son todos profetas? ¿todos maestros? ¿hacen todos milagros? 30¿Tienen todos dones de sanidad? ¿hablan todos lenguas? ¿interpretan todos? 31Procurad, pues, los dones mejores (1ªCor.12).
Luego Jesús mismo “11constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros”.
¿Para qué los constituyó?
Para “12perfeccionar a los santos para la obra del ministerio y para la edificación del cuerpo de Cristo”.
¿Hasta cuándo?
“13hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Ef. 4).

Si bien es cierto, hay pecados que no son de muerte, pero los hay que sí llevan al hombre a la muerte (separación de Dios del hombre pecador), pero “17al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado” (Stg. 4).
Tu comentas que el creyente que ha pecado “por la Gracia de Dios seguirá el camino que Dios le indique”, pero es que el camino lo indica Jesús y precisamente pecado le es al creyente salirse de ese camino. Nos corresponde a los hermanos ayudar al hermano en pecado.

19Hermanos, si alguno de entre vosotros se ha extraviado de la verdad, y alguno le hace volver, 20sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados. (Stg.5).

16Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte, pedirá, y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte, por el cual yo no digo que se pida. 17Toda injusticia es pecado; pero hay pecado no de muerte” (1ªJn.5).

En tu ingenuidad, asombrosa, por cierto, comentas que “si otras personas ven un cambio en ese nuevo cristiano y ven que su vida ahora es mas ordenada, dedica tiempo en la lectura Biblica, es diezmador, ora diariamente, asiste a una iglesia en donde la autoridad sea la solamente la Biblia, se bautiza, notan que su carácter cambió, ama a la gente alrededor suyo, cuida su familia, etc”.

Creí que hablábamos de la pérdida de la salvación en un creyente y no en un neófito, o como lo llamas, “ese nuevo cristiano”.

Ojalá los “NO son cristianos” reconozcan o digan “ahí va un hombre de Dios” o “aquel hombre es cristiano” o “ese muchacho es hijo de Dios”. Ni se dan cuenta de ello, ni aún predicándoles muchos se toman ese detalle. Eso ya te suena a cualquier cosa, hermano, menos a realidad.

Si entre cristianos y no nos respetamos… qué vamos a esperar que un “NO cristiano” se ponga en ese papel idealista de admirar a un cristiano.

Tu “punto” está un tanto desfasado de la realidad… y eso de la etiqueta de Dios no queda sino en lo ideal, porque llevar esa supuesta etiqueta significa sacrificio, abnegación, entereza, ser rechazado por los NO cristianos y aún por los mismos “hermanos”.

Este aparte no lo comprendí: “El versículo que mencionas NO dice que por ser como es, obtuvo la Salvación por Gracia, sino que por SER SALVO, el obra a partir de la Fe, dada al creyente, pero esto solo muestra su Nuevo Nacimiento”.

Todos los sinónimos que encontraste dicen exactamente lo que Jesús a sus discípulos les advirtió, precisamente eso, el de persistir, el de no descuidar una salvación tan grande, el de insistir como soldados de Jesús, el de sufrir, el de sacrificarse por otros, el de mantenerse firmes, el no volver la cara atrás, el de llevar adelante la gran comisión, conforme a la responsabilidad que cada discípulo ha de recibir de Jesús, porque no dijo “id y haced creyentes calienta sillas y domingueros”, sino “id y haced DISCIPULOS…”.

El discípulo debe desistir de pecar, debe renunciar a los valores mundanos o “carnales”. Todos esos sinónimos son aplicables a esa frase que Jesús dijo: “El que persevere HASTA el final, será SALVO”.

Es claro que las obras que hace un discípulo no tienen nada que ver con las obras de la ley de Moisés, eso antes lo comenté, pero como discípulos que somos debemos hacer las obras que el Señor nos delegue, teniendo en cuenta que la “mies es mucha y los obreros somos pocos”. Es obvio que dichas obras son motivadas por el Espíritu de Dios…, pero recuerda que escrito está: “No contristéis al Espíritu…”.

Tu eres quien dice que “Si decimos que debemos “hacer algo” para conservar nuestra Salvación estamos en contra de la Salvación por Gracia”, pero uno de los apóstoles escribió: “14Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle? 15Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.
18Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras. 19Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta? 21¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar? 22¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras? 23Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios. 24Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe. 25Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino? 26Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta”.

A la verdad, prefiero atender lo escrito por Jesús y sus apóstoles.
Muchos se contradicen aportando este versículo "8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe." (Efesios 2) para indicar que no hay que hacer obras, pero tu mismo hablas de que “dichas obras son impulsadas por el Espiritu de Dios en el creyente” y también que “Todo indica que son obras después de la Fe, no antes”.
El versículo 9 trata de las obras de la ley mosaica…
En Jesús…
Efgi.

Siervo Fiel
23-08-2002, 19:17
Estimado Efgi:

En casi todo estoy de acuerdo contigo, y quiero aclararte que todo lo que dices acerca de obras muertas segun Santiago, no contradice en nada mi punto, yo creo en eso, la Fe sin obras es muerta. El problema aqui es que has declarado que las obras son el medio para obtener la salvacion!!! eso es todo por lo que hemos hablado tantos dias y caminado en circulos.

Un dia dices que si, que es por Gracia, otro dia dices que no, que es por obras, en fin, en que quedamos???

Te di el significado de perseverar y sus sinónimos como indicativo que las OBRAS solo indican un cambio de actitud en el creyente, aunque las de algunos indiquen lo contrario. Porque los hay.

Tooodo lo que te he escrito es para decirte que la Salvacion es una y las obras despues de la Salvacion son otras, y que éstas no son en si mismas el motivo de Salvacion, si no producto de un Nuevo Nacimiento.

Todas nuestras obras al servicio del Rey de Reyes, no son para Salvacion, porque desde que una vez confiamos en Cristo el nos Selló con su Santo Espiritu y éste es el que nos mueve a nosotros los creyentes, para ir y predicar el Evangelio.

Claro que no me interesa lo que comenten los NO cristianos de mi andar, me interesa lo que Dios tenga de mí, ese ejemplo te di para remarcarte que el versiculo que mencionas no indica que por medio de las OBRAS se obtiene la SALVACION, solo por FE EN LA SANGRE DE CRISTO DERRAMADA EN EL CALVARIO POR LOS PECADORES.

"Por lo cual estoy cierto que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna criatura nos podrá apartar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro." (Romanos 8: 38-39)

¿ABRA ALGO QUE PUEDA SEPARARNOS DEL SEÑOR JESUCRISTO?

NADA

MARITZA
23-08-2002, 21:01
Originalmente enviado por: Maripaz





Saul pertenecía al Antiguo Pacto.

¿Dónde dice la Escritura que Saúl perdió la salvación? :confused:
DIOS TE BENDIGA, EN 1 DE SAMUEL CAP 31:4 TE LO DICE BIEN CLARO QUE EL NO SE SALVO, Y LA BIBLIA A MI ME DICE QUE
EL QUE SE QUITE LA VIDA NO HEREDARA LA VIDA ETERNA, PORQUE DIOS ES EL QUE DA LA VIDA Y EL QUE LA QUITA. ALELUYA.:angel:

efgi
23-08-2002, 22:05
Siervo Fiel,

jamás he declarado que "las obras son el medio para obtener la salvacion".

Tienes a tu disposición todo cuanto se ha tratado en este foro y mis aportes participando en esta temática y te sorprenderás de que jamás he declarado semejante aberración, así que te equivocaste, así de sencillo.

Quien, entonces, ha estado como el perrillo jugando y dando vueltas alrededor de si mismo y tratando de agarrarse su misma cola, has sido tu.

Jamás me ha sucedido lo que ahora aseguras: "Un dia dices que si, que es por Gracia, otro dia dices que no, que es por obras, en fin, en que quedamos???".

Ya tienes dos apreciaciones erradas frente a mis aportes que están a tu disposición, si revisas mi participación.

Me da la impresión que no estás enfocado ni en lo que dices, porque ahora aseguras que me has dado "el significado de perseverar y sus sinónimos como indicativo que las OBRAS solo indican un cambio de actitud en el creyente, aunque las de algunos indiquen lo contrario. Porque los hay".

Las obras indican que el creyente actua en conformidad con el llamado que Jesús le ha indicado y jamás "indican, como dices, un cambio de actitud en el creyente", porque de ser así el creyente estaría actuando de manera equivocada. Se supone que la persona por ser creyente actúa de una manera diferente del inconverso, así que si cambia de actitud, como creyente, pues, se salió de la manera de actuar que se espera de quien es discípulo del Señor.

Has perdido tu tiempo tratandome de decir algo que ahora despejas a tu manera, cuando tienes el compendio de tu participación a disposición para reevaluarlo tu mismo, mediante el cual no necesariamente tu temática es la que aduces.

Si el motivo de tu participación en cuanto a debatirme se basó en "la Salvacion es una y las obras despues de la Salvacion son otras, y que éstas no son en si mismas el motivo de Salvacion, si no producto de un Nuevo Nacimiento", pues que pesar, pero ello no ha sido mi puntual toda vez que ese tema no entraba en juego.

El tema de este foro es si la salvación se puede perder y mis aportes resaltan que por encima de cualquier posición, a favor o en contra, de todas maneras, gústenos o no, está profetizado, advertido por el mismo Jesús, a quien decimos seguir, que habrá siervos malos e inútiles que Jesús rechazará ese día del arrebatamiento, a quienes llamará "hacedores de maldad" y por lo tanto perderan la salvación no participando en las bodas del Cordero, y se efrentarán a los acontecimientos enmarcados en los tres años y ocho meses ha transcurrir a partir de ese evento que marca precisamente la salvación en su primera fase.

El asunto de las obras ha sido un tema colateral aclarado varias veces antes en el cual se ha diferenciado las obras según la ley mosaica y las obras que ha de desarrollar el creyente en procura que el mensaje llegue a muchas personas y también para que los creyentes en calidad de discípulos crezcan espiritualmente hasta ese día del arrebatamiento.

El énfasis puesto en los participantes, que creen en la doctrina de "salvos siempre salvos" desestima ese día que no podrán alterar en el cual Jesús dejará a muchos creyentes y lo ha advertido y por alguna razón será, mediante, por ejemplo lo que expuso, según Mateo 24: 37-51, donde resalta que como "en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre". Las gentes "antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre".

Es comprensible que el diluvio representa los días del gobierno del "hijo de perdición" y el arca el arrebatamiento.

40Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. 41Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada.

Esa advertencia es subestimada, subvalorada y aún desestimada del todo por quienes creen que nadie perderá la salvación.

El hecho de "velar" tampoco es tenido en cuenta: "42Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa".

Si está la necesidad de VELAR, es decir, de hacer guardia, es porque nada hay seguro, toda vez que si hay guardias en un lugar es porque existen razones en el sentido de inseguridad.

"44Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis".

45¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo? 46Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así. 47De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá. 48Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; 49y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos, 50vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, 51y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes".

Si Jesús habla de un siervo malo, es porque no todos los creyentes son "buenos" y nada indica que el "siervo malo" participará de las bodas del Cordero y si no participa de las de arriba, entonces participará de los eventos de "abajo".

Ese "siervo malo" será "CASTIGADO DURAMENTE" y eso lo dice Jesús, a quien decimos seguir y creerle.

Muchos creemos en Jesús pero no todos le creemos.

Lucas también escribió acerca de las palabras de Jesús en el mismo sentido: "28Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; 29mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos. 30Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste. 31En aquel día, el que esté en la azotea, y sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que en el campo, asimismo no vuelva atrás. 32Acordaos de la mujer de Lot. 33Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará.

Sodoma representa al mundo en el cual vivimos. Lot representa a la Iglesia. El "fuego y el azufre" los eventos terribles que sobrevendrán a la humanidad que experimentará la gran tribulación en la cual está incluida la ira de Dios.

34Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama; el uno será tomado, y el otro será dejado. 35Dos mujeres estarán moliendo juntas; la una será tomada, y la otra dejada. 36Dos estarán en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado".

La parábola de las diez vírgenes enmarca estas advertencias.

Más claro no pudo advertirlo Jesús y aún así no le creemos y cometemos anatema sobreedificando doctrinas diferentes a la advertencia que el Salvador hizo cuando dijo:

21No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos,

sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

22Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad".

Los defensores de la doctrina de "salvos siempre salvos" no se detienen a evaluar las palabras de quien dicen seguir, pero ellos no alterarán esa advertencia.

Aún Lucas escribió acerca de esa advertencia: "22Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén. 23Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán".

Los defensores de la doctrina "salvos siempre salvos" enseñan diferente del Salvador, eso es anatema, cuando desestiman sus palabras "os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán".

El evento del arrebatamiento tampoco lo presupuestan, no lo sopesan a la luz de la advertencia de quien dicen seguir:

"25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. 26Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. 27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad.

"25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta". Allí está el arrebatamiento consumado.

"y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos".

¡Estando fuera!

¿Fuera de qué?

Pues, del arrebatamiento... eso quiere decir que no entraron en el "arca" y experimentarán el "diluvio", porque aunque los "salvos siempre salvos" empiecen a lamentarse, "Señor, Señor, ábrenos", entonces se convencerán que las advertencias no se dieeron para desestimarlas.

"Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad".

28Allí será el llanto y el crujir de dientes,

cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios,

y vosotros estéis excluidos".

¡Jesús está advirtiendo que muchos creyentes serán excluídos!, pero sus palabras son basura para los "salvos siempre salvos".

Que esa doctrina sea un amén en sus vidas, porque las palabras de Jesús no cambiarán.

"Cielo y Tierra pasarán más mis palabras no pasarán".

El tema de este foro, repito, nada tiene que ver con tus aportes en referencia las obras.

Tu mensaje en el cual aseguras que "todas nuestras obras al servicio del Rey de Reyes, no son para Salvacion", se enfrenta a las advertencias del apóstol Santiago

"14Hermanos míos, ¿de qué aprovechará si alguno dice que tiene fe, y no tiene obras? ¿Podrá la fe salvarle?

Esa pregunta no está inquirida por un neófito ni por un
insensato, sino por alguien que sabe lo que dice y lo que pregunta. ¿Qué le responderán a él los "salvos siempre salvos"?

¿Podrá la fe salvarle a quien esté lleno de fe pero no tiene obras?

Si es como tu dices, que "todas nuestras obras al servicio del Rey de Reyes, no son para Salvacion", ¿entonces, para qué son?

15Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha?

17Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma.

18Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras.

Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.

19Tú crees que Dios es uno; bien haces.

También los demonios creen, y tiemblan.

20¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta?

21¿No fue justificado por las obras Abraham nuestro padre, cuando ofreció a su hijo Isaac sobre el altar?

22¿No ves que la fe actuó juntamente con sus obras, y que la fe se perfeccionó por las obras?

23Y se cumplió la Escritura que dice: Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia, y fue llamado amigo de Dios.

24Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe.

25Asimismo también Rahab la ramera, ¿no fue justificada por obras, cuando recibió a los mensajeros y los envió por otro camino?

26Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta".


La enseñanza del apóstol santiago se enfrenta a tu posición:

"porque desde que una vez confiamos en Cristo el nos Selló con su Santo Espiritu y éste es el que nos mueve a nosotros los creyentes, para ir y predicar el Evangelio".

Desconozco si tu formas parte "ir y predicad el evangelio", como también desconozco si les dices al "hermano o una hermana que están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día: "Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les das las cosas que son necesarias para el cuerpo", porque de nada aprovecha si haces lo uno y dejas lo otro.

Tu insistes en una doctrina personal que no tiene asidero "bíblico" cuando enseñas que no te interesa la opinión de los inconversos en cuanto a tu andar, sino que te interesa "lo que Dios tenga de tí", y ojalá reflexiones en las palabras de santiago frente a tu perspectiva, que el versiculo que te mencioné "no indica que por medio de las OBRAS se obtiene la SALVACION, solo por FE EN LA SANGRE DE CRISTO DERRAMADA EN EL CALVARIO POR LOS PECADORES".

Si así fuera, ¿qué pasó con aquellos que ese día serán rechazados por Jesús, al "cerrarse la puerta"?

Si es como enseñas, que es "solo por FE EN LA SANGRE DE CRISTO DERRAMADA EN EL CALVARIO POR LOS PECADORES", ¿qué opinas de aquellos "muchos" que ese día le reclamarán a Jesús: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?"

¿Acaso no estaban ya salvos, "solo por FE EN LA SANGRE DE CRISTO DERRAMADA EN EL CALVARIO POR LOS PECADORES", y también por esas obras que resaltaron: profetizaron en su nombre, y en su nombre echaron fuera demonios, y en su nombre hicieron "muchos milagros", y aún así Jesús les declarará: "Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad".

¿Por qué Jesús los desconocerá como siervos salvos si ya estaban salvos "solo por FE EN LA SANGRE DE CRISTO DERRAMADA EN EL CALVARIO POR LOS PECADORES"?

¿Por qué los reconoce como "hacedores de maldad", si profetizaron en su nombre, y en su nombre echaron fuera demonios, y en su nombre hicieron "muchos milagros"?

"Por lo cual estoy cierto que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo bajo, ni ninguna criatura nos podrá apartar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro." (Romanos 8: 38-39)

Linda carta magna, a disposición de todos, pero las palabras de Jesús no pasarán, así que debes manejar un contexto y no edificar sobre versículos una doctrina.

Preguntas: "¿ABRA ALGO QUE PUEDA SEPARARNOS DEL SEÑOR JESUCRISTO? NADA".

Bueno, Jesús dijo que a "muchos" creyentes desconocerá ese día como siervos y los llamará "hacedores de maldad".

Eso quiere decir que esa "maldad" que hicieron los SEPARO DEL SEÑOR JESUCRISTO.

"Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?"

"25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois.

26Entonces comenzaréis a decir:

Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste.

27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad.

Eso quiere decir que esa "maldad" que hicieron los SEPARO DEL SEÑOR JESUCRISTO.

Efgi.

Siervo Fiel
23-08-2002, 22:43
Hasta perrillo sali :D , bueno ya me canse de dar circulos, mejor descanso :D bye

Adios

Ah, y la Salvacion no se pierde. fin.

(Ahora si)

efgi
24-08-2002, 12:12
La salvación no se pierde, aseguran fehacientemente quienes aún no pueden saber si son siervos o si lo son pero malos, a criterio de Dios y de Jesús.

Jesús habló de aquel siervo bienaventurado y de aquel siervo malo.

Si la salvación no se pierde, ¿para qué esa diferenciacion de parte de Jesús?

Peo la salvación no se pierde, insisten en enseñarlo quienes aún no pueden saber si participarán de las bodas del Cordero o si serán excluidos.

Jesús habló de exclusión....

Si la salvación no se pierde, ¿por qué el siervo malo es excluido del arrebatamiento?

6El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden” (Jn. 15.6).

Si hay una salvación es porque habrá una condenación.

Por ello habrá resurrección, para salvación y para condenación.

Cuando venga el Hijo del Hombre, primero resucitarán los muertos, para salvación, y juntamente con aquellos siervos que estén vivos serán arrebatados (eso es salvación) y llevados a la “nueva Jerusalem” donde participarán en la celebración de la cena con pan y vino, y luego participarán en las bodas del Cordero. Los siervos arrebatados serán la Esposa.

El primer acontecimiento que marcará quién es salvo de la condenación es el arrebatamiento.

El arrebatamiento es el evento que marcara la “venida del Hijo del Hombre”.

37Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre”.

Ya tenemos la explicación de quien es “el camino, la verdad y la vida” en términos de eternidad, su nombre “Salvación”, en hebreo “Yeshúa”, en griego “Iesous” y mundialmente conocido como Jesús (La lengua inglesa, por ejemplo, lo pronuncia “Yesus”, aunque lo escriba Jesús).

Uno de estos días “Noé” (los siervos o las “vírgenes prudentes”) “entrarán al arca” (el arrebatamiento).

La humanidad restante no entenderá ese trascendental suceso, “la venida del Hijo del Hombre” llevándose a quien será la Esposa del Cordero.

A cambio, les sobrevendrá “el diluvio”, el “hijo de perdición” se manifestará, igualmente la gran tribulación conformada por la “ira de Dios” (la guerra de Armageón) y por la abominación desastrosa al caer Satán a la tierra donde será apresado.

La cuestión es si todos los creyentes serán salvos de esos acontecimientos terrenales, es decir, si serán todos arrebatados.

Si todos los siervos, sin excepción, son arrebatados, entonces, la salvación nadie la perderá.

Es decir, que ningún creyente sufrirá de los eventos terrenales donde se experimentará el “lloro y el crujir de dientes”, o en otras palabras, la lamentación y la impotencia.

Jesús es el único que puede aclarar este punto.

Al respecto él advirtió:

"Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada".

Esa aclaración se enfrenta a los siervos que enseñan que la salvación no se pierde.

Jesús es quien lo dice, que “estarán dos hombres creyentes en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Que dos mujeres creyentes estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada".

Así de sencillo es Jesús....

¿A quién creerle, a Jesús o los creyentes “salvos siempre salvos”?

En mi caso, prefiero creerle a Mi Salvador...

Su recomendación amorosa es diáfana:

42Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor”.

"Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa.

Por tanto, también vosotros estad preparados;

porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis”.

Lucas también escribió acerca de las palabras de Jesús en el mismo sentido:

"Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban;

mas el día en que Lot salió de Sodoma,

llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.

Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste.

En aquel día, el que esté en la azotea, y sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que en el campo, asimismo no vuelva atrás.

Acordaos de la mujer de Lot.

Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará.

Sodoma representa al mundo en el cual vivimos. Lot representa al siervo sensato. El "fuego y el azufre" a los eventos terribles que sobrevendrán a la humanidad que experimentará la gran tribulación en la cual está incluida la ira de Dios.

Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama;

el uno será tomado, y el otro será dejado.

Dos mujeres estarán moliendo juntas; la una será tomada, y la otra dejada.

Dos estarán en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado".

Luego está la parábola de las diez vírgenes que enmarca estas advertencias.

Más claro no pudo advertirlo Jesús y aún así no le creemos y cometemos anatema sobreedificando doctrinas diferentes a la advertencia que el Salvador hizo cuando dijo:

"No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos,

sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos".

¿Hacemos todos la voluntad de nuestro Padre que está en el cielo?

Jesús advirtió acerca de su venida por las diez "vírgenes":

Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad".

La pregunta de Jesús es vigente:

"¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo?

Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así.

De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá.

Pero Jesús una vez más deja sin piso la doctrina de “salvos siempre salvos” cuando resalta al siervo MALO.

¿También el SIERVO MALO se salvará de los eventos terrenales que han de castigar al mundo pecador mientras arriba se celebra la cena y las bodas del Cordero?

Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir;

y comenzare a golpear a sus consiervos,

y aun a comer y a beber con los borrachos,

vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe,

y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes.

No!. Es Jesús quien dice que ese siervo malo no se salvará de esos terribles acontecimientos terrenales.

Además, Jesús lo castigará duramente, y lo dejará con los hipócritas: “allí será el lloro y el crujir de dientes”.

Jesús contradice de manera contundente a los creyentes “salvos siempre salvos”, cuando advierte que “Muchos” (no pocos) le dirán “en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

Entonces les declarará: "

Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad".

Esa orden tajante: “apartaos de mí”, ¿significa “salvación”?

Efgi.

Siervo Fiel
24-08-2002, 16:29
Salvos Para Siempre

El tema de la Seguridad de la Salvación es uno de los temas controversiales en el ambiente cristiano. Algunos no creen que los creyentes pueden asegurar que están salvados, otros creen que la seguridad de la salvación depende de la conducta del creyente y otros piensan que predicar que "la Salvación no se pierde", impulsa a los creyentes a pecar. Esto es un error, pues como dice San Pablo "los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?".

En la Biblia está claramente establecido que Dios es severo en disciplinar a sus hijos, por lo cual un verdadero cristiano sentirá la mano dura de Dios si persiste en pecar, ya que Dios no es un padre irresponsable para ignorar las malas actitudes de sus hijos. Pero como probaremos, la salvación es de Dios y cuando el salva a un pecador lo salva para siempre.

Este ejemplo lo ilustra perfectamente: Un padre corrige a su hijo para que sea mejor y si este hijo persiste en su mal comportamiento, debe castigarlo, pero no destruirlo. Dios nos corregirá y nos azotará si es necesario, pero no nos quitará el don de la Salvación. El vínculo de padre-hijo, puede enfriarse y esto tiene sus consecuencias, pero el padre seguirá siendo padre y el hijo seguirá siendo hijo.

Las palabras de Cristo son: "lo que es engendrado de la carne, carne es, lo que es engendrado del Espíritu, espíritu es", esto significa que cuando un creyente ha nacido de nuevo por el Espíritu de Dios, entra en la familia de Dios.

La pregunta interesante aquí es : "¿Somos verdaderamente hijos de Dios? San Pablo afirma "El que no tiene el Espíritu de Cristo, no es de El". El mismo San Pablo nos da la fórmula para saberlo: "El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios".

No debemos ignorar el hecho de que existen falsas profesiones de fe, puesto que Jesucristo dijo: "No todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el reino de los Cielos...", osea que hay muchos que dicen ser cristianos, pero en realidad no han conocido al Señor. Una persona que piensa que por haber "aceptado a Cristo" ya tiene licencia para vivir en pecado, muestra con esta actitud que no ha experimentado el arrepentimiento al cual nos mueve el Espiritu de Dios cuando venimos a Cristo.

Por otro lado, están aquellos que creen tener autoridad de determinar quién es salvo y quién no de acuerdo a sus estándares de piedad, esto es legalismo inútil y "salvación por obras". Tenemos que recordar que las iglesias de Dios somos como un sembradío en el cual hay plantas que recién germinan, otras que van creciendo y otras que ya dan sus preciosos frutos, de manera que no hay que juzgar tan rápidamente.

Lo que no han entendido muchos es que como Jesucristo es quien nos salvó y no nosostros mismos, es Él quien nos mantiene salvos y no nuestras propias fuerzas:
"Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; á fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra:" (2 Corintios 9:8)
Si usted ha sido llamado al arrepentimiento y ha recibido a Cristo como su Salvador. Usted pertenece a Dios. El le ayudará a crecer en la fe y el conocimiento de Jesucristo y le santificará para Su Gloria y no para que usted se jacte de su propia justicia.

La justicia de Cristo es otorgada al pecador sin merecerlo. Este es el evangelio de la Gracia de Dios, basado completamente en Su misericordia. El Espíritu de Dios dentro del cristiano le impulsa a hacer el bien y a ser mejor cada día, pero no es su "buen comportamiento" lo que lo mantiene salvo, sino la Gracia de Dios.
Cuando Dios salva al pecador, No está jugando, se trata de una Salvación Eterna. Así como el pecador que viene a Cristo y es salvo, no se supone que esté jugando, su entrega debe haber sido real. Vendrán tiempos difíciles y momentos de prueba, pero la Salvación no depende de eso, depende de la promesa de Aquel que es Fiel, hasta un grado incomprensible para nosotros.

"Perseverancia de los Santos o Preservación de los Santos"

"Los gentiles oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna" (Hechos 13.48)

Mire ahora, como Dios obra en el hombre antes de que este crea. "Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén." (Hebreos 13.20-21)

La cuestión en este punto es que la salvación es la obra de la Gracia de Dios en el hombre, y aquéllos que Dios a elegido para vida eterna encontrarán su salvación en El y por El. El los mantendrá hasta el fin, y El no los dejará ni los abandonará. "y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre." (Juan 10.28-29)

Algunos :terco: enseñan que así como el hombre escoge ser salvo, también puede cambiar de parecer y escoger no ser salvo. El hombre puede perder su salvación si no se esfuerza suficiente en mantener el favor de Dios. Es fácil ver que esta creencia afirma que es el hombre quien asegura su salvación.

De esto se desprende que el hombre es soberano y tiene la autoridad final en cuanto a la vida eterna, y no se encuentra razón alguna por la cual Dios debiera salvar a quien no hiciera su parte en el contrato. Nosotros predicamos algo distinto: la salvación es enteramente obra de Dios y enteramente para Su gloria. Si el no salvara, nadie se salvaría. Si El ha determinado salvar a los llamados, estos serán salvos.

La Escritura es clara a este respecto – "No es así mi casa para con Dios; Sin embargo, él ha hecho conmigo pacto perpetuo, Ordenado en todas las cosas, y será guardado, Aunque todavía no haga él florecer Toda mi salvación y mi deseo." (2 Samuel 23.5)

"Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús; porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia; así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; el cual también os confirmará hasta el fin, para que seais irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor." (1 Corintions 1.4-9) El mensaje del Evangelio es que a pesar de que somos infieles, Dios es fiel. No somos nosotros los que nos salvamos a nosotros mismos. Esta es Su obra y es para Su gloria.

"Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazon de ellos, para que no se aparten de mí." (Jeremías 32.40) "estando persuadido de esto, que el que comenzó la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo" (Filipenses 1.6)

Aunque muchos seguidores de Armenio que mantienen la Seguridad Eterna alientan al creyente a volverse más como Cristo, pierden el punto de que es Dios quien salva y no su propia decisión (como hemos demostrado), y que Dios no salva sin la participación interna del Espíritu Santo en el individuo – "...de que Dios os ha escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad" (2 Tesalonicenses 2.13) "Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza. Contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos" (Gálatas 5.22-24)

Aquellos a los que salva el Señor, pasarán la eternidad con El –- "...y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles." (Apocalipsis 17.14)

:bicho:

efgi
24-08-2002, 21:48
"Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?

Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad".

Efgi

Oso Cariñoso
25-08-2002, 00:11
<DIV>
<TABLE bgColor=#ffffcc border=20 borderColor=#336699 cellPadding=20 cellSpacing=20>
<TBODY>
<TR>
<TD>
<P align=left><FONT color=#000066><STRONG><FONT color=#000000 face=Verdana,arial,helvetica,tahoma,sans-serif size=2>Pregunta alos que creen que una oveja presiosa de Papa Dios se pierde. Bendecido! <BR><BR>1. Si la salvacion se pierde, Porque dice Hebreos10:14 Porque con una sola ofrenda hizo perfectos alos santificados una ves Y PARA SIENPRE. <BR><BR>Observa ahi dice bien clarito que nuestra salvacion es una ves y para sienpre. Verdad que no dice que es por una etapa, dice una ves y para sienpre <BR><BR>2. Si la salvacion se pierde, porque El Hermano de 1 Corintios 5:1-5 No perdio su salvacion, el bendecido 1 Corintios 5:1-5 tubo relaciones sexuales con la mujer de su padre, en canbio veamos el apostol respecto su salvacion de el. Veamos <BR><BR>1 Corintios 5:1-5 Capítulo 5 <BR><BR>1 De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación, y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles; tanto que alguno tiene la mujer de su padre. 2 Y vosotros estáis envanecidos. ¿No debierais más bien haberos lamentado, para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción? <BR><BR>3 Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. 4 En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesucristo, 5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús. <BR><BR>Observen el santo de 1corintios5, no perdio su salvacion, lo unico que le paso fue que fue entregado a satanas para destrucion de su carne, para que su espiritu sea salvo en el dia del SEñor..... si observan eso si fue un pecadote grande y no una pequeñes. <BR><BR>3. Si salvacion se pierde porque dice :colosenses2:13 Y a vosotros, estando muertos en pecados y en la incircuncisión de vuestra carne, os dio vida juntamente con él, perdonándoos todos los pecados, 14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz, 15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz. <BR><BR>estimados foristas Observen que ya no hay decreto contra un salvo sienpre salvo. Los pecados de todos los salvos han sido perdonados para siempre si o no <BR><BR>4. Si la salvacion se pierde porque dice hebreos12:5-6 Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, <BR>Ni desmayes cuando eres reprendido por él; <BR>6 Porque el Señor al que ama, disciplina, <BR>Y azota a todo el que recibe por hijo <BR><BR>observan papa Dios corrige asus hijos con disiplina y les da con vara, pero jamas de los jameses un hijo se pierde, lealon ahi lo tienen escrito.... <BR><BR>4. Si la salvacion se pierde porque dice: Salmos89: 30 Si dejaren sus hijos mi ley, <BR>Y no anduvieren en mis juicios, <BR>31 Si profanaren mis estatutos, <BR>Y no guardaren mis mandamientos, <BR>32 Entonces castigaré con vara su rebelión, <BR>Y con azotes sus iniquidades. <BR>33 Mas no quitaré de él mi misericordia, <BR>Ni falsearé mi verdad. <BR><BR>5: Si la salvacion se pierde porque dice: Isaias46:3 3 Oídme, oh casa de Jacob, y todo el resto de la casa de Israel, los que sois traídos por mí desde el vientre, los que sois llevados desde la matriz. 4 Y hasta la vejez yo mismo, y hasta las canas os soportaré yo; yo hice, yo llevaré, yo soportaré y guardaré. <BR><BR>A. Dios nos hizo, y el nos soporta aun ya teniendo canas, lealon ahi lo tienen escrito <BR><BR>6. Si la salvacio se pierde porque dice: (Juan 10:27,28). 27 Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, 28 y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. 29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30 Yo y el Padre uno somos. <BR><BR>observa dice que nadie, NADIE,NADIE,NADIE,NADE,NADIE LAS PUEDE ARREBATAR DE LA MANO DE DIOS........ NADIE NADIE NADIE <BR><BR>7. Si la salvacion se pierde porque Dice Romanos8:1 Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu,31 ¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? 32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? 33 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica. 34 ¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. 35 ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? 36 Como está escrito: <BR><BR>Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; <BR>Somos contados como ovejas de matadero. 37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. 38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. <BR><BR>8. Si la salvacion se pierde, porque dice Efecios2:6-7), 6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús <BR><BR>Que dice el evangelio de la gracia, que estamos sentados en los lugares celestiales con cristo, si la salvacion se pierde,entonces para que estamos sentados con cristo en el cielo, observa y lealo. Ahi esta escrito... SENTADOS EN LOS LUGARES CELESTES CON CRISTO.............Juan 10:27 ni una de mis ovejas se perdera... LEANLO </FONT></STRONG></FONT></P></TD></TR></TBODY></TABLE></DIV>

efgi
25-08-2002, 01:25
Siervo Fiel

Comentas que “algunos no creen que los creyentes pueden asegurar que están salvados” y tienes toda la razón, pues, entre ellos está el mismísimo apóstol enviado a los gentiles, Pablo, quien en el año 60 escribió a los creyentes de Filipo diciéndoles:

“a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,

si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.


No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil.3).

¿Cómo es posible que este apóstol en sus días de predicador, sobre todo entre los gentiles, no haya estado seguro de su salvación?

“No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto”.

Vaya declaración frente a la doctrina de los “salvos siempre salvos”.

Todo un apóstol, enviado especialmente a los gentiles, con experiencia espiritual suficiente como para enseñar, exhortar y redargüir y confesando que “proseguía” en procura de “lograr asir aquello para lo cual fue también asido por Cristo Jesús”.


¿A quién creerle?, será un dilema para quienes desestiman a sus guías espirituales, como este apóstol que escribió para los filipenses y para todos los creyentes:

“Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado”.

A su lado los “salvos siempre salvos” se mofan con espíritu sobrado de su entereza.

Ellos, los “salvos siempre salvos”, carentes de las experiencias de este apóstol apuestan por la seguridad de la salvación, sin considerar las enseñanzas y las orientaciones de aquellos que padecieron por llevar el mensaje de la salvación.

Este apóstol nos legó su convicción respecto al tema de la salvación como algo que debemos procurar, por lo menos así parece haberlo resaltado:

pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”.

¡Prosigo a la meta!

Eso se llama “perseverar”, eso coincide con un refrán popular de algunas partes: “no comerse el pollo antes de comprarlo”.

Siervo Fiel agregas que “otros creen que la seguridad de la salvación depende de la conducta del creyente”.

Tienes la razón Siervo Fiel, porque así lo escribió otro apóstol, Santiago: “¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre”.

Al respecto Pablo también escribió: “Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros” (Fil. 3).

Y ese día del arrebatamiento, Jesús ordenará a “muchos” que se aparten de él y los rechazará por su conducta, la cual se las recriminará al decirles “hacedores de maldad”.

Siervo Fiel también aportas otra posición, “otros piensan que predicar que "la Salvación no se pierde", impulsa a los creyentes a pecar”.

Aparte de que es especulativa esa aseveración, por cuanto quien quiera aprovecharse de esa enseñanza para llevar una conducta errónea, lo hará motivado por sus concupiscencias.

No obstante enseñar que la salvación no se pierde es contradecir lo que ha de venir:
“Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre.

Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca,

y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Entonces estarán dos en el campo; el uno será tomado, y el otro será dejado. Dos mujeres estarán moliendo en un molino; la una será tomada, y la otra será dejada” (Mt. 24.37-41).


“Como fue en los días de Noé, así también será en los días del Hijo del Hombre.

Comían, bebían, se casaban y se daban en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino el diluvio y los destruyó a todos.

Asimismo como sucedió en los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban, edificaban; mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo fuego y azufre, y los destruyó a todos.

Así será el día en que el Hijo del Hombre se manifieste.

En aquel día, el que esté en la azotea, y sus bienes en casa, no descienda a tomarlos; y el que en el campo, asimismo no vuelva atrás.

Acordaos de la mujer de Lot.

Todo el que procure salvar su vida, la perderá; y todo el que la pierda, la salvará.

Os digo que en aquella noche estarán dos en una cama; el uno será tomado, y el otro será dejado.

Dos mujeres estarán moliendo juntas; la una será tomada, y la otra dejada.

Dos estarán en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado” (Lc. 17).

“1Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. 2Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. 3Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; 4mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. 5Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. 6Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! 7Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. 8Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. 9Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. 10Pero mientras ellas iban a comprar,

vino el esposo;

y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta.


11Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos!

12Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.

13Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir” (Mt. 25.1).


Pablo resaltó respecto de la inconveniencia de vivir en el pecado, si el creyente ha muerto a la transgresión, y su comentario mal interpretado no desestima ni reemplaza los eventos a suceder ese día cuando Jesús venga por las diez vírgenes.

No obstante “en la Biblia está claramente establecido que Dios es severo en disciplinar a sus hijos, por lo cual un verdadero cristiano sentirá la mano dura de Dios si persiste en pecar, ya que Dios no es un padre irresponsable para ignorar las malas actitudes de sus hijos”,

MUCHOS creyentes serán rechazados ese día de la salvación (el arrebatamiento) bajo la sentencia de “hacedores de maldad”.

Siervo Fiel aseveras que “Dios nos corregirá y nos azotará si es necesario, pero no nos quitará el don de la Salvación”,

pero eso no lo ratifica Jesús, quien dejará “en el lloro y crujir de dientes” a los siervos malos.

¡Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco”.

Siervo fiel también enseñas que “El vínculo de padre-hijo, puede enfriarse y esto tiene sus consecuencias, pero el padre seguirá siendo padre y el hijo seguirá siendo hijo”,

pero Jesús advirtió:

“Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois.

Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste.

Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad”.

Siervo Fiel enseña que “Las palabras de Cristo son: "lo que es engendrado de la carne, carne es, lo que es engendrado del Espíritu, espíritu es", esto significa que cuando un creyente ha nacido de nuevo por el Espíritu de Dios, entra en la familia de Dios”.

Al respecto pregunto: ¿Y qué pasó con el siervo malo? ¿Nunca entró en la familia de Dios?

¿Qué pasó con las cinco vírgenes INSENSATAS”, nunca entraron en la familia de Dios?

Jesús dijo: “Nadie viene al Padre sino por mí”, entonces ¿cómo entender que el mismo “Padre de familia” se “levantará y cerrará la puerta” dejando a muchos en el “lloro y crujir de dientes”?

¿Quién es, pues, el siervo fiel y prudente, al cual puso su señor sobre su casa para que les dé el alimento a tiempo?

Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así.

De cierto os digo que sobre todos sus bienes le pondrá.


Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir;

y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos,

vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe,

y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes (Mt.24).



Pero llegando también el que había recibido un talento, dijo: Señor, te conocía que eres hombre duro, que siegas donde no sembraste y recoges donde no esparciste; 25por lo cual tuve miedo, y fui y escondí tu talento en la tierra; aquí tienes lo que es tuyo.

Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.

Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.

Quitadle, pues, el talento, y dadlo al que tiene diez talentos.

Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.

Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes” (Mt.25).

En cuanto a ser “hijos de Dios”.
Juan escribió al respecto: “Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios”.

¿Cuándo termina esa “hechura”?

hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo” (Ef. 4).

¿Ya llegamos TODOS a la unidad de la fe? ¿Ya llegamos TODOS al conocimiento del Hijo de Dios? ¿Ya llegamos TODOS a un varón perfecto?

¿Ya llegamos TODOS a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo?

¿Entramos ya en la “familia de Dios”? De ser así ¿qué pasará con las cinco “vírgenes” que se quedarán?

"El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios". Si nos atenemos a ese mero versículo, ¿por qué serán rechazados por el mismo Jesús aquellos que ese día le reclamarán, al verse excluidos de la salvación, que en su nombre hicieron “muchos” milagros, echaron fuera demonios y profetizaron?

Acerca de esos muchos “que dicen ser cristianos, pero que en realidad no han conocido al Señor”, ¿en qué se sustentaron para decir que eran cristianos y si no conocieron al Señor, ¿cómo es que en su nombre hicieron y en su nombre hicieron “muchos” milagros, echaron fuera demonios y profetizaron?

¿No funcionó en ellos el versículo “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios"?

Todos aquellos que “no creen que los creyentes pueden asegurar que están salvados”, y aquellos “otros que creen que la seguridad de la salvación depende de la conducta del creyente”, y aquellos “otros que piensan que predicar que "la Salvación no se pierde", y por ello supuestamente “impulsan a otros a pecar”, ¿son inconversos o creyentes?

Siervo Fiel hablas de “las iglesias de Dios”, pero hasta donde se sabe la IGLESIA es de Jesús, y esa IGLESIA es su futura esposa.

Ese otro versículo que aporta Siervo Fiel: “"Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; á fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra:" (2 Corintios 9:8)”, ¿en dónde queda ese versículo frente a los “muchos” que serán rechazados por Jesús, en el día del arrebatamiento?

La prédica popular dice que “Si usted ha sido llamado al arrepentimiento y ha recibido a Cristo como su Salvador. Usted pertenece a Dios”, aunque en principio es cierto, los hechos que han de acontecer cuando Jesús venga por su IGLESIA, para desposarla allá arriba en la “nueva Jerusalem”, no ratifican esa elemental enseñanza.

“El le ayudará a crecer en la fe y el conocimiento de Jesucristo y le santificará para Su Gloria y no para que usted se jacte de su propia justicia”, dice Siervo Fiel, y tiene razón, por ello ¨muchos” harán milagros, echaraán fuera demoniso y profetizarán, pero de esos “muchos” los hay que serán rechazados por Jesús por “hacedores de maldad”.

Siervo Fiel, asevera de muy buena fe, que “El Espíritu de Dios dentro del cristiano le impulsa a hacer el bien y a ser mejor cada día, pero no es su "buen comportamiento" lo que lo mantiene salvo, sino la Gracia de Dios”.

Siervo Fiel, ¿y qué de aquellos siervos que experimentaron los “poderes del siglo venidero” y no obstante serán excluidos de la salvación?

La salvación obviamente es eterna, como los es la hemorragia de sangre, pero esa salvación será una realidad ese día cuando el discípulo del Señor experimente su resurrección de entre los muertos y el arrebatamiento, y para aquel discípulo que esté vivo y en un “abrir y cerra de ojos” sea transformado de mortal a inmortal y llevado, junto con el resucitado, a la “nueva Jerusalem”.

La salvación obviamente es eterna y como tal iniciará en el discípulo resucitado de entre los muertos y se concretará en el arrebatamiento. La salvación obviamente es eterna y como tal iniciará en el discípulo que esté vivo al llegar Jesús por su IGLESIA y no sea excluido de ese arrebatamiento.

Antes de ese evento, que nadie cante victoria…

¿Dónde habla la BIBLIA de la “Preservación de los Santos”?

Este aparte que aporta Siervo Fiel es parte de la historia: "Los gentiles oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna" (Hechos 13.48)”.

Esa fue experiencia de ellos, testimonio de ellos para que nos sirva de referencia… pero las experiencias de ellos como las del rey David, o de cualquiera de los personajes bíblicos son de ellos, que nos sirven de referencias.

Este otro aparte que aporta Siervo Fiel no asegura nada, solo es una petición: “"Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén." (Hebreos 13.20-21)

Bien claro lo dice: “os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad”.

No es una orden de quien lo escribió, es una petición.

Me parece que hay un tinte de predestinación en este aparte de Siervo Fiel: “La cuestión en este punto es que la salvación es la obra de la Gracia de Dios en el hombre, y aquéllos que Dios a elegido para vida eterna encontrarán su salvación en El y por El”.

“… y aquéllos que Dios a elegido para vida eterna encontrarán su salvación en El y por El”.

Ahhh, ¿es Dios quien elige a la persona “para vida eterna”? Y si las elige, ¿cómo es que “encontrarán su salvación en El y por El”?
Si Dios elige a quien ha de ser salvo, ¿qué sentido tiene comparecer ante el tribunal de Cristo o para qué el juicio del trono blanco?

Si Dios mantendrá hasta el fin a todos, ¿dónde dejamos la advertencia de Jesús: “el que persevere hasta el final será salvo? ¿De dónde salieron aquellos que serán rechazados por el “padre de familia” y serán llamados “hacedores de maldad”? ¿Por qué resaltará el “siervo inútil” o el “siervo malo”?

¿Acaso Dios hace acepción de personas?

“El no los dejará ni los abandonará”, dice nuestro hermano Siervo Fiel, pero qué del “llanto y crujir de dientes” donde serán dejados “muchos” que reconocieron a Jesús como su Señor y en su nombre hicieron “muchos” milagros, y echaron fuera demonios y….?


Ojalá ese versículo que parcialmente nos aporta: (Juan 10.22 al 30), lo analizara el hermano Siervo Fiel a la luz del contexto y no lo apañe a todos los creyentes, toda vez que aún no ha llegado el arrebatamiento.

“Algunos enseñan que así como el hombre escoge ser salvo, también puede cambiar de parecer y escoger no ser salvo”.

¿Qué dice la Palabra de Dios al respecto?

“4Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, 5y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero, 6y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio. 7Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; 8pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada” (He.6).

20Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado. 22Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2P.2.20).

La Biblia enseña que “el hombre puede perder su salvación si no se esfuerza suficiente en mantener el favor de Dios”. La prueba la entrega Jesús, quien rechazará a “muchos” ese día cuando “venga el Hijo del Hombre”.

“El hombre es quien asegura su salvación”, perseverando o velando hasta el final.

El hombre es soberano, está en él decidir si acepta o no a Jesús. Está en el hombre arrepentirse, incluso bautizarse y perseverar hasta el final. El hombre por sí mismo debe determinar a cuál rey seguir y demostrarlo hasta el final.

El hombre no es un títere de Dios ni de Jesús. “Vende todo y repártelo a los pobres y sígueme”, le dijo a aquel varón, pero ese hombre amó más las riquezas.

Los que Siervo Fiel incluyen al decir “nosotros predicamos algo distinto”, enseñan algo correcto, “que la salvación es enteramente obra de Dios y enteramente para Su gloria”, pero el hombre es quien debe decidir si cree en ella y si la acepta y dado el caso en que la acepta debe seguir las instrucciones depositadas en la Palabra de Dios, eso se llama “hacer la voluntad del Padre”.

16El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado”.

¿Qué clase de enseñanza es esa que predica el hermano Siervo Fiel: “Si El ha determinado salvar a los llamados, estos serán salvos”?

Jesús dijo: “Muchos son los llamados y pocos los escogidos”.

De entre los muchos llamados, solamente serán escogidos aquellos que hagan la voluntad de Dios.

El versículo que nos envía el hermano, (Jeremías 32.40), tiene que ver con Israel, no con el creyente. “37He aquí que yo los reuniré de todas las tierras a las cuales los eché con mi furor, y con mi enojo e indignación grande; y los haré volver a este lugar, y los haré habitar seguramente; 38y me serán por pueblo, y yo seré a ellos por Dios. 39Y les daré un corazón, y un camino, para que me teman perpetuamente, para que tengan bien ellos, y sus hijos después de ellos. 40Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazón de ellos, para que no se aparten de mí. 41Y me alegraré con ellos haciéndoles bien, y los plantaré en esta tierra en verdad, de todo mi corazón y de toda mi alma”.

Este otro versículo que nos aporta ("estando persuadido de esto, que el que comenzó la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo" (Filipenses 1.6), hay que enfrentarla a las palabras de Jesús, que no pasarán, quien advirtió que “muchos” serán excluidos del arrebatamiento.

Si bien es cierto, quien salva es Dios, pero le corresponde al hombre aceptar esa salvación.

Bueno le sería a Siervo Fiel aportar el resto del versículo que envió, (2 Tesalonicenses 2.13), cuando dice: “15Así que, hermanos, estad firmes, y retened la doctrina que habéis aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra”.

Ahí el apóstol exige decisión de cada quien. “Estad firmes, y retened la doctrina” es una petición que a cada quien le corresponde atender.

Efgi.

vilobe42
25-08-2002, 03:59
Originalmente enviado por: Siervo Fiel
Salvos Para Siempre

El tema de la Seguridad de la Salvación es uno de los temas controversiales en el ambiente cristiano. Algunos no creen que los creyentes pueden asegurar que están salvados, otros creen que la seguridad de la salvación depende de la conducta del creyente y otros piensan que predicar que "la Salvación no se pierde", impulsa a los creyentes a pecar. Esto es un error, pues como dice San Pablo "los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?".

En la Biblia está claramente establecido que Dios es severo en disciplinar a sus hijos, por lo cual un verdadero cristiano sentirá la mano dura de Dios si persiste en pecar, ya que Dios no es un padre irresponsable para ignorar las malas actitudes de sus hijos. Pero como probaremos, la salvación es de Dios y cuando el salva a un pecador lo salva para siempre.

Este ejemplo lo ilustra perfectamente: Un padre corrige a su hijo para que sea mejor y si este hijo persiste en su mal comportamiento, debe castigarlo, pero no destruirlo. Dios nos corregirá y nos azotará si es necesario, pero no nos quitará el don de la Salvación. El vínculo de padre-hijo, puede enfriarse y esto tiene sus consecuencias, pero el padre seguirá siendo padre y el hijo seguirá siendo hijo.

Las palabras de Cristo son: "lo que es engendrado de la carne, carne es, lo que es engendrado del Espíritu, espíritu es", esto significa que cuando un creyente ha nacido de nuevo por el Espíritu de Dios, entra en la familia de Dios.

La pregunta interesante aquí es : "¿Somos verdaderamente hijos de Dios? San Pablo afirma "El que no tiene el Espíritu de Cristo, no es de El". El mismo San Pablo nos da la fórmula para saberlo: "El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios".

No debemos ignorar el hecho de que existen falsas profesiones de fe, puesto que Jesucristo dijo: "No todo el que me dice Señor, Señor, entrará en el reino de los Cielos...", osea que hay muchos que dicen ser cristianos, pero en realidad no han conocido al Señor. Una persona que piensa que por haber "aceptado a Cristo" ya tiene licencia para vivir en pecado, muestra con esta actitud que no ha experimentado el arrepentimiento al cual nos mueve el Espiritu de Dios cuando venimos a Cristo.

Por otro lado, están aquellos que creen tener autoridad de determinar quién es salvo y quién no de acuerdo a sus estándares de piedad, esto es legalismo inútil y "salvación por obras". Tenemos que recordar que las iglesias de Dios somos como un sembradío en el cual hay plantas que recién germinan, otras que van creciendo y otras que ya dan sus preciosos frutos, de manera que no hay que juzgar tan rápidamente.

Lo que no han entendido muchos es que como Jesucristo es quien nos salvó y no nosostros mismos, es Él quien nos mantiene salvos y no nuestras propias fuerzas:
"Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia; á fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo que basta, abundéis para toda buena obra:" (2 Corintios 9:8)
Si usted ha sido llamado al arrepentimiento y ha recibido a Cristo como su Salvador. Usted pertenece a Dios. El le ayudará a crecer en la fe y el conocimiento de Jesucristo y le santificará para Su Gloria y no para que usted se jacte de su propia justicia.

La justicia de Cristo es otorgada al pecador sin merecerlo. Este es el evangelio de la Gracia de Dios, basado completamente en Su misericordia. El Espíritu de Dios dentro del cristiano le impulsa a hacer el bien y a ser mejor cada día, pero no es su "buen comportamiento" lo que lo mantiene salvo, sino la Gracia de Dios.
Cuando Dios salva al pecador, No está jugando, se trata de una Salvación Eterna. Así como el pecador que viene a Cristo y es salvo, no se supone que esté jugando, su entrega debe haber sido real. Vendrán tiempos difíciles y momentos de prueba, pero la Salvación no depende de eso, depende de la promesa de Aquel que es Fiel, hasta un grado incomprensible para nosotros.

"Perseverancia de los Santos o Preservación de los Santos"

"Los gentiles oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna" (Hechos 13.48)

Mire ahora, como Dios obra en el hombre antes de que este crea. "Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno, os haga aptos en toda obra buena para que hagáis su voluntad, haciendo él en vosotros lo que es agradable delante de él por Jesucristo; al cual sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén." (Hebreos 13.20-21)

La cuestión en este punto es que la salvación es la obra de la Gracia de Dios en el hombre, y aquéllos que Dios a elegido para vida eterna encontrarán su salvación en El y por El. El los mantendrá hasta el fin, y El no los dejará ni los abandonará. "y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre." (Juan 10.28-29)

Algunos :terco: enseñan que así como el hombre escoge ser salvo, también puede cambiar de parecer y escoger no ser salvo. El hombre puede perder su salvación si no se esfuerza suficiente en mantener el favor de Dios. Es fácil ver que esta creencia afirma que es el hombre quien asegura su salvación.

De esto se desprende que el hombre es soberano y tiene la autoridad final en cuanto a la vida eterna, y no se encuentra razón alguna por la cual Dios debiera salvar a quien no hiciera su parte en el contrato. Nosotros predicamos algo distinto: la salvación es enteramente obra de Dios y enteramente para Su gloria. Si el no salvara, nadie se salvaría. Si El ha determinado salvar a los llamados, estos serán salvos.

La Escritura es clara a este respecto – "No es así mi casa para con Dios; Sin embargo, él ha hecho conmigo pacto perpetuo, Ordenado en todas las cosas, y será guardado, Aunque todavía no haga él florecer Toda mi salvación y mi deseo." (2 Samuel 23.5)

"Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús; porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia; así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo; el cual también os confirmará hasta el fin, para que seais irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor." (1 Corintions 1.4-9) El mensaje del Evangelio es que a pesar de que somos infieles, Dios es fiel. No somos nosotros los que nos salvamos a nosotros mismos. Esta es Su obra y es para Su gloria.

"Y haré con ellos pacto eterno, que no me volveré atrás de hacerles bien, y pondré mi temor en el corazon de ellos, para que no se aparten de mí." (Jeremías 32.40) "estando persuadido de esto, que el que comenzó la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo" (Filipenses 1.6)

Aunque muchos seguidores de Armenio que mantienen la Seguridad Eterna alientan al creyente a volverse más como Cristo, pierden el punto de que es Dios quien salva y no su propia decisión (como hemos demostrado), y que Dios no salva sin la participación interna del Espíritu Santo en el individuo – "...de que Dios os ha escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad" (2 Tesalonicenses 2.13) "Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza. Contra tales cosas no hay ley. Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos" (Gálatas 5.22-24)

Aquellos a los que salva el Señor, pasarán la eternidad con El –- "...y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles." (Apocalipsis 17.14)

:bicho:

¡Amén!

vilobe42
25-08-2002, 04:17
Amados foristas:

En el NT se habla con frecuencia de las futuras recompensas para los cristianos. Dirigiéndose a los Suyos, el Señor anuncia:"He aquí, yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según su obra" (Ap. 22:12). El que se dedica al servicio del Señor, su su obra permanece, recibirá recompensa(1 Co: 3:8,14; cfr 2 Nn.8).
La recompensa, aunque un aliento, no debiera ser motivo de la actuación del cristian, que debe poder decir de corazón: "Porque el amor de Cristo me constriñe" (2 Co.5:14). El creyente es exhortado a no ser privado de su premio(Col 2:8; cfr 3:23,24; Ap.3:1).
No se debe confudir sin embrago, la salvacióneterna con las recompensas, La Salvación no es una recompensa, sino un don de pura graci(cfr Ef.2:8,9). La recompensa se da a cada creyente en base a las obras que haya hecho en fidelidad al Señor (v10). En el tribunal de Cristo (2 Co. 5:10. En el tribunal de Cristo serán evaluadas, y se dará la recompensa por la construcción que cada uno haya llevado a cabo (1 Co.3:10,14). Si la obra de un creyente es indigna de recompensa, la perderá, pero sin embrargo él será salvo, sobre el terreno de la obra de Cristo, de pura gracia(vv.14,15 (Vease Juicio,3.).

Tomado del Nuevo diccionario Bíblico Ilustrado de Vila y Escuain ed. Clie.

Con amor :corazon:

efgi
26-08-2002, 12:23
Virginia:

La salvación no se pierde, aseguran fehacientemente quienes aún no pueden saber si son siervos "bienaventurados" o inútiles o "malos", a criterio de Dios y de Jesús.

Jesús habló de aquel siervo bienaventurado y de aquel siervo malo.

Si la salvación no se pierde, ¿para qué esa diferenciacion de parte de Jesús?

Pero la salvación no se pierde, insisten en enseñarlo quienes aún no pueden saber si participarán de las bodas del Cordero o si serán excluidos.

Jesús habló de exclusión....

Si la salvación no se pierde, ¿por qué el siervo malo es excluido del arrebatamiento?

Este versículo habla de las palabras aclaratorias que Jesús resaltó a aquellos judíos, como él, que no creían que él era el mesías: "Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano .Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre . Yo y el Padre uno somos. (Juan 10:27-30)"

A pesar que los "salvos siempre salvos" se pegan de esta aclaración, y enfatizan que "NADIE ARREBATARÁ DE LA MANO" de Jesús a sus ovejas, es el mismo Jesús quien aclara que él rechazará al siervo malo.

(Jn. 15.6).

"YO SOY LA VID, VOSOTROS LOS PAMPANOS; EL QUE PERMANECE EN MI, Y YO EN EL, ESTE LLEVA MUCHO FRUTO; PORQUE SEPARADOS DE MI NADA PODEIS HACER.

EL QUE EN MI NO PERMANECE, SERA ECHADO FUERA COMO PAMPANO, Y SE SECARA; Y LOS RECOGEN, Y LOS ECHAN EN EL FUEGO, Y ARDEN".

APOCALIPSIS 3:5 DICE ASI, " EL QUE VENCIERE SERA VESTIDO DE VESTIDURAS BLANCAS; Y NO BORRARE SU NOMBRE DEL LIBRO DE LA VIDA, Y CONFESARE SU NOMBRE DELANTE DE MI PADRE, Y DELANTE DE SUS ANGELES".

"Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén.

Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan?

Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán.

Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois.

Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste.

Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad.

Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.

Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros.

(Mt. 7.21/Lc. 13.25–27).

¿Qué sugieres que haga con estos aportes bíblicos?


“Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído,

no sea que nos deslicemos.

Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución,

¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?

La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor,
nos fue confirmada por los que oyeron,

testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad” (He.2).

¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio?

Corred de tal manera que lo obtengáis.

Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible.

Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros,

yo mismo venga a ser eliminado.

Si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.

No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús.

Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

37Mas como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. 38Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, 39y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos,


así será también la venida del Hijo del Hombre.


40Entonces estarán dos en el campo;

el uno será tomado, y el otro será dejado.

41Dos mujeres estarán moliendo en un molino;

la una será tomada, y la otra será dejada.

Yo no escribí esa advertencia.

42Velad, pues, porque no sabéis a qué hora ha de venir vuestro Señor. 43Pero sabed esto, que si el padre de familia supiese a qué hora el ladrón habría de venir, velaría, y no dejaría minar su casa. 44Por tanto, también vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis". Bienaventurado aquel siervo al cual, cuando su señor venga, le halle haciendo así.

Jesús no es insensato y desde siempre entendió y sabe que hay siervos MALOS ("Hacedores de maldad").

48Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir;

49y comenzare a golpear a sus consiervos, (llamándolos FALSOS PROFETAS, INCLUSO..... )

y aun a comer y a beber con los borrachos,

50vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera,

y a la hora que no sabe,


51y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes".

En su parábola de los talentos JESÚS también resaltó al siervo o creyente MALO:

26Respondiendo su señor, le dijo: Siervo malo y negligente, sabías que siego donde no sembré, y que recojo donde no esparcí.

27Por tanto, debías haber dado mi dinero a los banqueros, y al venir yo, hubiera recibido lo que es mío con los intereses.

28Quitadle, pues, el talento,

y dadlo al que tiene diez talentos.

29Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado.

30Y al siervo inútil echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes".

“23Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán”.

25Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois. 26Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste. 27Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad. 28Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos. 29Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios. 30Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros” (Lc.13.23-30).

"apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad", les dirá Jesús a MUCHOS creyentes....

"12He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

13Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último".

"Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano .Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre . Yo y el Padre uno somos. (Juan 10:27-30)"

"apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad", les dirá Jesús a MUCHOS creyentes....entre ellos a aquellos que hicieron muchos milagros, echaron fuera demonios y profetizaron....

Prefiero creerle a Jesús y a sus apóstoles...

Es que jesús es el camino, la verdad y la vida, y envió a sus apóstoles para que esa verdad la compartieran con los secretos todos debidamente revelados, y Jesús es claro al decir: "(Jn. 15.6).

"YO SOY LA VID, VOSOTROS LOS PAMPANOS;

EL QUE PERMANECE EN MI,

Y YO EN EL,

ESTE LLEVA MUCHO FRUTO; PORQUE SEPARADOS DE MI NADA PODEIS HACER.


Dos condiciones:

(1) EL QUE PERMANECE EN MI,

(2) Y YO EN EL,

Resultado: "ESTE LLEVA MUCHO FRUTO"

EL QUE EN MI NO PERMANECE, SERA ECHADO FUERA COMO PAMPANO, Y SE SECARA; Y LOS RECOGEN, Y LOS ECHAN EN EL FUEGO, Y ARDEN".


Efgi

Siervo Fiel
26-08-2002, 15:33
[QUOTE]Originalmente enviado por: efgi
[B]Virginia:

:dnormal:


"12 Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan." (Mateo 10)

"17 Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. 18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. 19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. 20 Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos. " (Lucas 10)

Dios te Bendiga Hna. Virginia

¡Maranatha!

alfarotrejos
26-08-2002, 16:07
Originalmente enviado por: Siervo Fiel
Salvos Para Siempre


En la Biblia está claramente establecido que Dios es severo en disciplinar a sus hijos, por lo cual un verdadero cristiano sentirá la mano dura de Dios si persiste en pecar, ya que Dios no es un padre irresponsable para ignorar las malas actitudes de sus hijos. Pero como probaremos, la salvación es de Dios y cuando el salva a un pecador lo salva para siempre.

Este ejemplo lo ilustra perfectamente: Un padre corrige a su hijo para que sea mejor y si este hijo persiste en su mal comportamiento, debe castigarlo, pero no destruirlo. Dios nos corregirá y nos azotará si es necesario, pero no nos quitará el don de la Salvación. El vínculo de padre-hijo, puede enfriarse y esto tiene sus consecuencias, pero el padre seguirá siendo padre y el hijo seguirá siendo hijo.


Deuteronomio 21:

18Si alguno tuviere un hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de su padre ni a la voz de su madre, y habiéndole castigado, no les obedeciere; 19entonces lo tomarán su padre y su madre, y lo sacarán ante los ancianos de su ciudad, y a la puerta del lugar donde viva; 20y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho. 21Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá; así quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel oirá, y temerá.

¿ ?

Efesios 5:

5Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7No seáis, pues, partícipes con ellos.

Siervo Fiel
26-08-2002, 19:30
Originalmente enviado por: alfarotrejos


Deuteronomio 21:

18Si alguno tuviere un hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de su padre ni a la voz de su madre, y habiéndole castigado, no les obedeciere; 19entonces lo tomarán su padre y su madre, y lo sacarán ante los ancianos de su ciudad, y a la puerta del lugar donde viva; 20y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho. 21Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá; así quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel oirá, y temerá.

¿ ?

Efesios 5:

5Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7No seáis, pues, partícipes con ellos.

Y CONTINUA: :bicho:

"8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor ; andad como hijos de luz 9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), 10 comprobando lo que es agradable al Señor. 11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; 12 porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto. 13 Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo."
(EFESIOS 5)

PERO ADEMAS :eek2:

"1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. 4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo [SIZE=5](por gracia sois salvos)/SIZE] , 6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, 7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. 8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe. 10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas." (EFESIOS 2)

:terco:

efgi
26-08-2002, 23:50
Si, definitivamente, los hay tan contumaces que temen enfrentar su creencia particular al contexto biblico, sin reflexionar que nada lograrán alterar, ni de las palabras de Jesús ni de los escritos de los apóstoles, con respecto, para el caso, de la salvación, y en vez de orar y evaluar debidamente cuanto Dios envió para información, se afanan en ofender, señal inequívoca de que no tienen la razón. Ese mismo espíritu motivó a quienes lideraron la santa inquisición.

Al tenor de la verdad, ningún creyente, sin excepción, sabe si será salvo.
Una vez se lleve a cabo el arrebatamiento, y se haya "levantado el padre de familia y haya cerrado la puerta", entonces quienes hayab sido excluidos no podrán justificarse por las doctrinas erradas que enseñaron, ni les servirá de nada hacerlo en medio del lloro y crujir de dientes que experimentarán, y quienes se vayan, pues, bienaventurados.

Usar versículos para ofender y sembrar cizaña, a la vez para esconder su impotencia, solamente demuestra falta de humildad.

Siempre preferiré creer en Jesús, pero también creerle.

El dijo: "EL QUE EN MI NO PERMANECE, SERA ECHADO FUERA COMO PAMPANO, Y SE SECARA; Y LOS RECOGEN, Y LOS ECHAN EN EL FUEGO, Y ARDEN".

"El que persevere HASTA el final, SERA SALVO".

Palabras de Jesús.

48Pero si aquel siervo malo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; 49y comenzare a golpear a sus consiervos, y aun a comer y a beber con los borrachos, 50vendrá el señor de aquel siervo en día que éste no espera, y a la hora que no sabe, 51y lo castigará duramente, y pondrá su parte con los hipócritas; allí será el lloro y el crujir de dientes".

Si la salvación no se pierde, ¿por qué el siervo malo es excluido del arrebatamiento?

21No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos,

sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.

22Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad".

Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo: 24Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán".

“1Entonces el reino de los cielos será semejante a diez vírgenes que tomando sus lámparas, salieron a recibir al esposo. 2Cinco de ellas eran prudentes y cinco insensatas. 3Las insensatas, tomando sus lámparas, no tomaron consigo aceite; 4mas las prudentes tomaron aceite en sus vasijas, juntamente con sus lámparas. 5Y tardándose el esposo, cabecearon todas y se durmieron. 6Y a la medianoche se oyó un clamor: ¡Aquí viene el esposo; salid a recibirle! 7Entonces todas aquellas vírgenes se levantaron, y arreglaron sus lámparas. 8Y las insensatas dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite; porque nuestras lámparas se apagan. 9Mas las prudentes respondieron diciendo: Para que no nos falte a nosotras y a vosotras, id más bien a los que venden, y comprad para vosotras mismas. 10Pero mientras ellas iban a comprar,

vino el esposo;

y las que estaban preparadas entraron con él a las bodas; y se cerró la puerta.


11Después vinieron también las otras vírgenes, diciendo: ¡Señor, señor, ábrenos!

12Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco.

13Velad, pues, porque no sabéis el día ni la hora en que el Hijo del Hombre ha de venir” (Mt. 25.1).


"Cielo y tierra pasarán, más mis palabras no pasarán".

Efgi.

Raúl Horcada
27-08-2002, 00:48
Panchita, creo que si, puede perderse, no creo que esto signifique que la Sangre de nuestro Señor Jesucristo, no tiene validez eterna, me parece que el problema es como vemos el tema.
Si leemos Jeremías 31: 31-34 He aquí que vienen días, dice Jehová, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá. 32No como el pacto que hice con sus padres el día que tomé su mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos invalidaron mi pacto, aunque fui yo un marido para ellos, dice Jehová. 33Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. 34Y no enseñará más ninguno a su prójimo, ni ninguno a su hermano, diciendo: Conoce a Jehová; porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande, dice Jehová; porque perdonaré la maldad de ellos, y no me acordaré más de su pecado.
Vemos que aquí se hablaba de un "nuevo pacto" y esto podemos confirmarlo en el NT, veamos.
Lucas 22:20 0De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que por vosotros se derrama.
1 Corintios 11:25 Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre...
Lo que quiero mostrar es que lo que establece el Señor es un NUEVO PACTO EN SU SANGRE, para que un pacto se complete, es necesario que hayan dos partes, del mismo modo cuando una de ellas ropmpe las condiciones del pacto, este queda sin efecto para la persona que eligió quebrar su parte del mismo.
No es que la Sangre Preciosa de nuestro Señor no sea suficiente, sino que hay alguien que rompe el pacto.
En el AT cuando el Señor dijo que llevaría al pueblo de Egipto a la Tierra Prometida, y ninguno de los que salió de Egipto entró, a exepción de Josué y Caleb, ¿Mintió el Señor? ¡No! el pueblo rompió su parte del pacto y quedó excluído de la promesa.
D´s es inmutable y no miente, lo que dice se hace y lo que desea se realiza, pero siempre está la parte en la que debemos actuar nosotros. Tampoco quiero decir con esto que si no lo hacemos nosotros Él no puede hacerlo, el Señor es eso SEÑOR y lo que Él dice se hace, si Él me lo había encargado a mí y yo no lo hice, Su voluntad se realizará con quién el Señor decida y cuando esté en Su presencia, requerirá de mí lo que me había encargado y no hice, como en la parábola de los talentos.
Panchita, espero que esto te sirva, cualquier cosa mi esposa y yo estamos a tu disposición, con amor en Cristo, Raúl Horcada.

mad
27-08-2002, 02:13
Queridos Amigos he estado siguiendo el foro y me ha parecido tan interesante que he tenido que imprimirlo. Para mi queda bien claro que la salvación puede perderse, de hecho SE PIERDE. Espero que aquellos que defienden esta idea de "salvos siempre salvos" mediten en lo aquí escrito y reflexionen en su posición, yo pienso que cuando nos dirigimos al Espíritu Santo no con nuestras propias ideas preconcebidas sino con humildad y sinceridad ÉL NOS RESPONDE. Es muy importante el tema aquí tratado y solo espero que nos haya servido a todos, a los participaron activamente y a los muchos que lo hemos seguido desde nuestros lugares.
QUE LA PAZ DE DIOS NOS ACOMPAÑE A TODOS Y QUE EL FIEL "CONSOLADOR", AQUEL QUE NOS ILUMINA, GUÍA, ENSEÑA,...PUEDA HACER SU TRABAJO EN NUESTRAS VIDAS Y REPLANTEEMOS NUESTROS PENSAMIENTOS PARA QUE SUS PENSAMIENTOS PUEDAN AFLORAR EN NOSOTROS.
Gracias por todas vuestras opiniones.
Dios, nuestro Amado Padre os bendiga.
dam

ccfftt
27-08-2002, 05:27
Un día en la vida de alguien que se convirtió de sus malos caminos a Cristo y Nació de Nuevo.

06:00 am.- Hora de levantarse, cruzan los primeros pensamientos por su mente y le da gracias a Dios por el nuevo día (Tiene la salvación)

06:15 am.- Se está bañando para comenzar el día fresco, recuerda que no hay nada para la comida y que no tiene trabajo, por su mente comienzan a desfilar todo lo que ha hecho para obtener un trabajo y lo difícil que es, se empieza a preocupar y golpea la pared desesperado por su situación, está afanado. (Perdió la salvación).

06:25 am.- Abre su Biblia y comienza a leerla, meditando en lo que lee y tiene un momento de oración donde pide perdón por sus pecados. (Tiene la salvación).

07:15 am.- Entra en la cocina y encuentra a la esposa con lágrimas en los ojos, preocupada por la situación, comienzan a hablar del tema y la conversación termina en gritos donde el personaje grita: “Qué quieres que haga, que salga a robar” . (Perdió nuevamente la salvación).

08:30 am.- Andando por la calle, en busca de trabajo, hay algo que no se le sale de la mente, la discusión con la esposa, le pide perdón a Dios y se compromete a hablar con ella al llegar a casa. (Ganó nuevamente la salvación).

08:45 am.- Lee en el periódico un aviso de trabajo donde se indica que los interesados deben estar antes de las 10:00 am, reconoce que es un poco tarde y apura el paso, ve a una señora en con su carro accidentado tratando de cambiar un caucho (llanta, rueda) vacío, le cruza por la mente la idea de ayudarla, pero recuerda que va tarde a la cita, voltea la mirada y finge no haber visto nada. (Perdió la salvación).

09:15 am.- Llega al sitio de la entrevista donde hay otras nueve personas esperando. (Sigue con la salvación perdida).

10:15 am.- La secretaria les indica a los interesados que esperen un poco por la tardanza que tiene la persona que les va a atender. (Sigue con la salvación perdida).

10:45 am.- Se pregunta: Hasta cuándo nos tendrán aquí metido esperando a que el personaje ese le de la gana de aparecer? (Sigue con la salvación perdida).

11:15 am.- Aparece por la puerta una señora, la que les atenderá y es la misma que estaba con el carro accidentado, él se muerde los labios de la rabia y entiende su gran error y siente que Dios le está dando una lección, sierra los ojos y le pide perdón a Dios por su falta de amor y su error. (Nuevamente recupera la salvación).

01:30 pm.- Sale de la entrevista con la esperanza de que lo llamen al día siguiente con una respuesta positiva. (Tiene la salvación).

01:45 pm.- Se monta en el bus, se sienta y nota que a su lado va alguien leyendo un libro de metafísica, siente en su corazón que debe hablarle de Cristo, pero siente un poco de pena y además está muy cansado por lo ajetreado de la búsqueda de trabajo, se queda tranquilo haciéndose el loco y espera llegar a casa. (Volvió a perder la salvación).

02:15 pm.- Llega a casa, le da un beso a su esposa y uno a la hija. Se recuesta un rato mientras la esposa le sirve la comida que cocinó después de haber conseguido un préstamo, él le pide perdón por lo de la mañana. (Sigue perdido).

03:30 pm.- Suena el teléfono y es un amigo, quien le pide ayuda para demoler un pared en el patio de su casa, a lo cual sale rápidamente. (Sigue perdido).

10:00 pm.- Llega muy cansado a casa, entra a la ducha y sale directo a acostarse intenta orar, pero el cansancio lo vence y se queda dormido. (Sigue perdido).

06:00 am.- Nuevo día, nuevamente da gracias a Dios por todo y le viene a la mente lo de la persona del bus a quien no le habló del evangelio, se arrepiente y le pide perdón a Dios. (Vuelve a ser salvo).



Será que así es la salvación, se obtiene, se pierde, se obtiene, se pierde, se obtiene, se pierde …etc. Espero que sea verdad lo que dice Juan 5:24: De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. y que tengamos Vida Eterna y no una Vida a veces Eterna y a veces no.

efgi
27-08-2002, 20:15
A los foristas que han participado en este tema de manera activa o pasiva un cordial y muy respetuoso saludo "shalom".

Al tenor de la oportuna y sabia participación de Mad y de Raúl (el Señor los siga bendiciendo), me permito retirarme de este importante tema, toda vez que si bien ha quedado claro que en el contexto bíblico está depositado el mensaje de la salvación para toda la humanidad, porque es evidente que nuestro Padre quiere que todos los hombres lleguen al conocimiento de la verdad y por ende a la salvación, también queda claro que la salvación depende de cada quien, en cuanto a aceptarla, si la llega a conocer, y de perseverar en alcanzarla, si lo motiva la sensatez.

Es Su deseo amoroso como Padre que todos seamos salvos. Por ello El nos cumplió enviando en el tiempo preindicado a su Hijo Unigénito, para que pagara el precio que su enemigo Satán pidió por nuestro rescate. Satán exigió la sangre preciosa de la persona a la cual no quiso servir. Nuestro Padre cumplió y con seguridad que sufrió al ver a Su Hijo amado en la cruz muriendose sin poder asistirlo aunque pudiéndolo hacer, por supuesto.

"Eliah, Eliah, ¿lama sabajtani?" ("Mi Dios, Mi Dios, ¿por qué me has abandonado?"), clamó nuestro Salvador esperando quizás que su Padre lo salvara de tan angustiosa y dolorosa situación, pero en su abandono cumplió: "Padre, en tus manos entrego mi espíritu".

Ahora resta que cada quien cumpla con lo que le corresponde.... por su propio bien.

Como Raúl lo dijo, es un pacto...en el cual intervienen dos partes, como mínimo.

Comerse el pollo antes de comprarlo, ¡por fe!, dirán algunos, es desconocer el significado de la FE.

La FE es una sola para todos....

Con base en ella cada quien decide si persevera en bien hacer hasta el final de sus días o si se retira de la carrera. Pero tibio nadie es aceptado por Jesús, porque será de su boca vomitado....

Perseverar no es fácil y entrar por la puerta angosta mucho menos, y sin santidad nadie verá a Dios.

Si nos es difícil amarnos los unos a los otros teniendo, supuestamente, al Espíritu Santo con nosotros y en nosotros, ¡cómo será el resto del camino!

Menos mal que la congregación (en griego "Eklessia"), la de Jesús, claro, su futura Esposa, es una sola, ¿qué tal que así no fueran las cosas?

Bueno, delante de todos está por llegar el acontecimiento puntual, el que dirá quién es salvo y quién experimentará el "lloro y el crujir de dientes": ese trascendental acontecimiento es el arrebatamiento.

Hasta entonces, que nadie cante victoria, como lo dijo el apóstol: "no es que ya lo haya alcanzado, sino que aun prosigo a la meta....".

Reflexionemos acerca de nuestro caminar, cada día, examinémosnos a nosotros mismos, cada jornada, y no seremos juzgados... ante el tribunal de Cristo, al cual todos hemos de comparecer.

Col. 3.1-4 es la consigna....¡ animo !

Mientras tanto, desde "arriba" en lo espiritual observemos lo que abajo pulula. Hay muchos desnudos por vestir, y muchísimos con sed, y con hambre ni hablar... ellos son Jesús.

Con el amor que recibimos de las Alturas v'istamos a los desnudos que carecen del vestido que nos viste: la misericordia de Dios y la gracia de nuestro Señor.

Démos de beber agua de justicia a los tantos sedientos que nos rodean angustiados y alimentemos con la palabra de Dios a los tantos hambrientos que caminan sin esperanza en el mundo...

Recordemos que de ese mundo procedemos y en ese mundo aun estamos y ese mundo hemos de cambiar cuando regresemos con el Esposo, si es que participamos en las cenas y en las bodas del Cordero.... porque si somos excluidos ni los salvos nos podrán salvar de lo que se nos viene... la ira de Dios... uffff....qué calor...cuanto sofoco....

A nuestro alrededor hay miseria, hambre, tristeza, injusticia y agonía...

Dios, nuestro Padre ha preparado de antemano obras para que andemos en ellas, y Jesús nos legó la autoridad de rogarle al Padre para que envíe obreros a la mies, que por cierto es mucha, demasiada, pero es de esperar que entre esos obreros estemos nosotros, claro...

Santiago 2. 14-26.

En nuestro mundo actual, 815 millones de personas sufren hambre y malnutricion. De esos 300 millones son niños.

Para los insensibles son meras cifras.... pero si ustedes ni sus hijos están entre ese grupo, dénle gracias a Dios y a Jesús, pero no nos quedemos "mirando los toros desde la barrera"....(Mt. 25. 31-46).

Los amo a todos ustedes, a los que tienen comida y a los que no la tienen; amo a los que abren el grifo y reciben agua hasta desperdiciarla, aunque la tengan que pagar, igualmente amo a quienes no ven una gota de agua en sus días, y amo por igual a aquellos que la beben enlodada y al beberla empeoran su situación.

Quien se crea salvo, como el que ha sido izado a la barca, que ayude a otros a subir a esa misma embarcación...

La salvación iniciará su fase terminal el día del arrebatamiento.

Cuidado nos cierra el Padre la puerta en nuestras narices... y quedemos sordos de la angustia cuando nos diga que no nos conoce y además nos susurre: "Apartaos de mí, hacedores de maldad", por hipócritas.

La verdad no deja de ser cruel, cuando nos engañamos a nosotros mismos... pero edificante cuando somos sensatos.

Shalom.

Efgi

Miembro de la
ONG HERMANDAD SIN FRONTERAS
Ayuda Humanitaria
platinocanarias@hotmail,com

vilobe42
28-08-2002, 03:45
Originalmente enviado por: ccfftt
Un día en la vida de alguien que se convirtió de sus malos caminos a Cristo y Nació de Nuevo.

06:00 am.- Hora de levantarse, cruzan los primeros pensamientos por su mente y le da gracias a Dios por el nuevo día (Tiene la salvación)

06:15 am.- Se está bañando para comenzar el día fresco, recuerda que no hay nada para la comida y que no tiene trabajo, por su mente comienzan a desfilar todo lo que ha hecho para obtener un trabajo y lo difícil que es, se empieza a preocupar y golpea la pared desesperado por su situación, está afanado. (Perdió la salvación).

06:25 am.- Abre su Biblia y comienza a leerla, meditando en lo que lee y tiene un momento de oración donde pide perdón por sus pecados. (Tiene la salvación).

07:15 am.- Entra en la cocina y encuentra a la esposa con lágrimas en los ojos, preocupada por la situación, comienzan a hablar del tema y la conversación termina en gritos donde el personaje grita: “Qué quieres que haga, que salga a robar” . (Perdió nuevamente la salvación).

08:30 am.- Andando por la calle, en busca de trabajo, hay algo que no se le sale de la mente, la discusión con la esposa, le pide perdón a Dios y se compromete a hablar con ella al llegar a casa. (Ganó nuevamente la salvación).

08:45 am.- Lee en el periódico un aviso de trabajo donde se indica que los interesados deben estar antes de las 10:00 am, reconoce que es un poco tarde y apura el paso, ve a una señora en con su carro accidentado tratando de cambiar un caucho (llanta, rueda) vacío, le cruza por la mente la idea de ayudarla, pero recuerda que va tarde a la cita, voltea la mirada y finge no haber visto nada. (Perdió la salvación).

09:15 am.- Llega al sitio de la entrevista donde hay otras nueve personas esperando. (Sigue con la salvación perdida).

10:15 am.- La secretaria les indica a los interesados que esperen un poco por la tardanza que tiene la persona que les va a atender. (Sigue con la salvación perdida).

10:45 am.- Se pregunta: Hasta cuándo nos tendrán aquí metido esperando a que el personaje ese le de la gana de aparecer? (Sigue con la salvación perdida).

11:15 am.- Aparece por la puerta una señora, la que les atenderá y es la misma que estaba con el carro accidentado, él se muerde los labios de la rabia y entiende su gran error y siente que Dios le está dando una lección, sierra los ojos y le pide perdón a Dios por su falta de amor y su error. (Nuevamente recupera la salvación).

01:30 pm.- Sale de la entrevista con la esperanza de que lo llamen al día siguiente con una respuesta positiva. (Tiene la salvación).

01:45 pm.- Se monta en el bus, se sienta y nota que a su lado va alguien leyendo un libro de metafísica, siente en su corazón que debe hablarle de Cristo, pero siente un poco de pena y además está muy cansado por lo ajetreado de la búsqueda de trabajo, se queda tranquilo haciéndose el loco y espera llegar a casa. (Volvió a perder la salvación).

02:15 pm.- Llega a casa, le da un beso a su esposa y uno a la hija. Se recuesta un rato mientras la esposa le sirve la comida que cocinó después de haber conseguido un préstamo, él le pide perdón por lo de la mañana. (Sigue perdido).

03:30 pm.- Suena el teléfono y es un amigo, quien le pide ayuda para demoler un pared en el patio de su casa, a lo cual sale rápidamente. (Sigue perdido).

10:00 pm.- Llega muy cansado a casa, entra a la ducha y sale directo a acostarse intenta orar, pero el cansancio lo vence y se queda dormido. (Sigue perdido).

06:00 am.- Nuevo día, nuevamente da gracias a Dios por todo y le viene a la mente lo de la persona del bus a quien no le habló del evangelio, se arrepiente y le pide perdón a Dios. (Vuelve a ser salvo).



Será que así es la salvación, se obtiene, se pierde, se obtiene, se pierde, se obtiene, se pierde …etc. Espero que sea verdad lo que dice Juan 5:24: De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. y que tengamos Vida Eterna y no una Vida a veces Eterna y a veces no.



-----------------------------------------------------------------------------------

Estimado Carlos:

La ilustración que pusiste me pareció muy pertinente ya que estaríamos en la misma condición de antes de ser salvos si éste ser salvos estuviera condicionado a unos estándares que en algunos casos podría estar la persona aún no sabiendo cuando es salva y cuando no lo es.

Muchas veces pecamos de omisión y ni cuenta nos damos y el que la Biblia nos enseñe de una salvación no por obras sino por fe que es un don de gracia o favor inmerecido.
Respondemos porque Dios ha puesto esa fe. En Efesios 2: 1 al 9 se nos habla de la muerte espiritual en que estábamos y como nos dio vida juntamente con Cristo. El murió por nosotros cuando no habíamos nacido porque nos conoció y escogió antes de la fundación del mundo. Cuando experimentamos el llamado al arrepentimiento juntamente con la fe en el sacrificio de Cristo a favor nuestro no fue algo de nosotros como dice en efesios 2:8 y 9 sino de Dios y no por obras para que nadie se gloríe. Una fe de la que no nos gloriamos porque es don de Dios (favor inmerecido).

Esta verdad sobre la obra de Dios en nuestra vida (la salvación) habiendo recibido vida nueva. eterna. Morando el Espíritu Santo con el cual fuimos sellados y como nos dice Jesucristo El Espíritu tomaría de lo de Cristo lo exaltaría y sería otro consolador y Cristo intercede por nosotros El Padre nos ve puestos en Cristo y aplicada su justicia en nosotros.
Nuestro andar en la vida determinará privilegios coronas y galardones o las llamadas recompensas por el servicio al Señor pero la salvación es algo resuelto cuando Cristo dijo “Consumado es” su ofrenda fue agradable al Padre y satisfizo su justicia.

Nuestro andar sobre la tierra, es con un Padre lleno de amor pero que nos disciplina como a hijos, como nos enseña la Palabra de Dios.

En el amor de Jesucristo.
:corazon:

ccfftt
28-08-2002, 04:05
De acuerdo contigo Vilobe42.

Dios te bendiga, creo que voy a pegar ese escrito como tema nuevo, porque ya este epígrafe está poco visitado, creo que la gente se va cansando de los temas, y eso es algo entendible.

Dios te bendiga

vilobe42
28-08-2002, 04:14
Nos vemos o comunicamos en y te comparto una alabanza que estoy escuchando que dice "Si no fuera por su gracia y por su amor..."

Bendiciones a todos.:corazon:

vilobe42
28-08-2002, 04:21
En el que propones ¿Cuál será el nombre que le pondrás? creo que será una sorpresa.

Hasta pronto y que Dios te llene de sabiduría y amor yo anhelo eso para todos y que nuestra vida lo glorifique a El.

!El merece toda la gloria, la honra, alabanza y gratitud de nuestro corazón!

ccfftt
28-08-2002, 04:32
Hermosa esa canción Virginia, creo que a veces no comprendemos lo grandioso de la Gracia de Dios, la cual es más que suficiente, y como que queremos darle una manito.

El título sería (si Dios quiere): "Un Día en la vida del creyente"

mad
29-08-2002, 02:19
ccfftt me parece poco seria tú ilustración y fuera de contexto del tema tratado. Creo que en este foro se han dado muy buenas respuestas de porque "LA SALVACIÓN PUEDE PERDERSE", el salirse por la "tangente", cuando uno se queda sin argumentos serios a los planteados, creo que es tiempo de meditar, reflexionar y escudriñarse interiormente mirando si lo que creemos lo creemos por la revelación de Espíritu Santo o lo creemos por lo hemos defendido toda la vida y no somos capaces de valorar las respuestas que nos surgen.
Yo ciertamente reflexiono en los argumentos en los que se puede reflexionar, que son muchos, tanto los que comparto como los que no, pero tu ilustración me parece pésima (sin ánimo de ofenderte). OJALÁ LOS 7.000 MILLONES DE PERSONAS DE ESTE PLANETA SE SALVEN Y TODOS LOS QUE UNA VEZ ACEPTARON Y SIGUIERON A JESUS SE SALVEN. TOTAL QUE SON 70 AÑOS DE MEDIA QUE DURAMOS AQUÍ ANTE TODA LA ETERNIDAD==== Nada.
Será una bendición encontrarme con Judas ( el Iscariote ) y saludarlo allá arriba.
Ojalá hallan servido todas estas páginas para que los que son serios y abiertos a la voz del Espiritu Santo y que a los que nos halla hablado hallamos estado escuchando su voz.
Espero que aquellos que se hallan acercado al foro no ciegos espiritualmente como esos del siglo primero que no reconocieron al Mesías aún viéndolo. PORQUE MI OPINIÓN PERSONAL (((PERSONAL))) ES QUE SE HAN PRESENTADO TODAS LAS PRUEBAS (LA PALABRA) SOBRE LA MESA (internet) Y CREO QUE SOPESÁNDOLAS SERIAMENTE NADIE PUEDE DECIR """YA SOY SALVO PARA TODA MI VIDA""" -ME ENCANTARÍA DECIRLO, PERO NO HE ACABADO EL CAMINO, AUNQUE VOY A POR LA MENTE CON SU AYUDA, TOMADO DE SU MANO LLEGARÉ PORQUE EL ME GUIARÁ,
SI SUELTO SU MANO, QUEDARÉ CIEGO O MUDO COMO MUCHOS QUE YA NO PUEDEN ESCUCHAR LA VOZ DE SU ESPIRITU.-
Gracias a todos, que la paz del Altísimo os acompañe.

ccfftt
29-08-2002, 17:58
Mad, te pido perdón si te ofendí con mi escrito, esa no es mi intención, ni tampoco burlarme de nadie, a veces suelo bromear, pero no con la intención de ofender. Cuando hago algo en el foro trato de hacerlo para la gloria de Dios y por supuesto puedo equivocarme, como también puedo estar en lo correcto, pero mi intención es darle gloria a Dios. Una vez más si te ofendi, perdóname.

He pensado en contestar a algunas de las cosas que escribes, pero lo estoy meditando para no responder en la carne.

Dios te bendiga.

Jezreel
30-08-2002, 03:51
Originalmente enviado por: Thin
SAUL es un ejemplo claro que se puede perder la salvacion. No porque Dios no pueda mantenernos sin caida sino porque uno se aleja de él

Thin


Hola THIN.

¿Donde dice o da a enteder la Biblia que el rey Saul perdió la salvación?

Saul pecó y fue desechado por Dios como rey de Israel, pero ¿donde dice que perdió la salvación?.

Jezreel
30-08-2002, 04:01
Originalmente enviado por: Thin
Maripaz:

Lo ultimo que la biblia cuenta de Saúl es que visito a la adivina de Endor y que en la batalla se suicido.

Thin


Perdona THIN, no vi que MariPaz ya te hizo la misma pregunta antes que yo y que tú ya la contestaste, lo siento.

Dices que lo ultimo que hizo Saul fue visitar a una adivina y despues se suicidó, pero ... ¿esto significa que perdió la salvación? ¿o simplemente volvió a pecar?.

En ningún lugar manifiesta que Saul rechazara a Dios o perdiera la salvación.

Jezreel
30-08-2002, 04:11
¿LA SALVACION SE PUEDE GANAR? SI NO SE PUEDE GANAR ¿SE PUEDE PERDER?

ccfftt
30-08-2002, 21:53
Esto es en parte una respuesta a Mad.

¿Cómo resumió el Señor la Ley?, pues en estas palabras:

Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas (Mateo 22:37-40)

Y Pablo, inspirado por el Espíritu Santo dijo:
Porque vosotros, hermanos, a libertad fuisteis llamados; solamente que no uséis la libertad como ocasión para la carne, sino servíos por amor los unos a los otros. Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. (Gálatas 5:13,14)

Ahora, una nueva interrogante, pudo, puede o hubiese podido alguien guardar la Ley a la perfección, la respuesta es: por supuesto que no, el único capaz de guardar la Ley fue nuestro Señor, por que si se hubiese podido guardar la Ley y ser salvo de esa manera, ¿para qué tendría que venir Jesucristo?, bien dice la escritura: No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo (Gálatas 2:21), también dice en otra parte: Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar?, esto muestra la imposibilidad que tiene el hombre en guardar la Ley, nadie podía ni puede ser perfecto en sus acciones (sólo en Cristo somos perfeccionados), siempre, en poco o en mucho, ofendemos a Dios, pues Él es Santo y nosotros pecadores.

Siendo que es imposible para el hombre agradar a Dios por medios de sus actos ( y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia. Isaías 64:6) Cristo tuvo que venir a nuestro rescate, y cuando se rescata a alguien es porque la persona está imposibilitada de salir por si misma del problema en que está metido, y nuestro problema es con Dios y Él mismo ofrece el rescate en la persona y obra de Jesús, el Señor no necesita de nuestra ayuda, Él es más que suficiente, pretender ayudar al Señor en su obra de redención es como pretender ayudar a despegar esos trasbordadores espaciales, si nos ponemos debajo de uno de esos a tratar de empujar, de seguro que saldremos quemaditos y nuestra ayuda habrá sido en vano.

Una vez más digo: las obras las hacemos como resultado de la salvación, no para tener como resultado la salvación, esto queda claro en Efesios 2:8-10 ( Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.) donde se nos dice que somos creados (una vez nacidos de nuevo) en Cristo para hacer buenas obras, no somos creados por haber hechos buenas obras, esa es la diferencia, no pretendo hacer buenas obras para ganar el cielo (Dios me perdone si algún día cruza ese pensamiento por mi mente), trato de hacer buenas obras porque tengo el Espíritu Santo redarguyéndome y guiándome a toda buena obra y por agradecimiento, como resultado de la obra de Cristo en mi.

¿Hay alguien que se pueda jactar de ser perfecto?, ¿existe alguien que se pueda jactar de amar siempre, a cada instante de su vida, a Dios por sobre todas las cosas?, indudablemente la respuesta es NO, si así fuera nadie pecaría, y nadie puede decir que no peca, y si lo dice lo hace e Él mentiroso. ¿Alguien puede jactarse de decir que siempre ama a su prójimo como así mismo?, nuevamente la respuesta es NO, si así fuera no habría pecado. Si pudiésemos guardar a la perfección (a Dios le gusta lo perfecto) esos dos mandamientos seríamos perfectos y podríamos guardar cualquier ley, pero si nuestros antepasados (lo digo en relación a los des Antiguo Testamento), no pudieron guardar la ley que se resumía en esos dos mandamientos, somos acaso nosotros mejores que ellos para si poder guardarlos, la respuesta es que ni ellos ni nosotros podríamos guardarlos y por eso “un día en la vida de un creyente” está llena de aciertos y desaciertos, de altos y de bajas, de cosas “buenas” y de cosas malas, de obediencia y de desobediencia, de buen testimonio y a veces de no muy buen testimonio, pues nadie es perfecto.

Mis primeros momentos en mi vida de creyente la pasé en una iglesia pentecostal, donde una de sus enseñanzas era que la salvación se podía perder, recuerdo que mi maestro de escuela dominical dijo que por allí existían unos evangélicos de denominación bautista quienes enseñaban que la salvación nunca se perdía y que esta enseñanza era una doctrina de demonios, en esa iglesia se “pintaba” esta doctrina como algo así de que a los creyentes se les daba la posibilidad o el permiso para pecar, de que para los que enseñaban esta doctrina, no era importante si pecaban, que podían hacerlo tranquilamente, y yo defendía, juntos con mis hermanos de esa iglesia el hecho de que la salvación SI se pierde, pues eso era lo que había aprendido hasta ese momento, y para mi era una herejía pensar que la salvación no se perdía; pero ahora con respecto a lo que Mad plantea en:

creo que es tiempo de meditar, reflexionar y escudriñarse interiormente mirando si lo que creemos lo creemos por la revelación de Espíritu Santo o lo creemos por lo hemos defendido toda la vida, me llegó ese tiempo de meditar, reflexionar, escudriñar interiormente y no sólo interiormente, sino en la Biblia, si lo que yo estaba defendiendo (que la salvación se perdía) era verdad o no, y después de un largo tiempo llegué a la conclusión (y espero en el Señor haber sido guiado por el Espíritu Santo en esto) de que la salvación no depende de nosotros, que es un regalo de Dios, que no es por mis obras, que estoy en las manos de Jesús y que nadie me podrá arrebatar de su mano, que en esos tristes momentos en los que me desvío el deja a las otras noventa y nueve ovejas y sale a buscarme, que una vez que comí ese Pan de Vida hubo un cambio en mi y que este Pan no es como los que comieron el maná, y murieron; el que come de este pan, vivirá eternamente , y yo creo a esa promesa hecha por mi Señor Jesús, y sí estimado Mad, reflexioné y comprendí que la obra es de Dios no mía, que una vez que entré por esa PUERTA salí a hermosos pastos y ahora tengo vida eterna (Gloria sean dadas a Dios, aleluya). También, entre otras cosas, comprendí que una vez nacido de nuevo recibí al Espíritu Santo, y esto es una gran alegría para mi, pues esto es una garantía para de que tengo una herencia en el Señor y quiero colocar unos versículo referente al Espíritu Santo, en varias versiones.

Efesios 1:13,14 Reina-Valera 1960
En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

Efesios 1:13,14 Nueva Versión Internacional
En él también ustedes, cuando oyeron el mensaje de la verdad, el evangelio que les trajo la salvación, y lo creyeron, fueron marcados con el sello que es el Espíritu Santo prometido. Éste garantiza nuestra herencia hasta que llegue la redención final del pueblo adquirido por Dios, para alabanza de su gloria.


Efesios 1:13,14 Dios Habla Hoy
Gracias a Cristo, también ustedes que oyeron el mensaje de la verdad, la buena noticia de su salvación, y abrazaron la fe, fueron sellados como propiedad de Dios con el Espíritu Santo que él había prometido. Este Espíritu es el anticipo que nos garantiza la herencia que Dios nos ha de dar, cuando haya completado nuestra liberación y haya hecho de nosotros el pueblo de su posesión, para que todos alabemos su glorioso poder.


Efesios 1:13,14 La Biblia de las Américas
En El también vosotros, después de escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído, fuisteis sellados en El con el Espíritu Santo de la promesa, que nos es dado como garantía de nuestra herencia, con miras a la redención de la posesión adquirida de Dios , para alabanza de su gloria.

Y quiero cerrar con una pregunta:
¿Cuántas veces hay que nacer de nuevo para entrar en el Reino de Dios?

Dios te bendiga a ti y a todos aquellos que participan en estos foros.

Rogelio
31-08-2002, 05:15
Originalmente enviado por: alfarotrejos
Deuteronomio 21:

18Si alguno tuviere un hijo contumaz y rebelde, que no obedeciere a la voz de su padre ni a la voz de su madre, y habiéndole castigado, no les obedeciere; 19entonces lo tomarán su padre y su madre, y lo sacarán ante los ancianos de su ciudad, y a la puerta del lugar donde viva; 20y dirán a los ancianos de la ciudad: Este nuestro hijo es contumaz y rebelde, no obedece a nuestra voz; es glotón y borracho. 21Entonces todos los hombres de su ciudad lo apedrearán, y morirá; así quitarás el mal de en medio de ti, y todo Israel oirá, y temerá.

¿ ?

Efesios 5:

5Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. 6Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. 7No seáis, pues, partícipes con ellos.


Comento:

¿Qué diría el apóstol Pablo y El Señor mismo, de los hombres que proclamando la Salvación por Gracia, que nos revela El Verbo de Dios, aun así retroceden y se atreven a citar la Ley Mosaica para defender sus doctrinas?


En Cristo
Rogelio

Maripaz
31-08-2002, 05:32
Originalmente enviado por: Rogelio
Comento:

¿Qué diría el apóstol Pablo y El Señor mismo, de los hombres que proclamando la Salvación por Gracia, que nos revela El Verbo de Dios, aun así retroceden y se atreven a citar la Ley Mosaica para defender sus doctrinas?


En Cristo
Rogelio






Estimado Rogelio, tan solo una pregunta, sin rodeos, (SI o NO):



¿ Crees que estamos en un "nuevo pacto" ?

Rogelio
31-08-2002, 05:39
Originalmente enviado por: Siervo Fiel
Y CONTINUA: :bicho:

"8 Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor ; andad como hijos de luz 9 (porque el fruto del Espíritu es en toda bondad, justicia y verdad), 10 comprobando lo que es agradable al Señor. 11 Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas; 12 porque vergonzoso es aun hablar de lo que ellos hacen en secreto. 13 Mas todas las cosas, cuando son puestas en evidencia por la luz, son hechas manifiestas; porque la luz es lo que manifiesta todo."
(EFESIOS 5)

PERO ADEMAS :eek2:

"1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, 2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás. 4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo [SIZE=5](por gracia sois salvos)/SIZE] , 6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús, 7 para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. 8 Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe. 10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas." (EFESIOS 2)

:terco:



Siervo Fiel

Excelente respuesta a la cita de la ley Mosaica. Siempre es bueno que el Antiguo Testamento sea leído a la Luz Revelada en el Evangelio de Jesucristo.


En cristo
Rogelio

Rogelio
31-08-2002, 06:00
Originalmente enviado por: Maripaz
Estimado Rogelio, tan solo una pregunta, sin rodeos, (SI o NO):



¿ Crees que estamos en un "nuevo pacto" ?


Los sí y los no de hombres sobran, el Verbo de Dios nos es suficiente:


”Porque esto es mi sangre (Ex. 24:6-8), del Nuevo Pacto (Jer. 31:31-34) que por muchos es derramada para remisión de los pecados”. (Mt. 26)

“Y les dijo: Esto es mi sangre del Nuevo Pacto, que por muchos es derramada” (Mc 14)

“De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa diciendo: Esta copa es el Nuevo Pacto en mi sangre, que por vosotros es derramada”. (Lc. 22)


En Cristo
Rogelio

Maripaz
31-08-2002, 06:03
Originalmente enviado por: Rogelio
Los sí y los no de hombres sobran, el Verbo de Dios nos es suficiente:


”Porque esto es mi sangre (Ex. 24:6-8), del Nuevo Pacto (Jer. 31:31-34) que por muchos es derramada para remisión de los pecados”. (Mt. 26)

“Y les dijo: Esto es mi sangre del Nuevo Pacto, que por muchos es derramada” (Mc 14)

“De igual manera, después que hubo cenado, tomó la copa diciendo: Esta copa es el Nuevo Pacto en mi sangre, que por vosotros es derramada”. (Lc. 22)


En Cristo
Rogelio



¿ Y desde cuando los pactos son "unilaterales ? :confused:

Rogelio
31-08-2002, 06:56
A la pregunta:

1. ¿Persevera el verdadero creyente, por qué de sí mismo decide que debe perseverar, y en ello se glorifica a sí mismo?


Se contestó:

Usted obia lo "in-obviable", que el hombre fue creado con voluntad propia, voluntad contra la cual ni siquiera Dios puede imponerse (ya le gustaría a usted que sí) El que persevera, de sí lo hace. El que no, de sí no lo hace. El que persevera, no se glorifica a sí mismo (¿usted oye campanas y no sabe ni de donde provienen), sino que glorifica a Dios, quien nos dice que perseveremos.


Respondo ahora

Nada se obvia, sino que se tiene en cuenta la corrupción y la debilidad de la voluntad que usted exalta.

El que pareciera que confunde campanadas con gong orientales es usted, porque es infantil tontera que alguno glorifique al que obedece, más aun cuando de sí mismo y en su propia potencia es del todo incapaz de obedecer.


A la pregunta:

2. ¿Persevera el verdadero creyente porque es convencido tierna y amorosamente, en su corazón, por el Espíritu Santo, de manera que perseverando honra y rinde Gloria a Dios por Su Misericordia?

Se contestó:

Buff, qué enrevesado.
Dios no está continuamente convenciendo "tierna y amorosamente" a que perseveremos. El principio de obediencia divina, niega su punto de vista del asunto.Es decir, ¿usted obedece a Dios porque Él le convence "amorosa y tiernamente" que le obedezca, o le obedece usted porque le ama? Tercia un abismo entre el que obedece porque ama a Dios, y entre el que obedece porque el Papá le compra después una golosina, o la Game Boy. Uno de ellos, es hijo. El otro es un bastardo malcriado.


Respondo ahora:

A ver “maestro”, antes de continuar explíquele a este foro lo que entiende por:

- El “principio de obediencia divina”, que según vuestra luz, niega la pregunta formulada.

- Amar a Dios, es decir, de donde proviene que criaturas corruptas, puedan llegar a ser capaces de amar a Dios.


Explique esto y examinaré lo errado de su pregunta, donde pretende oponer, inútilmente por cierto, el amor a la obediencia. Además intentaremos ver el contraste entre hijo y bastardo malcriado que menciona en su mensaje.


En Cristo
Rogelio

Rogelio
31-08-2002, 07:04
Originalmente enviado por: Maripaz
¿ Y desde cuando los pactos son "unilaterales ? :confused:


Ya que habla de unilateralidad, muestre usted Maripaz, como los débiles e incapaces, que no son de sí mismos y que solos nada pueden hacer, cumplen su parte.


En Cristo
Rogelio

Jetonius
31-08-2002, 16:53
Originalmente enviado por: Rogelio
Comento:

¿Qué diría el apóstol Pablo y El Señor mismo, de los hombres que proclamando la Salvación por Gracia, que nos revela El Verbo de Dios, aun así retroceden y se atreven a citar la Ley Mosaica para defender sus doctrinas?


En Cristo
Rogelio

Pregunta 1...

Jesús y Pablo, ¿citaron o no la ley mosaica?

Pregunta 2

¿Cómo entiende la advertencia "no os hagáis partícipes con ellos" en la plena de gracia epístola a los Efesios?

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

Rogelio
31-08-2002, 22:52
Originalmente enviado por: Jetonius
Pregunta 1...

Jesús y Pablo, ¿citaron o no la ley mosaica?

Pregunta 2

¿Cómo entiende la advertencia "no os hagáis partícipes con ellos" en la plena de gracia epístola a los Efesios?

Bendiciones en Cristo

Jetonius





Jetonius

Muy astuto de su parte, citar la pregunta fuera de contexto, es decir, sin examinar el mensaje Alfarotrejo que motiva mi mensaje.


En Cristo
Rogelio

Raúl Horcada
01-09-2002, 00:16
Estuve leyendo la discución de Rogelio y Jetonius, y quisiera dar mi humilde opinión, en realidad yo creo que la salvación puede perderse y he escrito al respecto lo que pueden leer en el epígrafe, pero lo que no estoy entendiendo, ¿cual es en realidad la discución? ¿si la salvación se pierde o si debemos perseverar?
porque me parece que son cosas distintas, el perseverar no es una opción para el cristiano, es una orden directa de parte del Señor, por otra parte, los "debiles " pueden perseverar tanto como los "fuertes", ya que la perseverancia es EN EL ESPÍRITU y no en ninguna clase de fuerza humana, que si lo hicieramos en NUESTRA fuerza, sería peor que si no hicieramos nada.
Es decir, según la parábola de los talentos al que mas se le encargó, mas produjo, al que se le encargó algo menos también dobló en producción lo que le habían encargado, pero al que menos le habían encargado (el mas debil en cuanto a esto de perseverar, creo yo) en lugar de hacer algo, por mínimo que sea, escondió lo que el Señor le había dado y cuando el Señor volvió, no solo no lo premió, sino que le quitó lo que tenía y lo echó fuera, ahora, en ningú momento es Señor le dijo que él no era un siervo, que no pertenecía al cuerpo de sus siervos, solo le dijo "...siervo malo e infiel..." es decir que el perseverar, no es una cosa que pueden hacer los "fuertes" y no los "débiles", el perseverar es la gracia que nos da el Señor en su poder, en tanto y cuanto, MURAMOS a nosotros mismos, ya que en nuestra DEBILIDAD se glorifica el Señor.
Creo que el secreto de esto, es poner nuestra mirada en el Señor y no en los recursos que pudieramos tener o no tener, en Él, nada es imposible, sinó David jamás hubiera podido vencer a Goliat.
Con amor en Cristo, Raúl Horcada.

Maripaz
01-09-2002, 01:46
Originalmente enviado por: Rogelio
Ya que habla de unilateralidad, muestre usted Maripaz, como los débiles e incapaces, que no son de sí mismos y que solos nada pueden hacer, cumplen su parte.


En Cristo
Rogelio


Estimado Rogelio


:confused: No entiendo porque debes tratarme de usted :( , creo que conviertes este tema en asunto personal, y no debe ser así :no:


Las nuevas criaturas que son alcanzadas por la Gracia de Dios han de ocuparse de su salvación con temor y temblor, según nos dice Pablo, y no dejando de oir la voz del Pastor y siguiéndole, ya que las ovejas pueden alejarse del Camino...................


¿ o no ?


Hermano, no se trata de calvinismo vs. arminianismo, sino de ver lo que nos dice la Palabra. Y yo veo en la Palabra tanto la fidelidad de Dios, como la posibilidad de que nos podamos alejar y romper el pacto que un día suscribimos con el Señor; mi experiencia personal así lo demuestra, ya que como bien sabes, durante quince años escogí alejarme de Dios................otro tema, es la presciencia de Dios y Sus designios, vistos desde la perspectiva del "no tiempo".

El tema, para mi, no estriba en si la salvación se pierde o no, sino en vivir de tal manera comprometidos con el Señor, y asiéndonos de Él, con la certeza de estar viviendo conforme a Su Voluntad y viviendo en santidad, como vemos en 2 de Cor 7:1


Te ama en Cristo:corazon:


Maripaz

Maripaz
02-09-2002, 04:09
¿¿¿ Rogelio ??? :confused:

Jonathan Navarro
02-09-2002, 08:51
Originalmente enviado por: Maripaz
¿ Y desde cuando los pactos son "unilaterales ? :confused:

Maripaz, si buscas en el diccionario "Vine" el término "misericordia" (en el apartado de hebreo, verás que de alguna (o muchas) forma el Pacto SÍ es unilateral.

¿Que vacaciones he? ;)

Maripaz
02-09-2002, 13:46
Originalmente enviado por: Jonathan Navarro
Maripaz, si buscas en el diccionario "Vine" el término "misericordia" (en el apartado de hebreo, verás que de alguna (o muchas) forma el Pacto SÍ es unilateral.

¿Que vacaciones he? ;)


Hola Jonathan


No deseo saber lo que dicen los hombres sobre Dios, sino lo que dice Dios sobre los hombres. ;)

Ese "de alguna forma" me suena a que no existe esa "forma" :D





Si, es cierto, tremendas vacaciones, y este es, probablemente mi último escrito desde Argentina, ya que en una hora vienen a buscarme para llevarme a Ezeiza, el aeropuerto internacional de Buenos Aires. Mañana martes, sobre las 10'30 estaré ya en Barcelona.

Jonathan Navarro
03-09-2002, 08:36
Originalmente enviado por: Maripaz
Hola Jonathan


No deseo saber lo que dicen los hombres sobre Dios, sino lo que dice Dios sobre los hombres. ;)

Ese "de alguna forma" me suena a que no existe esa "forma" :D





Si, es cierto, tremendas vacaciones, y este es, probablemente mi último escrito desde Argentina, ya que en una hora vienen a buscarme para llevarme a Ezeiza, el aeropuerto internacional de Buenos Aires. Mañana martes, sobre las 10'30 estaré ya en Barcelona.


Bueno tu búscalo, (estoy seguro de que tienes el Vine), y después me comentas.

Ya verás que nunca te acostarás, sin saber una cosa más ;)

Jonathan Navarro
03-09-2002, 08:37
Por cierto… Buen Viaje y un leve jet-lag!!

Maripaz
03-09-2002, 16:01
Originalmente enviado por: Jonathan Navarro
Bueno tu búscalo, (estoy seguro de que tienes el Vine), y después me comentas.

Ya verás que nunca te acostarás, sin saber una cosa más ;)


Y no crees que serìa bueno que tù mismo me digas las citas bìblicas (si las hay) ???????????


Una cosa es la misericordia de Dios, y otra la "bilateralidad" del pacto.


Lo cierto es que no pretendo entrar en una discusiòn teològica, sino que pensèis si lo que afirmàis, tiene base bíblica...........:cool:


Es muy fàcil apoyarse en Vine, en Calvino o en otros tantos....... ¿y la Palabra? :leyendo:

OSO
03-09-2002, 17:19
Dios les bendiga.

Hace no mucho un conocido que predicaba en la calle nos realataba algo que le aconteció. Estaba repartiendo algunos volantes en la calle cerca de un bar gey en donde lesvianas y homosexuales se daban cita; uno hombre joven rechazó el folleto con mas o menos el siguiente diálogo "ho, no gracias yo ya soy salvo...yo acepte al Señor Jesucristo en mi corazón" y continuo su viaje hacia aquel antro.

Asi es el hombre imprudente, dice tener su fe en Jesucristo, cree en El.Le confiesa como su salvador (de hecho este hombre todo eso hacia) pero continuaba con su vida pecaminosa.

Pero él no es el único. Muchos cristianos quieren ser como "Elsa la leona de dos mundos"; un pie en el evangelio y otro en el mundo-no me refiero a vivir en el mundo, sino conformarse al mundo- De hecho gran parte de la sociedad norteamericana es nominalmente "cristiana" aunque se proclame protestante, en latinoamerica se proclaman cristianos la mayoria "católicos"; pero al igual que este hombre nada o bien poco ha cambiado en sus vidas y pareciera que continuan estando muertos en sus pecados y delitos.

¿que queiro decir con todo esto? Que muchos andan por el mundo con una falsa seguridad o ilusión de salvación sin haber realmente tenido una conversión. Un convertido realmente sea penosamente o en bien sin torpiezos cambia diametralemnte su habitus interno de una forma y manera prodigiosa, viene a ser un testimonio de vida. ¡Claro, ha pasado de muerte a vida!

Cuando la escritura señala que nos esforcemos por entrar por la puerta angosta, habla en serio. Creo que el dilema basico es que muco reocnocen al Señor como su Señor, pero el Señor no los reconoce como sus siervos "apartaos d eMi de maldad, [b]"nunca los conoci"...."si no se arrpienten-realmente- "de cierto moriran igualmente en sus pecados y delitos"

Coincido con "la seguridd de la salvación" cuando realmente se tiene, cuando realmente se trata de una persona que ha pasado de muerte a vida, esta persona puede tener altas, bajas, caer, flaquear y tener dificultades dificuiltades pero de un modo es hijo, no bastardo y tiene su meta bien fija en Cristo y se esfuerza cada día, y podrá ser disciplinado al grado de ser entregado a Satanas para destrución de su cuerpo a fin de no perderse, pues la paciencia del Señor es para arrepentimiento pero nunca para menospreciar esta salvación tan grande.

A mi lo que me preocupa es que alguien ande circulando por la calle confiada, alegremente, sin conciencia de culpa perfilándose a una forma de vida de pecado y crea ser salvo cuando en realidad nunca lo ha sido y en este grupo de "creyentes" pareciera que la consiga es "peca mas" y no hay problema al fin que "eres salvo". Distinto es al menos eso entiendo, cuando ese hombre lucha contra sus miembros y clama y tropieza y se arrpiente y pide al Señor le fortalezca cada día en su debilidad y cada día toma su cruz y sigue el ejemplo de Jesús no el del mundo.

El camino pue