PDA

Versión completa : Sobre los unitarios=Solo Jesus= "Jesus Only"...



El Atalaya
04-12-2002, 17:34
Los unicitarios [solo Jesus] se parecen mucho a los evangelicos. Ellos hablan, adoran, y hasta visten como nosotros, pero no son de nosotros, ya que ellos mismos se separan de nosotros al no considerarnos sus hnos en Cristo y mucho menos salvos. ¿Por que? Por el hecho de creer en la Trinidad y por bautizarnos en el bautismo completo de Mateo 28.19.
BGasados en la aparente similitud que hay entre unitarios y pentecostales evangelicos, en muchos paises son considerados evangelicos. La verdad es que este movimiento esta muy lejos de ser uno cristiano, es heretico y debe ser clasificado teologicamente como una secta.
Una secta es un grupo que se desvia de la sana doctrina evangelica, como la Trinidad, la Deidad de Cristo, la Salvacion por Gracia por medio de la fe en solo Jesucristo, la resureccion carnal y corporal de Jesucristo y la Autoridad biblica.
Los unitarios niegan 2 doctrinas fundamentales del cristianismo: La Trinidad y la salvacion por mera gracia.
Los unitarios tienen un concepto erroneo de la verdadera naturaleza de Dios. Ellos creen que en el AT Dios se manifesto como Padre, en el NT como hijo y despues de la ascencion como Espiritu Santo [esto se conoce como modalismo]. De manera que Jesus es Padre, Hijo y ES. Sin embargo esto es negar la Biblia en los siguientes versoso: Rom. 15.5-6, 2da Cor 1.3, 1ra Juan 3.24, Mateo 12.31-32, Juan 15.26, Juan 16.13. Lo anterior nos lleva a la conclusion d euq Dios se revela a la humanidad en la personalidad del Padre, Hijo y ES, y estos 3 comparten la misma naturaleza divina-Dt. 4.35, 2da Pedro 1.17, Juan 1.1-4, Hechos 5.3-4.
Los unitarios aseguran que para entender el "misterio" que Jesus es el Padre y ES, se necesita revelacion. La verdad es que la revelacion biblica no puede salir de la Biblia, pues esta solo alli. No se necesita una "revelacion especial" como paso en Arroyo Seco, Los Angeles, California, USA, solo se tiene que escudriñar la Biblia. Y si los TJ son secta y niegan la Trinidad, estos deben serlo tambien.
Ellos creen de labios-de la boca pafuera- que la salvacion es solo por gracia, pero lo niegan al establecer que el bautismo es necesario para la salvacion y al establecer que los trinitarios se tienen que bautizar otra vez para ser salvos. Cuando la salvacion deja de ser salvacion por gracia y añadimos algo mas, se convierte en salvacion por obras, algo que va en contra de las Escrituras-Efesios 2.8-9.
Este movimiento tiene un concepto muy legalista de la vida cristiana. A las mujeres se les prohibe ponerse pantalones, no se les permite cortarse el cabello y en algunas iglesias las mujeres se tienen que tapar con un velo, violentando el contexto de 1ra Corintios 11.1-16. Tampoco pueden usar ni un anillo de matrimonios, y otros llegan al exceso de que no pueden afeitarse las axilas ni las piernas ni usar desodorante ni maquillarse, algo que es higienico. Los hombres deben mantener su pelo corto.
Se ha expuesto que la manera de comparar lo falso es comparandolo con lo genuino. Despues de haber comparado al Pentecostalismo unitario con el cristianismo fundamental historico, es obvio que el movimiento no es cristiano, es sectario-claro, gente se convertira ahi y hay cristianos alli, pero saldran de ahi.
Ahora bien, les hare unas preguntas a los unitarios para que les de vueltas en sus cabezas:
Los "Jesus Only"=Jesus Solo se les enseña todos los versos biblicos en que Jesucristo habla con su Padre. Esto me hace preguntarme:
¿Tenia el un monologo consigo mismo? No creo.
No solo eso, ¿como esta gente pueden ser carismaticos si Jesucristo mismo les prometio pedirle El a su Padre [aqui vemos el ministerio intercesor, de sacerdote, de Cristo Jesus] el que les envie su Espiritu Santo-Juan 14.16, 15.26? No creo, a menos que tuviera un monologo de nuevo.
Cita:Lucas 2.49
¿Por que me buscabais? ¿No saben que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?


El no dice "en los negocios como mi Padre", sino "en los negocios de mi Padre".
Constantemente se refiere a El mismo como un enviado por el Padre- Juan 3.16,17 y 33[que son el 16 y 17 basicos para la salvacion]; 5.43; 6.38-39; 9.3-4; 12.49; 16.28; 20.21.
Decia que las obras que hacia y las palabras que hablaba no eran suyas sino del Padre que le envio-Juan 5.18,30,36; 6.38; 7.16.
El Padre le entrega el juicio a El-Juan 5.22.
El Padre le glorifica-Juan 8.20,54.
Se nota la Trinidad en el bautismo de Jesucristo, ¿o es que Mateo esta soñando o se empalago de comida? No creo-Mateo 3.16-17.
Esteban vio los cielos abiertos y vio a Jesucristo a la diestra de su Padre-Hechos 7.55-56.
En el monte de la transfiguracion, luego de decir que le iban a hacer las enramadas a Moises y a Elias, los discipulos oyeron la voz del Padre que dijo "Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia". ¿De nuevo al parecer comieron de mas los apostoles? No creo-Mateo 17.5.
¿Se imaginan la contradiccion y la falta de sentido de Juan 3.16 su esto no era asi, que El es el unigenito Hijo de Dios?
Y yo me cuestionaria: ¿Que se haria en la Biblia con Juan 1.18-
Cita:A Dios nadie le vio jamas, el unigenito Hijo, que esta en el Seno del Padre, El le ha dado a conocer, si Jesucristo es la unica persona divina?
No solo eso, la promesa de Jesucristo de enviar a otro consolador seria un engaño, si era El mismo quien volveria en calidad de Espiritu Santo. Y si fuese asi, ¿entonces ya vino de nuevo? No solo eso, sino, ¿no se contradijo cuando dijo que El volvia al Padre, y que nadie le veria mas? Juan 16.10.
No solo eso, El estaria tomando de la Santa Cena de nuevo-1ra Corintios 11.17-31.
Asi que les recomiendo a los unitarios=Jesus solo=Unicitarios="Jesus Only" que estudien bien su Biblia, or else.

Jacob
05-12-2002, 03:35
Para Atalaya,

He notado al leer sus escritos, que usted tiene una idea muy personal sobre lo que es una secta. Si algo no está de acuerdo con la idea preconcebida que usted tiene sobre la “verdad”, entonces, usted no vacila en tildarlo de secta; dando por hecho que su posición con respecto a las Escrituras y a la doctrina de Cristo es la correcta. Hay muchas falsas doctrinas en el mundo que usando el nombre de Cristo desvían a muchos de la verdad. La pregunta es, ¿cómo sabe uno cual grupo Cristiano, entre los miles que hay hoy en día en la tierra, es la verdadera “secta” de Jesús, el Cristo?

Vale la pena considerar ¿qué es una secta? El diccionario Larousse define la palabra secta como “un sistema de creencias religiosa y adoración”, “reunión de personas que profesan una misma doctrina, especialmente aquella que se aparta de la tradicional”. En ese sentido cada grupo en la tierra que profesa seguir una misma creencia doctrinal es por definición, una secta.

Hoy en día, como usted bien sabe, existen miles de diferentes iglesias “Cristianas” que profesan ser la iglesia verdadera y aquella con la doctrina correcta. Todas reclaman como correctas sus posiciones doctrinales y gastan no pocos recursos y esfuerzos en probar “escrituralmente” que las otras iglesias están equivocadas y por lo tanto no son más que sectas erradas. En los días de Jesús fue igual.

La mayor parte de la Cristiandad moderna tiene hoy en día la idea que Jesús es un superhombre. Por generaciones se han difundido ideas y conceptos que están fuera de contexto cuando son comparados con la vida y enseñanzas del hombre que vivió hace 2000 años. ¿Cómo podemos saber quién era Él? ¿Cómo podemos llegar a entender quién era Él? ¿Cómo hizo Él para saber quién era? Si Jesús era verdaderamente el creador, ¿Quitó Él Su pequeña cabeza de bebé del seno de Su madre y dijo “Planeta, muévete a otro lugar”? ¿Conocía Él todos los misterios del universo en el momento que le estaban cambiando los pañales? ¿Le daba Él instrucciones a los ángeles cuando era apenas un pequeño niñito de dos años? ¿Cómo puede ser Dios alguien a quien le tienen que cambiar los pañales? En los días de Jesús, ¿Puede usted pensar que alguien que le estuviera cambiando los pañales, hubiera pensado que Él era Dios? ¿Si usted le estuviera cambiando los pañales, le diría: “Yo sé que tú eres Dios”?

El récord declara que había algunos que tenían el entendimiento de que verdaderamente este niño era el Mesías. Él era el Salvador de mundo. Algunos sabían esto, ¿Pero como hicieron para saber? La respuesta a esta pregunta esta revelada en las Escrituras. ¿Cómo hace uno para saber que Jesús es Dios? Hay una clara respuesta a esta pregunta. Uno sabe porque uno sabe. Este conocimiento es probado, si de verdad uno está dispuesto a confiar su vida en esta revelación. Aquellos a los que se les ha enseñado a creer que Jesús es Dios, y hacen una afirmación mental de este hecho, sin estar seguros de verdad, de alguna forma u otra lo negarán a Él con sus acciones. Cuando su “yo” sea amenazado, ellos se van a voltear contra sus creencias. Cuando tengan que obedecer, ellos se van a inventar alguna excusa para no obedecer. Cuando alguien sabe de verdad, ni el cielo ni la tierra le pueden quitar la fidelidad que posee. Preferiría entregar su propia vida antes que renunciar a esta gran verdad de que Jesús es el Hijo de Dios y me ha salvado de mis pecados. Esta es la experiencia de todos aquellos que verdaderamente lo conocen.

Es cierto que multitudes hoy en día adoran un fantasma que ellos han llamado Jesús. Sus madres les han dicho que este era el Hijo de Dios. Pero existen otros que conocen al Hijo de Dios. No es solamente una “creencia” sino un profundo conocimiento que ha sido implantado por Dios. Es esa Fuerza Espiritual que conoce la verdad de todas las cosas: “Mas vosotros tenéis la Unción del Santo, y conocéis todas las cosas.” (1 Juan 2:20)

Cuando los hombres ceden a la mente de Dios, ellos reciben la unción. Ellos saben que Jesús es el Cristo. Ellos conocen todas las cosas. “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está puesto en maldad. Pero sabemos que el Hijo de Dios es venido, y nos ha dado entendimiento; para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesús, el Cristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.” (1Juan 5:19-20) “…mas habéis recibido el Espíritu de adopción (de hijos), por el cual clamamos, Abba, Padre!” (Rom.. 8:15) Nosotros hemos recibido un Espíritu. No estamos creyendo simplemente en algo que nuestras madres nos enseñaron. Conocemos algo. Tenemos algo. No existe otra forma de conocer realmente quién era Jesús.

La única forma de saber quien es Jesús es conociéndolo. La única forma de conocerlo es recibiendo el Espíritu del conocimiento de Él. Este Espíritu da testimonio a nuestro espíritu y entonces clamamos “¡Abba, Padre!”. Nosotros lo conocemos. Así es como sabemos. Los milagros que Jesús hizo, no eran prueba de que Él era el Hijo de Dios, pero eran la evidencia. La justicia que Jesús exhibía, no era una prueba sino una evidencia. La prueba esta en el “conocimiento” que los hijos de Dios tienen.

Jesús le preguntó a Pedro: “…Y vosotros, ¿quién decís que soy? Y respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios Viviente. Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.” (Mt. 16:15-17) Jesús sabia que solo había una forma para que Pedro pudiera haber sabido que Él era el Hijo de Dios y esta era a través del Espíritu de adopción. El “conocimiento” que procede de Dios le fue dado a Pedro. Después de esto Jesús hizo esta declaración tan reveladora: “…Mas yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella.” (Mt. 16:18) Esta es la base para todo el poder de la Iglesia. Es en saber que Jesús es el Cristo. Es en saber que Jesús es el Hijo de Dios. Las puertas del infierno no pueden prevalecer contra este conocimiento. Nada puede superar esta revelación porque fue dada a través del conocimiento del Espíritu. Es el entendimiento de Dios.

Esta “prueba” no puede venir a través de un predicador. No puede venir a través de nuestra madre, padre, iglesia o doctrina . Este es el tipo de prueba que tiene que venir exclusivamente de Dios. Él da esto a los hijos de Dios. Él nos muestra la sustancia de las cosas que se esperan, la evidencia de las cosas que no se ven. Nosotros tenemos fe para creer que Jesús es quien dice que es, no porque lo hayamos escuchado de alguien, sino porque lo hemos conocido. La unción que viene de Dios ha venido a nosotros. Hemos escuchado la voz. Hemos visto la evidencia. Hemos conocido.

Jesús no nació con una mente de adulto totalmente educada con respecto a lo que sería Su destino y futuro. No, a Él le fue dado el conocimiento en la misma forma como se lo dieron a Pedro. A Jesús le fue dado el “conocimiento” de Su misión en la misma forma como Sus seguidores reciben el conocimiento acerca de Él. Este conocimiento viene por medio del Espíritu y la unción es experimentada. Esta es la única forma como uno puede saber quien es Él. Y es en esta misma forma como Él sabía quién era Él. Este es el conocimiento del Hijo de Dios. Este es el conocimiento y la unción. Esta es la prueba de nuestra experiencia.

La ira de los Fariseos no hubiera sido evidente si al hombre no se le hubiera creído. Considere a un hombre que viva junto a su casa y que un día lo visite a usted y le diga que es una banana amarilla. Suponga que él le diga: “Mi esposa me compró en el mercado esta mañana fresco y maduro”. Lo mas seguro es que usted se reiría y consideraría a este hombre como totalmente fuera de sus cabales.

Suponga que alguien venga a donde usted y le diga: “Yo soy Dios y he bajado para ver como andan las cosas por aquí”. Usted probablemente consideraría enviar al pobre hombre al hospital, pero con toda certeza usted no se pondría bravo. Pero cuando este hombre Jesús abrió su condición Filial a las masas, la Unción del Espíritu hizo esta declaración creíble. Esto fue lo que provocó la ira. Esto fue lo que desarrollo el odio. Este hombre Jesús se convirtió en una amenaza porque le estaban creyendo. Cuando el Espíritu de Dios dio testimonio, “Este es mi Hijo Amado en el cual me complazco”, esto causo una sensación que muy pocos podían comprender. “Y esta es la condenación: porque la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz; porque sus obras eran malas.” (Juan 3:19)

Los Fariseos (los religiosos) eran hombres que siempre hacían uso de sus doctrinas para combatir a la secta de Jesús. Para ellos, hombres desprovistos del Espíritu, Jesús era un falso maestro que iba por todos lados haciéndose pasar por el hijo de Dios, y ellos, haciendo uso de la palabra, lo hicieron crucificar por blasfemo, porque siendo hombre se hacia pasar por Dios. Para ellos Él era el líder de una secta. Usted dirá, ‘si yo hubiera vivido en los días de Jesús, ciertamente no lo hubiera condenado ni lo hubiera llamado blasfemo, ni pensaría que era el líder de una secta’. Para poder afirmar esto, usted tiene que colocarse en el contexto en que vivieron todas aquellas personas religiosas que vivieron en el tiempo de Jesús. ¿Aceptaría usted que alguien se levantara y proclamara las mismas cosas que Jesús proclamó? ¿O sería usted uno de esos Fariseos que lo combatieron constantemente haciendo uso de sus doctrinas y de la palabra? ¿Cómo podría usted saber?

¿Quién a través de la historia ha tenido el coraje de proclamar las cosas que Él proclamó acerca de sí mismo? Esto no parece ser un misterio 2000 años mas tarde, porque muchos han generalmente aceptado lo que Él declaró. ¿Pero como sería esto, si un hombre declarara eso hoy en día? Supongamos que un vecino suyo llega un día a su casa y le dice: “ Hola vecino, yo soy Dios”. Así exactamente fue como aquellos en los días de Jesús lo entendieron.

Jesús nació de una mujer conocida por todos los de Su pueblo. Él creció como cualquiera de nosotros. Él aprendió como nosotros aprendemos. Se cansaba como nosotros nos cansamos. Le daba sed como a nosotros nos da sed. Sin embargo este joven va por todos lados diciendo que Él es Dios. Que coraje. Esto es lo que ha encendido al mundo en fuego. Esto es lo que ha desafiado a los hombres ha través de los siglos. ¿Lo que dijo Jesús acerca de sí mismo era verdad o no?

El odio que sintieron hacia Él los de Su generación era tan grande que ellos crucificaron a este hombre llamado Jesús. En sus mentes, el más grande pecado que tenía era que él declaraba ser Dios. Él reclamaba ser aquel al cual la religión de ellos apuntaba. Si Sus reclamos fueran verdaderos, entonces la religión de ellos necesariamente se reduciría a cenizas y no habría mas necesidad para toda la ceremonia y pompa de ellos. Como la gente estaba comenzando a creer en este Jesús, se volvió necesario en sus mentes, el deshacerse de Él. Al hacer esto, ellos asegurarían su religión nacional y también su propio lugar dentro de su religión.

¿Porqué los hombres se van a importar si alguien reclama ser o no ser Dios? ¿Que importancia puede tener esto? La razón es muy evidente. Jesús enseñó que los hombres deben tener fe en Él. “…YO SOY el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 14:6) Jesús le estaba diciendo a la nación que para poder ser aceptados por Dios, ellos tenían que ser como Él. No es un misterio que los hombres detestan que se les diga lo que tienen que hacer. También detestan que les diga como hacerlo. Jesús les estaba diciendo que ellos tenían que hacerlo de la forma que Él lo hizo.

Allí estaba un hombre que lucia igual a cualquier hombre del vecindario. Era un hombre que reclamaba que Él era Dios, y era un hombre que dijo que deberíamos ser como Él es para poder ser salvos. Cuando usted piense sobre estas cosas, no piense en ellas bajo el contexto histórico de una persona sobre la cual usted ha aceptado unas verdades. Piense en ellas en el contexto del hombre de la puerta de al lado. Piense en estas cosas en el contexto del niñito que vive calle abajo, al cual usted ha observado crecer y que de un momento a otro comienza a decirle a todo el mundo que él es Dios y que nadie puede ser salvo a menos que crean que él es Dios; mas aún, que nadie puede ser aceptado por Dios a menos que lo sigan a él y hagan las cosas en la misma forma como él las hizo. Esta es la perspectiva que tuvieron aquellas personas que vivieron en la época de Jesús hace unos dos mil años.

Teniendo esto como fondo, usted puede ahora considerar la actitud de los Fariseos. Los Fariseos eran las autoridades religiosas de ese tiempo. Ellos eran los curas, pastores y maestros, eran los que presumían tener la doctrina correcta. Suponga que usted entra a su iglesia un día y se sienta para disfrutar de una hora de alabanza y un vecino a quién usted conoce entra en la iglesia y se sienta. De pronto el vecino le dice al Fariseo (el pastor o cura): “Yo soy Dios”. El Fariseo (Ministro) le contestaría: “Usted no puede decir esto, usted es solo un hombre. Es una blasfemia que usted diga que es Dios”. Entonces el joven le diría: “Usted tiene que seguirme a mí si quiere ser salvo. Yo soy la verdad, el camino y la vida. Yo siempre hago lo que Dios me dice”. ¿Se pueden imaginar, lo que los pastores de su tiempo pudieron haber sentido?

Considere por un instante el odio que se desató contra este hombre. Para ellos Él era un hombre blasfemo. Y para completar hacia milagros. La conclusión de ellos era, que como Él era un hombre blasfemo, Sus milagros venían del diablo. Cualquier hombre que diga las cosas que este hombre dice debe ser del diablo. Esta era la conclusión de ellos. Su odio crecía a medida que Él hacia grandes maravillas que hacían asombrar a la gente. Ellos no podían competir con Sus demostraciones. Todo lo que ellos podían hacer era matarlo.

¿Era Jesús “Dios”? ¿Cómo puede ser esto probado? Él dijo que lo era y Sus seguidores dijeron que Él lo era, ¿Pero, es eso prueba suficiente? Si yo digo que soy Dios y otros dicen que soy Dios, ¿Me hace eso Dios? ¿Los milagros prueban que uno es Dios? ¿No hacen los hombres milagros hoy en día? ¿Acaso esto los hace Dios? Estos eran los interrogantes que surgían en ese tiempo. Hoy en día, los Cristianos han aceptado estas afirmaciones, pero nosotros nos encontramos 2000 años mas adelante en el camino. Debemos pararnos donde Jesús se paró para ver si nosotros realmente creemos en este hombre llamado Jesús. Tendremos que verlo como un joven vecino que creció y dijo que era Dios. Nosotros tenemos que ver a través de los ojos de ellos para saber si hubiéramos creído o no.

Cuando uno ha crecido en una iglesia y todo el mundo siempre ha dicho que Jesús es el Hijo de Dios, ¿Donde está la prueba? ¿Dónde está el examen de nuestra fe? No hay. La prueba viene cuando nosotros tenemos que enfrentar circunstancias difíciles y estamos deseosos de hacer la confesión de fe Cristiana aún al encarar la muerte y el rechazo. Entonces verdaderamente podremos saber si creemos o no.

Nosotros no podemos confiar en el hecho que porque todo el mundo siempre ha dicho que Jesús es Dios, entonces es así. Si esto fuera suficiente, entonces los Mahometanos serían excusados al haber tomado a Mahoma como profeta, porque a ellos siempre les dijeron que esto era así. Podemos tomar este principio para incluir a todo el mundo. Los adoradores de ídolos serían entonces justificados, porque estos adoradores crecieron con padres que siempre les enseñaron que estos ídolos eran sus dioses. Si nosotros fuéramos a creer en nuestra sociedad, entonces cualquier cosa que fuera dicha o enseñada por la sociedad sería verdad, solo por la simple razón, de que la sociedad lo dijo. Esta es precisamente la razón por la cual el mundo cree de la forma que cree. Papa y Mama siempre les enseñaron que las cosas eran como ellos decían y esto era suficiente.

Nuestras creencias son diferentes dependiendo de la sociedad en que vivimos. Si Jesús es el camino, ¿Cómo puede ser un hombre culpado por no creer en esto si a él siempre le enseñaron que Jesús no era el camino? ¿Es esta una razón suficiente para desechar a una persona? ¿Pueden los Mahometanos ser excusados porque a ellos nunca les enseñaron que Jesús era el camino? ¿Podrían los adoradores de Baal ser excusados porque sus madres siempre les enseñaron que Baal era el verdadero Dios?

Aquellos que aman a este Hijo de Dios, ceden ante la Unción. Ellos han tomado de Su Espíritu y se han regocijado en Él. Los hombres pueden pasarse miles de años combatiéndose doctrinalmente. Acusándose y llamando a otros de herejes, pero sólo aquellos que tienen Su unción morando en ellos, podrán saber y conocer, sin ninguna duda, la doctrina de la “secta” de Jesús. Sólo los que son guiados por el Espíritu de Dios son los hijos de Dios. A Jesús no le preocupaba que pensaran que era el líder de una secta. A Él no le importaba lo que los hombres dijeran de Él. No le importaba cuántos seguidores o discípulos tenía. De hecho el “gran” ministerio de Jesús sólo estaba formado por 12 hombres de los cuales uno era un traidor y los otros ni siquiera fueron fieles a su maestro en el momento de Su padecimiento. Todos huyeron y lo dejaron solo y ni siquiera lo acompañaron a orar el día antes de Su muerte. Aún Pedro lo maldijo y lo negó. A Jesús SÓLO le importaba una cosa, hacer la voluntad de Su Padre a todo momento. Él no perdía el tiempo en vanas discusiones de hombres réprobos que estaban vivos al pecado y a la carne y que además pretendían ser grandes autoridades espirituales con autoridad aún para juzgar el Hijo de Dios. Ciegos guiando a ciegos y juzgando y condenando cosas que no saben y sobre las cuales no tienen ningún entendimiento espiritual sino carnal y mundano.

Probablemente los “Jesús Solos”, como usted los llama, pueden tener errores en su doctrina, pero ¿cree usted no tener ningún error doctrinal? ¿Está usted caminando en la misma obediencia al Padre que tenía Jesús? ¿Ha muerto usted totalmente al pecado y camina usted con la misma unción y obediencia que tiene Jesús? ¿Es usted de aquellos de los que pecan ocasionalmente porque al fin y al cabo, sólo Dios es perfecto? Mi amigo, si usted es un practicante del pecado, entonces ante Dios usted no tiene autoridad alguna para juzgar y condenar las creencias de nadie. Si es así, usted está más equivocado que ellos, en su corazón. Su doctrina podría ser la correcta pero su corazón no ha visto la luz. Si usted peca ocasionalmente y no obedece al Padre a TODO momento, usted está más engañado que ellos, usted vive en tinieblas no importa que tan buena sea su doctrina o a que iglesia usted pertenece.

Los verdadero Cristianos son como Jesús y caminan como Él caminó aquí en la tierra. “El que dice que está en él, debe andar como él anduvo.” 1 Juan 2:6 Este es el evangelio y este es el camino a la vida eterna.

El Atalaya
05-12-2002, 12:36
Por que le molesta mi escrito? No se pero hmmmmm, es algo para preguntar. El problema de esta gente es que no evangelizan, ¡hacen proselitos!
Entiendo que hay gente que conoce a Cristo alli, pero si se quedan, ufff, sera feo, bien feo. Ellos reciben un bautismo incompleto, por que el bautismo biblico es el de Mateo 28.19-20.
Y sin son catalagados secta por los principales teologos, ¿por que nosotros no los catalogamos asi? Y si asi catalogamos a los TJ, por que no a ellos?
El estudio es claro, tiene mucha base biblica y profunda, asi que nada mas con el testigo, son una secta y bien fea.

Jacob
05-12-2002, 19:11
Para el Atalaya,

Estimado Amigo,

Al decir que yo estoy molesto con su artículo, usted está juzgando mi actitud. Esto es equivocado. Es imposible que usted pueda juzgar mi actitud por una carta. Las cartas no pueden transmitir actitudes, las letras no tienen sentimientos ni emociones, son sólo letras. Todo lo que nosotros percibimos de los demás es en realidad un reflejo de lo que está en nuestro propio corazón. Basado en lo que usted escribe, yo podría concluir que el molesto con los otros grupos que no se identifican con lo que usted dice o piensa, es usted. Usted es el que juzga y condena, no yo. Al usted acusarme de estar molesto, en realidad, usted se está viendo reflejado en un espejo.

Con respecto a su pregunta de si soy trinitario, le diré lo siguiente: Las Escrituras no están en silencio con respecto a la naturaleza de Dios si estamos dispuestos a estudiarlas un poco. La gente con frecuencia habla de la Trinidad para tratar de comprender a Dios y hacer una doctrina de Él. Si podemos comprender a Dios estamos de alguna forma en una ilusión de seguridad, porque para nosotros que no somos más que hormigas, tratar de comprender a Dios no es más que algo imposible. Aún así, nosotros podemos conocer algunas cosas acerca de Dios, aquellas cosas que Él ha revelado con respecto a Sí mismo.

“Por tanto, id, y enseñad a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” Mateo 28:19.

Aquí, Jesús instruye a Sus discípulos a bautizar las naciones en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Ellos tienen que ser bautizados en el nombre de Dios. Nosotros no debemos ser bautizados en el nombre de algún ángel o algún otro ser creado.

“Mas el Consolador, el Espíritu Santo, al cual el Padre enviará en mi nombre, aquel os enseñará todas las cosas, y os recordará todas las cosas que os he dicho.” Juan 14:26.

Vemos claramente que el Padre envía el Consolador a nombre de Jesús. Claramente se ve que el Consolador no es Jesús, y Él no es el Padre. Su obra es enseñarnos todas las cosas.

Cuando Jesús le oró a Su Padre, Él no se estaba orando a Sí mismo, ni tampoco le estaba orando al Espíritu Santo. “Padre Nuestro”, dijo Él. Las Escrituras son claras, hay un ser que es nuestro Salvador. Nosotros lo conocemos como Jesús (Salvador). Algunos lo llaman Yeshua, pero Él es nuestro Salvador. Él caminó en la tierra como un hombre.

Hay otro ser que es llamado el Padre y otro ser que es llamado el Espíritu Santo. Esto podría ser un problema para las mentes de algunos, pero sólo nos muestra en realidad que no somos más que diminutas hormigas. Yo no necesito comprender cómo tres seres son Dios. Yo sé que es verdad porque así lo dicen las Escrituras.

Jesús oró, “Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.” Juan 17:21-23.

Si hay un millón de verdaderos Cristianos, ¿tienen ellos un millón de cabezas? No, ellos sólo tienen una cabeza, su cabeza es Dios. Jesús oró para que todos nosotros fuéramos uno así como Él y el Padre son uno. Él dijo, “uno en nosotros”. “Nosotros”, claramente muestra que hay más de uno. “Nosotros” no es uno. Nosotros, es dos o más.

Todo el problema comenzó cuando los hombres comenzaron con sus teorías sobre cómo Jesús llegó a ser. ¿Fue Él creado? De esto vino la doctrina de la Trinidad. ¿De dónde vino el Hijo? La Biblia nos da algunas instrucciones con respecto a esto, pero nosotros no tenemos que hacer de esto una doctrina.

“Bien sabemos que cualquiera que es nacido de Dios, no peca; mas el que es engendrado de Dios, se guarda a sí mismo, y el maligno no le toca.” 1 Juan 5:18.

Aquí, como en otros lugares, vemos la frase “Nacido de Dios”. Jesús llegó al mundo siendo nacido de Dios porque Él nació de una virgen. Este niño era del Padre. Esto nos lleva a otras Escrituras que amplían nuestro entendimiento sobre este tema. Está escrito, “Pero a los llamados, así judíos como griegos, Cristo es potencia de Dios, y sabiduría de Dios.” 1 Cor. 1:24. Aquí Cristo es llamado la sabiduría de Dios. ¿Qué dicen las Escrituras con respecto a esta “Sabiduría de Dios”?

“Yo, la sabiduría, moré con la prudencia; y yo invento la ciencia de los consejos. El temor del SEÑOR es aborrecer el mal; la soberbia, la arrogancia, el mal camino, y la boca perversa, aborrezco. Conmigo está el consejo y el ser; yo soy la inteligencia; mía es la fortaleza. Por mí reinan los reyes, y los príncipes determinan justicia. Por mí dominan los príncipes, y todos los gobernadores juzgan la tierra. Yo amo a los que me aman; y los que me buscan me hallan. Las riquezas y la honra están conmigo; sólidas riquezas, y justicia. Mejor es mi fruto que el oro, y que la piedra preciosa; y mi rédito mejor que la plata escogida. Por vereda de justicia guiaré, por en medio de veredas de juicio; para hacer heredar a mis amigos el ser, y que yo llene sus tesoros. El SEÑOR me poseyó en el principio de su camino, desde entonces, antes de sus obras. Eternalmente tuve el principado, desde el principio, antes de la tierra. Antes de los abismos fui engendrada; antes que fuesen las fuentes de las muchas aguas. Antes que los montes fuesen fundados, antes de los collados, era yo engendrada; no había aún hecho la tierra, ni las campiñas, ni el principio del polvo del mundo. Cuando componía los cielos, allí estaba yo; cuando señalaba por compás la sobrefaz del abismo; cuando afirmaba los cielos arriba, cuando afirmaba las fuentes del abismo; cuando ponía al mar su estatuto, y a las aguas, que no pasasen su mandamiento; cuando señalaba los fundamentos de la tierra; con él estaba yo ordenándolo todo; y fui su delicia todos los días, teniendo solaz delante de él en todo tiempo. Tengo solaz en la redondez de su tierra; y mis solaces son con los hijos de los hombres. Ahora, pues, hijos, oídme; y bienaventurados los que guardaren mis caminos.” Prov. 8:12-32.

“Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuera Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; que no he venido de mí mismo, mas él me envió.” Juan 8:42.

“Porque tres son los que dan testimonio del cielo: el Padre, la Palabra y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.” 1 Juan 5:7.

Por otro lado, el Señor dijo que el mandamiento más grande de todos era, “El principal mandamiento de todos es: Oye Israel, el Señor nuestro Dios; el Señor uno es.” Marcos 12:29. De acuerdo a Moisés, “Oye, Israel: el SEÑOR nuestro Dios, el SEÑOR uno es.” Deut. 6:4.

La Biblia no menciona la palabra Trinidad, ni la doctrina de la Trinidad, ni la secta o iglesia de los Trinitarios, por ningún lado, sin embargo es contundente en el hecho de que Dios es Uno, no tres. Las Escrituras hablan de Dios el Padre. Jesús, el Cristo salió de Él. El Espíritu Santo fue enviado de Él. Esto es Dios. Me siento obligado a refrenarme de opinar sobre las cosas que no son reveladas. Tomemos lo que está revelado y creámoslo, y por encima de todo, recibamos a Dios en nuestro corazón y vida, teniendo Su mente y Su entendimiento y el Espíritu que procede de Él. Eso es lo que es dado. No pretendamos ser sabios por encima de lo que está escrito. No le agreguemos ni le quitemos a las Escrituras. Ya sabemos las terribles consecuencias que eso nos puede acarrear.

Con respecto al bautismo incompleto que tienen los “Sólo Jesús”, ¿cree usted que por haber sido bautizado citando Mateo 28:19, está usted bien bautizado? ¿Qué quiere decir usted con un bautismo incompleto?

Cuando Jesús dijo que bautizaran en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, ¿a qué nombre se refería? ¿Es Padre un nombre, o un título?, ¿es Hijo un nombre o un título?, ¿es Espíritu Santo, un nombre? ¿Cuál es el nombre? ¿Cuándo usted llena algún formulario, coloca usted en la casilla de nombre algo como, ‘el padre de Pepita, o el hijo de Raúl, o el espíritu que está en mí’? ¿Es esto un nombre válido? ¿Se llama usted hijo, o padre, o nieto, o tío?

Pedro lleno del Espíritu Santo dijo, “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesús, el Cristo, para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” Hechos 2:38. ¿Se atreve usted a decir que Pedro se equivocó y desobedeció las ordenes de Su Maestro porque no les dijo que se bautizaran como está escrito en Mateo 28:19? ¿Se equivocó el Apóstol Pablo cuando bautizó a unos hombres en el nombre del Señor Jesús, tal y como está escrito en Hechos 19:1-5? ¿Me puede usted mostrar en las Escrituras un bautismo que haya sido hecho tal y como lo dijo Jesús en Mateo 28:19? Todos los bautismos que aparecen en el libro de los Hechos de los Apóstoles, fueron hechos en el nombre del Señor Jesucristo, o en el nombre del Señor Jesús. ¿Se equivocaron todos estos grandes hombres de Dios que transformaron al mundo con su doctrina? ¿Se atreve usted a imputarle errores a las Escrituras que en dicho caso se contradecirían?

Le hago una pregunta, ¿si una persona que fue bautizada en el nombre del Señor Jesús, camina en obediencia al Padre y a las enseñanzas de Cristo, y está muerto a la carne y al pecado, está esta persona en condenación porque no fue bautizada según la formula que usted invoca como la correcta? Por otro lado, ¿si una persona fue bautizada de acuerdo a la formula que usted invoca como correcta, pero después del bautismo continua viviendo en la carne y pecando ocasionalmente, es esta persona más merecedora de salvación que la otra? ¿Cree usted que un hombre por creer en la doctrina de la Santísima Trinidad es más merecedor de salvación que un hombre que cree que Dios es UNO?

Según las Escrituras si usted está VERDADERAMENTE bautizado usted TIENE que estar muerto al pecado y muerto TOTALMENTE a la carne y caminando en una NUEVA vida. “¿Pues qué diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia crezca? En ninguna manera. Porque los que somos muertos al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? ¿O no sabéis que todos los que somos bautizados en el Cristo Jesús [fíjese que aquí no dice nada sobre los que han sido bautizados en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo], somos bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él a muerte por el bautismo; para que como el Cristo resucitó de los muertos a gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.” Rom. 6:1-4. ¿Es este su caso?

Mi consejo para usted querido amigo es, “No te sientes en las Escritura como juez de los que están errados. Quita primero la viga que tienes en tu ojo, para que luego puedas ayudar a quitar la paja del ojo de las otras personas. Un ciego no puede guiar a otros ciegos. No juzgues ni condenes a otros, porque en el día del Cristo te medirán con la misma medida con que haz medido a los demás. Acuérdate que la misericordia SIEMPRE triunfa sobre el juicio”.

Jacob
05-12-2002, 20:34
Para el Atalaya,

Estimado Amigo,

Al decir que yo estoy molesto con su artículo, usted está juzgando mi actitud. Esto es equivocado. Es imposible que usted pueda juzgar mi actitud por una carta. Las cartas no pueden transmitir actitudes, las letras no tienen sentimientos ni emociones, son sólo letras. Todo lo que nosotros percibimos de los demás es en realidad un reflejo de lo que está en nuestro propio corazón. Basado en lo que usted escribe, yo podría concluir que el molesto con los otros grupos que no se identifican con lo que usted dice o piensa, es usted. Usted es el que juzga y condena, no yo. Al usted acusarme de estar molesto, en realidad, usted se está viendo reflejado en un espejo.

Con respecto a su pregunta de si soy trinitario, le diré lo siguiente: Las Escrituras no están en silencio con respecto a la naturaleza de Dios si estamos dispuestos a estudiarlas un poco. La gente con frecuencia habla de la Trinidad para tratar de comprender a Dios y hacer una doctrina de Él. Si podemos comprender a Dios estamos de alguna forma en una ilusión de seguridad, porque para nosotros que no somos más que hormigas, tratar de comprender a Dios no es más que algo imposible. Aún así, nosotros podemos conocer algunas cosas acerca de Dios, aquellas cosas que Él ha revelado con respecto a Sí mismo.

“Por tanto, id, y enseñad a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” Mateo 28:19.

Aquí, Jesús instruye a Sus discípulos a bautizar las naciones en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Ellos tienen que ser bautizados en el nombre de Dios. Nosotros no debemos ser bautizados en el nombre de algún ángel o algún otro ser creado.

“Mas el Consolador, el Espíritu Santo, al cual el Padre enviará en mi nombre, aquel os enseñará todas las cosas, y os recordará todas las cosas que os he dicho.” Juan 14:26.

Vemos claramente que el Padre envía el Consolador a nombre de Jesús. Claramente se ve que el Consolador no es Jesús, y Él no es el Padre. Su obra es enseñarnos todas las cosas.

Cuando Jesús le oró a Su Padre, Él no se estaba orando a Sí mismo, ni tampoco le estaba orando al Espíritu Santo. “Padre Nuestro”, dijo Él. Las Escrituras son claras, hay un ser que es nuestro Salvador. Nosotros lo conocemos como Jesús (Salvador). Algunos lo llaman Yeshua, pero Él es nuestro Salvador. Él caminó en la tierra como un hombre.

Hay otro ser que es llamado el Padre y otro ser que es llamado el Espíritu Santo. Esto podría ser un problema para las mentes de algunos, pero sólo nos muestra en realidad que no somos más que diminutas hormigas. Yo no necesito comprender cómo tres seres son Dios. Yo sé que es verdad porque así lo dicen las Escrituras.

Jesús oró, “Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.” Juan 17:21-23.

Si hay un millón de verdaderos Cristianos, ¿tienen ellos un millón de cabezas? No, ellos sólo tienen una cabeza, su cabeza es Dios. Jesús oró para que todos nosotros fuéramos uno así como Él y el Padre son uno. Él dijo, “uno en nosotros”. “Nosotros”, claramente muestra que hay más de uno. “Nosotros” no es uno. Nosotros, es dos o más.

Todo el problema comenzó cuando los hombres comenzaron con sus teorías sobre cómo Jesús llegó a ser. ¿Fue Él creado? De esto vino la doctrina de la Trinidad. ¿De dónde vino el Hijo? La Biblia nos da algunas instrucciones con respecto a esto, pero nosotros no tenemos que hacer de esto una doctrina.

“Bien sabemos que cualquiera que es nacido de Dios, no peca; mas el que es engendrado de Dios, se guarda a sí mismo, y el maligno no le toca.” 1 Juan 5:18.

Aquí, como en otros lugares, vemos la frase “Nacido de Dios”. Jesús llegó al mundo siendo nacido de Dios porque Él nació de una virgen. Este niño era del Padre. Esto nos lleva a otras Escrituras que amplían nuestro entendimiento sobre este tema. Está escrito, “Pero a los llamados, así judíos como griegos, Cristo es potencia de Dios, y sabiduría de Dios.” 1 Cor. 1:24. Aquí Cristo es llamado la sabiduría de Dios. ¿Qué dicen las Escrituras con respecto a esta “Sabiduría de Dios”?

“Yo, la sabiduría, moré con la prudencia; y yo invento la ciencia de los consejos. El temor del SEÑOR es aborrecer el mal; la soberbia, la arrogancia, el mal camino, y la boca perversa, aborrezco. Conmigo está el consejo y el ser; yo soy la inteligencia; mía es la fortaleza. Por mí reinan los reyes, y los príncipes determinan justicia. Por mí dominan los príncipes, y todos los gobernadores juzgan la tierra. Yo amo a los que me aman; y los que me buscan me hallan. Las riquezas y la honra están conmigo; sólidas riquezas, y justicia. Mejor es mi fruto que el oro, y que la piedra preciosa; y mi rédito mejor que la plata escogida. Por vereda de justicia guiaré, por en medio de veredas de juicio; para hacer heredar a mis amigos el ser, y que yo llene sus tesoros. El SEÑOR me poseyó en el principio de su camino, desde entonces, antes de sus obras. Eternalmente tuve el principado, desde el principio, antes de la tierra. Antes de los abismos fui engendrada; antes que fuesen las fuentes de las muchas aguas. Antes que los montes fuesen fundados, antes de los collados, era yo engendrada; no había aún hecho la tierra, ni las campiñas, ni el principio del polvo del mundo. Cuando componía los cielos, allí estaba yo; cuando señalaba por compás la sobrefaz del abismo; cuando afirmaba los cielos arriba, cuando afirmaba las fuentes del abismo; cuando ponía al mar su estatuto, y a las aguas, que no pasasen su mandamiento; cuando señalaba los fundamentos de la tierra; con él estaba yo ordenándolo todo; y fui su delicia todos los días, teniendo solaz delante de él en todo tiempo. Tengo solaz en la redondez de su tierra; y mis solaces son con los hijos de los hombres. Ahora, pues, hijos, oídme; y bienaventurados los que guardaren mis caminos.” Prov. 8:12-32.

“Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuera Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; que no he venido de mí mismo, mas él me envió.” Juan 8:42.

“Porque tres son los que dan testimonio del cielo: el Padre, la Palabra y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.” 1 Juan 5:7.

Por otro lado, el Señor dijo que el mandamiento más grande de todos era, “El principal mandamiento de todos es: Oye Israel, el Señor nuestro Dios; el Señor uno es.” Marcos 12:29. De acuerdo a Moisés, “Oye, Israel: el SEÑOR nuestro Dios, el SEÑOR uno es.” Deut. 6:4.

La Biblia no menciona la palabra Trinidad, ni la doctrina de la Trinidad, ni la secta o iglesia de los Trinitarios, por ningún lado, sin embargo es contundente en el hecho de que Dios es Uno, no tres. Las Escrituras hablan de Dios el Padre. Jesús, el Cristo salió de Él. El Espíritu Santo fue enviado de Él. Esto es Dios. Me siento obligado a refrenarme de opinar sobre las cosas que no son reveladas. Tomemos lo que está revelado y creámoslo, y por encima de todo, recibamos a Dios en nuestro corazón y vida, teniendo Su mente y Su entendimiento y el Espíritu que procede de Él. Eso es lo que es dado. No pretendamos ser sabios por encima de lo que está escrito. No le agreguemos ni le quitemos a las Escrituras. Ya sabemos las terribles consecuencias que eso nos puede acarrear.

Con respecto al bautismo incompleto que tienen los “Sólo Jesús”, ¿cree usted que por haber sido bautizado citando Mateo 28:19, está usted bien bautizado? ¿Qué quiere decir usted con un bautismo incompleto?

Cuando Jesús dijo que bautizaran en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, ¿a qué nombre se refería? ¿Es Padre un nombre, o un título?, ¿es Hijo un nombre o un título?, ¿es Espíritu Santo, un nombre? ¿Cuál es el nombre? ¿Cuándo usted llena algún formulario, coloca usted en la casilla de nombre algo como, ‘el padre de Pepita, o el hijo de Raúl, o el espíritu que está en mí’? ¿Es esto un nombre válido? ¿Se llama usted hijo, o padre, o nieto, o tío?

Pedro lleno del Espíritu Santo dijo, “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesús, el Cristo, para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” Hechos 2:38. ¿Se atreve usted a decir que Pedro se equivocó y desobedeció las ordenes de Su Maestro porque no les dijo que se bautizaran como está escrito en Mateo 28:19? ¿Se equivocó el Apóstol Pablo cuando bautizó a unos hombres en el nombre del Señor Jesús, tal y como está escrito en Hechos 19:1-5? ¿Me puede usted mostrar en las Escrituras un bautismo que haya sido hecho tal y como lo dijo Jesús en Mateo 28:19? Todos los bautismos que aparecen en el libro de los Hechos de los Apóstoles, fueron hechos en el nombre del Señor Jesucristo, o en el nombre del Señor Jesús. ¿Se equivocaron todos estos grandes hombres de Dios que transformaron al mundo con su doctrina? ¿Se atreve usted a imputarle errores a las Escrituras que en dicho caso se contradecirían?

Le hago una pregunta, ¿si una persona que fue bautizada en el nombre del Señor Jesús, camina en obediencia al Padre y a las enseñanzas de Cristo, y está muerto a la carne y al pecado, está esta persona en condenación porque no fue bautizada según la formula que usted invoca como la correcta? Por otro lado, ¿si una persona fue bautizada de acuerdo a la formula que usted invoca como correcta, pero después del bautismo continua viviendo en la carne y pecando ocasionalmente, es esta persona más merecedora de salvación que la otra? ¿Cree usted que un hombre por creer en la doctrina de la Santísima Trinidad es más merecedor de salvación que un hombre que cree que Dios es UNO?

Según las Escrituras si usted está VERDADERAMENTE bautizado usted TIENE que estar muerto al pecado y muerto TOTALMENTE a la carne y caminando en una NUEVA vida. “¿Pues qué diremos? ¿Perseveraremos en el pecado para que la gracia crezca? En ninguna manera. Porque los que somos muertos al pecado, ¿cómo viviremos aún en él? ¿O no sabéis que todos los que somos bautizados en el Cristo Jesús [fíjese que aquí no dice nada sobre los que han sido bautizados en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo], somos bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él a muerte por el bautismo; para que como el Cristo resucitó de los muertos a gloria del Padre, así también nosotros andemos en novedad de vida.” Rom. 6:1-4. ¿Es este su caso?

Mi consejo para usted querido amigo es, “No te sientes en las Escritura como juez de los que están errados. Quita primero la viga que tienes en tu ojo, para que luego puedas ayudar a quitar la paja del ojo de las otras personas. Un ciego no puede guiar a otros ciegos. No juzgues ni condenes a otros, porque en el día del Cristo te medirán con la misma medida con que haz medido a los demás. Acuérdate que la misericordia SIEMPRE triunfa sobre el juicio”.

El Atalaya
06-12-2002, 17:49
La Biblia es clara, y esta requeteprobado que son secta. Al parecer no leyo bien mi estudio, que los que son de Cristo-por que eso no se puede negar, que alli gente se convertira- saldran de alli.

RAFAELMELGAR
29-03-2008, 18:48
ESTE TEMA ES FASCINANTE Y DEMUESTRA QUE QUEREMOS SABER Y DIOS ESTA OBSERVANDO.
YO NO TENGO LA VERDAD ABSOLUTA PERO PUEDO ENTENDER LO SIGUIENTE ,

1.- PARA LOS HOMBRES ES IMPOSIBLE EXPLICAR LA NATURALEZA DE DIOS,
EXPLICARLA ES NECIO Y/O SOBERBIO DELANTE DE DIOS.

2.- DIOS ES UNO, POR QUE ASI ESTA ESCRITO Y NO POR QUE YO SACO MIS
PROPIAS DEDUCCIONES

3.- DIOS ES LO QUE A EL LE PLACE SER

4.- PADRE ES PADRE POR QUE HAY HIJO Y EL HIJO ES HIJO POR QUE HAY
PADRE : JESUS ES HIJO EN TANTO SE MANIFESTO A LOS
HOMBRES COMO SACRIFICIO , ES DECIR, JESUS ES EL ESPIRITU DE DIOS
EN UN HUMANO , EL ESPIRITU DE DIOS ES OMNIPRESENTE , PUEDE ESTAR DONDE LE PLAZCA AL MISMO TIEMPO EN INFINITOS LUGARES A LA VEZ,
NO NOS CONFUNDAMOS CON LA HUMANIDAD DE
CRISTO , ESA HUMANIDAD QUEDO CRUCIFICADA , ESA CARNE
MURIO, Y ESA ES LA MUERTE QUE PAGO EL PECADO . LUEGO DE LA RESURECCION , JESUS ADOPTO LA
FORMA QUE A DIOS LE PLACIO. FIJENSE NOMAS COMO
JESUS MISMO DECIA: "MI PADRE". NO DECIA : NUESTRO PADRE. JESUS , ACERCA DE SU NATURALEZA , DIJO : EL PADRE Y YO UNO SOMOS (Y DONDE ESTABA EL ESPIRITU SANTO?). DIOS , ACERCA DE SU NATURALEZA NOS REVELO QUE EL UNO ES. ,Y ESO SI ESTA BIEN CLARO EN LA BIBLIA. LA TRINIDAD NO ES CLARA . QUE SI SOY DE TAL O CUAL SECTA O RELIGION, POR FAVOR NO ME CATALOGEN , QUE NI YO LE HE HECHO CONMIGO MISMO, PERO SI SE QUE CRISTO ES MI SALVADOR Y QUE EL ES EL SACRIFICIO DE DIOS Y QUE TODAS LAS COSAS INCLUSO MI SALVACION LAS TENDRE SI LAS PIDO A DIOS EN EL NOMBRE DE SU SANTO SACRIFICIO : JESUS , POR QUE ESE ES EL UNIVCO NOMBRE DADO A NOSOTROS PARA QUE SEAMOS SALVOS (RECONOZCAMOS EL SACRIFICIO Y AGRADEZCAMOS EL AMOR DEL SEñOR (SE IMAGINAN AQUEL AMOR TAN GRANDE DE DIOS PARA CON NOSOTROS ???) Y QUE LE ESTOY AGRADECIDO ETERNAMENTE SI ME LO PERMITE.

5.- JESUS SE HABLABA A SI MISMO CUANDO ORABA AL PADRE ???? PUES
CLARO, CLARO QUE SI !!! , PERO EL ES TAN HUMILDE, QUE NOS ENSEñA
COMO ORARLE. NO ES DIFICIL ENTENDER ESTO SI UNO ES ESPIRITUAL Y
VIVE MAS EN LO ESPIRITUAL QUE EN LO CARNAL.
A QUIEN LE ORABA ???? A SI MISMO???................. SI !!!! EL ESPIRITU
DE DIOS ES OMNIPOTENTE Y PUEDE ESTAR DONDE Y DE LA FORMA QUE LE
PLAZCA . AHORA USTED PREGUNTESE A SI MISMO: CUANDO USTED ORA A
QUIEN LE ORA???? AL PADRE , EN EL NOMBRE DEL HIJO??? DIOS ES UNO
HERMANO , CUANDO USTED ORA A DIOS AHORA LE HORA EN EL NOMBRE DE JESUS POR QUE ESE ES EL SACRIFICIO QUE DIOS HIZO POR USTED Y DEBEMOS AGRADECERLE POR ELLO ETERNAMENTE, NO SE OLVIDE QUE DIOS NOS CREO PARA SU ALABANZA , QUE MEJOR RAZON PARA AMARLO Y ALABARLO QUE AGRADECERLE POR EL MESIAS , POR LA SALVACION DEL ALMA

6.- YO PARTICULARMENTE NO VEO LA TRINIDAD , COMO EXPLICACION DADA POR EL MISMO DIOS ACERCA DE LA NATURALEZA DE SU SER . PERO DIOS SI DICE LO SIGUIENTE : EL PADRE Y YO UNO SOMOS. SI DICE: NADIE VIENE AL PADRE SINO POR MI. DICE "VIENE , NO DICE "VA". JESUS DICE QUE NO NOS VA A DEJAR HUERFANOS (QUIEN DEJA HUERFANO? SI NO EL PADRE), NOS DEJO EL PODER DEL ESPIRITU SANTO , PERO ESE ESPIRITU SANTO ES ACASO TODO EL PODER DE DIOS????? SI DIOS ES ILIMITADO Y OMNIPOTENTE , ENTONCES SOLO UN POQUITO DE SU PODER DEJO POR AQUI DISPONIBLE , LO CUAL PARA NOSOTROS ES MAS QUE FELIZMENTE SUFICIENTE

CONCLUSION :
1.- ME PUEDO EQUIVOCAR.
2.-NO HAY QUE DISCUTIR NI TRATAR DE CONVENCERNOS ENTRE NOSOTROS NO FUNCIONA
Y ES UNA PERDIDA DE TIEMPO. MEJOR PREOCUPEMOS POR APLICAR LAS
ENSEñANZAS DE CRISTO A NUESTA PROPIA VIDA Y VIVIR UNA VIDA
SANTA. OJO : SANTA , VIVIR EN SANTIDAD .OBEDECERLO, RESPETARLO Y ALABARLO
4 .- QUE DIOS NOS BENDIGA

Jesus_es_Yahve
30-03-2008, 03:24
Saludos amigo: les traigo una pregunta. De acuerdo con estos textos, Si Jesús es el heredero, ¿quién murió para que Jesús heredara?:

Heb 1:2 en estos últimos tiempos nos ha hablado por medio del Hijo a quien instituyó heredero de todo, por quien también hizo los mundos;

Heb 9:15 Por eso es mediador de una nueva Alianza; para que, interviniendo su muerte para remisión de las transgresiones de la primera Alianza, los que han sido llamados reciban la herencia eterna prometida.
Heb 9:16 Pues donde hay testamento se requiere que conste la muerte del testador,
Heb 9:17 ya que el testamento es válido en caso de defunción, no teniendo valor en vida del testador.

Caridad con fe.

RAFAELMELGAR
31-03-2008, 01:17
Dios nos bendiga "Jesus es Yahve".

Si Jesus es el heredero, quien murio para que Jesus heredara? eso dice la pregunta que enunciaste, haciendo a alusion a : Heb 1:2 ; Heb 9:15-17

Quien murio? La humanidad de Jesus. Su carne, su sacrificio. Pablo esta hablando de Cristo , del Mesias del Ungido. De Dios haciendose humano para sacrificio. Pero Dios estaba ahi en Cristo y tambien ahi arriba en los cielos

Dios es siempre Dios , y Jesus es Dios mismo sacrificandose. Por eso cuando hablamos de Jesus no nos confundamos con la humanidad de Jesus , Jesus era hombre , pero Dios tambien
Entendamos espiritualmente las cosas espirituales .

Continua leyendo en Heb. 1:3. y luego lee Isaias 41:10 , Heb 6:13

pero luego lee Filipenses 2:10 y luego Isaias 45 y prestale atencion a los vers os 21 - 25.

Dios Nos Bendiga