PDA

Versión completa : La Mujer debe o no ministrar en la congregacion ?



pico
04-02-2003, 01:26
Pongo a consideracion de este foro, algo que me ha llamado mucho la atencion. En algunas congregaciones "cristianas" no se permite a la mujer que ministre la palabra al frente de la congregacion.
Es Biblico esto... estamos haciendo del ministerio algo exclusivo para los hombres o una mala interpretacion de las escrituras.
Me gustaria conocer tu opinion y juntos entender lo que verdaderamente las Escrituras nos hablan al respecto.

F Pico

Aztecatl
04-02-2003, 05:49
Ahora si te metiste en camisa de once varas (es decir en problemas)

Depende de la secta cristiana en la que te encuentres, tendras una respuesta distinta.

Es decir es sectores como la Iglesia presbiteriana y Reformada, no se ordenan mujeres, no hay pastoras.

En algunas Iglesias bautistas, ya las comienzan a acpetar; En Iglesias de corte pentecostes-carismatico, claro que aceptan que existan mujeres pastoras. Cada loco con su tema.....

Las citas biblicas y los argumentos para defender ambas posiciones no cabrian en este foro.

Esa es la eterna condena de andar en busca de la verdad, porque contrario a lo que se piensa, la biblia no es un monolito fidedigno e irrefutable.

Es muy diverso y dentro de el existen tantas fisuras que es posible encontrar defensa a las posiciones mas inimaginables posibles.

Como ejemplo, el bautismo de los infantes, si el bautismo debe ser necesariamente por inmersion, los dones sobrenaturales del E.S., etc....


Mejor, no te metas a fondo mi amigo..


Yo se lo que te digo.


Saludos desde la capital Mexica.

SolaGratia
04-02-2003, 06:54
Bendiciones


Creo que este tema es de mucha importancia y más hoy en día, por ello me gustaría participar brevemente. La cuestión es, si las Escrituras alguna vez autorizan por mandato o ejemplo a mujeres parándose ante asambleas públicas mixtas y dirigiéndose a ellos como hacen muchas mujeres hoy día, realmente no la hay. Por ello me gustaría ver los argumentos bíblicos que supuestamente permiten a la mujer predicar ante la congregación y el ser igual a los hombres en funciones. La discusión no es que la mujer sea incompetente para predicar o sea menos que el hombre sino que Dios lo permita y se agrade en ello. Como cristianos bíblicos no debería de importarnos que tan beneficioso es o pudiera ser que la mujer predique, esto no es lo importante, sino la obediencia a Dios. No deberíamos usar lo que nos parece bien y en beneficio de la iglesia lo que Dios no ha ordenado. La mujer tiene su papel dentro de la Iglesia y muy importante, pero lamentablemente lo que vemos hoy en las iglesia aunque tengan mucho celo a la opinión de muchos no es conforme a Dios.

Saludos Aztecatl, dices:




Es decir es sectores como la Iglesia presbiteriana y Reformada, no se ordenan mujeres, no hay pastoras.

En algunas Iglesias bautistas, ya las comienzan a acpetar; En Iglesias de corte pentecostes-carismatico, claro que aceptan que existan mujeres pastoras. Cada loco con su tema.....


Malcom:

Por lo que se de la Iglesia presbiteriana o reformada para atrás no había “pastoras” en las iglesias bautistas originales tampoco había “pastoras”, esto (y muchas novedades) surge a raíz de grupos religiosos relativamente nuevos no evangélicas que aunque tienen Biblia sus enseñanzas se basa principalmente en su razonamiento, su emocionalismo, mala o nula hermenéutica, sin duda buena voluntad o alguna supuesta revelación, el problema con esto es que funciona y ha traído confusión. Y como dije puede funcionar muy bien, pero lo que vale es que dice Dios. ¿Qué es lo que dice? Es una pregunta importante.

Saludos

Maripaz
04-02-2003, 07:50
Aquí tenéis algunos links de epígrafes en que se trató el tema, ya muy trillado y debatido en estos foros:



http://forocristiano.iglesia.net/sh...ncio+AND+callar


http://forocristiano.iglesia.net/sh...highlight=mujer


http://forocristiano.iglesia.net/sh...highlight=mujer


http://forocristiano.iglesia.net/sh...highlight=mujer

Maripaz
04-02-2003, 08:04
No funcionan los links, así que si queréis ver muchas opiniones diferentes, poned mujer + callar en el buscador para saber lo que dicen los hombres.


Para saber lo que dice Dios, preguntar al Espíritu Santo, que es el que reparte los dones como Él quiere y a quien quiere ;)


¿Mujeres en la Biblia que "ministraron"?


Debora, Priscila, las profetas hijas de Felipe el evangelista, Junias.........................


Y como no, las mujeres que anunciaron la resurrección de Jesús ;)





Doy gracias a Dios que muchas de esas denominaciones tradicionalistas tuvieron buenos maestros e investigadores que entendieron el verdadero sentido de las restricciones bíblicas, y hoy, miles de mujeres están ejerciendo sus dones, conforme el Espíritu Santo les capacita.

Maripaz
04-02-2003, 08:11
Escrito por Dante:




5.¡Menudos “numeritos”! - Los versículos y las mujeres
Nos encontramos en una zona rural de Chad, en África Central, a la entrada de una capilla humilde. Era una iglesia pentecostal normal y corriente, pequeña pero ferviente, cuya congregación amaba y alababa a Dios de todo corazón. Ya empezado el culto, una mujer joven se acerca al espacio que marcaba la puerta del edificio sencillo. Vestía la “paña” tradicional de esta parte de Africa, una simple tela que se lleva en el cinturón o a la altura de los senos si no está amamantando ningún niño, como era el caso de aquella joven.
Para a la entrada, y, sin más, se quita la “paña” de su cuerpo, la pliega cuidadosamente para poder colocarla en su cabeza, y entra en la iglesia completamente desnuda, pero con la cabeza cubierta. Toma su sitio sentada entre las otras mujeres mientras el culto sigue, sin que nadie se distraiga de su adoración a Dios. Es que en esta iglesia, haber entrado una mujer sin llevar algo en la cabeza sí habría causado un escándalo, pero la falta de otra ropa... carecía de importancia.
El papel de la mujer en la iglesia siempre ha sido objeto de debate, desacuerdo, y división. Cuestiones como el uso del velo, la contribución de la mujer en el culto público y los límites de su ministerio ya han llenado innumerables libros, y, si no cambia nada en el mundo evangélico, seguirá dando de qué hablar durante algunos añitos más. Aquí no pretendemos dar “la solución definitiva” a esta cuestión, ni mucho menos, pero sí contribuir algo al debate, dentro de los límites del pensamiento central de este libro.
Es que, como ya vimos, no todo lo que tenemos en nuestras Biblia está inspirado. Las divisiones que solemos encontrar en las ediciones contemporáneas, tales como los capítulos, no forman parte del texto inspirado. Tampoco los versículos. Pero al fin y al cabo, no es difícil decidir no hacer caso del número grande que separa dos capítulos, y seguir leyendo, captando así el pensamiento original del autor.
Resulta algo más difícil con los versículos. Si los capítulos vieron su génesis a través de largos siglos, los versículos deben su origen a la necesidad que se vio de divisiones menores dentro de los capítulos extensos que habían sido adoptados, y se publicaron por primera vez en el texto griego del Nuevo Testamento en 1551, y en la Biblia Inglesa a partir de 1557. La Biblia de Ginebra, que vio la luz en 1560, fue la primera en llevar ambos, capítulos y versículos.
Aunque resultan muy útiles para la identificación y localización de textos específicos, los versículos contribuyen a nuestras dificultades en entender el mensaje de la Biblia de dos maneras fundamentales. Veamos:

1 En primer lugar, la lectura más natural de un texto es por frases,
2 éstas contenidas dentro de párrafos que unen el pensamiento del autor.
3 No es normal,
4 ni nos ayuda,
5 cuando la continuidad del texto se ve rota por numeritos,
6 aunque el problema no se debe mayormente a los numeritos,
7 sino al hábito empleado tradicionalmente en la mayoría de las ediciones de la Biblia de empezar cada versículo nuevo en una nueva línea.
8 ¿Por qué hay que empezar en otra línea sólo porque se trata de un nuevo “versículo”,
9 especialmente cuando ocurre en media frase?
10 No esclarece el sentido de la frase, más bien al revés, y en realidad su único efecto
11 es romper la fluidez de la lectura más natural de un pasaje.
12 ¿Verdad?

En segundo lugar, aparte de romper el hilo del texto, nos divide el mismo pensamiento en bloques separados que llegan a gobernar nuestro entendimiento de su contenido, a veces con divisiones que no corresponden con las permitidas por el mismo texto griego.
¿Quién decidió cómo dividir el texto en versículos? La mayoría señala a Robert Estienne, o “Stefanus” en latín, como el “inventor” de estas divisiones. Este impresor y editor parisién publicó varias ediciones del Nuevo Testamento en griego y latín. Su cuarta edición, de 1551, contenía el texto griego dividido en versículos por primera vez, junto con la traducción en latín de Erasmo y la versión “Vulgata” de Jerónimo. Fue esta edición que llegó a ser conocida como el “Textus Receptus”, la versión “recibida”, y, aunque no debe considerarse un texto 100% “fiable”, sirvió como el texto base de la mayoría de las traducciones hasta la llegada de las ediciones “críticas”, construidas en base a manuscritos más tempranos. (Varias partes del texto griego del “Textus Receptus”del libro de Apocalipsis, por ejemplo, fueron retraducidas de los textos latinos, ya que Stefanus carecía de manuscritos griegos de estos versículos.)
Y ¿cómo decidió dónde colocar estas divisiones en versículos? Pues la verdad, no lo sé, pero me gusta imaginar a este erudito itinerante del siglo XVI, aprovechando el tiempo que viajaba en su burrico para estudiar las Escrituras y definir los versículos a utilizar en su nueva edición de la Biblia. Sólo que, de vez en cuando la pluma se le iría un poco hacia arriba o un poco hacia abajo al tropezar su montura en el camino, y así quedó un versículo no en el lugar más adecuado. ¿Pura imaginación mía? Sin duda, aunque sabemos que Juan Wesley viajaba a caballo, leyendo mientras montaba, y habrá caído al suelo más de una vez al no prestar atención a su camino, sino a sus libros. De hecho el hijo de Stefanus nos informa que su padre sí realizó este trabajo mientras viajaba entre París y Lyons - aunque da la impresión que lo hiciera más bien al efectuar paradas en mesones. Pero fuera como fuera, sí puedo afirmar que los versículos no siempre corresponden a la división más natural ni más idónea.
Pero ¿qué tiene que ver todo esto con las mujeres? Pues, mucho. Miremos un momento a Efesios 5.21-6.9, un pasaje que habla de las relaciones en los hogares cristianos (incluyendo a esclavos y amos, esposos y esposas, y padres e hijos). ¿Cómo se suele leer este texto?
Primero, nos encontramos con un versículo que habla de la sumisión mutua. Punto y aparte. Nuevo versículo. Algunas Biblias incluso colocan la división entre esta sección y la anterior aquí, después del versículo 21, uniéndolo, junto con sus comentarios sobre la sumisión mutua, a unos cuantos otros comentarios sobre la vida cristiana. Seguimos la lectura, casi como si se tratara de otro tema diferente por completo, el de las relaciones interpersonales en el seno de la familia. Se nos introduce con estas palabras: “Mujeres, someteos a vuestros maridos como al Señor”. Sin embargo, una lectura cuidadosa del texto original de estos dos versículos descarta la división en pensamiento que sugieren, y se nos ofrece otra perspectiva del papel de la mujer y el significado de su sumisión.
En una traducción literal del griego, los versículos 21 y 22 suenan así: “Sometiéndoos los unos a los otros en el temor de Cristo, las mujeres a sus propios esposos como al Señor...”. Es que, según los mejores textos, la frase que empieza “mujeres” no contiene verbo propio, sino depende irremediablemente del verbo de la frase anterior. Estos dos versículos no pueden separarse, y colocarse cada uno en un bloque distinto, mucho menos en un párrafo, porque el mismo griego no lo permite. Deben leerse juntos. Aunque quiera traducirse, por ejemplo, de esta manera: “Someteos los unos a los otros en el temor de Cristo; esposas, someteos a vuestros maridos...”, los dos versículos no deben ser separados el uno del otro.
Es un mandamiento a la sumisión mutua, donde la esposa tiene una responsabilidad especial hacia su marido, pero que no tiene sentido si se excluye el deber del marido creyente también de estar sometido a su esposa. El pasaje da unas pautas específicas para cada miembro del hogar cristiano (o miembro cristiano de un hogar no cristiano), pero todo dentro del contexto general de la sumisión el uno al otro. Enfocar la sumisión de la mujer, sin aclarar en qué sentido su esposo le estará sometido, saca este mandamiento de su contexto y tiene como resultado prácticas y creencias desequilibradas.
Debemos aquí aclarar un par de cosas. Primero, que estamos hablando de la lectura del griego según los mejores textos. Para tratar algunas traducciones antiguas con justicia, habría que destacar que el “Textus Receptus”, el texto griego base para ellas, sí incluye un verbo en la segunda parte. Como ya comentamos, este texto es el que tenían en el siglo XVI, pero que, claro está, no incorpora la evidencia de textos muchos más antiguos y de mejor calidad que fueron descubiertos posteriormente. No queremos entrar demasiado en la crítica del texto original, pero sí se ve que el segundo verbo se incluyó para intentar aclarar el sentido de la frase en textos copiados mucho después. Con toda probabilidad, no formó parte del texto original.
En segundo lugar, hace falta corregir un pensamiento equivocado que, aunque quede descartado por este texto y otros similares de la Biblia, sigue vigente en la Iglesia del Señor. El texto está hablando de esposos y esposas, no de hombres y mujeres. No contempla la regulación de las relaciones entre los sexos a nivel general, sino en la familia, es decir, entre cónyuges. El pasaje tiene como meta guardar el equilibrio social en el hogar. Aplica la libertad cristiana a esta institución básica de la sociedad, y por lo tanto se dirige, como ya notamos, a esposos y esposas, padres e hijos, esclavos y amos. (Nuestro concepto de la esclavitud no corresponde 100% a la realidad del mundo grecorromano. Aunque sí existían malos tratos y abusos, por supuesto, en muchos casos los esclavos formaban parte del hogar, y en muchas ocasiones hasta se les trataba como a miembros de la familia. Es por ello que se incluye en este apartado, ya que el esclavo normalmente era miembro de un hogar.)
Pablo no está hablando a nivel de sociedad, ni de iglesia, sino de familia. Está colocando las bases para la vivencia cristiana en el hogar, y es un fallo hermenéutico de enorme magnitud aplicar este pasaje, u otros parecidos tal y como 1 Corintios 14.33-35, a las mujeres en general. Una cosa es la relación entre una esposa y un marido, el orden establecido por Dios para la familia, y otra diferente por completo son las relaciones entre hombres y mujeres en la iglesia o en la sociedad, incluyendo, por supuesto, a mujeres solteras.
Pensemos un momento. ¿Prohibía este pasaje que a un esclavo se le nombrara responsable en una congregación, si estaba calificado según los requisitos bíblicos? ¿Y si su amo también estaba presente? ¿Podía entonces el esclavo tener autoridad sobre su amo en lo que se refería a iglesia?
Otro ejemplo. Lidia está casada con Juan. Ella es licenciada en gestión empresarial, mientras que él dejó el colegio con dieciséis años para ocupar un trabajo como cajero en un banco. Años más tarde, a ella se le ofrece la posición de gerente de la mismísima sucursal donde trabaja su marido. ¿Puede aceptar el nombramiento? ¿Puede tener autoridad sobre su marido en este contexto? ¿Debe él someterse a ella en lo que se refiere a las pautas y normas de la entidad bancaria? ¿Contradiría su acción el consejo bíblico?
¿Y qué pasa a nivel de la mujer en la iglesia? ¿Deben las mujeres estar siempre “sometidas” a los hombres allí? ¿Y qué significa esta “sumisión”? ¿Qué haremos si se convierten diez mujeres en un pueblo, y ningún hombre? Después de recibir formación durante unos años, de aprender a manejar la Palabra de Dios y descubrir sus dones, de repente se convierte un hombre, marido de una de ellas. ¡Gracias a Dios! Pero, ¿ahora qué pasa? ¿Deberá este hombre asumir de inmediato el liderazgo del grupo por el mero hecho de ser varón? ¿Podrá recibir un discipulado, liderazgo, o enseñanza bíblica de alguna de las mujeres maduras que están en el grupo? ¿O de su propia esposa?
La Biblia, a pesar de haberse escrito en épocas donde la mujer como regla general ocupaba una posición bien inferior a la del hombre, sí admite el ministerio de la mujer en una amplia gama de expresiones. Aunque no son frecuentes, la presencia de estas mujeres, que claramente ocupaban posiciones de autoridad y ministerios destacados, nos demuestra la inexistencia de una prohibición de la participación de la mujer a estos niveles, aun si bien su posición “inferior” y su falta de preparación, educación, y oportunidad tendían a cerrarles la puerta a puestos de liderazgo o ministerios espirituales.
Débora era “juez”, es decir líder global de Israel. No había posición más alta en la sociedad entonces. Hulda y María, la hermana de Moisés y Aarón, eran profetisas. Las cuatro hijas solteras de Felipe profetizaban, ya había provisión para las mujeres que querían hablar proféticamente en la iglesia de Corinto.
Febe era diaconisa, aunque el texto mismo nos dice que era “diácono”, usando el término masculino en el griego. Parece ser una indicación de que el uso de términos masculinos puede englobar tanto a hombres como a mujeres, lo que tiene unas implicaciones extensas para nuestro entendimiento de los oficios y ministerios resaltados en el Nuevo Testamento. De Febe se nos dice que “ha ayudado” a muchos, traduciendo la palabra griega prostatis que aparece únicamente aquí en el Nuevo Testamento. En la literatura de la época se refería a una “patrona”, una que tenía autoridad sobre otros, que los guardaba y protegía, cuidándoles con sus propios recursos. Es derivado del verbo proistemi, verbo que es usado exclusivamente por Pablo en el Nuevo Testamento, un total de 8 veces, siempre con el sentido de presidir o gobernar (Rom.12.8; 1Tes.5.12; 1Ti.3.4,5,12; 5.17; Tit.3.8,14). También es usado unas cuantas veces en la traducción griega del Antiguo Testamento, la Septuaginta (o “LXX” , de nuevo normalmente con el sentido de jefe de casa o dirigente. Parece que en la realidad Febe hacía más que “ayudar” a los hermanos de la iglesia en Cencrea.
Priscila ciertamente enseñó a Apolos, y por la forma en que Pablo nos habla de la pareja “Priscila y Aquila”, colocando el nombre de la mujer antes que el de su esposo, parece que tenía la parte del león en su ministerio de enseñanza y dirección de la iglesia que se reunía en su casa. Timoteo también recibió instrucción en las Escrituras de parte de su madre y su abuela, y parece que hicieron bastante buen trabajo con él. A la iglesia de Tiatira no se le culpa por tener a una mujer como dirigente, o estar dispuesta a escuchar las profecías y la enseñanza de una mujer, sino por tolerar el contenido de su falsa doctrina. Incluso se le ha ofrecido la posibilidad de arrepentirse - de nuevo, no de haberse atrevido a enseñar o profetizar, ni de llevar la autoridad en aquella iglesia, sino por lo que estaba enseñando.
No nos compete aquí entrar en las posibles interpretaciones de 1 Timoteo 2.12. Quizás sólo deberíamos destacar que la interpretación de un versículo (y especialmente uno en un contexto de tan difícil interpretación - ¿qué significa el versículo 15?) no puede contradecir lo que queda claramente expuesto en el contexto general de todo el canon bíblico. Es una pena si una interpretación dudosa de un versículo nos hace descartar la evidencia del ministerio real de otras mujeres en el relato bíblico, y condena a la marginación en la iglesia a más del 60% del cuerpo de Cristo. Existen otras interpretaciones que armonizan con el tenor general de la Biblia, y permiten a la mujer usar los dones que reciba de parte de Dios.
Se dice que Jesús únicamente escogió a hombres como apóstoles. Es verdad, pero también es verdad que únicamente escogió a hombres judíos y libres. Ningún esclavo, y ningún gentil. No es por ello que excluimos a los no-judíos o los esclavos (si es que los hay hoy en día) de poder ejercer ministerios en la iglesia. Y, de hecho, después de los “doce”, otros apóstoles fueron instituidos. No debemos confundir los dos términos, uno que se usa para designar a los doce que formaron el grupo “especial” del Señor Jesús durante su ministerio terrenal, y otro que viene a significar “misionero”, refiriéndose a los que tenían un ministerio de abrir trabajos nuevos. Bernabé, por ejemplo, era conocido como apóstol.
Pues bien, entre los apóstoles también encontramos en Romanos 16.7 a Andrónico y Junia(s). Parece referirse a una pareja, ya que el segundo nombre es femenino. Gramaticalmente, podría también ser masculino, pero el nombre masculino se desconoce en la literatura griega del período, mientras que la versión femenina era común y existe en griego y latín. Algunos manuscritos incluso leen aquí “Julia”, habiendo confundido los dos nombres. Se ve que aceptaban sin problema alguno que una mujer fuera considerada apóstol.
Romanos 16.6 hace mención de una tal María que había “trabajado mucho entre vosotros” y los versículos 12,13 refieren a otras tres mujeres que “trabajaban mucho en el Señor”. Pablo menciona en otro sitio a dos mujeres que, entre otros colaboradores masculinos suyos, “combatieron juntamente conmigo en el evangelio” (Fil.4.3). ¿Es que estarían haciendo el té y barriendo el local después de la reunión?
Y así podríamos seguir, pero referimos al lector a otros libros para profundizar en el tema. ¿Qué tipo de ministerio se desprende de estos textos? Las Escrituras brindan amplias oportunidades a la mujer para desarrollar sus dones a la par de los hombres e involucrarse en el ministerio juntamente con ellos. ¿Limitaremos a las mujeres en su deseo de servir a Dios con las capacidades que Él les ha dado por conceptos equivocados de la sumisión?
Este error interpretativo se hace patente en el área de las misiones. Queramos reconocerlo o no, los mayores avances en la evangelización mundial se deben a la participación de las mujeres, en su vasta mayoría solteras. Viéndose privadas de oportunidades para ejercer sus dones, para expresar a través del servicio cristiano su amor por su Señor, son muchas las que han vuelto su mirada hacia las naciones del mundo, para allí entregarse a la obra evangelística y ministerial.
Y los mismos hombres que sistemáticamente les niegan la oportunidad de predicar, enseñar, liderar, en sus iglesias de origen, alaban a Dios por sus esfuerzos, y les permiten hacer “allá” lo que ni pueden soñar con hacer en sus países de origen. Allí pueden pastorear, enseñar, discipular, organizar las iglesias que nacen como fruto de su trabajo. Allí tienen autoridad sobre hombres, discípulos que forman y dirigen, y la obra crece y es bendecida. Imponen las manos sobre pastores jóvenes para impartirles dones espirituales, y con todo hacen el trabajo que en sus propios países se ve reservado para los hombres.
Esta relegación de la mujer a una posición secundaria es producto, por supuesto, de muchos factores sociales, históricos, y espirituales. La lectura equivocada de Efesios 5.21-22, debida en parte a la división mal colocada entre dos versículos, ha contribuido a la creación y propagación de una postura discriminatoria en contra de la mujer, tanto en el ámbito de la Iglesia Cristiana como de la sociedad en general, influenciada durante tantos siglos por la postura de la iglesia. Está en nuestras manos buscar una lectura imparcial de las Escrituras, con el mensaje que sí fue inspirado que contienen, y corregir los abusos y errores del pasado.
La Iglesia está hoy día en una posición en la que puede y debe sacudirse del yugo de discriminación que nos persigue desde el Edén y afrontar con fuerza imparable los retos de la evangelización mundial en el siglo XXI. Liberando las capacidades creativas y dinámicas de las mujeres en nuestras iglesias, permitiéndoles ocupar los ministerios para los cuales el Señor las creó y salvó, se harán avances decisivos en la tarea de llevar el Evangelio del Reino a todas las naciones, y nos acercaremos más al día de la vuelta en gloria de nuestro Señor Jesús. Así sea. Ven, Señor Jesús.

Maripaz
04-02-2003, 08:12
La interpretación bíblica y el papel de la mujer



Interesante estudio de esta web



http://estudios.iglesia.net/laiglesia/verestudio.asp?did=236

Tobi
04-02-2003, 13:56
Adan fue creado varon y hembra (Gen.5)
¿Donde pues la diferencia?
Solo en una determinada cuestion son diferentes y alguien dijo:
Bendita diferencia.
AMEN
"Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios" Heb 13:4.

SolaGratia
04-02-2003, 18:47
Que les parece que vallamos poco a poco, sin poner escritos kilométricos.

Un argumento a favor de que las mujeres puedan enseñar en la congregación es que ellas hablaron el día de Pentecostés, pero si así lo hicieron fue en privado. En Hechos 2:14 vemos que fue puesto un orden, “Pedro, poniéndose en pie con los once,” fue quien hablo. Ninguna mujer bajo la influencia del Espíritu Santo se puso de pie ante esa asamblea mixta y decir una palabra. Apropósito, Los Apóstoles y todos los demás escritores sagrados fueron hombres, la historia misma de la Iglesia en donde se defendiendo la fe contar la herejía y dejando sus enseñanzas que nos son útiles para nosotros no vemos “teólogas” ni defensoras el porque posiblemente este en las siguientes palabras de Pablo a Timoteo:

“Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión” (1 Timoteo 2:12-14)

No por capricho Pablo no permite que la mujer enseñe ni ejerza dominio sobre el hombre sino por una cuestión que nada tiene que ver por lo que dice Tobi mencionando Génesis 5. Pablo claramente nos enseña que esta diferencia entre el hombre y la mujer viene desde la creación su argumentó es todo el versículo 13 y 14. Es claro también que esta diferencia no es que la mujer ante Dios sea menor sino que este es un principio de autoridad y esta autoridad no es solo de la mujer a su marido sino de la mujer asía el hombre en general en cuestiones de enseñanza y orden bíblico.
Hasta aquí por el momento..

Bendiciones
Malcom

Tobi
04-02-2003, 19:26
Originalmente enviado por: SolaGratia
Que les parece que vallamos poco a poco, sin poner escritos kilométricos.

Un argumento a favor de que las mujeres puedan enseñar en la congregación es que ellas hablaron el día de Pentecostés, pero si así lo hicieron fue en privado. En Hechos 2:14 vemos que fue puesto un orden, “Pedro, poniéndose en pie con los once,” fue quien hablo. Ninguna mujer bajo la influencia del Espíritu Santo se puso de pie ante esa asamblea mixta y decir una palabra. Apropósito, Los Apóstoles y todos los demás escritores sagrados fueron hombres, la historia misma de la Iglesia en donde se defendiendo la fe contar la herejía y dejando sus enseñanzas que nos son útiles para nosotros no vemos “teólogas” ni defensoras el porque posiblemente este en las siguientes palabras de Pablo a Timoteo:

“Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión” (1 Timoteo 2:12-14)

No por capricho Pablo no permite que la mujer enseñe ni ejerza dominio sobre el hombre sino por una cuestión que nada tiene que ver por lo que dice Tobi mencionando Génesis 5. Pablo claramente nos enseña que esta diferencia entre el hombre y la mujer viene desde la creación su argumentó es todo el versículo 13 y 14. Es claro también que esta diferencia no es que la mujer ante Dios sea menor sino que este es un principio de autoridad y esta autoridad no es solo de la mujer a su marido sino de la mujer asía el hombre en general en cuestiones de enseñanza y orden bíblico.
Hasta aquí por el momento..

Bendiciones
Malcom


Malcom, hay muchas citas mas respecto a la mujer en el Nuevo Testamento.
Te pregunto: ¿Por qué no las incluyes tambien? :confused: :confused: :confused:

Elisa
04-02-2003, 19:37
:dormido: :dormido2: :bicho: :dormido: :dormido2:

SolaGratia
04-02-2003, 19:39
Tobi, dices:

Malcom, hay muchas citas mas respecto a la mujer en el Nuevo Testamento.
Te pregunto: ¿Por qué no las incluyes tambien?
**

Porque citándolas y dando una opinión seria demasiado largo no muchos leen los mensajes largos, ademas veo mas cómodo ir opinando por partes es por ello que pedí que vallamos poco a poco. Pero aun así iré opinando sobre los demás versículos brevemente.

SolaGratia
04-02-2003, 19:42
Eliza

Ese silencio ha sido tu mejor aporte :)

Bendiciones

MORRISON
04-02-2003, 19:51
¡Eso hermana Elisa!, quedate callada y que solo den aportes los machistas. :D

Tobi
04-02-2003, 20:03
Originalmente enviado por: SolaGratia
Tobi, dices:

Malcom, hay muchas citas mas respecto a la mujer en el Nuevo Testamento.
Te pregunto: ¿Por qué no las incluyes tambien?
**

Porque citándolas y dando una opinión seria demasiado largo no muchos leen los mensajes largos, ademas veo mas cómodo ir opinando por partes es por ello que pedí que vallamos poco a poco. Pero aun así iré opinando sobre los demás versículos brevemente.

¿Demasiado largo o demasiado inconveniente?
Resulta curioso que hayas citado el que Pedro hablo el dia de Pentecostes y que a la vez calles lo que dijo.
En aras de la brevedad a que aludes, solo te incluiré las citas: Hechos 2:17 y la del profeta que cita: Joel 2:28-32:
Usando de la reclamada brevedad, ¿podrias darnos el significado de profetizar?.
Gracias anticipadas por tus futuras, y breves, respuestas.

MORRISON
04-02-2003, 20:17
"Saluden a Andrónico y a Junias, mis parientes y compañeros de cárcel, destacados entre los apóstoles y convertidos a Cristo antes que yo." (Ro 16:7). Junias (Junia) era una mujer y era apóstol, mas claro ni el agua.

SolaGratia
04-02-2003, 21:00
Dices Tobi:



¿Demasiado largo o demasiado inconveniente?
Resulta curioso que hayas citado el que Pedro hablo el dia de Pentecostes y que a la vez calles lo que dijo.
En aras de la brevedad a que aludes, solo te incluiré las citas: Hechos 2:17 y la del profeta que cita: Joel 2:28-32:
Usando de la reclamada brevedad, ¿podrias darnos el significado de profetizar?.
Gracias anticipadas por tus futuras, y breves, respuestas.



Muy bien veamos..

Hechos 2:17 y 18 nos da una profecía del futuro. Proviene del profeta Joel y dice:
"Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán".
Vendrá un tiempo cuando el Espíritu Santo será derramado sobre toda carne para que ambos hijos e hijas profetizarán, y también los siervos y siervas. Pero ese acto de profetizar no implica que todos serán predicadores o evangelistas o maestros de la Biblia. Significa que cada cristiano estará en contacto con Dios por esa llenura del Espíritu Santo; y Dios se revelará a sí mismo, y las cosas que debemos saber, a cada cristiano, para que ellos adviertan unos a otros.
En la Biblia varias mujeres fueron llamadas profetisas, pero ninguna era predicadora, no eran. No se menciona ni siquiera que una de estas profetisas predicó o tuvo un discurso en una congregación pública en alguna forma. Las profetisas no eran predicadoras. No predicaban; no desempeñaban el trabajo de pastor ni evangelista, ni la de una maestra de la Biblia.
Profetizar significa hablar por revelación divina. Una profecía es una revelación especial por el Espíritu de Dios. Un profeta es un hombre que recibe revelación divina. Una profetisa es una mujer que recibe revelación divina en cuanto al futuro.
Los profetas (masculino) en veces eran predicadores. Isaías, Jeremías, Daniel y Ezequiel eran predicadores. Pero mayormente eran profetas, o sea, ellos recibían revelación divina de lo que le iba a acontecer a Israel. También eran predicadores, aunque se les llaman profetas. Pero las profetisas nunca predicaban en la Biblia. Ellas recibieron breves revelaciones divinas para compartir con individuos, pero nunca fueron enviadas a predicar, ni dirigir una asamblea pública como expositoras de la Palabra, ni de hacer la obra de pastora o evangelista.
Nata la historia de María, la hermana de Moisés y Aarón, es llamada una profetisa en Éxodo 15:20. Allí se nos dice "Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas. Y María les respondía: Cantad a Jehová". María dirigió a estas mujeres en los cantos. Ella no dirigió a los hombres en los cantos ni predicó a los hombres.
Nota arriba que María y Aarón dijeron "¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros?" María y Aarón estaban en el mismo pecado. El versículo 9 de la Escritura dice "Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos" Dios estaba enojado con María y Aarón porque cada uno quiso usurpar la autoridad.
Nota que solo Maria fue castigada con lepra y no Aarón, el pecado de Maria fue peor que el de Aarón porque aunque Aarón desobedeció el era el sumo sacerdote. ¡PERO TAN SOLAMENTE MARÍA FUE AFLIGIDA CON LEPRA POR SU PECADO! La diferencia es que Aarón era sacerdote, un hombre. Entonces el pecado de María fue más malvado que el de Aarón.
El NT nos dice que las cosas que se escribieron antes (AT) se escribieron para nuestra enseñanza, y este pasaje nos enseña o da una lección a la desobediencia. María era una profetisa, pero aún una mujer profetisa peca terriblemente contra Dios cuando busca una posición que no le ha sido dada como predicadora, maestra, evangelista o líder sobre los hombres.

Saludos
Malcom

Maripaz
04-02-2003, 21:18
Originalmente enviado por: MORRISON
¡Eso hermana Elisa!, quedate callada y que solo den aportes los machistas. :D


http://www.click-smilie.de/sammlung/lachen/lachen002.gif http://www.click-smilie.de/sammlung/lachen/lachen003.gif
http://www.click-smilie.de/sammlung/lachen/lachen006.gifhttp://www.click-smilie.de/sammlung/lachen/lachen005.gifhttp://www.click-smilie.de/sammlung/lachen/lachen017.gifhttp://www.click-smilie.de/sammlung/lachen/lachen015.gif

SolaGratia
04-02-2003, 21:19
Morrison dices:


"Saluden a Andrónico y a Junias, mis parientes y compañeros de cárcel, destacados entre los apóstoles y convertidos a Cristo antes que yo." (Ro 16:7). Junias (Junia) era una mujer y era apóstol, mas claro ni el agua.


También podemos mencionar a Maria, Trifena, Trifosa, Persida “las cuales (dice Pablo) han trabajado arduamente en el Señor” (Hechos 6:12)

Sin duda que las mujeres tuvieron un papel importante en la obra evangelizadora de Pablo, pero no esta claro cuales fueron exactamente sus papeles Tal vez elaboraban la comida, cuidaban niños, enseñaban a las mujeres inconversas, ejercian la hospitalidad o AUN podían testificar a hombres cuando eran acompañadas de OTRO hombre como el ejemplo que tenemos Priscilia. Todos tienen su parte en la obra del Señor, pero lo claro es que las mujeres no eran pastoras, ni estaban en autoridad.

SolaGratia
04-02-2003, 21:42
Se me paso algo Morrison, cuando dices que Junias (Junia) era una mujer y era apóstol, no esta nada claro como el agua (según lo ves), fíjate bien lo que dice el versículo:

"Saluden a Andrónico y a Junias, mis parientes y compañeros de cárcel, destacados entre los apóstoles y convertidos a Cristo antes que yo." (Ro 16:7).

La frase “destacado entre los apóstoles” puede no significa precisamente que era apóstol sino que era bien vistos entre los apóstoles como una mujer virtuosa. Pero aun así no veo problema si en verdad fue un apóstoles, pues simplemente significa mensajero, si entre ellos había mujeres yo puedo argumentar que anunciaban las buenas nuevas a mujeres inconversas o niños, pero el punto que hay que aclarar es que ellas hallan ejercido ese don de pastoras y ejercido la autoridad de obispo. Por ultimo si te fijas bien en los requisitos para obispos o pastor siempre es dirigido a hombres.

Saludos

Aztecatl
04-02-2003, 21:43
Lo que dije desde el principio.


Esa defensa de la mujer como apta al ministerio es algo que he escuchado recientemente, de parte de las "cristianas" feministas.

Un pastor bautista me dijo, que Pablo y el A.T. eran machistas, grandioso, nunca había escuchado algo así. Por lo cual no me extraña que también existan feministas que luchen por sus derechos dentro de la "Iglesia del Señor".

Como dije cada loco con su tema, quien da más, quien va a argumentar más?

Me doy cuenta que entre ustedes mismos no se ponen de acuerdo en cuanto la verdad, Pobre de la Biblia cada quien la toma como bien le parece.

Igual y ni siquiera era la intención de los "escritores sagrados" dar una teoría del liderazgo femenil.



saludos mis queridos cristianos.

Sigan discutiendo en sus iglesias, o sigan orando y/o rezando, mientras SATANAS gana la batalla allá afuera de sus templos.

El está muy feliz de ver como gastan su tiempo, hablando de interpretaciones, de exégesis e eisegésis muy coherentes.

AD MAJOREM SATAN GLORIA

MORRISON
04-02-2003, 21:47
Originalmente enviado por: SolaGratia
Morrison dices:


También podemos mencionar a Maria, Trifena, Trifosa, Persida “las cuales (dice Pablo) han trabajado arduamente en el Señor” (Hechos 6:12)

Sin duda que las mujeres tuvieron un papel importante en la obra evangelizadora de Pablo, pero no esta claro cuales fueron exactamente sus papeles Tal vez elaboraban la comida, cuidaban niños, enseñaban a las mujeres inconversas, ejercian la hospitalidad o AUN podían testificar a hombres cuando eran acompañadas de OTRO hombre como el ejemplo que tenemos Priscilia. Todos tienen su parte en la obra del Señor, pero lo claro es que las mujeres no eran pastoras, ni estaban en autoridad.

Pero el problema es que Junias era un apóstol y no creo que su labor de apóstol haya sido preparar la comida, ejercer la hospitalidad o planchar la ropa de Pablo :D ...es broma. Como apóstol Junias o Junia hacia lo que hacian los demas apóstoles: predicar a Cristo y el Evangelio y a todos no solo a las otras mujeres, por esto es que Junias siempre fue un problema para los que afirman que las mujeres no pueden tener autoridad y por eso es que como en el siglo X empezaron a querer masculinizar su nombre y a decir que era un hombre, pero la verdad es que era una mujer y un apóstol.

SolaGratia
04-02-2003, 21:56
Mrrison dices:



Pero el problema es que Junias era un apóstol y no creo que su labor de apóstol haya sido preparar la comida, ejercer la hospitalidad o planchar la ropa de Pablo ...es broma. Como apóstol Junias o Junia hacia lo que hacian los demas apóstoles: predicar a Cristo y el Evangelio y a todos no solo a las otras mujeres, por esto es que Junias siempre fue un problema para los que afirman que las mujeres no pueden tener autoridad y por eso es que como en el siglo X empezaron a querer masculinizar su nombre y a decir que era un hombre, pero la verdad es que era una mujer y un apóstol.


El punto es como sabes que esta mujer no muy claramente un apóstol predicaba a todos y no solo a las mujeres o niños. DANOS SOLO UN EJEMPLO que ejercían con la misma autoridad que un hombre y predicaban a las masas.
Dices que “Como apóstol Junias o Junia hacia lo que hacian los demas apóstoles” Pregunto entonces ¿Por qué los 12 apóstoles del cordero y Pablo eran todos hombres?

Saludos

MORRISON
04-02-2003, 21:58
Originalmente enviado por: SolaGratia
Se me paso algo Morrison, cuando dices que Junias (Junia) era una mujer y era apóstol, no esta nada claro como el agua (según lo ves), fíjate bien lo que dice el versículo:

"Saluden a Andrónico y a Junias, mis parientes y compañeros de cárcel, destacados entre los apóstoles y convertidos a Cristo antes que yo." (Ro 16:7).

La frase “destacado entre los apóstoles” puede no significa precisamente que era apóstol sino que era bien vistos entre los apóstoles como una mujer virtuosa. Pero aun así no veo problema si en verdad fue un apóstoles, pues simplemente significa mensajero, si entre ellos había mujeres yo puedo argumentar que anunciaban las buenas nuevas a mujeres inconversas o niños, pero el punto que hay que aclarar es que ellas hallan ejercido ese don de pastoras y ejercido la autoridad de obispo. Por ultimo si te fijas bien en los requisitos para obispos o pastor siempre es dirigido a hombres.

Saludos

Aquila y Priscila pastoreaban LOS DOS una congregacion no solo Aquila.

SolaGratia
04-02-2003, 22:00
Morrison



Aquila y Priscila pastoreaban LOS DOS una congregacion no solo Aquila.


¿Y quien ha dicho lo contrario? ¿Que quieres decir? Creo que debes leer bien antes de contestar

Aztecatl
04-02-2003, 22:03
Bueno y quien da más.


Y sigue, y sigue, y sigue.....




Mi pregunta, como un vil pagano e incrédulo es:


A quién de ustedes le creo?, quién tiene la verdad?

Que buen testimonio me estan dando.

(lo bueno es que yo no tengo ese problema)

MORRISON
04-02-2003, 22:04
Originalmente enviado por: SolaGratia
Mrrison dices:



El punto es como sabes que esta mujer no muy claramente un apóstol predicaba a todos y no solo a las mujeres o niños. DANOS SOLO UN EJEMPLO que ejercían con la misma autoridad que un hombre y predicaban a las masas.
Dices que “Como apóstol Junias o Junia hacia lo que hacian los demas apóstoles” Pregunto entonces ¿Por qué los 12 apóstoles del cordero y Pablo eran todos hombres?

Saludos

Algunos piensan que eran doce y eran hombres porque representaban las doce tribus de Israel, era algo simbolico, nada tiene que ver ahi el hecho EN SI de que eran hombres, entre los discipulos de Jesús habia muchas mujeres que al igual que los hombres predicaban y recibieron al Espíritu Santo en Pentecostes.

MORRISON
04-02-2003, 22:11
Originalmente enviado por: SolaGratia
Morrison



¿Y quien ha dicho lo contrario? ¿Que quieres decir? Creo que debes leer bien antes de contestar

Tu dijiste que las mujeres no pastoreaban pero Priscila pastoreaba, tu eres el que deberia leer bien antes de contestar.

MORRISON
04-02-2003, 22:19
Originalmente enviado por: Aztecatl
Bueno y quien da más.


Y sigue, y sigue, y sigue.....




Mi pregunta, como un vil pagano e incrédulo es:


A quién de ustedes le creo?, quién tiene la verdad?

Que buen testimonio me estan dando.

(lo bueno es que yo no tengo ese problema)

Sabes a quien creerle A CRISTO.

SolaGratia
04-02-2003, 22:31
Tu dijiste que las mujeres no pastoreaban pero Priscila pastoreaba, tu eres el que deberia leer bien antes de contestar.


Morrison


La única mención de que Pricilia expuso el evangelio a un hombre esta en Hechos 18:26 que dice:

“Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.”

Nota que los que no creemos en el pastoreado de las mujeres, creemos que una mujer si puede hablar o testificar de Cristo con un hombre a su lado como en este caso, y también solas mostrando su testimonio pues también son discípulos ósea seguidoras de Cristo, lo que al parecer no me entiendes es donde una mujer predicaba en las congregaciones a grupos mixtos y con una autoridad igual a la del hombre. ¿Donde están los requisitos para una mujer obispo o pastor? No las hay Morrison. Y esto debería de ser suficiente.

MORRISON
04-02-2003, 22:38
Originalmente enviado por: SolaGratia
Morrison


La única mención de que Pricilia expuso el evangelio a un hombre esta en Hechos 18:26 que dice:

“Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios.”

Nota que los que no creemos en el pastoreado de las mujeres, creemos que una mujer si puede hablar o testificar de Cristo con un hombre a su lado como en este caso, y también solas mostrando su testimonio pues también son discípulos ósea seguidoras de Cristo, lo que al parecer no me entiendes es donde una mujer predicaba en las congregaciones a grupos mixtos y con una autoridad igual a la del hombre. ¿Donde están los requisitos para una mujer obispo o pastor? No las hay Morrison. Y esto debería de ser suficiente.

y donde dice que no podian predicar a hombres o grupos mixtos sin estar con un hombre, eso no lo dice en ningún lado.

pico
04-02-2003, 23:07
Despues de haber leido sus comentarios veo que siempre habran temas en los que las personas encontraran diferencias, y en lo que respecta a esta pregunta,considero que solo cuando alguien cree que lo SABE TODO no puede admitir que siempre habra algo nuevo que aprender, Por lo tanto considero que nunca ningun tema dejara de ser importante peor aun "trillado" como alguien lo sugeria.
Mientras la Biblia sea la legitima palabra de Dios; el hombre como tal siempre encontrara puntos en los que no se pondra de acuerdo, pero no sera porque la Palabra de Dios este errada, porque Dios no es un Dios de confusion y porque su palabra es la verdad; sino porque nosotros todavia somos niños, espiritualmente hablando, mientras continuemos siendo niños siempre habran este tipo de confrontaciones "yo creo esto, yo creo lo otro .." de ahi la gran fragmentacion doctrinal que existe hoy en dia.
Si Dios es uno solo y su Santo Espiritu nos guia a toda verdad, pues no sera mas que El mismo quien nos revelara su Palabra, por eso las escrituras nos dice " Escudriñad las Escrituras porque a vosotros os parece que en ellas teneis la vida eterna y ellas son las que dan testimonio de mi ", mientras no lleguemos a la estatura del Varon perfecto o sea " LA MADUREZ ESPIRITUAL " siempre estos temas seran motivo de analisis.
En 1Co 14:33 la escritura dice " Como en todas las iglesias de los Santos " cual es esta iglesia? porsupuesto que Su iglesia, la iglesia que sera levantada.
Ap 19:7-8 "..Y su esposa se ha preparado y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos"
Entonces vemos que su iglesia es la esposa, la elegida por el cordero.
Nuestro Señor Jesucristo es el esposo, el varon perfecto, la cabeza del cuerpo.
Entonces su iglesia es el cuerpo, la esposa, LA MUJER.
CUANDO DIOS HABLA DE LA MUJER SE REFIERE AL CONJUNTO A SU IGLESIA A SU ESPOSA;no necesariamente al sexo femenino.
en 1Ti 2:11 " La mujer aprenda en silencio, con toda sujeccion, porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio"
La mujer, la esposa debe callar, con toda sujeccion, cuando el esposo habla; se refiere a su iglesia ; cuando un Hijo de Dios habla la palabra , no es el , el que esta hablando porque a nadie le intereza lo que el hable, es la palabra, el verbo, Jesucristo mismo hablando a traves de ese instrumento, por eso la iglesia ,la mujer debe callar mientras el esposo habla. Asi que Dios es el que elige el instrumento a usar sea hombre o mujer, lo que el mira es consagracion.

Me gustaria seguir hablando, pero ya habra tiempo para ello no quiero extenderme mucho
Dios les Bendiga

F. Pico

pico
05-02-2003, 10:25
Dios les bendiga


En 1Co 14:33 la escritura dice " Como en todas las iglesias de los Santos " cual es esta iglesia? porsupuesto que Su iglesia, la iglesia que sera levantada.
Ap 19:7-8 "..Y su esposa se ha preparado y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos"
Entonces vemos que su iglesia es la esposa, la elegida por el cordero.
Nuestro Señor Jesucristo es el esposo, el varon perfecto, la cabeza del cuerpo.
Entonces su iglesia es el cuerpo, la esposa, LA MUJER.
CUANDO DIOS HABLA DE LA MUJER SE REFIERE AL CONJUNTO A SU IGLESIA A SU ESPOSA;no necesariamente al sexo femenino.
en 1Ti 2:11 " La mujer aprenda en silencio, con toda sujeccion, porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio"
La mujer, la esposa debe callar, con toda sujeccion, cuando el esposo habla; se refiere a su iglesia ; cuando un Hijo de Dios habla la palabra , no es el , el que esta hablando porque a nadie le intereza lo que el hable, es la palabra, el verbo, Jesucristo mismo hablando a traves de ese instrumento, por eso la iglesia ,la mujer debe callar mientras el esposo habla. Asi que Dios es el que elige el instrumento a usar sea hombre o mujer, lo que el mira es consagracion.

F. Pico

Elisa
05-02-2003, 11:42
Estimado Pico . Tocas un punto que yo he comprobado que hace que los hombres enmudezcan .

He dicho en varias oportunidades que ellos son ESPOSAS , MUJERES , NOVIAS , Y HASTA MADRES del Mesias . Pero se quedan mas mudos que un mudo , y casi ninguno toca el tema . Es el machismo .

Mar 3:35 Porque cualquiera que hiciere la voluntad de Dios, éste es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.

El ùnico hombre , visto a traves de las enseñanzas es Dios . La iglesia es femenina ,y debe callar en la congregaciòn , desde luego .

MORRISON
05-02-2003, 11:59
Originalmente enviado por: Elisa
Estimado Pico . Tocas un punto que yo he comprobado que hace que los hombres enmudezcan .

He dicho en varias oportunidades que ellos son ESPOSAS , MUJERES , NOVIAS , Y HASTA MADRES del Mesias . Pero se quedan mas mudos que un mudo , y casi ninguno toca el tema . Es el machismo .

Mar 3:35 Porque cualquiera que hiciere la voluntad de Dios, éste es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.

El ùnico hombre , visto a traves de las enseñanzas es Dios . La iglesia es femenina ,y debe callar en la congregaciòn , desde luego .

Buen punto, no se me habia ocurrido. Bendiciones Elisa.

Elisa
05-02-2003, 15:53
Originalmente enviado por: MORRISON
Buen punto, no se me habia ocurrido. Bendiciones Elisa.

Hermano Morrison .

Hay muchos errores asociados al falso concepto de lo que solemos llamar iglesia , congregaciòn , templo ,etc .

Cuando vemos al ser humano , como templo ,e iglesia , como el grupo de los llamados y limpiados por la sangre de Cristo , o su esposa , las cosas cambian dramaticamente .

SolaGratia
05-02-2003, 18:31
Yo creo que todos hemos visto o escuchado predicar a mujeres que desempeñan el cargo de “Pastoras y Reverendas” sin que nadie en la iglesia lo cuestione. ¿Acaso ahora podemos cambiar los principios bíblicos de la Escritura sobre el pastorado? ¿O será que necesitábamos más de 1.900 años para descubrir que las mujeres también tienen derecho al pastorado? ¿Acaso la historia no es importante? 1,900 años donde Dios ha edificado y mantenido en pie a su Iglesia a pesar de las tormentas donde los dones que Dios ha dado a su Pueblo para edificarlo han sido los hombres 1900 años!. ¿Pero que paso? Se volvieron a las fábulas, tan clara que es la Palabra “que la mujer calle en la congregación porque no le es permitido hablar..” Que lamentable que los gritos feministas ahoguen la Palabra junto con 1900 años donde esto no era tema de controversia porque la mujer aceptaba el papel de que Dios le habia dado, solo hasta este siglo lleno de confusiones e inventos teológicos, junto con los derechos feministas que lamentable, la palabra es blasfemada por mujeres insumisas que dicen ser cristianas pero que no aceptan la autoridad del esposo (Tito 2:5) con el engaño de que somos iguales. Que lamentable, pero ¿acaso no nos advierte las escrituras de lo que vemos hoy?

Saludos

MORRISON
05-02-2003, 20:04
"Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer ni la mujer sin el varón, porque, así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede de Dios." (1Co 11:11-12), aqui Pablo reconoce la igualdad y la reciprocidad de los sexos y aclara todo lo que habia dicho antes.

Despues en otra de sus epístolas reconoce que en Cristo los creyentes son iguales EN TODO: "Ya no hay Judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer, porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús." (Gl 3:28).

SolaGratia
05-02-2003, 20:42
"Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer ni la mujer sin el varón, porque, así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede de Dios." (1Co 11:11-12), aqui Pablo reconoce la igualdad y la reciprocidad de los sexos y aclara todo lo que habia dicho antes.


Delante de Dios somos iguales, si, la mujer es coherederas de la gracia (1 de Pedro 3:7) Lo que no quieren entender es que la mujer tienen una función muy honrosa delante de Dios, solo que esta función no es el estar en autoridad sobre el hombre, ni enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre sino estar en silencio (1 de Tim. 3:8) Malamente se cree HOY (no antes) que la mujer es inferior al hombre cuando NO es así. Honroso es para la mujer lo que Dios ha establecido para ellas que en un aporte que estoy preparando lo podrás ver respaldado con versículos, lo que no puede ser respaldado con versículos es lo de mujeres pastoras, esto solo puede ser respaldado por la razón y la buena voluntad aunque esto contradiga lo que Dios dice, y esto es desobediencia por bueno que sea o parezca. Dios ha estableció un orden que no es obedecido, El hombre es cabeza de la mujer en autoridad mas no en gracia para con Dios pues para nuestro Padre no hay favoritismos todos somos iguales (los cristianos) y aquí entre tus pasaje que citas. Una cosa es que todos sus hijos son amados por igual para con Dios y otra es que Dios mismo halla puesto un ORDEN y este orden no minimiza a la mujer como inferior al hombre, esto solo lo ves tu y los que creen así. Yo no se si eres casado pero por lo que veo no te importaría que en tu casa tu mujer sea la que lleve los pantalones pues si es así esto es una blasfemia solo hay que leer Tito 2:1 en adelante.
Morrison te entiendo, pero seria bueno que te esforzaras un poco mas y contestes a mis aportaciones analizando mis argumentos no ignorándolos.

Bendiciones
Malcom

Bart
05-02-2003, 20:59
Originalmente enviado por: SolaGratia
Yo creo que todos hemos visto o escuchado predicar a mujeres que desempeñan el cargo de “Pastoras y Reverendas” sin que nadie en la iglesia lo cuestione. ¿Acaso ahora podemos cambiar los principios bíblicos de la Escritura sobre el pastorado? ¿O será que necesitábamos más de 1.900 años para descubrir que las mujeres también tienen derecho al pastorado? ¿Acaso la historia no es importante? 1,900 años donde Dios ha edificado y mantenido en pie a su Iglesia a pesar de las tormentas donde los dones que Dios ha dado a su Pueblo para edificarlo han sido los hombres 1900 años!. ¿Pero que paso? Se volvieron a las fábulas, tan clara que es la Palabra “que la mujer calle en la congregación porque no le es permitido hablar..” Que lamentable que los gritos feministas ahoguen la Palabra junto con 1900 años donde esto no era tema de controversia porque la mujer aceptaba el papel de que Dios le habia dado, solo hasta este siglo lleno de confusiones e inventos teológicos, junto con los derechos feministas que lamentable, la palabra es blasfemada por mujeres insumisas que dicen ser cristianas pero que no aceptan la autoridad del esposo (Tito 2:5) con el engaño de que somos iguales. Que lamentable, pero ¿acaso no nos advierte las escrituras de lo que vemos hoy?

Saludos



http://www.elpais.es/articulo.html?d_date=20020710&xref=20020710elpepiopi_8&type=Tes&anchor=elpepiopi

Miércoles, 10 de julio de 2002

Cuando las mujeres eran sacerdotes

JUAN JOSÉ TAMAYO-ACOSTA

Juan José Tamayo-Acosta es director de la Cátedra de Teología y Ciencias de la Religión en la Universidad Carlos III de Madrid.

Durante los últimos meses han aparecido numerosos documentos y declaraciones de teólogos y teólogas, grupos de sacerdotes y religiosos, movimientos cristianos y organizaciones cívico-sociales, e incluso de obispos y cardenales de la Iglesia católica, pidiendo el acceso de las mujeres al sacerdocio. Todos ellos consideran la exclusión femenina del ministerio sacerdotal como una discriminación de género que es contraria a la actitud inclusiva de Jesús de Nazaret y del cristianismo primitivo, va en dirección opuesta a los movimientos de emancipación de la mujer y a las tendencias igualitarias en la sociedad, la política, la vida doméstica y la actividad laboral.

El alto magisterio eclesiástico responde negativamente a esa reivindicación, apoyándose en dos argumentos: uno teológico-bíblico y otro histórico, que pueden resumirse así: Cristo no llamó a ninguna mujer a formar parte del grupo de los apóstoles, y la tradición de la Iglesia ha sido fiel a esta exclusión, no ordenando sacerdotes a las mujeres a lo largo de los veinte siglos de historia del catolicismo. Esta práctica se interpreta como voluntad explícita de Cristo de conferir sólo a los varones, dentro de la comunidad cristiana, el triple poder sacerdotal de enseñar, santificar y gobernar. Sólo ellos, por su semejanza de sexo con Cristo, pueden representarlo y hacerlo presente en la eucaristía.

Estos argumentos vienen repitiéndose sin apenas cambios desde hace siglos y son expuestos en tres documentos de idéntico contenido, a los que apelan los obispos cada vez que los movimientos cristianos críticos se empeñan en reclamar el sacerdocio para las mujeres: la declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe Inter insigniores (15 de octubre de 1976) y dos cartas apostólicas de Juan Pablo II: Mulieris dignitatem (15 de agosto de 1988) y Ordinatio sacerdotalis. Sobre la ordenación sacerdotal reservada sólo a los hombres (22 de mayo de 1984). La más contundente de todas las declaraciones al respecto es esta última, que zanja la cuestión y cierra todas las puertas a cualquier cambio en el futuro: 'Declaro que la Iglesia no tiene en modo alguno facultad de conferir la ordenación sacerdotal a las mujeres, y que este dictamen debe ser considerado como definitivo por todos los fieles de la Iglesia'.

Es verdad que la historia no es pródiga en narrar casos de mujeres sacerdotes. Esto no debe extrañar, ya que ha sido escrita por varones, en su mayoría clérigos, y su tendencia ha sido a ocultar el protagonismo de las mujeres en la historia del cristianismo. 'Si las mujeres hubieran escrito los libros, estoy segura de que lo habrían hecho de otra manera, porque ellas saben que se les acusa en falso'. Esto escribía Cristina de Pisan, autora de La ciudad de las damas (1404). Sin embargo, importantes investigaciones históricas desmienten tan contundentes afirmaciones del magisterio, hasta invalidarlas y convertirlas en pura retórica al servicio de una institución patriarcal. Entre los estudios más relevantes al respecto cabe citar Mujeres en el altar, de Lavinia Byrne, religiosa expulsada de su congregación por publicar este libro; Cuando las mujeres eran sacerdotes, de Karen Jo Torjesen, catedrática de Estudios sobre la Mujer y la Religión en Claremont Graduate School, y los trabajos del historiador Giorgio Otranto, director del Instituto de Estudios Clásicos y Cristianos de la Universidad de Bari. En ellos se demuestra, mediante inscripciones en tumbas y mosaicos, cartas pontificias y otros textos, que las mujeres ejercieron el sacerdocio católico durante los 13 primeros siglos de la historia de la Iglesia. Veamos algunas de estas pruebas que quitan todo valor a los argumentos del magisterio eclesiástico.

Debajo del arco de una basílica romana aparece un fresco con cuatro mujeres. Dos de ellas son las santas Práxedes y Prudencia, a quienes está dedicada la iglesia. Otra es María, madre de Jesús de Nazaret. Sobre la cabeza de la cuarta hay una inscripción que dice: Theodora Episcopa (= Obispa). La 'a' de Theodora está raspada en el mosaico, no así la 'a' de Episcopa.

En el siglo pasado se descubrieron inscripciones que hablan a favor del ejercicio del sacerdocio de las mujeres en el cristianismo primitivo. En una tumba de Tropea (Calabria meridional, Italia) aparece la siguiente dedicatoria a 'Leta Presbytera', que data de mediados del siglo V: 'Consagrada a su buena fama, Leta Presbytera vivió cuarenta años, ocho meses y nueve días, y su esposo le erigió este sepulcro. La precedió en paz la víspera de los Idus de Marzo'. Otras inscripciones de los siglos VI y VII atestiguan igualmente la existencia de mujeres sacerdotes en Salone (Dalmacia) (presbytera, sacerdota), Hipona, diócesis africana de la que fue obispo san Agustín cerca de cuarenta años (presbiterissa), en las cercanías de Poitires (Francia) (presbyteria), en Tracia (presbytera, en griego), etcétera.

En un tratado sobre la virtud de la virginidad, del siglo IV, atribuido a san Atanasio, se afirma que las mujeres consagradas pueden celebrar juntas la fracción del pan sin la presencia de un sacerdote varón: 'La santas vírgenes pueden bendecir el pan tres veces con la señal de la cruz, pronunciar la acción de gracias y orar, pues el reino de los cielos no es ni masculino ni femenino. Todas las mujeres que fueron recibidas por el Señor alcanzaron la categoría de varones' (De virginitate, PG 28, col. 263).

En una carta del papa Gelasio I (492-496) dirigida a los obispos del sur de Italia el año 494 les dice que se ha enterado, para gran pesar suyo, de que los asuntos de la Iglesia han llegado a un estado tan bajo que se anima a las mujeres a oficiar en los sagrados altares y a participar en todas las actividades del sexo masculino al que ellas no pertenecen. Los propios obispos de esa región italiana habían concedido el sacramento del orden a mujeres, y éstas ejercían las funciones sacerdotales con normalidad.

Un sacerdote llamado Ambrosio pregunta a Atón, obispo de Vercelli, que vivió entre los siglos IX y X y era buen conocedor de las disposiciones conciliares antiguas, qué sentido había que dar a los términos presbytera y diaconisa, que aparecían en los cánones antiguos. Atón le responde que las mujeres también recibían los ministerios ad adjumentum virorum, y cita la carta de san Pablo a los Romanos, donde puede leerse: 'Os recomiendo a Febe, nuestra hermana y diaconisa en la Iglesia de Cencreas'. Fue el concilio de Laodicea, celebrado durante la segunda mitad del siglo IV, sigue diciendo en su contestación el obispo Aton, el que prohibió la ordenación sacerdotal de las mujeres. Por lo que se refiere al término presbytera, reconoce que en la Iglesia antigua también podía designar a la esposa del presbítero, pero él prefiere el significado de sacerdotisa ordenada que ejercía funciones de dirección, de enseñanza y de culto en la comunidad cristiana.

En contra de conceder la palabra a las mujeres se manifestaba el papa Honorio III (1216-1227) en una carta a los obispos de Burgos y Valencia, en la que les pedía que prohibieran hablar a las abadesas desde el púlpito, práctica habitual entonces. Éstas son sus palabras: 'Las mujeres no deben hablar porque sus labios llevan el estigma de Eva, cuyas palabras han sellado el destino del hombre'.

Estos y otros muchos testimonios que podría aportar son rechazados por el magisterio papal y episcopal y por la teología de él dependiente, alegando que carecen de rigor científico. Pero ¿quién es la teología y quiénes son el papa, los cardenales y los obispos para juzgar sobre el valor de las investigaciones históricas? La verdadera razón de su rechazo son los planteamientos patriarcales en que están instalados. El reconocimiento de la autenticidad de esos testimonios les llevaría a revisar sus concepciones androcéntricas y a abandonar sus prácticas misóginas. Y a eso no parecen estar dispuestos. Prefieren ejercer el poder autoritariamente y en solitario encerrados en la torre de su 'patriarquía', a ejercerlo democráticamente y compartirlo con las mujeres creyentes, que hoy son mayoría en la Iglesia católica y, sin embargo, carecen de presencia en sus órganos directivos y se ven condenadas a la invisibilidad y al silencio.

Mirna
05-02-2003, 21:04
Desde que entre al foro hace tiempo ya, se ha hablado del tema, hermanos la Palabra es clara ya no hay varon ni mujer somos uno en Cristo, y el Señor dice derramare mi espiritu sobre toda carne y nos llama hijas, ( supongo que habran leido estos textos del nuevo y antiguo Testamento, sino se los dejo de tarea), claro que podemos y de hecho ministramos a la congregacion.

Gracias a Dios El mira nuestro corazon dispuesto a servirle con amor y entrega no nuestro sexo.

Elisa como estas, segun veo las cosas por aca no cambian mucho.

En Cristo

Mirna
Pentecostal Chilena

Chon
05-02-2003, 23:16
Deberas quiziera estar de acuerdo con todos y mas con Maripaz y Elisa, pero no puedo (en este caso), porque tengo que serle fiel a quien me salvo, y el no me ha dicho que deba entender de otra manera lo que Pablo nos escribio inspirado por El Espiritu Santo. Ahora siento que la forma de expresarse de PICO es humilde y sensata, aunque el tambien piensa que la mujer pueda desempeñar el papel en cuestion, su postura es abierta a la voz de La PALABRA DE DIOS, y no que algunos cerramos nuestros oidos porque YA TENEMOS UNA CONCLUSION, de hecho su interpretacion de estos versiculos nos lleva a ver como debe comportarse la futura mujer de nuestro Señor Jesús, PIENSO entonces PORQUE NO DEBE IMITARSE esto por nuestras mujeres Castas y Santas pertenecientes a la Iglesia de Cristo.

Chon
05-02-2003, 23:33
Si entonces Cristo es el Hombre y calle la "Congregacion"...(ó Novia)... en la Congregacion,¿¿ PORQUE ? no tener esa conducta de sumision que es igual a humildad en nuestras hermanas y esposas ?.

Colosenses 3:18 Mujeres estar sujetas a vuestros maridos como conviene en el Señor

Efesios 5:22 Las casadas estén sujetas a sus propios esposos como al Señor,

Tito 2:5 a que sean prudentes y castas, a que sean buenas amas de casa, a que estén sujetas a sus propios maridos, para que la palabra de Dios no sea desacreditada.

1 Pedro 3:5 Porque así también se adornaban en tiempos antiguos aquellas santas mujeres que esperaban en Dios y estaban sujetas a sus propios maridos.

Maripaz
05-02-2003, 23:37
solicitaría a las damas de este epígrafe, Elisa y Mirna :beso: , que dejaran a los caballeros defender la postura bíblica ante los argumentos machistas y basados en tradiciones de hombres.


Dejen que los hombres que conocen las Escrituras y han estudiado historia y sociología, les den a los "machos" las evidencias.


Así, nunca seremos culpadas de feministas ;).yo al menos no lo soy, y SE MUY BIEN QUIEN SOY EN CRISTO, y eso, no lo podrá cambiar nadie, por lo tanto, este tipo de debates es una pérdida total de tiempo que podemos pasar junto al Señor , preparando los mensajes y estudios que compartiremos en nuestras congregaciones. ;)

Chon
05-02-2003, 23:51
¿Porque una Mujer debe conformarce con eso de ser Ama de Casa?, GUUUACALA...

El MUNDO trata mejor a las mujeres que las Iglesias, afuera el Mundo ofrece una OPORTUNIDAD DE REALIZACION PLENA DE LA MUJER, y la Iglesia, hummm solamente Amas de Casa que crien hijos,y ser compañeras de un hombre, @$#+#& QUE ABSURDO !!!

Que cosa tan degradante, la mujer no debio ser creada para eso, hasta la serpiente le ofrecio algo mejor, "SERAS IGUALITA A DIOS" no te conformes con ser solo la ayuda idonea. REVELATEEEE !!!

Maripaz
05-02-2003, 23:56
Originalmente enviado por: Chon
[SIZE=4]¿Porque una Mujer debe conformarce con eso de ser Ama de Casa?, GUUUACALA...

El MUNDO trata mejor a las mujeres que las Iglesias, afuera el Mundo ofrece una OPORTUNIDAD DE REALIZACION PLENA DE LA MUJER, y la Iglesia, hummm solamente Amas de Casa que crien hijos,y ser compañeras de un hombre, @$#+#& QUE ABSURDO !!!

Que cosa tan degradante, la mujer no debio ser creada para eso, hasta la serpiente le ofrecio algo mejor, "SERAS IGUALITA A DIOS" no te conformes con ser solo la ayuda idonea. REVELATEEEE !!![SIZE]



Que comentario tan denigrante y vergonzoso :(


Realmente de muy mal gusto, aunque nos evidencia quien es Chon

MORRISON
05-02-2003, 23:57
¡Exelente aporte Bart! :sfuego: :srosa: :srojo: :sazul:

Que responderan a eso los machi... ¡perdon! los hermanos que dicen que las mujeres no pueden ser presbiteros (ancianos), ellos solo sacan textos de Pablo mal interpretados, pero, ¿porque no pueden encontrar documentos historicos de que antes del siglo X de que las mujeres no tenian autoridad?, muy simple porque no los hay, ¿dice eso la Didaké? ¡NO!, ¿lo dijeron los discipulos de los apostoles: Clemente de Roma, Policarpo, Ignacio de Antioquia, o lo dijo Ireneo de Lyon?, a ver muestrenme que ellos dijeron eso, o Agustín de Hipona o Ambrosio de Milan, demuestren que no son solo tradiciones machistas lo que ustedes dicen.

Bart
05-02-2003, 23:59
http://estudios.iglesia.net/asp/ellugardelamujeren.asp

http://www.geocities.com/gamanel/


EL LUGAR DE LA MUJER EN LA IGLESIA DE CRISTO


Por Frank Viola

Carta abierta a las hermanas

Querida hermana:

Gracias por tu hermosa carta.

Me has hecho una excelente pregunta. Quieres saber mi punto de vista acerca del papel que juega la mujer en la iglesia en las casas y cómo yo entiendo los pasajes bíblicos que parecen restringir su funcionamiento.

Esta pregunta me ha sido hecha en incontables ocasiones, tantas, que ya he perdido la cuenta. He dado vueltas a este tema al que dediqué dos párrafos en mi libro “Rehaciendo el Odre”. Pero nunca me he enfrentado al tema en verdadero detalle.

Parte de la razón de no haber escrito sobre el tema, es mi falta de tiempo. No pretendo estar más ocupado de lo que ustedes lo están, pero la verdad es que no me queda mucho tiempo para escribir. Existen un gran número de asuntos sobre los que me he sentido impulsado a escribir que se han tomado mi ya limitado tiempo. Pero hay otra razón. Yo no tengo un gran interés en agregar más ruido a una mal parada pelea que ha corrido por todo el movimiento de la iglesia organizada.

Por otro lado, no dejo de encontrarme con mujeres maniatadas espiritualmente por lo que yo considero una lamentablemente pobre interpretación de ciertos textos bíblicos. Así pues, pienso que ya es tiempo para que yo camine por este peligroso campo de minas. Y estoy preparado para que mis oídos sean torturados por sus escritos, críticas y el rechinar de dientes que serán generados por mi respuesta.

Así pues, que esta carta deje solucionada esta eterna controversia.

Aquí, querida hermana, está la contestación a tu pregunta.

Esta es la última palabra en el asunto.

De acuerdo a Pablo, bajo ninguna condición ni circunstancia, una mujer puede hablar en una reunión de la iglesia. Ella no puede, nunca, jamás, bajo cualquier situación, decir una palabra en la iglesia. Ella tiene, sin excepción, que mantenerse absoluta y totalmente, en completo silencio.

A no ser que...

...tenga su cabeza cubierta!

¿Estamos claros ahora?

Espero que se estén riendo, pues estoy bromeando. No obstante, también estaba tratando de marcar un punto. La realidad es que parece que Pablo se está contradiciendo en el asunto. Los llamados “pasajes limitantes” son sumamente difíciles de interpretar. Dada su oscuridad, nadie puede ser dogmático acerca de lo que Pablo realmente quiere decir cuando los escribió. Debido a esto, cada interpretación que se le haya dado a estos textos va a tener sus fallas. Y totalmente avergonzado debo admitir que esto también aplica a la interpretación que yo le dé.

En beneficio de aquellos que estén leyendo esta carta, los “pasajes limitantes” son aquellos textos que parecen poner alguna restricción al ministerio de la mujer en la iglesia. Sorprendentemente, solamente hay dos en el Nuevo Testamento. Estos dos pasajes son:

1 Corintios 14

34 Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley dice.
35 Y si quieren aprender alguna cosa, pregunten en casa á sus maridos; porque deshonesta cosa es hablar una mujer en la congregación.

1 Timoteo 2
11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción.
12 Porque no permito á la mujer enseñar, ni tomar autoridad sobre el hombre, sino estar en silencio.
13 Porque Adán fué formado el primero, después Eva;
14 Y Adán no fué engañado, sino la mujer, siendo seducida, vino á ser envuelta en trasgresión:

Antes de compartir mi entendimiento sobre estos dos pasajes, permítanme explicarles cómo llegué a él.

El poder del Nuevo Testamento

Hace mucho tiempo, aprendí una invaluable lección: El Nuevo Testamento no puede ser entregado como un manual de doctrinas fragmentadas y enseñanzas aisladas. El Nuevo Testamento, es una sola entidad. Esencialmente es una historia. Lo que está escrito en las cartas de Pablo y otros, es parte de esa historia.

La historia contiene un mensaje que es consistente. Es el mensaje del Nuevo Pacto. Este pacto no es un mejoramiento del Antiguo Pacto. Contrario al común malentendido, no incluye un nuevo juego de reglas para remplazar al antiguo juego.

El Antiguo Pacto contenía un juego de reglas por las que los hombres y las mujeres tenían que vivir. También marcó una clara distinción entre gentes que gozaban privilegios especiales sobre otros. Algunos eran considerados dignos de ser el pueblo de Dios (Judíos). Otros no (Gentiles). Entre los considerados dignos, algunos tenían el honor de estar más cerca de Dios (los sacerdotes). Otros no (el pueblo). A algunos se les otorgaba funciones ministeriales especiales (el sumo sacerdote y los sacerdotes). A otros se les daba una participación más pequeña en el templo (los levitas). Y también había otros que no tenían función alguna (la congregación).

Cuando Jesucristo vino, las cosas cambiaron radicalmente. Nuestro Señor inauguró el Nuevo Pacto dejando obsoleto el Antiguo. El Nuevo Pacto, se deshizo de las reglas, se deshizo de las instituciones terrenales, abolió las diferentes clases de personas que poseían privilegios especiales.

Bajo el Nuevo Pacto, la Ley de Dios había sido escrita en el corazón de los hombres por la Persona del Espíritu Santo. El Espíritu había venido a habitar en todos aquellos que nombraban al Salvador - incluidos hombres y mujeres. Incluyendo al judío y al gentil. Incluyendo esclavos y libres.

Todas las distinciones anteriores quedaban abolidas por el Nuevo Pacto. Todas las clases ministeriales, abolidas. Pues el poseer el espíritu significaba tener acceso a Dios - sin exclusión de nadie.

Pero lo que es más, poseer el Espíritu significa ser garantizados el privilegio de poder ministrar en la casa de Dios. Como Joel profetizó…

Joel 2
28 Y será que después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros viejos soñarán sueños, y vuestros mancebos verán visiones.
29 Y aun también sobre los siervos y sobre las siervas derramaré mi Espíritu en aquellos días.

En Gálatas encontramos una inalterable realidad del Nuevo Pacto:

Gálatas 3
28 No hay Judío, ni Griego; no hay siervo, ni libre; no hay varón, ni hembra: porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

Este pasaje resume el entendimiento de Pablo sobre el efecto del Evangelio en cosas culturales como el racismo, la esclavitud y la opresión de los sexos. Este pasaje no está restringido a la “salvación”; contiene implicaciones sociales para todos. El Nuevo Pacto borra toda distinción social y clasista. Y nos ha preparado a todos para recibir el Espíritu y servir como sacerdotes en la casa de Dios. Esto incluye a las mujeres.

Dicho esto, cualquiera sea el significado de los “pasajes limitantes”, de ninguna manera, estos, pueden echar por tierra al Nuevo Pacto. Tampoco pueden contradecir la fuerza del Nuevo Testamento. Por tanto, la idea de que la mujer está excluida de hablar en la casa de Dios, es una catastrófica violación al Nuevo Pacto. Un pacto que se ha deshecho de las antiguas distinciones y tratos del hombre y la mujer, convirtiéndolos en copartícipes del sacerdocio en el reino de Dios.

El Intérprete Invisible

Otra lección que yo aprendí en mi viaje espiritual, tiene que ver con la realidad del Espíritu Santo. Soy un firme creyente de la intuitiva naturaleza del Espíritu Santo en la vida del creyente. También mantengo firmemente la naturaleza orgánica del Cuerpo de Cristo (cuando es sacado del sistema institucional).

El hecho de habitar el Espíritu en el creyente, otorga a éste el divino instinto e impulso, siendo éstos tan reales como sus sentidos físicos. Puesto que ambos nacen de la inspiración divina, el liderazgo del Espíritu nunca estará en contra de la Escritura. Tampoco la Escritura irá en contra de los instintos del Espíritu.

Dicho esto, en un nivel puramente subjetivo, todos mis instintos espirituales me dicen que Dios quiere que la mujer funcione en la reunión de la iglesia.

He estado en reuniones en las que la mujer está amordazada. Tenían prohibido pronunciar palabra alguna; solamente los hombres podían hablar. Cuando me senté en medio de estas reuniones, todo mi ser, intuitivamente, sabía que era una situación equivocada. Había algo vergonzosamente artificial en todo ello. Especialmente cuando había mujeres en la misma habitación cuya vida espiritual era mucho más rica que la mayoría de los hombres. Pero, simplemente por ser mujeres, se les tenía prohibido hablar.

Esta práctica, en mi mente, viola un importante principio espiritual: Todo en la casa del Señor está gobernado por “la medida de Cristo” (Efesios 4:13). Pero esas reuniones estaban gobernadas por restricciones externas que traían como consecuencia limitaciones espirituales. Cuando a la mujer, que tiene mucho que ofrecer en la forma de suministro espiritual, le es limitada su facultad de hablar en la reunión, la iglesia sufre por ello.

A continuación listaré la clara impresión que he tenido de esas reuniones cuando he observado el moverse de los hombres en tanto las hermanas calladamente observaban como espectadores:

La mitad del sacerdocio de Dios era sofocado y acallado.
Las hermanas eran acalladas, simplemente porque los hermanos habían intelectualmente interpretado la Biblia en el que solamente ellos podían hablar.

Los hermanos y hermanas eran leales a su interpretación de la Biblia. Pero tengo que preguntarme si estaban deliberadamente ignorando lo que sus instintos espirituales les decían acerca del resultante fruto de esta interpretación.

Esta reunión abiertamente carecía de riqueza espiritual. Me recordaba el llamado “mundo real” de la película Matriz - frío, descolorido y sin sabor alguno.

El callar a las hermanas es una buena receta para producir reuniones sin vida.

Repito, esto es mi propio análisis. Otra persona podrá tener una apreciación diferente.

Al salir de esa experiencia, tengo que hacerme esta pregunta: ¿Cuál es el claro mensaje que se envía al silenciar a las hermanas en las reuniones de la iglesia?

Supongamos que Dios hubiera sido el origen de esta idea, ¿cuál sería el mensaje que Él estaría enviando con este mandato?

La respuesta sería sorprendente y alarmante. El innegable mensaje es, que el hombre no puede aprender nada de la mujer. Ni que el hombre puede ser ministrado espiritualmente por una mujer.

Por un momento, ponderen estas conclusiones.

Si cada hermano fuera honesto consigo mismo, estaría forzado a admitir que ese pensamiento es absurdo. Como de igual forma sería una falsa aceptación de la vida real. Mi propia observación sobre aquellos que tienen la idea de que la mujer tiene que estar silenciosa en las reuniones “porque la Biblia así lo dice” están haciendo algo que no es real. Lo que quiero decir es que cualquier hombre, en su propio juicio, suponiendo que tiene un nivel intelectual normal, no puede decir que no puede aprender cosas espirituales de una mujer. Esta creencia escapa los límites de lo creíble.

En mi propia experiencia, algunos de los más maravillosos entendimientos compartidos en una reunión de la iglesia, salen de los labios de las mujeres. Sus contribuciones han sido profundamente ricas y significativas. Por tanto, objeto que la práctica de silenciarlas en una reunión es una imposición y no una expresión neutral de autenticidad en la vida del Cuerpo. Al menos eso es lo que a mí me parece.

¿Qué ocurriría si...?

Imaginen por un momento que esos dos “textos limitantes” no aparecieran en el Nuevo Testamento. ¿Cómo sería la práctica en esas iglesias en las casas que no permiten hablar a las mujeres en sus reuniones? ¿Qué es lo que las mujeres prefieren hacer?

Tal pregunta tan aguda... si pudiera ser contestada... sería profundamente significativa. Si el grupo permitiera hablar a las hermanas en las reuniones, entonces nos tendríamos que preguntar si la práctica de silenciarlas contradice la forma natural de vida del Espíritu.

A mi parecer, sí lo hace.

Es interesante notar que algunos de los hombres que mantienen la doctrina de la “mujer silente” me han admitido que ellos se sienten turbados y no saben por qué Dios pide tal cosa. Algunos de ellos han, altamente, elogiado la contribución que sus esposas han hecho en sus vidas espirituales... solamente para expresar confusión del por qué ellas no pueden compartir sus ideas públicamente en las reuniones.

Yo aplaudo a esos hombres su deseo de ser fieles a su entendimiento de la Escritura. Pero les desafío a que investiguen en la exactitud de su entendimiento en ambos terrenos, el espiritual y el bíblico. Y les pediría que re-examinaran su interpretación basada en estas profundas observaciones.

(Estoy perfectamente consciente que existen hombres que son chauvinistas, observadores de la jerarquía, patriarcales, sexistas, legalistas que han estado oprimiendo a las mujeres todas sus vidas. Estos seres confundidos están dispuestos a aferrarse a cualquier verso de la Biblia que puedan retorcer, para apalear a las mujeres. Son lo suficiente inteligentes para elaborar sus propias ideas contra las mujeres, basados en versos bíblicos; y acusarán a cualquiera que defienda a las mujeres hablando en la iglesia como persiguiendo una herejía moderna. Pero no me estoy dirigiendo a ellos en esta carta).

Por otro lado, he estado en muchas reuniones donde las mujeres comparten y funcionan con los hombres presentes. En todas las iglesias con las que trabajo, así lo hacen. Es innegable el inmenso beneficio espiritual para ambos, hermanos y hermanas, que asisten a esas reuniones. Y lo que es más, el espíritu de cada uno de los asistentes está seguro de que es adecuado y necesario el funcionar y compartir a Cristo de esas mujeres. Las marcas de la presencia del Espíritu - “vida y paz” - están incuestionablemente presentes (Romanos 8:6).

En este contexto, en cada expresión orgánica de la iglesia de las que estoy consciente, las hermanas funcionan en la reunión de igual forma que lo hacen los hermanos. (Esto ha sido cierto en mi propia experiencia de asistir a las reuniones en las casas desde que empecé alrededor del año 1980). En mi entendimiento, es solamente cuando nos exponemos a esos “pasajes limitantes” y adoptamos cierta interpretación sobre ellos, cuando las cosas empiezan a cambiar. De libertad se revierten en opresión. Esto nunca ha sido la marca de Dios; puesto que... “donde está el Espíritu del Señor hay libertad” (2 Corintios 3:17)
Ahora bien, antes de que algún lector de esta carta corte los párrafos anteriores fuera de contexto y me ponga el título de “subjetivo espiritual”...
…y antes de ser acusado de exaltar mis marcas subjetivas acerca de las Escrituras (lo cual alguien eventualmente hará)...
…Permítanme repetir lo que dije al principio. La Escritura y el testigo interno del Espíritu siempre van de la mano. En consecuencia, si nuestra interpretación de la Biblia choca violentamente con lo que nuestro interior nos dice, (Estoy hablando del espíritu humano habitado por el Espíritu de Dios, no las emociones)... y si este absolutamente niega lo que es prácticamente real en nuestras vidas (por ejemplo, que podemos aprender cosas espirituales de las mujeres), este hecho tiene que forzarnos a seriamente reexaminar nuestra interpretación de ciertos pasajes bíblicos.

He dicho esto para marcar un punto muy simple: La interpretación de los “pasajes limitantes” refleja perfectamente lo que mi espíritu me dice lo que es cierto, debido, natural y naturalmente viable en una reunión de iglesia. De igualmente dibuja perfectamente esas expresiones orgánicas de la iglesia en la que yo estoy familiarizado. Así pues, en un plano espiritual, práctico e intelectual, me siento muy tranquilo con este pensamiento.

Me gustaría sugerir a cualquiera que quiera evaluar y mejorar su forma de pensar en este asunto, que ponga en consideración el elemento llevado a estos tres planos - el espiritual, el práctico y el intelectual. El no considerar uno de ellos, fácilmente puede llevarnos a ver una distorsionada perspectiva.

Dicho de otra manera, la cultura del estilo de la iglesia del primer siglo impide cualquiera otra interpretación de los “pasajes limitantes” que excluye a la mujer de hablar en las reuniones públicas.

¿Qué podemos apreciar desde un plano general?

Antes de acercarnos a los “pasajes limitantes” una primera pregunta debe ser contestada: “¿Qué es la enseñanza general que encontramos en el Nuevo Testamento acerca del rol de la mujer en la iglesia?” “¿Cuál es la enseñanza general acerca de la mujer y el ministerio?”

Encontrarás que es perfectamente consistente con los principios generales del Nuevo Pacto.

He aquí un listado cronológico de la mujer en el ministerio. Y como no tengo una concordancia delante de mí, hago esto desde algo menos que mi inspirada memoria, por tanto no es exhaustivo.

· Isabel y María (no Zacarías y José) son las primeras en recibir el mensaje de la venida de Cristo. Son honradas y benditas por los ángeles. Y son las primeras en cantar y profetizar acerca del niño Jesús.
· La profetisa Ana recibe una mención honorable como una que habló del Mesías a aquellos que le estaban esperando (Lucas 2:36-38)
· Durante el principio del ministerio de Cristo, un grupo de escritores del Evangelio llaman “las mujeres” de igual forma que hablan de “los doce” (Lucas 8:1-3; 23:49, 55; 24:24). De hecho, los doce discípulos eran un grupo bastante penoso si es comparado con los discípulos femeninos del Señor. En el momento de su detención, ellos huyeron, pero ellas fueron las que acompañaron al Señor en sus últimas horas. Siendo la tortura algo contrario al ser femenino, ellas vieron cómo el Señor era crucificado. Ellas le acompañaron al sepulcro y le velaron, siendo las primeras que le vieron en el momento de su resurrección. Y fueron las mujeres a las que Él confió el privilegio de portar la nueva de su resurrección al resto de sus hermanos.
· Ambos, los doce y “las mujeres” eran parte de los 120 que esperaron la venida del Espíritu Santo en el día de Pentecostés (Hechos 1:14). Las mujeres, con los hombres, hablaron en lenguas, declarando las “grandes obras de Dios” (Hechos 2:1-11).
· El Espíritu Santo fue derramando por igual sobre los hombres y las mujeres... el resultados fue que “vuestras hijas profetizarán” (Hechos 2:17-18)
· En Cristo, son derribadas todas las barreras terrenales. En Gálatas 3:28 claramente dice “No hay Judío, ni Griego; no hay siervo, ni libre; no hay varón, ni hembra: porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.” Por tanto las mujeres no son ciudadanos de segunda categoría en la iglesia de Dios.
· Priscila y su esposo Aquila enseñaron a Apolo... Hechos 18:26 “...y le declararon más particularmente el camino de Dios.” Es de notar de las seis veces que Priscila y Aquila son mencionados en el Nuevo Testamento, cuatro el nombre de Priscila es mencionado primero (Hechos 18:18, 26; Romanos 16:3; 2Timoteo 4:19) Esta forma de escribir en aquel tiempo, indicaba que Priscila era más prominente, espiritualmente. De igual manera, el hecho de que su nombre aparezca primero, cuando ella y su esposo instruían a Apolo, indica que ella era quien lideraba la enseñanza.
· Felipe, el evangelista, tenía cuatro hijas que eran profetisas ( Hechos 21:9). Esto significa que profetizaban. (Notemos que la profecía del siglo primero, siempre se hacía en y entre la iglesia. Piensen sobre esto: si una mujer está profetizando con el Espíritu de Dios, revelando a Jesucristo, ¿por qué razón los hombres no pueden escucharla?)
· En 1 Corintios 11:4-5, Pablo dice que la mujer puede orar y profetizar cuando la iglesia se reúne (1 Corintios 11:1-34). El contexto marca claramente que Pablo se está refiriendo a las reuniones públicas en las que se encuentran reunidos los hombres y las mujeres.
· Cuando Pablo escribió su carta a Roma, desde Corinto, él honra a las siguientes mujeres por su servicio en la iglesia: Febe, Priscila, María, Trifena y a Trifosa, Pérsida, Julia y a la hermana de Nereo. En este capítulo, Pablo lista el doble de hombres que de mujeres, pero alaba a más del doble de mujeres que de hombres.
· En Romanos 16:7 Pablo menciona a Junia como un “apóstol insigne”. Junia es claramente un nombre femenino.
· En Filipenses 4:2-3, Pablo hace una mención especial de Evodia y Síntique, quienes le ayudaron en su trabajo. Significativamente, la iglesia en Filipos comenzó con mujeres y se reunían en la casa de una mujer (Hechos 16:13). Punto importante de notar, las mujeres eran una considerable mayoría en la iglesia de Filipos.
· Pablo recuerda a Tito que las mujeres de más edad deben ser “maestras de honestidad”. Ellas deben ser, a la vez, maestras de las jóvenes (Tito 2:3-5).
· Pablo alaba a la madre y abuela de Timoteo. Hay una buena razón para inferir que ellas le enseñaron las Sagradas Escrituras desde su niñez (2 Timoteo 1:5 con 3:15).

Claramente, las mujeres estaban activamente involucradas en el ministerio de la iglesia del siglo primero. Puesto que habían recibido al Espíritu, ellas formaban parte del sacerdocio de creyentes al igual que los hombres. Las encontramos profetizando públicamente. Orando públicamente. Enseñando públicamente. También las encontramos trabajando codo con codo en la obra de Pablo. Lo que es más, Pablo llama a esas mujeres “compañeras de trabajo” en su obra, un término que aplica de igual forma a sus colaboradores hombres.

Algunos han interpretado que los “pasajes limitantes” quieren decir que, de hecho, las mujeres deben ser excluidas de compartir en una reunión donde los hombres están presentes. Pero esta conclusión choca de frente contra todo el amplio espectro de los principios del Nuevo Testamento. Por esta razón, los que abogan por el “silencio total de la mujer” están obligados a danzar bajo sones ajenos a las Escrituras, para poder distinguir entre el “compartir” (cuando sólo las hermanas están presentes) y “enseñar” (cuando los hombres están presentes). Pero esto es una pura invención; y es totalmente disonante con las actuales prácticas de Pablo.

No existe evidencia alguna de que Pablo y sus seguidores excluyeran a alguien del ministerio por causas del sexo. Pablo felizmente trabajó al lado de mujeres como Priscila, Evodia y Síntique sin mucha preocupación acerca del divino orden de la inferioridad femenina. Y lo que es más, no existe analogía alguna referente a la idea del “silencio de la mujer cuando el hombre está presente” en ninguna de sus cartas. De hecho, ambos, la vida y las cartas de Pablo son consistentes con el sentimiento revolucionario que transmite en Gálatas 3:28.

La verdad de esto es que los “pasajes limitantes” son, en verdad, muy oscuros.

Cualquiera que afirme que son claros y directos, está viviendo en una niebla de presunción e ingenuidad académica. De hecho, tal afirmación refleja un oscuro rechazo a textos como:

Hechos 2
17 Y será en los postreros días, dice Dios, derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; y vuestros jóvenes verán visiones, y vuestros viejos soñarán sueños.

Gálatas 3
28 No hay aquí judío, ni griego; no hay siervo, ni libre; no hay macho, ni hembra: porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.

1 Corintios 11
5 Mas toda mujer que ora o profetiza no cubierta su cabeza, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado.

1 Corintios 14
26 ¿Qué hay pues, hermanos? Cuando os juntáis, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación; hágase todo para edificación.

1 Corintios 14
31 Porque podéis todos profetizar uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados.

Busque en cualquier comentario, lea lo que dice sobre los “pasajes limitantes” y encontrarás que, debido a la ambigüedad del lenguaje, hay formas diferentes de interpretar esos pasajes. El hecho de que eruditos de la Biblia estén en desacuerdo sobre la forma de traducir las palabras utilizadas por Pablo, demuestra la dificultad de traducir exactamente su significado.

Es mi opinión que nosotros, siempre, tenemos que interpretar lo oscuro utilizando lo claro y nunca interpretar lo claro con lo oscuro. Cuando nosotros interpretamos el claro y consistente empeño de la Escritura por medio de uno o dos oscuros pasajes, hacemos pedazos el corazón del mensaje bíblico; que más tarde nos obliga a tener que llevar a cabo toda una serie de gimnasia exegética con objeto de lograr que (muchos) pasajes claros, se ajusten a esos (pocos) textos oscuros. Por tanto, cuando un pasaje oscuro parece estar en contra de lo que es el claro mensaje de la Escritura, tenemos entonces que mirar, con mucho cuidado, el verdadero contexto del mismo.

¿Qué clase de “silencio” es este?

Pongamos atención al contexto... histórico, social, local y espiritual... es el todo, cuando queremos interpretar acertadamente un pasaje de la Escritura. Así pues veamos el contexto local del primer “pasaje limitante”.

1 Corintios 14:29 - 35
Asimismo, los profetas hablen dos o tres, y los demás juzguen. Y si a otro que estuviere sentado, fuere revelado, CALLE el primero. Porque podéis todos profetizar uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados. Y los espíritus de los que profetizaren, son sujetos a los profetas; (porque Dios no es Dios de desorden, sino de paz) como en todas las iglesias de los santos. (Vuestras) mujeres CALLEN en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren APRENDER alguna cosa, pregunten en casa a sus maridos; porque deshonesta cosa es hablar las mujeres en la congregación.

Aquí encontramos varias cosas para ser tomadas en consideración.

En primer lugar, Pablo, con anterioridad en su carta, ya había alentado a las mujeres a orar y profetizar (1 Corintios 11:5).

En segundo lugar Pablo, en el capítulo 14, exhorta a toda la iglesia a funcionar diciendo en el verso 31 “Porque podéis todos profetizar uno por uno, ” y en el verso 26 “cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación; hágase todo para edificación.” (Es ridículo excluir a las mujeres de estas dos exhortaciones. Sería igual a decir que la iglesia no incluye a las mujeres y el Nuevo Testamento está escrito para los hombres.)

Por tanto, para Pablo decir de repente que la mujer no puede hablar, nunca, en la reunión de la iglesia, es equivalente a contradecirse en el corto espacio de unas pocas palabras.

Sin embargo, si ponemos atención al contexto, se resuelve esta aparente discrepancia.

Si damos vuelta a 1 Corintios 14, aparece el siguiente cuadro: Las reuniones de la iglesia de Corinto, se llevaban a cabo en un completo caos. Muchos hablaban en diferentes lenguas a la vez sin nadie que interpretara lo que se decía. Otros profetizaban a la vez y lo que decían requería de una cierta evaluación. Desgraciadamente, pocos lo hacían.

Tengan presente que algunos en la iglesia dudaban de la resurrección (1 Corintios 15). Otros pensaban que era aceptable visitar prostitutas y cometer incesto. En sus mentes, como esto lo hacían con sus cuerpos y no con su espíritu, eran actividades inocentes (1 Corintios 5 - 6)

Además de todas estas cosas, las mujeres interrumpían haciendo preguntas. Su motivación era aprender. Pero con ello agregaban más distracción a la ya de por sí enredada reunión.

En el mundo antiguo, era muy común interrumpir al que hablaba por el que escuchaba, por medio de preguntas. Pero era considerado de mal gusto si el que preguntaba reflejaba ignorancia. Tenemos que hacer notar que la mujer del siglo primero, tanto judía como gentil, tenían escasa o ninguna educación. Las excepciones eran muy raras.

Las mujeres estaban entrenadas para ser principalmente dueñas de casa. Por tanto, el que una mujer interrogara a un hombre en público era considerado bochornoso en el mundo greco - romano. Puesto que, en esta cultura greco - romana, cuando una mujer interrumpía a un hombre con preguntas, la sociedad sentía que los hombres eran interrogados por personas socialmente inferiores y, en consecuencia, esto era considerado vergonzoso.

En 1 Corintios 14, Pablo trata este tremendo desorden. En primer lugar se enfrenta al abuso y mal uso de las lenguas y da guías para su uso debido (1 Corintios 14:1 - 28). Luego él cambia su foco de atención al tema de dar y evaluar las palabras proféticas. (1 Corintios 14:29 - 34).

Así pues, comenzando en 1 Corintios 14:29, Pablo cambia su foco de atención hacia los profetas y su trabajo en la iglesia. Les dice que cuando los santos profetizan, estos no deben hacerlo a la vez, sino de dos o tres. Luego deben hacer una pausa para que la iglesia “pase juicio” a lo que fue dicho.

El pasar juicio - discriminar - envuelve la acción de hacer preguntas a los profetas. Traía consigo el inquirir y probarles para aprender lo que querían decir. Y también ver si era válido o no. (Esta era la forma común de aprender, tanto para judíos como para gentiles, en el escenario de enseñanza de la época).

Es dentro de este mismo contexto cuando Pablo cambia el foco hacia las hermanas y les dice que no deben participar en esta manera de intercambio de hacer preguntas. Que si no entienden una palabra profética o tienen preguntas sobre lo que se ha dicho, deben hacer estas preguntas a sus maridos, en casa. Su enseñanza debe ocurrir en la casa, no en la reunión. La reunión no está diseñada para contestar preguntas.

Con esto en mente, leamos de nuevo este pasaje:

Y si quieren APRENDER alguna cosa, pregunten en casa a sus maridos; porque deshonesta cosa es HABLAR las mujeres en la congregación.

Noten la innegable conexión entre “aprender” y “hablar”. Así pues, la única clase de habla que Pablo restringe en este pasaje, es el de hacer preguntas. Ambas, tanto preguntas de apertura como las basadas en la ignorancia.

Por tanto, la petición de Pablo a las mujeres de guardar silencio no tiene un sentido absoluto. Es una corrección al problema en específico. Esto es lo que extraemos del contexto. En lugar de clamar públicamente por explicaciones, las mujeres deben aprender de sus maridos en la casa. No obstante, cuando se refiere a hablar en la reunión para la edificación de la iglesia, les pide a todos que hablen con libertad (1 Corintios 11:5; 14:26, 31).

Además de esto, Pablo siente que los hermanos son los que deben conducir el asunto de cuestionar las palabras de profecía y las enseñanzas. Al hacer esto se evita que, dadas las costumbres sociales de la época, las hermanas se encuentren en la incómoda posición de corregir a un hombre en la reunión. Pablo les recuerda que hasta la ley de Dios les exime de ejercitar este tipo de autoridad. (v. 34)

Además Pablo continúa diciendo que esta costumbre no es única en Corinto, sino que es una práctica común en las iglesias. Luego pasa a comentar con ironía para reprenderlas por su inclinación a apartarse de la tradición apostólica y arrogantemente pavimentar su propia forma o camino para todas sus cosas. (v. 36)

Para reforzar el caso, la palabra griega por “silencio” es “sigao”. Significa el detenerse por un momento. La palabra tiene el sentido de quedarse callado mientras uno escucha lo que el otro tiene que decir. Pablo utiliza la misma palabra en dos otras ocasiones en el capítulo 14.

Dice primero que la persona que habla en lengua debe mantenerse en silencio (sigao) si no hay intérprete (v.28). ¿Acaso esto quiere decir que la persona que habla en lenguas debe permanecer siempre en silencio? Por supuesto que no.

Pablo utiliza la misma palabra, de nuevo, cuando una persona interrumpe a alguien que está profetizando; la primera persona debe mantenerse el silencio (sigao) cuando la otra quiere introducir su palabra (v. 30). ¿Quiere decir esto que la persona que profetiza no debe seguir hablando después que es interrumpido? ¡Desde luego que no!

De igual manera, cuando una hermana tiene una pregunta en la reunión, debe mantenerse callada (sigao). Es decir debe contenerse (v. 29 - 34). ¿Quiere esto decir que las hermanas no deben nunca hablar en la reunión? ¡Por supuesto que no!

Una vez más, el silencio sobre el que se habla en 1 Corintios 14 no indica que la mujer no pueda hablar en la reunión. Tal idea refleja simplemente un problema cultural al mal-leer a Pablo. Y de igual manera le sitúa en una franca contradicción consigo mismo (11:5; 14:26,31).

No, el “silencio” aquí tiene un significado limitado. Aplica a esos momentos en que la hermana quiere preguntar pues, por su corta educación, se siente confundida por algo que se ha dicho; o cuando abiertamente quiere enfrentarse a una palabra profética. En estas circunstancias, la hermana debe mantenerse callada y dejar proseguir a los hermanos. Luego, una vez en su casa, deberá hacer las debidas preguntas a su esposo. Para Pablo, esto cumpliría el doble propósito de paz y orden en el caótico sistema de reuniones que había en Corinto. (v. 33).

Aunque no soy muy dado al parafraseo bíblico, creo que la traducción de Eugene Peterson refleja el espíritu debajo de lo que Pablo tenía en su corazón cuando escribió 1 Corintios 14:34-35:

Las esposas no deben interrumpir la reunión, hablando cuando deberían estar calladas, haciendo preguntas que sería más apropiado fueran hechas a sus maridos en la casa. El Libro de la Ley muestra nuestras reglas de comportamiento en estos casos. Las esposas no tienen licencia para utilizar el tiempo de oración para un hablar innecesario (El Mensaje).

¿Qué clase de enseñanza es esta?

Pongamos nuestra atención en el otro “pasaje limitante”. Antes de ir al texto, tenemos que entender que las cartas 1 y 2 a Timoteo son unas cartas únicas. Pablo está escribiendo a un individuo a quien ha conocido por 15 años. Tal comunicación - entre dos personas con lazos muy estrechos - se conoce como “de bajo contexto”. Implica que el autor puede asumir un íntimo conocimiento del entendimiento del lector sobre cualquier juicio que él emita.

Permítanme desarrollar este punto un poco más.

Debido a la muy cercana relación que Pablo tenía con Timoteo, podía decirle ciertas cosas con la certeza de que Timoteo entendería sin mayor explicación. La frase tendría un contexto particular sobre el cual Timoteo estaba perfectamente familiarizado.

Supongamos, por ejemplo, que yo escribo una carta a mis colaboradores. En ella digo algo acerca de “prioridad”. Cualquier otra persona que lea la carta se perderá sobre lo que estoy hablando. Pero mi colaborador lo tendrá muy claro puesto que hemos tenido varias conversaciones personales acerca de estas “prioridades”. De igual manera, 1 y 2 de Timoteo son libros muy difíciles de interpretar porque están constantemente dejando caer ese “bajo contexto” en cada una de las frases. Esto es, contexto del que solamente Pablo y Timoteo mantenían entre ellos.

Por tanto, lo mejor que podemos hacer es el parchear la exacta situación que Timoteo se enfrentaba en Éfeso. Eruditos en lingüística e historiadores han descubierto algunas realidades que lanzan un rayo de luz sobre el pasaje a considerar. Y todo parece concordar cuando lo descubrimos al dar vuelta a la carta.

Poniendo todo en conjunto emerge el siguiente escenario: Las advertencias de Pablo a la iglesia de Éfeso finalmente sucedieron. Seis años antes él advirtió a los ancianos de Éfeso que lobos penetrarían la iglesia y se llevarían discípulos con ellos por medio de falsas enseñanzas.

Hechos 20
28 Por tanto mirad por vosotros y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la Iglesia de Dios, la cual ganó por su sangre.
29 Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño;
30 y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas, para llevar discípulos tras sí.

Bien, los lobos habían aparecido, así pues, Pablo exhorta al joven Timoteo a combatir esas perversas enseñanzas.

1 Timoteo 1
3 Harás como te rogué, que te quedases en Éfeso, cuando partí para Macedonia, para que requirieses a algunos que no enseñen diversa doctrina,
4 ni presten atención a fábulas y genealogías sin término, que antes engendran cuestiones diferentes a que la edificación de Dios es por fe.
5 El fin del mandamiento es la caridad nacida de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida;
6 de lo cual apartándose algunos, se desviaron a vanidad de palabras;
7 queriendo ser maestros de la ley, sin entender ni lo que hablan, ni de donde lo afirman.

1 Timoteo 6
3 El que enseña otra cosa, y no se allega a las sanas palabras del Señor nuestro, Jesús, el Cristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad;
4 está envanecido, nada sabe, y enloquece acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen envidias, pleitos, maledicencias, malas sospechas,
5 porfías de hombres corruptos de entendimiento y privados de la verdad, que tienen la piedad por fuente de ganancia; apártate de los tales.

Ya que Timoteo está muy versado en la herejía, Pablo no necesita explicársela en detalle. Sin embargo parece ser que esta pertenecía a un tipo de proto-gnosticismo (nosticismo temprano).

A propósito de esto, el nosticismo fue una herejía que apareció, totalmente desarrollada en el siglo segundo. El Nóstico enseñaba que la salvación plena provenía por medio de un especial conocimiento (gnosis) solamente poseída por los iniciados. Lo que Timoteo estaba combatiendo en Éfeso parece ser una forma embrionaria del nosticismo. (Pablo parece referirse a la herejía cuando le dice a Timoteo...

1 Timoteo 6
20 Oh Timoteo, guarda lo que se te ha encomendado, y apartase de las voces profanas de vanas cosas, y los argumentos del vano nombre de ciencia;

... “del vano nombre de ciencia” refiriéndose al nosticismo.
De acuerdo a esa falsa doctrina, el comer carne y prometerse en matrimonio estaban prohibidos...

1 Timoteo 4
1 Pero el Espíritu dice manifiestamente, que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus de error y a doctrinas de demonios;
2 que con hipocresía hablarán mentira, teniendo cauterizada la conciencia,
3 prohibirán casarse y mandarán apartarse los hombres de las viandas que Dios creó para que, con acción de gracias, participasen de ellas los fieles que han conocido la verdad.

También eran abrazados mitos acerca de la fe...

1 Timoteo 1
4 ni presten atención a fábulas y genealogías sin término, que antes engendran cuestiones diferentes a que la edificación de Dios es por fe.
5 El fin del mandamiento es la caridad nacida de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida;
6 de lo cual apartándose algunos, se desviaron a vanidad de palabras;
7 queriendo ser maestros de la ley, sin entender ni lo que hablan, ni de donde lo afirman.

Sabemos también, por medio de la historia, que los nósticos, tergiversaban la creación de Dios. Eva era considerada a la vez como mediadora y figura redentora (comparen esto con lo que dice Pablo en 1 Timoteo 2:5 - Porque hay un solo Dios, asimismo un solo Mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús). Ella era anterior a Adán. El hombre vino a existir por la mujer, y de igual forma le fue dado su conocimiento iluminado por medio de la mujer. Ya que ella fue la primera en comer del Árbol del Conocimiento, ella era considerada portadora de un conocimiento espiritual especial (gnosis).

Es por esta razón por la que aquellos que aceptaban esta herejía preferían el liderazgo de las mujeres sobre los hombres. La herejía enseñaba que la mujer podía conducir al pueblo a ese iluminado conocimiento (gnosis) que era representado por el Árbol del Conocimiento. Además creían que la redención revertía completamente los efectos de la caída, de tal manera, que el hombre ya no estaba sujeto a las autoridades de la tierra y la mujer no estaba sujeta a su marido.

En tanto que maestros extendían esta doctrina...
1 Timoteo 1
20 de los cuales fueron Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás, para que aprendan a no blasfemar.

2 Timoteo 2
17 Y la palabra de ellos carcomerá como gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto;

...esta encontró tierra fértil para crecer en las mujeres...

2 Timoteo 3
6 Porque de éstos son los que se entran por las casas, y llevan cautivas las mujercillas cargadas de pecados, llevadas de diversas concupiscencias;
7 que siempre aprenden, y nunca pueden acabar de llegar al conocimiento de la verdad.
8 Y de la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de entendimiento, réprobos acerca de la fe.
9 Mas no prevalecerán; porque su locura será manifiesta a todos, como también lo fue la de aquellos.

Debido a que las mujeres no eran educadas, eran las más susceptibles a caer en la herejía y sus casas proveían de la red por la que las falsas enseñanzas rápidamente se esparcían.

1 Timoteo 5
13 Tampoco admitas las ociosas, enseñadas a andar de casa en casa; y no solamente ociosas, sino también parleras y curiosas, hablando lo que no conviene.
14 Quiero pues, que las que son jóvenes se casen, críen hijos, gobiernen la casa; que ninguna ocasión den al adversario para maldecir.
15 Porque ya algunas han vuelto atrás en pos de Satanás.

1 Timoteo 3
11 Las mujeres asimismo honestas, no detractoras; templadas, fieles en todo.

Algunas de las mujeres que habían adoptado esta herejía comenzaron a esparcirla en las reuniones. De igual forma comenzaban a enfrentarse a los hombres, cuando estos hablaban. Resumiendo, las mujeres estaban tratando de hacerse cargo de la iglesia con esta falsa doctrina.

En mi entendimiento, esto es lo que provocó a Pablo a escribir este pasaje:

1 Timoteo 2
11 La mujer aprenda, callando con toda sujeción.
12 Porque no permito a una mujer enseñar, ni tomar autoridad sobre el varón, sino estar reposada.
13 Porque Adán fue formado primero; luego Eva;
14 y Adán no fue engañado, sino la mujer fue engañada en la rebelión;

Es sorprendente descubrir que hay siete palabras paralelas que aparecen en ambos, en este texto y en 1 Corintios 14:34-35. Dos de ellas son “aprender” y “en silencio”. Esto tiene gran significado.

1 Timoteo 2:11 La mujer aprenda (manthano), callando con toda sujeción (hupotage).

1 Corintios 14:35 Y si quieren aprender (manthano) alguna cosa, pregunten en casa á sus maridos;

En el pasaje de Timoteo, Pablo dice que las hermanas de Éfeso deben aprender en silencio y en sumisión. ¿Por qué? Porque tenían una educación muy baja. Pero además, porque habían sido engañadas con falsas enseñanzas.

La palabra griega, en este pasaje, por “silencio” es “hesuchia” y significa una inmovilidad temporal, como dando paso para que otro hable. También tiene un cierto sentido como el de “escuchar con estudiosa atención”. Es la misma palabra utilizada en Hechos 22:2 cuando dice: Y como oyeron que les hablaba en lengua hebrea, guardaron más silencio.

En efecto, 2 Timoteo 2:11 es la misma instrucción que Pablo le dio a las hermanas de Corinto. Es decir, las mujeres no deberían interrumpir la reunión con preguntas y reclamos. En la reunión, ellas deberían aprender en silencio.

Así pues, lo primero que Pablo le dice a Timoteo es: No dejen a las hermanas hacer preguntas con objeto de discutir con los hombres. Sino que, en humildad, aprendan en estudiosa atención y silencio.

Pablo, entonces, construye otro punto en el que dice que las hermanas no tienen que enseñar a los hermanos (1 Timoteo 2:12). Pero la frase, en el griego original, es muy esclarecedora. Está en presente del verbo. Dice literalmente:

Ahora yo no permito enseñar a una mujer...

En consecuencia, Pablo no está trazando una regla universal sobre las mujeres. Por el contrario, está lidiando con una situación específica como es la encontrada en Éfeso. Él está hablando a las mujeres de Éfeso que están esparciendo una falsa doctrina dentro de la iglesia. Esto, en consecuencia, les ha privado del derecho de hablar en la reunión.

Aquí hay otra cosa más que tenemos que considerar. Timoteo ha conocido a Pablo por 15 años. Timoteo ha viajado con el anciano apóstol en sus viajes. Ha visitado las iglesias que él ha plantado. Si Pablo hubiera barrido a la mujer universalmente de hablar y enseñar en las reuniones, ¿por qué ha de tener que explicar a Timoteo en esta carta? Timoteo ya debería saberlo.

Hmmm....

Pero hay más. Pablo llega a decir que ninguna mujer en la iglesia puede “tener autoridad sobre el hombre”. La palabra griega traducida por “tomar autoridad sobre” es “authenteo”. En todo el Nuevo Testamento, esta palabra es solamente utilizada una vez y es precisamente en este pasaje. Es significativo que Pablo no utilizara la palabra más común por autoridad (exousia) utilizada por él en otras epístolas.

Authenteo es un término un tanto oscuro. Las mejores autoridades en la materia muestran que puede ser ambos “ejercitar autoridad sobre” o “tomarse la autoridad”. Dado el contexto, debemos favorecer el segundo significado. (Si alguien quiere seguir investigando, vean Louw and Nida’s Lexicon. De igual modo BAGD Lexicon. Young’s literal translations y Ben Witherington entre otros)

Después que Pablo instruye a Timoteo que la mujer no puede enseñar en la iglesia, apunta con certeza al corazón de la herejía:

Porque Adán fué formado el primero, después Eva; Y Adán no fué engañado, sino la mujer, siendo seducida, vino á ser envuelta en transgresión:

Aquí Pablo deja muy claro que Eva no pre-existió Adán. De igual manera dice que fue Eva también fue parte de la trasgresión. Ella fue la engañada - al igual que las mujeres en Éfeso. En todos sus escritos, él siempre cuelga del cuello de Adán la responsabilidad de la caída. Pero dada esta situación tan particular, pone sus ojos sobre Eva. Y, al así hacerlo, destruye las falsas enseñanzas que las hermanas de Éfeso estaban promoviendo. Una vez más, Pablo no podría estar fundando una norma universal prohibiendo a las mujeres de todas partes, enseñar en las reuniones de la iglesia. Si esto hiciera estaría contradiciendo sus propias palabras. Consideremos lo siguiente:
En 1 Corintios, Pablo dice, en numerosas ocasiones, que las mujeres pueden profetizar en la iglesia

1 Corintios 11
5 Mas toda mujer que ora ó profetiza no cubierta su cabeza, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se rapase.

1 Corintios 14
26 ¿Qué hay pues, hermanos? Cuando os juntáis, cada uno de vosotros tiene salmo, tiene doctrina, tiene lengua, tiene revelación, tiene interpretación: hágase todo para edificación.
31 Porque podéis todos profetizar uno por uno, para que todos aprendan, y todos sean exhortados.

Profetizar incluye instrucción por eso en el versículo 31 Pablo dice “para que todos aprendan y sean exhortados”.

Todos los hermanos, incluyendo las hermanas, tienen que “enseñar” y “exhortar” unos a otros por medio de salmos, himnos y canciones espirituales.

Colosenses 3
16 La palabra de Cristo habite en vosotros en abundancia en toda sabiduría, enseñándoos y exhortándoos los unos á los otros con salmos é himnos y canciones espirituales, con gracia cantando en vuestros corazones al Señor.

La manifestaciones del Espíritu Santo, la cual incluye profecía, palabras de conocimiento y de sabiduría, son dadas a toda la iglesia para un bien común...

1 Corintios 12
1 Y ACERCA de los dones espirituales, no quiero, hermanos, que ignoréis.
2 Sabéis que cuando erais Gentiles, ibais, como erais llevados, a los ídolos mudos.
3 Por tanto os hago saber, que nadie que hable por Espíritu de Dios, llama anatema á Jesús; y nadie puede llamar á Jesús Señor, sino por Espíritu Santo.
4 Empero hay repartimiento de dones; mas el mismo Espíritu es.
5 Y hay repartimiento de ministerios; mas el mismo Señor es.
6 Y hay repartimiento de operaciones; mas el mismo Dios es el que obra todas las cosas en todos.
7 Empero á cada uno le es dada manifestación del Espíritu para provecho.
8 Porque á la verdad, á éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; á otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu;
9 A otro, fe por el mismo Espíritu, y á otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu;
10 A otro, operaciones de milagros, y á otro, profecía; y á otro, discreción de espíritus; y á otro, géneros de lenguas; y á otro, interpretación de lenguas.
11 Mas todas estas cosas obra uno y el mismo Espíritu, repartiendo particularmente á cada uno como quiere.
12 Porque de la manera que el cuerpo es uno, y tiene muchos miembros, empero todos los miembros del cuerpo, siendo muchos, son un cuerpo, así también Cristo.

Y esos dones tiene que funcionar en las reuniones de la iglesia como leemos en 1 Corintios 14. La experiencia muestra que Dios confiere todos los dones espirituales a todos los hermanos sin discriminar si son hombres o mujeres. No existe ningún don espiritual conferido por distinción de sexos.
El escritor de Hebreos dice a toda la iglesia, incluyendo las hermanas...

Hebreos 5
14 Mas la vianda firme es para los perfectos, para los que por la costumbre tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

...dándoles a entender que dada su edad espiritual ellos deben ser maestros.

También el escritor de Hebreos alienta a toda la asamblea, hermanos y hermanas, a exhortarse los unos a los otros cuando se encuentran reunidos.

Hebreos 10
24 Y considerémonos los unos á los otros para provocarnos al amor y á las buenas obras;
25 No dejando nuestra congregación, como algunos tienen por costumbre, mas exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

Así pues, 1 Timoteo 2:12 no debe ser tomado como una declaración formal del Pablo para que las mujeres nunca ministren en la iglesia cuando los hombres están presentes. El creer esto contradecirá el espíritu del Nuevo Testamento. Al así hacerlo, todas las mujeres deberán dejar de profetizar, exhortar, testificar y operar con sus dones espirituales - sobre lo cual, Pablo está de acuerdo.

(En este contexto, el Cuerpo de Cristo - es decir una comunidad de Cristo en funcionamiento, no una denominación - produce “maestros”, “alabanzas”, “profetas” etc. Y esta comunidad puede discernir cual de esos dones es válido y cual no lo es. Así pues, que la iglesia decida quién tiene esos dones de verdad y quién quiere usurparlos.)

De nuevo en el contexto general 1 Timoteo indica que una falsa enseñanza estaba presente y las hermanas de Éfeso la estaban ayudando a propagar.

Una vez más, creo que Eugene Peterson captura claramente el sentido del mensaje de Pablo en este pasaje. Él también nos da luz sobre el verso 15 - el cual es uno de los versos más extraños en todo el Nuevo Testamento:

Yo no aliento a las mujeres que se quieren hacer cargo y le dicen al hombre lo que tiene que hacer. Ellas deben estudiar, estar calladas y obedientes, igual que todos. Adán fue creado primero, luego Eva; la mujer fue engañada primero - nuestra pionera en el pecado - con Adán a su lado. Por otro lado, su dar a luz nos trajo la salvación, reinstaurando a Eva. Pero esta salvación solo viene para aquellos que continúan en la fe, amor, santidad, uniendo todo en madurez. Pueden estar seguros de ello (El mensaje)

Este es el verdadero tema en ambos, 1 Corintios 14 y 1 Timoteo 2, el abuso de un privilegio otorgado por Dios. En ambos, Corinto y Éfeso, Pablo insta a las hermanas que no interfieran a los hermanos en el área de aprendizaje. ¿Por qué? Porque estaban interrumpiendo las reuniones debido a su falta de madurez espiritual y educación. En Éfeso, estaban lanzadas a tomar la autoridad de los hombres basadas en una falsa doctrina.

Pero el genio de la instrucción de Pablo es el que la mujer puede aprender. Deben ser enseñadas por sus maridos, en la casa, para que eventualmente lleguen a encontrarse con ellos en un mismo nivel. En este aspecto, Pablo era un pensador progresista y un campeón del honor de la mujer, en aquellos días, en una época donde la noción de la superioridad del hombre estaba muy arraigada.

Los argumentos de Pablo, por tanto, no tienen nada que ver con el ministerio, sino con el orden que ha de mantenerse en las reuniones. Está anunciando el orden debido donde hay desorden.
Resumiendo, Pablo de Tarso fue llamado por Dios para liberar al hombre y a la mujer de las ataduras de la ley. Irónicamente es tratado por algunos entregando nuevas leyes. Los escribas, en los días de Nuestro Señor, aplicaban el Antiguo Testamento sin ninguna consideración al contexto local. Trágicamente, este escribalismo existe entre nosotros hoy día. Los modernos escribas tuercen pasajes aislados del Nuevo Testamento convirtiéndolos en leyes opresivas sin ninguna consideración hacia su condición local o temporal. El mensaje de Pablo es uno que promueve una radical libertad y no esclavitud. Y esa libertad se extiende hacia la mujer. Por tanto, si nuestra interpretación de Pablo contradice ese mensaje de libertad entonces estamos haciendo algo equivocado.

El balance de resultados

Así pues, ¿dónde nos lleva todo esto? Bien, yo no puedo hablar por otro, pero a mí me deja en esta posición: La posición que le quita a la mujer su derecho de hablar en la asamblea representa una forma muy frágil de interpretar el Nuevo Testamento. Está asumida, sin garantía alguna, de una mala interpretación de un pasaje de Pablo generada bajo un punto de vista cultural.

La realidad es que las hermanas no son menos parte vital de la iglesia que los hermanos. Los hombres están en una gran necesidad de las hermanas para que les muestren a Cristo. (Tengan presente que la iglesia - ekklesia - es una mujer) Además, al contrario de la situación del siglo primero, las mujeres de nuestro tiempo están bastante bien educadas. Socialmente no son nuestros inferiores.

Por tanto, a lo que Pablo se refiere en sus “pasajes limitantes” solo aplica para las mujeres que están interrumpiendo las reuniones de la iglesia por medio de preguntas mal informadas y capciosas. Esto también aplica a las mujeres que andan esparciendo falsas doctrinas o tratan de tomar su autoridad por sobre los hombres.

Debo agregar que en mi opinión, la forma de corregir y enfrentarse a otros en una reunión, es mejor manejada por los hermanos. Las hermanas no deben ser abrumadas con este penoso quehacer. (Incidentalmente hay bastante bases en las Escrituras para esta idea. En el primer siglo no vemos a la mujer ejerciendo labor supervisora en la iglesia. Notemos que la supervisión y el ministerio son dos cosas completamente diferentes. Para más detalles, vea Rehaciendo el odre)

Ahora considere el peso de estas Escrituras.

Mas ahora muchos miembros son á la verdad, empero un cuerpo. Ni el ojo puede decir á la mano: No te he menester: ni asimismo la cabeza á los pies: No tengo necesidad de vosotros. Antes, mucho más los miembros del cuerpo que parecen más flacos, son necesarios; Y á aquellos del cuerpo que estimamos ser más viles, á éstos vestimos más honrosamente; y los que en nosotros son menos honestos, tienen más compostura. Porque los que en nosotros son más honestos, no tienen necesidad: mas Dios ordenó el cuerpo, dando más abundante honor al que le faltaba; Para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se interesen los unos por los otros. (1 Corintios 12:20-25)

A la luz de este pasaje, el excluir a las mujeres de funcionar en las reuniones de la iglesia es resucitar el sistema clerical con un nuevo estilo. Los hombres se convierten en la nueva clase clerical. Son los únicos a los que se merece escuchar. Las mujeres se convierten en la nueva clase de laicos. Lo que tienen que decir no es tan valioso. De hecho, lo que tienen que decir no es lo suficiente valioso como para escucharlo. Están excluidas de funcionar en la Casa del Señor.

Al final, si solamente le damos a los hombres el derecho de hablar en la asamblea, sin darnos cuenta estamos estableciendo la dicotomía clérigo-laico. El “unos a los otros” se tira por la ventana. La vieja levadura del autoritarismo es vestida con nuevos trajes. Y toda esa retórica acerca de restaurar el sacerdocio de todos los creyentes nos devuelve a eso... pura retórica.

El Señor Jesucristo es el único mediador entre la raza humana y Dios. Al así hacerlo, Él ha establecido un nuevo sacerdocio. Un sacerdocio que incluye a hombres y mujeres por igual. Hubiera sido muy conveniente para Pablo el instaurar algún tipo de orden restrictivo de sacerdotes diluyendo nuestro alto llamado para llegar a ser de Cristo. Los seguidores del Señor siguieron este camino rápidamente, sin embargo Pablo rehusó a hacerlo. Este es un tema un tanto difuso, pero espero que entienda por donde voy: El Nuevo Pacto nos hace a todos sacerdotes y la vida del Cuerpo (que incluye las reuniones abiertas de la iglesia) es su obvia expresión práctica.

Dicho en otras palabras: Contravenir el foco y fuerza central del Nuevo Testamento y el entero mensaje de la Escritura, basado en dos obscuros pasajes, trae consigo la contraindicación de crear una casta clerical masculina.

Puesto que las hermanas son parte del sacerdocio real (tomando prestado la frase de Pedro), el Nuevo Testamento les invita a testificar, instruir, exhortar, profetizar, cantar y orar en las reuniones de la iglesia. (1 Corintios 11:5; 14:26,31; Colosenses 3:16; Hebreos 10:24-25). Las hermanas tienen plena libertad de abrir sus bocas y alimentar a sus hermanos con Cristo. Al así hacerlo, glorifican a Dios y ayudan a construir la iglesia.

Así pues, querida hermana, te suplico: Necesitamos de tu parte en las reuniones de la iglesia. Necesitamos de tu contribución única en cualquier lugar donde nos reunamos. Necesitamos el sentimiento de tu personalidad en la medida que compartes a Cristo con nosotros. El hacerte callar es como enmudecer a la mitad del sacerdocio. Es hacer sufrir a toda la iglesia.

Las reuniones de la iglesia son la salida natural de la experiencia espiritual de cada uno de los santos. El privarte de participar en esta descarga natural, es como embotellarte. Acallar tu espíritu. El negarte el derecho de funcionar es sugerir que tú no escuchas a Dios. El silenciarte en la reunión es contrario a todas las fibras que forman la iglesia.

¡Necesitamos de tu parte en las reuniones de la iglesia!

¿Qué hay acerca de cubrirse la cabeza?

Terminaré esta carta contestando a esta pregunta que se me hace con frecuencia.

Al comienzo de mi viaje espiritual, fui presentado a una interpretación de 1 Corintios 11 la que concluía que Pablo enseñaba a las hermanas, entonces y para siempre, el cubrirse la cabeza con algo físico. Lo encontré bastante convincente.

En la medida que, más tarde, miré el tema con más profundidad, encontré otra interpretación de 1 Corintios 11 la que concluía que Pablo estaba lidiando con un tema cultural bastante sensible, pero como los factores culturales no hacían el tema relevante por más tiempo, las hermanas no tenían que sentirse obligadas a cubrirse la cabeza en el día de hoy. También lo encontré bastante convincente.

La realidad es que 1 Corintios 11 es un capítulo difícil de interpretar. Por tanto, al igual que los “pasajes limitantes” cada interpretación de estos pasajes va a tener sus debilidades. La realidad es que podemos argumentar las posiciones contrarias con bastante convencimiento. A mi modo de ver, tomándolos en el plano exegético, ambas llegan a la meta a la vez. Pero hay una frase que, para mí, aclara este tema. Pablo dice:

Juzgad vosotros mismos: ¿es honesto orar la mujer á Dios no cubierta?

¿Cuál es mi posición acerca de que la mujer se cubra la cabeza? Estoy con Pablo: Hermana, tienes plena libertad para cubrirte o descubrirte. La decisión es tuya. Y no permitas que hombre alguno te critique. El juicio es tuyo y debes seguir tu propia conciencia en este asunto.

Y ya que he estado hablando mucho acerca de este tema, permítame resumirlo en pocas palabras:


¡HERMANA ERES LIBRE!


¿Qué hay acerca de las esposas someterse a sus esposos?

Una vez que esta carta sea hecha pública, algunos de los consumidores del “de que lado estás tú”, indefectiblemente me situarán en el campo de batalla. Desafortunadamente no podemos acallar el zumbido del vuelo de las avispas. Pero si la verdad tiene que ser dicha, yo no caigo dentro de ninguna categoría. No pertenezco a los sentimentales “Cristianos feministas” ni a los arrasantes “tradicionalistas patriarcales”... como será hecho claro.

ALERTA: Que los extremistas de ambos bandos se preparen a gruñir.

De acuerdo a la relación marital, esta relación de esposo - esposa es un dibujo terrenal de lo que la relación de Cristo y su Esposa será en los cielos. Así pues, tomo el valor que Pablo le da acerca de que las esposas deben estar sujetas a sus esposos en el temor de Cristo.

Efesios 5
22 Las casadas estén sujetas á sus propios maridos, como al Señor.

Colosenses 3
18 Casadas, estad sujetas á vuestros maridos, como conviene en el Señor.

1 Pedro 3
1 ASIMISMO vosotras, mujeres, sed sujetas á vuestros maridos; para que también los que no creen á la palabra, sean ganados sin palabra por la conversación de sus mujeres,
2 Considerando vuestra casta conversación, que es en temor.
3 El adorno de las cuales no sea exterior con encrespamiento del cabello, y atavío de oro, ni en compostura de ropas;
4 Sino el hombre del corazón que está encubierto, en incorruptible ornato de espíritu agradable y pacífico, lo cual es de grande estima delante de Dios.
5 Porque así también se ataviaban en el tiempo antiguo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, siendo sujetas á sus maridos:
6 Como Sara obedecía á Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras sois hechas hijas, haciendo bien, y no sois espantadas de ningún pavor.
7 Vosotros maridos, semejantemente, habitad con ellas según ciencia, dando honor á la mujer como á vaso más frágil, y como á herederas juntamente de la gracia de la vida; para que vuestras oraciones no sean impedidas.

Sin embargo quiero rápidamente admitir que estos pasajes han sido muchas veces sacados de contexto y mal utilizados por esposos dominadores que quieren dominar a sus esposas.

Jesucristo no domina ni subyuga a su Esposa. El dominio del hombre sobre la mujer no es más que un síntoma más del la naturaleza pecadora del hombre. (Génesis 3:16) No es un mandato divino. No obstante la sumisión y la subyugación son dos cosas completamente diferentes.

Quisiera referirles al libro “El movimiento de la iglesia en las casas: ¿Qué dirección?” El capítulo 18 contiene una buena discusión acerca de este tema y yo felizmente me adhiero a sus conclusiones. Dice:

Y ¿qué hay acerca del pasaje en Efesios que dice que las mujeres tienen que someterse a sus maridos? Por cientos de años este pasaje ha sido predicado con dureza y ha abierto la puerta a increíbles abusos en contra de la mujer.

Es mucho mejor enfatizar que la primera parte del pasaje que dice: “Esposos amar a vuestras esposas”. De igual manera reconocer otro pasaje que dice, en referencia al hombre y la mujer. “Someteos el uno al otro”.

Este pasaje acerca de la sumisión ha sido, de igual forma, abusado en sobremanera y tomado completamente fuera de contexto. Las mujeres han sido abusadas porque los ministros y los maestros de la Biblia proclaman que la mujer tiene que someterse a su marido... sin reconocer el contexto del pasaje. El contexto es comunidad. El contexto es una asamblea. Una asamblea en la que todos se conocen. ¡Ese es el contexto! Una iglesia como esa tiene que ser responsable de la conducta de todos los que la componen.

El domingo en la mañana, una pareja entra en la iglesia y escucha a un predicador decir que la mujer debe someterse a su marido. Cuando el matrimonio llega a su casa no hay un balance de conductas. El esposo se lo grita a su esposa. La amenaza con “lo que dice Dios”. En contexto, este párrafo escrito por Pablo, tiene un balance dentro de él. Desafortunadamente, fuera de contexto, este no se puede balancear y aplasta sin protección para la mujer. Este pasaje nunca puede ser aplicado fuera de contexto. Este pasaje está dirigido a gente dentro de la vida de la iglesia. Gente que vivía en comunidad y para la comunidad. Hoy día, ese contexto, virtualmente no existe. En consecuencia hasta que no nos encontramos inmersos en el contexto de este pasaje, el pasaje es irrelevante. Este pasaje fue escrito para una comunidad y para la gente que viven en comunidad. Hasta que una verdadera comunidad se desprenda del legalismo, una comunidad en la que la mujer tenga su verdadero lugar - hasta entonces - este pasaje solamente herirá a la mujer.

En las iglesias en las casas que nosotros visitamos, si un hombre abusa este pasaje en Efesios, si no es amoroso hacia su esposa, si la amenaza con este pasaje de sumisión, va a tener que escuchar al resto de las mujeres y de los hombres. Esto es lo que ha de ser en la verdadera vida comunitaria. Si un hombre trata a su esposa de esa manera despectiva y denigrante, las mujeres de la iglesia se entrometerán en el caso; pero los hombres también se esforzarán por ganar la carrera a las mujeres para ver quién le agarra primero. Las mujeres no son maltratadas en una sana comunidad cristiana.

Repito: El pasaje de la Escritura es solamente aplicable en el contexto en que Pablo escribía a la iglesia. En aquella iglesia todos se conocían. En esta circunstancia, el marido primero tenía que amar a su esposa, antes que ninguna palabra de sumisión fuera mencionada. Yo nunca he dado un mensaje, ni he escuchado en nuestras iglesias, acerca del sometimiento de la mujer; pero sí he oído muchísimas veces acerca de hombres amando a sus esposas... los he escuchado hablando con la pasión, cuidado y amor, con que Cristo derrama sobre Su novia. En comunidad, como debe ser, no vas a ver un abuso sobre una hermana en el Señor. No sería tolerado por un instante. Las mujeres tienen que asegurarse de ello, al igual que los hombres.

Cualquier cosa que una persona crea acerca de esto, recuerde que en Cristo “no hay hombre ni mujer”.

En la vida de la iglesia, es decir en una comunidad cristiana, debería de haber... debería de haber una increíble sensación de libertad. Para el hombre. Para la mujer. Para todos. Cuidado con cualquier iglesia, tanto fuera como dentro del sistema institucional, que no la tiene.


Espero que en algún lugar de esta larga carta hayas encontrado una contestación a tu pregunta. Y confío que otras hermanas que puedan también tener acceso a ella, encuentren en estas palabras liberación y libertad de toda opresión religiosa.

Quizá tendremos que darles más vueltas, pero este es todo el tiempo que ahora tengo. Quizá algún día trate de realinear las deficiencias. Así pues, por favor, acéptalo por lo que es, un primer tajo al tema, no un producto terminado.

Tu hermano en este costoso, pero glorioso empeño

Frank





Entonces Jesús llamándolos, dijo: Sabéis que los príncipes de los Gentiles se enseñorean sobre ellos, y los que son grandes ejercen sobre ellos potestad.
Mas entre vosotros no será así; sino el que quisiere entre vosotros hacerse grande, será vuestro servidor;
Y el que quisiere entre vosotros ser el primero, será vuestro siervo:
Como el Hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.
Mat 20:25-28

MORRISON
06-02-2003, 00:00
Originalmente enviado por: Maripaz
Que comentario tan denigrante y vergonzoso :(


Realmente de muy mal gusto, aunque nos evidencia quien es Chon

Si hermana Maripaz por sus frutos los conoceremos.

Chon
06-02-2003, 00:06
Aclaro que no estoy en contra de la Mujer,

creo que son piezas presiosas en el cuerpo de Cristo,
creo que son dotadas de SABIDURIA,
creo que pueden ayudar a los hombres a encontrar a Cristo,
creo que pueden desarrollar un ministerio en la Iglesia
creo que son parte complementeria de un varon
creo que Espiritualmente son iguales que los hombres
creo que son coherederas juntamente con los hombres
creo muchas cosas mas a favor de mis queridas y santas hermanas


PERO NO CREO QUE DEBAN SER PASTORAS u OBISPAS (biblicamente hablando)

MORRISON
06-02-2003, 00:24
Originalmente enviado por: Chon
Aclaro que no estoy en contra de la Mujer,

creo que son piezas presiosas en el cuerpo de Cristo,
creo que son dotadas de SABIDURIA,
creo que pueden ayudar a los hombres a encontrar a Cristo,
creo que pueden desarrollar un ministerio en la Iglesia
creo que son parte complementeria de un varon
creo que Espiritualmente son iguales que los hombres
creo que son coherederas juntamente con los hombres
creo muchas cosas mas a favor de mis queridas y santas hermanas


PERO NO CREO QUE DEBAN SER PASTORAS u OBISPAS (biblicamente hablando)


Lo has dicho muy bien TU NO LO CREES.

Tobi
06-02-2003, 00:26
Originalmente enviado por: Chon
Aclaro que no estoy en contra de la Mujer,

creo que son piezas presiosas en el cuerpo de Cristo,
creo que son dotadas de SABIDURIA,
creo que pueden ayudar a los hombres a encontrar a Cristo,
creo que pueden desarrollar un ministerio en la Iglesia
creo que son parte complementeria de un varon
creo que Espiritualmente son iguales que los hombres
creo que son coherederas juntamente con los hombres
creo muchas cosas mas a favor de mis queridas y santas hermanas


PERO NO CREO QUE DEBAN SER PASTORAS u OBISPAS (biblicamente hablando)


Dime Chon. ¿Si son todo esto que has citado, por que no lo del final? ¿Acaso lo primero no es "biblicamente hablando"? No estarás confundiendo OBISPAS por AVISPAS y temes su aguijon? Te aseguro una cosa. Si no las provocas las avispas dificilmente usaran su aguijon.
Vete con cuidado. (solo es un consejo)

MORRISON
06-02-2003, 00:28
Otro exelente aporte, que Dios te bendiga Bart. :reves:

Chon
06-02-2003, 00:43
Originalmente enviado por: Bart

Es interesante notar que algunos de los hombres que mantienen la doctrina de la “mujer silente” me han admitido que ellos se sienten turbados y no saben por qué Dios pide tal cosa. Algunos de ellos han, altamente, elogiado la contribución que sus esposas han hecho en sus vidas espirituales... solamente para expresar confusión del por qué ellas no pueden compartir sus ideas públicamente en las reuniones.

Yo aplaudo a esos hombres su deseo de ser fieles a su entendimiento de la Escritura. Pero les desafío a que investiguen en la exactitud de su entendimiento en ambos terrenos, el espiritual y el bíblico. Y les pediría que re-examinaran su interpretación basada en estas profundas observaciones.


Deberas Bart, tu si me has conmovido con este escrito, y aun no lo leo todo, esto que dice FRANK VIOLA me ha intrigado, si me pasa algo asi, mi postura es por fidelidad a la palabra, conste que he dicho a mis hermanas "QUISIERA ESTAR DE ACUERDO CON ELLAS" dando entender que por mi no hay problema que ellas sean pastoras ó hablen en la congregacion.

despues de terminar este estudio que me parece haber pasado por alto otras veces, dare mi opinion.

ORA POR MI MARIPAZ, PARA QUE ENTIENDA, SI ESTO ES DE DIOS, AQUI ESTA UNA OPORTUNIDAD, te prometo leerlo todo y estar dispuesto.

SolaGratia
06-02-2003, 07:58
Estimado Chon no te dejes intimidar, yo te doy el mismo consejo que Tobi “vete con cuidado” pero de los escritos de Frank Viola, valla imaginación de este hombre, su interpretación muy peculiar es nueva nadie (que yo sepa) la conoció por mas de 1900 años. ¿Por qué entonces ha de ser verdad lo que a través de la historia no estaba en discusión, ni por protestantes ni católicos romanos? ¿Por qué hemos de creer en los escritos de Viola y no el testimonio histórico de la Iglesia? Amigos si la cristiandad no tiene 40 años. ¿Por qué no hablamos de historia, donde están las pastoras a través de ella? Y no nos basemos en escritos de liberales católicos como los que nos compartió CNNBart.

Saludos
Malcom

Bart
06-02-2003, 10:38
Originalmente enviado por: Chon
Deberas Bart, tu si me has conmovido con este escrito, y aun no lo leo todo, esto que dice FRANK VIOLA me ha intrigado, si me pasa algo asi, mi postura es por fidelidad a la palabra, conste que he dicho a mis hermanas "QUISIERA ESTAR DE ACUERDO CON ELLAS" dando entender que por mi no hay problema que ellas sean pastoras ó hablen en la congregacion.

despues de terminar este estudio que me parece haber pasado por alto otras veces, dare mi opinion.

ORA POR MI MARIPAZ, PARA QUE ENTIENDA, SI ESTO ES DE DIOS, AQUI ESTA UNA OPORTUNIDAD, te prometo leerlo todo y estar dispuesto.



Hola Chon, escudriña la Palabra de Dios, para conocer Su Voluntad, haz cómo los cristianos de Berea, comprueba lo que te dicen, para ver si es conforme a la Escritura, yo lo he hecho y se me han caído algunos dogmas e interpretaciones que son mas bien tradiciones de hombres.

Bendiciones

Bart

Bart
06-02-2003, 10:44
Originalmente enviado por: SolaGratia
Estimado Chon no te dejes intimidar, yo te doy el mismo consejo que Tobi “vete con cuidado” pero de los escritos de Frank Viola, valla imaginación de este hombre, su interpretación muy peculiar es nueva nadie (que yo sepa) la conoció por mas de 1900 años. ¿Por qué entonces ha de ser verdad lo que a través de la historia no estaba en discusión, ni por protestantes ni católicos romanos? ¿Por qué hemos de creer en los escritos de Viola y no el testimonio histórico de la Iglesia? Amigos si la cristiandad no tiene 40 años. ¿Por qué no hablamos de historia, donde están las pastoras a través de ella? Y no nos basemos en escritos de liberales católicos como los que nos compartió CNNBart.

Saludos
Malcom


Hola SoloCalvino:

No te dejes intimidar por Frank Viola, pero si por la Palabra de Dios que este hombre expone con sencillez. He visto que tus CocaColas te ciegan para reconocer el testimonio de la historia de la iglesia que te he traido, pero claro el historiador es liberal, si fuera calvinista sería otra cosa. Los calvinistas apenas tenéis 500 años y eso es poca historia, aunque conozco muy buenos hermanos entre los calvinistas, y muchos de ellos aceptan el ministerio de la mujer, ¿serán herejes?.

Bendiciones

CNNBart

pico
06-02-2003, 11:23
PARA SolaGratia

Dios Te Bendiga
Gracias por tus aportaciones, y si me lo permites desearia aportar algo mas.
No creo que han pasado 2000 años para descubrir algo como lo sugieres; El problema siempre ha estado en nosotros que no hemos querido entenderlo; La Palabra de Dios siempre ha estado ahi, y ahi estara hasta el final de nuestros dias.

Aqui no se trata de que la mujer ejerza autoridad sobre el hombre..,NADIE ministra la Palabra de Dios por autoridad, eso es antibiblico; la unica autoridad es Jesucristo y su Palabra nos llevan al conocimiento de la autoridad " EL MISMO ".

Por lo tanto solo El puede escoger sus ministros " siervos" para que hablen de El; El soo busca hijos consagrados.(( ahora que haya muchos que utilicen su Palabra eso es otra cosa, lo que a nosotros nos debe interezar es cuando se esta hablando SU PALABRA, porque esa es la que no regresara vacia a El ))

En Lc 19:40 La escritura dice " Os digo que si estos callaran, las piedras clamaran ". Para Dios no hay nada imposible, si a El le place hacerlo usara una piedra de ser necesario; cuanto mas una mujer, no tendra mas valor para Dios siendo su hija.

Notemos en Nn 22:28 " Entonces Jehova abrio la boca al asna, la cual dijo a Balaa, Que te he hecho, que me haz azotado estas tres veces? "
Dios abrio la boca a un asna para exortar a Balaan.
Ahora no creemos que Dios puede hacer lo mismo ,utilizar una sierva para exortar a su pueblo. Recordemos que los pensamientos de Dios no son nuestros pensamientos.

Para finalizar; Cuando Nuestro Señor Jesucristo anduvo en esta tierra, los fariseos conocedores de la Ley, fueron los que mas lo odiaron y lo llevaron a la cruz; Conocian tanto su palabra " en la letra" que nunca se dieron cuenta que Dios mismo estaba en medio de ellos.
Dejemos al Espiritu Santo que obre en nuestras vidas, no sea que nos pueda suceder lo mismo como los fariseos.

Te amo en el amor del Señor
Dios te Bendiga
F. Pico

pico
06-02-2003, 11:37
Para Bart
Dios te Bendiga
Me gustaria escuchar su aportacion de lo escrito en mi segunda aportacion, al inicio.
Dios te bendiga
F. Pico

MORRISON
06-02-2003, 11:56
Originalmente enviado por: SolaGratia
Estimado Chon no te dejes intimidar, yo te doy el mismo consejo que Tobi “vete con cuidado” pero de los escritos de Frank Viola, valla imaginación de este hombre, su interpretación muy peculiar es nueva nadie (que yo sepa) la conoció por mas de 1900 años. ¿Por qué entonces ha de ser verdad lo que a través de la historia no estaba en discusión, ni por protestantes ni católicos romanos? ¿Por qué hemos de creer en los escritos de Viola y no el testimonio histórico de la Iglesia? Amigos si la cristiandad no tiene 40 años. ¿Por qué no hablamos de historia, donde están las pastoras a través de ella? Y no nos basemos en escritos de liberales católicos como los que nos compartió CNNBart.

Saludos
Malcom

¿La historia?, el primer aporte de Bart hablaba de historia, otra cosa es que el papa y sus amigos al igual que tu no lo quieran reconocer. Me doy cuenta que al parecer eres alguna clase de calvinista o presbiteriano, para que lo sepas hay muchas iglesias presbiterianas y reformadas que ordenan mujeres, y si hablamos desde la perspectiva de las deniminaciones historicas que me parece te gusta mucho, en las iglesias de mi denominación, que es mas antigua que los calvinistas, se ordena mujeres al pastorado y al episcopado.

Tobi
06-02-2003, 12:02
Desde luego que no me gusta el epiteto que se les da a ciertos personajes. Me refiero al de "machistas".
¿No sería más propia el de "amordazantes"?
Solo es una idea, hermanos.

MORRISON
06-02-2003, 12:06
Originalmente enviado por: Tobi
Desde luego que no me gusta el epiteto que se les da a ciertos personajes. Me refiero al de "machistas".
¿No sería más propia el de "amordazantes"?
Solo es una idea, hermanos.

Buena idea Tobi, de ahora en adelante los llamare asi. Bendiciones.

Elisa
06-02-2003, 12:27
Originalmente enviado por: Tobi
Desde luego que no me gusta el epiteto que se les da a ciertos personajes. Me refiero al de "machistas".
¿No sería más propia el de "amordazantes"?
Solo es una idea, hermanos.

Pues yo no estoy de acuerdo ; a menos que lo cambièmos por el tèrmino misògino :bicho: :bostezo: :bicho:

Mira , el tèrmino amordazante no refleja lo que ocurre , a menos que agreguemos " de MUJERES " cosa ya muy larga y cansona de repetir .

Es que estos hermanos solo usan mordazas para damas y jarabe de pico ( una expresiòn ) para los caballeros . :cool:

MORRISON
06-02-2003, 13:33
Originalmente enviado por: Elisa
Pues yo no estoy de acuerdo ; a menos que lo cambièmos por el tèrmino misògino :bicho: :bostezo: :bicho:

Mira , el tèrmino amordazante no refleja lo que ocurre , a menos que agreguemos " de MUJERES " cosa ya muy larga y cansona de repetir .

Es que estos hermanos solo usan mordazas para damas y jarabe de pico ( una expresiòn ) para los caballeros . :cool:

Y que te parece chauvinistas, sexistas, androcéntricos o legalistas que no viven conforme al Espíritu. :idea:

Bart
06-02-2003, 14:02
Originalmente enviado por: pico
Para Bart
Dios te Bendiga
Me gustaria escuchar su aportacion de lo escrito en mi segunda aportacion, al inicio.
Dios te bendiga
F. Pico



Estoy de acuerdo con ella, es muy buena gracias por ponerla. Estamos dispuestos a oír la voz de nuestra denominación, de Don Fulano o Don Mengano, y en medio de tanto ruido, no escuchamos la Voz del Esposo, debemos despojarnos de tantos “maestros” que pululan por todas partes, y que hablan en excatedra, convirtiéndose en un ejercito de pequeños papas. Tantas voces nos vuelve ciegos y sordos, mientras que pensamos que vemos y oímos.

Si queremos escuchar al Maestro, debemos de acallar todas esas voces en nuestra mente, despojarnos de todos nuestros prejuicios, y leer Su Palabra buscando que nos dice Él, con verdadero interés, con hambre por escucharle. En silencio.

Es algo así como rendirnos a los pies de Cristo, teniendo todas nuestras CocaColas por basura. Gracias a Dios he experimentado esto, y en poco tiempo el Señor ha crecido en mí, cómo nunca antes. A Él sea la gloria.


Pd/ Cuando hablo de “maestros”, no me refiero a los verdaderos maestros que el Señor nos envía para nuestra edificación, estos son herman@s que están llenos de Su Espíritu, no de CocaColas.

Gracias: Pico, Maripaz, Chon, Tobi, Malcom, Morrison, Elisa... a todos...

Que el Señor os bendiga

Bart

Mirna
06-02-2003, 14:44
Amen, tienes razon Maripaz, recibe un abrazo cariñoso en Cristo amada hermana.

Mirna

MORRISON
06-02-2003, 16:27
"...al mismo apóstol Pablo. Porque este, en la carta a los Corintios, ha hablado con precisión de los dones proféticos y reconoce a los hombres y mujeres que profetizan en la iglesia..." Ireneo de Lyon "Adversus Haereses", Libro III, 11:9.

Si Ireneo dice que las mujeres profetizaban, es decir, exhortaban, enseñaban, ministraban a toda la iglesia, eso también incluia a los hombres, ¿vamos a seguir diciendo que se callen?.

Elisa
06-02-2003, 16:34
Originalmente enviado por: MORRISON
Y que te parece chauvinistas, sexistas, androcéntricos o legalistas que no viven conforme al Espíritu. :idea:

:D Cualquiera de ellos està bièn .

Realmente quise bromear en serio ¿ Se vale ese termino ? contigo y con Tobi .

Pero despues de todo , el nombre no les define , sinò lo que dicen . Pero no crea , eso de androcentrista no es tan fuerte como misògino , y les cuadra bien . :bicho: :bicho:

Si tu supieras , yo amo mucho a esos androcentristas je je , en mi familia los hay , pero la realidad es que ahora dicen que se encarguen de callarnos otros , que ya ellos no estan para esos lios de arañazos y empujones ( exageran el peligro ) :D

SolaGratia
06-02-2003, 17:36
Cuando uno debate sobre algún tema lo mas sensato (si la persona es seria y tiene la capacidad de hacerlo) es responder a los argumentos uno por uno. No veo muy sensato que uno se esfuerce en dar sus puntos de vista para que el contrincante ignore lo que uno plantea descalificándolo sin tan siquiera tomarse la molestia en analizar los puntos.
Y esto es lo que ha pasado en este epígrafe. Hay una técnica que es muy empleada, si no puedes argumentar con seriedad a los argumentos de tal persona entonces se ataca a la persona misma, esto tiene su nombre pero no lo recuerdo.
Este tema me parece muy interesante pero cualquier lector serio que lea todos estos mensajes vera que aquí lo menos que ha habido es seriedad.

Estoy dispuesto a seguir adelante solo si alguien se compromete seria y respetuosamente a seguir adelante.

Bendiciones
Malcom

Tobi
06-02-2003, 17:52
Originalmente enviado por: Elisa
Pues yo no estoy de acuerdo ; a menos que lo cambièmos por el tèrmino misògino :bicho: :bostezo: :bicho:

Mira , el tèrmino amordazante no refleja lo que ocurre , a menos que agreguemos " de MUJERES " cosa ya muy larga y cansona de repetir .

Es que estos hermanos solo usan mordazas para damas y jarabe de pico ( una expresiòn ) para los caballeros . :cool:

Por supuesto, Elisa, que me referí a AMORDAZAR a las mujeres.

En cuanto a lo del "jarabe de pico".... no se... pero me temo que haya mucho de pico y poco de jarabe.

Tobi
06-02-2003, 18:02
Originalmente enviado por: SolaGratia
Cuando uno debate sobre algún tema lo mas sensato (si la persona es seria y tiene la capacidad de hacerlo) es responder a los argumentos uno por uno. No veo muy sensato que uno se esfuerce en dar sus puntos de vista para que el contrincante ignore lo que uno plantea descalificándolo sin tan siquiera tomarse la molestia en analizar los puntos.
Y esto es lo que ha pasado en este epígrafe. Hay una técnica que es muy empleada, si no puedes argumentar con seriedad a los argumentos de tal persona entonces se ataca a la persona misma, esto tiene su nombre pero no lo recuerdo.
Este tema me parece muy interesante pero cualquier lector serio que lea todos estos mensajes vera que aquí lo menos que ha habido es seriedad.

Estoy dispuesto a seguir adelante solo si alguien se compromete seria y respetuosamente a seguir adelante.

Bendiciones
Malcom

Hombre, Malcom, no te ofendas.
Lo que ocurre es que a estas alturas mantener la posición que mantienes resulta (y perdona la palabra) transnochada. Solo se puede afrontar en clave de humor.
En serio solo se te puede hacer una pregunta: ¿Te has preguntado el porque Pablo no toca este tema en su Carta a los Romanos y si en la de Corintios? Cuando encuentres la respuesta sabras muchos porques. Los necesarios para que los veas en su justa medida. Ahora bien que los aceptes o no es otro cantar... o refilar (por lo del pico)
Bendiciones, Malcom.

SolaGratia
06-02-2003, 18:21
dices Tobi,


Hombre, Malcom, no te ofendas.
Lo que ocurre es que a estas alturas mantener la posición que mantienes resulta (y perdona la palabra) transnochada. Solo se puede afrontar en clave de humor.
En serio solo se te puede hacer una pregunta: ¿Te has preguntado el porque Pablo no toca este tema en su Carta a los Romanos y si en la de Corintios? Cuando encuentres la respuesta sabras muchos porques. Los necesarios para que los veas en su justa medida. Ahora bien que los aceptes o no es otro cantar... o refilar (por lo del pico)
Bendiciones, Malcom.


Cuando me digas de una forma seria el porque de 1 de Timoteo 2:11-14 entonces seguimos adelante ya que con este versículo empecé este tema, además de aclarar un punto muy importante si el profetizar es lo mismo que predicar.

No me ofendo, claro… Pero al menos a mi me gusta que me respondan plenamente a mis argumentos como a mi también me gusta hacerlo. No lo sentí así, y cualquiera lo puede comprobar, así que a estas alturas como dices aun espero los análisis específicos de mis puntos. Si uno no tiene argumentos lo mas sabio es callar en ves de saltear los de tu oponente y dar los tuyos propios pero aun atacarlo y aun con bromas.

Bendiciones
Malcom

Tobi
06-02-2003, 19:02
Originalmente enviado por: SolaGratia
dices Tobi,


Cuando me digas de una forma seria el porque de 1 de Timoteo 2:11-14 entonces seguimos adelante ya que con este versículo empecé este tema, además de aclarar un punto muy importante si el profetizar es lo mismo que predicar.
----------------------------------------------
A lo primero tambien te pregunto: ¿Donde estaba Timoteo cuando recibió las Cartas de Pablo. A eso le puedes añadir de donde procedia Timoteo. Es decir, de donde eran padre y madre.
A lo segundo. ¿Crees que es necesario aclarar si profetizar es lo mismo que predicar? ¿Por que no buscas la respuesta en cualquier diccionario etimológico. Mejor si es cristiano.
Te ahorraré el trabajo, en especial para otros que lo lean.
PROFETA: este vocablo puede tener doble aceptación: científica, COMUNICACION de un oráculo divino TRANSMITIDO por el profeta al pueblo sobre cosas que afectan al pasado, al presente o al futuro en orden a su bien espiritual; y vulgar, un vaticinio sobre hechos que han de ralizarse en el futuro. Esta accepción tambien se la define como PROFECIA ESCATOLÓGICA.
Te he remarcado mediante MAYUSCULAS las palabras COMUNICACIÓN y TRANSMISION. Cabe suponer que sabes que es comunicar y transmitir.
__________________________________________________ _________



No me ofendo, claro… Pero al menos a mi me gusta que me respondan plenamente a mis argumentos como a mi también me gusta hacerlo. No lo sentí así, y cualquiera lo puede comprobar, así que a estas alturas como dices aun espero los análisis específicos de mis puntos. Si uno no tiene argumentos lo mas sabio es callar en ves de saltear los de tu oponente y dar los tuyos propios pero aun atacarlo y aun con bromas.
-------------------------------------------
Tobi
Creo que presuponer que otros no tengan argumentos es un poco atrevido por tu parte.
Te he hecho unas preguntas a las que no respondes, en cambio me has hecho una y creo que la he respondido con la debida exactitud. ¿Donde pues la falta de argumentos? Respecto a los ataques nunca se ha dirigido a Malcom sino a ideas que cada vez estan mas superadas, y que además no son biblicas, si se tienen en cuenta los contextos en el cual fueron vertidas por Pablo. Es en esta línea que te hice y te hago las anteriores preguntas.


Bendiciones

SolaGratia
06-02-2003, 19:32
Tobi,

Yo entiendo tu punto y el de los demás que dicen que este impedimento de Pablo tiene que ver por el descontrol que había en la Iglesia de Corinto. Pero vallamos al pasaje de 1 de Timoteo 11-14 que es el que nos ocupa por el momento.

“La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.”

Aquí con mucha claridad Pablo nos da el porque de esta prohibición No dirigiéndose al problema en corintio sino a los principios de la creación.

El argumento de Pablo es claro, y es:

“Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión”

A si de sencillo y claro. La mujer fue engañada, no Adán y punto, nada que ver aquí los problemas de Corinto. Pero esto se torna difícil porque para ti por lo que entiendo no hubo un hombre de carne y huesos llamado Adán y una mujer llamada Eva y que hubo un jardín del Edén y una caída por desobediencia, ya que tu no crees el la literalidad del Génesis. Por lo tanto creo que no pondremos salir de este punto.

Sobre los el punto de profetizar y predicar. Si fuera lo mismo tuviéramos niños predicadores, pastores u obispos. Y esto no es así. La profecía de Joel nos dice que: “Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones…”

Vemos una distinción entre hijos y jóvenes, que profetizaran, no solo los jóvenes sino también los niños. Por otra parte cuando Pablo insta a Timoteo a proclamar la Palabra de Dios le dice, “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra.”
No dice: “que profetices la palabra”

SolaGratia
06-02-2003, 19:35
Tobi dado a la importancia de las palabras profetizar y predicar y mi incapacidad de hablar sobre el tema claramente, te ofrezco este articulo.
El articulo completo esta en: http://www.amen.net/lb/articulos/mujerespredicadoras.htm

¿ERAN PREDICADORAS LAS PROFETISAS?
En la Biblia varias mujeres fueron llamadas profetisas, incluyendo María (Éxodo 15:20), Débora (Jueces 4:4), Hulda (2 Reyes 22:14), Noadías (Nehemías 6:14), Ana (Lucas 2:36) y cuatro hijas doncellas de Felipe (Hechos 21:9). Algunas personas que nunca estudiaron el asunto piensan que las profetisas eran predicadoras. Pero no eran. No se menciona ni siquiera que una de estas profetisas predicó o tuvo un discurso en una congregación pública en alguna forma. Las profetisas no eran predicadoras. No predicaban; no desempeñaban el trabajo de pastor ni evangelista, ni la de una maestra de la Biblia.
Profetizar significa hablar por revelación divina. Una profecía es una revelación especial por el Espíritu de Dios. Un profeta es un hombre que recibe revelación divina. Una profetisa es una mujer que recibe revelación divina en cuanto al futuro.
Los profetas (masculino) en veces eran predicadores. Isaías, Jeremías, Daniel y Ezequiel eran predicadores. Pero mayormente eran profetas, o sea, ellos recibían revelación divina de lo que le iba a acontecer a Israel. También eran predicadores, aunque se les llaman profetas. Pero las profetisas nunca predicaban en la Biblia. Ellas recibieron breves revelaciones divinas para compartir con individuos, pero nunca fueron enviadas a predicar, ni dirigir una asamblea pública como expositoras de la Palabra, ni de hacer la obra de pastora o evangelista.
El significado de la palabra profeta o profetisa en el Antiguo Testamento es el mismo que la palabra profeta o profetisa en el Nuevo Testamento.
La obra de un profeta es indicada en Deuteronomio 18:22, que dice:
"Si el profeta hablare en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta; no tengas temor de él".
La palabra del profeta se debe llevar acabo, o sea, la profecía es normalmente una revelación divina del futuro.
En el Nuevo Testamento, en muchas ocasiones las Escrituras mencionan que las palabras de los profetas eran una predicción del futuro. Por ejemplo, Mateo 1:22 dice: "Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta". Vea también Mateo 2:17, 23; 3:3; 4:14; 12:17; 21:4; 26:56; 27:9, 35. Solo he mencionado Escrituras en el Evangelio de Mateo y hay muchos otros en el Nuevo Testamento, todas referentes al cumplimiento de las palabras de algún profeta del Antiguo Testamento. Digo que un profeta normalmente predice el futuro por revelación divina. Una profetisa, de modo similar, es una mujer que recibe revelación divina.
El único libro en el Nuevo Testamento que Dios llama una profecía es el libro de Apocalipsis. "El libro de esta profecía" (Apocalipsis 22:19) es revelación, el libro Nuevo Testamentario que es dado en gran manera a la revelación de eventos del porvenir. Profecía no indica predicación; significa una revelación divina bajo el ungimiento del Espíritu. Una profetisa no predica.
En el Nuevo Testamento, Pedro, Juan y Pablo no fueron llamados profetas (aunque Dios usó a cada uno de ellos para escribir algunas profecías en su Palabra), pero su obra primaria era la predicación. Del otro lado, Agabo se menciona dos veces en el libro de Hechos como un profeta. Su primer profecía se menciona en Hechos 11:27-28 que dice:
"En aquellos días unos profetas descendieron de Jerusalén a Antioquía. Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio".
Agabo brevemente compartió una revelación que Dios le había dado acerca de un hambre que vendría sobre la tierra.
Otra vez, Hechos 21:10-11 nos relata otra profecía de este hombre Agabo en las siguientes palabras:
"Y permaneciendo nosotros allí algunos días, descendió de Judea un profeta llamado Agabo, quien viniendo a vernos, tomó el cinto de Pablo, y atándose los pies y las manos, dijo: Esto dice el Espíritu Santo: Así atarán los judíos en Jerusalén al varón de quien es este cinto, y le entregarán en manos de los gentiles".
Note que esto es un simple mensaje de Dios acerca de lo que le iba a acontecer a Pablo en Jerusalén. La profecía ocupó menos de un versículo. No contenía un sermón. El mensaje probablemente fue dado a Pablo y Lucas y posiblemente a Timoteo u otros amigos. No fue un sermón en ningún sentido, sino simplemente una revelación de Dios acerca de lo que iba a ocurrir. Eso es lo que compone una profecía. Poco antes de que se menciona este profeta Agabo en versículo 10, el versículo anterior dice lo siguiente de Filipo: "Este tenía cuatro hijas doncellas que profetizaban", o sea, estas hijas vírgenes recibieron revelaciones especiales de Dios. No predicaron.
1 Corintios 14:1 y 5 indica que sería una bendición si todos los cristianos profetizaran. Eso no significa que todo cristiano debe ser un predicador, un pastor o un evangelista. Sino, cada cristiano debe andar tan cerca a Dios que él le revelará a veces cosas que acontecerán en el futuro. De igual modo, 1 Corintios 14:24 no significa que si cada persona en la congregación se levantara y predicara un sermón, que todos los incrédulos presentes se convertirían. Significa que si cada cristiano estaba en comunión íntima con Dios como para recibir una revelación de él acerca de lo que acontecería y que hacer, eso convencería los que contradecían la certeza del Evangelio. 1 Corintios 14:39 indica que cada cristiano debe anhelar este contacto cercano con Dios y que él revelaría su voluntad a nosotros y las cosas que especialmente necesitamos saber para enfrentar al futuro. Acuerdese que esto fue mucho más necesario antes que el Nuevo Testamento fue escrito, comparado a cuanto es necesitado hoy, cuando tenemos la revelación divina completa dada en la Biblia.
Hay dos notas confusas en la Biblia de notas Scofield sobre esta cuestión de la profecía. En cuanto a 1 Corintios 12:10, el Dr. Scofield comenta: "El profeta Nuevo Testamentario no era uno que ordinariamente predecía, sino que proclamaba, uno cuyo don le permitía hablar ‘para edificación, exhortación y consolación’ (1 Corintios 14:3). Pero 1 Corintios 14:3 no dice y no significa que un profeta Nuevo Testamentario es diferente a un profeta del Antiguo Testamento. Una revelación divina o profecía de Dios sí trae edificación, exhortación y consuelo, como nos dice 1 Corintios 14:3. Pero no hay ningún versículo de Escritura que indica que la profecía es predicación o que hay una diferencia en los oficios de un profeta del Antiguo Testamento comparado a un profeta Nuevo Testamentario.
Otra vez, comentando sobre 1 Corintios 14:1, el Dr. Scofield dice "El profeta Nuevo Testamentario no era meramente un predicador, sino un predicador inspirado, a través del cual, hasta que fue escrito el Nuevo Testamento, nuevas revelaciones fueron dadas de acuerdo a las nuevas dispensaciones (1 Corintios 14:29-30). Esta aseveración es confusa. Por predicador, queremos decir uno que expone la Biblia. Pero una profecía no era una exposición de la Biblia, sino solamente una revelación nueva de Dios. Algunas personas ignorantes se han aprovechado de estas notas como una excusa para permitir mujeres predicadoras. Pero profetizar no es predicar; es solamente una revelación nueva de Dios, refiriéndose al futuro, y ciertamente siendo una revelación directa e inmediata, no una exposición de la Escritura, no una enseñanza bíblica, ni evangelización o predicación. Profetizar no es predicar. Las profetisas en la Biblia nunca predicaron.
Hechos 2:17 y 18 nos da una profecía bendita del futuro. Proviene del profeta Joel y dice:
"Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán".
Vendrá un tiempo cuando el Espíritu Santo será derramado sobre toda carne para que ambos hijos e hijas profetizarán, y también los siervos y siervas. Pero ese acto de profetizar no implica que todos serán predicadores o evangelistas o maestros de la Biblia. Significa que cada cristiano estará en contacto con Dios por esa llenura del Espíritu Santo; y Dios se revelará a sí mismo, y las cosas que debemos saber, a cada cristiano, para que ellos adviertan unos a otros.
Débora, la profetisa en el Antiguo Testamento, no predicó ni ejercitó autoridad sobre el hombre. La historia se relata en Jueces 4:4-9. Léalo y verá que no involucraba ninguna autoridad sobre el hombre y por cierto no involucraba predicación.
"Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot; y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio. Y ella envió a llamar a Barac hijo de Abinoam, de Cedes de Neftalí, y le dijo: ¿No te ha mandado Jehová Dios de Israel, diciendo: Vé, junta a tu gente en el monte de Tabor, y toma contigo diez mil hombres de la tribu de Neftalí y de la tribu de Zabulón; y yo atraeré hacia ti al arroyo de Cisón a Sísara, capitán del ejército de Jabín, con sus carros y su ejército, y lo entregaré en tus manos? Barac le respondió: Si tú fueres conmigo, yo iré; pero si no fueres conmigo, no iré. Ella dijo: Iré contigo; mas no será tuya la gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara. Y levantándose Débora, fue con Barac a Cedes".
Débora se sentaba debajo de una palmera y "los hijos de Israel subían a ella a juicio". No había un gobierno en la tierra. Cuando dos vecinos estaban en medio de una disputa y no podían llegar a un acuerdo, ellos decían "vayamos a Débora para que ella decida". Entonces iban a Débora y ella les aconsejaba, posiblemente bajo revelación divina, como resolver la diferencia. Los que deseaban aceptaban su decisión. Ella no tenía autoridad. Cualquier buen cristiano puede ser un mediador entre vecinos hoy día.
Eso es exactamente como los cristianos Nuevo Testamentarios son aconsejados a resolver sus diferencias. 1 Corintios 6:1-8 dice claramente que no deben ir ante la ley para resolver sus diferencias antes las autoridades, sino que son mandados "Si, pues, tenéis juicios sobre cosas de esta vida, ¿ponéis para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia?" o sea, uno que no es llamado a ser un predicador o un oficial o líder en la iglesia de todos modos es capaz, por el Espíritu de Dios, de saber que hacer cuando se le pide ser un mediador entre cristianos. Juzgando uno a otro en ese sentido no tiene nada que ver con la ley o la autoridad. Simplemente significa que cristianos llenos del Espíritu Santo pueden hallar la mente de Dios, y eso es la forma en que Débora juzgaba o actuaba como mediadora entre la gente en la tierra cuando no había rey ni guía y cuando la gente traían asuntos a ella voluntariamente para su consejo.
Note que la profecía de Débora dada en Jueces 4:6-7 es una revelación divina. Note que ocupa menos de dos versículos, y note que fue dirigido a un hombre, Barac. En el versículo 9 Dios dio a Débora otra revelación en esta frase "porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara", y muestra que la insistencia de Barac en llevar a Débora con él desagradó al Señor. Débora no era una predicadora, ni una líder. Dios no quería que ella guíe el ejército. Ella no ejercitó autoridad sobre hombres y no enseñó a hombres. Ella simplemente anunció un mensaje breve de Dios a Barac.
María, la hermana de Moisés y Aarón, es llamada una profetisa en Éxodo 15:20. Allí se nos dice "Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas. Y María les respondía: Cantad a Jehová". María dirigió a estas mujeres en los cantos. Ella no dirigió a los hombres en los cantos ni predicó a los hombres.
Pero María la profetisa fue usada por Dios como una lección a las mujeres que buscan autoridad en asuntos religiosos, y Dios la maldijo con lepra por su pecado. La historia se relata en Números 12:1-15.
"María y Aarón hablaron contra Moisés a causa de la mujer cusita que había tomado; porque él había tomado mujer cusita. Y dijeron: ¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros? Y lo oyó Jehová. Y aquel varón Moisés era muy manso, más que todos los hombres que había sobre la tierra. Luego dijo Jehová a Moisés, a Aarón y a María: Salid vosotros tres al tabernáculo de reunión. Y salieron ellos tres. Entonces Jehová descendió en la columna de la nube, y se puso a la puerta del tabernáculo, y llamó a Aarón y a María; y salieron ambos. Y él les dijo: Oíd ahora mis palabras. Cuando haya entre vosotros profeta de Jehová, le apareceré en visión, en sueños hablaré con él. No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa. Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por figuras; y verá la apariencia de Jehová. ¿Por qué, pues, no tuvisteis temor de hablar contra mi siervo Moisés? Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos; y se fue. Y la nube se apartó del tabernáculo, y he aquí que María estaba leprosa como la nieve; y miró Aarón a María, y he aquí que estaba leprosa. Y dijo Aarón a Moisés: ¡Ah! señor mío, no pongas ahora sobre nosotros este pecado; porque locamente hemos actuado, y hemos pecado. No quede ella ahora como el que nace muerto, que al salir del vientre de su madre, tiene ya medio consumida su carne. Entonces Moisés clamó a Jehová, diciendo: Te ruego, oh Dios, que la sanes ahora. Respondió Jehová a Moisés: Pues si su padre hubiera escupido en su rostro, ¿no se avergonzaría por siete días? Sea echada fuera del campamento por siete días, y después volverá a la congregación. Así María fue echada del campamento siete días; y el pueblo no pasó adelante hasta que se reunió María con ellos".
Note arriba que María y Aarón dijeron "¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros?" María y Aarón estaban en el mismo pecado. El versículo 9 de la Escritura dice "Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos" Dios estaba enojado con María y Aarón porque cada uno quiso usurpar la autoridad. ¡PERO TAN SOLAMENTE MARÍA FUE AFLIGIDA CON LEPRA POR SU PECADO! La diferencia es que Aarón había sido asignado por Dios como sumo sacerdote. Aarón fue un hombre y se le asignó el puesto de un hombre. Entonces el pecado de María fue más malvado que el de Aarón, y Dios estaba enseñando a ella y a todas las mujeres una lección por si acaso buscaran asumir autoridad o liderazgo sobre o junto con el hombre. María era una profetisa, pero aún una mujer profetisa peca terriblemente contra Dios cuando busca una posición de liderazgo como predicadora, maestra, evangelista o líder sobre los hombres.
En Mateo 28:10 Jesús impartió una revelación divina, un mensaje a dos mujeres. Él dijo "No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán". Nunca es fuera de lugar cuando una mujer sigue las instrucciones del Señor. Pero eso no consiste en predicar. No consiste de hacer la obra de un pastor o el de evangelista. No autoriza a ninguna mujer hacer discursos públicos en congregaciones mixtas.
Por tanto la Biblia coloca a todo en su lugar; en práctica y en la enseñanza Pablo dice "La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio" (1 Timoteo 2:11-12). Estaba de acuerdo exactamente con la enseñanza y práctica de todo el Antiguo y Nuevo Testamento. Ninguna profetisa en la Biblia violó este mandato pleno. Ellas no enseñaban a hombres ni enseñaban en la iglesia y no asumían autoridad sobre el hombre.
Aun las profetisas obedecían el mandato de 1 Corintios 14:34-15 de mantener silencio en las iglesias y estar en sujeción, y si querían saber algo, le preguntaban a sus maridos en el hogar.

Tobi
06-02-2003, 19:43
Malcom, sigues sin responder a mis preguntas.
En cuanto a lo que has transcrito te sugiero que busques a otros que sepan los significados exactos de Profetizar y predicar.
En el que has transcrito se manifiesta una ignorancia tan evidente que no merece la pena comentarlo.
Es el propio de un amordazante y no merece crédito alguno.

Maripaz
06-02-2003, 19:50
Vine. Diccionario expositivo de palabras de Nuevo Testamento. Ed Caribe





Profetizar, Profecía, Profético

A. Nombre

profeteia (profhteiva, 4394), significa la proclamación de la mente y consejo de Dios (pro, delante; femi, hablar: véase PROFETA); en el NT se utiliza: (a) del don (p.ej., Ro 12.6; 1 Co 12.10; 13.2); (b) ya del ejercicio del don, ya de aquello que es profetizado (p.ej., Mt 13.14; 1 Co 13.8; 14.6,22 y 1 Ts 5.20; 1 Ti 1.18; 4.14; 2 P 1.20,21; Ap 1.3; 11.6; 19.10; 22.7,10,18,19).¶

«Aunque mucha parte de la profecía del AT era puramente predictiva, véase, p.ej., Mi 5.2, y cf. Jn 11.51, la profecía no es necesariamente, y ni siquiera primariamente, predicción. Es la declaración de aquello que no puede ser conocido por medios naturales (Mt 26.68), es la proclamación de la voluntad de Dios, tanto si es con referencia al pasado como al presente o al futuro, véanse Gn 20.7; Dt 18.18; Ap 10.11; 11.3.

»En pasajes tales como 1 Co 12.28; Ef 2.20, los «profetas» son puestos después de los «apóstoles», por cuanto no son los profetas de Israel los allí mencionados, sino los «dones» del Señor ascendido (Ef 4.8,11; cf. Hch 13.1); el propósito del ministerio de estos profetas era el de edificar, consolar y alentar a los creyentes (1 Co 14.3), en tanto que su efecto sobre los incrédulos era el de mostrar que los secretos del corazón del hombre son conocidos por Dios, para convencer de pecado, y constriñendo a la adoración (vv. 24,25).

»Con el cierre del canon de las Escrituras es evidente que la profecía se ha acabado (1 Co 13.8, 9). El maestro ha tomado, en su medida, el lugar del profeta, cf. el significativo cambio en 2 P 2.1. La diferencia es que en tanto que el mensaje del profeta era una revelación directa de la mente de Dios para la ocasión, el mensaje del maestro es tomado de la revelación finalizada, las Escrituras» (de Notes on Thessalonians, por Hogg y Vine, pp. 196-197).

B. Verbo

profeteuo (profhteuvw, 4395), ser profeta, profetizar. Se utiliza: (a) con el significado primario de proclamar los consejos divinos (p.ej., Mt 7.22; 26.68; 1 Co 11.4,5; 13.9; 14.1, 3-5,24,31,39; Ap 11.3); (b) de predecir el futuro (p.ej., Mt 15.7; Jn 11.51; 1 P 1.10; Jud 14).

C. Adjetivo

profetikos (profhtikov", 4397), de la profecía, o relacionado con ella, o procediendo de un profeta, profético. Se utiliza de las Escrituras del AT (Ro 16.26: «de los profetas», rv, rvr, rvr77, vm, lba; Besson: «proféticos»); 2 P 1.19: «la palabra profética más segura», o sea, confirmada por la persona y obra de Cristo.¶

Maripaz
06-02-2003, 19:53
Del Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia. EdCaribe



Profecía, Profetas



Entendido como «la interpretación de la historia que halla el significado de la misma solo en términos del interés, el propósito y la participación divina» (IDB), puede decirse que el profetismo comienza con Moisés y que se refleja en la mayoría de los escritos bíblicos. Aunque hallamos en otros pueblos ciertos fenómenos emparentados, en ninguno se halla la profundidad e influencia del profetismo bíblico. La razón es evidente: todo el Antiguo Testamento mira hacia el porvenir. Basado en lo que Dios ha hecho y dicho en el pasado, proclama la espera del cumplimiento pleno de esas promesas. El «día de Jehová» anima no solo los libros proféticos sino también los históricos y los poéticos. El mismo Pentateuco, basado en el éxodo y el pacto del Sinaí, entrevé el tiempo en que Israel, libre de toda esclavitud, será la nación santa del Dios santo. El Nuevo Testamento, a su vez, ve en Jesucristo y su iglesia el cumplimiento de aquella promesa y por ello valora altamente la profecía del Antiguo Testamento; se extiende hacia la plena realización del Reino, la parusía del Señor, y afirma así una dimensión profética propia.


Terminología

El término hebreo, nabi, traducido «profeta», probablemente se deriva de una raíz que significa «anunciar» o «proclamar». El Antiguo Testamento lo aplica a una variedad de personas (Gn 20.7; Éx 7.1; 1 R 17–19; Mal 4.5).



Orígenes

Es sumamente discutido el origen del profetismo en Israel y su posible relación con otros fenómenos semejantes. Varios pasajes hablan de «videntes» y 1 Samuel 9.9 sugiere que así se le llamaba originalmente al profeta. Además, había un profetismo «extático» (en trance o posesión) en las religiones cananeas (cf. 1 R 18.20–40), y es posible que hubiera alguna relación entre este fenómeno y algunas manifestaciones en Israel (1 S 19.18–24). Por otra parte, los grandes profetas (Isaías, Amós, Jeremías) tenían experiencias extáticas (extraordinarias tanto para su tiempo como para nosotros), en las que hallaban un acceso especial a la «palabra de Jehová» y esta llevaba en sí misma una singular señal de autenticidad divina. Indudablemente no se trataba de un trance de absorción, sino de una concentración próxima a la oración, en la que la «palabra» recibida era meditada y articulada por el profeta en un mensaje (Is 10.6ss).

También se ha discutido mucho la relación de los profetas con el culto. Aunque había «bandas» proféticas en los lugares de culto (como en los santuarios no jehovistas), los profetas del Antiguo Testamento no parecen pertenecer a ellas y en algunos casos evidentemente repudiaron esta dudosa institución (Jer 29.26–30). Entre estos profetas de santuario, ocupados de los detalles y pequeños problemas políticos, y el profeta bíblico, con su visión de la acción de Dios en la historia, había una enorme diferencia. Sin embargo, es erróneo pensar, basándonos en unos pocos pasajes tomados aisladamente (Am 5.21–24; Is 1.11, 12, 14–17), que los grandes profetas se oponían al culto del templo y al sacerdocio, o a toda religión institucionalizada. Se trataba, más bien, de la crítica a la corrupción del culto, ya fuera por la idolatría o por la injusticia: «No puedo aguantar iniquidad y día solemne» (Is 1.13, VM ofrece la traducción más correcta). Los profetas conocen el culto y a menudo citan su ritual, himnos y oraciones. Algunos (Jeremías, Ezequiel) vienen de un trasfondo sacerdotal y otros (Habacuc, Nahum, Joel) muy probablemente participaban en el culto.

En los libros proféticos de la Biblia tenemos la obra directa de los propios profetas (Is 30.8; Jer 29.1s, entre otros pasajes, muestran que los profetas escribían y no solo anunciaban verbalmente sus oráculos). También hay casos de un testimonio indirecto, como el de Baruc, secretario de Jeremías (Jer 36). Y finalmente, existían escuelas de discípulos de un profetas (por ejemplo, Is 8.16; cf. 50.4) los cuales compilaban sus mensajes.





Características E Historia

Aunque el mensaje de la profecía bíblica se halla principalmente en los libros conocidos como «proféticos», no debemos olvidar el profetismo anterior a Amós, ilustrado por figuras como Natán, Elías, Miqueas (1 R 22.8–38) y Eliseo, cuya función fue anunciar el juicio y la voluntad de Dios principalmente a los reyes. El nombre «profeta» se aplica también a Abraham (Gn 20.7), Aarón (Éx 7.1), María y Débora (Éx 15.20; Jue 4.4) y Moisés (Dt 18.18; 34.10). El profeta bíblico reúne algunas características que el NBD resume bien como «un llamado específico y personal de Dios» (Is 6; Jer 1.4–19; Ez 1–3; Os 1.2; Am 7.14, 15, etc.); la conciencia de la acción de Dios en la historia; la valiente confrontación de reyes, sacerdotes o pueblos con las demandas y el juicio divinos; el uso de medios simbólicos de expresión y el ejercicio de una función intercesora o sacerdotal ante Dios.

La función primordial del profeta es la proclamación de la «palabra de Dios» que ha recibido. El propósito es llamar al pueblo al arrepentimiento y la conversión a Jehová y a su pacto. Su mensaje se relaciona constantemente con sucesos y circunstancias presentes, de orden político, social o religioso. Pero como estas circunstancias son vistas como parte de la acción de Dios en la historia, el profeta no puede dejar de referirse al futuro para anunciar lo que Dios hará, para inducir a la acción y para certificar su mensaje. No hay duda alguna de que la predicación es parte esencial de la función profética, y muchos profetas manifiestan dones especiales de clarividencia y percepción del futuro. Pero, por otra parte, también existen falsos profetas, que apelan a los mismos dones y pretenden tener palabra de Dios. Pasajes como Deuteronomio 13; 18.9–22; Jeremías 23.9–40; Ez 12.21–14.11 sugieren algunos criterios de distinción. El problema es complejo y el Nuevo Testamento tampoco lo desconoce.


El Mensaje de Los Profetas

Ubicados en el horizonte de la decadencia de los reinos (a partir del siglo VIII a.C.), en medio de las amenazas políticas de los grandes imperios (Egipto, Asiria, Babilonia, Persia) y mientras acompañan a su pueblo en el cautiverio, los profetas anuncian, de diversas maneras pero con fundamental unidad, el propósito de Dios que se cumple en la convulsionada historia del Medio Oriente. IDB resume el mensaje profético con frases clave de los mismos profetas:

1. «Así dice el Señor». El profeta está consciente de que está al servicio de la palabra de Jehová, que no es un mero anuncio sino la expresión de la voluntad del Dios soberano en acción (Is 55.11; Am 3.8). El profeta no tiene control sobre esta palabra sino que está a su servicio (Jer 20.8b, 9; Am 3.8). Toda su vida, hasta sus gestos y acciones simbólicas, dependen de ella (Is 7 y 8; Os 1).

2. «De Egipto llamé a mi hijo». La misericordiosa y divina elección de Israel para un propósito determinado, y las obligaciones que esa elección impone, están siempre presentes en los profetas. Se expresan con las figuras de padre/hijo (Is 1.2; Os 11); propietario/viña (Is 5.1–7), pastor/rebaño (Is 40.11), alfarero/vasija (Is 29.16; Jer 18) y principalmente esposo/esposa (Is 50.1; 54.5; 62.4, 5; Jer 2.1–7; 3.11–22; Ez 16.23; Os 1–3). La ética social que admiramos en los profetas tiene su raíz en la justicia del pacto.

3. «Se alejaron de mí». La rebelión que denuncian los profetas no es solo de Israel, sino de todas las naciones (Is 10.5ss; Jer 46–51; Ez 25–32; Am 1 y 2). Dios tiene cuidado de todos los pueblos (Is 19.24; Am 9.7), pero Israel tiene un llamado y por tanto una responsabilidad y una culpa especial (Am 3.2). Su rebelión ha sido total muestra de infidelidad (Is 1.4, 5; 2.6–17; 59.1–15; Jer 2.4–13; 5.20–31; Ez 16), y se manifiesta en la corrupción religiosa, en la injusticia social y sobre todo en el vano orgullo y jactancia que conduce a la ruina.

4. «Regresarán a Egipto». Dios ejecutará su juicio, es decir, corregirá el mal castigando al culpable, vindicando al justo y estableciendo justicia. Los profetas de los siglos VIII—VI a.C. ven como juicio divino la catástrofe nacional que se avecina (Is 22.14; 30.12–14; Jer 5.3, 12, 14; Os 4.1; Am 3.1; Miq 6.1ss). No es un acto arbitrario de Jehová, pero Israel es conducido de nuevo al cautiverio (de allí la idea del regreso a Egipto) para restaurar la justa relación con Dios.

5. «¿Cómo te he de abandonar?» Para el profeta, aun el juicio inexorable es expresión de la compasión divina (Am 4.6–11). La misericordia (compasión, piedad, ® Gracia) es, más que una calidad del pacto, la naturaleza misma de Dios (Is 54.7, 8, 10; Jer 3.12; 31.3; Os 11.8ss).

6. «Haré regresar sus cautivos». El juicio es instrumental y disciplinario (Is 1.25; Os 2.14–23; 5.15; Am 4.6–11). Más allá de su ejecución, Dios se propone mantener un ® REMANENTE fiel que retoñará para cumplir el propósito divino (Is 7.1ss; Ez 27; Am 9.8bss). La segunda parte de Isaías lo anuncia como una segunda creación, un segundo éxodo (51.9–11). Jeremías discierne un nuevo pacto (Jer 31.31–34).

7. «Luz para los gentiles». La restauración no puede limitarse a la historia de Israel. Los profetas miran más allá a una consumación, un Día del Señor que abarcará en juicio y gracia a todos los pueblos (Zac 14.5–9). En esta expectación se inserta el anuncio del «Siervo del Señor», quien inaugurará un nuevo día para las naciones (Is 49.5, 6; 53.4, 5). Esta es la fe final y el mensaje de los profetas (Is 2.2–4; Miq 4.1–3).






Profecías Y Profetas En El Nuevo Testamento

El mensaje de los profetas halla su cumplimiento en la vida, muerte y resurrección de Jesucristo (Hch 3.24); particularmente en los hechos de la pasión (Lc 24.25–27; Hch 3.18; 1 Co 15.3). La predicación a los judíos partía de esa correlación (Hch 18.28). El Evangelio de Mateo está construido sobre esa base (por ejemplo, 1.22s; 2.5s), pero, más que predicciones en detalle, se trata del propósito redentor de Dios anunciado en los profetas y cumplido en Jesucristo (Jn 6.14; 1 P 2.9s). La promesa del nuevo pacto y del siervo sufriente son los puntos culminantes de esa continuidad.

En el Nuevo Testamento se conoce y tiene en alta estima el don de profecía y la figura del profeta (1 Co 12.10; Ef 4.11; cf. Hch 11.27 y Ef 2.20). Su función parece haber sido anunciar alguna revelación particular recibida de Dios (Hch 19.6; 21.9; 1 Co 11.4s; etc.), edificar o consolar con ese conocimiento de la voluntad de Dios (1 Co 14.1, 3, 5) o predecir un acontecimiento futuro (Mt 11.13; 15.7; 1 P 1.10).

SolaGratia
06-02-2003, 19:53
Dices Tobi:



Malcom, sigues sin responder a mis preguntas.
En cuanto a lo que has transcrito te sugiero que busques a otros que sepan los significados exactos de Profetizar y predicar.
En el que has transcrito se manifiesta una ignorancia tan evidente que no merece la pena comentarlo.
Es el propio de un amordazante y no merece crédito alguno.



Vamos Tobi se serio, si las he respondido… Pero me extraña que descalifiques el escrito que te ofrecí sin haberlo leído, porque no lo leíste ni Maripaz tampoco, nadie lee y analiza un articulo extenso como el que ofrecí en 5 minutos, no seas así Tobi.. Por mi parte y no mintiendo si leí el kilométrico escrito de CNNBart tarde la hora.

Maripaz
06-02-2003, 19:55
Originalmente enviado por: SolaGratia
Dices Tobi:




Vamos Tobi se serio, si las he respondido… Pero me extraña que descalifiques el escrito que te ofrecí sin haberlo leído, porque no lo leíste ni Maripaz tampoco, nadie lee y analiza un articulo extenso como el que ofrecí en 5 minutos, no seas así Tobi.. Por mi parte y no mintiendo si leí el kilométrico escrito de CNNBart tarde la hora.





¿En qué te basas para decir que no lo leído? :confused:

SolaGratia
06-02-2003, 20:01
Maripaz sin temor alguno se que no lo has leído, estas mintiendo, inmediatamente al colocar mi escrito pasaron aprox. 7 minutos y no pudiste haberlo leído en ese tiempo, y menos porque en ese lapso estuviste buscando en esos diccionarios los términos y tomando tiempo para postearlos.

Me retiro, no siento que tu y Tobi sean sinceros.

SolaGratia
06-02-2003, 20:06
Maripaz

Y tampoco te tomaste la molestia de leer tus propios escritos mira:


“Con el cierre del canon de las Escrituras es evidente que la profecía se ha acabado (1 Co 13.8, 9)” El maestro ha tomado, en su medida, el lugar del profeta.

La diferencia es que en tanto que el mensaje del profeta era una revelación directa de la mente de Dios para la ocasión, el mensaje del maestro es tomado de la revelación finalizada, las Escrituras»



Ves tus escritos me dan la razón

Maripaz
06-02-2003, 20:18
Originalmente enviado por: SolaGratia
Maripaz sin temor alguno se que no lo has leído, estas mintiendo, inmediatamente al colocar mi escrito pasaron aprox. 7 minutos y no pudiste haberlo leído en ese tiempo, y menos porque en ese lapso estuviste buscando en esos diccionarios los términos y tomando tiempo para postearlos.

Me retiro, no siento que tu y Tobi sean sinceros.



Simplemente hice un cut & paste del formato digital, es más, lo copié de un escrito en Word.


¿Crees que lo había leído anteriormente y que además lo he releído? ¿Sabes Malcom?, no miento


¿Sabes lo que es "lectura rápida" de un texto?


Con respecto a la sinceridad, probablemente tu nos ganas en ello ;)

Dijiste:



Tobi dado a la importancia de las palabras profetizar y predicar y mi incapacidad de hablar sobre el tema claramente, te ofrezco este articulo


Al menos, reconociste TU INCAPACIDAD DE HABLAR SOBRE EL TEMA

Maripaz
06-02-2003, 20:24
Originalmente enviado por: SolaGratia
Maripaz

Y tampoco te tomaste la molestia de leer tus propios escritos mira:


“Con el cierre del canon de las Escrituras es evidente que la profecía se ha acabado (1 Co 13.8, 9)” El maestro ha tomado, en su medida, el lugar del profeta.

La diferencia es que en tanto que el mensaje del profeta era una revelación directa de la mente de Dios para la ocasión, el mensaje del maestro es tomado de la revelación finalizada, las Escrituras»



Ves tus escritos me dan la razón



Si de lo que te jactas es de llevar la razón, ¿te voy a llevar yo la contraria?


Sin emabrgo, has tomado del escrito lo que te ha interesado y no has respondido a otros aspectos importante que resalta el diccionario. ;)


El tema de si la profecía se ha acabado, sería tema para otro debate; pero ya es el segundo que abandonas en estos foros(por falta de argumentos propios) estando yo presente.....¿crees que te seguiré en un tercero?:D

Tobi
06-02-2003, 21:26
Originalmente enviado por: SolaGratia
Dices Tobi:




Vamos Tobi se serio, si las he respondido… Pero me extraña que descalifiques el escrito que te ofrecí sin haberlo leído, porque no lo leíste ni Maripaz tampoco, nadie lee y analiza un articulo extenso como el que ofrecí en 5 minutos, no seas así Tobi.. Por mi parte y no mintiendo si leí el kilométrico escrito de CNNBart tarde la hora.

¿No presupones demasiadas cosas, Malcom? Si lo he o no leido.
No has respondido a ninguna de mis preguntas, Malcom.
¿Cuando has respondido el porque en la Carta a los Romanos no hay una sola referencia parecida a las que encontramos en Corintos?
¿Donde estaba Timoteo al recibir las cartas de Pablo y cuales fueron sus origenes de parte de padre, madre y abuela?
Además recuerda estas palabras escritas por ti:


No me ofendo, claro… Pero al menos a mi me gusta que me respondan plenamente a mis argumentos como a mi también me gusta hacerlo. No lo sentí así, y cualquiera lo puede comprobar, así que a estas alturas como dices aun espero los análisis específicos de mis puntos. Si uno no tiene argumentos lo mas sabio es callar en ves de saltear los de tu oponente y dar los tuyos propios pero aun atacarlo y aun con bromas.

Dime, ¿que argumentos? Lo que haces es copiar argumentos de otros y de una muy baja calidad. Argumentos que no se sostienen ni siquiera gramaticalmente.
Lo mismo ocuure con esta cita que has copiado:

Por otra parte cuando Pablo insta a Timoteo a proclamar la Palabra de Dios le dice, “Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra".
No dice: “que profetices la palabra”

¿Acaso al principio no dices que le insta a "PROCLAMAR? ¿Es que incluso ignora el significado de sinonimo o antónomo?
Si deseas enterarte de los significados léete la aportación de Maripaz.
Me acusas de no leer, pero la realidad es que tu, si has leido, no te has enterado de lo que te escribí y por ello te lo repito:
Te ahorraré el trabajo, en especial para otros que lo lean.
PROFETA: este vocablo puede tener doble aceptación: científica, COMUNICACION de un oráculo divino TRANSMITIDO por el profeta al pueblo sobre cosas que afectan al pasado, al presente o al futuro en orden a su bien espiritual; y vulgar, un vaticinio sobre hechos que han de ralizarse en el futuro. Esta accepción tambien se la define como PROFECIA ESCATOLÓGICA.
Si lo has vuelto a leer, ¿lo has entendido? No creo que no esté mas que claro.
Responde a las preguntas y danos tus criterios y no los de otros.
Bendiciones, Malcom.

SolaGratia
06-02-2003, 21:29
Isaías 3:1-15

¿Quieren ver como Dios castigo a Juda y Jerusalén en el pasado?




“Porque he aquí que el Señor Jehová de los ejércitos quita de Jerusalén y de Judá al sustentador y al fuerte, todo sustento de pan y todo socorro de agua; 2el valiente y el hombre de guerra, el juez y el profeta, el adivino y el anciano; 3el capitán de cincuenta y el hombre de respeto, el consejero, el artífice excelente y el hábil orador. 4Y les pondré jóvenes por príncipes, y muchachos serán sus señores. 5Y el pueblo se hará violencia unos a otros, cada cual contra su vecino; el joven se levantará contra el anciano, y el villano contra el noble.
6Cuando alguno tomare de la mano a su hermano, de la familia de su padre, y le dijere: Tú tienes vestido, tú serás nuestro príncipe, y toma en tus manos esta ruina; 7él jurará aquel día, diciendo: No tomaré ese cuidado; porque en mi casa ni hay pan, ni qué vestir; no me hagáis príncipe del pueblo. 8Pues arruinada está Jerusalén, y Judá ha caído; porque la lengua de ellos y sus obras han sido contra Jehová para irritar los ojos de su majestad.
9La apariencia de sus rostros testifica contra ellos; porque como Sodoma publican su pecado, no lo disimulan. ¡Ay del alma de ellos! porque amontonaron mal para sí. 10Decid al justo que le irá bien, porque comerá de los frutos de sus manos. 11¡Ay del impío! Mal le irá, porque según las obras de sus manos le será pagado. 12Los opresores de mi pueblo son muchachos, y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos.
13Jehová está en pie para litigar, y está para juzgar a los pueblos. 14Jehová vendrá a juicio contra los ancianos de su pueblo y contra sus príncipes; porque vosotros habéis devorado la viña, y el despojo del pobre está en vuestras casas. 15¿Qué pensáis vosotros que majáis mi pueblo y moléis las caras de los pobres? dice el Señor, Jehová de los ejércitos.


¿Cuál fue el castigo?

“Y les pondré jóvenes por príncipes, y muchachos serán sus señores”

“Los opresores de mi pueblo son muchachos, y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos.


Las mujeres están empezando a tomar el control de algunas iglesias hoy en día, y los jóvenes también. Puede ser que Dios las este castigando por apartarse de las sendas antiguas y volverse a la novedad. Esta profecía nos esta mostrando la desobediencia del pueblo de Dios, cualquiera que fuese su pecado, fue castigado por desobediencia.
En la opinión de muchos hoy la desobediencia esta en la falta de autoridad del hombre como cabeza de la mujer en la Iglesia y en el hogar, la mujer se esta revelando. Parte de la iglesia ha dado cabida para ello y tal vez nos este castigando como castigo a su pueblo, poniendo Dios jóvenes y mujeres de “lideres”

MORRISON
06-02-2003, 21:42
Originalmente enviado por: SolaGratia
Isaías 3:1-15

¿Quieren ver como Dios castigo a Juda y Jerusalén en el pasado?




¿Cuál fue el castigo?

“Y les pondré jóvenes por príncipes, y muchachos serán sus señores”

“Los opresores de mi pueblo son muchachos, y mujeres se enseñorearon de él. Pueblo mío, los que te guían te engañan, y tuercen el curso de tus caminos.


Las mujeres están empezando a tomar el control de algunas iglesias hoy en día, y los jóvenes también. Puede ser que Dios las este castigando por apartarse de las sendas antiguas y volverse a la novedad. Esta profecía nos esta mostrando la desobediencia del pueblo de Dios, cualquiera que fuese su pecado, fue castigado por desobediencia.
En la opinión de muchos hoy la desobediencia esta en la falta de autoridad del hombre como cabeza de la mujer en la Iglesia y en el hogar, la mujer se esta revelando. Parte de la iglesia ha dado cabida para ello y tal vez nos este castigando como castigo a su pueblo, poniendo Dios jóvenes y mujeres de “lideres”

:dormido2: :dormido: :dnormal: zzzzzzzzzzz

Maripaz
06-02-2003, 21:44
El tema Malcom, es que solo Cristo es el Señor de la Iglesia, ni el hombre, ni la mujer deben de enseñorearse en ella.


El hombre y la mujer, son iguales en Cristo, y el Espíritu santo da dones tanto a mujeres como a hombres; y hay tantos desastres en iglesias que sean pastores los hombres como los puede haber en aquellas que sean mujeres; el pecado es el mismo en el hombre que en la mujer.


Lamentablemente, con tanto Calvino, te olvidaste de leer tu Biblia, objetivamente, y la Gracia es igual para las mujeres que para los hombres.


Te resalto algo que no has podido objetar:



El término hebreo, nabi, traducido «profeta», probablemente se deriva de una raíz que significa «anunciar» o «proclamar».




Aunque el mensaje de la profecía bíblica se halla principalmente en los libros conocidos como «proféticos», no debemos olvidar el profetismo anterior a Amós, ilustrado por figuras como Natán, Elías, Miqueas (1 R 22.8–38) y Eliseo, cuya función fue anunciar el juicio y la voluntad de Dios principalmente a los reyes. El nombre «profeta» se aplica también a Abraham (Gn 20.7), Aarón (Éx 7.1), María y Débora (Éx 15.20; Jue 4.4) y Moisés (Dt 18.18; 34.10). El profeta bíblico reúne algunas características que el NBD resume bien como «un llamado específico y personal de Dios» (Is 6; Jer 1.4–19; Ez 1–3; Os 1.2; Am 7.14, 15, etc.); la conciencia de la acción de Dios en la historia; la valiente confrontación de reyes, sacerdotes o pueblos con las demandas y el juicio divinos; el uso de medios simbólicos de expresión y el ejercicio de una función intercesora o sacerdotal ante Dios.

La función primordial del profeta es la proclamación de la «palabra de Dios» que ha recibido. El propósito es llamar al pueblo al arrepentimiento y la conversión a Jehová y a su pacto. Su mensaje se relaciona constantemente con sucesos y circunstancias presentes, de orden político, social o religioso. Pero como estas circunstancias son vistas como parte de la acción de Dios en la historia, el profeta no puede dejar de referirse al futuro para anunciar lo que Dios hará, para inducir a la acción y para certificar su mensaje. No hay duda alguna de que la predicación es parte esencial de la función profética, y muchos profetas manifiestan dones especiales de clarividencia y percepción del futuro.



Bueno, espero que no digas a los escritores del Diccionario de Caribe que son mentirosos, como me has dicho a mí, levantando una calumnia, como ya me tienes acostumbrada ;)

SolaGratia
06-02-2003, 21:45
Tobi



No has respondido a ninguna de mis preguntas, Malcom.
¿Cuando has respondido el porque en la Carta a los Romanos no hay una sola referencia parecida a las que encontramos en Corintos?


Malcom:

Bueno, lo que pasa es que yo pregunte primero y me parece de mal gusto desviar lo que no has podido responder sobre 1 Timoteo 2:12ss. Se que es una táctica usada cuando uno esta en aprietos. A si que dado a que yo pregunte primero, espero primero tu respuesta.



¿Acaso al principio no dices que le insta a "PROCLAMAR? ¿Es que incluso ignora el significado de sinonimo o antónomo?
Si deseas enterarte de los significados léete la aportación de Maripaz.
Me acusas de no leer, pero la realidad es que tu, si has leido, no te has enterado de lo que te escribí y por ello te lo repito:
Te ahorraré el trabajo, en especial para otros que lo lean.
PROFETA: este vocablo puede tener doble aceptación: científica, COMUNICACION de un oráculo divino TRANSMITIDO por el profeta al pueblo sobre cosas que afectan al pasado, al presente o al futuro en orden a su bien espiritual; y vulgar, un vaticinio sobre hechos que han de ralizarse en el futuro. Esta accepción tambien se la define como PROFECIA ESCATOLÓGICA.
Si lo has vuelto a leer, ¿lo has entendido? No creo que no esté mas que claro.
Responde a las preguntas y danos tus criterios y no los de otros.
Bendiciones, Malcom.


Bien interpretalo como quieras solo dime donde una de estas profetizas predicó o tuvo un discurso en una congregación pública en alguna forma, ¿desempeñaban el trabajo de pastor o evangelista?

Los profetas (masculino) en veces eran predicadores. Isaías, Jeremías, Daniel y Ezequiel eran predicadores. Pero mayormente eran profetas, o sea, ellos recibían revelación divina de lo que le iba a acontecer a Israel. También eran predicadores, aunque se les llaman profetas. Pero las profetisas nunca predicaban en la Biblia. Ellas recibieron breves revelaciones divinas para compartir con individuos, pero nunca fueron enviadas a predicar, ni dirigir una asamblea pública como expositoras de la Palabra, ni de hacer la obra de pastora o evangelista.

Maripaz
06-02-2003, 21:54
Originalmente enviado por: SolaGratia
[ Pero las profetisas nunca predicaban en la Biblia. Ellas recibieron breves revelaciones divinas para compartir con individuos, pero nunca fueron enviadas a predicar, ni dirigir una asamblea pública como expositoras de la Palabra, ni de hacer la obra de pastora o evangelista. [/B]


Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot; y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio. (Jueces 4:4-6)


Aquel día cantó Débora con Barac hijo de Abinoam, diciendo:
2 Por haberse puesto al frente los caudillos en Israel,
Por haberse ofrecido voluntariamente el pueblo,
Load a Jehová.
3 Oíd, reyes; escuchad, oh príncipes;
Yo cantaré a Jehová,
Cantaré salmos a Jehová, el Dios de Israel.
4 Cuando saliste de Seir, oh Jehová,
Cuando te marchaste de los campos de Edom,
La tierra tembló, y los cielos destilaron,
Y las nubes gotearon aguas.
5 Los montes temblaron delante de Jehová,
Aquel Sinaí, delante de Jehová Dios de Israel.
6 En los días de Samgar hijo de Anat,
En los días de Jael, quedaron abandonados los caminos,
Y los que andaban por las sendas se apartaban por senderos torcidos.
7 Las aldeas quedaron abandonadas en Israel, habían decaído,
Hasta que yo Débora me levanté,
Me levanté como madre en Israel.
8 Cuando escogían nuevos dioses,
La guerra estaba a las puertas;
¿Se veía escudo o lanza
Entre cuarenta mil en Israel?
9 Mi corazón es para vosotros, jefes de Israel,
Para los que voluntariamente os ofrecisteis entre el pueblo.
Load a Jehová.
10 Vosotros los que cabalgáis en asnas blancas,
Los que presidís en juicio,
Y vosotros los que viajáis, hablad.
11 Lejos del ruido de los arqueros, en los abrevaderos,
Allí repetirán los triunfos de Jehová,
Los triunfos de sus aldeas en Israel;
Entonces marchará hacia las puertas el pueblo de Jehová.
12 Despierta, despierta, Débora;
Despierta, despierta, entona cántico.
Levántate, Barac, y lleva tus cautivos, hijo de Abinoam.
13 Entonces marchó el resto de los nobles;
El pueblo de Jehová marchó por él en contra de los poderosos.
14 De Efraín vinieron los radicados en Amalec,
En pos de ti, Benjamín, entre tus pueblos;
De Maquir descendieron príncipes,
Y de Zabulón los que tenían vara de mando.
15 Caudillos también de Isacar fueron con Débora;
Y como Barac, también Isacar
Se precipitó a pie en el valle.
Entre las familias de Rubén
Hubo grandes resoluciones del corazón.
16 ¿Por qué te quedaste entre los rediles,
Para oír los balidos de los rebaños?
Entre las familias de Rubén
Hubo grandes propósitos del corazón.
17 Galaad se quedó al otro lado del Jordán;
Y Dan, ¿por qué se estuvo junto a las naves?
Se mantuvo Aser a la ribera del mar,
Y se quedó en sus puertos.
18 El pueblo de Zabulón expuso su vida a la muerte,
Y Neftalí en las alturas del campo.
19 Vinieron reyes y pelearon;
Entonces pelearon los reyes de Canaán,
En Taanac, junto a las aguas de Meguido,
Mas no llevaron ganancia alguna de dinero.
20 Desde los cielos pelearon las estrellas;
Desde sus órbitas pelearon contra Sísara.
21 Los barrió el torrente de Cisón,
El antiguo torrente, el torrente de Cisón.
Marcha, oh alma mía, con poder.
22 Entonces resonaron los cascos de los caballos
Por el galopar, por el galopar de sus valientes.
23 Maldecid a Meroz, dijo el ángel de Jehová;
Maldecid severamente a sus moradores,
Porque no vinieron al socorro de Jehová,
Al socorro de Jehová contra los fuertes.
24 Bendita sea entre las mujeres Jael,
Mujer de Heber ceneo;
Sobre las mujeres bendita sea en la tienda.
25 El pidió agua, y ella le dio leche;
En tazón de nobles le presentó crema.
26 Tendió su mano a la estaca,
Y su diestra al mazo de trabajadores,
Y golpeó a Sísara; hirió su cabeza,
Y le horadó, y atravesó sus sienes.
27 Cayó encorvado entre sus pies, quedó tendido;
Entre sus pies cayó encorvado;
Donde se encorvó, allí cayó muerto.
28 La madre de Sísara se asoma a la ventana,
Y por entre las celosías a voces dice:
¿Por qué tarda su carro en venir?
¿Por qué las ruedas de sus carros se detienen?
29 Las más avisadas de sus damas le respondían,
Y aun ella se respondía a sí misma:
30 ¿No han hallado botín, y lo están repartiendo?
A cada uno una doncella, o dos;
Las vestiduras de colores para Sísara,
Las vestiduras bordadas de colores;
La ropa de color bordada de ambos lados, para los jefes de los que tomaron el botín.
31 Así perezcan todos tus enemigos, oh Jehová;
Mas los que te aman, sean como el sol cuando sale en su fuerza.
Y la tierra reposó cuarenta años.
(Jueces 5:1-31)



Si el cántico de Débora no es una predicación pública.....:confused:

MORRISON
06-02-2003, 21:54
Sacando citas fuera de contexto, yo podria justificar la esclavitud, la poligamia, el infanticidio, etc. ¿Tu estuviste alli y viste que las profetizas nunca predicaron la Biblia?, no lo creo. Y que con el aporte de Bart donde se mencionan presbiteras, no se si lo sepas pero hay cristianismo antes que Calvino.

SolaGratia
06-02-2003, 22:00
Sobre Debora…

Débora, la profetisa en el Antiguo Testamento, no predicó ni ejercitó autoridad sobre el hombre. La historia se relata en Jueces 4:4-9. Léalo y verá que no involucraba ninguna autoridad sobre el hombre y por cierto no involucraba predicación.

"Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot; y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio. Y ella envió a llamar a Barac hijo de Abinoam, de Cedes de Neftalí, y le dijo: ¿No te ha mandado Jehová Dios de Israel, diciendo: Vé, junta a tu gente en el monte de Tabor, y toma contigo diez mil hombres de la tribu de Neftalí y de la tribu de Zabulón; y yo atraeré hacia ti al arroyo de Cisón a Sísara, capitán del ejército de Jabín, con sus carros y su ejército, y lo entregaré en tus manos? Barac le respondió: Si tú fueres conmigo, yo iré; pero si no fueres conmigo, no iré. Ella dijo: Iré contigo; mas no será tuya la gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara. Y levantándose Débora, fue con Barac a Cedes".

Débora se sentaba debajo de una palmera y "los hijos de Israel subían a ella a juicio". No había un gobierno en la tierra. Cuando dos vecinos estaban en medio de una disputa y no podían llegar a un acuerdo, ellos decían "vayamos a Débora para que ella decida". Entonces iban a Débora y ella les aconsejaba, posiblemente bajo revelación divina, como resolver la diferencia. Los que deseaban aceptaban su decisión.

Ella no tenía autoridad. Cualquier buen cristiano puede ser un mediador entre vecinos hoy día.
Eso es exactamente como los cristianos Nuevo Testamentarios son aconsejados a resolver sus diferencias. 1 Corintios 6:1-8 dice claramente que no deben ir ante la ley para resolver sus diferencias antes las autoridades, sino que son mandados "Si, pues, tenéis juicios sobre cosas de esta vida, ¿ponéis para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia?" o sea, uno que no es llamado a ser un predicador o un oficial o líder en la iglesia de todos modos es capaz, por el Espíritu de Dios, de saber que hacer cuando se le pide ser un mediador entre cristianos. Juzgando uno a otro en ese sentido no tiene nada que ver con la ley o la autoridad. Simplemente significa que cristianos llenos del Espíritu Santo pueden hallar la mente de Dios, y eso es la forma en que Débora juzgaba o actuaba como mediadora entre la gente en la tierra cuando no había rey ni guía y cuando la gente traían asuntos a ella voluntariamente para su consejo.

Note que la profecía de Débora dada en Jueces 4:6-7 es una revelación divina. Note que ocupa menos de dos versículos, y note que fue dirigido a un hombre, Barac. En el versículo 9 Dios dio a Débora otra revelación en esta frase "porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara", y muestra que la insistencia de Barac en llevar a Débora con él desagradó al Señor. Débora no era una predicadora, ni una líder. Dios no quería que ella guíe el ejército. Ella no ejercitó autoridad sobre hombres y no enseñó a hombres. Ella simplemente anunció un mensaje breve de Dios a Barac.

Maripaz
06-02-2003, 22:01
kerutto o kerusso en griego, es traducido por "predicar", pero sus acepciones principales significan proclamar, ser heraldo,



PREDICACIÓN Proclamación pública y abierta de la actividad redentora de Dios en Jesucristo y por medio de Jesucristo. Los verbos que la señalan en el Nuevo Testamento destacan el sentido original del término. El más característico, y que ocurre más de 60 veces, es keŒrysso: «proclamar como heraldo». Antiguamente el heraldo era una figura de considerable importancia, pues era una persona de carácter íntegro a quien el rey o el estado empleaba para hacer sus proclamas públicas. Predicar es proclamar como heraldo el mensaje de las buenas noticias de la ® Salvación.
Euangelé?zomai (traer buenas nuevas) es un verbo usado más de cincuenta veces en el Nuevo Testamento; recalca la cualidad del mensaje, en contraste con keŒrysso que subraya la actividad de la predicación.
Estos conceptos ni se originan en el Nuevo Testamento ni se limitan a él. Los ® Profetas del Antiguo Testamento, al proclamar el mensaje de Dios bajo el impulso divino, fueron precursores de los heraldos apostólicos. Jonás fue enviado a «predicar» (keŒrysso en la Septuaginta) y aun Noé fue designado «predicador [keŒryx] de justicia» (2 P 2.5).

Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.

SolaGratia
06-02-2003, 22:03
Veamos el caso de Maria la hermana de Moisés y Aarón.

María, la hermana de Moisés y Aarón, es llamada una profetisa en Éxodo 15:20. Allí se nos dice "Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas.[i] Y María les respondía: Cantad a Jehová".
María dirigió a estas mujeres en los cantos. Ella no dirigió a los hombres en los cantos ni predicó a los hombres.
Pero María la profetisa fue usada por Dios como una lección a las mujeres que buscan autoridad en asuntos religiosos, y Dios la maldijo con lepra por su pecado. La historia se relata en Números 12:1-15.

María y Aarón dijeron…

[i]"¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros?"

María y Aarón estaban en el mismo pecado. El versículo 9 de la Escritura dice

"Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos"

Dios estaba enojado con María y Aarón porque cada uno quiso usurpar la autoridad. Pero solo Maria fue castigada con Lepra por su pecado no Aaron pues aunque callo el era hombre el sumo sacerdote.

Aquí vemos una buena lección.

SolaGratia
06-02-2003, 22:03
Veamos el caso de Maria la hermana de Moisés y Aarón.

María, la hermana de Moisés y Aarón, es llamada una profetisa en Éxodo 15:20. Allí se nos dice "Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas.[i] Y María les respondía: Cantad a Jehová".
María dirigió a estas mujeres en los cantos. Ella no dirigió a los hombres en los cantos ni predicó a los hombres.
Pero María la profetisa fue usada por Dios como una lección a las mujeres que buscan autoridad en asuntos religiosos, y Dios la maldijo con lepra por su pecado. La historia se relata en Números 12:1-15.

María y Aarón dijeron…

[i]"¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros?"

María y Aarón estaban en el mismo pecado. El versículo 9 de la Escritura dice

"Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos"

Dios estaba enojado con María y Aarón porque cada uno quiso usurpar la autoridad. Pero solo Maria fue castigada con Lepra por su pecado no Aaron pues aunque callo el era hombre el sumo sacerdote.

Aquí vemos una buena lección.

MORRISON
06-02-2003, 22:10
Demuestra lo mismo con mujeres y profetizas del Nuevo Pacto.

Maripaz
06-02-2003, 22:13
Originalmente enviado por: SolaGratia
Sobre Debora…

Débora, la profetisa en el Antiguo Testamento, no predicó ni ejercitó autoridad sobre el hombre. La historia se relata en Jueces 4:4-9. Léalo y verá que no involucraba ninguna autoridad sobre el hombre y por cierto no involucraba predicación.

"Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot; y acostumbraba sentarse bajo la palmera de Débora, entre Ramá y Bet-el, en el monte de Efraín; y los hijos de Israel subían a ella a juicio. Y ella envió a llamar a Barac hijo de Abinoam, de Cedes de Neftalí, y le dijo: ¿No te ha mandado Jehová Dios de Israel, diciendo: Vé, junta a tu gente en el monte de Tabor, y toma contigo diez mil hombres de la tribu de Neftalí y de la tribu de Zabulón; y yo atraeré hacia ti al arroyo de Cisón a Sísara, capitán del ejército de Jabín, con sus carros y su ejército, y lo entregaré en tus manos? Barac le respondió: Si tú fueres conmigo, yo iré; pero si no fueres conmigo, no iré. Ella dijo: Iré contigo; mas no será tuya la gloria de la jornada que emprendes, porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara. Y levantándose Débora, fue con Barac a Cedes".

Débora se sentaba debajo de una palmera y "los hijos de Israel subían a ella a juicio". No había un gobierno en la tierra. Cuando dos vecinos estaban en medio de una disputa y no podían llegar a un acuerdo, ellos decían "vayamos a Débora para que ella decida". Entonces iban a Débora y ella les aconsejaba, posiblemente bajo revelación divina, como resolver la diferencia. Los que deseaban aceptaban su decisión.

Ella no tenía autoridad. Cualquier buen cristiano puede ser un mediador entre vecinos hoy día.
Eso es exactamente como los cristianos Nuevo Testamentarios son aconsejados a resolver sus diferencias. 1 Corintios 6:1-8 dice claramente que no deben ir ante la ley para resolver sus diferencias antes las autoridades, sino que son mandados "Si, pues, tenéis juicios sobre cosas de esta vida, ¿ponéis para juzgar a los que son de menor estima en la iglesia?" o sea, uno que no es llamado a ser un predicador o un oficial o líder en la iglesia de todos modos es capaz, por el Espíritu de Dios, de saber que hacer cuando se le pide ser un mediador entre cristianos. Juzgando uno a otro en ese sentido no tiene nada que ver con la ley o la autoridad. Simplemente significa que cristianos llenos del Espíritu Santo pueden hallar la mente de Dios, y eso es la forma en que Débora juzgaba o actuaba como mediadora entre la gente en la tierra cuando no había rey ni guía y cuando la gente traían asuntos a ella voluntariamente para su consejo.

Note que la profecía de Débora dada en Jueces 4:6-7 es una revelación divina. Note que ocupa menos de dos versículos, y note que fue dirigido a un hombre, Barac. En el versículo 9 Dios dio a Débora otra revelación en esta frase "porque en mano de mujer venderá Jehová a Sísara", y muestra que la insistencia de Barac en llevar a Débora con él desagradó al Señor. Débora no era una predicadora, ni una líder. Dios no quería que ella guíe el ejército. Ella no ejercitó autoridad sobre hombres y no enseñó a hombres. Ella simplemente anunció un mensaje breve de Dios a Barac.




Bueno Malcom, ante tu IMPOSIBILIDAD DE ARGUMENTAR , repites y repites sobre lo que ya has escrito y copias partes del mismo texto una y otra vez, en fin, ES LO UNICO QUE PUEDES HACER, YA QUE CARECES DE ARGUMENTOS PROPIOS, lo cual ya es habitual en tí. :(

Maripaz
06-02-2003, 22:15
Originalmente enviado por: SolaGratia
Veamos el caso de Maria la hermana de Moisés y Aarón.

María, la hermana de Moisés y Aarón, es llamada una profetisa en Éxodo 15:20. Allí se nos dice "Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas.[i] Y María les respondía: Cantad a Jehová".
María dirigió a estas mujeres en los cantos. Ella no dirigió a los hombres en los cantos ni predicó a los hombres.
Pero María la profetisa fue usada por Dios como una lección a las mujeres que buscan autoridad en asuntos religiosos, y Dios la maldijo con lepra por su pecado. La historia se relata en Números 12:1-15.

María y Aarón dijeron…

[i]"¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros?"

María y Aarón estaban en el mismo pecado. El versículo 9 de la Escritura dice

"Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos"

Dios estaba enojado con María y Aarón porque cada uno quiso usurpar la autoridad. Pero solo Maria fue castigada con Lepra por su pecado no Aaron pues aunque callo el era hombre el sumo sacerdote.

Aquí vemos una buena lección.



Bueno Malcom, ante tu IMPOSIBILIDAD DE ARGUMENTAR , repites y repites sobre lo que ya has escrito y copias partes del mismo texto una y otra vez, en fin, ES LO UNICO QUE PUEDES HACER, YA QUE CARECES DE ARGUMENTOS PROPIOS, lo cual ya es habitual en tí.

SolaGratia
06-02-2003, 22:27
Bueno si, es verdad yo reconozco y reconocí mi incapacidad aunque no total sobre parte del tema, es por ello que considero sano copiar de otros hermanos lo que yo no podría explicar más claramente. Yo creo que aquí no deberíamos de venir a ser visto por los hombres como lamentablemente sucede con algunos.

pico
06-02-2003, 22:31
Dios Te Bendiga Malcon

Humildemente me gustaria hacer una aportacion; pero primero me gustaria que leyeras mi segunta aportacion en este tema al inicio,para no volver a repetirlo.

F. Pico

Maripaz
06-02-2003, 22:39
Originalmente enviado por: SolaGratia
Bueno si, es verdad yo reconozco y reconocí mi incapacidad aunque no total sobre parte del tema, es por ello que considero sano copiar de otros hermanos lo que yo no podría explicar más claramente. Yo creo que aquí no deberíamos de venir a ser visto por los hombres como lamentablemente sucede con algunos.




Para no ser vistos aquí por lo hombres, lo mejor es NO PARTICIPAR :D

SolaGratia
06-02-2003, 22:57
Gracias Pico Dios te bendiga también a ti

Dices:
Humildemente me gustaria hacer una aportacion; pero primero me gustaria que leyeras mi segunta aportacion en este tema al inicio,para no volver a repetirlo.

Supongo que te refieres a este tu escrito



En 1Co 14:33 la escritura dice " Como en todas las iglesias de los Santos " cual es esta iglesia? porsupuesto que Su iglesia, la iglesia que sera levantada.
Ap 19:7-8 "..Y su esposa se ha preparado y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos"
Entonces vemos que su iglesia es la esposa, la elegida por el cordero.
Nuestro Señor Jesucristo es el esposo, el varon perfecto, la cabeza del cuerpo.
Entonces su iglesia es el cuerpo, la esposa, LA MUJER.
CUANDO DIOS HABLA DE LA MUJER SE REFIERE AL CONJUNTO A SU IGLESIA A SU ESPOSA;no necesariamente al sexo femenino.
en 1Ti 2:11 " La mujer aprenda en silencio, con toda sujeccion, porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio"
La mujer, la esposa debe callar, con toda sujeccion, cuando el esposo habla; se refiere a su iglesia ; cuando un Hijo de Dios habla la palabra , no es el , el que esta hablando porque a nadie le intereza lo que el hable, es la palabra, el verbo, Jesucristo mismo hablando a traves de ese instrumento, por eso la iglesia ,la mujer debe callar mientras el esposo habla. Asi que Dios es el que elige el instrumento a usar sea hombre o mujer, lo que el mira es consagracion.

F. Pico


Bueno, Pico creo que aquí hay un fallo, ¿que te parece que no tan solo citamos 1 Timoteo 2:11 y 12 sino también los versículos 13 y 14?

“Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión.”

Si te fijas bien Pico, los versículos 13 y 14 nos muestran el porque habla así Pablo. Es imposible decir que la mujer es la Iglesia, ya que estos versículos hacen una diferencia clara entre el hombre y la mujer.

Otra cosa, como le dije a Tobi y no obtube respuesta es improbable que Pablo halla dicho estas palabras a Timoteo por los problemas en la Iglesia de Corinto, ya que claramente Pablo no se dirige a ese punto sino al principio de la creación.

No se si me di a entender. ¿Qué opinas?

Bendiciones
Malcom
Pd. Pico, si puedes escribirme a mbslilaty@yahoo.com me gustaría preguntarte algo.

Tobi
06-02-2003, 23:47
Malcom
¿Por que no dejas de copiar largas parrafadas y razonas solo un poquito.
Si no lo haces te vas a encontrar con ser MAL . COM.

La excusa de que tu preguntaste primero es infantil.

Confiesa al menos que respecto a mis preguntas no sabes ni siquiera de que se trata.

No pretendas dar lecciones sin antes haber sido aprendiz.

Me pregunto que narices tienes en contra de la mujer. ¿Será por que TODAS las que intervienen en los foros tienen una mejor preparación y te dan lecciones? Pues no te preocupes hombre, estudia buscando la verdad respecto a este y a otros temas. Es cuestión de tiempo y buen discernimiento. Si dispones de ambas cosas aprovechalas. Pero no entres en discusiones sin dominar perfectamente un tema. El cut&paste no es de recibo y menos cuando de quien copias no tiene ni idea de lo que defiende y menos aun del porque lo defiende.
A uno que defendia la mordaza para las mujeres en la iglesia, le preguntaron el porque. El pobre respondió: ¡Solo me faltaría que la mia pudiese hablar tambien en la iglesia! ¡Si en mi casa no puedo habrir la boca! Estando ella, claro.
¿Será eso lo que....?

SolaGratia
07-02-2003, 00:05
Tobi, relájate

Desde el principio de mis aportes te he (y les he) pedido sus opiniones sobre 1 de Timoteo 2:11-14 y nada aun, este pasaje lo considero de mucho peso.

Yo no soy un grano de arena en el desierto en lo que estoy convencido. Para mi apoyo a la verdad apelo a la historia de la Iglesia y bien sabes porque se que conoces de ella que no encontramos pastoras, ni teólogas, no hay Agustinas, Tertulianas, Luteras, Calvinas. Lo que tenemos son, las hermanas Fox y el espiritismo, la señora White y los adventistas del séptimo día, la señora Mary Baker Eddy y la ciencia cristiana, la señora Filmore y la unidad, la señora Aimee Semple McPherson y su "evangelio cuadrado.

NADA tengo contra las hermanas, decir eso son calumnias. La Biblia es muy clara en el papel de la mujer en la Iglesia y en el hogar. Pero no te enfades ni tienes porque reclamarme nada, no te parece simplemente acepta que yo así lo creo. Mucho menos tienes el derecho de insultarme con palabrerias. Esto no es de cristianos aquí estamos dando nuestra opiniones, nada mas y nada menos.

Maripaz
07-02-2003, 00:21
Originalmente enviado por: SolaGratia
[B]Tobi, relájate

Desde el principio de mis aportes te he (y les he) pedido sus opiniones sobre 1 de Timoteo 2:11-14 y nada aun, este pasaje lo considero de mucho peso.






2.9–15 Para entender estos versículos, debemos entender la situación en la que trabajaban Pablo y Timoteo. En el primer siglo de la cultura judía, a las mujeres no se les permitía estudiar. Cuando Pablo dice que las mujeres deben aprender en silencio y total sumisión, les está ofreciendo una sorprendente nueva oportunidad. Pablo no quiso que las mujeres de Éfeso enseñaran porque aun no tenían suficiente conocimiento o experiencia. La iglesia en Éfeso tenía un problema particular con los falsos maestros. Evidentemente las mujeres eran especialmente susceptibles a sus falsas enseñanzas (2 Timoteo 3.1–9) porque todavía no habían recibido instrucción bíblica suficiente para poder discernir la verdad. Además, algunas de las mujeres, aparentemente, hacían alarde de su nueva libertad cristiana usando ropa inadecuada (2.9). Pablo decía a Timoteo que no debía poner a nadie (en este caso, mujeres) en posición de liderazgo si todavía no era maduro en la fe (véase 5.22). El mismo principio se aplica a las iglesias hoy (véase la nota en 3.6).

2.12 Algunos interpretan este pasaje como que las mujeres nunca deberían enseñar en las reuniones de la iglesia. Sin embargo, otros comentaristas dicen que Pablo no prohibió siempre a que la mujer enseñara. La reconocida colaboradora de Pablo, Priscila, enseñó a Apolos, el gran predicador (Hechos 18.24–26). Además, con frecuencia Pablo menciona a otras mujeres que tenían posiciones de responsabilidad en la iglesia. Febe trabajó en la iglesia (Romanos 16.1). María, Trifena y Trifosa eran obreras del Señor (Romanos 16.6, 12) así como lo fueron Evodia y Síntique (Filipenses 4.2). Es muy probable que Pablo haya prohibido a las mujeres de Éfeso, no a todas las mujeres, que enseñaran (véase la nota en 2.9–15).
2.12 En la referencia de Pablo de que las mujeres estén en silencio, la palabra silencio expresa una actitud de quietud y compostura. (Para comunicar «completo silencio» usualmente se utiliza en el griego una palabra diferente.) Además, el propio Pablo reconoce que las mujeres públicamente oraban y profetizaban (1 Corintios 11.5). Aparentemente, sin embargo, las mujeres en la iglesia de Éfeso estaban abusando de su recién adquirida libertad cristiana. Debido a que estas mujeres eran recién convertidas, no tenían la experiencia necesaria, el conocimiento o la madurez cristiana para enseñar a aquellos que ya poseían una buena educación bíblica.

2.13, 14 En cartas previas Pablo había analizado los roles del hombre y de la mujer en el matrimonio (Efesios 5.21–33; Colosenses 3.18, 19). Aquí habla de los roles del hombre y de la mujer dentro de la iglesia. Algunos estudiosos de la Biblia ven estos versículos acerca de Adán y Eva como una ilustración de lo que estaba sucediendo en la iglesia de Éfeso. Así como Eva había sido engañada en el jardín del Edén, así las mujeres en la iglesia estaban siendo engañadas por falsos maestros. Y así como Adán fue el primer ser humano creado por Dios, así los hombres en la iglesia en Éfeso serían los primeros en hablar y enseñar, porque tenían más experiencia. Este punto de vista entonces, enfatiza que la enseñanza de Pablo aquí no es universal, sino que se aplica a las iglesias con problemas similares. Otros eruditos, sin embargo, sostienen que los roles que Pablo destaca son los designios de Dios para su orden creado. Él estableció estos roles para mantener la armonía tanto en la familia como en la iglesia.
2.14 Pablo no está justificando a Adán por su participación en la caída (Génesis 3.6, 7, 17–19). Por el contrario, en su carta a los Romanos, Pablo pone sobre Adán la culpa primaria por la naturaleza pecaminosa del hombre (Romanos 5.12–21).

Barton, Dr. Bruce B., Editore, Biblia del Diario Vivir, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1996.

pico
07-02-2003, 00:27
Dios te Bendiga Malcon
Espero que hayas recibido mi email
F Pico

Manwell
10-02-2003, 23:20
hola,
no sé,yo veo estos asuntos litúrgicos un tanto a distancia, pero por dar mi opinión en un par de generaciones habrá curas católicas mujeres.
Va a ser muy difícil que la generación de nuestros nietos-creyentes o no-entienda que las mujeres estén vetadas para alguna función
saludos cordiales
Manolo

Elisa
10-02-2003, 23:59
Originalmente enviado por: Manwell
hola,
no sé,yo veo estos asuntos litúrgicos un tanto a distancia, pero por dar mi opinión en un par de generaciones habrá curas católicas mujeres.
Va a ser muy difícil que la generación de nuestros nietos-creyentes o no-entienda que las mujeres estén vetadas para alguna función
saludos cordiales
Manolo

Y mucho antes , habràn sacerdotes casados .

Manwell
11-02-2003, 00:04
Claro, yo entre mis amigos creyentes más convencidos tengo varones casados y chicas casadas o no.
Qué desperdicio para la fe católica ¿no?:angel:

Tobi
11-02-2003, 15:42
Originalmente enviado por: Manwell
Claro, yo entre mis amigos creyentes más convencidos tengo varones casados y chicas casadas o no.
Qué desperdicio para la fe católica ¿no?:angel:

Un desperdicio que no está ausente entre algunos "avangélicos"
(He escrito "avangélicos", no ha sido un error de pulsación)
Bendiciones.

Bart
13-02-2003, 07:27
Originalmente enviado por: SolaGratia
Tobi, relájate

Desde el principio de mis aportes te he (y les he) pedido sus opiniones sobre 1 de Timoteo 2:11-14 y nada aun, este pasaje lo considero de mucho peso.

Yo no soy un grano de arena en el desierto en lo que estoy convencido. Para mi apoyo a la verdad apelo a la historia de la Iglesia y bien sabes porque se que conoces de ella que no encontramos pastoras, ni teólogas, no hay Agustinas, Tertulianas, Luteras, Calvinas. Lo que tenemos son, las hermanas Fox y el espiritismo, la señora White y los adventistas del séptimo día, la señora Mary Baker Eddy y la ciencia cristiana, la señora Filmore y la unidad, la señora Aimee Semple McPherson y su "evangelio cuadrado.

NADA tengo contra las hermanas, decir eso son calumnias. La Biblia es muy clara en el papel de la mujer en la Iglesia y en el hogar. Pero no te enfades ni tienes porque reclamarme nada, no te parece simplemente acepta que yo así lo creo. Mucho menos tienes el derecho de insultarme con palabrerias. Esto no es de cristianos aquí estamos dando nuestra opiniones, nada mas y nada menos.




http://forocristiano.iglesia.net/showthread.php?s=&threadid=8102&perpage=30&highlight=LA%20MUJER%20APRENDA&pagenumber=4

LA MUJER APRENDA...


Tomado como una regla universal para las Iglesias cristianas, el texto de 1 Timoteo 2: 11-12 es sorprendente, pues implicaría someter al silencio a no menos de la mitad de los creyentes. Igualmente inaudito sería que un asunto de semejante importancia solamente se tocase una sola vez en toda la Escritura.
Sin embargo, cabe la posibilidad de que este texto no deba entenderse como un mandamiento para toda la Iglesia en todos los tiempos, sino como una orden provisoria condicionada por una situación histórica concreta.
Para determinar a cuál categoría –norma permanente o instrucción provisoria- pertenece este texto, es preciso encuadrar el pasaje en el contexto general de las Escrituras y en el más restringido del ministerio de Timoteo y la situación de la Iglesia de Éfeso. Esto es lo que me propongo hacer.

Revelación bíblica y condicionamiento cultural

Para los cristianos, toda la Biblia merece el más profundo respeto por ser la Palabra de Dios. Sin embargo, parece claro que solamente parte de lo escrito bajo inspiración divina tiene aplicación permanente, mientras que la validez de otras partes presenta condicionamientos históricos determinados por la situación original.
Dios ha transmitido su revelación en contextos culturales concretos, los cuales deben ser cuidadosamente considerados si se desea aplicar rectamente la Palabra a nuestra situación contemporánea. Por ejemplo, ciertos mandamientos “perpetuos” de la ley levítica (por ejemplo, Levítico 3:17; 6:18,22; 7:34; 10:9; 16:7, 29; 23:21; 24:8), y la circuncisión (Génesis 17:13) no se aplican a los cristianos; mas no por ello dejan de ser Palabra de Dios revelada. En algunos casos, desde luego, la distinción puede no ser tan evidente.

¿Cómo, pues, aplicaremos rectamente las enseñanzas bíblicas a nuestra vida contemporánea? ¿Cómo transportaremos el mensaje eterno a una cultura muy diferente de la que lo recibió originalmente? El difunto profesor de Exégesis y Crítica Bíblica, Dr. F.F. Bruce, señalaba que existen básicamente dos formas posibles [1]:

1. La casuística rabínica. Era el método de los escribas. Debido a los cambios en la comunidad israelita, en tiempos de Jesús la aplicación concreta de muchos de los mandamientos de la Ley de Moisés ya no resultaba clara. Para subsanar esto, los maestros de la Ley establecieron normas rígidas, a través de la llamada “tradición de los ancianos” (Marcos 7: 3,5). Esta tradición, o halaká , que se perpetúa en el Talmud, pretendía cubrir todas las posibles situaciones o casos de aplicación de la Ley [2].
2. La búsqueda de principios generales. Es el método empleado y enseñado por Jesús. El Señor no dio instrucciones detalladas acerca de cada posible situación en la vida de sus discípulos. En lugar de ello, estableció por su palabra y ejemplo grandes principios: arrepentimiento, perdón, humildad, fe, amor; y aunque dio muchos ejemplos, dejó sin precisar todas sus posibles aplicaciones. Por el contrario, Jesús condenó la casuística como preceptos humanos que deshonraban la Palabra de Dios (Marcos 7:6-13) [3].

En la cuestión del lugar de la mujer de la Iglesia en general, las posturas más restrictivas tienden a adoptar un enfoque básicamente casuístico. Una consideración de los principios y supuestos generales de la antropología bíblica nos señala, en cambio, un camino diferente.

El Antiguo Testamento

1. La creación. En el primer relato de la creación (Génesis 1:26-27) se dice claramente que la humanidad [4] fue hecha como varón y hembra, ambos a imagen de Dios, como criaturas racionales y morales, capaces de tener comunión con el Creador. Al hombre –varón y hembra- se le da la potestad de ejercer dominio sobre las demás cosas creadas. El segundo relato (Génesis 2:18-25) destaca la igualdad esencial del varón y la hembra humanos, a pesar de las diferencias entre ambos. Varón y hembra son mutuamente complementarios. Como dice un antiguo proverbio, la mujer no fue sacada de la cabeza del varón para dominarle, ni de sus pies para estar sometida, sino de su costado para estar a su lado [5]. Dos observaciones, una positiva y otra negativa, son cruciales aquí:
a. Tanto el varón como la mujer son considerados como imagen de Dios y esencialmente iguales.
b. Previamente a la caída no existe ninguna indicación que sugiera una subordinación de la mujer al varón.

También conviene hacer dos aclaraciones. En primer lugar, la descripción de la mujer como “ayuda idónea” del varón no supone menoscabo alguno, ya que el vocablo hebreo ’ezer (ayuda) que allí se emplea, se utiliza en otros pasajes para describir la ayuda de Dios mismo [6]; por ejemplo, Salmo 121:1-2. En segundo lugar, la mera precedencia del varón sobre la mujer en el orden de la creación no le otorga de por sí autoridad sobre ella, ya que todo el resto de la creación, sobre la cual la especie humana habría de enseñorearse, fue creada antes que el varón.
La caída de Adán y Eva trastornó profundamente no sólo la relación entre Dios y el hombre, sino también la relación entre varón y mujer. El orden original se trastorna y aparece por vez primera un anuncio (¡no una orden!) de lo que de allí en más serán las relaciones entre el varón y la mujer caídos (Génesis 3:16). Vemos aquí la aparición de una relación de subordinación, pues, como una de las consecuencias del pecado. No fue así al principio.

2. El resto del Antiguo Testamento. La consideración que en el Antiguo Testamento se demuestra hacia la mujer supera con mucho a la manifestada en otras religiones orientales. Aunque no puede llevar sobre sí la señal del Pacto, forma parte del pueblo de Israel. Su padre o su marido pueden anular sus votos (Números 30) y no puede tomar la iniciativa en el divorcio (Deuteronomio 24:1-4) pero a la vez el marido no puede despedirla sin causa , y en caso de divorciarse está obligado a indemnizarla.
La mujer es reconocida como persona, y ningún texto reconoce formalmente derecho legal de propiedad del esposo sobre su mujer.
Una de las últimas instrucciones que Moisés dio al pueblo de Israel fue que la ley fuese
leída a todo el pueblo, sin excluir mujeres, niños ni extranjeros:



Y escribió Moisés esta ley y la dio a los sacerdotes ... y a todos los ancianos de Israel. Entonces Moisés les ordenó, diciendo: Al fin de cada siete años ,,, en la fiesta de los tabernáculos, ..., leerás esta ley delante de todo Israel, a oídos de ellos. Congrega al pueblo, hombres, mujeres y niños, y al forastero que está en tu ciudad, para que escuchen, aprendan a temer al SEÑOR tu Dios, y cuiden de observar todas las palabras de esta ley.

Deuteronomio 31:9-12; negritas añadidas.


Asimismo, en ocasión del retorno del exilio babilónico y la recosntrucción de Jerusalén y del templo, y la reforma religiosa realizada por Esdras y Nehemías, la Ley fue leída a “todo Israel” , hombres y mujeres:



Se reunió todo el pueblo como un solo hombre en la plaza que estaba delante de la puerta de las Aguas, y pidieron al escriba Esdras que trajera el libro de la ley de Moisés que el SEÑOR había dado a Israel. Entonces el sacerdote Esdras trajo la ley delante de la asamblea de [b]hombres y mujeres y de todos los que podían entender lo que oían. Era el primer día del mes séptimo. Y leyó en el libro ... desde el amanecer hasta el mediodía, en presencia de hombres y mujeres y de los que podían entender; y los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley ... Entonces Esdras bendijo al SEÑOR, el gran Dios. Y todo el pueblo respondió: ¡Amén, Amén!, mientras alzaban las manos; después se postraron y adoraron al SEÑOR rostro en tierra.

Esdras 8:1-3, 6; negritas añadidas.

Hay muchos ejemplos de heroínas como Ruth y Esther. Hubo profetisas como Débora y Hulda, ambas casadas (Jueces 4:4; 2 Reyes 22:14-20; ver Isaías 8:3; Joel 2:28-32). Agar, Rebeca y la madre de Sansón son ejemplos de mujeres que recibieron revelaciones (Génesis 16:8; 21:17; 25:22-23; Jueces 13:3-10). Existen muchos casos de oraciones de mujeres que son contestadas: Rebeca, Raquel, Lea, Ana (Génesis 25:22-23; 30:6,22; 30:17; 1 Samuel 1:11-19).
La Sabiduría es personificada como una mujer (Proverbios 1;20-21; Eclesiastés 1: 12-13). En Proverbios 31 se describe a la mujer ideal, como aquella que hace y deshace en su hogar.
En la Ley existen provisiones concretas para las mujeres, que debían presentar sacrificios para su purificación (Levítico 12;6; 15:29). En ciertas condiciones, podían recibir herencia (Números 27:1-3). Podían consagrarse a Dios como nazireas (Números 6:12).
El quinto mandamiento exige honrar a la madre tanto como al padre (Exodo 20:12; ver Levítico 11:3). La Ley de Moisés castigaba con pena de muerte al que maldice la madre, al igual que al que maldice al padre (Exodo 21:15,17; Deuteronomio 21:8-21). Ambos progenitores eran corresponsables de enseñarles la Ley a los hijos (Deuteronomio 31:12; Proverbios 1: 8; 31:26). Tanto el padre como la madre podían decidir el nombre de los hijos. En el Antiguo Testamento, el nombre es decidido por el padre 14 veces y por la madre en 26 casos [7].

El Nuevo Testamento

1. Situación en la sociedad judía y gentil del siglo I. En la práctica, el judaísmo contemporáneo de Jesús relegó a la mujer a una situación completamente subordinada [8]. Durante el ritual del Templo debía permanecer en el atrio de las mujeres, separado y por fuera del atrio de los varones. En la sinagoga, las mujeres debían estar separadas de los varones. Para el quorum de 10 necesario para el servicio de la sinagoga solamente cuentan los hombres.



En conjunto, la situación de la mujer en la legislación religiosa está muy bien reflejada en una fórmula que se repite sin cesar: “Mujeres, esclavos [paganos] y niños” : la mujer, igual que el esclavo no judío y el niño menor, tiene sobre ella a un hombre como dueño, lo cual limita también su libertad en el servicio divino ... desde el punto de vista religioso, se halla en inferioridad ante el hombre [9].


De hecho, y contra la enseñanza del Antiguo Testamento (ver los textos citados arriba de Deuteronomio y Esdras), se decía que no era conveniente ni siquiera enseñarle a las mujeres la Ley. Rabí Eliezer (hacia 90 d.C.) llegó a afirmar que “Quien enseña la Torá a su hija, le enseña el libertinaje” (hará mal uso de lo aprendido). También se decía con respecto a los preceptos de la Torá vinculados a determinados tiempos, que los varones estaban obligados, pero las mujeres exentas.
En el Talmud de Jerusalén (Ver. 136 b) se conserva la siguiente oración, que varones judíos piadosos repetían tres veces al día:



Bendito eres tú que no me has hecho un pagano.
Bendito eres tú que no me has hecho un ignorante.
Bendito eres tú que no me has hecho una mujer.
.

Por otra parte, los griegos agradecían “por haber nacido ser humano, y no bestia; varón, y no mujer; griego y no bárbaro” [10]. ¡Así, los varones judíos estaban agradecidos de no ser paganos, y los griegos de no ser bárbaros, pero en ambos casos agradecían no ser mujeres!
Aunque se la tenía en estima en el hogar, en la sociedad grecorromana y judía la mujer no participaba de la vida pública (salvo excepciones) . El judaísmo pretendía salvaguardar la honra de las mujeres –y la de sus maridos- mediante la aislación y la separación de toda posible fuente de contaminación. Los varones no debían hablar en público con las mujeres, ni siquiera con la propia esposa [11].

2 Jesús de Nazareth. El trasfondo cultural y social que acabamos de mencionar debe tenerse muy en cuenta si se desea apreciar lo revolucionario de la actitud de Jesús hacia las mujeres. La obra de Jesucristo permite la restauración de la imagen divina en el ser humano, tanto varón como mujer. Durante su ministerio terrenal, Jesús trató con inusitada naturalidad y con total igualdad a varones y mujeres.
Jesús censuró el divorcio, que era una prerrogativa virtualmente exclusiva del varón, con lo cual colocó en pie de igualdad a ambos sexos (Mateo 5:31-32; 19:3-11).
Las mujeres son protagonistas frecuentes en las parábolas del Señor (Mateo 13:33; Lucas 15:8-10, etc). El primer difunto que Jesús resucitó fue precisamente una niña (Lucas 8: 49-56). Él realizó muchas sanidades y exorcismos en mujeres (Mateo 8:14-15; Marcos 7:24-30; Lucas 8:41-48. Jesús escuchó los ruegos de las mujeres: Marcos 7: 24-30; Lucas 7:11-17; Juan 11. Los dichos del Señor muestran claramente que en el reino de los cielos no cuenta el sexo, sino el hacer la voluntad de Dios (Marcos 3:31-365; Lucas 11:27-28).
Jesús dialogó mucho con las mujeres, cosa que ningún maestro de la Ley hacía: Juan 4:7-27; Lucas 10:38-42. En este último pasaje citado hallamos a María sentada a los pies de Jesús, tal como los discípulos se sentaban a los pies de los rabinos de la época. De hecho, Jesús tuvo discípulas, fieles seguidoras y contribuyentes a la causa del Evangelio (Mateo 26:6-13; 27:55; Lucas 7:36-50; 8:1-3; Juan 12:1-8).
Las mujeres que seguían a Jesús se tornaron las principales testigos de la crucifixión tras la huída de casi todos los discípulos varones (Marcos 15:40-41, etc). Ellas llegaron a ser los primeros testigos de la resurrección del Señor, como se ve en Marcos 16:1-8 y paralelos.
A través de sus palabras y acciones, el Señor muestra que el intento judío de proteger la pureza femenina mediante la aislación y la ignorancia no tiene sentido en el Reino que Él predicaba. Jesucristo efectuó una ruptura tan profunda que hasta hoy cuesta elaborar las lógicas implicaciones. La impresión que uno tiene es la de una completa igualación de ambos sexos delante de Dios [12].

3. La Iglesia Apostólica. En el nacimiento de la Iglesia del Nuevo Pacto encontramos a varones y mujeres unidos en la oración (Hechos 1:14; cf. 12;12). En el día de Pentecostés, el Espíritu Santo desciende sobre todos los creyentes, varones y mujeres. Inspirado por el Espíritu Santo, el Apóstol Pedro interpreta este acontecimiento como el cumplimiento de una profecía de Joel que señalaría el tiempo de salvación (Hechos 2; cf. Joel 2:28-32). A diferencia de la práctica común del judaísmo de la época, los Apóstoles también instruían a las mujeres (Hechos 9:36; 16:13-15; 17;4, 12). A su vez, las mujeres podían enseñar a otros: Hechos 18: 26-28; 2 Timoteo 1:5; Tito 2:3-5.
Otro hecho digno de mención es que las congregaciones de la Iglesia apostólica se reunía en casas, las cuales en varias instancias pertenecían a mujeres creyentes: Hechos 12:1; 16:14-15; 1 Corintios 16:10. Como anfitrionas, es probable que ellas hayan tenido un papel importante en el ministerio.
Los Apóstoles enseñaron el sacerdocio universal de todos los creyentes: 1 Pedro 2:4-5, 9-10; Apocalipsis 1:5-6; 5:9-10. Todos los creyentes, varones y mujeres, son coherederos en Cristo. Según el Apóstol Pablo, el Espíritu Santo reparte dones entre todos los creyentes para la edificación del cuerpo de Cristo, la Iglesia (1 Corintios 12), lo cual lógicamente incluye a las hermanas. Según Hechos 21:9 y 1 Corintios 11:5 había profetisas cristianas. Sin entrar en detalle sobre lo que debe entenderse por profetizar [13], hay que subrayar que el ministerio de los profetas es colocado por Pablo en segundo lugar, inmediatamente después de los apóstoles (1 Corintios 12: 28-29; Efesios 4:11).
Considerando el ambiente de la sociedad del siglo I, es extraordinario que hombres y mujeres educados en tal cultura pudiesen participar en la vida religiosa de manera tan amplia y libre. Al igual que los varones, las mujeres podían ejercer sus dones para edificación de la Iglesia y participar en la adoración. El siguiente comentario de Scroges resume la situación en la Iglesia apostólica:



Entrar en la comunidad cristiana significaba entonces unirse a una sociedad en la cual los papeles masculino-femenino y las valoraciones basadas en ellos habían sido descartados ... dentro de la Iglesia, los modelos de comportamiento e interrelación habrían de basarse en esta afirmación de igualdad [14].



4. La actitud de Pablo vista más de cerca. El Apóstol escribió extensamente a diversas Iglesias y personas. Mientras que muchas de sus enseñanzas son perfectamente consistentes con el cuadro hasta aquí trazado, otras parecen imponer severas restricciones al ministerio de la mujer. La cuestión estriba en discernir cuáles enseñanzas del Apóstol se dirigían a situaciones muy concretas y cuáles son de aplicación general y permanente. Bruce ha propuesto la siguiente regla general:



Lo que en la enseñanza de Pablo promueve la verdadera libertad es de valor universal y permanente; lo que parece imponer restricciones a la verdadera libertad está dirigido a condiciones locales y temporales [15].


A mi entender, una de estas enseñanzas que promueve la verdadera libertad, y por tanto es de valor universal y permanente, es aquella según al cual en la descendencia espiritual de Abraham, los creyentes en Cristo Jesús, no hay distinciones basadas en raza, status social o sexo:



Y antes de venir la fe, estábamos encerrados bajo la ley, confinados para la fe que había de ser revelada.
De manera que la ley ha venido a ser nuestro ayo para conducirnos a Cristo, a fin de que seamos justificados por fe.
Pero ahora que ha venido la fe, ya no estamos bajo ayo, pues todos sois hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús.
Porque todos los que fuisteis bautizados en Cristo, de Cristo os habéis revestido.
[b]No hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer; porque todos sois uno en Cristo Jesús.
Y si sois de Cristo, entonces sois descendencia de Abraham, herederos según la promesa.

Gálatas 3:23-29; negritas añadidas.


En Cristo, el varón y la mujer son hijos de Abraham y coherederos de Dios. Es posible que en el versículo 28 Pablo estuviese contradiciendo deliberadamente la oración judía de agradecimiento por no haber nacido gentil, ignorante o mujer, que mencioné antes. Es legítimo pensar que si de veras no existe en la Iglesia diferencia entre judío y griego, ni entre esclavo y libre (ver también 1 Corintios 12:13; Colosenses 3:11), lógicamente lo mismo y con iguales consecuencias se aplica al varón y la mujer cristianos [16].

Como lo expresa Manfred T. Brauch:



Para Pablo, el propósito de la obra redentora de Cristo era liberar a la creación de Dios de la maldición del Edén. Aquellos [que están] “en Cristo” eran nuevas creaciones (2 Cor 5:17), liberadas de la esclavitud del pecado y de su expresión en las relaciones humanas (Rom 6:5-7). En la nueva humanidad creada por Cristo, la opinión cultural y religiosamente enquistada de que algunos seres humanos, sobre la base del género, raza o status social, eran en algún sentido inferiores no podía ya mantenerse (Gál 3:26-28). Esta era seguramente la convicción teológica central de Pablo [17].



Además de esta clara afirmación doctrinal, existe evidencia de la alta estima que el Apóstol tenía por muchas de sus colaboradoras mujeres. Basta examinar el último capítulo de la epístola a los romanos, donde Pablo menciona por nombre a varias mujeres, y aunque menciona a más varones creyentes, de hecho recomienda más a las hermanas por su servicio (16:1-2, 3, 6, 7, 12). En dos de las tres veces que alude al servicio de varones, lo hace conjuntamente con el de mujeres asociadas a ellos.

En tiempos de Pablo existía un eficiente sistema para el envío y distribución de la correspondencia oficial, pero no había servicio de correo público. Las cartas debían ser llevadas por algún viajero o un emisario. Precisamente, Pablo confió la responsabilidad de llevar su epístola a los romanos a una hermana, Febe, la cual es descrita como “diácono” (no diaconisa) de la iglesia de Cencrea. Recomienda que sea recibida en el Señor y ayudada en lo que sea menester, porque ella ha sido protectora de muchos, incluido el propio apóstol. La palabra griega empleada para describir este ministerio de Febe es prostatis. Es desafortunado que tanto la Reina –Valera como la Biblia de las Américas traduzca este término mediante un verbo, “ha ayudado”. El sustantivo griego indica una función más significativa, como “prefecto” o “protector” (como correctamente lo traduce Lacueva en su NT interlineal). Entre los judios se aplicaba a quien sostenía la sinagoga. Era un título de autoridad y honor, que indica un papel prominente de Febe en su congregación.

En segundo lugar Pablo menciona a Priscila y Aquila, a quienes llama sus “colaboradores en Cristo Jesús”. La palabra griega sunergous, colaboradores, indica que la pareja compartía la obra del ministerio del mismo Apóstol. Este matrimonio se menciona por vez primera en Hechos 18:2; tuvo un papel prominente en Corinto, acompañó a Pablo a Siria (18:18), y también trabajó en Éfeso, donde Priscila y Aquila le explicaron a Apolos, hombre “poderoso en las Escrituras”, “con mayor exactitud el camino de Dios” (18:24-26). El nombre de Priscila se menciona antes que el de su esposo tanto en Romanos como dos veces en los Hechos y una en 2 Timoteo 4:19, lo cual sugiere que ella era la más activa de los dos: en la antigüedad cuando se nombraba un matrimonio el nombre del varón se colocaba habitualmente primero. Priscila y Aquila eran asimismo anfitriones de la congregación a la que pertenecían, la cual se reunía en la casa de ellos (Romanos 16:3).

En tercer lugar menciona a María, con el comentario de que ella “ha trabajado mucho por vosotros” . El verbo griego traducido “trabajar” es kopiaô y significa trabajar arduamente o en medio de dificultades. Pablo lo emplea en varias ocasiones para referirse a su propio ministerio: 1 Corintios 15:10; Gálatas 4:11; Filipenses 2:16; Colosenses 1:29; 1 Timoteo 4:10. En 1 Timoteo 5:17, lo emplea con referencia a los supervisores que son dignos de honor, en particular si “trabajan arduamente” en predicar y enseñar. El mismo verbo es empleado por el Apóstol a propósito de otras hermanas activas en la obra, Trifena, Trifosa y Pérsida (Romanos 16:12).

Finalmente, cabe destacar la mención de Andrónico y Junia, a quien Pablo llama sus parientes y compañeros de prisión, quienes se convirtieron antes que él y “se destacan entre los apóstoles” (Romanos 16: 7). Ya que Junia era un nombre de mujer, es probable que Andrónico y Junia fuesen un matrimonio, o en todo caso hermanos carnales [18]. Desde luego, Pablo emplea aquí el término “apóstol” en el sentido amplio de “enviado” (cf. 1 Corintios 15:5-11). De todos modos, el hecho de que la pareja tuviese un ministerio tan destacado subraya la prominencia de las hermanas en la Iglesia primitiva.

En resumen, tanto en la teoría como en su práctica ministerial el Apóstol Pablo tuvo a las hermanas en una estima que no le iba en zaga a la de los varones. Este hecho no puede soslayarse cuando se desea entender lo que Pablo quiere decir en 1 Timoteo 2:12-15.

El contexto de las cartas a Timoteo

Antes de examinar el pasaje de 1 Timoteo 2:12-15, haremos bien en enterarnos del motivo de las cartas y la situación subyacente. Pablo le había encomendado a Timoteo que permaneciese en Éfeso para instruir a la congregación y evitar falsas doctrinas, discusiones inútiles basadas en genealogías, mitos, fábulas o palabrerías (1 Timoteo 1:13, 18-20; 2 Timoteo 2: 16-17). Aparentemente las falsas enseñanzas eran de naturaleza diversa, pero se torna relevante aquí el hecho de que, aunque al parecer eran enseñadas por hombres (1 Timoteo 1:3-4, 6-7, 20; 4:1-3; 5:24; 6:3-5; 2 Timoteo 3:13; 4:14), estaban afectando especialmente a las mujeres (1 Timoteo 4:7; 5:11-15; 2 Timoteo 3:1-7). El propio Pablo advirtió a los ancianos de Éfeso acerca de los falsos maestros que caerían sobre el rebaño como lobos rapaces (Hechos 20: 29-30). A.M. Stibbs observa:



No es de sorprender que se levantaran errores en las primitivas iglesias. El Señor mismo anticipó que ello ocurriría. Hubo errores en la Iglesia que se reunía en Colosas y también los hubo entre los destinatarios de las epístolas juaninas y del Apocalipsis. Los falsos maestros mencionados en las epístolas pastorales muestran ciertas tendencias, pero la evidencia no es lo suficientemente fuerte para que permita sostener la tesis de que pertenecían a una secta altamente organizada. Como lo señalamos anteriormente, esas tendencias tienen cierta afinidad con el gnosticismo, pero están lejos de contar con el grado de desarrollo que tuvieron durante el siglo II.[19]


Entre otras cosas, la alusión a la “falsamente llamada ciencia” (griego gnosis) en 1 Timoteo 6:21, hace pensar en alguna forma primitiva de gnosticismo. Volveré sobre esto a propósito del texto del capítulo 2. Desde luego, no se trataría aquí de una secta organizada fuera de la Iglesia, sino de falsos maestros infiltrados en ella. El Apóstol da una serie de instrucciones y consejos personales a Timoteo para que guíe la congregación en la “sana doctrina” y evite las falsas enseñanzas y las prácticas desviadas que pudieran surgir de éstas.


El texto de 1 Timoteo 2

He aquí lo que dice el capítulo según la Biblia de las américas



1 . Exhorto, pues, ante todo que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias por todos los hombres;
2. por los reyes y por todos los que están en autoridad, para que podamos vivir una vida tranquila y sosegada con toda piedad y dignidad.
3. Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro Salvador,
4. el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al pleno conocimiento de la verdad.
5. Porque hay un solo Dios, y también un solo mediador entre Dios y los hombres, Cristo Jesús hombre,
6. quien se dio a sí mismo en rescate por todos, testimonio dado a su debido tiempo.
7. Y para esto yo fui constituido predicador y apóstol (digo la verdad en Cristo, no miento) como maestro de los gentiles en fe y verdad.
8. Por consiguiente, quiero que en todo lugar los hombres oren levantando manos santas, sin ira ni discusiones.
9. Asimismo, que las mujeres se vistan con ropa decorosa, con pudor y modestia, no con peinado ostentoso, no con oro, o perlas, o vestidos costosos;
10. sino con buenas obras, como corresponde a las mujeres que profesan la piedad.
11. Que la mujer aprenda calladamente, con toda obediencia.
12. Yo no permito que la mujer enseñe ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que permanezca callada.
13. Porque Adán fue creado primero, después Eva.
14. Y Adán no fue el engañado, sino que la mujer, siendo engañada completamente, cayó en transgresión.
15. Pero se salvará engendrando hijos, si permanece en fe, amor y santidad, con modestia.


El propósito de Dios en Cristo (v. 1-7)

Ante todo, el Apóstol exhorta a que los creyentes oren por todos por medio de “peticiones, oraciones, intercesiones y acciones de gracias” (v. 1) . Pablo desea que los discípulos de la Iglesia de Éfeso empleen todo el poder de la oración para el beneficio de todas las personas. La expresión que emplea es literalmente “todos (los) hombres” (griego pantôn anthrôpôn, donde “hombres” se refiere a los miembros de la raza humana). Estas oraciones deben en particular ser hechas por los reyes y los que ocupan altos cargos (v. 2).

Pablo dice que esta mediación tiene el propósito de que los creyentes lleven una vida “tranquila y sosegada” , con “toda piedad y dignidad” o “respetabilidad” (v. 2). Lejos de toda espectacularidad o motivo de escándalo, los creyentes han de cumplir su papel de embajadores de Cristo y vivir su vida de fe de la manera más sosegada y menos llamativa posible. Tal actitud de parte de los discípulos es, dice, buena y aceptable ante Dios (v. 3), pues Él quiere que todas las personas (de nuevo, “todos los hombres”, pantas anthrôpous) sean salvadas y lleguen al pleno conocimiento de la verdad (v. 4). Esta verdad, de la cual se dio testimonio en los momentos apropiados (kairois idios) es que existe un solo Dios y un solo Mediador entre Dios y los seres humanos, el cual es Jesucristo (v. 5), verdadero hombre, quien se entregó a sí mismo como un rescate por todos (griego hyper pantôn; v. 6).

En la misma frase griega, el Apóstol continúa diciendo que para esto –que todos sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad de Dios en Cristo- él, Pablo, fue constituido heraldo, apóstol y maestro de los gentiles en la fe y la verdad (griego pistei kai aletheia).

Recomendación apostólica a los varones creyentes

Una vez fundamentada su exhortación, Pablo insiste en lo que ha de ser la conducta de los creyentes, con referencia a los varones (griego andras): que oren en todo lugar levantando manos santas, y que eviten la ira y la discusión. No es claro si la cláusula “en todo lugar” tiene carácter general (en todas partes en que puedan orar) o se refiere de manera más restringida a todas las casas de Éfeso en las que se reunía la Iglesia. Al parecer los discípulos acostumbraban elevar las manos cuando oraban; pues bien, éstas debían ser santas, pues de lo contrario tal gesto sería una hipocresía. Al parecer esto era un problema, pues de lo contrario la cláusula “sin ira ni discusiones” estaría sobrando. Es probable que entre algunos contenciosos, aún los períodos de oración se tornasen en oportunidades de dar rienda suelta a su ira o iniciar discusiones.

La modestia que conviene a las hermanas

Pablo despacha con relativa brevedad sus recomendaciones específicas para los varones, y en cambio abunda en sus directivas con respecto a las mujeres. En los versículos 9 y 10 subraya el decoro, el pudor y la modestia, y la abstención de peinados ostentosos, así como de joyas y vestidos caros. Una recomendación similar puede hallarse en 1 Pedro 3:1-6. La excesiva ostentación femenina en el atavío y las joyas era objeto de crítica por parte de los paganos y también fue blanco de los ataques de algunos escritores cristianos primitivos, como Tertuliano de Cartago. Al parecer algunas hermanas de Éfeso tenían una posición económica que les permitía la ostentación, pero Pablo desalienta tal conducta en la Iglesia de Dios.

Que la mujer aprenda “calladamente”... (v. 11-12)

Llegamos aquí al pasaje central de nuestra exposición, el cual es el único pasaje en todo el Nuevo Testamento que puede tomarse como una regla universal de conducta para las hermanas de la Iglesia de todos los tiempos.



11. Que la mujer aprenda calladamente, con toda obediencia.
12. Yo no permito que la mujer enseñe ni que ejerza autoridad sobre el hombre, sino que permanezca callada.


Así entienden este texto, como una regla universal y atemporal, numerosos comentaristas hasta nuestros días, como por ejemplo Hendriksen:



Aunque estas palabras ... puedan parecer poco amistosas, en realidad son lo opuesto ... expresan el sentimiento de tierna simpatía y de comprensión básica. Quieren decir: que la mujer no entre en la esfera de actividad para la cual a fuerza de su creación misma no es apta. Que el ave no trate de vivir bajo el agua. Que el pez no trate de vivir sobre la tierra seca. Que la mujer no desee ejercer autoridad sobre el hombre enseñándole en los cultos públicos. Por amor de ella y por el bienestar espiritual de la iglesia se prohíbe esa pecaminosa intromisión en la autoridad divina.
En el servicio de la Palabra en el día del Señor, la mujer debe aprender, no enseñar... [20]


Habría que notar que, estrictamente hablando, Pablo no explicita que su instrucción sobre la actitud de la mujer esté referida a los “cultos públicos” . Tampoco hay en el texto del Apóstol ninguna referencia al “servicio de la Palabra en el día del Señor”. Volveré sobre el tema, pero antes quisiera citar una opinión de William Barclay, otro destacado comentarista que discrepa profundamente con Hendriksen:



Este es un pasaje que no puede ser leído fuera de su contexto histórico. Surge enteramente de la situación en la que fue escrito. Está escrito con un doble trasfondo. [21]


El doble trasfondo al que se refiere Barclay es la situación de la mujer en el judaísmo y en la sociedad grecorromana, del que ya hablamos más arriba. Un tercer trasfondo que no puede soslayarse es el de las falsas enseñanzas que se estaban propagando, a las cuales, según indiqué antes, parecen haber sido especialmente susceptibles las mujeres. Esto no debe sorprender, por cuanto tanto fuesen provenientes del judaísmo o de la gentilidad, la escasa formación de las hermanas las tornaba más vulnerables.

No es fácil determinar el contenido preciso de las falsas enseñanzas, pero algunos elementos sugieren que podría tratarse, al menos en parte, de alguna forma incipiente de gnosticismo:



Mientras que parte del problema parece tener orígenes judíos (véanse las referencias a la ley en 1 Tim 1:7-11), la mayor parte de estos problemas sabe definidamente a antiguo gnosticismo. Las escuelas gnósticas que se habían desarrollado para el segundo siglo d.C. presentaban, entre sus enseñanzas distintivas, (1) intrincadas cosmogonías míticas, (2) un desprecio por las cosas materiales (como creaciones de un dios inferior y malo), (3) una dependencia del conocimiento, no de la fe, como el camino de salvación y, en algunos casos, (4) sugerencias de que el alma podía ser liberada, aun ahora, a través de este conocimiento secreto, sin tener que aguardar la muerte corporal. Estas cuatro características pueden corresponder a las denuncias que ocurren (respectivamente) en 1 Tim 1:4, 4:3-5, 6:20 y 2 Tim 2:18, como se describen en el párrafo previo. En particular, el argumento en 4:3-4 de que los alimentos de los que se abstenían los falsos maestros fueron creados por Dios y que “todo lo que Dios creó es bueno” parecería específicamente formulado para refutar afirmaciones de que la creación física es mala o el producto de alguien inferior a Dios [22].


Si este análisis es correcto, las cartas a Timoteo reflejarían la infiltración de ideas gnósticas –relacionadas con la filosofía neoplatónica- en la congregación de Éfeso. Que tales ideas hicieron su aparición ya en la Iglesia apostólica, siquiera sin una estructura formal como la que adquirieron más tarde, lo indica la insistencia de Juan en la verdadera humanidad de Cristo (1 Juan 4:1-3, etc).

Ahora bien, varios de los sistemas gnósticos posteriores –como el de Marción- despreciaban el matrimonio; y otros, como el de Ptolomeo, un seguidor de Valentín, poseían intrincados mitos acerca del origen del universo y del hombre donde deidades femeninas como Aletheia (Verdad), originó otras deidades. En el mismo sistema, el Demiurgo o “dios inferior” del Antiguo Testamento también había sido originado por una deidad femenina inferior. Además, el hombre había recibido su naturaleza psíquica del Demiurgo y su cuerpo de la tierra, pero su naturaleza espiritual, superior a las otras dos, provenía de la Madre Ajamot (del hebreo jokma = sabiduría). Según los marcosianos, setianos, orfitas y barbelo-gnósticos, ciertas divinidades femeninas habían originado la raza humana. “Barbelo era un poder femenino quien emanó del Padre innominado, y ella tiene un papel muy similar al de Ennoia (Pensamiento) y Sofía (Sabiduría) en algunos de los otros sistemas” [23].

Retornando a nuestro texto, si las hermanas de Éfeso se estaban dejando engañar por estos mitos, es natural que Pablo insistiese en que no pretendiesen enseñar, sino que se dedicasen a aprender. Por alguna razón, probablemente relacionada con ciertos prejuicios, la mayoría de los comentaristas insiste en el llamado al silencio pero no le otorga la debida importancia a la otra parte de la oración. La frase puede expresarse literalmente como sigue:



[La] mujer aprenda en quietud, con toda sujeción; no estoy permitiendo enseñar a la mujer, ni usurpar autoridad sobre el hombre, sino estar en quietud.


En otras palabras, Pablo no dice que las mujeres pueden aprender, lo cual ya sería de por sí bastante revolucionario dadas las concepciones contemporáneas judías y gentiles adversas a la educación de las damas; ni tampoco que les está permitido aprender. No; el imperativo que emplea el Apóstol es un mandato: las hermanas deben aprender.

El verbo griego que Pablo emplea es manthanô, emparentado con el sustantivo mathêtês, discípulo, que se emplea con mucho mayor frecuencia que el verbo (264 veces mathêtês versus 25 veces manthanô). En el Evangelio de Juan encontramos un ejemplo significativo: “Escrito está en los profetas: Y todos serán enseñados por Dios. Todo aquel que ha oído y aprendido del Padre, viene a mí” (Juan 6:45, negritas añadidas). Todos los creyentes, pues, deben ser discípulos y aprender; pero cabe la siguiente aclaración:



Aferrarse a las enseñanzas que los recipientes de las epístolas recibieron significa sostener su fe. Pues aprender no es un mero proceso intelectual por el cual uno adquiere enseñanza acerca de Cristo. Implica la aceptación de Cristo mismo, el rechazo de la antigua existencia y el comienzo de la nueva vida de discipulado en él (cf. Fil 4:9; 1 Cor 4:6). [24]


Esta es la clase de discipulado que Pablo manda para las hermanas aquí. Sin embargo, agrega que tal cosa debe ser hecha “en silencio” según la versión Reina-Valera 1995, entre otras. Esta traducción puede prestarse a confusión, ya que a nuestros oídos puede sonar como exigiendo que las mujeres no profieran palabra. Existen varios verbos griegos que pueden emplearse con referencia al silencio de quien debe cerrar por completo la boca y no proferir palabra. Uno de ellos es epistomizô, que Pablo emplea cuando le dice a Tito que le tape la boca a los rebeldes (Tito 1:11). El otro es fimô, que se emplea en 1 Pedro 2:15, “Porque esta es la voluntad de Dios: que haciendo bien, hagáis enmudecer la ignorancia de los hombres insensatos” (cf. Mateo 22:12).


En cambio, la expresión griega que Pablo emplea en 1 Timoteo 2:11 y 12 es en hêsujia. La palabra puede significar silencio pero también quietud, tranquilidad, compostura. Era la actitud que los maestros judíos requerían de sus discípulos [25]. Asimismo, en el siglo II Clemente de Alejandría recomendaba:



La mujer y el varón han de concurrir a la iglesia decentemente vestidos, con paso natural, abrazando el silencio, poseyendo amor no fingido, puros de cuerpo, puros de corazón, aptos para orar a Dios (Pedagogo III, 11).


Todavía más importantes son algunos ejemplos bíblicos del significado de la expresión hêsujia , su afín hêsujios y el verbo correspondiente hêsujazô. Este último se emplea en Lucas 14:14 acerca de los fariseos que callaron frente a Jesús y de las mujeres que reposaron en sábado. En Hechos, aparece dos veces: cuando los judaizantes “se calmaron” y glorificaron a Dios tras oír la explicación de Pedro (11:18) y al decir Lucas que “desistimos” de convencer a Pablo, al ver que no podían persuadirle de ir a Jerusalén (Hechos 21:14), al tiempo que decían “Que se haga la voluntad del Señor”. Lucas dice (Hechos 22:2) que cuando Pablo se dirigió a los judios de Jerusalén en hebreo, ellos le oyeron con mayor quietud (mallon hêsujian). En un pasaje que cité más arriba (1 Pedro 3:3-4) , el Apóstol Pedro recomienda a las mujeres que eviten los adornos externos y cultiven “el yo interno, con el adorno incorruptible de un espíritu tierno y sereno” (hêsujios; “pacífico”, Reina Valera 1909).

Pablo emplea el verbo una sola vez (1 Tesalonicenses 4:11), cuando recomienda a los tesalonicenses que ambicionen “llevar una vida tranquila” (en griego una sola palabra: êsujazein). En su segunda carta a la Iglesia de Tesalónica, a causa de haber oído que algunos andaban desordenadamente, ociosos y entremetiéndose en todo, les ordena y exhorta que “trabajando tranquilamente (meta hêsujias, “con sosiego”), coman su propio pan” (2 Tesalonicenses 3:12).
De las exhortaciones de Pablo, dirigidas a varones y mujeres por igual, y del empleo de estos términos en Lucas, Hechos y 1 Pedro, se evidencia que hesujia y los términos relacionados no significan ausencia total de habla (aunque pueden incluir el silencio), sino primariamente quietud, paz, sosiego, compostura y asentimiento. Que esta actitud conviene a varones y mujeres por igual es obvio por la recomendación de Pablo a toda la congregacion de Éfeso en 1 Timoteo 2:2 de orar por todos los hombres para así llevar una vida “tranquila y sosegada” (hêsujion. Craig S. Keener resume bien el punto:



La palabra empleada aquí para “silencio” normalmente se refiere a una atención respetuosa o a modales sosegados. Toda la iglesia es exhortada a esta clase de estilo de vida sosegado con la misma palabra en este mismísimo contexto (2:2), demostrando que Pablo se refiere a cierta actitud, no a un completo silencio (como la oración de los varones sin ira ni disputa en 2:8, esto puede haber sido aplicado con igual fuerza a cualquiera de los géneros que causara el problema). [26]


Es inevitable la impresión de que los traductores de nuestras versiones en español se han dejado llevar por prejuicios al traducir “reposadamente”, “tranquilamente”, o “sosegadamente” en el versículo 2 (referido a toda la congregación) y en cambio “calladamente” o “en silencio” en los versículos 11 y 12 cuando se trata del modo en que las hermanas han de aprender. Una excepción es la Nueva Versión Internacional que en el texto principal vierte, consistentemente con el v. 2, aprender “con serenidad” y “mantenerse ecuánime” [27].

Surge una pregunta obvia: Si la actitud de sosiego es propia de todos los creyentes, ¿por qué Pablo la reitera dos veces a propósito de su instrucción para las mujeres? Tal insistencia puede estar relacionada con las falsas doctrinas a las cuales las hermanas parecían ser especialmente vulnerables. “La razón de Pablo para dirigir específicamente esta admonición a las mujeres es probablemente la misma razón que en 1 Corintios 14:34-35: ellas aún no habían sido instruidas” [28]. Esta conjetura se corresponde bien con la prohibición de enseñar que le sigue. Una misionera cristiana se queja, con razón, que la traducción inglesa tradicional (al igual que la española, agrego)



ciertamente parece limitar a una mujer a ser una perpetua calientabancos, aprendiendo por siempre pero sin tener nunca una oportunidad para transmitir su conocimiento, una copa sin fondo destinada a no rebosar jamás con las buenas nuevas de Cristo para otros [29].


Sin embargo, un análisis de los tiempos verbales que emplea Pablo muestra que si bien el mandato de aprender está en imperativo, la prohibición de enseñar está en presente indicativo. Por ello “no permito” puede traducirse más apropiadamente, según señalé arriba, como “no estoy permitiendo” . Indica una actitud presente, pero no un principio perpetuo, ni un mandamiento, para lo cual Pablo podría haber empleado el imperativo, el aoristo, o el futuro indicativo.



Ninguno de estos tiempos es empleado aquí. Tampoco emplea Pablo el tiempo perfecto para denotar una acción en el pasado, la cual ha cambiado la situación. Pablo está diciendo: “No estoy actualmente permitiendo que la mujer enseñe”. En cierto modo la traducción inglesa usual, “No permito” les parece a los lectores ser igual o más fuerte que “La mujer aprenda”. Sin embargo, en realidad “que ella aprenda” es el mandamiento; “no permito” es la acción presente.
¿Por qué “aprender” es un mandamiento, pero “permitir enseñar” es una acción presente? Los versículos 11 y 12 son una frase en el texto griego original, unidos con la partícula adversativa de, que significa “pero, empero, sin embargo, por otra parte”. Pablo estaba en efecto diciendo: “Mando que la mujer aprenda; no obstante, no le permito enseñar” . El de indica que ambas instrucciones son algo contradictorias.[30]


La tensión surge, desde luego, por el simple hecho de que quien aprende no lo hace sólo para sí mismo, sino para llegado el momento poder enseñar también a otros. Pablo se manifiesta irritado con las mujeres que, extraviadas por los falsos maestros, están “siempre aprendiendo, pero que nunca pueden llegar al pleno conocimiento de la verdad” (2 Timoteo 3:7). De igual modo, el autor de Hebreos recrimina a sus lectores



Pues aunque ya debiérais ser maestros, otra vez tenéis necesidad de que alguien os enseñe los principios elementales de los oráculos de Dios, y habéis llegado a tener necesidad de leche y no de alimento sólido.
Porque todo el que toma sólo leche, no está acostumbrado a la palabra de justicia, porque es niño.
Pero el alimento sólido es para los adultos, los cuales por la práctica tienen los sentidos ejercitados para discernir el bien y el mal.
(Hebreos 5:12-14)


Con toda probabilidad esta era la situación de las hermanas de la Iglesia de Éfeso. Pablo no es permitía enseñar aún simplemente porque no estaban en condiciones, es decir, por la misma razón que recomienda no nombrar supervisor (obispo o anciano) a un neófito, es decir, a un recién convertido que carece de madurez en su fe (1 Timoteo 3:11). Por esta razón, el aprendizaje de las hermanas ha de tener lugar”con toda sujeción” (Reina-Valera 1995), “con toda obediencia” (Biblia de las Américas) o “con toda sumisión” (Nueva Versión Internacional). La expresión griega es en pasê hupotagê. Según Vine, el término hupotagê es principalmente militar, y significa básicamente subordinación (hupo = debajo; tassô = ordenar) [31]. “Sujeción” y “obediencia” (cf. 2 Corintios 9:13) son también traducciones apropiadas de la actitud de subordinarse a un superior. Es la actitud más recomendable del discípulo con respecto a su maestro, y un requisito importante para que el aprendizaje sea fructífero.



La palabra sujeción [hupotagê] es la forma nominal del verbo hupotassomai, que hace referencia a la disposición voluntaria de ser receptivo a las necesidades de los otros; en este caso la necesidad que tienen los maestros de comunicar sus enseñanzas sin ruidos molestos y con la debida atención.[32]


Lo opuesto de hupotagê es epitagê (epi = sobre), que es la actitud propia del maestro, como se ve en la recomendación de Pablo a Tito: “Esto habla, exhorta y reprende con toda autoridad (epitagê). Que nadie te desprecie” (Tito 2:15). Aunque obviamente la actitud de sumisión es importante en todo discípulo, pero más aún en los novatos o neófitos que carecen de formación previa o lo que es peor –y tal parece el caso de las mujeres de Éfeso- que han recibido previamente enseñanzas erróneas. Mi esposa es una talentosa pianista, formada en una institución universitaria. Lo interesante es que cuando ingresó a la Facultad de Artes luego de varios años de estudiar en un conservatorio particular, su técnica era tan mala que antes de aprender nada nuevo debió ser reeducada en los aspectos fundamentales, siguiendo con docilidad las instrucciones de su profesor hasta en la forma de sentarse y la posición de las manos.

...ni que ejerza autoridad sobre el hombre...

Como dije antes, el texto que nos ocupa es virtualmente el único que prohíbe a las mujeres enseñar, y dentro de él la cláusula que parece ser más decisiva es otra prohibición, a saber, de “ejercer autoridad” sobre el hombre. Aunque “hombre” (griego andros) puede referirse al marido (así Francisco Lacueva en su Nuevo Testamento Interlineal), dado que el contexto de la exhortación parece referirse más bien al “varón” (andros) en general y no al cónyuge en particular.

Más que cualquier otra parte del texto, esta cláusula ha sido tomada como un rechazo lapidario contra un ministerio de enseñanza de las mujeres hacia toda la congregación. Así las cosas, es preciso notar que “que ejerza autoridad” o “ejercer dominio” (Reina-Valera 1995) es una única palabra griega, authentein, que no se emplea en ningún otro sitio del Nuevo Testamento (lo que técnicamente se llama “hapax legomenon).

El significado preciso de authentein es pues incierto, no sólo porque no aparece en otros textos bíblicos que pudieran permitir una comparación, sino porque fuera de las Escrituras su significado evolucionó.



En su utilización más antigua la palabra significaba uno que con su propia mano daba muerte a otros o a sí mismo. Más tarde vino a denotar uno que actúa asumiendo autoridad por su propia cuenta; de ahí, ejercer autoridad, dominio [33].


Cuando Pablo se refiere a la autoridad –por ejemplo, la autoridad apostólica, 2 Corintios 10:8; 13:10- habitualmente emplea el vocablo más habitual, exousia. El empleo de authentein exclusivamente en el presente contexto sugiere que el Apóstol se refiere al ejercicio de una autoridad impropia en su origen o ejercicio; tales ideas se verterían respectivamente como “usurpar autoridad” o “mandonear”. Una especialista en lenguas clásicas ha sugerido que las mujeres fueron aquí exhortadas a no “involucrar a un varón en la clase herética de cristianismo que enseñaba el comportamiento licencioso como una de sus doctrinas. Una hembra hereje tal por cierto «enseña a fornicar» en la iglesia de Tiatira mencionada en Apocalipsis 2:20.” [34].

A pesar de que el significado de authentein no puede precisarse con certeza, en el presente contexto encaja bien con una exigencia dirigida a la mujer ignorante, y quizá extraviada, de ocuparse en aprender sin pretender ejercer una autoridad para la cual –en las presentes circunstancias- no está capacitada.

Que Pablo no se oponía como una cuestión de principio a que las mujeres enseñasen lo muestra su aprecio por Priscila, una colaboradora suya y maestra reconocida (Romanos 16:3; 2 Timoteo 4:19) y otras hermanas que menciona en Romanos 16 (ver más arriba) ; por el reconocimiento del papel de la abuela y la madre de Timoteo, Loida y Eunice respectivamente, en la formación de su discípulo; en su recomendación de que las ancianas “enseñen lo bueno” (Tito 2:3-7). Es cierto que en este último texto se refiere a la enseñanza a las jóvenes. No obstante, esta actitud difiere radicalmente de la que prevalecía en el judaísmo de su tiempo, en el cual no se les permitía a las mujeres educar a los niños, ni siquiera los propios. Según el Talmud, la mujer no ha de enseñar a sus hijos, pues a ella misma no se le manda aprender y a quien no se le manda estudiar no se le manda tampoco enseñar (b. Kidd. 29 a-b). La fundamentación bíblica aducida para esta regla es Deuteronomio 11:19, donde se dice que las palabras de la ley han de ser enseñadas a los “hijos” ; el comentario talmúdico añade, “pero no a las hijas”. [35] ¡Que diferente del mandamiento de Pablo, “la mujer aprenda”!

Además, en su segunda carta a Timoteo, el Apóstol no parece excluir a las hermanas:



Así que tú, hijo mío, fortalécete por la gracia que tenemos en Cristo Jesús. Lo que me has oído decir delante de muchos testigos, encomiéndalo a creyentes dignos de confianza, que a su vez estén capacitados para enseñar a otros.
(2 Timoteo 2:1-2, Nueva Versión Internacional)


La expresión que la Nueva Versión Internacional traduce “creyentes dignos de confianza” es pistois anthrôpois, literalmente “hombres fieles” (como Reina-Valera 1909,1995 y Biblia de las Américas). Hay que notar que en griego, como a menudo en español, la palabra “hombre”, anthrôpos se usa “generalmente, de un ser humano, varón o hembra, sin referencia al sexo ni a la nacionalidad ... en ocasiones, de hombres y mujeres, personas (p.ej., Mt 5.13,16)” [32]. El vocablo aparece 16 veces en plural en las cartas pastorales, y en la gran mayoría de los casos la referencia es inclusiva, sin distinción de género (1 Timoteo 2:1,4,5; 4:10; 5: 24; 6:9, 16; 2 Timoteo 3:13; Tito 1:14; 2:11; 3:2,8). En consecuencia, el encargo de 2 Timoteo 2:2 parece aplicable a hermanos y hermanas fieles por igual, con la única condición de que sean “idóneos” o “aptos” para enseñar.


El argumento de Adán y Eva

Si el análisis que propongo es correcto, ¿cómo ha de entenderse el argumento que Pablo propone a continuación?



Porque Adán fue creado primero, después Eva.
Y Adán no fue el engañado, sino que la mujer, siendo engañada completamente, cayó en transgresión.
(1 Timoteo 2:13-14)


Ante todo conviene descartar algunas interpretaciones que, aunque a primera vista pueden ser plausibles, no son apoyadas por el resto de las Escrituras. Con respecto al primer argumento, como vimos al principio, en Génesis 1 y 2 no hay ninguna indicación de superioridad masculina previa a la caída; de hecho según Génesis 1:26-27 el ser humano es creado como varón y hembra para enseñorearse de la tierra. En Génesis 2 se nos indica que el varón fue creado primero, pero tampoco hay ninguna indicación de superioridad sobre la que fue creada para ser su perfecto complemento.

Con respecto al segundo argumento, el hecho de que Eva fuese la primera en ser engañada no le quita, según el mismo Pablo, ninguna responsabilidad al varón. Esto se evidencia claramente en Romanos 5:12-21 y 1 Corintios 15: 22, 45-48 donde la responsabilidad de la entrada del pecado y la muerte es adjudicada a Adán y Eva ni siquiera es mencionada. Además, en 2 Corintios 11:3, Pablo emplea el engaño de Eva como advertencia al peligro de extravío de todos los creyentes, no sólo de las hermanas.

Si existe un trasfondo protognóstico en las falsas enseñanzas que se propagaban en la Iglesia de Éfeso, es probable que la tendencia, documentada en el gnosticismo ya desarrollado en el siglo II, de exaltar desproporcionadamente lo femenino. En palabras de Barron:



Si nos tornamos hacia lo que los gnósticos decían de las mujeres, hallamos una tendencia a no solamente elevar a las mujeres como instrumentos favorecidos de la revelación [la “falsamente llamada ciencia” – Jetonius] sino también una ingeniosa reinterpretación de la historia de Adán y Eva para adecuarla a las presuposiciones gnósticas. En conformidad con la glorificación del conocimiento como el camino de salvación, los gnósticos reinterpretaron la historia del Génesis como para hacer aparecer a Eva como una heroína. De hecho, en un relato gnóstico Adán, después de haber tomado de Eva el fruto, es iluminado y le agradece a ella por darle vida. [36]


Si alguna creencia de este tipo era enseñada en Éfeso y algunas hermanas habían aceptado semejante reinterpretación según la cual la acción de Eva había sido un acto virtuoso y le había proporcionado luz a Adán, ello implicaría una superioridad de la mujer sobre el hombre, que Pablo rechaza aquí. El autor recién citado prosigue:



En este caso, 1 Tim. 2:13-14 tiene mucho sentido como un argumento coherente contra un problema específico –a saber, una falsa interpretación de Génesis por mujeres heréticas. Pablo refuta los argumentos gnósticos al reafirmar que Adán fue creado primero y que fue creado perfecto, no ignorante. Podríamos resumir la intención de los vv. 13-14 como sigue: “Pues Adán fue formado primero, luego Eva- él no tuvo que esperar que viniese Eva y le diera vida. Y Adán no fue el originalmente engañado y necesitado de la iluminación de ella [esto es, por alimentarlo ella con el fruto prohibido del conocimiento] , sino que la mujer fue grandemente engañada ... y cayó en transgresión [habiendo sido previamente la creación impecable de Dios Todopoderoso, no el producto imperfecto de un dios inferior que, según la mitología gnóstica, era responsable de haber creado este mundo].” [38]


La alusión a la historia de Adán y Eva empieza con la partícula griega gar, que la Biblia de las Américas traduce “porque”. Entre otros usos que no son relevantes aquí, gar puede tanto indicar una causa, como introducir una explicación. Si se la toma como causativa, los vv. 13-14 establecerían la razón de la prohibición de enseñar, la cual en este caso sería una regla permanente: lo que ocurrió con Eva ha de ocurrir invariablemente con todas las mujeres, por ser constitucionalmente más propensas a errar y pecar. Sin embargo, no hay bases escriturales que permitan afirmar que las mujeres en general yerren más frecuentemente ni mucho menos que sean más pecadoras que los varones.

Por otra parte, gar puede también introducir una explicación, en este caso con una analogía o comparación: Como Eva estaba propensa al error, así las mujeres de Éfeso, en las circunstancias en que 1 Timoteo fue escrita, se hallaban en riesgo de caer por causa de su ignorancia y por haber prestado oído a los falsos maestros.



Las mujeres de Éfeso eran reminiscentes de la mujer (Eva) en el Edén. Las mujeres efesinas estaban aprendiendo y enseñando a otros de manera autoritaria, mientras que se sujetaban ellas mismas a maestros no ortodoxos. Eva también en su tiempo había sido engañada en creer ciertas falsas enseñanzas ... (Génesis 3:3-4). Dios nunca había prohibido tocar el fruto; sólo comer de él. Además, Eva sí murió. Eva enseñó con autoridad estas cosas a Adán. Desafortunadamente él las aprendió. Todo el estado de la humanidad y la naturaleza fue afectado por sus acciones, esclavizado al pecado y la muerte. Pablo desea quebrar una secuencia similar de acontecimientos en Éfeso. La Iglesia de Éfeso podría destruirse a sí misma tal como Adán y Eva se autodestruyeron en el Edén. Si las mujeres de Éfeso continuaban aprendiendo doctrinas diferentes, ellas también serían engañadas y se tornarían transgresoras [39].


Entendido de este modo, los vv. 13-14 simplemente aportan razones, por vía de un ejemplo bíblico, por las cuales las hermanas han de aprender la verdad antes de pretender enseñar.

Pero se salvará ...

Si otras partes del texto presentan ciertas dificultades, lo que sigue es a primera vista bastante insólito:



Pero se salvará engendrando hijos, si permanece en fe, amor y santidad, con modestia.


Tomado aisladamente, este versículo pareciera enseñar un diferente camino de salvación, a saber, a través de la procreación. Desde luego, tal interpretación se da de palos con lo que el Nuevo Testamento en general y muy especialmente el propio Pablo enseñan acerca de la salvación por gracia mediante la fe en Jesucristo (Romanos 3-5; Gálatas 3; Efesios 2:8-9, etc).

La clave para una interpretación correcta es recordar que el verbo griego sozô tiene una serie de significados que, además de la salvación eterna, incluye librar de daño, preservar, rescatar y aún sanar (como en Marcos 6:56 y Hechos 4:9). Vine da 1 Timoteo 2:15 como un ejemplo del empleo del verbo sozô en el sentido de “liberación material y temporal de peligros, sufrimientos, etc. “ [40].

Un problema adicional es la traducción correcta de la partícula dia. En el texto griego se lee sôthêsetai de dia tês teknogonias, que Lacueva traduce “será salvada mediante tener hijos”. No cabe duda que dia puede referirse al medio o instrumento a través de el cual ocurre algo; por ejemplo, cuando Pablo se refiere a lo que hayamos hecho “por medio” (dia) del cuerpo” en 2 Corintios 5:10. No obstante, el significado primario de la preposición es “pasando a través” [41]. Un ejemplo paulino de este uso se encuentra en 1 Corintios 3:15, “será salvo, aunque así como por (dia = a través de) fuego”.

A la luz del resto de las Escrituras, es por mucho más apropiado entender dia en este sentido original, “a través de” , en 1 Timoteo 2:15 (véase una razón adicional en la cita de Barron que sigue). Las mujeres serán protegidas cuando pasen por la generación de hijos. Si las hermanas estaban siendo engañadas por los mitos gnósticos, y desalentadas de contraer matrimonio (1 Timoteo 4:3) y en consecuencia de su función procreadora, era muy oportuno aquí un recordatorio de la protección de Dios.




El contexto gnóstico ... apoya adicionalmente lo que consideraría un fuerte argumento exegético de que Pablo se está refiriendo a la protección de las mujeres en el parto. El verbo sozô ... se emplea aquí en el tiempo futuro, mientras que la salvación espiritual ha sido descrita como ya operativa en los creyentes ([1 Timoteo] 1:13,16) y disponible para todos quienes hubiesen de apropiarse de los beneficios del acto ya consumado de Cristo (1:15, 2:4-6). Además, dia aquí toma el genitivo, no el acusativo, sugiriendo que las mujeres serían salvadas “a través de” una experiencia que habría de venir, más que “por causa de” un acto consumado. Pero más allá de esto, Pablo acaba de hablar de la caída de Eva y así naturalmente desearía asegurar a las mujeres que Dios estaría con ellas a través de los partos dolorosos que habían surgido desde la maldición de Eva. La necesidad de tal reaseguro es todavía mayor si él está especificamente llamando a mujeres desviadas a abandonar su interpretación más optimista de la caída y a retornar a la ortodoxia del Génesis. Las crudas realidades de la maldición de Eva incuestionablemente motivarían a las mujeres a preferir la interpretación gnóstica a la de Pablo en este punto, de modo que Pablo sensatamente incluye una promesa de protección de Dios como parte de su llamado ...[42]


La promesa, sin embargo, incluye una condición explícita: “si permanecen en fe, amor y santidad, con modestia” . En el versículo 14 se refiere a “la mujer” que fue engañada, pero aunque las versiones españolas no reflejen esto [43], aquí Pablo pasa al plural –“si permanecen”- con lo cual da a entender que se refiere a todas las mujeres. Las hermanas han de mantenerse firmes o perseverar (verbo menô) en la fe, el amor y la santidad. La palabra traducida “modestia” es sofrosunê, y su significado es más amplio que la mera modestia, aunque la incluye.



sofrosune... denota recto juicio de la mente (véase PRUDENTE, SOBRIO, apartado correspondiente a sofron), Hch 26.25: «palabras ... de cordura»; 1 Ti 2.9,15: «modestia»; «recto juicio», expresa prácticamente el significado: «es aquel control interno habitual del yo, con su refrenamiento constante de todas las pasiones y deseos, que estorbaría que surgiera la tentación sobre éstas, o en todo caso que surgiera con tal fuerza que venciera los controles y las barreras que aidos (pudor) le opusiera»... [44]


Una palabra estrechamente relacionada (sôfronismos es empleada por Pablo acerca de todos los creyentes en 2 Timoteo 1:7, “Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio (sofronismos). La forma verbal (sôfroneô) se emplea con referencia a todos los creyentes en Romanos 12: 3 y 1 Pedro 4:7; de los jóvenes en Tito 2:6; y Pablo la usa con referencia a sí mismo en 2 Corintios 5:13. El vocablo denota pues, ante todo, una característica propia de todo discípulo: prudencia, dominio propio, sensatez, cordura, el temple propio de un cristiano maduro. Nada menos que esto es lo que Pablo espera y exige de las hermanas.


Conclusión
El contexto general de las Escrituras, la actitud y las enseñanzas de Jesús, las enseñanzas de Pablo con respecto a la nueva creación en Cristo, en la que las diferencias de raza, condición social o sexo son abolidas , y su actitud favorable hacia el ministerio de las hermanas en Romanos 16 constituyen el marco en el que 1 Timoteo 2:11-15 debe necesariamente insertarse.

Un análisis del pasaje en sí muestra que Pablo pone énfasis en la exigencia de que las mujeres aprendan, al tiempo que, por razones que perfectamente pueden corresponder a una situación pasajera, restringe su actividad en el ministerio. Las mujeres deben aprender antes de poder enseñar, y no deben abandonar su papel irreemplazable en la maternidad (como regla general, ya que Pablo contempla y hasta recomienda la posibilidad de celibato en ciertas condiciones). Si estos requisitos se cumplen, y las hermanas perseveran con sensatez en la fe, el amor y la santidad, no hay razón válida para insistir hoy en una restricción originada en una coyuntura concreta que no es necesariamente válida en todos los tiempos y en todas partes. Desde luego, la restricción de Pablo sigue aplicándose con toda razón, y de manera igualmente transitoria, a las situaciones en las cuales las hermanas (o los hermanos) no se encuentran, por ignorancia o error, en condiciones de enseñar.

Como testimonio personal, desde mi conversión hace más de veinte años y hasta la fecha, he tenido el privilegio de ser ministrado por numerosas hermanas que perseveraban en la fe, el amor y la santidad, y cuya sensatez y sabiduría han sido de gran inspiración en mi propia vida de fe.

Notas

[1] Bruce, F.F. Women in the Church – A biblical survey. Christian Brethren Review 33:7-14, Dec. 1982.
[2] Jeremias, J. Teología del Nuevo Testamento, vol. 1. Trad. Cast. Salamanca: Sígueme, 1980, p. 261-265.
[3] Stott, J.R.W. Las controversias de Jesús. Trad. Cast. Buenos Aires: Certeza, 1975.
[4] Coppes, L.J. Artículo ’adam, # 25 en R.L. Harris y col. (Ed.). Theological Wordbook of the Old Testament. Chicago: Moody Press, 1980.
[5] Citado por Waltke, B. Relationship of the sexes in the Bible. Crux 19 [3]: 10-16, 1983.
[6] Schultz, C. Artículo ’ezer, # 1598 en R.L. Harris y col., o.c. (nota 4).
[7] Waltke, o.c. (nota 3).
[8] Brown, C. Artículo woman. En C. Brown (Ed.), New International Dictionary of New Testament Theology. Grand Rapids: Zondervan, 1975-1978, 3:1055-1078.
[9] Jeremias, J. Jerusalén en tiempos de Jesús, 2ª Ed. Trad. Cast. Madrid: Cristiandad, 1980, p. 371-387.
[10] Besançon Spencer, A. Beyond the Curse – Women called to ministry. Peabody: Hendricksen, 1989, p. 64.
[11] Corley, K.E. Private Women, Public Meals. Social Conflict in the Synoptic Tradition. Peabody: Hendrickson, 1993.
[12] La objeción de que no hubo mujeres entre los Apóstoles carece de fuerza, pues con igual criterio podría argumentarse que tampoco hubo gentiles (no judíos) entre ellos; pero los cristianos creemos que la distinción entre judío y gentil es abolida en la Iglesia de Dios. Además, dado que las mujeres no eran consideradas testigos válidos, hubiese sido una piedra de tropiezo el que fuesen designadas como tales.
[13] Brown, C. Artículo Prophet, en Brown , o.c. (nota 8), 3: 74-92.
[14] Citado por Brown, artículo citado en la nota 8.
[15] Bruce, artículo citado (nota 1).
[16] Carey, G. Women and authority in the Church. London: Movement for the ordination of women, 1983.
[17] Brauch, M.T. Hard sayings of Paul. Downers Grove: InterVarsity Press, 1989, p. 254.
[18] Gardner, P.D. The Complete Who’s Who in the Bible. Grand Rapids: Zondervan, 1995, p. 395.
[19] Stibbs, A.M., Epístolas Pastorales. En D. Guthrie y col (Eds), Nuevo Comentario Bíblico. Trad Cast. El Paso: Casa Bautista, 1977; p. 866.
[20] Hendriksen, G. 1 y 2 Timoteo/Tito. Comentario del Nuevo Testamento. Trad. Cast. Grand Rapids: Subcomisión de Literatura Cristiana, 1979 (original 1957), p. 127-128.
[21] Barclay, W. Cartas a Timoteo, Tito, Filemón. El Nuevo Testamento Comentado. Trad. Cast. Buenos Aires: La Aurora, 1975.
[22] Barron, B. Putting women in their place: 1 Timothy 2 and Evangelical views of women in church leadership. Journal of the Evangelical Theological Society 33 [4]: 451-459, 1990.
[23] Finegan, J. Myth and mystery. An introduction to the Pagan Religions of the Biblical World. Grand Rapids: Baker Book House, 1989, pp. 217-258; cita de p. 233.
[24] Müller, D. Artículo Disciple. En Brown, o.c. (nota 8), 1: 486.
[25] Bensançon Spencer, o.c. (nota 10), pp. 77-80, da una serie de ejemplos de la literatura rabínica.
[26] Keener, C.S. Paul, women and wives. Marriage and women’s ministry in the Letters of Paul. Peabody: Hendrickson, 1992, p. 108.
[27] De todos modos, incluso la Nueva Versión Internacional , en los vv. 11-12 da en nota al pie como alternativa la traducción “en silencio”.
[28] Keener, o.c. (nota 26), Ibid.
[29] Pape, D. God and women. A fresh look at what the New Testament says about Women. London: Mowbrays, sin fecha (ca. 1980), p. 135.
[30] Bensançon Spencer, o.c. (nota 10), p. 85.
[31] Vine, W.E. Vine-Diccionario Expositivo de Palabras del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento Exhaustivo. Miami: Caribe, 1999, p. 867.
[32] Muñiz, M. La interpretación bíblica y el papel de la mujer. Aletheia 12 (1997).
[33] Vine, o.c. (nota 31], p. 295; ver también p. 305.
[34] Kroeger, C.C. Ancient heresies and a strange Greek verb. The Reformed Journal 29: 14, marzo de 1979.
[35] La interpretación rabínica es arbitraria y refleja “la composición exclusivamente masculina del movimiento rabínico” (Jacob Neusner, Invitation to the Talmud. Rev. Ed. HarperSanFrancisco, 1989, p. 3). La verdad es que, si bien significa básicamente hijos varones, se emplea también para referirse a la descendencia sin distinción de género, por ejemplo en Génesis 3:16 . Ver Martens, E.A. Artículo ben, # 254 en Harris y col. , o.c. (nota 4), 1:113-116; Vine, o.c. (nota 31), p. 67.
[36] Vine, o.c. (nota 31), p. 429.
[37] Barron, art. cit. (nota 22), p. 454.
[38] Barron, art. cit. (nota 22), p. 455.
[39] Bensançon Spencer, o.c. (nota 10), p. 91.
[40] Vine, o.c. (nota 31), p. 808. Ver también Schneider, J. ; Brown, C., Artículo Redemption en Brown, o.c. (nota 8), 3: 205-216.
[41] Harris, M.J. Appendix: Prepositions and theology in the Greek New Testament en Brown, o.c. (nota 8), 3: 1171-1215; ver especialmente p. 1181-1184.
[42] Barron, art. cit. (nota 22), p. 457.
[43] Por ejemplo, traducen “si permanece” (Biblia de las Américas y Reina-Valera 1995) “y permaneciendo” (Nueva Versión Internacional; “se mantiene” (Versión Popular), “mientras persevere” (Biblia de Jerusalén); “a condición de que persevere” (El Libro del Pueblo de Dios).
[44] Vine, o.c. (nota 31), p. 210. Ver también Brown, o.c. (nota 8), 1:501-503.


Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

Jetonius
13-02-2003, 14:03
Originalmente enviado por: SolaGratia
Tobi, relájate

Desde el principio de mis aportes te he (y les he) pedido sus opiniones sobre 1 de Timoteo 2:11-14 y nada aun, este pasaje lo considero de mucho peso.


Hola hermano Malcom,

De esto ya se ocupó Bart, reproduciendo un «papiro» mío. Por el momento no tengo nada que agregar.


[B]
Yo no soy un grano de arena en el desierto en lo que estoy convencido. Para mi apoyo a la verdad apelo a la historia de la Iglesia y bien sabes porque se que conoces de ella que no encontramos pastoras, ni teólogas, no hay Agustinas, Tertulianas, Luteras, Calvinas. Lo que tenemos son, las hermanas Fox y el espiritismo, la señora White y los adventistas del séptimo día, la señora Mary Baker Eddy y la ciencia cristiana, la señora Filmore y la unidad, la señora Aimee Semple McPherson y su "evangelio cuadrado.

(...)


Este argumento lo leí por vez primera en una obra de Walter Martin, y no podía salir de mi asombro que un apologista de su talla lo propusiera.

Es cierto que no hubo Agustinas ni Calvinas. En parte porque el papel de la mujer en la vida de la Iglesia decayó después de la era apostólica.

Pero, desde luego, y por la misma razón la amplia mayoría de los heresiarcas también fueron varones. No hay una Marciona, una Valentina, una Arria, una Nestoria, una Honoria. Y en tiempos más modernos, por cada mujer que enseñó falsas doctrinas se pueden mencionar varios varones, como por ejemplo:

C.F Hegel,
Joseph Smith Jr.
William Miller
Alain Kardec
Charles Taze Russell
Karl Marx
Charles Darwin
Sigmund Freud
S.Y. Moon
T.D. Jakes
Sai Baba

...etc.

Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

Elisa
13-02-2003, 16:38
Originalmente enviado por: Jetonius


Hola hermano Malcom,

De esto ya se ocupó Bart, reproduciendo un «papiro» mío. Por el momento no tengo nada que agregar.



Este argumento lo leí por vez primera en una obra de Walter Martin, y no podía salir de mi asombro que un apologista de su talla lo propusiera.

Es cierto que no hubo Agustinas ni Calvinas. En parte porque el papel de la mujer en la vida de la Iglesia decayó después de la era apostólica.

Pero, desde luego, y por la misma razón la amplia mayoría de los heresiarcas también fueron varones. No hay una Marciona, una Valentina, una Arria, una Nestoria, una Honoria. Y en tiempos más modernos, por cada mujer que enseñó falsas doctrinas se pueden mencionar varios varones, como por ejemplo:

C.F Hegel,
Joseph Smith Jr.
William Miller
Alain Kardec
Charles Taze Russell
Karl Marx
Charles Darwin
Sigmund Freud
S.Y. Moon
T.D. Jakes
Sai Baba

...etc.

Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{>< [/B]

Je je . Aclaremos de paso que todos los lìderes y fundadores de sectas asesinas , o suicidas , proxenetas , como la de los niños de Dios y su fundador David Berg , las platillistas , y una larguìsima cadena de etceteras , eran todos hombres . Y para completar el cuadro , y siguiendo el ejemplo que nos dan aquellos , que hacen diferencias entre los miembros del cuerpo de Cristo ¡¡ hasta el diablo y los demonios son masculinos !! :denfadado :bostezo: :denfadado

Si nos diera por discriminar a los hermanOs ¡¡ Que poderoso material tendrìamos !! y convicente :bicho:

Jetonius
13-02-2003, 16:50
Originalmente enviado por: Elisa
Je je . Aclaremos de paso que todos los lìderes y fundadores de sectas asesinas , o suicidas , proxenetas , como la de los niños de Dios y su fundador David Berg , las platillistas , y una larguìsima cadena de etceteras , eran todos hombres . Y para completar el cuadro , y siguiendo el ejemplo que nos dan aquellos , que hacen diferencias entre los miembros del cuerpo de Cristo ¡¡ hasta el diablo y los demonios son masculinos !! :denfadado :bostezo: :denfadado

Si nos diera por discriminar a los hermanOs ¡¡ Que poderoso material tendrìamos !! y convicente :bicho:

¡Alto, hermana Elisa, no te "pases de revoluciones"! :D

No sabemos si los ángeles tienen sexo.

Pero sobre Berg, Jim Jones y otros, concuerdo contigo.

Bendiciones en Cristo,

Jetonius <--- pensando seriamente en hacerse llamar Jetonia :rolleyes:

<{{{><

SolaGratia
13-02-2003, 18:11
Estimado Jetonius,

¿En su congregación hay pastoras o predicadoras, tiene usted una pastora que le predica la Palabra de Dios cada día del Señor? Si es no, ¿podría decirnos porque y si le gustaría tenerla? Se lo pregunto solo por curiosidad.

Bendiciones
Malcom

SolaGratia
13-02-2003, 18:13
Muy bien..

Retomemos el tema

Enfoquémonos una ves mas a 1 de Timoteo 2:12-14

“Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión.”

El argumento de algunos es que Pablo dijo estas palabras porque la mujer en aquella época no tenia estudios, también dicen que Pablo dijo estas palabras por los problemas en la iglesia de corinto.

Ninguno de estos 2 argumentos son mencionados ni insinuados por Pablo, Pablo da el porque sin rodeos.

Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión

No dice, ni nada menciona de problemas en corintio ni que la mujer sea menos capaz ni nada. El Apóstol es claro en dar su argumento dirigiéndose a la misma creación así de claro y no a ningún argumento en pro de los defensores de las “pastoras”

Por otro lado Pablo no se contradice al ver sus colaboradoras, porque no es claro la funciones que ellas tenían, es obvio que no eran predicadoras, pudieron haber ejercido la hospitalidad, las buenas obras, enseñanza a niños, elaboración de alimentos, pero predicadoras a grupos mixtos no.

Bendiciones
Malcom.

SolaGratia
13-02-2003, 19:57
Jetonius dices:

[quoete]
Es cierto que no hubo Agustinas ni Calvinas. En parte porque el papel de la mujer en la vida de la Iglesia decayó después de la era apostólica.
[/quote]

¿Cómo lo sabe?

¿Acaso este decaimiento duro 20 siglos?

Me parece extraño que este “despertar” coincida con la corriente de la liberación femenina de nuestro siglo.

¿No será acaso que en ves de este decaimiento que usted menciona más bien sea que toda la historia de la iglesia hasta antes de este confuso siglo hayan tenido claro el papel de la mujer dentro de la iglesia?

Saludos
Malcom

SolaGratia
13-02-2003, 20:08
Jetonius dices:



Es cierto que no hubo Agustinas ni Calvinas. En parte porque el papel de la mujer en la vida de la Iglesia decayó después de la era apostólica.


¿Cómo lo sabe?

¿Acaso este decaimiento duro 20 siglos?

Me parece extraño que este “despertar” coincida con la corriente de la liberación femenina de nuestro siglo.

¿No será acaso que en ves de este decaimiento que usted menciona más bien sea que toda la historia de la iglesia hasta antes de este confuso siglo hayan tenido claro el papel de la mujer dentro de la iglesia?



dije:

apelo a la historia de la Iglesia y bien sabes porque se que conoces de ella que no encontramos pastoras, ni teólogas, no hay Agustinas, Tertulianas, Luteras, Calvinas. Lo que tenemos son, las hermanas Fox y el espiritismo, la señora White y los adventistas del séptimo día, la señora Mary Baker Eddy y la ciencia cristiana, la señora Filmore y la unidad, la señora Aimee Semple McPherson y su "evangelio cuadrado.

Jetonius:

Este argumento lo leí por vez primera en una obra de Walter Martin, y no podía salir de mi asombro que un apologista de su talla lo propusiera.

Es cierto que no hubo Agustinas ni Calvinas. En parte porque el papel de la mujer en la vida de la Iglesia decayó después de la era apostólica.

Pero, desde luego, y por la misma razón la amplia mayoría de los heresiarcas también fueron varones. No hay una Marciona, una Valentina, una Arria, una Nestoria, una Honoria. Y en tiempos más modernos, por cada mujer que enseñó falsas doctrinas se pueden mencionar varios varones, como por ejemplo:

C.F Hegel,
Joseph Smith Jr.
William Miller
Alain Kardec
Charles Taze Russell
Karl Marx
Charles Darwin
Sigmund Freud
S.Y. Moon
T.D. Jakes
Sai Baba


Bueno, seria interesante saber que tanto influyeron sus esposa u otras mujeres para sus falsas doctrinas, tal vez escucharon el mismo susurro que escucho Adán de su mujer. Esta de pensarse.

Saludos cordiales
Malcom

MORRISON
13-02-2003, 20:24
Originalmente enviado por: SolaGratia
Jetonius dices:



¿Cómo lo sabe?

¿Acaso este decaimiento duro 20 siglos?

Me parece extraño que este “despertar” coincida con la corriente de la liberación femenina de nuestro siglo.

¿No será acaso que en ves de este decaimiento que usted menciona más bien sea que toda la historia de la iglesia hasta antes de este confuso siglo hayan tenido claro el papel de la mujer dentro de la iglesia?



Bueno, seria interesante saber que tanto influyeron sus esposa u otras mujeres para sus falsas doctrinas, tal vez escucharon el mismo susurro que escucho Adán de su mujer. Esta de pensarse.

Saludos cordiales
Malcom

Como puedes decir algo como eso Malcom, esta bien que tu no creas que las mujeres puedan ministrar en una congregración, pero insinuar que los lideres de sectas aceptaron falsas doctrinas por influencia de sus esposas es ya demasiado.

Elisa
13-02-2003, 20:52
Originalmente enviado por: SolaGratia
Jetonius dices:



¿Cómo lo sabe?

¿Acaso este decaimiento duro 20 siglos?

Me parece extraño que este “despertar” coincida con la corriente de la liberación femenina de nuestro siglo.

¿No será acaso que en ves de este decaimiento que usted menciona más bien sea que toda la historia de la iglesia hasta antes de este confuso siglo hayan tenido claro el papel de la mujer dentro de la iglesia?



Bueno, seria interesante saber que tanto influyeron sus esposa u otras mujeres para sus falsas doctrinas, tal vez escucharon el mismo susurro que escucho Adán de su mujer. Esta de pensarse.

Saludos cordiales
Malcom

EJEM :bicho: Parece que ya tu te enteraste que Poncio Pilatus , y Judas Iscariotes , eran mandilones ( palabra mexicana )

¿ Verdad Jetonius que ese chisme se corrìa en aquella època por todo Israel ? :clown: :D

Jetonius
14-02-2003, 00:34
Originalmente enviado por: SolaGratia
Estimado Jetonius,

¿En su congregación hay pastoras o predicadoras, tiene usted una pastora que le predica la Palabra de Dios cada día del Señor? Si es no, ¿podría decirnos porque y si le gustaría tenerla? Se lo pregunto solo por curiosidad.

Bendiciones
Malcom

No, por el momento no tenemos una pastora que nos predique cada domingo, pero es más por una cuestión de tradición que de convicción.

Hemos tenido predicadoras invitadas en algunas reuniones centrales y sus mensajes han sido muy edificantes.

Por otra parte, el grupo asesor de educación para niños y adultos está formado por 6 mujeres y dos varones (uno de los cuales soy yo). Le sorprendería la capacidad de estas santas hermanas.

Sinceramente, a la hora de elegir un maestro o un pastor, su sexo no es para mí una consideración importante. Sí me interesan su santidad, preparación y dedicación.

Espero que esto satisfaga su curiosidad.

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

Jetonius
14-02-2003, 00:51
Originalmente enviado por: SolaGratia
Jetonius dices:

[quoete]
Es cierto que no hubo Agustinas ni Calvinas. En parte porque el papel de la mujer en la vida de la Iglesia decayó después de la era apostólica.


¿Cómo lo sabe?

¿Acaso este decaimiento duro 20 siglos?
[/QUOTE]

Lo sé por la evidencia que da el Nuevo Testamento (reseñada en mi artículo) del número de mujeres involucradas activamente en la obra, que no se refleja luego en la Iglesia post-apostólica.

Lamentablemente, en poco tiempo hasta los ministerios que sin duda eran ejercidos también por mujeres -como el de diácono- fueron ocupados exclusivamente por varones.

Y sí, con honrosas excepciones, el eclipse de la mujer en la vida de la Iglesia duró diecinueve siglos.




Me parece extraño que este “despertar” coincida con la corriente de la liberación femenina de nuestro siglo.



Obviamente es una cuestión de perspectiva. Yo creo que hay una obvia relación entre la corriente de liberación femenina y el despertar de la conciencia acerca del valor de las hermanas en la vida de la iglesia.

No obstante, lo que a usted le parece extraño yo lo considero vergonzoso, a saber, que en lugar de haber sido el revolucionario mensaje cristiano quien llevase la guía en este tema, la iglesia haya tenido que ser acicateada desde fuera para pensar seriamente el asunto.



¿No será acaso que en ves de este decaimiento que usted menciona más bien sea que toda la historia de la iglesia hasta antes de este confuso siglo hayan tenido claro el papel de la mujer dentro de la iglesia?

Saludos
Malcom


Sí, como también tenía hasta el siglo XIX muy claro el papel de la esclavitud.

Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

SolaGratia
14-02-2003, 01:01
Gracias por su respuesta Jetonius

Solo quiero aclarar que no me sorprendo de la capacidad de la mujer, la capacidad intelectual no ha estado en discusión ni nada que se le parezca de hacer menos a la mujer dentro ni fuera de la Iglesia.
También en mi congregación las encargados de enseñar a los niños son mujeres, una de ellas es mi hermana de sangre y carne, mi madre es la encargada de los estudios para mujeres una ves por semana, y otra de mis hermanas toca el órgano en la congregación junto con la esposa del pastor, otra de ellas (tengo 5) ha estado junto con su esposo encargado del grupo de jóvenes, así mismo las hermanas oran en los servicios de oración, por si fuera poco tenemos dentro de nosotros una misionera en América Latina para niños e instructora de niños, ni se diga de las demás hermanas todas tienen su función en la Iglesia y fuera de ella, son una bendición. Como también pudiera serlo si predicaran, el asunto es pues no si tienen la capacidad, si no, ¿es Bíblico?

Bendiciones
Malcom

SolaGratia
14-02-2003, 01:21
Estimado Jetonius,

En mi ultimo mensaje deje en claro que en mi no esta el hacer menos a las hermanas, así como mencione a modo de ejemplo ciertas funciones de algunas de ellas en mi congregación, hay mas funciones que pueden ejercer bíblicamente. Pero Bíblicamente ¿que dice las Escrituras sobre el papel de la mujer específicamente en la cuestión de predicar a grupos mixtos? Como bien sabrá no hay ningún indicio de ello, que hubo colaboradoras y diaconas es claro, pero no indica que eran predicadoras en lo absoluto, hay mucho que esas colaboradoras pudieron haber hecho para la obra y expansión del evangelio. Veamos si gusta el pasaje en cuestión:


Enfoquémonos una ves mas a 1 de Timoteo 2:12-14

“Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en trasgresión.”

El argumento de algunos es que Pablo dijo estas palabras porque la mujer en aquella época no tenia estudios, también dicen que Pablo dijo estas palabras por los problemas en la iglesia de corinto.

Ninguno de estos 2 argumentos son mencionados ni insinuados por Pablo, Pablo da el porque sin rodeos.

Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión

No dice, ni nada menciona de problemas en corintio ni que la mujer sea menos capaz ni nada. El Apóstol es claro en dar su argumento dirigiéndose a la misma creación así de claro y no a ningún argumento en pro de los defensores de las “pastoras”

Por otro lado Pablo no se contradice al ver sus colaboradoras, porque no es claro la funciones que ellas tenían, (como ya dije) es obvio que no eran predicadoras, pudieron haber ejercido la hospitalidad, las buenas obras, enseñanza a niños, elaboración de alimentos, pero predicadoras a grupos mixtos no.

Bendiciones
Malcom.

Pd. Mi hermana de sangre y carne como maestra de niños
http://www.sermones-biblicos.org/fotos_congregacion/foto_18.jpg

Jetonius
14-02-2003, 01:49
Originalmente enviado por: SolaGratia


(...)

Bueno, seria interesante saber que tanto influyeron sus esposa u otras mujeres para sus falsas doctrinas, tal vez escucharon el mismo susurro que escucho Adán de su mujer. Esta de pensarse.

Saludos cordiales
Malcom

Bueno, ahí tiene material para una tesis doctoral. Así de memoria le digo que Hegel se casó grande (41 años); que la esposa irlandesa de Marx difícilmente haya influido en las tesis comunistas (ciertamente no más que Engels y Feuerbach). Que la primera esposa de Joe Smith, Emma, fue una víctima. Que la mujer de Darwin era una devota cristiana que no se tragaba las elucubraciones de su esposo. Que la esposa de Charles T. Russell lo destestaba hasta la calumnia. Y que Sai Baba es célibe (además de homosexual).

Dicho sea de paso, el hecho de que en Romanos 5 Pablo habla de la transgresión de Adán y ni menciona a Eva debe hacer pensar que a la interpretación de 1 Timoteo que propone le falta algo.

Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

Jetonius
14-02-2003, 01:56
Originalmente enviado por: SolaGratia
Estimado Jetonius,

En mi ultimo mensaje deje en claro que en mi no esta el hacer menos a las hermanas, así como mencione a modo de ejemplo ciertas funciones de algunas de ellas en mi congregación, hay mas funciones que pueden ejercer bíblicamente. Pero Bíblicamente ¿que dice las Escrituras sobre el papel de la mujer específicamente en la cuestión de predicar a grupos mixtos? Como bien sabrá no hay ningún indicio de ello, que hubo colaboradoras y diaconas es claro, pero no indica que eran predicadoras en lo absoluto, hay mucho que esas colaboradoras pudieron haber hecho para la obra y expansión del evangelio.


La Biblia no pronuncia explícitamente la abolición de la esclavitud, no obstante como cristianos entendemos que es incorrecta.

Estoy de acuerdo con que las hermanas pueden hacer muchas otras cosas además de predicar. Además, el tenor general de la Escritura apunta a una igualdad en Cristo, aunque pienso que cada congregación debe decidir quién es más adecuado como pastor.




Veamos si gusta el pasaje en cuestión:




Enfoquémonos una ves mas a 1 de Timoteo 2:12-14

(...)



Quisiera yo saber cuántas doctrinas importantes basa usted en un solo pasaje.

Por lo demás, ya Bart le proporcionó un extenso artículo mío sobre ese texto...

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

SolaGratia
14-02-2003, 02:03
Por el momento estimado Jetonius le pregunto ¿Cual articulo suyo? Segun el articulo de Bart es de Frank Viola

Jetonius
14-02-2003, 10:55
Originalmente enviado por: SolaGratia
Por el momento estimado Jetonius le pregunto ¿Cual articulo suyo? Segun el articulo de Bart es de Frank Viola

Pues el que Bart transcribió en letras azules en la página 8 de esta entrada, y que lleva mi firma al final. :mareado:

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

SolaGratia
14-02-2003, 18:07
Disculpe ya encontré su escrito es que CNNBart pega muchos artículos kilométricos no me fije que era de usted.

Jetonius dices,



Con respecto al segundo argumento, el hecho de que Eva fuese la primera en ser engañada no le quita, según el mismo Pablo, ninguna responsabilidad al varón. Esto se evidencia claramente en Romanos 5:12-21 y 1 Corintios 15: 22, 45-48 donde la responsabilidad de la entrada del pecado y la muerte es adjudicada a Adán y Eva ni siquiera es mencionada. Además, en 2 Corintios 11:3, Pablo emplea el engaño de Eva como advertencia al peligro de extravío de todos los creyentes, no sólo de las hermanas.


Pongamos los versículos que cita:

“Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.” (Romanos 5:12)

“Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.” (1 de Corintios 15:22)

“Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. Mas lo espiritual no es primero, sino lo animal; luego lo espiritual. El primer hombre es de la tierra, terrenal; el segundo hombre, que es el Señor, es del cielo. Cual el terrenal, tales también los terrenales; y cual el celestial, tales también los celestiales.” (1 Corintios 15:45-48)

ahora pongamos las palabras de Pablo a Timoteo


“La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.” (1 de Timoteo 2:11-14)


Quiero notar 2 cosas sobre estos pasajes:

1) Como ya dije antes, el argumento de Pablo a Timoteo es claro y sin rodeos, Pablo no menciona que esta prohibición tenga algo que ver con problemas de conducta en ninguna iglesia, por lo tanto argumentar mas allá de esto es darle vuelo a la imaginación. Pablo se remonta a los orígenes de la creación no se remonta a ningún problema con las mujeres de su tiempo, y aunque se puedan escribir libros tratando de hacer que el Apóstol Pablo se retracte jamás podrá ser. Su argumento es contundente: “Porque Adán fue formado primero y después Eva” y “Adán no fue engañado, sino que la mujer”.

2) Los pasajes de Romanos 5:12, 1 de Corintios 15:22, 45-48 no contradicen a las mismas palabras del Apóstol en 1 de Timoteo 2:11-14 Es obvio que son dos puntos a tratar diferentes. Las palabras a Timoteo son para darnos una enseñanza clara del porque la mujer no debe enseñar a hombres ni ejercer dominio sobre el, es claro que menciona a Eva como la que peco primero y no Adán, además que Adán fue formado primero. Los demás versículos que mencionan que fue Adán quien peco y no mencionan a Eva apoyan las miasmas palabras de Pablo a Timoteo en tomar a Adán como la cabeza representativa de la raza humana, aunque Eva fue la que peco primero ellos dos son una misma carne son uno y todos caímos por la transgresión de Adán. ¡Eva no es nuestra cabeza! Es Adán y este punto apoya a que la mujer no es cabeza del hombre ni que debe tener autoridad sobre el. Muy bien Pablo en hacer notar que no caímos en Eva sino en Adán por ser la cabeza y además por ser ellos dos una sola carne. Por ultimo es claro que aunque Eva callo primero no le quita ninguna responsabilidad a Adán por ello.

Bart
14-02-2003, 22:52
SoloMisoginia:


Disculpe ya encontré su escrito es que CNNBart pega muchos artículos kilométricos no me fije que era de usted.


Pero tú no los lees, no sea que se te caigan las escamas de tus prejuicios, y entonces comprendas que estás en un injusto error. Que se te rompan las CocaColas no es malo, sino bueno.

Pediste datos históricos aquí:


¿O será que necesitábamos más de 1.900 años para descubrir que las mujeres también tienen derecho al pastorado? ¿Acaso la historia no es importante? 1,900 años donde Dios ha edificado y mantenido en pie a su Iglesia a pesar de las tormentas donde los dones que Dios ha dado a su Pueblo para edificarlo han sido los hombres 1900 años!. ¿Pero que paso?

Te di datos históricos:


http://forocristiano.iglesia.net/showthread.php?s=&threadid=11494&perpage=30&pagenumber=2
[...]
Entre los estudios más relevantes al respecto cabe citar Mujeres en el altar, de Lavinia Byrne, religiosa expulsada de su congregación por publicar este libro; Cuando las mujeres eran sacerdotes, de Karen Jo Torjesen, catedrática de Estudios sobre la Mujer y la Religión en Claremont Graduate School, y los trabajos del historiador Giorgio Otranto, director del Instituto de Estudios Clásicos y Cristianos de la Universidad de Bari. En ellos se demuestra, mediante inscripciones en tumbas y mosaicos, cartas pontificias y otros textos, que las mujeres ejercieron el sacerdocio católico durante los 13 primeros siglos de la historia de la Iglesia. Veamos algunas de estas pruebas que quitan todo valor a los argumentos del magisterio eclesiástico. [...]


SoloMisoginia:


Yo creo que todos hemos visto o escuchado predicar a mujeres que desempeñan el cargo de “Pastoras y Reverendas” sin que nadie en la iglesia lo cuestione. ¿Acaso ahora podemos cambiar los principios bíblicos de la Escritura sobre el pastorado?

Te di datos bíblicos:


http://forocristiano.iglesia.net/showthread.php?s=&threadid=11494&perpage=30&pagenumber=2
EL LUGAR DE LA MUJER EN LA IGLESIA DE CRISTO
Por Frank Viola

SoloMisoginia:


Desde el principio de mis aportes te he (y les he) pedido sus opiniones sobre 1 de Timoteo 2:11-14 y nada aun, este pasaje lo considero de mucho peso.


Te di la respuesta con un concienzudo estudio bíblico sobre este pasaje titulado: “LA MUJER APRENDA...” conocido por los eruditos como papirus Jetonius
http://forocristiano.iglesia.net/showthread.php?s=&threadid=11494&perpage=30&pagenumber=4

SoloMisoginia:


http://forocristiano.iglesia.net/showthread.php?s=&threadid=11494&perpage=30&pagenumber=3

Cuando uno debate sobre algún tema lo mas sensato (si la persona es seria y tiene la capacidad de hacerlo) es responder a los argumentos uno por uno. No veo muy sensato que uno se esfuerce en dar sus puntos de vista para que el contrincante ignore lo que uno plantea descalificándolo sin tan siquiera tomarse la molestia en analizar los puntos.
Y esto es lo que ha pasado en este epígrafe. Hay una técnica que es muy empleada, si no puedes argumentar con seriedad a los argumentos de tal persona entonces se ataca a la persona misma, esto tiene su nombre pero no lo recuerdo.
Este tema me parece muy interesante pero cualquier lector serio que lea todos estos mensajes vera que aquí lo menos que ha habido es seriedad.

Estoy dispuesto a seguir adelante solo si alguien se compromete seria y respetuosamente a seguir adelante.

Bendiciones
Malcom

Se te han respondido los argumentos uno por uno, y atacas a los que te han respondido, incluso llamándoles mentirosos. Y a mí quieres ridiculizar llamándome CNNBart, pero donde las dan las toman, y de momento te llamaré SoloCalvino, SoloMisoginia, SoloRespetuosamente, etc., y tu nick da para mucho, así que te recomiendo que trates a los demás cómo te gustaría que te traten a ti.

Descubre el origen de tu misoginia, para que te puedas curar, pues es tan grave que ni te sirve la Biblia, ni la historia, ni la realidad cotidiana. Y ofendes gravemente a las mujeres diciendo disparates.

Con esta respuesta sólo pretendo que aprendas a tratar a los demás, especialmente a las mujeres y a analizar lo que se te ofrece.

Saludos cordiales,

Bart

SolaGratia
15-02-2003, 00:23
Te diré Barth que,

1.- A nadie he llamado mentiroso
2.- A nadie he atacado
3.- A nadie he ridiculizado
4.- No he ofendido y mucho menos a las mujeres gravemente
5.- No he dicho disparates, solo he repetido lo que por 19 siglos en las iglesias CRISTIANAS.
6.- No he sido legalista queriendo imponer mi ley tengo derecho a exponer lo que creo te guste o no. Como yo también tengo que respetar los demás puntos de vista.

Por lo tanto espero las pruebas de tus acusaciones

Lo que si he hecho es:

1.- Exponer mi punto de vista, que debe ser respetado como también he respetado a los demás, recuerda que siempre el tono de los “teclazos” en cualquier debate en donde no se este de acuerdo con la contraparte da la apariencia de estarse atacando, si no tienes el sentido común para ver que no es mi caso es otra. Y deberías antes de calumniarme el ver la viga de los que opinan como tu en este caso, si quieres recopilo algunos insultos que han dicho por aquí.
2.- Respetar el punto de los demás.

Y lo que tu no has hecho es:

1.- Sentarte y compartir tus opiniones conmigo de una manera sensata, desde el principio me esforcé en mis puntos de vista, de los cuales no te tomaste la molestia de analizarlos sino que cómodamente lanzas muy extensos escritos.

Por ultimo si te ofendí al decirte CNNBart te pido disculpas no pensé que fueras tan sensible, aunque pienso que tu ira es mas bien por otras custiones.

Elisa
15-02-2003, 00:47
4.- No he ofendido y mucho menos a las mujeres gravemente

¿ Tan mal estàs que ni siquiera sabes cuanto hieres y ofendes ?

Te dirè que tu discriminaciòn hacia la mujer , es aterradora , y cuando digo aterradora es porque quiero comunicar exactamente eso ¡¡ Que produce terror !! .

SolaGratia
15-02-2003, 00:53
¿Donde Elisa he discriminado a las mujeres?, citas mis palabras por favor.

Elisa
15-02-2003, 01:29
Originalmente enviado por: SolaGratia
¿Donde Elisa he discriminado a las mujeres?, citas mis palabras por favor.

Esto es humillante , cruel , y mentiroso :
Bueno, seria interesante saber que tanto influyeron sus esposa u otras mujeres para sus falsas doctrinas, tal vez escucharon el mismo susurro que escucho Adán de su mujer. Esta de pensarse.

Y por supuesto que hay mucho mas .

Podria comentar tambien sobre tu forma de apoderarte de unos cuantos versìculos e ignorar otros . Tìpica argucia que hace coincidir la palabra con lo que queremos creer .

SolaGratia
15-02-2003, 02:03
Es inútil….

Estimado Jetonius por mi parte solo con usted cambiare palabras es este epígrafe si le parece podemos seguir adelante.

Bendiciones

Elisa
15-02-2003, 02:58
Originalmente enviado por: SolaGratia
Es inútil….

Estimado Jetonius por mi parte solo con usted cambiare palabras es este epígrafe si le parece podemos seguir adelante.

Bendiciones

Comprendo que en mi condiciòn de mujer , quizas pienses que no debo de ser tomada en cuenta .

SolaGratia
15-02-2003, 04:15
¿Si a la mujer según Pablo no debe enseñar en la congregación ni ejercer dominio sobre el hombre por cuestiones de autoridad y por razones que vienen desde la misma creación, que pueden hacer entonces? Claro cada mujer que profese la cristiandad puede hacer lo que bien le parezca si fumar le parece normal que fume en toda mi intervención he prohibido nada. La siguiente lista es solo una sugerencia.

Por supuesto los hombres también pueden hacer todas las cosas siguientes, pero para una mujer que profesa piedad yo pienso que lo siguiente es bastante bíblico y las mantendría muy activas en su vida cristiana, así mismo podemos supones que las mujeres del muevo testamento ejercían muchas de las siguientes obras. Creo que es necesario la siguiente lista para el lector interesado.


La mujer puede....... (Entre muchas otras)

• 1. Por medio de enseñar, en privado, a mujeres y niños inconversos. Desde luego, la mujer cristiana puede compartir mediante diálogos y estudios privados las noticias de salvación tanto con hombres como con mujeres, siempre y cuando no ejerza dominio sobre el hombre, ni asuma una postura de autoridad o de mando.

• 2. Puede evangelizar entre los jóvenes no convertidos.

• 3. Pueden repartir literatura cristiana.

• 4. Pueden ayudar administrativamente como también en la preparación de clases y estudios bíblicos.

• 5. Pueden evangelizar por medio de la dirección de los cursos bíblicos por correspondencia.

• 6. Pueden escribir cartas a las personas no convertidas.

• 7. En las actividades en las campañas bíblicas, pueden proveer alimento y alojamiento para los obreros del Señor.

• 8. Pueden hacer aseo en los locales de reunión de la iglesia.

• 9. Puede enseñar en privado a otros miembros de la iglesia más de lo que dice la Biblia.

• 10. Puede exhortar a los miembros que se vuelven negligentes o que se han descarriado de la sana doctrina.

• 11. Enseñar clases en donde sólo asisten mujeres.

• 12. Enseñar a las doncellas solteras y mujeres jóvenes casadas sobre la vida nueva en Cristo.

• 13. Puede realizar visitaciones a enfermos.

• 14. Enseñar a los más pequeños en la iglesia.

• 15. Puede organizar clases para jóvenes


Mediante el ejemplo de Priscila (esposa) y Aquila (esposo), podemos ver como la mujer puede ayudar a su esposo en la obra de edificar a otros. Hechos 18:26

Ahora, no malentienda que la iglesia que Cristo fundó era machista, sino que en su inmensa e infinita sabiduria Dios tiene un plan para todos y cada uno debe cumplir su parte conforme a lo que Dios a dispuesto para nuestras vidas (1Corintios 12: 4,5,6,7,11; 1Corintios 12: 18-26).
Respetamos, amamos y consideramos con mucho valor las funciones que la mujer desempeña dentro de nuestras congregaciones. Como parte y miembro del cuerpo de Cristo, estas ejecutan su función de una manera única e imprescindible en la obra del Señor.

http://www.fortunecity.com/victorian/campden/1303/id97.htm

Maripaz
15-02-2003, 09:11
Malcom


A mi, no solo me has ofendido, sino que me has llamado mentirosa en varias ocasiones (lo puedo buscar); me sometiste a tu juicio cuando puse mi epígrafe sobre mi viaje a Argentina; y has intentado manipular mis palabras una y otra vez. Es bueno que te confrontemos con lo que eres, un misógino, ultra-calvinista, que no conoce su verdadera identidad y que además NO SABE DEFENDER LO QUE CREE CON LAS ESCRITURAS, sino con los escritos de otros. ¿crees que tu podrías enseñarme si estuvieramos en la misma congregación?. Me he encontrado con jóvenes como tú, que ni tienen base escritural ni conocimientos teológicos generales, y además callan a las mujeres que si los tienen; vosotros lo que hacéis es FRENAR LA OBRA DE DIOS y ser de TROPIEZO EN LOS MINISTERIOS DE MILES DE MUJERES que aguardan calladas en sus congregaciones condenadas a limpiar retretes y a dar clases a niños, cuando podrían estar ejerciendo los dones que Dios les ha dado y que por vuestras intransigencias ellas están guardando "bajo el almud" , pero de eso, daréis cuentas a Dios, depende de si lo habéis hecho de forma consciente o por desconocimiento; en tu caso, si que sabes lo que haces, así que el Señor te reprenda

Elisa
15-02-2003, 11:21
Originalmente enviado por: SolaGratia
¿Si a la mujer según Pablo no debe enseñar en la congregación ni ejercer dominio sobre el hombre por cuestiones de autoridad y por razones que vienen desde la misma creación, que pueden hacer entonces? Claro cada mujer que profese la cristiandad puede hacer lo que bien le parezca si fumar le parece normal que fume en toda mi intervención he prohibido nada. La siguiente lista es solo una sugerencia.

Por supuesto los hombres también pueden hacer todas las cosas siguientes, pero para una mujer que profesa piedad yo pienso que lo siguiente es bastante bíblico y las mantendría muy activas en su vida cristiana, así mismo podemos supones que las mujeres del muevo testamento ejercían muchas de las siguientes obras. Creo que es necesario la siguiente lista para el lector interesado.


La mujer puede....... (Entre muchas otras)

• 1. Por medio de enseñar, en privado, a mujeres y niños inconversos. Desde luego, la mujer cristiana puede compartir mediante diálogos y estudios privados las noticias de salvación tanto con hombres como con mujeres, siempre y cuando no ejerza dominio sobre el hombre, ni asuma una postura de autoridad o de mando.

• 2. Puede evangelizar entre los jóvenes no convertidos.

• 3. Pueden repartir literatura cristiana.

• 4. Pueden ayudar administrativamente como también en la preparación de clases y estudios bíblicos.

• 5. Pueden evangelizar por medio de la dirección de los cursos bíblicos por correspondencia.

• 6. Pueden escribir cartas a las personas no convertidas.

• 7. En las actividades en las campañas bíblicas, pueden proveer alimento y alojamiento para los obreros del Señor.

• 8. Pueden hacer aseo en los locales de reunión de la iglesia.

• 9. Puede enseñar en privado a otros miembros de la iglesia más de lo que dice la Biblia.

• 10. Puede exhortar a los miembros que se vuelven negligentes o que se han descarriado de la sana doctrina.

• 11. Enseñar clases en donde sólo asisten mujeres.

• 12. Enseñar a las doncellas solteras y mujeres jóvenes casadas sobre la vida nueva en Cristo.

• 13. Puede realizar visitaciones a enfermos.

• 14. Enseñar a los más pequeños en la iglesia.

• 15. Puede organizar clases para jóvenes


Mediante el ejemplo de Priscila (esposa) y Aquila (esposo), podemos ver como la mujer puede ayudar a su esposo en la obra de edificar a otros. Hechos 18:26

Ahora, no malentienda que la iglesia que Cristo fundó era machista, sino que en su inmensa e infinita sabiduria Dios tiene un plan para todos y cada uno debe cumplir su parte conforme a lo que Dios a dispuesto para nuestras vidas (1Corintios 12: 4,5,6,7,11; 1Corintios 12: 18-26).
Respetamos, amamos y consideramos con mucho valor las funciones que la mujer desempeña dentro de nuestras congregaciones. Como parte y miembro del cuerpo de Cristo, estas ejecutan su función de una manera única e imprescindible en la obra del Señor.

http://www.fortunecity.com/victorian/campden/1303/id97.htm

Yo la realidad es que me divertì muchìsimo con tu listica de los " PUEDE " :D :D

Trata de estudiar la biblia en lo que signifìca el contexto general del sacrificio de Cristo en la cruz , para que vayas ampliando la lista de " puede " Y por ùltimo , decidas eliminarlo , pues veràs que tu no tienes derecho a disfrutar de la obra redentora de Cristo , y obligar a las mujeres a que sigan comportandose como malditas .

SolaGratia
15-02-2003, 17:51
Con razón los 7 de los 12 que han votado hasta el momento que la mujer no debe ser pastora ninguno de ellos han dado aquí su punto de vista.

Maripaz
15-02-2003, 17:54
Originalmente enviado por: SolaGratia
Con razón los 7 de los 12 que han votado hasta el momento que la mujer no debe ser pastora ninguno de ellos han dado aquí su punto de vista.


Porque carecen de argumentos o porque no se conforman con copiar y pegar. ;)

YSSEL PRADO
16-02-2003, 02:06
Las escrituras son bien claras al respecto; Jesus es sobre el hombre y el hombre sobre la mujer, El hombre no fue hecho por causa de la mujer la mujer fue hecha por causa del hombre. Hacen una pregunta y yo contestare con una solas fraces... DIOS NO PERMITE A LA MUJER LEVANTARSE A PREDICAR EN UN PULPITO ESO ES TRABAJO DEL HOMBRE.... Cuando Dis creo al hombre lo creo a imajen y semejansa de Dios No fisicamente sino espiritualmente... pues su sentencia reza en deutorenomios guardar mucho vuestras almas pues ninguna figura vistes el dia que os hable del fuego. Dios no tiene forma, al no tener forma es espiritu como espiritu que es, no se le puede contradecir a lo que dice o hace el nunca permitio que la mujer ministrara si en estos tiempos lo admiten los hombres es por la cantidad de hombres corruptos que hay en el mundo, que desean enriqueserse con la palabra de Dios por lo cual ya su paga esta de ante mano (el infierno) y si esto no les es suficiente a todos los que quieren hacer sus propias doctrinas que Dios no mando, piensen esto... Si la mujer puede gobernar en la iglesia entonces el hombre puede gobernar a Dios , puesto que Dios hiso un orden y si nosotros como humanos rompemos ese orden tambien podemos romper el de sujetarnos a Dios y podemos gobernarlo como la mujer nos gobierna a nosotros, y por ultimo no han leido que el unico ministerio que se le da a la mujer es el de cuidar a sus hijos en la diciplina del Senor para que de esta forma se pueda salvar ella y los hijos que enjendre , estudien un poco mas la biblia y no se dejen enganar por nadie pues Dios es Espiritu y no puede ser burlado y si piensan que puede ser burlado entonces gobiernenlo como las mujeres los gobiernan a ustedes en las congregaciones Dios le bendiga. El ser reverde a lo que manda Dios es condenarse en el infierno no es DIos quien condena a el hombre es el hombre por su propia maldad que se condena

Elisa
16-02-2003, 02:27
El ser reverde a lo que manda Dios es condenarse en el infierno no es DIos quien condena a el hombre es el hombre por su propia maldad que se condena

¿ Y no crees que se es rebelde cuando Dios quita la maldiciòn que pesaba sobre sus hijos e hijas , y los hijos exigen , o se comportan como si sus hermanas siguieran estando malditas ?

De todas formas , ten en cuenta que todo el cuerpo de Jesucristo ( suiglesia ) es femenino , es su novia o esposa , y esto es tanto para hombres como para mujeres

MORRISON
16-02-2003, 13:03
Originalmente enviado por: YSSEL PRADO
Las escrituras son bien claras al respecto; Jesus es sobre el hombre y el hombre sobre la mujer, El hombre no fue hecho por causa de la mujer la mujer fue hecha por causa del hombre. Hacen una pregunta y yo contestare con una solas fraces... DIOS NO PERMITE A LA MUJER LEVANTARSE A PREDICAR EN UN PULPITO ESO ES TRABAJO DEL HOMBRE.... Cuando Dis creo al hombre lo creo a imajen y semejansa de Dios No fisicamente sino espiritualmente... pues su sentencia reza en deutorenomios guardar mucho vuestras almas pues ninguna figura vistes el dia que os hable del fuego. Dios no tiene forma, al no tener forma es espiritu como espiritu que es, no se le puede contradecir a lo que dice o hace el nunca permitio que la mujer ministrara si en estos tiempos lo admiten los hombres es por la cantidad de hombres corruptos que hay en el mundo, que desean enriqueserse con la palabra de Dios por lo cual ya su paga esta de ante mano (el infierno) y si esto no les es suficiente a todos los que quieren hacer sus propias doctrinas que Dios no mando, piensen esto... Si la mujer puede gobernar en la iglesia entonces el hombre puede gobernar a Dios , puesto que Dios hiso un orden y si nosotros como humanos rompemos ese orden tambien podemos romper el de sujetarnos a Dios y podemos gobernarlo como la mujer nos gobierna a nosotros, y por ultimo no han leido que el unico ministerio que se le da a la mujer es el de cuidar a sus hijos en la diciplina del Senor para que de esta forma se pueda salvar ella y los hijos que enjendre , estudien un poco mas la biblia y no se dejen enganar por nadie pues Dios es Espiritu y no puede ser burlado y si piensan que puede ser burlado entonces gobiernenlo como las mujeres los gobiernan a ustedes en las congregaciones Dios le bendiga. El ser reverde a lo que manda Dios es condenarse en el infierno no es DIos quien condena a el hombre es el hombre por su propia maldad que se condena

Y ahora nos vamos a condenar y somos malos por no ser unos misoginos.

Elisa
16-02-2003, 13:46
Yo le propongo a los misòginos , como protesta oficial , sobre la horrible practica de llevar mujeres a ejercer de pastoras , costumbre , que por cierto , cada vez se generaliza mas , que se extirpen el croosoma X que portan en cada una de sus cèlulas . :bicho: :clown: :bicho: Devuèlvanle a sus madres , esa parte femenina que tienen en su naturaleza , y que solo ella les diò . Renuncien a si mismos y vegeten de ahora en adelante , si es que que sobreviven , claro . :D

Es un chiste pesado , pero es un chiste . rianse

MORRISON
16-02-2003, 14:50
Hay suficientes pruebas biblicas e historicas de que las mujeres ocuparon cargos de autoridad en la iglesia en los primeros 13 siglos, como se ve en en dos de los exelentes aportes copiados por Bart:

Junia fue apóstol, y digan lo que digan su labor de apóstol no era cocinar ni lavar sino predicar.

Priscila, pastoreaba una congregación y el hecho de que Pablo en algunas ocasiones la mencione primero que a su esposo, significaba en aquella época que para él ella era la mas importante, muy probablemente era ella quien lideraba la enseñanza y la predicación y no Aquila.

Debajo de un fresco en una basílica en Roma hay pintadas cuatro mujeres: Práxedes, Prudencia, Maria la madre de Jesús y sobre la cuarta mujer hay una inscripción que dice Theodora Episcopa (Obispa). La "a" de Theodora fue raspada del mosaico, no sin embargo la "a" de Episcopa.

En una tumba de Tropea (Calabra meridional, Italia) aparece la incripción "Leta Presbytera", esto data del siglo V. Otras inscripciones de los siglos VI y VII atestiguan el hecho de que habia mujeres presbiteras en Salone (Dalmacia) donde aparece la inscripción "Presbytera", en Hipona diócesis de san Agustín durante cuarenta años aparece la inscripción "Presbiterissa", en las cercanias de Poitires (Francia) aparece "Presbyteria", en Tracia aparece "Presbytera", etc.

En un tratado sobre la virtud de la virginidad, del siglo IV, escrito por san Atanasio, se afirma que las mujeres consagradas pueden celebrar juntas la Comunión sin la presencia de un varón: "Las santas virgenes pueden bendecir el pan tres veces con la señal de la cruz, pronunciar la acción de gracias y orar, pues el reino de los cielos no es masculino ni femenino, todas las mujeres que fueron recibidas por el Señor alcenzaron la categoria de varones" (De Virginitate, PG 28, col. 263).

En una carta del papa Gelasio I (492-496) dirigida a los obispos del sur de Italia el año 494 les dice que se ha enterado, para gran pesar suyo, de que los asuntos de la iglesia han llegado a un estado tan bajo que se anima a las mujeres a oficiar en todas las actividades de la iglesia. Los propios obispos de esa región italiana habían ordenado mujeres al ministerio y éstas ejercían las funciones ministeriales con normalidad.

Un sacerdote que se llamaba Ambrosio le pregunta a Aton, obispo de Vercelli, que vivio entre los siglos IX y X, qué habia que pensar de los terminos presbytera y diaconisa, que aparecían en los cánones antiguos. Aton le responde que antes las mujeres también recibían los ministerios ad adjumentum virorum y que solo fue en el Concilio de Laodicea (segunda mitad del siglo IV) que se prohibio la ordenación de las mujeres (hecho que por si solo prueba que antes las mujeres si eran ordenadas, de lo contrario no habria nesesidad de esa prihibición).

Tambien el papa Honorio III (1216-1227)en una carta a los obispos de Burgos y Valencia, les pedía que prohibieran hablar a las abadesas desde el púlpito, practica muy común en esa época, con el argumento de que: "Las mujeres no deben hablar porque sus labios llevan el estigma de Eva, cuyas palabras han sellado el destino del hombre", como vemos con ese argumento Honorio no era más sino lo que ahora llamamos un machista.

YSSEL PRADO
16-02-2003, 22:29
Me estan dando temas que son antibiblicos que comunion tiene la luz con la tiniebla y que parte los obispos Papa congregaciones sin ningun tipo de apoyo biblico con DIos , el hombre a traves de la historia se a revelado contra Dios, Cain tambien se revelo haciendo una propia doctrina suya doctriban que DIos no mando al hombre por esa doctrina suya entro espiritu de error en el , levantandose contra su hermano lo mata por la maldad dentro de su ser , la mujer tiene vasrios ministerios dentro de la iglesia ellla tambien tiene parte con el hombre en el trabajo del crecimiento de la iglesia en ayudar,a los ministros en el crecimiento y en el cuidado de la iglesia pero bnunca se le permite gobernar el cuerpo de la iglesia, Pablo nunca habra de que la mujer es pastora, ministra, o que puede levantar una obra , siempre esorta a la mujer para que se mantenga en obediencia al cuerpo de Cristo, exortando y ensenando a los hijos suyos para que caminen a un arrepepntimiento por la mujer no querer ordenar un hogar cristiano es que se desata el juicio de DIos sobre ellas, La mujer de Lot por no obedecer la orden de DIos se quedo convertida en una estatua de sal, si la mujer ensena al hombre esta en contra de toda doctrina cristiana, Jesus dijo que el vino a cumplir la ley no a quitarla y desde tiempos antiguos el hombre es el que a ministrado en las congregaciones no la mujer, el hecho de que las mujeres quieran liberarse de los mandamiento de DIos haciendo su liveracion femenina en contra de Dios , esto ya es muy diferente pues estan caminando en contra de lo que DIos mando que la mujer se sujete al hombre y su no Los que hacen de esta forma estan haciendo como Cain su propia doctrina, doctrina que Dios no mando y por eso se revela la ira de Dios por la desobediencia del hombre, si la mujer tiene un hijo decea que su hijo le escuche y ella poderlo gobernar en los caminos de Dios; Piensen si no se viera ridiculo ver a un hijo enseñandore a la madre lo que ha de hacer. Si en nuestra propia naturareza humanan podemos entender esto, tambien podemos entender que el hombre no puede gobernar a Dios como la mujer tampoco puede gobernar la congregacion del Señor si desean gobernar recuerden que la Iglesia de Cristo, el cuerpo santo de Dios no tiene tal costumbre las costumbres humanas son rebelión contra Dios nuestro Señor fue claro buscar las sendas antiguas y las sendas antiguas no mandan a la mujer que gobierne un templo si lo hacen es por su reberdia y no quieren sujetarse a lo que Dios manda, y el no sujetarse a lo que DIos manda es caer en necedad y rebelarse contra Dios y el que se rebela contra Dios su fin es la muerte Dios les bendiga... Si decean fragmentos biblicos no teoricos se los puedo proporcionar en la biblia estan todo lo que quieran saber acerca de un ministerio en Cristo Jesus , La palabra es clara Primero Dios, luego el hombre despues le suigue la mujer y si rompemos con este orden estamos rompiendo con lo que Dios manda

Maripaz
16-02-2003, 22:38
YSSEL


Lo mejor que puede usted hacer, es sentarse tranquilamente, leerse todos los aportes de los hermanos, y REFUTAR SI PUEDE, sus argumentos, totalmente basados en la Palabra.


Es evidente, que usted necesita leer mucho y dar unas cuantas clases mínimas de ortografía, por su bien se lo digo, aquí debatimos en serio y antes de pegar nuestro aporte, lo pasamos por un corrector ortográfico, porque ¿sabe? lo que usted escribe, pueden leerlo miles de personas..............este es un foro que posee un alto nivel de debate. ;)


Dios le bendiga :cuadrado:

YSSEL PRADO
16-02-2003, 23:16
Maripaz
por ser un tema a devatir te agradesco mucho que veas que soy un hombre con poco estudio ortografico, Pedro era hombre sin estudio y sus epistolas fueron universal para todas las iglesia del cuerpo de Cristo si estas tomando esta actitud de ver mi falta de ortografia y no poder refutar lo que estoy escribiendo con textos biblicos en que en verdad eres mujer o hombre necio, y vives en tus pecados antiguos sin querer buscar un verdadero perdon de Dios pues el perdon no es solo en decir padre perdomnames mis pecados el verdadero perdon se revela cuando trabajamos fuerte por conseguir ese perdon, si he estudiado la biblia y gracias a DIos no me dejo enganar tan facilmente pues como pablo digo Yo tambien tengo el Espiritu de Verda el cual en mi imnorancia gramaticar me hace crecer en sabiduria y conocimiento de DIos es lo que mas me interesa en mi vida el ser salvo , prefiero ser un analfabeto el cual no sabe escribir a condenarme en el infierno con toda la sabiduria de este mundo , pues toda sabiduria del hombre es insensates para con DIo smuchas gracias y por favor si eres tan amable puedes rectificar mis ortografias esto me ayudara mucho, para poder llegar a tu nivel de explecion muchas gracias por corregirme Dios te bendiga

YSSEL PRADO
16-02-2003, 23:23
Maripaz habras sobre un corrector de palabras puedes ayudarme para saber como puedo pasar mis escritos por el .. mi intencion es no ofender a ninguno de ustedes con mi mala educacion gramaticar mi intencios es llevarlo a cononcer los misterios de Dios , pero si me pueden ayudar en cuanto a como corregir mi gramatica se los agradeceria La paz de mi Senor Jesus contigo

Maripaz
16-02-2003, 23:27
YSSEL


Te recomiendo que uses un corrector en tu computador.


No debato sobre el tema de la mujer, hay muchos varones, muy bien preparados biblica y teologicamente que demuestran que la mujer y el hombre son exactamente iguales en Cristo y que el Espíritu Santo no hace acepción de sexos para repartir Sus dones.


Por otro lado, lo que ustedes opinen, nada puede impedir que yo, como Cristiana, ejerza mis dones dentro de la Iglesia, y doy gracias a Dios, por estar en una congregación en la que puedo servir enseñando tanto a varones como a mujeres, porque solo hay un hermano preparado para hacerlo y el Señor, en Su inmensa Sabiduria ,me ha colocado allí para usar lo que Él me ha dado de pura Gracia.


Le felicito por estudiar la Palabra, yo también lo hago a diario, y leerla a menudo, al igual que leer libros cristianos es una forma de adquirir cultura y aprender a no cometer tantas faltas de ortografía. Recuerde, leen sus escritos muchas más personas de las que usted se piensa. ;)

YSSEL PRADO
17-02-2003, 00:00
Veo que estas en un punto muy reberde con Dios y no puedo decir nada al respecto pues no quieres dejar la gloria que te dan en tu congregacion, lo que mas siento y me duere es ve rcomo hay pocos hombres que no tienen pantalones para llevar un ministerio y dejan que mujeres se levanten por ellos es tristes Dios pedira cuenta a cada uno de ellos y a las mujeres que se levantaron por ellos su propia palabra las jusgara el dia del juicio pues su consiencia es clara que la mujer no puede gobernar la vina del senor, nunca desde tiempos antiguos desde los antidiluvianos sae a conocido que la mujer gobierne Adan era quien sacrificava el cordero no Eva Abrahan era el que sacrificaba el cordero no SARA, lOS lEVITAS ERAN LOS QUE LLEVAVAN LAS OFRENDAS NO LAS MUJERES, y si asian lo contrario podia salir fuego del templo de Dios y quemar a los arversarios La ley de DIos es clara, NO PONDRAS FUEGO AJENO Y CUARQUIERA QUE COMA LEUDADO Y VIOLE ESTE MARTO MERECE LA MUERTE. cuanto mas pensais que merese la muerte aquel que en estos tiempos viola los mandamientos de Dios, Orenda cosa es caer en manos del Dios vivo, cuanto mas pensais que merese aquel que toma port inmunda la sangre de Cristo el tomar por inmunda la sangre de Cristo es no sujetarse a lo que el mando , POR FAVOR te lo pido de nuevo ensename como usar un corrector de palabra en este chat puedo tenerlo, mi intencion es no ofender a nadie por mi falta de educacion Gracias

Maripaz
17-02-2003, 00:14
Originalmente enviado por: YSSEL PRADO
Veo que estas en un punto muy reberde con Dios y no puedo decir nada al respecto pues no quieres dejar la gloria que te dan en tu congregacion, lo que mas siento y me duere es ve rcomo hay pocos hombres que no tienen pantalones para llevar un ministerio y dejan que mujeres se levanten por ellos es tristes Dios pedira cuenta a cada uno de ellos y a las mujeres que se levantaron por ellos su propia palabra las jusgara el dia del juicio pues su consiencia es clara que la mujer no puede gobernar la vina del senor, nunca desde tiempos antiguos desde los antidiluvianos sae a conocido que la mujer gobierne Adan era quien sacrificava el cordero no Eva Abrahan era el que sacrificaba el cordero no SARA, lOS lEVITAS ERAN LOS QUE LLEVAVAN LAS OFRENDAS NO LAS MUJERES, y si asian lo contrario podia salir fuego del templo de Dios y quemar a los arversarios La ley de DIos es clara, NO PONDRAS FUEGO AJENO Y CUARQUIERA QUE COMA LEUDADO Y VIOLE ESTE MARTO MERECE LA MUERTE. cuanto mas pensais que merese la muerte aquel que en estos tiempos viola los mandamientos de Dios, Orenda cosa es caer en manos del Dios vivo, cuanto mas pensais que merese aquel que toma port inmunda la sangre de Cristo el tomar por inmunda la sangre de Cristo es no sujetarse a lo que el mando , POR FAVOR te lo pido de nuevo ensename como usar un corrector de palabra en este chat puedo tenerlo, mi intencion es no ofender a nadie por mi falta de educacion Gracias


No se si estoy muy reverde, o muy reamarilla ;)


No puedo enseñar, la mujer no debe hacerlo :D


Bromas aparte, has de usar tu editor de textos habitual. El foro no tiene corrector.


Pd. Esto NO ES UN CHAT, ES UN FORO

YSSEL PRADO
17-02-2003, 00:19
Siento que tendran que leer mis mensajes en mi innorancia como mal escritor que soy no tengo mucha esperiencia en computadora menos en ortografias Lo siento espero que sepan discurpar mi ortografia Gracias

Maripaz
17-02-2003, 00:27
Originalmente enviado por: YSSEL PRADO
Siento que tendran que leer mis mensajes en mi innorancia como mal escritor que soy no tengo mucha esperiencia en computadora menos en ortografias Lo siento espero que sepan discurpar mi ortografia Gracias


Es una lástima, cuando el portador del mensaje carece de estilo correcto, se pierde mucha credibilidad. Te lo digo yo , que tengo mucha experiencia en estos foros. Verás que pocos entrarán a tus preguntas y muchos menos entablarán un debate contigo. Te vuelvo a repetir que aquí hay grandes maestros, y no solo por su escritura, sino por su conocimiento de las Escrituras, esto no es un juego.


Bendiciones

YSSEL PRADO
17-02-2003, 01:21
YO SE QUE TIENES MUCHA EXPERIENCIA EN ESTE FORO ME DOY CUENTA
PERO RECUERDA ESTO EL QUE SE ESTA FIJANDO EN TU ORTOGRAFIA ES PORQUE EL ESPIRITU DE DIOS NO MORA EN EL Y SUS CONOCIMIENTOS SON DE LA TIERRA NO DE DIOS LO MAS PURO PARA EL HOMBRE ES LO MAS SUCIO PARA DIOS, QUIERES SER PURA PARA DIOS Y ESTO TE LO DOY COMO CONSEJO MIRA TUS ERRORES Y NO LOS DE LOS DEMAS Y CUANDO LOS DEMAS VEAN UN ERROR EN TI TRATA DE MEJORARLO PORQUE ESTAMOS PARA SERVIR NO PARA SER SERVIDOS HARE LO POSIBLE POR ESCRIBIR BIEN NO TENGO UN ORDENADOR DE PALABRAS EN MIS POCO CONOCIMIENTO TRATARE DE ORDENAR LAS PALABRAS ESPERO QUE SEPAS DISCULPARME GRACIAS

Elisa
17-02-2003, 03:17
Originalmente enviado por: YSSEL PRADO
YO SE QUE TIENES MUCHA EXPERIENCIA EN ESTE FORO ME DOY CUENTA
PERO RECUERDA ESTO EL QUE SE ESTA FIJANDO EN TU ORTOGRAFIA ES PORQUE EL ESPIRITU DE DIOS NO MORA EN EL Y SUS CONOCIMIENTOS SON DE LA TIERRA NO DE DIOS LO MAS PURO PARA EL HOMBRE ES LO MAS SUCIO PARA DIOS, QUIERES SER PURA PARA DIOS Y ESTO TE LO DOY COMO CONSEJO MIRA TUS ERRORES Y NO LOS DE LOS DEMAS Y CUANDO LOS DEMAS VEAN UN ERROR EN TI TRATA DE MEJORARLO PORQUE ESTAMOS PARA SERVIR NO PARA SER SERVIDOS HARE LO POSIBLE POR ESCRIBIR BIEN NO TENGO UN ORDENADOR DE PALABRAS EN MIS POCO CONOCIMIENTO TRATARE DE ORDENAR LAS PALABRAS ESPERO QUE SEPAS DISCULPARME GRACIAS

Tranquilo : Que este no es foro de ortografìa . El problema es que los españoles tienen muy buena ortografìa , pues pronuncian bien el castellano , en cambio nosotros por Amèrica , pronunciamos diferente a como se escribe :D , por ello nos equivocamos mucho . No tienes que pedir perdòn por eso .

:D :bicho: Eso si , trata de usar minùsculas y mayùsculas donde correspondan , pues se hace muy dificil la lectura . Y eso si puedes hacerlo .

Tambien te pido que estudies detenidamente lo que los hermanos han escrito sobre este asunto . No vaya a suceder que las cosas sean al revez de como te la han pintado , y estès en desobediencia , y sirviendo de freno a la propagaciòn del evangelio , Cristo necesita del esfuerzo de todos sus hijos .

¿ A que iglesia perteneces ? ¿ Como se llama tu pastor ? Si te molesta contestar , no tienes que hacerlo .

YSSEL PRADO
17-02-2003, 03:34
SOLO SOY DE LA MISMA FE DE MI SENOR JESUS Y MI HERMANO EN CRISTO ES UN BUEN SIERVO DE DIOS GRACIAS

MORRISON
17-02-2003, 11:23
Originalmente enviado por: YSSEL PRADO
SOLO SOY DE LA MISMA FE DE MI SENOR JESUS Y MI HERMANO EN CRISTO ES UN BUEN SIERVO DE DIOS GRACIAS

Y cuál es esa fe, explicanosla.

Jetonius
17-02-2003, 11:25
Originalmente enviado por: YSSEL PRADO

(...)
RECUERDA ESTO EL QUE SE ESTA FIJANDO EN TU ORTOGRAFIA ES PORQUE EL ESPIRITU DE DIOS NO MORA EN EL Y SUS CONOCIMIENTOS SON DE LA TIERRA NO DE DIOS
(...)


Me pregunto de dónde surgirá esta afirmación. Al menos no de la Biblia, por cierto. :rolleyes:

Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

Elisa
17-02-2003, 11:45
Originalmente enviado por: Jetonius
Me pregunto de dónde surgirá esta afirmación. Al menos no de la Biblia, por cierto. :rolleyes:

Bendiciones en Cristo,

Jetonius

<{{{><

Si , es muy humana , y nacida tal vez de un corazòn herido y humillado .

Mirna
17-02-2003, 17:12
Distinguidos varones hermanos no se olviden con tanta pasion por defender lo indefendible que de toda palabra ociosa daran cuenta en el juicio ( palabra hablada o escrita).

Malcom , como no te das cuenta que nos ofendes y mucho con tus palabras considerandonos de segunda categoria y con un desprecio que se que el Señor aborrece si El nos llamo a sus caminos y ministerio con amor eterno y nos guia con el Espiritu Santo, tenemos la uncion y el llamado y de hecho predicamos y enseñamos en la congregacion a varones y damas porque Dios no ve nuestro sexo ve nuestro corazon.

Oro para que Dios te bendiga y el Santo Espiritu tenga comunion contigo y con el hermano de Cuba, no somos ayuda idonea la ayuda idonea para el hombre si leen bien la Biblia son los animales nosotras somos coherederas de la gracia como iguales ante los ojos de Dios, nuestro Señor Jesus lo dejo muy claro y a El le seguimos.

Gracias Jetonius siempre edificante leerlo.

En Cristo

Mirna

lulis
17-02-2003, 18:10
Originalmente enviado por: SolaGratia

Muy bien veamos..

Hechos 2:17 y 18 nos da una profecía del futuro. Proviene del profeta Joel y dice:
"Y en los postreros días, dice Dios, Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne, Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán; Vuestros jóvenes verán visiones, Y vuestros ancianos soñarán sueños; Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días Derramaré de mi Espíritu, y profetizarán".
Vendrá un tiempo cuando el Espíritu Santo será derramado sobre toda carne para que ambos hijos e hijas profetizarán, y también los siervos y siervas. Pero ese acto de profetizar no implica que todos serán predicadores o evangelistas o maestros de la Biblia. Significa que cada cristiano estará en contacto con Dios por esa llenura del Espíritu Santo; y Dios se revelará a sí mismo, y las cosas que debemos saber, a cada cristiano, para que ellos adviertan unos a otros.

Esta es tu postura? :bicho:

Por favor quieres explicar que quisiste decir con que no implica que todos seran predicadores, evangelistas o maestros de biblia?

Porque si esto es cierto, no solo estas excluyendo a las mujeres sino a todos, ambos hombres y mujeres del ejercicio de predicar el evangelio hasta lo último de la tierra, estas dejando esta tarea para quienes??? tienes alguna sugerencia... pues el mismo Jesus afirmo no haber diferencia entre mujeres y hombres, si te suena mejor entre hombres y mujeres, esclavos y libres, etc.

Al dar "ese" significado me dejaste muy confundida, significa que hemos de ser llenos del Espiritu Santo, estar en contacto directo con Dios, El se nos revelará y nos enseñara a cada quien lo que debemos saber... para que ellos adviertan unos a otros, que esto no es enseñanza?! es una contradicción toda esta interpretación, leelo despacito y corrige, por favor.

En la Biblia varias mujeres fueron llamadas profetisas, pero ninguna era predicadora, no eran. No se menciona ni siquiera que una de estas profetisas predicó o tuvo un discurso en una congregación pública en alguna forma. Las profetisas no eran predicadoras. No predicaban; no desempeñaban el trabajo de pastor ni evangelista, ni la de una maestra de la Biblia.
Profetizar significa hablar por revelación divina. Una profecía es una revelación especial por el Espíritu de Dios. Un profeta es un hombre que recibe revelación divina. Una profetisa es una mujer que recibe revelación divina en cuanto al futuro.

De nuevo, releelo despacito, estas diciendo que fueron llamadas profetisas pero no predicaban, osea para que esto sucediera es que nunca dijeron lo que el Espiritu les concedió conocer, más entonces como supieron siquiera que eran profetizas??? :burla: a ya! se les veia en la mirada... si claro, calladitas detras del velo, eh? como les verian los ojos... a si! ya se! en la forma de caminar, caminaban más despacito pues estaban bajo la influencia del espiritu,... no no no ya se! los profetas decian quienes eras profetizas, porque ellos si podian hablar...jajajaja

Y por si no fuera poco... das el significado de profetizar, supongo que hay dos diccionarios biblicos eh? o vienen dos significados uno para hombres y otro para mujeres, vas a creer que lei el de los hombres y me lo crei? ahora convenceme de lo contrario. Porque las aberraciones que estas escribiendo... de veras te pasas, ahora resulta que las mujeres profetizas solo ven el futuro pero los hombres no? supongo que te gusto la pelicula de "Minority Report" eh? eso de los videntes... estaba interesante, por cierto una era mujer y era la que no estaba de acuerdo con los demas, ya se que esto no es biblico pero tampoco lo tuyo.


Los profetas (masculino) en veces eran predicadores. Isaías, Jeremías, Daniel y Ezequiel eran predicadores. Pero mayormente eran profetas, o sea, ellos recibían revelación divina de lo que le iba a acontecer a Israel. También eran predicadores, aunque se les llaman profetas. Pero las profetisas nunca predicaban en la Biblia. Ellas recibieron breves revelaciones divinas para compartir con individuos, pero nunca fueron enviadas a predicar, ni dirigir una asamblea pública como expositoras de la Palabra, ni de hacer la obra de pastora o evangelista.

... y recibires poder.
Lee la biblia mas seguido, viene sin sexo, no dice y los hombres recibiran poder. Que conste en la biblia no lo dice.


Nata la historia de María, la hermana de Moisés y Aarón, es llamada una profetisa en Éxodo 15:20. Allí se nos dice "Y María la profetisa, hermana de Aarón, tomó un pandero en su mano, y todas las mujeres salieron en pos de ella con panderos y danzas. Y María les respondía: Cantad a Jehová". María dirigió a estas mujeres en los cantos. Ella no dirigió a los hombres en los cantos ni predicó a los hombres.
Nota arriba que María y Aarón dijeron "¿Solamente por Moisés ha hablado Jehová? ¿No ha hablado también por nosotros?" María y Aarón estaban en el mismo pecado. El versículo 9 de la Escritura dice "Entonces la ira de Jehová se encendió contra ellos" Dios estaba enojado con María y Aarón porque cada uno quiso usurpar la autoridad.
Nota que solo Maria fue castigada con lepra y no Aarón, el pecado de Maria fue peor que el de Aarón porque aunque Aarón desobedeció el era el sumo sacerdote. ¡PERO TAN SOLAMENTE MARÍA FUE AFLIGIDA CON LEPRA POR SU PECADO! La diferencia es que Aarón era sacerdote, un hombre. Entonces el pecado de María fue más malvado que el de Aarón.

Texto fuera de contexto. Maria fue la que hizo que Aaron se quejara junto con ella, lee bien lo que dices, de nuevo haciendo historias raras, que no fuiste a las clases de escuela dominical, por favor esto es de niños... ella fue afligida más duramente por sus fantasticas ideas y su marido por hacerle caso,no eres casado, verdad?


El NT nos dice que las cosas que se escribieron antes (AT) se escribieron para nuestra enseñanza, y este pasaje nos enseña o da una lección a la desobediencia. María era una profetisa, pero aún una mujer profetisa peca terriblemente contra Dios cuando busca una posición que no le ha sido dada como predicadora, maestra, evangelista o líder sobre los hombres.

Saludos
Malcom

Osea que cualquier mujer que se le ocurra darle clase a varones sera castigada como Maria??? :bicho: y si Dios le dió esa posición quienes somos los hombres y mujeres para determinar tal hecho?? ah! si, ya recuerdo, cuando un hombre nos lo diga, entonces.

Estas muy equivocado hermano. Quizas soy la menos indicada segun tu secta para hablarte asi pero estas equivocado... muy equivocado :no:

Lulis.

lulis
17-02-2003, 18:30
Originalmente enviado por: SolaGratia
Con razón los 7 de los 12 que han votado hasta el momento que la mujer no debe ser pastora ninguno de ellos han dado aquí su punto de vista.

¿Qué? Necesitas comisión de empuje??? :beso:

por cierto tu listita de cosas de "puede" hacer una mujer carece de citas biblicas que impliquen la restricción o limitación tal que enlistas, podrias, si no es mucha molestia incluirlas... gracias.

Si no puedes :D pues lo entendere, es que no las hay a menos que las saques de su contexto.


“Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús; porque en todas las cosas fuisteis enriquecidos en él, en toda palabra y en toda ciencia;
así como el testimonio acerca de Cristo ha sido confirmado en vosotros, de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo;
el cual también os confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles en el día de nuestro Señor Jesucristo. Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesucristo nuestro Señor.” Corintios 1:4-9


Lulis.

YSSEL PRADO
17-02-2003, 18:48
MI FE SE BASA EN LA QUE UN DIA DIOS MIRANDO EL PECADO DE ADAN MATO UN CORDERO Y VISTIO A ADAN CON SU PIEL DE ESTA MISMA FORMA SE GUARDARON TODOS LOS GRANDES DE LA FE HEBREOS 10 Y EN ESTA FE YO ME GUARDO EN LA POTENCIA DE DIOS EL CUAL ME LEVANTARA DE LOS MUERTOS AL SONAR DE SU VOZ PODEROSA SI DECEAS MAS INFORMACION SOBRE LA DOCTRINA DE JESUS ESCRIBEME A LALINO69@HOTMAIL.COM PERO TIENE QUE TENER HOTMAIL COMO YO Y WORPERFECT 9 PARA QUE PUEDAS LEER LOS ESTUDIOS SON MUY LARGO Y NO PUEDO ESCRIBIRLO AQUI GRACIAS

SolaGratia
17-02-2003, 18:55
Mirna dices:



Malcom , como no te das cuenta que nos ofendes y mucho con tus palabras considerandonos de segunda categoria y con un desprecio que se que el Señor aborrece si El nos llamo a sus caminos y ministerio con amor eterno y nos guia con el Espiritu Santo, tenemos la uncion y el llamado y de hecho predicamos y enseñamos en la congregacion a varones y damas porque Dios no ve nuestro sexo ve nuestro corazon.



Antes que nada para los que no han sabido leer una ves mas afirmo que no estoy negando que la mujer deje de predicar si quiere predicar que predique, si quiere ser la cabeza en su hogar que sea, si fumar le parece bien que fume, pero entiendan mi postura por favor.

Lo que pasa Mirna es que no ha sido así en ninguna manera, ya no se como hacerles entender que no las he relegado a ninguna segunda categoría esta deducción es solo por no leer y meditar bien en lo que uno escribe, ningún desprecio Mirna. El punto no es que la mujer sea inservible o menos inteligente que los hombres en las cuestiones de la Iglesia, ni que la mujer solo sirva para enseñar a niños y lavar retretes como ciegamente han dicho por ahí, cuando la mujer tiene mucho mas que hacer (viste la lista), por mi parte solo tengo un argumento el del Apóstol Pablo:

Una ves mas lo repito para ti Mirna,

“Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.”

Dejando los perjuicios Mirna veras que la respuesta del Apóstol es clara:

“Porque Adán fue formado primero, después Eva” Y “Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.”

1) Aunque la Iglesia de Cristo puede ser considerada como su Novia o en sentido femenino, en este caso es irrelevante porque aquí el Apóstol hace una distinción clara entre el hombre y la mujer. El hombre hable la mujer no.

2) La razón o argumento del Apóstol para “no enseñar” “no ejercer dominio sobre el hombre” NADA NADA tiene que ver con los problemas de ninguna iglesia ni en corintio, las razones son claras. Además a los corintios dice el Apóstol “como en TODAS LAS CONGREGACIONES de los santos las mujeres callen” No nomás en la congregación de corinto.

3) Nada tiene que ver el argumento de que la mejer era inculta en aquella a época o que no se le tomaba en cuenta (hablo de las iglesias de Cristo) simplemente porque el argumento del Apóstol es claro. “Porque Adán fue formado primero, después Eva” Y “Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión. ¿Dónde ESTA LA CULTURA AQUÍ???

4) Pablo dio sus porqués DESPUES de que Cristo dijo “consumado es” YA no hay varón ni mujer en Cristo LO QUE NO SIGNIFICA que no existan UN ORDEN. Para el Señor todos somos hijos y nos ve igual en Cristo. LEAN BIEN MUJERES nadie esta diciendo lo contrario.

5) Romanos 5 Pablo solo menciona a Adán como el que callo en pecado, pero esto no es un buen argumento a favor de las “pastoras” mas bien es en contra porque Pablo cito solo a Adán como cabeza de la raza humana no Eva ella no es nuestra cabeza, además de que los dos son una misma carne, Adán no es menos culpable que Eva, pero por cuestión de Autoridad se establece que el hombre es cabeza de la mujer y NO ALREVES.

6) Todas las colaboradoras de Pablo tuvieron su ministerio pero no hay un solo ejemplo de que una de ellas predicara en la congregación a grupos de hombres y mujeres.

7) La Mujer es el vaso mas frágil y son coherederas de la gracia. NADIE LAS RELEGA A UN SEGUNDO PLANO.

Por mi parte no estoy deshonrando a la mujer ni nada, Tito 1:13 dice; “repréndelos duramente, para que sean sanos en la fe” Si las palabras son duras para aquellas mujeres que no ven esto como Bíblico, no se podría esperar otra cosa, es para su bien no para su mal.

Ya no digan que soy esto y el otro. He hecho una síntesis de toda mi intervención es este epígrafe. Si algo no es Bíblico demuéstrelo pero no con cortinas de humo ni ofensas cada quien respete, no estoy solo por 19 siglos se ha creído esto en las iglesias cristianas.

Bendiciones
Malcom

SolaGratia
17-02-2003, 19:16
Lulis

Yo no voy a impedir que hables ni a ti ni a nadie estimada, no es mi intención yo solo he dado mi punto de vista, ¿te gusta hablar? Habla estimada habla y no calles si lo ves bien, si eres pastora predica habla y alza tu vos se autoridad de tu congregación y se cabeza de tu hogar si te parece bien. Si te ofendí lo siento ignórame u ora por mi si es que profesas amor cristiano, pero, ¿vas a impedir que de mi punto de vista? ¿Vas a respetarlo o no? Yo te respeto y te entiendo deberas además no tengo porque dudar de tu cristiandad ni de tu buena voluntad, sigue adelante.

Bendiciones

Mirna
17-02-2003, 20:02
Mi hermano Malcom, claro eso lo dijo Pablo,pero que dijo e hizo Jesus?, el nos trajo libertad y nos dio el lugar que como hijas de Dios mereciamos. el fue quien nacio de una mujer, y a ella se le revelo Dios, en su ministerio trabajo con mujeres y a una de ellas se le aparecio en su resurreccion, hablo con la mujer samaritana y le mostro la verdad del evangelio, lee la Biblia completa no te quedes con Pablo solamente.

Yo respeto tu posicion no eres el unico hay otros como Peregrino que era terrible, en todo cso siento mucho aprecio por ti y se que eres un cristiano que trata de ser fiel a Dios, se que somos hermanos en Cristo y si te sentiste mal por algo que dije me perdonas ya?.

En Cristo
Mirna

SolaGratia
17-02-2003, 20:39
Mirna, gracias por tus palabras estoy de acuerdo con lo que dices sobre que el Señor nos trajo libertad no esclavitud somos uno en Cristo, todos somos participantes de la misma gracia. Nuestro Señor tubo un especial aprecio por las mujeres, gracias a Dios que para El no hay diferencias para con sus hijos hombres y mujeres todos como UN solo cuerpo somos su especial tesoro, nación santa, pueblo adquirido por Dios o como dice Zacarías “la niña de sus ojos” El pero esta en las palabras de Pablo, palabras dichas después del ministerio del Señor aquí en la tierra y de haber ascendido al Cielo, palabras que tienen una enseñanza que como Bíblicos tenemos que entender y no pisotear. El Apóstol no por su capricho dijo estas palabras ni trata de imponer su ley por encima de la del Señor Jesucristo, todo lo anterior es verdad somos uno en Cristo pero cada quien tienen (entre sexos) su función, la mujer tiene la suya pero hay una limitación a la cual pablo no permite ser 1) enseñar 2) ejercer dominio sobre el hombre, limitaciones que con claridad Pablo da su porque dirigiéndose a los orígenes de la Creación, así mismo la misma naturaleza del hombre nos enseña que es verdad. PERO no debemos tomar esta limitación revelada para juzgar ni al Apóstol Pablo ni a los que pensamos como el de tomarlas como un ataque a las mujeres. Nada mas falso.
¿Dios es uno y Trino a la ves? Me dirás que si, ¿Cada una de las personas de la Trinidad tienen la misma función? Me dirás que no, pero aun así son UNO, lo mismo con los hombres y mujeres somos uno para Dios pero con diferentes funciones.
Reitero, que solo es mi opinión, respeto sus puntos de vista quien este en desacuerdo conmigo simplemente tome lo bueno y desechen lo que no crean.
Gracias Mirna y entiendo que son palabras duras para alguien que siempre ha creído lo contrario.

Bendiones
Malcom

Maripaz
17-02-2003, 22:12
Excelente estudio aparecido en ALETHEIA, la principal revista de Teología del protestantismo en España.

La interpretación Bíblica y el papel de la mujer (http://estudios.iglesia.net/laiglesia/verestudio.asp?did=236 )

Publicado en los Estudios de esta web :cuadrado:


:sacalen::sacalen::sacalen:
:sacalen::sacalen:
:sacalen:

Tobi
19-02-2003, 02:00
> (1) <> NO HUBO SÓLO HOMBRES LIDERANDO LA REFORMA PROTESTANTE
- Se va a añadir una mujer a la lista de los grandes reformadores del siglo
XVI
__________________________________________________ __

<< Ginebra, 18-02-2003 (M.U.,Infoglobal/ICPress).- El nombre de Marie
Dentiere será añadido a la lista de grandes reformadores del siglo XVI en el
monumento que recuerda a Lutero, Calvino, Zwinglio y otros en Ginebra
(Suiza).>>

=== De esta mujer se destaca su obra teológica, en la que se muestra un
"feminismo razonado, sorprendentemente moderno". El comité seleccionador
subraya, además, que no solamente fueron hombres los que llevaron a cabo el
movimiento de reforma.

=== También se espera que en un futuro sean añadidos nombres de mártires que
se opusieron al nazismo y otros que se han opuesto a dictadores, influidos
por las ideas de la Reforma. de Ic.pres

Los que desean solo mujeres de cocina, que vayan tomando Nota

SolaGratia
19-02-2003, 02:39
Me hubiera sido interesante leer algo de esta mujer pero ni en español ni en ingles encontré algo sobre su persona, por mi parte no encontré nada ni una simple biografía. Por lo tanto me parece algo extraño este anuncio, aunque tal vez no tanto ya que a los grupo feministas y liberales necesitan defender su causa, están en todo su derecho.

Saludos

Jetonius
19-02-2003, 12:50
Originalmente enviado por: SolaGratia
Me hubiera sido interesante leer algo de esta mujer pero ni en español ni en ingles encontré algo sobre su persona, por mi parte no encontré nada ni una simple biografía. Por lo tanto me parece algo extraño este anuncio, aunque tal vez no tanto ya que a los grupo feministas y liberales necesitan defender su causa, están en todo su derecho.

Saludos

Entre otras cosas, la buena de Marie (1495-1561) tuvo la osadía de notar que Jesús fue traicionado por un varón, no una mujer.

:D

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

Tobi
19-02-2003, 12:55
Originalmente enviado por: Jetonius
Entre otras cosas, la buena de Marie (1495-1561) tuvo la osadía de notar que Jesús fue traicionado por un varón, no una mujer.

:D

Bendiciones en Cristo

Jetonius

<{{{><

Ja...ja...ja...
De veras que me has reir, Jetonius.
No pierdas tu fino sentido del humor
Un abrazo.

Elisa
19-02-2003, 14:20
Originalmente enviado por: Tobi
Ja...ja...ja...
De veras que me has reir, Jetonius.
No pierdas tu fino sentido del humor
Un abrazo.

Tobi : Ni una sola mujer aparece como culpable en ningun sentido , del drama de la cruxificciòn . Nuestro Señor fuè traicionado , juzgado, condenado y crucificado , unica y exclusivamente por hombres , las mujeres en cambio , le seguìan , estaban a sus pies , le alimentaban , Y LE SUSTENTABAN , y por ùltimo dieron la mayor noticia de la cristiandad , LA RESURRECCIÒN DE NUESTRO SEÑOR: Es decir , que estuvieron ahì siempre , inclusive como apostoles , SIN TRAICIONAR JAMÀS .

¿ Crees que nosotras tengamos un buen argumento para sentarles a ustedes en los bancos traseros ? :bicho: :confused: ............... :dormido: :dormido2: :clown:

lulis
19-02-2003, 16:53
Originalmente enviado por: SolaGratia
Me hubiera sido interesante leer algo de esta mujer pero ni en español ni en ingles encontré algo sobre su persona, por mi parte no encontré nada ni una simple biografía. Por lo tanto me parece algo extraño este anuncio, aunque tal vez no tanto ya que a los grupo feministas y liberales necesitan defender su causa, están en todo su derecho.

Saludos

"necesitan defender SU CAUSA"!! JAJAJAJA que buen chiste, tipico.

:cool: mejor ora por un criterio más amplio hermano. Y date cuenta de una vez por todas que Dios no pone esa clase de limites. Son los hombres, no sexualmente, la raza humana, quien constantemente se esta autoimponiendo reglas, normas, artilugios mundanos que nada tienen que ver con la gloriosa personalidad de nuestro Padre.

Si no fuera la voluntad de Dios que las mujeres ministraran cualquier tipo de cristianos, en este caso hombres adultos ya creciditos asi como mujeres... no lo permitiría, ni les concedería el poder para predicar. Piensalo, Dios es todopoderoso como para encapsularlo en una costumbre de hombres.

Es como la circuncisión, podemos ver que se refiere más bien a circuncidar nuestras vidas delante de El, pero si lo tomamos desde tu postura, es algo asi como si un hombre incircunciso, porque sus padres asi lo decidieron,acepta a Cristo, tendra que ir a hacerse la circunsición para ser llamado hijo de Dios...???

Claro que no!!! verdad?

ademas no me contestaste mi correo anterior.



Saludos para ti de mi parte.

MORRISON
19-02-2003, 17:14
Originalmente enviado por: SolaGratia
Me hubiera sido interesante leer algo de esta mujer pero ni en español ni en ingles encontré algo sobre su persona, por mi parte no encontré nada ni una simple biografía. Por lo tanto me parece algo extraño este anuncio, aunque tal vez no tanto ya que a los grupo feministas y liberales necesitan defender su causa, están en todo su derecho.

Saludos

¿Feministas y liberales?, entonces todos los que no menospreciamos a las mujeres somos feministas, no sabia que uno podia ser feminista sin nisiquiera ser mujer.

Joxan
07-02-2004, 22:40
La Palabra de Dios dice:

“...quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo...” (1ª Cor. 11:3)

“...el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a Él todas las cosas, para que Dios sea todo en todos...” (1ª Cor. 15:28)

“...Yo y el Padre, Uno somos...” (Jn. 10:30)

“... no hay varón ni mujer; porque todos sois uno en cristo Jesús...” (Gal. 3:28)

La Biblia enseña que, en su ministerio terreno, Jesús el Hijo de Dios anduvo en todo sujeto y en sumisión y obediencia a su Padre. Las expresiones “Sujetarse”, “Sumisión” y “Obediencia” han llegado a ser muy impopulares hoy en día en la iglesia, se consideran “Políticamente incorrectas”; y sin embargo, Jesucristo nuestro Maestro, fue Él mismo un ejemplo en esto por su perfecta sumisión y obediencia.

Como sabemos, el hecho de que Jesús voluntariamente se hiciese obediente y se sujetase al padre (Fil. 2:5-11), no hace de Jesús alguien menor que el Padre. Él mismo afirmó “...Yo y el Padre, Uno somos...”. Dios el Padre es tal y como afirma la Escritura “...la cabeza de Cristo...”, siendo la expresión “cabeza” la griega kefalh; Fonéticamente: “Kefale” que literalmente quiere decir: “Cabeza, Parte superior, Dominante, Principal, Fuente, Origen” (VOX, Diccionario Manual Griego-Español José M. Pabón, Barcelona 1967).

Como vemos el hecho de que el Hijo, en su ministerio terrestre, se sometiese a la Voluntad del Padre y que la Biblia hable del Padre como la “cabeza” de Cristo y que “...el Hijo mismo se sujetará al que le sujetó a Él todas las cosas...”, no hace a Jesús menor que el Padre, por el contrario Él afirmó: “...Yo y el Padre, Uno somos...”.

De este modo puede decir la Palabra de Dios, hablando del hombre y la mujer que “...todos sois uno en cristo Jesús...” y al mismo tiempo establezca diferentes roles o papeles en su soberano plan para hombres y mujeres. Del mismo modo que el hecho de que Cristo el Hijo se sujetase a Dios el Padre no le hace menos que el Padre, el hecho de que la mujer se deba someter al esposo y que la Palabra de Dios le acote claramente sus funciones, entre las que NO está el enseñar ni predicar ni tomar autoridad espiritual sobre los hombres, no la hace menos que los hombres, por el contrario, en Cristo somos uno, como hemos leído.

Si Cristo no se sintió “discriminado” en su posición de sometimiento a Su Padre, tampoco las mujeres se deben sentir discriminadas al tener que sujetarse a sus maridos y no poder ejercer ningún tipo de autoridad espiritual sobre los hombres en las iglesias.

Pasemos ahora a analizar el mandamiento de Dios sobre el tema para todas las iglesias en el Nuevo Testamento:

“...pues Dios no es Dios de confusión, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos, vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación. ¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios, o sólo a vosotros ha llegado? Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor. Mas el que ignora, ignore.”(1ª Cor. 14:33-40)

Lo primero que debemos decir aquí, contra los engañosos argumentos de algunos que tratan de manipular la Escritura a su conveniencia, es que este mandamiento no se limita a la “problemática” Iglesia de Corinto, sino que es regla de conducta en el culto cristiano en general. Así comienza el Apóstol diciendo que se debe actuar “...Como en todas las iglesias de los santos...” y no se refiere a que fuese un hecho extraordinario acontecido en esta iglesia. Otros en su intento de desacreditar el mandamiento del Apóstol indican que en ocasiones Pablo dice en sus epístolas que ciertas cosas que escribe son su opinión personal. De ningún modo es así en el caso que nos ocupa, pues el Apóstol se cuida mucho de aclarar después de mandar callar a las mujeres en la iglesia que “...Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor...”. Ciertamente esto no es un mandamiento popular en el mundo en el que vivimos, donde de la misma manera que el feminismo infiltrado hace ya unas décadas en la iglesia reivindicó (y consiguió en muchos casos) el derecho de predicación, enseñanza y magisterio para las mujeres, el movimiento gay pretende también hoy en día infiltrarse y ser aceptado como algo moralmente bueno en el seno del Pueblo de Dios.

Yo opino que quizá no sea “popular” o “Bien visto”, y que incluso pueda parecer retrógrado a algunos. Pero es Cristianismo. Y esto a mi me basta.

Tras esta aclaración, estudiemos frase a frase, y palabra a palabra, este “mandamiento del Señor” para “todas las iglesias de los santos”.

Para esto usaremos el Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español de Francisco Lacueva (Ed. CLIE, 1984, Terrassa, España). No extrañe pues al lector leer el texto en español literalmente traducido del griego:

“...Porque no es de tumulto Dios, sino de paz. Como en todas las iglesias de los santos, las mujeres en las iglesias callen...” (1ª Cor. 14:33-34a)

La expresión “callen” en griego es sigavtwsan (fon. “sigatosan”)tiempo del verbo griego sigavw,(fon. “sigao”) que literalmente quiere decir “Callar, estar silencioso, callarse –con respecto a algo-; callar, no hablar de algo” cuya raíz es la palabra griega sigh (fon. “sigé”) que traducido es “silencio, reserva silenciosa, discreción; tranquilidad, calma”. Puedan las mujeres que aman a Dios mantener con prudencia y sensatez esta humilde discreción y reserva silenciosa en las iglesias, en vez de reclamar derechos y atribuciones que Dios no les ha dado.

“...porque no les es permitido hablar...” (1ª Cor. 14:34b)

La palabra “permitido” es aquí en el original ejpitrevpetai (fon. “epitrepetai”) del verbo griego ejpi-trevpw (fon. “epi-trepo”) que quiere decir literalmente: “Dar, otorgar, conceder, permitir”. Será de menos decir aquí que quien no les ha dado, u otorgado el derecho de predicar, quien no les concede ni permita ejercer autoridad espiritual ninguna sobre los hombres es el mismo que ha dado este mandamiento, como vimos “...lo que os escribo son mandamientos del Señor...”.

No es un machista quien deniega ese rol o papel, es el Dios que ha inspirado la Biblia. Solo Él es sabio, y no tiene que darnos cuentas de sus decisiones a nosotros, que solo debemos obedecerlas como siervos inútiles.

La expresión “hablar” aquí es la palabra griega lalew(fon. “laleo”) que literalmente quiere decir: “Hablar, Decir, contar, referir; Balbucir; Charlar, parlotear.”

“...sino estén sometidas como también la Ley dice. Y si algo aprender desean, en casa a los propios maridos pregunten...”(1ª Cor. 14:34c-35a)

La -para muchos y muchas hoy- inoportuna y molesta palabra “sometidas” es uJpotassevsqwsan (fon. “hypotassestosan”) que literalmente quiere decir: “Ponerse por debajo; subordinarse, someterse; obedecer” Repito que esto no es otra cosa que Cristianismo Neotestamentario. Si no nos gusta, una solución pudiera ser arrancar y quemar estas páginas de la Biblia, otra hacernos de alguna religión que si acepte el ministerio de las mujeres, y una última, creo que la mejor para quien quiera seguir a Jesús, es hacernos necios frente al Dios sabio, y obedecerle.

Tampoco quiere decir esto que las mujeres deban ser esclavas de los hombres, a los que la Biblia ordena amar, honrar y respetar a sus mujeres como Cristo ama a la iglesia. Tan sólo quiere decir lo que quiere decir: como Cristo se sujetó al Padre sin ser por ello menos que el Padre, así las mujeres deben sujetarse a sus maridos, y en la Iglesia al ministerio de los hombres, sin por esto ser menos que los hombres.

“...porque indecoroso es para una mujer hablar en la iglesia...” (1ª Cor. 14:35b)

Sin más, decir que la expresión traducida aquí como “indecoroso” es la griega aijscro;n (fon. “aisjron”) cuya traducción literal del griego al español es: “vergonzoso, injurioso, deshonesto; feo, torpe, indecente, infame; inoportuno, desgraciado”

Creo que no son necesarios los comentarios frente a la Palabra de Dios.

Acabamos este texto de Corintios con su trascripción literal desde el griego:

“...¿acaso de vosotros la Palabra de Dios salió o a vosotros solos llegó? Si alguno piensa profeta ser o espiritual reconozca que lo que os escribo que del Señor es mandamiento. Pero si alguno ignora, es ignorado” (1ª Cor. 14:36-38)

Nos vuelve a recordar el Apóstol que precisamente la actitud de los Corintios era permitir algo que en ninguna otra iglesia se daba: que las mujeres enseñasen o ejerciesen autoridad espiritual sobre los hombres. Por eso les pregunta con ironía “¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios, o sólo a vosotros ha llegado?”. Corintios de entonces y Corintios de hoy... ¿seremos más sabios que Dios mismo como para permitirnos torcer Su acrisolada Palabra?.


*****

Pasemos ahora al otro texto donde se ratifica esta enseñanza universal:

“La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.” (1ª Timoteo 2:11-12)

En primer lugar, decir que estas palabras del Apóstol se deban leer en su contexto, está dando indicaciones del comportamiento de hombres y mujeres en la iglesia, no en otro lado. En estos primeros versículos del segundo capítulo de su epístola a Timoteo ha indicado en primer lugar los motivos por los que se debe orar en la Iglesia (¡que poco se ora por estas cosas!), la manera en que los hombres deben de orar en la iglesia, y la manera en que las mujeres deben de vestirse en la iglesia (y porque no, en su vida de fuera de la iglesia). A continuación, siguiendo estas instrucciones para la iglesia, nos dice lo que acabamos de leer (volvemos a usar la traducción literal del Nuevo testamento):

“La mujer en silencio aprenda con toda sumisión; pero enseñar a la mujer no permito...”(1ª Tim. 2:11-12a)

Ya hemos visto de que modo debe la mujer en la Iglesia guardar silencio y estar sujeta. Nos dice ahora que no debe “enseñar” al hombre (ver en el contexto el resto de la frase). La palabra “enseñar” es aquí: didavskein (fon. “Didaskein”) del verbo didavskw (Fon. “Didasko”) cuya traducción literal sería: “Enseñar algo a alguien, instruir, informar, declarar, explicar, aconsejar”. Como vemos, la mujer debe, por mandato del Señor, no solo no enseñar a los hombres, sino tampoco ejercer tareas de consejería pastoral o similar sobre los mismos.

“...ni ejercer autoridad sobre el hombre, sino estar en silencio” (1ª Tim. 2:12)

La palabra “autoridad” es aquí aujqentei`n (fon. “Authentein”) del verbo aujqentew (fon. “Authenteo”) que significa: “Dominar o gobernar a alguien”.

La palabra ajndrov" (fon. “andros”) significa “Hombre o varón” pero puede ser también traducida como “Marido o esposo”.


*****

Hemos visto como la Biblia enseña que no le ha sido dada por el Señor a la mujer la potestad de enseñar ni predicar sobre los varones, así como ejercer ningún tipo de autoridad espiritual sobre los mismos. Hemos visto también que estas enseñanzas no son solo aplicables a una iglesia concreta (Corinto) en una época concreta (La del ministerio del Apóstol Pablo), sino que eran (y deben ser) regla general en la Cristiandad del Siglo I y del XXI.


Lo he tomado de:

http://www.cristianismo-primitivo.org/estudios/mujeres_en_la_iglesia.htm

Maripaz
07-02-2004, 22:45
El ministerio de las mujeres

El papel de las mujeres en las iglesias locales de la era apostólica. Breve comentario exegético e histórico.-

Para empezar, necesitamos retomar la perspectiva de nuestra posición de ciudadanos del reino, mediante la gracia emanada de la cruz y la cuestión de la mente espiritual y la mente carnal. Para tratar esta cuestión, como para muchas otras, es vital tener claro lo que es una visión espiritual y lo que es una visión carnal de la vida, del mundo, de nuestro propio entorno. Y es muy importante porque aunque los legalistas como comunidades judeo-cristianas quedaron en cierto modo aisladas de la comunión, otras ideas legalistas se unieron a las tradiciones paganas y entraron pronto dentro del cristianismo ortodoxo hasta hacerlo irreconocible en todas sus facetas. Estructura, doctrina, mensaje, relaciones internas, visión, etc.
( .... )

Realmente la cuestión femenina hasta finales del siglo XIX no tuvo realmente el peso social necesario para profundizar en la historia y en las Escrituras sobre estos aspectos de la vida cristiana. Las mujeres habían sido enseñadas a conformarse con jugar ese papel irrelevante en la Iglesia de Cristo, al que desde luego Dios nos las había llamado, sino sus maestros, de modo que la gran mayoría lo aceptaban de buen grado ó resignadas. (....)

Por un lado le atribuían la culpa de Eva y por otro la idea de que eran intelectualmente inferiores a los varones estaba profundamente enraizada en el mundo secular, y sustentada por la teología imperante.
(....)

La cuestión primordial de la existencia de la propia iglesia cristiana es, como ya hemos visto, la cruz que estableció un nuevo pacto, mediante la sangre de nuestro Señor Jesucristo, y haciendo la paz, trajo una nueva dimensión en las relaciones del hombre con su Creador, y una visión del proyecto trascendente y eterno que Dios tiene para Su pueblo.

... lo que representaba el Antiguo Pacto y la Ley, apuntando al Nuevo Pacto y a la obra del Salvador. El antiguo pacto tenía unas características propias en las que debían vivir los seres humanos. Era un pacto de justicia y ley ante la realidad del pecado. Había un pueblo (Israel) que Dios había elegido. Los otros pueblos no gozaron de las mismas bendiciones. Aun en medio del pueblo de Israel, había una clase, una tribu, Levi, especialmente elegida por Dios para ocuparse de ministrar a Dios, llevar el arca ó servir en el Templo. Las otras tribus no tenían ese privilegio. Dentro de los levitas, unos eran sacerdotes y podían ofrecer a Dios los sacrificios aceptables. Los otros levitas no podían. De entre los sacerdotes, había solo uno que tenía acceso al lugar santísimo, los otros no podían hacerlo.

Pero Cristo vino, no para renovar en parte el antiguo pacto, sino para establecer uno nuevo. Diferente que declaraba extinguido el antiguo, así como las bases que lo sustentaban y traía una nueva relación, y nuevos efectos. Uno de ellos, fue la universalidad del pacto: Todo aquel que crea en Jesucristo, sea de cualquier nación, raza ó pueblo, tiene vida eterna. El evangelio, como revelación de Dios, también tenía una dimensión universal y Jesús mandó a sus discípulos predicar ir a predicar por todo el mundo, y a toda criatura la bendición de este pacto. Así ya no había ni judío, ni gentil. No había ni esclavo, ni libre, no había ni hombre ni mujer. Jerusalén ya no era el lugar donde adorar, sino que el Padre buscaba adoradores que lo adorasen en cualquier lugar, en espíritu y verdad.

También los sacerdotes del antiguo pacto perdieron su exclusividad. En Cristo, y para la iglesia de los tiempos apostólicos, todos los que creen forman un reino de sacerdotes, consagrados para ofrecer los sacrificios espirituales agradables a Dios. Uno de los cuales es el fruto de labios que confiesen su nombre (Heb. 13:15). Fruto de labios, es hablar a otros, es confesarle, predicarle, es alabarle. Jesucristo traspasó el velo y la cortina que separaba el lugar santo del lugar santísimo se rompió de arriba abajo. Ahora todos tenemos el mismo acceso al mismo trono de la gracia. Todos somos bautizados en el mismo Espíritu, recibiéndolo como arras, y todos recibimos dones para servir a Dios, fortalecer y construir en la Iglesia de Dios. Todos, es todos los que creen: hombres y mujeres, judíos ó griegos, ricos ó pobres.

Así pues, en el nuevo pacto, no hay ningún valor ó privilegio de la carne que pueda invocarse para ser reconocido en el cuerpo espiritual de Cristo. Recordar que hemos leído que solo los que son de la carne piensan en las cosas de la carne, pero los que son del Espíritu, en las cosas, los valores, del Espíritu. Y cuando la carne prima en la consideración de los auténticos valores espirituales, los dones, carismas y espiritualidades que el Espíritu Santo otorga para colocar a cada miembro en el cuerpo como El quiere, a su exclusivo albedrío, son olímpicamente ignorados.
(....)

Desde entonces (Tertuliano) y con harta frecuencia se ha producido una confusión tanto en las interpretaciones de los pasajes del nuevo testamento relativos a las mujeres, como en virtud de tales interpretaciones saltaron a las traducciones, mezclándose interesadamente ó por ignorancia textos que se refieren a ellas como mujeres con otros en los que se refieren a su papel como esposas.
(....)

Los propósitos de la familia son igualmente temporales y no eternos. Están relacionados con el mundo físico y con el desarrollo emocional de los seres humanos en tanto que sujetos a la naturaleza de la carne.
(....)

Pero el cristiano no accede a la condición de hijo de Dios por tales parámetros, pues ni nace de sangre, ni de voluntad de carne, ni por voluntad de varón, sino de Dios, (Jn. 1:12,13; 1ª Pe. 1:23) por el Espíritu Santo (Tit. 3:4-7), para que a partir de ese punto de inflexión nuestra esfera relacional en tanto que cristianos se rija por los mismos presupuestos. (....)

no podemos eludir el hecho de que a la vez que cristianos también somos padres, madres, hijos, esposos ó esposas y debemos conducirnos en las instituciones humanas dentro de los parámetros de virtud de nuestro entorno, que no siempre coinciden con los espirituales, para que, haciendo las cosas bien en la opinión de los que nos rodean, se haga callar la ignorancia de los insensatos. Esto es prudencia cristiana, pero prudencia no es renuncia, ni tampoco prohibición. (....)

Pero el texto que escribió el apóstol Pablo en 2ª Co. 5:16-17, es tan claro y contundente como en Gálatas 3:28 y complementario de aquel:

DE MANERA QUE NOSOTROS DE AQUÍ EN ADELANTE A NADIE CONOCEMOS SEGUN LA CARNE ; Y AUN SI A CRISTO CONOCIMOS SEGÚN LA CARNE, YA NO LO CONOCEMOS ASÍ. DE MODO QUE SI ALGUNO ESTA EN CRISTO, NUEVA CRIATURA ES; LAS COSAS VIEJAS PASARON, HE AQUÍ TODAS SON HECHAS NUEVAS.

Así, como cristianos nacidos de nuevo ya no distinguimos a hombres ó mujeres, ricos ó pobres, blancos ó negros, sino como personas renacidas por el Espíritu Santo ó no. Pertenecemos a una nueva creación donde tales valores no tienen cabida: coherederos de la gracia, instrumentos para la gloria de Dios y embajadores en Cristo. El modelo que se nos pone delante es de una dimensión que solo reconoce lo espiritual: el fruto del Espíritu, la consagración, la fidelidad, el amor, la generosidad, e ignora lo material, lo carnal: pantalones ó faldas, tamaños de cuentas corrientes ó colores de la piel.

En Israel, la mujer siempre tuvo mucha mayor consideración que en las culturas de las naciones de su entorno. (? ) María hermana de Moisés (...) era conocida como la profetisa (Ex. 15:20). Una mujer que tenía revelación de Dios para el pueblo de Israel, y la encontramos asumiendo la responsabilidad de animar espiritualmente al pueblo. Por la lectura, difícilmente podríamos asignarle el papel que Dios le otorgó cuando hablando por medio del profeta Miqueas (6:4), afirma: Envié al frente de ti (de Israel) a Moisés, a Aarón y a María.

La segunda mujer de importancia política al frente del pueblo es Débora, cuya historia encontramos en el libro de Jueces capítulos 4 y 5. Se trataba de una mujer casada y profetisa (4:4), que gobernó y guió a Israel en paz durante cuarenta años (5:31). Otros papeles de profetisas se pueden encontrar en el Antiguo Testamento, siendo la más notable entre ellas, Hulda (2ª Rey.22 y 2ª Cr. 34), a quien consulta el rey Josías, por medio de sus sacerdotes y consejeros, para el avivamiento espiritual que se había propuesto llevar a cabo en su reino.

En los tiempos de Salomón las mujeres de Israel tenían tal importancia y reconocimiento que su papel en la familia era muy superior a cualquier otra cultura. En Prov. 31 se considera (? ) algunas cualidades que parecen chocantes. Por ejemplo, en el vers. 16, se declara que era competente por si misma para evaluar los negocios familiares y determinar comprar ó vender las propiedades. En el vers. 18, es la administradora de los bienes familiares. Y, en el vers. 26 se muestra como una persona instruida y sabia en su hablar. Como comparación, en Roma y donde la cultura romana se impuso, las mujeres no podían administrar los recursos económicos de las familias, ni los suyos propios cuando enviudaban, sino que estaban obligadas a tener un tutor masculino impuesto. (....)

Pero después de Salomón, pasa el tiempo, y los judíos han ido al exilio y han convivido con otras culturas en las que la mujer no tiene ningún papel de relevancia ni de autonomía personal y la influencia de esas culturas empiezan a cambiar las cosas. Después del regreso, vino la dominación griega, y tras esta, la romana empapan con sus leyes y costumbres a Palestina y arraigan en medio de los judíos con el beneplácito de sus líderes, escribas y maestros. (....)

Cuando llega Jesús sostiene una postura respecto a las mujeres que cambia radicalmente las costumbres de su época y que sorprendía a sus propios discípulos. Así Jesús tuvo un grupo de mujeres galileas, que le seguían por las ciudades y aldeas, como discípulas , y se conocía entre sus seguidores con el nombre específico de las mujeres, (Mt. 27:55; Luc. 8:1,2; 23:49, 55; 24:22; Hch. 1:14), en forma análoga en que los doce que constituían otro. Jesús otorga a estas el papel más importante relacionado con su ministerio: llevar a los discípulos varones las noticias de su resurrección, (Mt. 28:5-10: Lc. 24:9-12). Pero ellos, de acuerdo con la cultura, no las creyeron (vers. 11). Los doce varones ya habían recibido de Jesús un corte con el asunto de la mujer samaritana. Cuando lo encontraron hablando con ella, y dice la Escritura que se quedaron estupefactos (Jn.4:27), pero cuando la mujer samaritana testificó a los hombres acerca de Jesús, y muchos creyeron en él (Jn. 4:39), Jesús les dijo: Vais a segar lo que no labrasteis (Jn.4:38). ¿Quién había labrado? Obviamente la mujer samaritana.

Tras la ascensión de Jesús y sus seguidores se encuentran reunidos en Jerusalén, y el libro de los Hechos 1:13-15, menciona por su nombre a los once discípulos varones[i], alude a [i]las mujeres como segmento ó grupo concreto, nótese que María, pese a ser mujer no forma parte de las integrantes del grupo, sino del familiar (?. ). Dice el relato de Lucas que Estos todos (los once) estaban ocupados continua y unánimemente en oración con las mujeres y María y con los hermanos de él. La palabra griega que se usa en este texto es omothumadon, y según el diccionario Strong es una composición de dos palabras cuyo significado es marchar como uno solo y al unísono. Es decir, es decir que todos por igual estaban dedicados a la oración.

Y cuando llegó Pentecostés, Pedro dijo que se había cumplido la profecía de Joel (2:28) Dios derramó su Espíritu sobre toda carne (universalidad), hombres, mujeres, viejos y jóvenes. Todos los creyentes profetizaban y recibían revelación. Las mujeres discípulas, también. (....)

....por lo tanto para ver el papel de las mujeres en la iglesia apostólica tenemos que irnos a los relatos de las epístolas de Pablo y extraerlos de las alusiones que este hace.


Hemos tratado en otra parte a los colaboradores itinerantes de Pablo, compañeros de sus viajes, enviados con determinadas misiones pastorales. Estos son casi siempre varones. Es claro, porque en aquella época no era ni normal, ni admisible por la sociedad que las mujeres se comportasen con esas libertades para viajar, para alojarse y entablar conversaciones en casas y con personas desconocidas. Tampoco las mujeres gentiles, salvo contadas excepciones, como la de Lidia, disponían de recursos bajo sus propias decisiones para desarrollar estas actividades, pues como ya hemos dicho estaban supeditadas a la administración de un tutor varón.

Sin embargo, dentro de sus lugares de residencia, donde eran conocidas, las mujeres soportaron y asumieron bajo su responsabilidad importantes tareas en las iglesias locales. Evodia y Síntique fueron un ejemplo, pero no único ni excepcional. En las salutaciones finales de la epístola a los Romanos, que ya hemos tratado, encontramos la mención por su nombre de casi el doble de hombres que de mujeres cristianos, pero sin embargo hay el doble de mujeres reconocidas por su trabajo y esfuerzo en la causa cristiana que de varones.

Pero, alguno estará pensando, todo esto está muy bien, pero Pablo escribió que la mujer calle en la congregación y que la mujer aprenda en silencio y que no permite a la mujer enseñar ni ejercer mando sobre los hombres, sino estar en silencio (1ª Cor. 14:34 y 1ªTim. 2:11-15).

Bien. Solo podemos hacer sobre esto, y por razones de extensión, una breve síntesis. Lo primero que tenemos que dejar claro al respecto es que la palabra mujer tiene que entenderse, como Pablo la escribió, como a mujer casada y no como una mujer en general, aunque la palabra abarca ambas posibilidades. Pablo dice claramente que para las SOLTERAS no tiene ningún mandamiento de parte del Señor (1ª Cor. 7:25), y que únicamente lo que escribe con respeto a ellas se limita a ser una opinión personal. (....).

Sin embargo cuando desde esta carta han transcurrido 9 ó 10 años, y el apóstol escribe su primera epístola a Timoteo, su consejo, determinado por la experiencia acumulada, por las situaciones vividas y desde una comprensión mejor de que la venida del Señor no era tan inminente como pensaba cuando escribió a los corintios, dice que es mejor que las solteras se casen y que tengan hijos y gobiernen sus casas por causa del testimonio, para evitar las maledicencias. Esto fue necesario porque la enseñanza apostólica de1ª Cor. 7:34, unida a la promesa del galardón celestial por el trabajo en la iglesia, 1ª Cor. 3:12-14, promovió que a partir de ahí, muchas mujeres no quisiesen casarse y se dedicasen a servir a las iglesias y extender el evangelio. Incluso llegó un momento en que las casadas, restringidas por los quehaceres familiares y las condiciones de vida propias de la sociedad, comparativamente pensaban que ellas no podrían recibir unos galardones semejantes a los de aquellas que no tenían marido. Por esta causa, Pablo escribe en 1ª Tim. 2:15 (texto que aparece con una desafortunada aplicación del sujeto en muchas versiones), que para su calidad de salvación (SUS GALARDONES) les sería tenido en cuenta si con modestia y prudencia conseguían que sus hijos permaneciesen en la fe, en el amor y en la santificación. (....)

Volviendo a los dos textos restrictivos de 1ª Cor. 14:34 y 1ªTim. 2:11-15, debe notarse que se refieren, el primero a la mujer en referencia a su marido, y el segundo en referencia a sus hijos. Lo cual de entrada nos convierte la cuestión en algo relativo al estado y condición civil, que no al genero. En el capitulo 7 de 1ª Cor. Pablo, en referencia a ocuparse de las cosas del Señor, solo establece una diferencia entre casados ó casadas y solteros ó solteras (32 al 34), pero no en cuanto diferencias por razones de sexo. Esto es normal, o Pablo estaría en contradicción con sus propias palabras de Gal. 3:28.

Pero el apóstol afirma también la capacidad y el derecho para hablar, profetizar, todos los miembros según reciban del Señor. Así 1ª Cor. 11:4 y 5, dice que cuando oran ó profetizan, unas y otros deben mantener las normas habituales de la sociedad. Por lo tanto, unas y otros lo hacían y lo podían hacer. Mas adelante, en 12:31 anima a todos a que aspiren a tener del Espíritu los mejores dones, y tras hacer un paréntesis sobre la excelencia del amor sobre los dones, vuelve a la cuestión en el 14:1, animando a todos para que sobre cualquier otro don todos ansíen el de profecía, porque (14:3) el que profetiza habla a los hombres (a la gente, a los seres humanos) para edificación, exhortación y consolación. (v-5) Quisiera que todos vosotros hablaseis en lenguas, pero más que profetizaseis, porque mayor es el que profetiza. (v-24, 25) pero si TODOS profetizan, por TODOS es convencido, por TODOS es juzgado, lo oculto de su corazón se hace manifiesto; y así, postrándose sobre el rostro adorará a Dios, declarando que verdaderamente Dios está entre vosotros. (v-31) Porque podéis profetizar TODOS uno por uno, para que TODOS aprendan y TODOS sean exhortados.

Creo que es no difícil admitir que Pablo está facultando con claridad a todos los cristianos que se reúnen como iglesia a participar con sus dones, sobre todo con el de profecía, que tiene como fin edificar a TODA la iglesia.

Vuestras esposas callen (gr. Sigatosan. Der. de sigao) en las congregaciones, porque no les está permitido hablar, sino que estén sujetas, COMO TAMBIÉN LA LEY LO DICE. Y si algo desean aprender que pregunten en casa a sus propios maridos, porque es vergonzoso (gr. Aischron) para una mujer casada hablar en la iglesia. (1ªCor. 14:33,34). Lo más resaltable de este texto, es que no se refiere a las mujeres a las mujeres en general, sino solo a las casadas, y en virtud de la ley (NO LA LEY DE MOISES, QUE NO LO DICE Y ADEMAS ES AJENA A LOS CRISTIANOS, NI LA DE CRISTO, QUE NADA DICE, SINO LA LEY DE LA SOCIEDAD) consuetudinaria local, que establecía que era una vergüenza (UN ESCÁNDALO) el hecho de que una mujer casada hablase en público estando su marido presente. En segundo lugar, que no se refiere al hecho en si de predicar ó profetizar en la congregación, sino al de interrumpir en la reunión para opinar ó preguntar, y el capítulo se está refiriendo al orden que deben mostrar los cristianos en las reuniones para evitar escandalizar y a la vez dar un adecuado testimonio de que Dios no es un Dios de tumultos y agitaciones desordenadas (v-33. Gr. Akatastasias).

Las mujeres casadas APRENDAN (gr. manthano) en reposo (gr. esuchia. Tranquilidad, serenidad, reposo), con toda subordinación (gr. upotage). Porque no permito a la mujer casada enseñar ni dominar (gr. Didaskein oude authentein) sobre el marido, sino estar en serenidad (gr. Esuchia). Es una instrucción que está en la misma línea que la anterior y que tiene en cuenta las normas de conducta que debían observar las esposas respecto a sus maridos en público, en virtud de las leyes imperantes. La intención de seguir estas normas en las iglesias tenía por objeto alcanzar un buen testimonio de honestidad y corrección en la sociedad. Pero nada de esto se refiere a que las mujeres no profetizasen ni ejerciesen autoridad en las iglesias, aunque lo habitual era que tales mujeres fuesen viudas ó solteras. Sin embargo tenemos la excepción relatada en la Biblia de cómo Priscila tuvo un papel importante en el magisterio de Apolos (Hch. 18:26).

Otros ejemplos de mujeres importantes en aquel período lo encontramos en la epístola a los colosenses (4:19) donde Pablo envía saludos a Ninfa, probablemente viuda pues de ser casada lo normal era mencionar como la casa del marido, y a la iglesia que se reúne en su casa y que probablemente quedó al frente de la iglesia de Laodicea, haciéndose cargo de la obra local cuando Epafras, que era oriundo de la ciudad de Colosas y evangelista en las comarcas de Hierápolis y Laodicea (Col. 1:7; 4:12,13), fue a reunirse con Pablo en Roma y también pasó un tiempo encarcelado allí (Fil. 1:23). En la iglesia de Colosas, también hay otra mujer importante que se llama Apia (Fil. 1:2) a la que Pablo saluda expresamente.

Historia posterior.- En la carta de Plinio el Joven a Trajano, a principios del siglo II (años 111 ó 112), en la que este pide instrucciones sobre como proceder, menciona que en el transcurso de sus investigaciones torturó a dos esclavas, a quienes llamaban ministras (lat. ministrae)? La epístola de Ignacio a María de Neapolis, (sea ó no genuina del mártir del siglo II, al propósito de nuestros efectos es igualmente valida) reconoce a ésta mujer cristiana su excelencia en palabra y obra, y su capacidad para amonestar a otros, y menciona que su fama ha llegado hasta la iglesia de Roma.

Verdaderamente las mujeres tienen un gran protagonismo en las iglesias hasta que irrumpe Tertuliano a finales del siglo II, criticando a Montano, porque este acoge a las mujeres en plano de igualdad. (.... )

En un principio las críticas y condenas del movimiento de la Nueva Profecía ó Montanismo (Grupo de doctrina ortodoxa con énfasis en la expectación adventista y en versión carismática) por parte de las iglesias no fue en razón al destacado ministerio de sus profetisas, ni porque tuviesen unas herejías doctrinales de importancia, sino porque ponían sus propias profecías por encima de las escrituras apostólicas y de los evangelios y porque sus profecías resultaron ser falsas. (El fin del mundo no vino inmediatamente después de la muerte de Maximila, ni la Nueva Jerusalén descendió sobre Pepuza, Frigia, ni tampoco Montano fue el portavoz autorizado del Espíritu Santo).

(....)
La importancia de los escritos de Tertuliano en su tiempo vienen dados en razón de que escribió en latín, lo cual le otorgó una gran difusión en la parte occidental del imperio, donde el griego, lengua que hasta entonces ocupaba la practica totalidad de los escritos cristianos, era menos conocido sobre todo en las clases populares y humildes. Por esta razón en las iglesias del Oriente no tuvo la misma repercusión, y fueron más liberales durante siglos. Unas de las fijaciones tertulianas son el sexo y las mujeres. Cuando se convierte, conviene con su mujer no convivir más sexualmente, y vivir como hermanos. Y sobre las mujeres descargará toda la exégesis más extrema de que puede ser capaz, escribiendo cosas tales como: Tú eres la puerta del demonio; eres la que quebró el sello de aquel árbol prohibido; eres la primera desertora de la ley divina; eres la que convenció a aquél a quien el diablo no fue suficientemente valiente para atacar. Así de fácil destruiste la imagen de Dios, el hombre. A causa de tu deserción, incluso el Hijo de Dios tuvo que morir.

En sus escritos se opone a quienes afirman que las mujeres puedan enseñar o bautizar, lo cual era admitido en muchos lugares (De baptism, 17; Adv. Marc. I-14). Culpó a las mujeres de que los ángeles pecaran, en una particular exégesis de Gen. 6:1-6, y anduvo metiéndose en como tenían que vestirse, velarse, etc. (....) la influencia de su pensamiento entre los cristianos de Cartago, influyó en pensamiento de Cipriano, gran impulsor clerical y también obispo de Cartago, que en el siglo III promueve la separación de los miembros por clases, donde el obispo somete bajo su autoridad a profetas, maestros y diáconos y se comienza la instauración del episcopado monárquico

Pero acerca del ministerio de mujeres en aquellos tempranos tiempos encontramos menciones también en Epifanio, que se opone a un grupo liderado por una profetisa llamada Quintila, donde las mujeres eran obispos y presbíteros, lo cual para él es una herejía bajo el argumento como si no hubiese diferencia de naturaleza (Adversus Haereses 49,2). Justamente la oposición y anatema que lanzan estos escritores sobre los ministerios femeninos de las iglesias, son la evidencia más fuerte de cómo esa práctica antigua existió y fue reprimida con el paso del tiempo.
(....)

Pero durante siglos se intentó eliminar cualquier vestigio relativo al protagonismo de las mujeres en el cristianismo de los primeros siglos. Un ejemplo de esta manipulación puede encontrarse en la basílica de Roma dedicada a las santas Pudenciana y Práxedes, en la Via Urbana 160, en la que entre otros antiguos mosaicos, existe uno en la capilla de S. Cenón, donde aparecen representadas cuatro mujeres; una es María, la madre de Jesús, las otras dos son los rostros de las santas a quienes está dedicada la iglesia, pero la cuarta es una mujer cubierta con un velo y tiene una aureola cuadrada alrededor de la cabeza, y posee una inscripción que dice: Theodora episcopa. Alguien con celo misógino, deseando suprimir una tan evidente referencia, raspó las dos últimas letras del nombre intentando evitar que se leyese claramente el nombre femenino, y sugiriendo que era el de Theodoro, nombre de varón, pero por ignorancia mantuvo episcopa, que es el femenino de obispo, mientras que el masculino en latín es episcopus, permitiendo reconocer esta referencia al obispado de la tal Theodora.

Por Pablo Blanco
Fuente: ForoCristiano.com.

esteve-pal-cat
08-02-2004, 17:44
Te hago una pregunta obligada, Maripaz: ¿¿¿eres una persona o eres una copiadora???.
Con perdón, pero, creo que ya me entiendes perfectamente.

No veo utilidad alguna con avasallamiento mediante voluminosa metralla.

En otras épocas solian ser piedras de catapulta pero en nuestros tiempos suelen ser libros a toneladas. Saludos.

Maripaz
08-02-2004, 18:07
Te hago una pregunta obligada, Maripaz: ¿¿¿eres una persona o eres una copiadora???.
Con perdón, pero, creo que ya me entiendes perfectamente.

No veo utilidad alguna con avasallamiento mediante voluminosa metralla.

En otras épocas solian ser piedras de catapulta pero en nuestros tiempos suelen ser libros a toneladas. Saludos.



No incumplo ninguna norma del foro, si no te interesa, simplemente no la leas.


Si no te interesan estudios serios de la Escritura, puedes ir a escuchar las fábulas y cuentos de viejas de la iglesia de Roma sobre vírgenes y santos, que esos si te gustan y te los crees.

luigi2
09-02-2004, 01:00
existen desde luego otros factores de indole social, que influyen para que los varones tomen de manera enardecida la postra de prohibir y restringir el acceso al pulpito y a otras labores en la iglesia a las mujeres

me refiero al machismo y al misoginismo, que parecerian ser iguales pero no lo son
en muchos hombres esta el temor a verse desplazados por las mujeres tanto en el hogar ,como en el empleo y no digamos la iglesia
el tener y retener una posicion ministerial, les da la sensacion de poder,prestigio y eleva su auto-estima

por eso el verse desplazado por otros hombres y mas aun por mujeres les hace tomar acciones nada cristianas

ademas que pre-dispone cuando se estudia este tipo de temas pues la intencion del estudio es reforzar la propia opinion y no llegar a la verdad de las cosas.........(y aceptar el veredicto final)

.................................................. .................................................. ..

sali de un grupo que tomama muy en serio el prohibir a la mujer todo tipo de participacion en la iglesia

obviamente como era la unica version de la "verdad" que habia oido, pense que era toda la verdad

pero al estudiar el fenomeno del misoginismo me abrio el entendimiento a muchas razones OCULTAS OCUL-TAS que estan detras del CELO mas aparentemente escritural

y ejemplos no me faltaron pues vivo en mexico tierra de machos
y en una ciudad de donde se originan los "mariachis" el tipico ideal del hombre mexicano....hombre dado al vino, con muchas mujeres, golpeador de hombres y mujeres por igual

.................................................. ..................................................

ademas un hombre genuino no nesecita tener a alguien de tapete para que su valia como persona aumente o se sostenga

ser macho es ser cobarde :asustado:

siviembre
09-02-2004, 13:06
Escrito por MariPaz:

Si no te interesan estudios serios de la Escritura, puedes ir a escuchar las fábulas y cuentos de viejas de la iglesia de Roma sobre vírgenes y santos, que esos si te gustan y te los crees.
Tranqui, colega.
A ver... ¿Esto lo has dicho desde el amor de Dios?

Escrito por Luigi2:

me refiero al machismo y al misoginismo, que parecerian ser iguales pero no lo son en muchos hombres esta el temor a verse desplazados por las mujeres tanto en el hogar ,como en el empleo y no digamos la iglesia el tener y retener una posicion ministerial, les da la sensacion de poder,prestigio y eleva su auto-estima
No todos los hombres son iguales, pero tienes razón Luigi2, pero no por la condición de ser hombres y no mujeres.
En estos momentos en la sociedad el hombre es más poderoso, de forma individualizada su egoismo crece, cada vez se aleja más de los otros, es como la corrupción del poder. Y lucha cruelmente para no perder su posición. (En algunos casos, claro)

Hay que actuar para que lo que impere sea la voluntad de Dios, y no nuestros intereses egoistas.

Que el Señor os bendiga a todos.

Maripaz
10-02-2004, 20:51
Tranqui, colega.
A ver... ¿Esto lo has dicho desde el amor de Dios?

Está dicho desde la verdad, que muchas veces es tan cruda como dura.

oscar ernesto
08-03-2004, 18:25
Por qué las iglesias que dicen aceptar el consejo bíblico, no le hacen caso a Pablo quien dijo NO PERMITIR que la mujer hablase en público,que si quería saber alguna cosa que preguntase en casa? Digo más, en las sinagogas judías ANTES del Cristianismo no había eso de mujeres hablando en público! Las que actuaban como profetizas eran excepción que confirmaba la regla. Y, Pablo, incluso cuando habla de la oración afirma que la mujer debía orar usando un velo en la cabeza por señal de respeto a los ángeles. Si supieran el POR QUÉ de estas leyes entenderían que no se trataba de simple chauvinismo (1 Corintios 11:2 al 16). Si entendieran por qué a los sacerdotes se les prohibía cortar la barba o dejarse crecer el cabello largo (excepto los que hacían el voto de nazir de Samsón...no confundir con Nazareno de Nazaret), por qué la descripción del Anciano de Días barbado y CÓMO LA NATURALEZA ENSEÑA -citando Pablo- que es una deshonra para el hombre usar cabello largo (mientras que la mujer por razones importantes no tiene barba), entonces entenderían eso y Apocalipsis 9:8. Hasta no entender, continuarán las mujeres protestantes enseñado como si fuesen hombres y usando cabello corto o ignorando usar velo. No han entendido todavía que el mundo material o denso es apenas un reflejo de la realidad divina? Por qué creen ustedes que Pablo habló estas cosas? Simplemente porque se le ocurrió en la cabeza? Por qué creen que las 613 leyes mosaicas tenían tantos datos específicos sobre vestimentas de sacerdotes, medidas del tabernáculo y templo, materiales, diseños, etc? Para entretener o servir de símbolos que las iglesias consideran apenas "simbólicas" por falta de conocimiento del judaísmo? Yo, no voy a responder tampoco. Apenas deseo agudizar la curiosidad probablemente de un puñado de lectores en este fórum. El resto va a odiarme, claro!:SLK: Mujeres de cabello corto y sin velo, predicando al público, oídme y odiadme!

daniel23
08-03-2004, 22:24
cita:
El resto va a odiarme, claro! Mujeres de cabello corto y sin velo, predicando al público, oídme y odiadme!

lastima que ya estan acostumbrada a los ataques que usted ha hecho, asi que creo, ni siquiera tomaran en cuenta su comentario, en este foro repetidas veces se toca el tema.

le recomiendo vaya a estudios biblicos en esta página, hay uno muy bueno respecto a este tema.

:Sinking:

lulis
11-03-2004, 07:00
Oscar Ernesto:

Oirle (o leerle) no es fácil, odiarle si lo es. Pero no se trata de una carrera política para ver quien gana menos votos, ni tampoco hay premio al más simpatico de todos. Pero tampoco le vamos a odiar, no lo creo, simplemente comprender que en esta vida hay diferentes niveles espirituales.

Obviamente a usted le enseñaron lo que ha hablado, pero mi amigo, parece no recordar que ya no estamos bajo la ley, sino que estamos bajo la gracia. Y no depende exactamente de como ud. vea la situación, ni tampoco esto estorba para la proclamación del evangelio, ni es pretexto para amordazar a todas las mujeres, en sus casas. Si las mujeres deben sujetarse a sus maridos, los hombres deben sujetarse a sus mujeres, lo recuerda?

Que facil le parece a usted sacar los textos de su contexto, y dese cuenta en qué momento dijo Pablo lo que dijo, y aun con todo, es una órden para judios no para gentiles, pero esta bien, siga buscando a mujeres calladitas, con la falda hasta los tobillos el pelo bien largo, pero más vale que sea ud. descendiente de los judios para que este justificada su falta de misericordia hacia las hermanas redimidas que libremente, predican el evangelio. O que nos dira de las palabras de Jesucristo, la gran comisión, le toca solo a los varones? dónde dice eso?
¿No dice más bien la palabra de Dios que todos somos iguales?

Lo bendigo en el nombre de Cristo Jesus.

Lulus. :pconfetti

arcangel_1210
11-03-2004, 12:02
para los hermanos que opinaron a favor de que la mujer deve ministrar por que dice pablo que la mujer calle en las congregasiones y por que cristo no tuvo apostoles mujeres por que en la biblia no hay registro de una mujer predicando

lulis
11-03-2004, 17:57
Arcangel 1210:

Dios te bendiga.

Tu buscas evidencia biblica de que la mujer haya ministrado? Qué acaso nunca ha orado por ti una mujer, nunca se ha dolido contigo una mujer? nunca has estudiado la Palabra con una mujer?

Independientemente de lo anterior, lo cual sería bastante lamentable, el hecho de que ninguna mujer te haya ministrado en el Señor, el querer imponer silencio a las mujeres, por el solo hecho de ser mujeres, se llama discriminación, y aunque Pablo dijo, - no permito que las mujeres enseñen - el mismísimo Pablo tenía por seguro, que no es que no pudieran hacerlo, porque el negarselos en ése momento y en ése lugar, se debio a rencillas ocasionadas por mujeres inmaduras, ¿y porque digo esto?

Porque en Galatas dice el mismo Pablo:

"Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo, pues todos sois hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús; porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos.

Ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer; porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús.
Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa." Galatas 3:25-29

¿Se contradijo? No, no lo hizo, resulta que aqui el contexto es otro, y ciertamente delante del Señor ya no hay hombre ni mujer, ni Judio ni griego,
¿porque?

Porque estamos revestidos de Cristo, tanto las mujeres como los hombres.

DTB Lulis. :pangel7:

arcangel_1210
17-03-2004, 11:49
hola lulis yo no estaba hablando de que una mujer no puede orar por mi claro que puede es mas la mujer ora con mas corason que el hombre clama a Dios con todo corason pero yo dije de predicar en las iglesias yo me base en la biblia porque he buscado y no encuentro en ningun lado una mujer predicando mucho menos que fuera pastora. thanks :angel:

Gallego
17-03-2004, 12:04
ARTÍCULO 2.- 1. Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS

ASAMBLEA GENERAL DE LAS NACIONES UNIDAS

10 DE DICIEMBRE DE 1948

arcangel_1210
18-03-2004, 11:45
hola gallego una pregunta? es la o.n.u. la biblia?... :Noooo:

veterocatolico
21-03-2004, 09:47
no no noooo no debe ser ministro, y mucho menos sacedote,

Bulturido
10-04-2004, 14:58
Hum... La vocación por cuestión genética... Está bien, sí. Son, pues, las gónadas las que hacen decidir a Dios quién puede o no presidir las celebraciones...

Gal 3, 28-29:

"Ya no hay diferencia entre judío y griego, entre esclavo y hombre libre, entre varón y mujer, pues todos sois uno solo en Cristo Jesús. Y si pertenecéis a Cristo sois, por lo tanto, la descendencia de Abraham; sois los herederos en los que se cumplen las promesas de Dios."


Claro que, a lo mejor, sí que hay diferencia, y que hay herederos y herederos... Y, a lo mejor, tener genes XX en vez de XY es lo definitivo a la hora de ser objeto de las promesas o las llamadas de Dios...

Claro que, en este plan, Jesús nunca hubiera podido presidir una celebración, pues como laico no le hubiera sido permitido...

O, a lo mejor, la Palabra sirve para confirmar sólo lo que uno opina, y resulta que ni Febe, ni Junias, ni Priscila eran lo que eran... Ni las hijas de Felipe...

Bulturido
10-04-2004, 16:17
Cuando concluímos de la elección de los Doce que sólo los varones pueden ser "apóstoles" lo hacemos tomando como criterio el sexo de los elegidos. Es un criterio, desde luego . Pero, ¿porqué sólo éste? Es más, ¿porqué éste y no otro? Porque leemos desde una posición androcéntrica y suponemos que la coincidencia en el sexo es relevante. Pero en su elección hay más elementos utilizables como criterios de selección... Veamos:


- Sólo pueden ser presidentes y obispos los que sean varones, pues así los eligió el Señor.

- A partir de ahora, todos los presidentes y obispos habrán de ser escogidos de entre los judíos conversos al cristianismo, como de hecho lo fueron los apóstoles.

- A partir de ahora, sólo serán aceptados como obispos los que provengan de las siguientes profesiones: pescadores, recaudadores de impuestos, tejedores, "sus chapuzas" y hum... algo que se parezca a los zelotes... guerrilleros.

- Sólo podrán ser obispos aquellos nacidos, además, en las regiones de Asia Menor.

- Sólo podrán ser elegidos obispos los nacidos a principios del siglo I de nuestra era.

- Sólo podrán ser obispos si se llaman Simón, Mateo, Juan, Judas, etc....

- Sólo podrán ser escogidos como cabeza de la Iglesia (Pedro) aquellos que hayan tenido una suegra con fiebre


Razones para justificar esto:

- Jesús pudo haber elegido a gente de otro sexo, pero no lo hizo.

- Jesús pudo haber elegido a gentes de otras profesiones, pero no lo hizo.

- Jesús pudo haber elegido a gentes provenientes de otros credos de la zona, pero no lo hizo.

- Jesús pudo haber elegido a gentes nacidas fuera de Palestina, pero no lo hizo.

-Jesús pudo haber escogido a otros con otras condiciones y circunstancias, pero, de hecho, no lo hizo

Por tanto, y en virtud de que pudo haberlo hecho, pero no lo hizo, queda demostrado con el argumento de la elección que sólo los que cumplan los anteriores requisitos pueden ser obispos y presidentes legítimos.

Si éste es el tipo de razonamiento que se hace para justificar que las mujeres no están llamadas por Dios a la vocación del orden o a la presidencia, pues a cumplirlo a rajatabla. ¿No? La relevancia del sexo como criterio de elección es previamente decidido como válido, pues. No es conclusión necesaria.

xaviera
10-04-2004, 18:00
undefinedundefinedundefined Hola a todos!

Si un hombre o una mujer ministraran o sea sirvieran al Señor, en su iglesia sin estar llenos del Espiritu Santo serìa nefasto. El requisito bìblico es estar llenos del Espiritu de Dios. Se le sirve a El, y se refleja en las obras dentro de la iglesia.
Ministro es servidor. Ministra es servidora. Sin hacer las cosas en Su Nombre, es una insensatez.
Todo hacedlo en el Nombre de Dios.
Otro punto, es de la Ley a la Gracia. Incluso nuestro trato con los hermanos y hermanas en el Señor.

Que solo la Gracia de Dios sea la que mueva nuestros pensamiientos. Tenemos que tener el mismo pensamiento, dijo el Señor. ¿Es nuestro pensamiento uno en El? ¿Nos mueve la Gracia del Señor cuando hablamos de èste o de èsta?
Si volviera hoy, Jesùs, y nos pillara ministrando (sirviendo ) a todos, hombre y mujeres, en Su Nombre, estarìa contento y nos dirìa "buen siervo, fiel" ?

Hermanos, que la Ley se cumpla, bajo la Gracia...

He leido varios mensajes.... unos estàn sometidos o bajo la Ley y otros bajo la Gracia...
Tenemos que estar SIEMPRE bajo la Gracia, para poder hacer las cosas gratas a Dios y Su Cristo... Que el Espiritu Santo entre en todas las iglesias del mundo y nos llene de sabidurìa y apremio por la Causa de Jesùs, Señor nuestro...
Tenemos que hacer las cosas que el Espiritu Santo nos da para hacer, aquellas en las cuales tambien nos da los dones. Al que le da poder y don de prèdica, pues que lo use, en Su nombre. Al que le da poder y don de enseñanza, pues, que lo use en Su Nombre. Que al que le da el poder de enseñanza, no lo va a mandar a cantar. Confiemos en que Dios sì sabe lo que hay en el corazòn d e cada uno de nosotros, y dejemos que El mismo, instruya a sus hijos e hijas, para que ministren, (sirvan), en donde El mismo lo desee.
Que nuestros afanes no entorpezcan los deseos del Señor.
Que la Gracia d el Señor Jesuscristo descienda sobre nosotros, sus servidores...

un gran beso para ustedes...en e l Señor...

Gracias Señor por este sitio y bendìcenos Señor...y perdona nuestra bajeza...

xaviera

¡¡¡¡Ven Señor Jesùs !!!

tachdjian
21-03-2005, 08:16
¿No es clara La Biblia respecto a este punto?
¿Qué tiene de difícil entender lo que Pablo escribió, en 1 Timoteo 2;12 y 1 Corintios 14:33-35,donde claramente se prohíbe a la mujer enseñar?
Quieren saber qué es Babilonia?:esto mismo,en lugar de ver lo que dice la Palabra de Dios, (¿o vamos a dudar que estos hombres fueron inspiradop por el Espíritu de Dios en lo que escribieron?) empezamos a poner nuestros pensamientos.