PDA

Versión completa : ¿ES LA SALVACION UN ASUNTO PARA DISCUTIR SI SE PIERDE O NO SE PIERDE?



mexi
03-04-2009, 15:32
CREO QUE MUCHOS CRISTIANOS ESTAMOS NECESITADOS ESPIRITUALMENTE DE TENER UN CLARO ENTENDIMIENTO DE LAS ESCRITURAS, Y CON RESPECTO A QUE LA SALVACION SE PIERDE O NO SE PIERDE, SE HAN CREADO
POSTURAS QUE NO TRAEN UN MENSAJE DE VIDA PARA EL QUE OYE ESTAS DISCUSIONES.

¿CUAL ES SU BASE BIBLICA Y EXPERIENCIA PARA DECIR QUE LA SALVACION SE PIERDE?

¿OH CUAL ES SU BASE BIBLICA Y EXPERIENCIA PARA DECIR QUE LA SALVACION NO SE PIERDE?

VEAMOS PUES LAS BASES BIBLICAS Y EXPERIENCIAS EN ESTE SENTIDO.

GRACIAS POR SU APORTACION

mexi
03-04-2009, 20:59
Bueno, espero que los que estan seguros que la salvacion se pierde, atrevanse a probarlo con las escrituras, y lo mismo para los que piensan que la salvacion no se pierde. Ahora el asunto no es de opiniones sino de demostrar con las escrituras y la revelacion de ellas lo que es verdaderamente la salvacion

mexi
06-04-2009, 06:22
Creo que si tocamos este asunto de la salvacion, muchas personas seran beneficiadas en el aspecto de la seguridad de la salvacion.

¿Hay alguno que pueda decirnos Biblicamente lo que es la salvacion como una realidad y decirnos la luz que se tenga en cuanto a este tema?

horizonte-71
06-04-2009, 08:02
La salvación sí puede perderse por culpa nuestra.

Te daré un ejemplo -quizá burdo- que podría ayudar a entender mejor la cosa.

Supongamos que mi papá es un rico empresario, y yo un estudiante universitario de fideología, más o menos revoltoso, pero que está avanzando en su carrera.

Mi papá me ha ofrecido regalarme un coche nuevo si consigo titularme... cosa que logro después de mucho estudiar.

Ya con coche nuevo, salgo los primeros días y disfruto de mi regalo... hasta que un día, por una acción irresponsable mía, estrello el coche contra un árbol... Pérdida total... Y lo peor, en el accidente pierdo la vida...

¿Has leído el relato de las diez vírgenes o de la fiesta de bodas? En estos relatos hallarás claras evidencias de que la salvación sí puede perderse.

mexi
06-04-2009, 22:19
Horizonte-71. Dios nuestra paz

Aprecio que contestes a este epígrafe, mas no quiere decir que este de acuerdo con tu concepto, y me gustaría ver lo que la Biblia nos dice al respecto y cual es nuestra experiencia en la salvación.
-----------------------------------------------------------------

(Tu dices: La salvación sí puede perderse por culpa nuestra.)

Cuando el Señor te salva, no importa en la situación que estes o como eres, El lo hace por su Gracia, y no por nuestros meritos o desmeritos.

La Biblia dice:
Efesios 2:8 - 9 porque por gracia sois salvos por la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios: No por obras para que nadie se gloríe.

Bueno esto quiere decir que que si la salvacion no es por obras, ¿porque la vas a perder por las obras buenas o malas que haces? si no es por obras.

Te daré un ejemplo -quizá burdo- que podría ayudar a entender mejor la cosa.
Supongamos que mi papá es un rico empresario, y yo un estudiante universitario de fideología, más o menos revoltoso, pero que está avanzando en su carrera.

Mi papá me ha ofrecido regalarme un coche nuevo si consigo titularme... cosa que logro después de mucho estudiar.

Ya con coche nuevo, salgo los primeros días y disfruto de mi regalo... hasta que un día, por una acción irresponsable mía, estrello el coche contra un árbol... Pérdida total... Y lo peor, en el accidente pierdo la vida...

Bueno la Salvación viene de Dios y depende de Dios, nunca ha dependido de ti, quien te la dio, la sostiene, porque poder tiene para hacerlo.

¿Has leído el relato de las diez vírgenes o de la fiesta de bodas? En estos relatos hallarás claras evidencias de que la salvación sí puede perderse.

¿Y quien dice que este pasaje se refiere a la salvacion de Dios para condenacion oh vida eterna?

Las 10 son virgenes, pertenecen al pueblo de Dios, todas durmieron (Esto nos habla de la muerte, aquí la palabra dormir es muerte, es decir todas murieron, pero en vida no todas hicieron provision para disfrutar la recompensa de Dios, por lo cual no entraron al disfrute del Reino de los cielos, pues es solamente para los vencedores, pero esto no tiene que ver con la condenacion eterna.

horizonte-71
09-04-2009, 01:24
Está bien, si tu corazón se sabe salvo por gracia, no la descuides.

¿Recuerdas porqué el patriarca Moisés NO entró a la tierra prometida?

Con esto no deseo contravenir tu fe, sino más bien trato de ayudarte a tener más certidumbre. Las cosas no son lo que parecen.

Gilvis
10-04-2009, 07:32
Para contestarte que la salvación no se pierde copio aquí el capítulo 18 de la Confesión de Fe de Westminster.

DE LA SEGURIDAD DE LA GRACIA Y DE LA SALVACIÓN

A. Aunque los hipócritas y otros hombres no regenerados pueden vanamente engañarse a sí mismos con esperanzas falsas y presunciones carnales de estar en el favor de Dios y en estado de salvación, (1) cuya esperanza perecerá, (2) sin embargo, los que creen verdaderamente en el Señor Jesús y le aman con sinceridad, esforzándose por andar con toda buena conciencia delante de El, pueden en esta vida estar absolutamente seguros de que están en el estado de gracia, (3) y pueden regocijarse en la esperanza de la gloria de Dios; y tal esperanza nunca les hará avergonzarse. (4)

(1) Job 8:13, 14; Mi. 3:11; Dt. 29:19; Jn 8:41
(2) Mt. 7:22, 23; Job 8:12
(3) 1 Jn 2:3; 5:13; 3:14, 18, 19, 21, 24
(4) Ro. 5:2,5

B. Esta seguridad no es una mera persuasión presuntuosa y probable, fundada en una esperanza falible; (1) sino que es una seguridad infalible de fe basada en la verdad divina de las promesas de salvación, (2) en la demostración interna de aquellas gracias a las cuales se refieren las promesas, (3) en el testimonio del Espíritu de adopción testificando a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios. (4) Este Espíritu es la garantía de nuestra herencia, y por el cual somos sellados hasta el día de la redención. (5)

(1) Heb. 6:11,19
(2) Heb. 6:17, 18
(3) 2 P 1:4, 5, 10, 11; 1 Jn 2:3; 3:14; 2 Co. 1:12
(4) Ro. 8:15,16
(5) Ef. 1:13, 14; Ef. 4:30; 2 Co 1:21,22


C. Esta seguridad infalible no corresponde completamente a la esencia de la fe, sino que un verdadero creyente puede esperar mucho tiempo y luchar con muchas dificultades antes de ser participante de tal seguridad. (1) Sin embargo, siendo capacitado el creyente por el Espíritu Santo para conocer las cosas que le son dadas gratuitamente por Dios, puede alcanzarlas sin una revelación extraordinaria por el uso correcto de los medios ordinarios. (2) Por eso es el deber de cada uno ser diligentes para asegurar su llamamiento y elección, (3) para que su corazón se ensanche en la paz y en el gozo del Espíritu Santo, en amor y gratitud a Dios, y en la fuerza y alegría de los deberes de la obediencia, que son los frutos propios de esta seguridad. (4) Así de lejos está esta enseñanza de inducir a los hombres a la negligencia. (5)

(1) Is. 50:10; 1 Jn 5:13; Mr 9:24; Sal. 88; 77:1-12
(2) 1 Co 2:12; 1 Jn 4:13; Heb. 6:11, 12; Ef. 3:17,19
(3) 2 P. 1:10
(4) Ro 5:1, 2,5; 14:17; 15:13, Sal. 1991:32; 4:5, 7; Ef. 1:3,4
(5) 1 Jn 2:1,2; Ro 6:1,2; Tit 2:11, 12, 14; 2 Co 7:1; Ro 8:1,12; 1 Jn 3:2,3; Sal 130:4; 1 Jn 1:6,7


D. La seguridad de la salvación de los verdaderos creyentes puede ser, en diversas maneras, zarandeada, disminuida o interrumpida, por la negligencia en preservarka, por caer en algún pecado especia, que hiera la conciencia y contriste el Espíritu, por alguna tentación repentina o vehemente, por retirarles Dios la luz de su rostro y permitiendo, aun a los que le temen, (1) que caminen en tinieblas, y que no tengan luz. Sin embargo, nunca quedan totalmente destituidos de aquella simiente de Dios, y de la vida de fe, de aquel amor de Cristo y de los hermanos, de aquella sinceridad de corazón y conciencia del deber. De todo lo cual, por la operación del Espíritu, esta seguridad puede ser revivida en su debido tiempo, (2) y por todo lo cual, mientras tanto, los verdaderos creyentes son sostenidos para que no caigan en la desesperación total. (3)

(1) Cnt 5:2,3,6; Sal. 51:8,12,14; Ef. 4:30, 31; Sal 77:1-10; Mt 26:69-72; Sal 31.22; 88; Is. 50:10
(2) 1 Jn 3:9; Job 13:15; Lc. 22:31; Sal 73:15; 51:8, 12; Is. 50:10
(3) Mi 7:7-9; Jer 32:40; Is 54:7-10; Sal 22:1; 88


saludos hermanos :)