PDA

Versión completa : Rosario irresistible al Sagrado Corazón de Jesús



Almoni
25-06-2013, 20:20
Agradezco a la hermana Ester por haberlo compartido conmigo.



Oración del Alma de Cristo (Anima Christi)



Alma de Cristo, santifícame!

Corazón de Cristo, enciéndeme!

Cuerpo de Cristo, sálvame!

Sangre de Cristo, enbriágame!

Agua del costado de Cristo, lávame!

Pasión de Cristo, confórtame!

Oh! buen Jesús, óyeme!

Dentro de tus llagas escóndeme!

No permitas que me separe de Ti!

Del enemigo maligno defiéndeme!

En la hora de mi muerte llámame!

Y mándame que venga a Ti

para alabarte con tus Santos,

por los siglos de los siglos. Amén.




Se comienza con la señal de la Cruz, cada oración se repite diez veces, se reza un Padre Nuestro, un Ave María y un Gloria.



1. Señor que dijiste: "todo el que pide, recibe; el que busca, encuentra; y al que llama, se le abrirá." Yo busco, yo llamo y pido esta gracia.


2. Señor que dijiste: "todo lo que pidan al Padre en mi Nombre, él se los concederá." Al Padre y en tu Nombre pido esta gracia.


3. Señor que dijiste: "los cielos y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán." Dulce Jesús mío, concédeme esta gracia.


4. Señor que dijiste: "Yo soy el amor, la luz y la paz." Dame la paz, la salud y la tranquilidad en el hogar.


5. Señor que dijiste: "Todo el que cree en Mi se salvará." En Ti creo y de Ti espero la salvación de mi alma.



Se finaliza con el Credo.



Hagan lo que hagan, no descuiden su oraciones. Dios nos bendice.

rey pacifico
25-06-2013, 20:35
¡Ave María purísima! ¡y sin pecado concebido! según saludo de los gauchos al entrar al rancho del vecino en la Pampa pero la verdad que María es un sierva con pecado concebido porque nació de Padre y Madre y Dios mismo dice que no hay ni uno justo y todos se desviaron y que hay un solo camino a la vida y es Jesucristo y todo lo demás lo agregaron malos hombres escudándose en la falsa tradición apostólica y aquí como enseño VERDADERAMENTE orar Jesús
Mateo 6.
6 Mas tú, cuando ores, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.
7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos.
8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.
9 Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre.
10 Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra.
11 El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.
12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.


Mis bendiciones.

Almoni
28-06-2013, 06:48
¿Te parece que estas son vanas repeticiones?



Dios te bendice.

maxicastag
28-06-2013, 06:50
"Sangre de Cristo, enbriágame!"

¡Que tontería mas grande!

Caminante_7
28-06-2013, 15:05
Uuh eso lo recitamos al final de cada misa por acá.

Almoni
03-08-2013, 08:53
UP



Gracias Esther, Su bendición está contigo.

Kungens Ester
03-08-2013, 09:04
UP



Gracias Esther, Su bendición está contigo.

amado hermano - amor - pido en el Santo nombre de Cristo nuestro Señor
....que en tu caso y con tus oraciones se cumpla en tu ser, en tu vida y en tu corazon - lo que tu boca pide.... si tu corazon al hacer eso (pide tu boca) anhela en llantos y lagrimas que se cumpla.


Asi sea
y si asi lo deseas pidelo conmigo ya que donde dos estan reunidos - alli esta Cristo en nuestro medio

Kungens Ester
03-08-2013, 09:54
"Sangre de Cristo, enbriágame!"

¡Que tontería mas grande!


tu tambien convierte te ya que evidentemente ni conoces las Escrituras ni lo que significan diciendo lo que dices ya que se refiere a esto:

Hechos de los Apóstoles


<tbody>
2,1: Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos reunidos. 2,2: De repente vino del cielo un ruido, como de viento huracanado, que llenó toda la casa donde se alojaban.
2,3: Aparecieron lenguas como de fuego, que descendieron por separado sobre cada uno de ellos. 2,4: Se llenaron todos de Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas extranjeras, según el Espíritu les permitía expresarse.
2,5: Residían entonces en Jerusalén judíos piadosos, venidos de todos los países del mundo. 2,6: Al oírse el ruido, se reunió una multitud, y estaban asombrados porque cada uno oía a los apóstoles hablando en su propio idioma. 2,7: Fuera de sí por el asombro, comentaban:
—¿Acaso los que hablan no son todos galileos? 2,8: ¿Cómo es que cada uno los oímos en nuestra lengua nativa? 2,9: Partos, medos y elamitas, habitantes de Mesopotamia, Judea y Capadocia, Ponto y Asia, 2,10: Frigia y Panfilia, Egipto y los distritos de Libia junto a Cirene, romanos residentes, 2,11: judíos y prosélitos, cretenses y árabes: todos los oímos contar, en nuestras lenguas, las maravillas de Dios.
2,12: Fuera de sí y perplejos, comentaban:
—¿Qué significa esto?
2,13: Otros se burlaban diciendo:
—Han tomado demasiado vino.



</tbody>

el hecho que recibes - como los judios - el Santo Espiritu como premicias y te sientes - como sus profetas tambien en el AT - movido por El no significa que tu todavia hayas recibido el Santo Esprititu de la Verdad = de Cristo... - no presumas de saber o ser algo a lo que todavia no has llegado hermano ... sino sea humilde y humillate ante Dios tu Salvador y El te llevara a entender todo lo que todavia no sabes ni entiendes...
sabes que he pedido por ti - y lo que hace falta es tu buena voluntad hermano... y tu apertura ante la Verdad... no Le nieges a Cristo tener todo acceso a ti sino pide para que Asi Sea!

Kungens Ester
03-08-2013, 10:01
Y hermano Maxi.... debes de entender que los hombres que iban con Jesucristo y aprendieron de El ya tenian lo que tenian todos los Elegidos - el Santo Espiritu - y habian aprendido lo Escrito mediante Cristo y habian visto sus Hechos y tambien sus milagros y Señales... PERO no habian recibido todavia lo que muchos cristianos piensan ya tienen ... pero donde solo tienen las premicias del E.S... y es Eso:

16,6: Lo que les he dicho los ha llenado de tristeza; 16,7: pero les digo la verdad: les conviene que yo me vaya. Si no me voy, no vendrá a ustedes el Defensor, pero si me voy, lo enviaré a ustedes. 16,8: Cuando él venga, convencerá al mundo de un pecado, de una justicia, y de una sentencia: 16,9: el pecado, que no han creído en mí; 16,10: la justicia, que yo voy al Padre y no me verán más; 16,11: la sentencia, que el príncipe de este mundo ya ha sido condenado.
16,12: Muchas cosas me quedan por decirles, pero ahora no pueden comprenderlas.16,13: Cuando venga él, el Espíritu de la verdad, los guiará hasta la verdad plena. Porque no hablará por su cuenta, sino que dirá lo que ha oído y les anunciará el futuro.
16,14: Él me dará gloria porque recibirá de lo mío y se lo explicará a ustedes. 16,15: Todo lo que tiene el Padre es mío, por eso les dije que recibirá de lo mío y se lo explicará a ustedes.

alfageme
03-08-2013, 16:01
The World Book Encyclopedia comenta lo siguiente:Las sartas de cuentas para oraciones son de origen antiguo y probablemente los budistas fueron los primeros en utilizarlas. Tanto budistas como musulmanes las utilizan en sus oraciones.The Catholic Encyclopedia reconoce que las sartas de cuentas para oraciones eran universalmente conocidas por los no cristianos durante siglos y se utilizaban mucho antes de que la Iglesia católica adoptara el uso del rosario.
El rosario de la Bendita Virgen María,se remonta al siglo XII E,C.y la forma definitiva la adquirió en el siglo XV.

Jorge Enrique
03-08-2013, 20:22
Cada cual según su fe...


“Reza, espera y no te preocupes.
La preocupación es inútil.
Dios es misericordioso y escuchará tu oración...
La oración es la mejor arma que tenemos;
es la llave al corazón de Dios.
Debes hablarle a Jesús,
no solo con tus labios sino con tu corazón.
En realidad, en algunas ocasiones debes hablarle solo con el corazón...” -Padre Pío

Yo prefiero seguir la enseñanza del Padre Pío.......

Vino Tinto
03-08-2013, 20:29
TEXTO COMPLETO: Meditación del Papa Francisco al culminar el rezo del Santo Rosario

VATICANO, 31 May. 13 / 03:34 pm (ACI).- Queridos hermanos y hermanas,

Esta tarde hemos rezado juntos el Santo Rosario; hemos recorrido algunos acontecimientos del camino de Jesús, de nuestra salvación y lo hemos hecho con aquella que es nuestra Madre, María. Aquella que con mano segura nos conduce a su Hijo Jesús.

Hoy celebramos la fiesta de la Visitación de la Beata Virgen María a la pariente Isabel. Querría meditar con ustedes este misterio que muestra como María afronta el camino de su vida, con gran realismo, humanidad, concreción.

Tres palabras sintetizan la actitud de María: escucha, decisión, acción; palabras que indican un camino también para nosotros frente a lo que nos pide el Señor en la vida.

1.-Escucha. ¿De dónde nace el gesto de María de ir a su pariente Isabel? De una palabra del ángel de Dios: "También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez"… (Lc. 1,36). María sabe escuchar Dios. Atención: no es un simple "oír" superficial, sino es “la escucha”, acto de atención, de acogida, de disponibilidad hacia Dios. No es el modo distraído con el cual nosotros nos ponemos delante del Señor o ante los otros: oímos las palabras, pero no escuchamos realmente. María está atenta a Dios, escucha a Dios.

Pero María escucha también los hechos, es decir lee los acontecimientos de su vida, está atenta a la realidad concreta y no se para en la superficie, sino que va a lo profundo, para captar el significado. La pariente Isabel, que es ya anciana, espera un hijo: éste es el hecho. Pero María está atenta al significado, lo sabe comprender: "porque no hay nada imposible para Dios"(Lc. 1,37).

Esto también vale en nuestra vida: escucha de Dios que nos habla, y también escucha de la realidad cotidiana, atención a las personas, a los hechos, porque el Señor está en la puerta de nuestra vida y golpea en muchos modos, pone señales en nuestro camino; está en nosotros la capacidad de verlos. María es la madre de la escucha, escucha atenta de Dios y escucha también atenta de los acontecimientos de la vida.

2. Decisión. María no vive "de prisa", con preocupación, sino, como subraya san Lucas, " María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón" (cfr. Lc 2,19.51). Y también en el momento decisivo de la anunciación del ángel, Ella pregunta: “¿Cómo sucederá esto?” (Lc 1,34).

Pero no se detiene ni siquiera en el momento de la reflexión; da un paso adelante: decide. No vive de prisa, sino sólo cuando es necesario "va sin demora". María no se deja llevar por los acontecimientos, no evita la fatiga de la decisión. Y esto sucede sea en la elección fundamental que cambiará su vida: María dijo entonces: “Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho” (Cfr. Lc 1,38), sea en las decisiones más cotidianas, pero ricas también ellas de sentido.

Me viene en mente el episodio de la bodas de Caná (cfr. Jn 2,1-11): aquí también se ve el realismo, la humanidad, lo concreto de María, que está atenta a los hechos, a los problemas; ve y comprende la dificultad de aquellos dos jóvenes esposos a los que viene a faltar el vino de la fiesta, reflexiona y sabe que Jesús puede hacer algo, y decide dirigirse al Hijo para que intervenga: "Ya no tienen vino" (cfr. v. 3).

En la vida es difícil tomar decisiones, a menudo tendemos a posponerlas, a dejar que otros decidan en nuestro lugar, a menudo preferimos dejarnos arrastrar por los acontecimientos, seguir la moda del momento; a veces sabemos lo que tenemos que hacer, pero no tenemos el coraje o nos parece demasiado difícil porque quiere decir ir contracorriente.

María en la anunciación, en la Visitación, en las bodas de Caná va contracorriente; se pone a la escucha de Dios, reflexiona y busca comprender la realidad, y decide confiarse totalmente en Dios, decide visitar, aun estando embarazada, a la anciana pariente, decide confiarse al Hijo con insistencia, para salvar la alegría de la boda.

3. Acción. María salió de viaje y “fue sin demora”(cfr Lc 1,39). El domingo pasado subrayé este modo de hacer de María: a pesar de las dificultades, las críticas que habrá recibido por su decisión de partir, no se detuvo delante de nada. Y aquí parte "sin demora". En la oración, delante de Dios que habla, en reflexionar y meditar sobre los hechos de su vida, María no tiene prisa, no se deja tomar por el momento, no se deja arrastrar por los acontecimientos.

Pero cuando tiene claro qué cosa Dios le pide, lo que tiene que hacer, no tarda, no retarda, sino que va "sin demora". San Ambrosio comenta: "la gracia del Espíritu Santo no comporta lentitudes" (Expos. Evang. sec. Lucam, II, 19: PL 15,1560). El actuar de María es una consecuencia de su obediencia a las palabras del ángel, pero unida a la caridad: va a Isabel para hacerse útil; y en este salir de su casa, de sí misma, por amor, lleva cuanto tiene de más precioso: Jesús; lleva a su Hijo.

A veces, también nosotros nos paramos a escuchar, a reflexionar sobre lo que deberíamos hacer, quizás también tenemos clara la decisión que tenemos que tomar, pero no pasamos a la acción. Y sobre todo no nos ponemos en juego a nosotros mismos moviéndonos "sin demora" hacia los otros para llevarles nuestra ayuda, nuestra comprensión, nuestra caridad; para también llevar nosotros como María, lo que tenemos de más precioso y que hemos recibido, Jesús y su Evangelio, con la palabra y sobre todo con el testimonio concreto de nuestro actuar.

Escucha, decisión, acción.

María, mujer de la escucha, abre nuestros oídos; haz que sepamos escuchar la Palabra de tu Hijo Jesús entre las mil palabras de este mundo; haz que sepamos escuchar la realidad en la que vivimos, cada persona que encontramos, especialmente aquella que es pobre, necesitada, en dificultad.

María, mujer de la decisión, ilumina nuestra mente y nuestro corazón, para que sepamos obedecer a la Palabra de tu Hijo Jesús, sin titubeos; dónanos el coraje de la decisión, de no dejarnos arrastrar para que otros orienten nuestra vida.

María, mujer de la acción, haz que nuestras manos y nuestros pies se muevan "sin demora" hacia los otros, para llevar la caridad y el amor de tu Hijo Jesús, para llevar, como tú, en el mundo la luz del Evangelio. Amén.