Actitud del cristiano frente a la adversidad


Todos nosotros nos hemos expuestos a situaciones frente a las cuales pensamos que no podemos superarla, y nos resulta dificil recuperarnos de ellas por lo adversas que estas hayan sido, sobre todo en un mundo tan profundamente conmovido y atribulado del cual formamos parte todos. Las tribulaciones que la humanidad esta experimentando, nos afecta en alguna manera, a todos, pero no todos toman la misma actitud frente a un problema o incoveniente, cuando este se presenta; por tal motivo que nos es importante tomar dicha situación de la mejor manera, para no hacer del problema algo mas grande de lo que es, y aprender el como y el porque del problema, que se nos presento, para que despues cuando se presente de nuevo no sea la misma experiencia que nos sucedió antes de la cual no aprendimos nada, llevandonos esto al arrepentimiento.


Es por esto que la "doctrina cristiana", frente a las adversidades que se nos presentan, forman parte clave en la vida de todo cristiano; puesto que la doctrina ni las enseñanzas de cristo vinieron a hacer una carga mas en nuestras vidas, sino por el contrario vinieron a ayudarnos con su sabia sabiduria para que pudieramos aplicarlas en nuestras vidas, y asi ahorrarnos pasar por momentos dificiles. Por supuesto que todos pasamos, en algún momento de nuestras vidas, por momentos dificiles, pero estos pueden ser evitados si hacemos caso a las enseñanzas de Cristo, que con su gran amor nos trajo y asi pudiesemos ser salvos, en el nombre de cristo. Un claro ejemplo de tribulaciones o momentos dificiles que pudieron ser evitados esta en las experiencias del pueblo israelita a lo largo de su historia; estos pudieron haber sido evitados si su pueblo hubiera hecho caso a sus preceptos y mandamiento, no rompiendo la alianza o pacto establecido con ellos. Esto es una constante a lo largo de la historia del pueblo israelita, que tras la desobediencia del pueblo, dios madura un castigo, de acuerdo a las medidas de sus pecados; si el pueblo continúa en su obstinación yendose tras otros dioses, entonces viene sobre ellos un castigo el cual se va incrementando en la medida que el pueblo se aleja de dios.
Una vez llevado a cabo el castigo, viene para el pueblo de dios un periodo de descanso y paz, de ahi la frase despues de la tormenta viene la calma, siempre sucede de esta forma como si fuese un ley de la naturaleza.


La actitud del cristiano de estos dias, debe tener presente esta ley natural que se presenta "desobediencia-maduración del castigo-castigo-restauración", esto no solo se aplica para el pueblo israelita, en todos se aplica, cristianos y no cristianos; conociendo esto lo que debemos hacer es, como se dice, atacar el problema antes que este se nos presente, de esta forma no somos reos de la tribulación que dios manda sobre nuestras vidas, sin olvidar por supuesto que dios siempre nos reprende, de alguna forma en la medida de nuestros pecados, para corregirnos y de esta forma nosotros sabemos que hemos pecado y nos arrepentimos de todo el mal que hayamos hecho, despues de todo no se puede uno corregir sino se arrepiente primero.

En el caso de hallarse en un momento dificil de tribulación, lo primero ante es no desesperarse, para esto es mejor visualizar los momentos de angustia que vivió Jesus mientra estaba en el huerto de Getsemaní, lo primero que hizo fue alejarse de sus discipulos para irse a orar a solas, lo hizo para entrar en comunion con su padre (dios), y no angustiarse mas de lo que ya estaba; lo otro que hizo fue no afrentarse con los sumos sacerdote que venían por el, ahorrandose mas problemas, siempre conservó la calma, como esta escrito: " Él afrentado, no devolvía el unsulto; atormentado, no amenazaba, sino que lo dejaba en manos del que juzga con justicia". De la misma forma nosotros debemos ser, escrito esta: " Sed santos porque yo soy santo", al nosotros no desobedecer la voluntad de dios y al apartarnos de los que hacen mal, nos evitamos el castigo de dios, y el innecesario castigo de los pecadores, porque escrito esta: " El mal anubla el bien".


Sabiendo esto, y por supuesto teniendo en cuenta las enseñanzas de cristo y de las cartas apostolicas, debemos ser intachables en nuestra conducta, para ser hallados dignos de alabanza ante la manifestación de nuestro señor Jesucristo.


Paz y amor a todos los santos y
que el señor los bendiga en abundancia

Todos nosotros nos hemos expuestos a situaciones frente a las cuales pensamos que no podemos superarla, y nos resulta dificil recuperarnos de ellas por lo adversas que estas hayan sido, sobre todo en un mundo tan profundamente conmovido y atribulado del cual formamos parte todos. Las tribulaciones que la humanidad esta experimentando, nos afecta en alguna manera, a todos, pero no todos toman la misma actitud frente a un problema o incoveniente, cuando este se presenta; por tal motivo que nos es importante tomar dicha situación de la mejor manera, para no hacer del problema algo mas grande de lo que es, y aprender el como y el porque del problema, que se nos presento, para que despues cuando se presente de nuevo no sea la misma experiencia que nos sucedió antes de la cual no aprendimos nada, llevandonos esto al arrepentimiento.


Es por esto que la "doctrina cristiana", frente a las adversidades que se nos presentan, forman parte clave en la vida de todo cristiano; puesto que la doctrina ni las enseñanzas de cristo vinieron a hacer una carga mas en nuestras vidas, sino por el contrario vinieron a ayudarnos con su sabia sabiduria para que pudieramos aplicarlas en nuestras vidas, y asi ahorrarnos pasar por momentos dificiles. Por supuesto que todos pasamos, en algún momento de nuestras vidas, por momentos dificiles, pero estos pueden ser evitados si hacemos caso a las enseñanzas de Cristo, que con su gran amor nos trajo y asi pudiesemos ser salvos, en el nombre de cristo. Un claro ejemplo de tribulaciones o momentos dificiles que pudieron ser evitados esta en las experiencias del pueblo israelita a lo largo de su historia; estos pudieron haber sido evitados si su pueblo hubiera hecho caso a sus preceptos y mandamiento, no rompiendo la alianza o pacto establecido con ellos. Esto es una constante a lo largo de la historia del pueblo israelita, que tras la desobediencia del pueblo, dios madura un castigo, de acuerdo a las medidas de sus pecados; si el pueblo continúa en su obstinación yendose tras otros dioses, entonces viene sobre ellos un castigo el cual se va incrementando en la medida que el pueblo se aleja de dios.
Una vez llevado a cabo el castigo, viene para el pueblo de dios un periodo de descanso y paz, de ahi la frase despues de la tormenta viene la calma, siempre sucede de esta forma como si fuese un ley de la naturaleza.


La actitud del cristiano de estos dias, debe tener presente esta ley natural que se presenta "desobediencia-maduración del castigo-castigo-restauración", esto no solo se aplica para el pueblo israelita, en todos se aplica, cristianos y no cristianos; conociendo esto lo que debemos hacer es, como se dice, atacar el problema antes que este se nos presente, de esta forma no somos reos de la tribulación que dios manda sobre nuestras vidas, sin olvidar por supuesto que dios siempre nos reprende, de alguna forma en la medida de nuestros pecados, para corregirnos y de esta forma nosotros sabemos que hemos pecado y nos arrepentimos de todo el mal que hayamos hecho, despues de todo no se puede uno corregir sino se arrepiente primero.

En el caso de hallarse en un momento dificil de tribulación, lo primero ante es no desesperarse, para esto es mejor visualizar los momentos de angustia que vivió Jesus mientra estaba en el huerto de Getsemaní, lo primero que hizo fue alejarse de sus discipulos para irse a orar a solas, lo hizo para entrar en comunion con su padre (dios), y no angustiarse mas de lo que ya estaba; lo otro que hizo fue no afrentarse con los sumos sacerdote que venían por el, ahorrandose mas problemas, siempre conservó la calma, como esta escrito: " Él afrentado, no devolvía el unsulto; atormentado, no amenazaba, sino que lo dejaba en manos del que juzga con justicia". De la misma forma nosotros debemos ser, escrito esta: " Sed santos porque yo soy santo", al nosotros no desobedecer la voluntad de dios y al apartarnos de los que hacen mal, nos evitamos el castigo de dios, y el innecesario castigo de los pecadores, porque escrito esta: " El mal anubla el bien".


Sabiendo esto, y por supuesto teniendo en cuenta las enseñanzas de cristo y de las cartas apostolicas, debemos ser intachables en nuestra conducta, para ser hallados dignos de alabanza ante la manifestación de nuestro señor Jesucristo.


Paz y amor a todos los santos y
que el señor los bendiga en abundancia