Página 1 de 4 123 ... ÚltimoÚltimo
Mostrando resultados 1 a 15 de 47

Mensaje: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

  1. #1

    Por Defecto IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    La Iglesia Adventista del Séptimo Día Movimiento de Reforma es una organización religiosa mundial. Basa sus enseñanzas en las sagradas escrituras: La Biblia.

    Mediante la gracia de Dios, nuestro anhelo es la preparación de un pueblo para el pronto regreso de nuestro Señor y Salvador Jesucristo en cumplimiento de su promesa: “…Vendré otra vez, y os tomaré a mi mismo, para que donde yo estoy vosotros también estéis”.

  2. #2

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    IGLESIA ADVENTISTA DE LA REFORMA.

    La doctrina basicamente es la misma, la reforma como se la llama surgio en alemania en 1914,cuando los lideres de la union alemana dirigida por L.conradi entregaron un boletin al ministerio de guerra aleman dando plena libertad a los miembros de dicha union a tomar las armas e ir a la guerra y tambien con la consiguiente transgresion del sabado.Muchos dirigentes y laicos no estuvieron de acuerdo a esta postura nueva que la direccion habia tomado y protestaron ante tamaña injusticia esto origino un conflicto con los "disidentes" y fueron excluidos como miembros de iglesia a todos aquellos que no tomaron parte en esta nueva dispocision.Esto avivo el conflicto y aquellos disidentes que fueron el 2% declararon que la iglesia adventista habia caido en apostasia consumada.Despues de la guerra se realizaron tentativas para la reunificacion que tuvo lugar en el año 1920 con los lideres mundiales que vinieron de EE.UU como el pastor A.G. daniells presidente en ese momento de la conferencia mundial adventista la reunion tuvo lugar en la ciudad de fridensauddt (creo que se escribe asi)varios dias fue el debate entre los disidentes y los lideres pero no se llego a ningun acuerdo ya que la direccion general mundial tenia pensamientos parecidos a los de la union alemana argumentando esta que los adventista debian tomar decisiones a nivel de conciencia en cuanto al uso de armas y participiacion en la guerra y que si los miembros de la iglesia participaban,la iglesia no tomaria sancion alguna ante la desicion personal de cada uno.Esta postura alejo mas a los disidentes que habian tomado el principio de la no participacion como no combatientes en todo sentido.Esto fue tomado de la experiencia que pasaron en EE.UU cuando estallo la guerra de secesion cuando los adventista pioneros no fueron a la guerra ni participaron en nada que tenga que ver con ella e inclusive llegaron hasta pagar 300 dolares por cada uno para ser eximidos de ir al conflicto.Al no llegar a un acuerdo los "disidentes" adoptaron el nombre de" adventistas del 7º dia movimiento de reforma" cuya organizacion se efectuo en el año 1925 con ese nombre hasta el dia de hoy.Esta fue la causa y no otra por al cual quedaron divididos ambos grupos...

    La Iglesia Adventista Reformista básicamente es igual a la Iglesia Adventista del Séptimo día, y las pocas diferencias serían las siguientes:

    1. Su posición radical en torno a la reforma pro-salud, pues un miembro de dicha iglesia, por norma eclesiástica, debe ceñirse a los postulados de la Reforma Pro-Salud. Es motivo de expulsión de la congregación quien no se someta a la misma.

    2. Tienen la firme creencia de que la Iglesia Adventista es la"gran ramera" del Apocalípsis por haber apostatado de los principios de los últimos días.

    La Iglesia Reformista tiene dos grandes divisiones: unos que se hacen llamar "Iglesia Adventista de la Reforma" y otro que se hace llamar ""Misión Mundial Adventista Movimiento de Reforma". A unos se les conoce como los "Internacionales" y a otros los "Nicoliccis", haciendo alusión a uno de sus líderes. Ambos movimientos viven en constante pugna entre sí, y con mas encono del que tienen contra la IASD.

    Hasta donde yo sé, esta división se dió por hermanos adventistas de Alemania, que no estaban de acuerdo en participar en guerras, y que tuvieron desacuerdo con la dirección general de la Iglesia.
    No tengo los detalles de dicha separación, pero prácticamente ellos han sido movimientos totalmente independientes y cuya obra misionera se centra en atraer a adventistas hacia sus movimientos.

  3. #3

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    Los adventistas en Alemania

    Los Adventistas alemanes parecen no haber estado a la altura de su proclamación de libertad religiosa en tiempos de la Primera Guerra Mundial, entre las dos guerras, y durante la Segunda Guerra Mundial. En la Alemania imperial, la mayoría de los Adventistas abogaban por el extremo nacionalismo y la colaboración militar activa. Un autor Adventista argumentaba en diciembre de 1915 que 'la Biblia enseña, primero, que participar en la guerra no se opone al sexto mandamiento; y segundo, que combatir en sábado no transgrede el cuarto mandamiento.' Sin embargo, después de la guerra, en una reunión de la División Europea en Gland, Suiza, el 2 de enero de 1923, los dirigentes de la iglesia en Alemania reconocieron el error de su política, y confesaron su lealtad a la comunidad Adventista mundial.

    Sin embargo, esta declaración quedó debilitada por un pronunciamiento adicional que reconocía que cada miembro poseía 'absoluta libertad para servir a su país, en todo momento y en todo lugar, de acuerdo con los dictados de su convicción personal y su conciencia.' Esta declaración permitía a los Adventistas alemanes repetir el error de la Primera Guerra Mundial durante el régimen de Hitler bajo el Tercer Reich.

    Como ha observado correctamente Erwin Sicher en 'Las Publicaciones Adventistas del Séptimo Día y la Tentación Nazi,' los Adventistas fallaron de muchas maneras en relación con el régimen nazi. Ya en 1928, antes de que Hitler llegara al poder, los Adventistas estaban pidiendo un Führer fuerte. Artículo tras artículo trataba de este ideal de Führer en escritos alemanes y en publicaciones Adventistas.

    Más tarde, los escritores Adventistas dieron la bienvenida, en sus publicaciones y también con su voto, al aparente renacimiento de Alemania. El 99.9 por ciento del pueblo Adventista de Friedensau había votado por el estado parlamentario nazi. Cuando algunos Adventistas rehusaron saludar la bandera con la svástica y hacer el saludo hitleriano, el Presidente de la Conferencia de Alemania Oriental, W. Mueller, arguyó que esto era malo para la imagen de la iglesia. Terminó diciendo que 'bajo ninguna circunstancia tienen los Adventistas derecho a resistir al gobierno, ni aunque el gobierno les impida ejercer su fe. La resistencia sería desafortunada porque marcaría a los Adventistas como opositores al nuevo estado, una situación que debería evitarse. Kurt Sinz, otro prominente escritor Adventista, y editor de varias publicaciones religiosas Adventistas, veía el fuerte mandato de Hitler al comienzo del régimen nacionalsocialista como designio de Dios. Otto Bronzio fue un paso más allá, pues dijo en el periódico oficial Adventista, Der Adventbote, que 'la Revolución Nacional Socialista era la más grande de todos los tiempos, porque hacía del mantenimiento de una herencia pura la base de su vida étnica.' Algunos apuntan que lo que quiso decir posiblemente fue tomado de una cita enmarcada de Hitler - sobre la cuestión de la sangre - que aparecía en la misma página.

    Esta idea de una 'herencia pura,' instigada por Hitler y proclamada a través de la nación alemana, también afligía a los Adventistas alemanes. Aunque el racismo rampante rara vez aparecía en publicaciones Adventistas, los Adventistas sí imprimían con frecuencia comentarios negativos con relación a los judíos, apoyaban tácitamente la esterilización de los mentalmente incapaces, y muchos fueron arrebatados en el estimulado orgullo del nacionalismo alemán. La misma doctrina de la superioridad de Alemania sobre otras naciones fue trasladada a la educación Adventista en Alemania, donde se estimulaba a los estudiantes a aprender a 'tener voluntad y a pensar en Alemán.' Tener voluntad en alemán era un concepto místico nazi; porque, enseñaba el partido, los alemanes 'tenían voluntad' de diferente manera que cualesquiera otros nacionales. El educador W. Eberhardt insistía, además, que las escuelas Adventistas alimentaban 'el Espíritu Nacional Socialista' entre períodos de clases, cuando revisaban las noticias, estudiaban los ideales nazis, y cantaban canciones nacionales alemanas.

    Con una creciente presión para una mayor colaboración, muchos Adventistas de todos los grupos de edades ingresaron a organizaciones nazis, como la Juventud Hitleriana, la BDM (Asociación de Muchachas Alemanas), el Servicio Laboral, y la Cruz Roja alemana. Todos estos clubes estaban diseñados para fines de adoctrinamiento nazi, y aunque los Adventistas sabían que un por ciento significativo de los participantes en el Servicio Laboral eran miembros de la SA, la SS, y Stanhelm, los grupos más fanáticos que adoctrinaban y militarizaban a los jóvenes, aprobaban la participación en los clubes. Johannes Langholf apoyaba fuertemente al Servicio Laboral. Escribió en Aller Diener, 'Esperamos que cada miembro obedezca el mandamiento divino, "orar y trabajar." Sería absolutamente contrario a nuestra comprensión si rehusamos participar en el Servicio Laboral.' Patt sugería que la razón principal para que los Adventistas ingresaran al Frente Laboral Nazi era el desempleo y las estrecheces económicas, y que los 'la mayoría de los obreros Adventistas sucumbía a la presión y se convertían en miembros del servicio laboral para salvar a sus familias.' Y sin embargo, ingresar a una organización partidista no era obligatorio, y algunos ingresaban al partido también.

    En Alemania, los Adventistas apoyaron la política exterior nazi y, a su tiempo, la guerra. La posible falta de acceso a información confiable y, como resultado, un concepto erróneo de la verdadera situación, les llevó a creer que el Führer era 'un hombre de paz.' Cuando Austria fue incorporada al Reich, los Adventistas alemanes 'compartieron la felicidad del regreso de los austríacos de vuelta a la madre patria.' Creían que con la ayuda de Dios 'nuestro capaz Führer Adolfo Hitler se convirtió en el liberador de Austria.' Después de la liquidación de Checoslovaquia el 16 de marzo de 1939, los Adventistas todavía no objetaron. Hasta para este acto de cueldad y opresión, encontraron alguna justificación. Luego vino el ataque contra Polonia, que toda Europa reconoció como un acto de agresión. Sin embargo, en un editorial, Sinz pudo escribir que, en vista de las "inhumanas torturas que nuestros camaradas del pueblo han sufrido entre este pueblo extranjero,' el ataque alemán probablemente justificado. Los Adventistas continuaron apoyando a Hitler, y celebraron su quincuagésimo cumpleaños 11 días después de que la guerra había escalado en el oeste con la invasión de Dinamarca y Noruega por Alemania el 9 de abril de 1940. El periódico adventista Morning Watch Calendar, aunque se imprimió cuatro meses antes, decía:

    "La confianza en su pueblo ha dado al Führer la fortaleza para llevar adelante la lucha por la libertad y el honor en Alemania. La inconmovible fe de Adolfo Hitler le ha permitido hacer grandes cosas, que le adornan hoy delante de todo el mundo. Desinteresada y fielmente, ha luchado por su pueblo; valerosa y orgullosamente, ha defendido el honor de su nación. Con humildad cristiana, en momentos importantes cuando podía celebrar con su pueblo, dio honor a Dios en el cielo y reconoció su dependencia de las bendiciones de Dios. Esta humildad lo ha hecho grande, y esta grandeza era la fuente de su bendición, de la cual siempre dio para su pueblo. Sólo unos pocos estadistas brillan tanto en el sol de una vida bendecida, y son tan alabados por su propio pueblo como el Führer. Él ha sacrificado mucho en los años de su lucha, y ha pensado poco en sí mismo durante la difícil obra en favor de su pueblo. Comparamos las innumerables palabras que le ha dicho al pueblo desde un corazón cálido, a semillas que han madurado y ahora llevan frutos maravillosos".

    Es irónico que, mientras los Adventistas insistían en la libertad religiosa, no levantaron sus voces contra la persecución de incontables judíos. En vez de eso, hasta desfraternizaron a los que tenían antecedentes judíos. En un momento en que los Adventistas alemanes publicaban la revista sobre libertad religiosa Kirche und Staat (un observador de fuera notó que su propósito principal era oponerse a las leyes dominicales), guardaron silencio acerca de las purgas de 1933 cuando cientos fueron asesinados, y no dijeron nada contra la persecución de los judíos o acerca de los territorios ocupados. Aunque algunos Adventistas individuales aparentemente resistieron la ocupación nazi, Sicher ha mostrado, a partir de publicaciones contemporáneas, que 'no parece haber existido ninguna oposición oficial activa al inhumano régimen nazi, y ni siquiera parece haber existido entre los Adventistas.' El comentario de Sicher es una presentación desafortunada pero honesta del Adventismo alemán en la primera mitad del siglo veinte.

  4. #4

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    La Alemania nazi era un lugar horrible para pequeñas iglesias denominacionales porque no había ninguna libertad religiosa. Una pequeña denominación que sobrevivió fue la Adventista del Séptimo Día. Cuando Adolf Hitler subió al poder en Alemania, la denominación de los Adventistas del Séptimo Día en Alemania (de aquí en adelante llamada los adventistas) creía que era el momento para un líder fuerte en Alemania. Hitler parecía el mejor candidato a causa de "su dedicación personal y su abstinencia del té, el café, el alcohol, y la carne, prácticas compartidas por los adventistas; [por lo tanto,] fue recibido como salvador". [1] Espero señalar esto a causa de la disposición a transigir, por parte de las personas decentes en la denominación adventista alemana, en relación con los problemas morales que se enumeran más abajo, hasta el punto en que terminaron al fin de la Segunda Guerra Mundial. Terminaron en componenda, pérdida de integridad personal y denominacional, cisma en la denominación, y daño racial como denominación cristiana porque sus miembros no pudieron mantenerse fieles a los principios de sus creencias. Enlazaron la denominación con el estado alemán, renunciando a su libertad religiosa en un intento por sobrevivir por medio de componendas. Esta posición de transigir atrajo vergüenza sobre la denominación alemana, así como a la denominación mundial, después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

    Los adventistas evolucionaron doctrinalmente a partir del movimiento interdenominacional millerista de 1831. Los adventistas creen en la libertad religiosa, hasta el punto en que la iglesia y el estado deben permanecer separados. También son objetadores de conciencia. Cuando a los adventistas se les requiere que ingresen a las fuerzas armadas, solicitan puestos en los cuales no tienen que portar armas, por ejemplo, el cuerpo médico. Los adventistas tienen 27 creencias fundamentales. Las siguientes cuatro creencias fundamentales que se mencionan a continuación son las que corresponden a mi tema:

    Las "Sagradas Escrituras, el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento, son la Palabra de Dios escrita". [2]
    La Deidad o la Trinidad: "Hay un Dios: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, una unidad de tres Personas co-eternas". [3]

    Los dones espirituales y los ministerios. "Dios concede a todos los miembros de su iglesia en todas las épocas dones espirituales que cada miembro debe emplear en amoroso ministerio para el bien común de la iglesia y de la humanidad". [4]
    La conducta cristiana. "Somos llamados a ser personas piadosas que piensan, sienten, y actúan en armonía con los principios del cielo". [5]
    La denominación adventista no se organizó oficialmente sino el 21 de mayo de 1863, aunque el nombre había sido escogido en 1860. En esa época, el movimiento incluía 125 iglesias y 3.500 miembros. [6] La Iglesia Adventista se extendió primero por toda Norteamérica. Después de 1874, la denominación se extendió por toda Europa. En 1888, L.R. Conradi se convirtió en el fundador de la Iglesia Adventista alemana. Conradi estableció las oficinas principales de la Iglesia Adventista en Hamburg, Alemania, en 1889. [7] Conradi también estableció la primera escuela adventista alemana cerca de Magdeburg, llamada Seminario Misionero Friedensau.

    Un adventista en Alemania tenía muchas dificultades. Las dos principales eran, una, que sus hijos tenían que asistir a la escuela en sábado, que los adventistas consideran como día de reposo. La segunda era el servicio militar obligatorio. [8] El rehusar enviar a los hijos a la escuela y no ingresar al servicio militar se castigaban con la cárcel. El problema con las escuelas se resolvió con un arreglo. Las autoridades del gobierno permitieron a los niños adventistas estudiar sus Biblias mientras estaban en la escuela en sábado. [9] El servicio militar presentaba dos problemas: trabajar en sábado y portar armas. Estos problemas nunca se resolvieron realmente, pero "los examinadores médicos del ejército comenzaron a encontrar toda clase de excusas para rechazar a los reclutas adventistas". [10] Este rechazo de los varones adventistas terminó cuando comenzó la Primera Guerra Mundial. Esto causó un problema dentro de la denominación de los adventistas en Alemania.

    El Movimiento de Reforma Adventista del Séptimo Día

    El Movimiento de Reforma Adventista del Séptimo Día ocurrió a causa de la controversia acerca del servicio militar. Durante la Primera Guerra Mundial, las iglesias adventistas alemanas pertenecían a diferentes uniones, del norte, del sur, del este y de oeste, pero todas estaban bajo la guía y el control de la División Europea. Las oficinas principales de la División Europea estaban situadas en Hamburg, Alemania. El problema principal era que la mayoría de los miembros que servían como dirigentes de la división vivía fuera de Alemania y que, a causa de la guerra, los viajes y las comunicaciones eran difíciles. [11]

    Con el comienzo de la guerra y la movilización de tropas en Alemania, los dirigentes adventistas alemanes decidieron que "los varones adventistas podían entrar al servicio militar y servir como combatientes, y hasta ignorar la tradicional observancia del sábado". [12] Esto causó grandes problemas dentro de la comunidad adventista, porque los adventistas siempre habían servido en las fuerzas armadas como no combatientes. Los militares rasos creían que el participar en la guerra activamente quebrantaba el cuarto y el sexto mandamientos bíblicos. [13] El cuarto mandamiento dice: "Acuérdate del séptimo día para santificarlo". Cuando se entra al servicio militar, la observancia del cuarto mandamiento ya no es una prioridad porque las partes en guerra no tienen en cuenta en qué día lo hacen. El sexto mandamiento dice: "No asesinarás". Si uno desempeña el papel de combatiente en la guerra, es casi imposible no matar a nadie.

  5. #5

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    Durante la Guerra Civil norteamericana en 1864, los adventistas declararon:


    "La denominación cristiana llamada Adventistas del Séptimo Día, teniendo la Biblia como regla de fe y práctica, creen unánimemente que las enseñanzas de la Biblia son contrarias al espíritu y la práctica de la guerra; por esta razón, siempre se han opuesto a portar armas por razones de conciencia". [14]


    Pero, durante la Primera Guerra Mundial, los adventistas alemanes se opusieron a la Conferencia General y decidieron ser combatientes en vez de permanecer como no combatientes. Esto hizo que un pequeño grupo de Adventistas se separara del grupo principal de la Iglesia Adventista alemana. Esta pequeña secta se hizo llamar el Movimiento de Reforma Adventista (llamados de aquí en adelante los reformistas). Los reformistas creían que estaban permaneciendo "fieles a la ley de Dios al sustentar la posición original, como se había enseñado y practicado hasta ese momento". [15] Estaban permaneciendo fieles porque rehusaron ser combatientes durante la Primera Guerra Mundial. Para los reformistas, era aceptable ingresar a las fuerzas armadas como no combatientes, pero ingresar como combatientes iba contra la ley de Dios y las doctrinas de la Iglesia Adventista.

    Después de la Primera Guerra Mundial, los dirigentes adventistas alemanes reconocieron que se habían equivocado al decir que ingresar al ejército como combatiente no iba contra la ley de Dios. Durante la reunión de la División Europea en Gland, Suiza, el 2 de enero de 1923, los dirigentes adventistas alemanes, para demostrar que creían en el papel de no combatiente, declararon que estaban en completa "armonía con las enseñanzas generales de sus hermanos de esa denominación en el mundo entero". Pero esta declaración quedó debilitada por al pronunciamiento adicional, que decía: "Concedemos a cada uno de nuestros miembros de iglesia absoluta libertad para servir a su país, en todo momento y lugar, de acuerdo con el dictado de su personal convicción de conciencia". [16]

    Los dirigentes adventistas alemanes le dijeron a la Conferencia General que ellos estaban errados en su política durante la Primera Guerra Mundial. Habían reconocido su error, y estaban nuevamente en "armonía" con las ensdeñanzas y doctrinas de la denominación adventista. Pero creían que sus miembros tenían derecho a elegir su propio camino. Lo que esto significaba era que los dirigentes alemanes creían que los adventistas debían continuar siendo no combatientes, pero creían que sus miembros podían decidir por su cuenta ser combatientes o no. Esta declaración causaría problemas en el futuro.

    Después de esta reunión, había todavía una brecha entre los Adventistas del Séptimo Día y el Movimiento de Reforma Adventista, una brecha que era necesario cerrar. L. R. Conradi, presidente de la División Europea, trató de justificar las acciones de los adventistas alemanes explicando que la Conferencia General había "dado una aprobación tácita a los adventistas alemanes". [17] Esta aprobación tácita era la de permitir que los adventistas alemanes trabajaran en sábado y portaran armas. Esta explicación sólo empeoró las cosas entre los adventistas y los reformistas. Poco después de la Primera Guerra Mundial, la Conferencia General envió una delegación, encabezada por A. G. Daniells, para que tratara de cerrar la brecha entre los adventistas y los reformistas. Daniells dijo que los "dirigentes [adventistas] de la iglesia habían estado errados, pero también criticó a los reformistas por haber establecido una organización separada y utilizar tácticas confusas para promover sus puntos de vista". [18] Al final, los reformistas fueron desfraternizados de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. [19] Los reformistas decidieron crear su propia iglesia, la cual "rehusaba participar en todo servicio militar e insistía en una rígida observancia del sábado", [20] y "continuaría con las enseñanzas y prácticas originales de la Iglesia Adventista del Séptimo Día". [21] Los reformistas ya no creían que fuera aceptable ser no combatiente en tiempo de guerra. Creían que los adventistas ya no seguían las enseñanzas originales de la iglesia. En Gotha, Alemania, en julio 14-20 de 1925, "el Movimiento de Reforma ASD se organizó por primera vez oficialmente como una Conferencia General, cuando se redactaron los 'principios de la fe y el orden eclesiástico' y se adoptó el nombre de Movimiento de Reforma Adventista del Séptimo Día". [22]

    Apoyo a Hitler

    En el pueblo adventista de Friedensau, Alemania, el 99.9% votó a favor del estado parlamentario nazi. Aunque los adventistas querían un Führer fuerte y apoyaban a Hitler, ese apoyo variaba. La razón de ello eran las contradicciones de Hitler sobre la libertad religiosa. El secretario departamental de la Conferencia de la Unión alemana, M. Busch, apoyaba a Hitler y "con aprobación citaba la afirmación de Hitler en Mein Kampf de que "para el Führer político, todas las enseñanzas religiosas y todos los arreglos son intocables". [23] Los adventistas creían que Hitler estaba a favor de la libertad religiosa, mientras que el partido nazi apoyaba el cristianismo positivo, sin atarse a ninguna confesión en particular". [24] Este era un problema debatible entre los grupos cristianos porque nadie sabía qué significaba el cristianismo "positivo". Este problema nunca se resolvió y la contradicción permaneció. Cuando Hitler se convirtió en dictador de Alemania, terminó la discusión de la contradicción, y muy pronto los grupos cristanos sabrían qué quería decir Hitler con lo de cristianismo "positivo".

    El 26 de noviembre de 1933, el estado nazi prohibió las iglesias denominacionales pequeñas. Entre las iglesias prohibidas estaba la adventista. Los adventistas decidieron buscar consejo legal sobre qué hacer acerca de la prohibición, y a las dos semanas, la prohibición fue suspendida para la denominación adventista. [25] Después de esto, se decidió en la denominación que cristianismo "positivo" significaba apoyo al estado nazi. Para demostrar su apoyo al estado nazi, los adventistas enviaron una carta al "ministerio nazi del interior y un memorándum oficial acerca de las enseñanzas adventistas, organizaciones de la iglesia, actividades sociales, y la actitud hacia el gobierno". [26] Los adventistas también informaron al ministerio del interior que los "miembros de iglesia tenían 'actitudes alemanas'". [27] Señalando que las sospechas y la preocupación del gobierno deberían dirigirse a un "grupo cismático rival, el Movimiento de Reforma Adventista, cuyas actitudes, insistían los adventistas, estaban lejos de ser 'alemanas'". [28] Parece que los adventistas estaban más interesados en tener actitudes alemanas que en tener actitudes adventistas.

    Fue a causa de esta carta que el gobierno nazi se fijó en la denominación de Reforma Adventista. Al tratar de distanciarse de los reformistas, los adventistas condujeron al gobierno nazi hasta ellos. El gobierno investigó a los reformistas y decidió que tenían puntos de vista diferentes de los de la denominación Adventistas del Séptimo Día, que eran aceptables. [29] Entonces los reformistas fueron proscritos el 29 de abril de 1936. [30] Los Adventistas del Séptimo Día creen en la libertad religiosa, pero, en vez de proclamar que se sentían ultrajados por la persecución contra los reformistas y los judíos, los dirigentes adventistas decidieron tomar acciones contra estos dos grupos. Los dirigentes adventistas "giraron instrucciones para evitar que los reformistas ingresaran a la Iglesia Adventista". [31] Y expulsaron de la iglesia a los adventistas que tenían antecedentes judíos. [32] Los adventistas no estaban dispuestos ni siquiera a proteger a sus propios miembros si creían que el gobierno nazi lo desaprobaría. El estado pudo controlar la iglesia porque no había libertad religiosa. Con esto no queremos decir que losadventistas individuales no ayudaron a los judíos o a otros indeseables. Los adventistas fueron notables "por la ayuda privada e individual que les dieron a los judíos, porque no sólo los judíos conversos fueron cuidados y ocultados, como lo fueron en algunos otros círculos sectarios y eclesiásticos, sino que los adventistas también ayudaron a judíos no bautizados con los cuales los adventistas entraban en contacto por casualidad". [33]

    En 1935, fueron prohibidos los privilegios de que disfrutaban los adventistas, como la observancia del sábado, la venta de literatura religiosa, la transferencia de dinero necesario para la obra misionera, y ciertas publicaciones. [34] Esto hizo que los adventistas alemanes reconsideraran su posición sobre la libertad religiosa de mantener separados a la iglesia y al estado. Sabían que la Alemania nazi proyectaba una mala imagen en el exterior a causa de la manera en que trataba a las pequeñas iglesias denominacionales cuyas oficinas principales estaban en los Estados Unidos. Si las denominaciones más pequeñas estaban dispuestas a mejorar la imagen nazi en el exterior, el gobierno nazi estaba dispuesto a ser un poco indulgente con esas denominaciones. Éste fue el punto de partida para que la denominación de los adventistas alemanes sacrificase la integridad y los principios denominacionales básicos. La denominación "trabajó con las autoridades alemanas para cultivar una mejor imagen de la Alemania nazi en los Estados Unidos para obtener un mejor tratamiento en su país". [35] Esto se logró por medio del programa adventista de asistencia social.

    El sistema de asistencia social adventista del Séptimo Día era considerado el mejor en Alemania. Su organización de la asistencia social hizo que los adventistas sobresalieran. Por medio de su sistema de asistencia social, la Iglesia Adventista pudo demostrar sus "principios cristianos y su patriótica lealtad al estado". [36] El gobierno nazi quedó satisfecho con la obra que los Adventistas estaban llevando a cabo, pero no con el lenguaje. En vez de la palabra "cristiano", se usó la palabra "heroico". [37] El sistema de asistencia social adventista fue incorporado al estatal Departamento de Bienestar Social del Pueblo Nacionalsocialista. La incorporación se oponía a su creencia de que la iglesia y el estado deben permanecer separados. Los adventistas alemanes recibieron de buena gana la incorporación de su sistema de asistencia social. Creían que podrían hacer más cosas y ayudar a más gente. Pero, con la incorporación, los adventistas tenían que obedecer las leyes del estado, que eran que no debían recibir ayuda ni judíos, ni antisociales, ni indeseables. [38] Por su propia cuenta, los adventistas añadieron que ningún miembro del Movimiento Adventista Reformado recibiría ayuda. [39] Los adventistas no estaban ayudando a más gente. De hecho, estaban discriminando a la gente que más necesitaba su ayuda. Junto con los programas de asistencia de los adventistas, las reformas de salud y la higiene racial se convirtieron en importantes.

    Los adventistas creían que, junto con su programa de asistencia social, sus ideales de salud estaban preparando el camino para una nueva Alemania. Adolf Minck, que pronto sería presidente de la Iglesia Adventista alemana, dijo: "No estamos desapercibidos para el nuevo orden. Después de todo, hemos ayudado a preparar el camino para él, y ayudado a crearlo". [40] El problema con apoyar al gobierno nazi en su programa de salud era que que el gobierno creía en los principios del darwinismo. La posición denminacional adventista se oponía a los principios darwinistas. Los adventistas alemanes sacrificaron este principio en favor del gobierno nazi. Para ganarse el favor del gobierno nazi, los adventistas cambiaron lo que estaba escrito en sus publicaciones y reformaron su mensaje sobre la salud. Los adventistas "con frecuencia imprimían comentarios negativos sobre los judíos". [41] También trataron de demostrar que, aunque las enseñanzas adventistas sobre el sábado parecían judías, ellos no eran judíos. [42] Los adventistas también creían en el programa de esterilización. Algunas declaraciones directas y la reimpresión de artículos no adventistas demostraba su apoyo a la esterilización. [43]
    http://www.geocities.com/alfil2_1999/adventistas.html

  6. #6

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    La Iglesia Adventista del Séptimo día movimiento de reforma es una escisión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día surgida por discrepancias sobre la participación militar durante la Primera Guerra Mundial.
    Historia
    Cuando estalló la I guerra mundial en Europa, los dirigentes de la iglesia adventista tuvieron problemas con las autoridades locales, por las doctrinas que profesaba la Iglesia Adventista, con base en ello y para evitar problemas más fuertes, los dirigentes de la iglesia Adventista tomaron nuevas posturas y puntos de vista en temas que un tiempo atrás no se hubieran hecho.
    La posición original de no combatientes se cambió por completo, en países como Alemania se declaraba oficialmente: “En todo lo que hemos dicho, hemos demostrado lo que la Biblia enseña: primero, que la participación en la guerra no es una trasgresión del sexto mandamiento; segundo, que prestar servicio militar en sábado no es una trasgresión del cuarto mandamiento” El cristiano y la guerra pág. 18 (declaración de tres de los principales dirigentes adventistas de Alemania).
    Incluso el pastor G. Dail, secretario de la División Europea , en carta circular del 2 de agosto de 1914 instruía al pueblo: “Debemos cumplir alegremente nuestros deberes militares, sea que estemos en el servicio o seamos llamados a servir, para que los oficiales vean en nosotros soldados valientes y leales, dispuestos a morir por nuestros hogares, por nuestro ejército y por nuestra patria.”
    En declaración dirigida al Ministerio de Guerra , el 4 de agosto de 1914, en nombre de la Unión Alemana Oriental, firmada por su presidente, H. F. Schubert, se declaraba: “Nos hemos unido estrechamente en defensa de la patria, bajo estas circunstancias, también empuñaremos las armas en sábado.”
    Ante esta posición contraria a las Escrituras, los creyentes que no estuvieron de acuerdo con las declaraciones de la dirigencia protestaron y al procurar mantenerse fieles, a pesar de la persecución, el encarcelamiento, la tortura y la muerte misma, finalmente fueron separados, excluidos de la iglesia es así como surge el movimiento la reforma de aquel grupo de creyentes que se mantuvo fiel a sus doctrinas.
    Tanto en Europa como en Norteamérica –sede de la Conferencia General- se tenía conocimiento de los acontecimientos, pero los europeos con su práctica y los norteamericanos con su silencio, aprobaron las nuevas posturas tomadas por la Iglesia.
    Terminada la Guerra los diferentes grupos de creyentes separados de la iglesia Adventista, buscaron la forma de reconciliarse con la Iglesia Adventista, una de las reuniones más importantes fue la que se realizó en Fridensau, del 21 al 23 de Julio de 1920, entre los miembros de la directiva de la Asociación General, de la División y Uniones Europeas, y el llamado "Movimiento Opositor", que pasaron a conformar el Movimiento de Reforma.
    Dichas reuniones acabaron sin lograr la unificación del movimiento a la iglesia adventista. En vista de que las separación se iba haciendo más grande en puntos doctrinales como la no participación en la guerra, el no consumo de carne (vegetarianismo) entre sus miembros hicieron que el movimiento se organice en forma separada de la iglesia adventista.
    La primera reunión de la Conferencia (Asociación) General de los Adventistas del Séptimo Día Movimiento de Reforma, se realizó en la ciudad de Gotha, Alemania del 14-20 de julio de 1925, con la participación de delegados de las cuatro uniones que en ese entonces formaban el Movimiento de Reforma.
    En la década de 1940 se fue formando una división dentro del movimiento que terminó por separarse de la nueva iglesia el 6 de junio de 1952, al formar la Sociedad Misionera Internacional de los Adventistas del Séptimo Día Movimiento de Reforma, organizada por un grupo de dirigentes disidentes de Norteamérica y el pastor Carlos Kozel. Esto causó una gran división dentro del movimiento, que aún permanece. Lo cual causa críticas y objeciones de parte de la Iglesia Adventista. Se hicieron intentos por unir nuevamente al movimiento, pero las posiciones cerradas de ambos bandos, no lo permitieron.
    (Nota: Wikipedia no permite el uso de propaganda proselitista y religiosa, lo escrito aquí es en base a los datos recogidos por diferentes fuentes de información)
    La sede de la Conferencia General se ubicó primero en Isernhagen, Alemania, luego pasó a Basel, Suiza. después de la segunda guerra mundial, fue trasladada a Sacramento, California. Las oficinas de la sede mundial (Conferencia General) están actualmente establecidas en Roanoke, Virginia, USA. La iglesia cuenta con membresía en más de 100 países alrededor del mundo, organizada en Uniones, Campos y Misiones.
    Organización
    La Iglesia Adventista Movimiento de Reforma, cuenta con un sistema administrativo similar al establecido por la Iglesia Adventista, Con una sede mundial Conferencia General, Secretarías Regionales, Uniones, Campo y Misiones

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    Jun 2004
    Respuestas
    11.893

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    Estimado Javier Andrés. Saludos cordiales.

    Te comunico que tengo grandes amigos en el movimiento de Reforma, y aprovecho de enviarles un cariñoso saludo por este medio.

    “En todo tiempo ama el amigo; y el hermano nace para el tiempo de angustia”
    (Proverbios 17:17)

    Bendiciones.

    Luego todo Israel será salvo.

  8. #8

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    La Iglesia Adventista del Séptimo día movimiento de reforma es una escisión de la Iglesia Adventista del Séptimo Día surgida por discrepancias sobre la participación militar durante la Primera Guerra Mundial
    Cuando estalló la I guerra mundial en Europa, los dirigentes de la iglesia adventista tuvieron problemas con las autoridades locales, por las doctrinas que profesaba la Iglesia Adventista, con base en ello y para evitar problemas más fuertes, los dirigentes de la iglesia Adventista tomaron nuevas posturas y puntos de vista en temas que un tiempo atrás no se hubieran hechoLa posición original de no combatientes se cambió por completo, en países como Alemania se declaraba oficialmente: “En todo lo que hemos dicho, hemos demostrado lo que la Biblia enseña: primero, que la participación en la guerra no es una trasgresión del sexto mandamiento; segundo, que prestar servicio militar en sábado no es una trasgresión del cuarto mandamiento” El cristiano y la guerra pág. 18 (declaración de tres de los principales dirigentes adventistas de Alemania).
    Incluso el pastor G. Dail, secretario de la División Europea , en carta circular del 2 de agosto de 1914 instruía al pueblo: “Debemos cumplir alegremente nuestros deberes militares, sea que estemos en el servicio o seamos llamados a servir, para que los oficiales vean en nosotros soldados valientes y leales, dispuestos a morir por nuestros hogares, por nuestro ejército y por nuestra patria.”
    En declaración dirigida al Ministerio de Guerra , el 4 de agosto de 1914, en nombre de la Unión Alemana Oriental, firmada por su presidente, H. F. Schubert, se declaraba: “Nos hemos unido estrechamente en defensa de la patria, bajo estas circunstancias, también empuñaremos las armas en sábado.”
    Ante esta posición contraria a las Escrituras, los creyentes que no estuvieron de acuerdo con las declaraciones de la dirigencia protestaron y al procurar mantenerse fieles, a pesar de la persecución, el encarcelamiento, la tortura y la muerte misma, finalmente fueron separados, excluidos de la iglesia es así como surge el movimiento la reforma de aquel grupo de creyentes que se mantuvo fiel a sus doctrinas.
    Tanto en Europa como en Norteamérica –sede de la Conferencia General- se tenía conocimiento de los acontecimientos, pero los europeos con su práctica y los norteamericanos con su silencio, aprobaron las nuevas posturas tomadas por la Iglesia.
    Terminada la Guerra los diferentes grupos de creyentes separados de la iglesia Adventista, buscaron la forma de reconciliarse con la Iglesia Adventista, una de las reuniones más importantes fue la que se realizó en Fridensau, del 21 al 23 de Julio de 1920, entre los miembros de la directiva de la Asociación General, de la División y Uniones Europeas, y el llamado "Movimiento Opositor", que pasaron a conformar el Movimiento de Reforma.
    Dichas reuniones acabaron sin lograr la unificación del movimiento a la iglesia adventista. En vista de que las separación se iba haciendo más grande en puntos doctrinales como la no participación en la guerra, el no consumo de carne (vegetarianismo) entre sus miembros hicieron que el movimiento se organice en forma separada de la iglesia adventista.
    La primera reunión de la Conferencia (Asociación) General de los Adventistas del Séptimo Día Movimiento de Reforma, se realizó en la ciudad de Gotha, Alemania del 14-20 de julio de 1925, con la participación de delegados de las cuatro uniones que en ese entonces formaban el Movimiento de Reforma.
    En la década de 1940 se fue formando una división dentro del movimiento que terminó por separarse de la nueva iglesia el 6 de junio de 1952, al formar la Sociedad Misionera Internacional de los Adventistas del Séptimo Día Movimiento de Reforma, organizada por un grupo de dirigentes disidentes de Norteamérica y el pastor Carlos Kozel. Esto causó una gran división dentro del movimiento, que aún permanece. Lo cual causa críticas y objeciones de parte de la Iglesia Adventista. Se hicieron intentos por unir nuevamente al movimiento, pero las posiciones cerradas de ambos bandos, no lo permitieron.
    Nota: ( lo escrito aquí es en base a los datos recogidos por diferentes fuentes de información)
    La sede de la Conferencia General se ubicó primero en Isernhagen, Alemania, luego pasó a Basel, Suiza. después de la segunda guerra mundial, fue trasladada a Sacramento, California. Las oficinas de la sede mundial (Conferencia General) están actualmente establecidas en Roanoke, Virginia, USA. La iglesia cuenta con membresía en más de 100 países alrededor del mundo, organizada en Uniones, Campos y Misiones.
    La Iglesia Adventista Movimiento de Reforma, cuenta con un sistema administrativo similar al establecido por la Iglesia Adventista, Con una sede mundial Conferencia General, Secretarías Regionales, Uniones, Campo y Misiones y es con ciderada por los reformistas como el remanente fiel del pueblo adventista que conserva aun la verdad presente.

  9. #9

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    Para estudiar lo conserniente a la Iglesia Adventista la Reforma miremos el siguiente articulo.

    Los Adventistas en la Alemania Nazi


    LA IGLESIA SILENCIOSA,
    LOS DERECHOS HUMANOS,
    Y LA ÉTICA SOCIAL ADVENTISTA

    Zdravko Plantak
    Tomado de Liberty Magazine

    Los adventistas en Alemania
    Los Adventistas alemanes parecen no haber estado a la altura de su proclamación de libertad religiosa en tiempos de la Primera Guerra Mundial, entre las dos guerras, y durante la Segunda Guerra Mundial. En la Alemania imperial, la mayoría de los Adventistas abogaban por el extremo nacionalismo y la colaboración militar activa. Un autor Adventista argumentaba en diciembre de 1915 que 'la Biblia enseña, primero, que participar en la guerra no se opone al sexto mandamiento; y segundo, que combatir en sábado no transgrede el cuarto mandamiento.' Sin embargo, después de la guerra, en una reunión de la División Europea en Gland, Suiza, el 2 de enero de 1923, los dirigentes de la iglesia en Alemania reconocieron el error de su política, y confesaron su lealtad a la comunidad Adventista mundial.

    Sin embargo, esta declaración quedó debilitada por un pronunciamiento adicional que reconocía que cada miembro poseía 'absoluta libertad para servir a su país, en todo momento y en todo lugar, de acuerdo con los dictados de su convicción personal y su conciencia.' Esta declaración permitía a los Adventistas alemanes repetir el error de la Primera Guerra Mundial durante el régimen de Hitler bajo el Tercer Reich.

    Como ha observado correctamente Erwin Sicher en 'Las Publicaciones Adventistas del Séptimo Día y la Tentación Nazi,' los Adventistas fallaron de muchas maneras en relación con el régimen nazi. Ya en 1928, antes de que Hitler llegara al poder, los Adventistas estaban pidiendo un Führer fuerte. Artículo tras artículo trataba de este ideal de Führer en escritos alemanes y en publicaciones Adventistas.

    Más tarde, los escritores Adventistas dieron la bienvenida, en sus publicaciones y también con su voto, al aparente renacimiento de Alemania. El 99.9 por ciento del pueblo Adventista de Friedensau había votado por el estado parlamentario nazi. Cuando algunos Adventistas rehusaron saludar la bandera con la svástica y hacer el saludo hitleriano, el Presidente de la Conferencia de Alemania Oriental, W. Mueller, arguyó que esto era malo para la imagen de la iglesia. Terminó diciendo que 'bajo ninguna circunstancia tienen los Adventistas derecho a resistir al gobierno, ni aunque el gobierno les impida ejercer su fe. La resistencia sería desafortunada porque marcaría a los Adventistas como opositores al nuevo estado, una situación que debería evitarse. Kurt Sinz, otro prominente escritor Adventista, y editor de varias publicaciones religiosas Adventistas, veía el fuerte mandato de Hitler al comienzo del régimen nacionalsocialista como designio de Dios. Otto Bronzio fue un paso más allá, pues dijo en el periódico oficial Adventista, Der Adventbote, que 'la Revolución Nacional Socialista era la más grande de todos los tiempos, porque hacía del mantenimiento de una herencia pura la base de su vida étnica.' Algunos apuntan que lo que quiso decir posiblemente fue tomado de una cita enmarcada de Hitler - sobre la cuestión de la sangre - que aparecía en la misma página.

    Esta idea de una 'herencia pura,' instigada por Hitler y proclamada a través de la nación alemana, también afligía a los Adventistas alemanes. Aunque el racismo rampante rara vez aparecía en publicaciones Adventistas, los Adventistas sí imprimían con frecuencia comentarios negativos con relación a los judíos, apoyaban tácitamente la esterilización de los mentalmente incapaces, y muchos fueron arrebatados en el estimulado orgullo del nacionalismo alemán. La misma doctrina de la superioridad de Alemania sobre otras naciones fue trasladada a la educación Adventista en Alemania, donde se estimulaba a los estudiantes a aprender a 'tener voluntad y a pensar en Alemán.' Tener voluntad en alemán era un concepto místico nazi; porque, enseñaba el partido, los alemanes 'tenían voluntad' de diferente manera que cualesquiera otros nacionales. El educador W. Eberhardt insistía, además, que las escuelas Adventistas alimentaban 'el Espíritu Nacional Socialista' entre períodos de clases, cuando revisaban las noticias, estudiaban los ideales nazis, y cantaban canciones nacionales alemanas.

    Con una creciente presión para una mayor colaboración, muchos Adventistas de todos los grupos de edades ingresaron a organizaciones nazis, como la Juventud Hitleriana, la BDM (Asociación de Muchachas Alemanas), el Servicio Laboral, y la Cruz Roja alemana. Todos estos clubes estaban diseñados para fines de adoctrinamiento nazi, y aunque los Adventistas sabían que un por ciento significativo de los participantes en el Servicio Laboral eran miembros de la SA, la SS, y Stanhelm, los grupos más fanáticos que adoctrinaban y militarizaban a los jóvenes, aprobaban la participación en los clubes. Johannes Langholf apoyaba fuertemente al Servicio Laboral. Escribió en Aller Diener, 'Esperamos que cada miembro obedezca el mandamiento divino, "orar y trabajar." Sería absolutamente contrario a nuestra comprensión si rehusamos participar en el Servicio Laboral.' Patt sugería que la razón principal para que los Adventistas ingresaran al Frente Laboral Nazi era el desempleo y las estrecheces económicas, y que los 'la mayoría de los obreros Adventistas sucumbía a la presión y se convertían en miembros del servicio laboral para salvar a sus familias.' Y sin embargo, ingresar a una organización partidista no era obligatorio, y algunos ingresaban al partido también.

    En Alemania, los Adventistas apoyaron la política exterior nazi y, a su tiempo, la guerra. La posible falta de acceso a información confiable y, como resultado, un concepto erróneo de la verdadera situación, les llevó a creer que el Führer era 'un hombre de paz.' Cuando Austria fue incorporada al Reich, los Adventistas alemanes 'compartieron la felicidad del regreso de los austríacos de vuelta a la madre patria.' Creían que con la ayuda de Dios 'nuestro capaz Führer Adolfo Hitler se convirtió en el liberador de Austria.' Después de la liquidación de Checoslovaquia el 16 de marzo de 1939, los Adventistas todavía no objetaron. Hasta para este acto de cueldad y opresión, encontraron alguna justificación. Luego vino el ataque contra Polonia, que toda Europa reconoció como un acto de agresión. Sin embargo, en un editorial, Sinz pudo escribir que, en vista de las "inhumanas torturas que nuestros camaradas del pueblo han sufrido entre este pueblo extranjero,' el ataque alemán probablemente justificado. Los Adventistas continuaron apoyando a Hitler, y celebraron su quincuagésimo cumpleaños 11 días después de que la guerra había escalado en el oeste con la invasión de Dinamarca y Noruega por Alemania el 9 de abril de 1940. El periódico adventista Morning Watch Calendar, aunque se imprimió cuatro meses antes, decía:

    "La confianza en su pueblo ha dado al Führer la fortaleza para llevar adelante la lucha por la libertad y el honor en Alemania. La inconmovible fe de Adolfo Hitler le ha permitido hacer grandes cosas, que le adornan hoy delante de todo el mundo. Desinteresada y fielmente, ha luchado por su pueblo; valerosa y orgullosamente, ha defendido el honor de su nación. Con humildad cristiana, en momentos importantes cuando podía celebrar con su pueblo, dio honor a Dios en el cielo y reconoció su dependencia de las bendiciones de Dios. Esta humildad lo ha hecho grande, y esta grandeza era la fuente de su bendición, de la cual siempre dio para su pueblo. Sólo unos pocos estadistas brillan tanto en el sol de una vida bendecida, y son tan alabados por su propio pueblo como el Führer. Él ha sacrificado mucho en los años de su lucha, y ha pensado poco en sí mismo durante la difícil obra en favor de su pueblo. Comparamos las innumerables palabras que le ha dicho al pueblo desde un corazón cálido, a semillas que han madurado y ahora llevan frutos maravillosos".

    Es irónico que, mientras los Adventistas insistían en la libertad religiosa, no levantaron sus voces contra la persecución de incontables judíos. En vez de eso, hasta desfraternizaron a los que tenían antecedentes judíos. En un momento en que los Adventistas alemanes publicaban la revista sobre libertad religiosa Kirche und Staat (un observador de fuera notó que su propósito principal era oponerse a las leyes dominicales), guardaron silencio acerca de las purgas de 1933 cuando cientos fueron asesinados, y no dijeron nada contra la persecución de los judíos o acerca de los territorios ocupados. Aunque algunos Adventistas individuales aparentemente resistieron la ocupación nazi, Sicher ha mostrado, a partir de publicaciones contemporáneas, que 'no parece haber existido ninguna oposición oficial activa al inhumano régimen nazi, y ni siquiera parece haber existido entre los Adventistas.' El comentario de Sicher es una presentación desafortunada pero honesta del Adventismo alemán en la primera mitad del siglo veinte

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    Jun 2004
    Respuestas
    11.893

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    Estimado Javier Andrés. Saludos cordiales.

    Me adhiero a las palabras de Cristo, quién da una bienaventuranza a los pacificadores.

    MATEO 5:9
    Bienaventurados los pacificadores
    porque ellos serán llamados hijos de Dios.

    ROMANOS 14:17-19
    Porque el reino de Dios no es comida ni bebida,
    sino justicia, paz y gozo en el Espíritu Santo.
    Porque el que en esto sirve a Cristo, agrada a Dios y
    es aprobado por los hombres. Así que sigamos lo que
    contribuye a la paz y a la mutua edificación.

    HEBREOS 12:14
    Seguid la paz con todos, y la santidad,
    sin la cual nadie verá al Señor.

    SANTIAGO 3:18
    Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.

    ROMANOS 12:18
    Si es posible, en cuanto dependa de vosotros,
    estad en paz con todos los hombres.

    EFESIOS 4:1-3
    Yo, pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados. Con toda humildad y mansedumbre
    soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor, solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz.

    EFESIOS 3:15
    Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones a la que asimismo
    fuisteis llamados en un solo cuerpo y sed agradecidos.

    2 CORINTIOS 13:11
    Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed
    de un mismo sentir y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará
    con vosotros.

    2 PEDRO 3:14
    Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad
    con diligencia ser hallados por El sin mancha e irreprensibles, en paz.

    Bendiciones.

    Luego todo Israel será salvo.

  11. #11
    Fecha de Ingreso
    Nov 2008
    Respuestas
    6

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    Siempre he pensado que el surgimiento del pueblo de Dios tiene una particularidad que muchos no advierten tal vez porque los anima un inconformismo y eso hace dificil poder establecer un criterio sano y sensato. Israel como pueblo nace de la iniciativa de Dios. el Adventismo en sus comienzos nace del estudio ferboroso de la Biblia y la aceptación de las doctrinas que van conociendose a la medida que Dios las va rebelando a sus hijos sinceros. y así surge el pueblo Adventista y posteriormente la Iglesia Adventista del 7o Día que se organiza bajo la dirección esplícita del don profetico manifestado en Elena W. quien hasta el día de su muerte dejó bien en claro quien era el remanente de Dios. yo en particular no creo que el surgimiento del remanente de Dios como lo pretende el movimiento de reforma, sea de una discordia, de un desacuerdo entre personas que no tiene en absoluto que ver con las desiciones de Dios. entiendo a la luz de la Biblia que Dios no cambia, no muda su palabra es hasta el final. entonces porque tendría que cambiar de pueblo solo porque surge un inconformismo en cuanto a las desiciones de algunos dirigentes. si esto fuera así como lo pretende la reforma entonces tendríamos a un Dios Fornicario, o Adultero, o divorciado y vuelto a casar, y esto no es cierto. Cuando Dios le dice a Oseas que tome a una esposa que se ha vendido como esposa y esa mujer es su propia esposa y el va y la compra demostrando así su amor y su clemencia, se está mostrando así mismo como el Dios que perdona a su puebloy no lo desecha por más que se halla apartado del camino. Oseas es un ejemplo de como Dios procede con nosotros como pueblo de Dios. si la iglesia Adventista tal como lo dice Elena White es considerada la esposa del Cordero, la preguta es será que Dios la desecha y se casa con otra solo porque en algun momento su esposa se equivocó en una desición? si el lo hizo entonces como podremos cmpaginar elmensaje de Oseas y la misericordia de Dios con esta posible desición tomada ahora? tendríamos a un Dios divorsiado y vuelto a casar y porsupuesto en adulterio desde el punto de vista de la reforma.

    Tampoco me llena de confianza el asunto de hacer tanto alarde de creer en el mensaje inspirado de E. White y aunque en sus escritos ella condena la practica de llamar a la iglesia Adventista Babilonia, la reforma no duda en hacerlo tantas veces como lo desean. yo en particular pondría muy en duda la autenticidad de un movimiento que tiene tantas cosas sueltas que a la larga nunca podremos hacer armonizar ni con la Biblia ni con el espíritu de profecía.

  12. #12
    Fecha de Ingreso
    Apr 2007
    Respuestas
    4.941

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    Les felicito por haberse apartado del adventismo falso y trinitario, pero heredaron las doctrinas peligrosas como:

    1. Creen en Ellen White como profeta de Dios.

    2. creen en el pulgatorio adventista con su fecha de 1844

    3. Creen que son la unica iglesia remanente.

    4. Al parecer son una division del adventismo, pero son el mismo perro con otro collar.

    El unico cambio que veo es que no responden ala Conferencia General de los Adventistas babilonicos nominales trinitarios, pero responden a otra conferencia la de ellos. En el resto es totalmente igual. NO VEO DIFERENCIA.
    Siervo de Dios y de Jesucristo

    freddyjuarbe@yahoo.es

  13. #13
    Fecha de Ingreso
    Nov 2008
    Respuestas
    6

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    Estimado Fredy... Lo más insensato que uno puede hacer es opinar y conceptuar desde un solo punto de vista, recuerde que los buenos conceptos son aquellos que se despreden luego de haber visualzado las cosas en este caso el tema en cuestión, desde por lo menos mil puntos distintos de vista. primero como adventista no creo en purgatorio alguno, no creo en Elena White, como persona, en fin. solo me demuestras que perteneces a una religión que no cree en la trinidad ni en lo que la Biblia habla de los temas que mensionas y no estás de acuerdo con ellos. no lea la Biblia, Estudie la Biblia. yo soy Adventista del 7o Día. y prefiero creer en una doctrina cuyas bases son la Biblia que en aquellas cuya bases son conceptos humanos. te invito a algo: demuestrame tu con la Biblia que el día que dedicas a adorar a Dios fuera del sábado es correcto. demuestrame con un estudio sincero y biblico que no existe un Dios triuno. eso no va a ser facil. Dios te bendiga y te ayude a encontrar la verdad Bíblica.

  14. #14
    Fecha de Ingreso
    Apr 2007
    Respuestas
    4.941

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    Cita Originalmente enviado por dadorid Ver Mensaje
    Estimado Fredy... Lo más insensato que uno puede hacer es opinar y conceptuar desde un solo punto de vista, recuerde que los buenos conceptos son aquellos que se despreden luego de haber visualzado las cosas en este caso el tema en cuestión, desde por lo menos mil puntos distintos de vista. primero como adventista no creo en purgatorio alguno, no creo en Elena White, como persona, en fin. solo me demuestras que perteneces a una religión que no cree en la trinidad ni en lo que la Biblia habla de los temas que mensionas y no estás de acuerdo con ellos. no lea la Biblia, Estudie la Biblia. yo soy Adventista del 7o Día. y prefiero creer en una doctrina cuyas bases son la Biblia que en aquellas cuya bases son conceptos humanos. te invito a algo: demuestrame tu con la Biblia que el día que dedicas a adorar a Dios fuera del sábado es correcto. demuestrame con un estudio sincero y biblico que no existe un Dios triuno. eso no va a ser facil. Dios te bendiga y te ayude a encontrar la verdad Bíblica.

    PUES PARA QUE VEAS CUAN DESENFOCADO ESTAS, YO GUARDO EL SANTO SABADO. TODA MI VIDA LO HE GUARDADO, ES EL DIA DE REPOSO CRISTIANO. DE HECHO HAY MAS DE 200 DENOMINACIONES QUE GUARDAMOS EL SABADO Y NADA TENEMOS QUE VER CON EL ADVENTISMO DEL 7MO. DIA.

    No tengo que probarle nada. El sabado esta tan probado en la biblia que no hay manera de que alguien pueda decir que no es el dia de Dios. EL DIA SANTO, EL QUE EN LA MISMA ETERNIDAD SERA GUARDADO.

    SOY DE LA IGLESIA DE DIOS (7MO. DIA). Puede visitar nuestra web para que vea que no solo guardamos el santo sabado, sino que tambien creemos en Cristo Jesus como nuestro Salvador y Redentor.

    www.cog7.org
    Iglesia de Dios (7mo. dia)
    Siervo de Dios y de Jesucristo

    freddyjuarbe@yahoo.es

  15. #15
    Fecha de Ingreso
    Nov 2008
    Respuestas
    6

    Por Defecto Re: IGLESIA ADVENTISTA MOVIMIENTO DE REFORMA

    ¿Entonces, porque tan desenfocado en tus comentarios? es interesante entonces que veas cuan importante es las impresiones que uno puede causar en determinado momento con sus palabras. Dios te bediga.

Información sobre el Tema

Users Browsing this Thread

Actualmente hay 1 usuarios navegando por este tema. (0 miembros y 1 invitados)

Normas de Publicación

  • no puedes enviar nuevos mensajes
  • no puedes publicar nuevas respuestas
  • no puedes añadir vínculos
  • no puedes editar tus mensajes
  •  
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


Sindica: RSS1 Sindica: RSS2 Add to Google Añadir a Mi Yahoo! Suscribir con Bloglines