EL CUARTO PASO: ANDAR “CONFORME AL ESPÍRITU”
żQué quiere decir andar “conforme al Espíritu”? (Ro. 8:1,4). Quiere decir dos cosas. En
primer lugar, no es obrar, es andar ˇAlabado sea Dios!, aquel costoso e inútil esfuerzo de procurar “en la carne” de agradar a Dios ha dejado lugar a una dependencia bendita y reposada en “la operación de su fortaleza, la cual obra en mí con poder” (Col. 1:29, V.M.). Por esto Dios habla de las “obras” de la carne, pero del “fruto” del Espíritu (Gá. 5:19,22) .
En segundo lugar, “andar conforme” implica sujeción. Andar “conforme a la carne” significa que me entrego a los dictámenes de la carne, y los siguientes versículos en Romanos 8:5-8 seńalan claramente a dónde me conducirá esto. Solo me pondrá en conflicto con Dios. Andar “conforme al Espíritu” quiere decir ser sujeto al Espíritu. Hay una cosa que él que anda conforme al Espíritu no puede hacer, y eso es llegar a ser independiente de Él. Tengo que sujetarme al Espíritu Santo: la iniciativa de mi vida tiene que ser con Él. Solamente a medida que me entrego para obedecerle encontraré “la ley del Espíritu de vida” en plena operación en mí. “Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios” (Ro. 8:14).
Nos son muy familiares las palabras de la Bendición en 2 Corintios 13:14: “La gracia del Seńor Jesucristo, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu Santo sean con todos vosotros”. El amor de Dios es la fuente de toda bendición espiritual, la gracia de nuestro Seńor Jesucristo ha hecho posible que aquella riqueza espiritual venga a ser nuestra, y la comunión del Espíritu Santo es el medio por el cual nos es impartida. El amor es algo escondido en el corazón del Padre, la gracia es aquel amor expresado en el Hijo, y por la comunión se imparte aquella gracia por el Espíritu. Lo que el Padre ha ideado a favor nuestro, el Hijo ha llevado a cabo, y ahora el Espíritu nos lo comunica. Así que, cuando vemos algo nuevo que el Seńor nos ha procurado en su Cruz, no tratemos de apropiado por nuestros esfuerzos propios, sino en una actitud de continua sujeción y obediencia, miremos al Espíritu para impartírnoslo; porque nuestro Seńor ha mandado su Espíritu con este mismo propósito, para que Él nos comunique todo lo que es nuestro en el Seńor Jesús.
Tomado de: “La Vida cristiana normal”
W. Nee
Ningún verdadero siervo del Seńor debe permitir que sus pensamientos y emociones actúen independientemente. Cuando su hombre interior requiera liberación, el hombre exterior deberá proporcionarle un canal por el cual el espíritu pueda salir y llegar a otros. Si no hemos aprendido esta lección, nuestra efectividad en la obra del Seńor será muy limitada.
“Seńor, por el bien de la iglesia, por el avance del evangelio, para que Tu tengas libertad de actuar y para que yo mismo pueda avanzar espiritualmente, me entrego a Ti total e incondicionalmente. Seńor, con gusto y humildemente me pongo en Tus manos. Estoy dispuesto a que te expreses libremente por medio de mí”.
“Seńor, doblega a la iglesia para que salves al mundo” Evan Roberts
ˇJesús es el Seńor! - Jesus is Lord - Jesus ist der Herr - Yeshua adonai - Gesů č il Signore - Jésus est Seigneur - Ιησους ειναι ο Λορδος - Иисус – Господь - يسوع هو الرب - 耶稣是主 - 主イエスは - Jesus é o Senhor - Jesus är Herre
Literatura disponible en:
corpocri@yahoo.com
laiglesiaenarmenia@yahoo.com