Mostrando resultados 1 a 3 de 3

Mensaje: COMO ENTENDEMOS EL OCTAVIO MANDAMIENTO

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Dec 2007
    Respuestas
    512
    Entradas del Blog
    2

    Por Defecto COMO ENTENDEMOS EL OCTAVIO MANDAMIENTO

    NO DIRAS FALSOS TESTIMONIOS, NI MENTIRAS


    Recuerdo con cariño aquel joven, buen amigo y compañero de Instituto, que por problemas familiares tuvo que interrumpir sus estudios para intentar buscar un empleo que con gran esfuerzo logró en la banca.
    Nos veíamos con mucha frecuencia y pasábamos largos ratos sumidos en profundas y reflexivas charlas. En sus ratos de ocio, intentaba conocer al mundo y a los hombres.

    Deseaba ardientemente vivir en la verdad respetando y dando testimonio de ella, e intentando distinguir lo verdadero de lo falso.
    Cuidaba el descubrir, el amor de los enamorados, el esmero en escoger amigos o el delicado cuidado al tomar un compromiso religioso o político. Y todo ello en el marco de un mundo, donde por desgracia impera la hipocresía, la mediocridad, las falsas verdades y la mentira.

    Han pasado los años y aquel joven empleado de banca se ha convertido en sacerdote, que seguirá buscando esa Verdad, en el conocimiento que Dios quiere enseñarnos y en las palabras y actos de sus más humildes servidores.

    Con gran ilusión, acepto su invitación a participar en la celebración de su primera Misa, en su pequeño pueblo manchego, con la gran lección de amor que nos brindan sus padres, sencillos, humildes, pobres muy pobres, que solo pueden regalar a su hijo en este día tan especial un beso y aquel ruego realizado después de recibir la Eucaristía de manos de su hijo: “Sé bueno, ofrece fiel testimonio siempre de la verdad, ama a todo el mundo y sobre todo a Dios. Haz el bien, reza y comparte todo lo tuyo con los demás “.

    Después de esta experiencia, en ese pequeño pueblo donde resplandece la honradez y la verdad y por supuesto donde no tiene cabida la mentira, uno, tiene la sensación de que todas las notas que ha ido recopilando para escribir sobre este octavo Mandamiento han perdido fuerza literaria.
    Y ante esta inquietud, con mi amigo convertido en siervo de Dios y de su Iglesia, encontramos en la Biblia pasajes proclamando que Dios y su Ley son la única fuente de toda verdad.

    Y ante esta inquietud, con mi amigo convertido en siervo de Dios y de su Iglesia, encontramos en la Biblia pasajes proclamando que Dios y su Ley son la única fuente de toda verdad.

    En el Antiguo Testamento (cf. Sal. 119,30. 119,90.142) leemos “los miembros de su pueblo son llamados a vivir en la verdad. No serás falso y dentro de los falsarios, incluye a los hipócritas, a los envidiosos y a los resentidos. Despreciarás la mentira sobre todas las cosas y no difamarás ni atentarás contra la dignidad personal.


    Así mismo, el Nuevo Testamento nos advierte, que no seamos sepulcros blanqueados, que tienen buena apariencia, pero que por dentro están llenos de huesos con toda clase de podredumbre (Mt. 23,27). Y el mismo Jesús, nos dice, que seguirle es vivir del Espíritu de la verdad (Jn. 14,17) y nos ofrece la gran prueba de veracidad, cuando ante Pilatos proclama que ha venido al mundo para dar testimonio de la verdad (Jn.18,37).

    Y de igual modo nuestro espíritu cristriano nos aclara que hemos de revestirnos continuamente del hombre nuevo creado en la justicia y en la verdad para mostrarnos sinceros en nuestros actos y palabras, evitando de este modo la simulación y la hipocresía.

    Antes de nuestra despedida mi viejo amigo, nuevo hombre de Dios, me confesaba su amor al mundo mientras nos fundimos en un sincero abrazo. Yo creo, amigo Guillermo, ante todo en Dios en Cristo y en el Espíritu Santo. Pero también creo y tengo una fe ciega en la bondad y en los valores del mundo.

    Por todo ello tenemos la obligación cristiana de disculpar a todos aquellos enemigos de casi todo. A los inventores de bulos y rumores dañinos y a los lanzadores de insidias. A todos los que intentan dañar la reputación y el honor de otros con juicios falsos incluídos los hipócritasy los mentirosos.

    Y por supuesto lo que no podemos olvidar es dirigirnos a Dios para pedirle por todos ellos con caridad, con amor y con humildad. Para que de este modo tengamos siempre presente que la verdad es bella por si misma y que de decirla nunca nos arrepentiremos.
    [/COLOR]

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    Jun 2005
    Edad
    53
    Respuestas
    9.054

    Por Defecto Re: COMO ENTENDEMOS EL OCTAVIO MANDAMIENTO

    Es edificante el testimonio. Sinembargo respecto al mandamiento, hemos de advertir que hay mentiras y hay mentira. Las mentiras las decimos comunmente sin o con intenciones, la mentira la ejercitan quienes desechan La Verdad igualmente sin o con intenciones...
    No contaban con mi asnucia.

    www.lsranchboergoats.com

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Jan 2008
    Respuestas
    7.277

    Por Defecto Re: COMO ENTENDEMOS EL OCTAVIO MANDAMIENTO

    La MENTIRA (sea de la índole que sea) es DESOBEDIENCIA y PECADO; manifiesta la INFRACCIÓN del 8º MANDAMIENTO de LA LEY DE DIOS.
    La MENTIRA PERJUDICA SIEMPRE al MENTIROSO, SIEMPRE; e IMPIDE CUMPLIR los MANDATOS de LA LEY de nuestro SEÑOR JESUCRISTO (Marcos 12:30):
    -AMARÁS al SEÑOR TU DIOS con TODO tu CORAZÓN, con TODA tu ALMA, con TODA tu MENTE y con TODAS tus FUERZAS
    -AMARÁS a tu PRÓJIMO COMO a TÍ MISMO.
    -AMAOS los UNOS a los OTROS COMO YO os he AMADO....PALABRA DE DIOS. AMÉN.

    En el AMOR DE DIOS NO hay, y NO puede haber MENTIRA alguna...Nuestro SEÑOR JESUCRISTO (Bendito sea) FUÉ VÍCTIMA de la MENTIRA de los que LO CRUCIFICARON; pero, ÉL NO MINTIÓ, NI para "SALVAR" SU VIDA, ÉL ES EL EJEMPLO.

    Que ÉL os Bendiga a TODOS con SU PAZ y SU AMOR. AMÉN.

Información sobre el Tema

Users Browsing this Thread

Actualmente hay 1 usuarios navegando por este tema. (0 miembros y 1 invitados)

Normas de Publicación

  • no puedes enviar nuevos mensajes
  • no puedes publicar nuevas respuestas
  • no puedes añadir vínculos
  • no puedes editar tus mensajes
  •  
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


Sindica: RSS1 Sindica: RSS2 Add to Google Añadir a Mi Yahoo! Suscribir con Bloglines