Mostrando resultados 1 a 5 de 5

Mensaje: CRISTO Y EL CRISTIANISMO

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Sep 2001
    Respuestas
    2.608
    Entradas del Blog
    2

    Por Defecto CRISTO Y EL CRISTIANISMO

    CRISTO Y EL CRISTIANISMO
    CRISTO CONTRA LAS DOCTRINAS
    Nuestra fe cristiana está basada en la revelación de Dios. Es diferente de todas las otras religiones en las cuales se meten a meditar, hacer conjeturas y escudriñar. Creemos que la Biblia es la revelación de Dios a nosotros. En otras palabras, es Su palabra hablada a nosotros. También creemos que Dios ha llegado a ser un hombre, quien es el mismo Jesús de Nazaret. Dios, la Biblia y Jesucristo constituyen el fundamento de nuestra fe.
    LA POSICION DE CRISTO
    Empecemos por examinar la posición que Cristo ocupa en nuestra fe, o mejor dicho, en el cristianismo, el cual ha sido alterado, y no es ahora lo que debe ser. Por el momento no hablaremos de lo que el cristianismo debe ser. Más bien, haremos una comparación entre el cristianismo y otras religiones para que podamos ver que es distintivo de nuestra fe. No trataremos, a propósito, de exaltar el cristianismo y de degradar a otras religiones. Sólo haremos una comparación objetiva entre ellas.
    Primero, consideremos el confucianismo. En realidad, los seguidores de Confucio nunca afirman formalmente que lo que ellos tienen es una religión. El confucianismo simplemente ejerce una gran influencia en la cultura china, la educación, la ética, y la filosofía. Sin embargo, una cosa es cierta: las enseñanzas y doctrinas de Confucio son de primera importancia, mientras que la persona de Confucio no es tan importante. No quiero decir que el confucianismo no tiene interés por Confucio. Ese hombre en verdad fue una persona extraordinaria. Sin embargo, para poder ser parte del confucianismo, uno solamente necesita entender las doctrinas de Confucio, vivir por sus enseñanzas y estar totalmente familiarizado con sus libros. No importa si uno entiende al hombre Confucio o no. Los principios, doctrinas y enseñanzas de Confucio son la esencia de la religión.
    LAS DOCTRINAS DEL BUDISMO
    Consideremos ahora el budismo. El fundador del budismo fue Sakya Muni. En una ocasión él predicó a sus discípulos acerca de las personas malvadas que después de la muerte se han reencarnado a través de la Rueda del Renacimiento. Esto es algo que atrae la atención del hombre. Pero en todo el budismo, el énfasis principal cae en las doctrinas y teorías. En cuanto a la persona de Sakya Muni, aunque tiene una historia y una biografía, son como un paréntesis, ya que no forman el punto principal del budismo. El centro de esta religión no es el hombre Sakya Muni. El que haya habido tal persona no es importante para el budismo de ahora. Todo lo que se necesita son las doctrinas y las enseñanzas.
    FUNDADORES QUE SOLAMENTE DEJARON SUS DOCTRINAS
    Otras religiones tales como el taoísmo y el mahometismo tienen el mismo principio. Después de que cada fundador estableció una religión y dejó sus enseñanzas, doctrinas y regulaciones como el contenido de su religión, el mismo fundador se separó de la religión y tuvo muy poco que ver con ella.
    EL CRISTIANISMO EDIFICADO SOBRE CRISTO
    Nuestra fe es totalmente diferente. Desde su principio, el cristianismo es edificado sobre el hombre Cristo. No es edificado sobre las doctrinas y enseñanzas de Cristo. Es asombroso que cuando abrimos la Biblia, no encontramos muchos capítulos de doctrinas. No hay muchos pasajes en los cuales son expuestos asuntos puramente doctrinales, y la gente no tiene mucho interés en eso. Lo que realmente nos interesa es el hombre mismo y qué clase de persona es El. Todos aquellos que han leído la Biblia saben que las enseñanzas de Jesús de Nazaret no son extraordinariamente voluminosas. Su persona es lo que nos atrae. Solamente El es el fundamento de nuestra fe.
    La palabra Cristo viene del griego y significa el Ungido. Según los chinos, cuando un hombre empieza un trabajo, se le da una carta de recomendación. El equivalente entre los judíos es ungimiento. Cuando Dios llama a una persona para trabajar, El vierte aceite sobre la persona como un sello de comisión. Cristo es el mismo Dios que fue apartado para venir a la tierra a ser un hombre para la manifestación de Dios, a fin de que el hombre pudiese conocer a Dios. Cristo es el Ungido. El está comisionado para tal tarea.
    CRISTO DEMANDA A OTROS A CREER EN EL
    Debido a esta distinción básica, Cristo es diferente a todos los fundadores de otras religiones. En una ocasión El preguntó a Sus discípulos: “Y vosotros, ¿quién decís que soy Yo?”. Repetidas veces El exigió que Sus discípulos creyesen en El. El dijo que el que cree en el Hijo tiene vida eterna. De nuevo El dijo: “El que ama a padre o madre más que a Mí, no es digno de Mí” (Mt. 10:37). Si el hombre no ama de esta manera, no es digno de ser Su discípulo. Palabras como éstas han sido expresadas solamente por El. Ningún líder religioso ha dicho cosa semejante. Confucio nunca le dijo a Yen-Weh o Tze-lu: “Cree en mí”, ni tampoco dijo: “Amame”. Ni tampoco los otros líderes, tales como Sakya Muni o Mahoma, exigieron que sus discípulos tuvieran fe. Lo único que se necesita para ser sus discípulos es creer en sus doctrinas.
    EL ASUNTO IMPORTANTE ES QUIEN ES JESUS
    Así que, la verdadera fe cristiana está basada en una persona. Está edificada sobre Cristo y no sobre algunas doctrinas. El punto principal de la verdadera fe cristiana es un asunto de ¡quién es Jesús! ¿Es El simplemente un judío? ¿Es El solamente un profeta? O, ¿es Jesús el Hijo del Dios viviente? Depende de quién es Jesús de Nazaret. La diferencia entre un cristiano auténtico y uno falso no consiste en el conocimiento de las doctrinas de Cristo. Más bien, ¡consiste en el conocimiento de quién es Jesús!
    LA RESPUESTA ESTA EN LA BIBLIA
    ¿Quién es este hombre de Nazaret? Ya que ésta es una pregunta crucial relacionada con nuestra fe, necesitamos encontrar la respuesta en la Biblia. Pondremos especial atención al Evangelio de Juan y descubriremos que Cristo mismo es el centro de la Biblia y el enfoque de todo el cristianismo.
    Antes de que veamos el Evangelio de Juan, necesitamos dar una mirada al trasfondo del libro. Antes de la venida de Cristo, Dios envió a un precursor para que preparase el camino para Cristo a fin de que los hombres estuvieran disponibles a reconocer a Cristo. Este precursor fue Juan el Bautista. Por su predicación con poder, mucha gente fue convencida y como resultado, muchos pensaron que él era el Cristo que había de venir.
    Mas Juan 1:8 dice: “No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz”. La luz representa a Cristo. El es llamado la luz porque la luz revela y manifiesta. Juan no era el Cristo. El solamente daba testimonio de Cristo.
    En cuanto a esta luz, el versículo 9 dice: “Aquél era la luz verdadera, que, con Su venida al mundo, ilumina a todo hombre”. En este mundo obscuro, si una persona tiene a Cristo, conocerá todo acerca de Dios. Cuando esta luz brilla, el hombre dirá: “Aquí está Dios”. Ellos reconocerán la luz como Dios.
    Hasta el versículo 9, aún no sabemos quién es esta luz. Leamos ahora desde el versículo 10 hasta el 15. “En el mundo estaba, y por medio de El llegó a existir el mundo; pero el mundo no le conoció. A lo Suyo vino, y los Suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en Su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. Y el Verbo se hizo carne, y fijó tabernáculo entre nosotros (y contemplamos Su gloria, gloria como del Unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan dio testimonio de El, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, se ha puesto delante de mí; porque era primero que yo”. Después de leer los versículos mencionados, ¿se han dado cuenta que todo lo que está registrado aquí son hechos reales, en vez de muchas doctrinas?
    JESUS ES
    ¿Qué dijo Juan el Bautista acerca de Cristo? El dijo: “El ... es ... después de mí”. Y sin embargo El que era después de Juan se pondría delante de él. Esto es porque en primer lugar, Cristo se puso delante de él. Este es el principio del testimonio de Juan el Bautista.
    Juan 1:27 dice: “Este es el que viene después de mí, a quien yo no soy digno de desatar la correa de Sus sandalias”. La predicación de Juan es el principio de nuestra fe. El vino solamente para decirles a otros quién era Jesús de Nazaret. No sólo era Cristo antes que Juan, El era tanto más grande que Juan que éste no era digno de desatar la correa de Sus sandalias ni de ser Su esclavo.
    Juan 1:29 dice: “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: ¡He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!”.
    El versículo 30 dice: “Este es Aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual se ha puesto delante de mí; porque era primero que yo”. Cuando Juan presentó a Jesús, dijo: “¡Este es Aquel!” (v. 30). ¡El evangelio empieza mostrándonos quién es Jesús!
    W. Nee

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    Jul 2010
    Respuestas
    180

    Por Defecto Re: CRISTO Y EL CRISTIANISMO

    Cita Originalmente enviado por hgo Ver Mensaje
    CRISTO Y EL CRISTIANISMO
    CRISTO CONTRA LAS DOCTRINAS
    Nuestra fe cristiana está basada en la revelación de Dios. Es diferente de todas las otras religiones en las cuales se meten a meditar, hacer conjeturas y escudriñar. Creemos que la Biblia es la revelación de Dios a nosotros. En otras palabras, es Su palabra hablada a nosotros. También creemos que Dios ha llegado a ser un hombre, quien es el mismo Jesús de Nazaret. Dios, la Biblia y Jesucristo constituyen el fundamento de nuestra fe.
    LA POSICION DE CRISTO
    Empecemos por examinar la posición que Cristo ocupa en nuestra fe, o mejor dicho, en el cristianismo, el cual ha sido alterado, y no es ahora lo que debe ser. Por el momento no hablaremos de lo que el cristianismo debe ser. Más bien, haremos una comparación entre el cristianismo y otras religiones para que podamos ver que es distintivo de nuestra fe. No trataremos, a propósito, de exaltar el cristianismo y de degradar a otras religiones. Sólo haremos una comparación objetiva entre ellas.
    Primero, consideremos el confucianismo. En realidad, los seguidores de Confucio nunca afirman formalmente que lo que ellos tienen es una religión. El confucianismo simplemente ejerce una gran influencia en la cultura china, la educación, la ética, y la filosofía. Sin embargo, una cosa es cierta: las enseñanzas y doctrinas de Confucio son de primera importancia, mientras que la persona de Confucio no es tan importante. No quiero decir que el confucianismo no tiene interés por Confucio. Ese hombre en verdad fue una persona extraordinaria. Sin embargo, para poder ser parte del confucianismo, uno solamente necesita entender las doctrinas de Confucio, vivir por sus enseñanzas y estar totalmente familiarizado con sus libros. No importa si uno entiende al hombre Confucio o no. Los principios, doctrinas y enseñanzas de Confucio son la esencia de la religión.
    LAS DOCTRINAS DEL BUDISMO
    Consideremos ahora el budismo. El fundador del budismo fue Sakya Muni. En una ocasión él predicó a sus discípulos acerca de las personas malvadas que después de la muerte se han reencarnado a través de la Rueda del Renacimiento. Esto es algo que atrae la atención del hombre. Pero en todo el budismo, el énfasis principal cae en las doctrinas y teorías. En cuanto a la persona de Sakya Muni, aunque tiene una historia y una biografía, son como un paréntesis, ya que no forman el punto principal del budismo. El centro de esta religión no es el hombre Sakya Muni. El que haya habido tal persona no es importante para el budismo de ahora. Todo lo que se necesita son las doctrinas y las enseñanzas.
    FUNDADORES QUE SOLAMENTE DEJARON SUS DOCTRINAS
    Otras religiones tales como el taoísmo y el mahometismo tienen el mismo principio. Después de que cada fundador estableció una religión y dejó sus enseñanzas, doctrinas y regulaciones como el contenido de su religión, el mismo fundador se separó de la religión y tuvo muy poco que ver con ella.
    EL CRISTIANISMO EDIFICADO SOBRE CRISTO
    Nuestra fe es totalmente diferente. Desde su principio, el cristianismo es edificado sobre el hombre Cristo. No es edificado sobre las doctrinas y enseñanzas de Cristo. Es asombroso que cuando abrimos la Biblia, no encontramos muchos capítulos de doctrinas. No hay muchos pasajes en los cuales son expuestos asuntos puramente doctrinales, y la gente no tiene mucho interés en eso. Lo que realmente nos interesa es el hombre mismo y qué clase de persona es El. Todos aquellos que han leído la Biblia saben que las enseñanzas de Jesús de Nazaret no son extraordinariamente voluminosas. Su persona es lo que nos atrae. Solamente El es el fundamento de nuestra fe.
    La palabra Cristo viene del griego y significa el Ungido. Según los chinos, cuando un hombre empieza un trabajo, se le da una carta de recomendación. El equivalente entre los judíos es ungimiento. Cuando Dios llama a una persona para trabajar, El vierte aceite sobre la persona como un sello de comisión. Cristo es el mismo Dios que fue apartado para venir a la tierra a ser un hombre para la manifestación de Dios, a fin de que el hombre pudiese conocer a Dios. Cristo es el Ungido. El está comisionado para tal tarea.
    CRISTO DEMANDA A OTROS A CREER EN EL
    Debido a esta distinción básica, Cristo es diferente a todos los fundadores de otras religiones. En una ocasión El preguntó a Sus discípulos: “Y vosotros, ¿quién decís que soy Yo?”. Repetidas veces El exigió que Sus discípulos creyesen en El. El dijo que el que cree en el Hijo tiene vida eterna. De nuevo El dijo: “El que ama a padre o madre más que a Mí, no es digno de Mí” (Mt. 10:37). Si el hombre no ama de esta manera, no es digno de ser Su discípulo. Palabras como éstas han sido expresadas solamente por El. Ningún líder religioso ha dicho cosa semejante. Confucio nunca le dijo a Yen-Weh o Tze-lu: “Cree en mí”, ni tampoco dijo: “Amame”. Ni tampoco los otros líderes, tales como Sakya Muni o Mahoma, exigieron que sus discípulos tuvieran fe. Lo único que se necesita para ser sus discípulos es creer en sus doctrinas.
    EL ASUNTO IMPORTANTE ES QUIEN ES JESUS
    Así que, la verdadera fe cristiana está basada en una persona. Está edificada sobre Cristo y no sobre algunas doctrinas. El punto principal de la verdadera fe cristiana es un asunto de ¡quién es Jesús! ¿Es El simplemente un judío? ¿Es El solamente un profeta? O, ¿es Jesús el Hijo del Dios viviente? Depende de quién es Jesús de Nazaret. La diferencia entre un cristiano auténtico y uno falso no consiste en el conocimiento de las doctrinas de Cristo. Más bien, ¡consiste en el conocimiento de quién es Jesús!
    LA RESPUESTA ESTA EN LA BIBLIA
    ¿Quién es este hombre de Nazaret? Ya que ésta es una pregunta crucial relacionada con nuestra fe, necesitamos encontrar la respuesta en la Biblia. Pondremos especial atención al Evangelio de Juan y descubriremos que Cristo mismo es el centro de la Biblia y el enfoque de todo el cristianismo.
    Antes de que veamos el Evangelio de Juan, necesitamos dar una mirada al trasfondo del libro. Antes de la venida de Cristo, Dios envió a un precursor para que preparase el camino para Cristo a fin de que los hombres estuvieran disponibles a reconocer a Cristo. Este precursor fue Juan el Bautista. Por su predicación con poder, mucha gente fue convencida y como resultado, muchos pensaron que él era el Cristo que había de venir.
    Mas Juan 1:8 dice: “No era él la luz, sino para que diese testimonio de la luz”. La luz representa a Cristo. El es llamado la luz porque la luz revela y manifiesta. Juan no era el Cristo. El solamente daba testimonio de Cristo.
    En cuanto a esta luz, el versículo 9 dice: “Aquél era la luz verdadera, que, con Su venida al mundo, ilumina a todo hombre”. En este mundo obscuro, si una persona tiene a Cristo, conocerá todo acerca de Dios. Cuando esta luz brilla, el hombre dirá: “Aquí está Dios”. Ellos reconocerán la luz como Dios.
    Hasta el versículo 9, aún no sabemos quién es esta luz. Leamos ahora desde el versículo 10 hasta el 15. “En el mundo estaba, y por medio de El llegó a existir el mundo; pero el mundo no le conoció. A lo Suyo vino, y los Suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en Su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios; los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios. Y el Verbo se hizo carne, y fijó tabernáculo entre nosotros (y contemplamos Su gloria, gloria como del Unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan dio testimonio de El, y clamó diciendo: Este es de quien yo decía: El que viene después de mí, se ha puesto delante de mí; porque era primero que yo”. Después de leer los versículos mencionados, ¿se han dado cuenta que todo lo que está registrado aquí son hechos reales, en vez de muchas doctrinas?
    JESUS ES
    ¿Qué dijo Juan el Bautista acerca de Cristo? El dijo: “El ... es ... después de mí”. Y sin embargo El que era después de Juan se pondría delante de él. Esto es porque en primer lugar, Cristo se puso delante de él. Este es el principio del testimonio de Juan el Bautista.
    Juan 1:27 dice: “Este es el que viene después de mí, a quien yo no soy digno de desatar la correa de Sus sandalias”. La predicación de Juan es el principio de nuestra fe. El vino solamente para decirles a otros quién era Jesús de Nazaret. No sólo era Cristo antes que Juan, El era tanto más grande que Juan que éste no era digno de desatar la correa de Sus sandalias ni de ser Su esclavo.
    Juan 1:29 dice: “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: ¡He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!”.
    El versículo 30 dice: “Este es Aquel de quien yo dije: Después de mí viene un varón, el cual se ha puesto delante de mí; porque era primero que yo”. Cuando Juan presentó a Jesús, dijo: “¡Este es Aquel!” (v. 30). ¡El evangelio empieza mostrándonos quién es Jesús!
    W. Nee
    Quieres que comentemos esto o simplemente lo pegaste como enseñanza tuya ?

    TIO


  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Feb 2012
    Respuestas
    282
    Entradas del Blog
    2

    Por Defecto Re: CRISTO Y EL CRISTIANISMO

    Cita Originalmente enviado por TIO Ver Mensaje
    Quieres que comentemos esto o simplemente lo pegaste como enseñanza tuya ?

    TIO

    Y aquí tenemos la primera respuesta constructiva.

    En todo caso HGO muy buen argumento. Yo no soy Cristiano, solo creo en cristo y en Jehová.
    ivanbravodeista.weebly.com

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    Sep 2001
    Respuestas
    2.608
    Entradas del Blog
    2

    Por Defecto Re: CRISTO Y EL CRISTIANISMO

    Cita Originalmente enviado por Lapsis_Angelus Ver Mensaje
    Y aquí tenemos la primera respuesta constructiva.

    En todo caso HGO muy buen argumento. Yo no soy Cristiano, solo creo en cristo y en Jehová.
    Tio Dios te bendiga. ¡Jesus es el Señor! Yo tambien creo en Cristo y en Jehovah. Bien puedes comentar si lo deseas. El mensaje como bien puedes ver al pie de pagina no es de mi autoria. Solo leo y aplico a mi vida y comparto con los santos todas aquellas verdades y cosas que Dios desea sean restauradas en su cuerpo que es la iglesia.

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    Apr 2012
    Respuestas
    2.221

    Por Defecto Re: CRISTO Y EL CRISTIANISMO

    No conozco las doctrinas budistas, musulmanas, etc. pero creo que cualquier doctrina que declare que el hombre no necesita de Dios, que es capaz de darle sentido a su existencia, no tiene razón de ser. Dios es la fuerza creadora y la respuesta a todas las cosas.

    Creo en Dios y creo en su Cristo Jesús.

    Dios los bendiga.


Información sobre el Tema

Users Browsing this Thread

Actualmente hay 1 usuarios navegando por este tema. (0 miembros y 1 invitados)

Normas de Publicación

  • no puedes enviar nuevos mensajes
  • no puedes publicar nuevas respuestas
  • no puedes añadir vínculos
  • no puedes editar tus mensajes
  •  
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


Sindica: RSS1 Sindica: RSS2 Add to Google Añadir a Mi Yahoo! Suscribir con Bloglines