Mostrando resultados 1 a 11 de 11

Mensaje: ¡ÉL me llamó!

  1. #1
    Fecha de Ingreso
    Nov 2001
    Respuestas
    295

    Por Defecto ¡ÉL me llamó!

    Querido amigo, amiga que visitas estas páginas sediento de amor, de alegría, de paz, de justicia, estas palabras son para ti.

    Todos, alguna vez en nuestras vidas fracasamos, hemos conocido el acre sabor de la derrota y la consiguiente frustración derivada de ésta. De una forma u otra todos tenemos un plan o al menos una mera idea acerca de lo ha de ocurrir con nuestras vidas. No obstante, nuestro plan, meta o idea nunca coincide con nuestra realidad. Cuando menos lo pensamos somos interrumpidos y allí, en ese mismo instante, se esfuma el encanto.

    ¡Fantasiamos mucho! No en balde el arte —interpretación humana de lo que el Creador creó perfectamente— pareciera haber conquistado hasta nuestro más recónditos intersticios. Así Hollywood, la industria más poderosa del mundo, modela el comportamiento de las multitudes. Hollywood te adiestra sobre cómo has de pensar, vestir, comer e incluso, cómo has de ver a Dios.

    Multitudes de interrogantes asaltan el día a día de nuestra excitada existencia; nos disparan sin cesar por todos los flancos. TV, cine, prensa, radio, internet, correos, escuelas, miríadas de credos de distinto pelaje y un largo etcétera, actúan como inquisidores a la par de contestadores; te dicen: ¡Oye, mira, aquí tenemos todas las preguntas y todas las respuestas!

    Señor Silencio parece ser un invitado imposible a nuestras vidas; Doña Confusión [conocida también como OBSCENIDAD (Ob = fuera de; scena = escena)], de la mano de su carnal Don Ruido, ha tomado cualquier espacio disponible. Noticias, imágenes a granel, discursos, comerciales, comunicaciones, música, constantes llamadas, bullicio generalizado, amenazas por y desde todas partes, imprecaciones, credos, teorías, filosofías y necedades de los más diversos géneros atracan nuestra escuálida atención. ¡Pareciera que no hay ni un sólo espacio para la intimidad!

    El vanidoso como superficial MUNDO de nuestros días se ha convertido en un tormentoso río de preguntas, gigantescas rocas que obstruyen el paso hacia el verdadero río, el verdadero CAMINO.
    No se trata de lo que pienses acerca de una determinada religión.
    No se trata de lo que pienses sobre el cristianismo y los cristianos, el judaísmo y los judíos, etc.
    No se trata de las buenas obras que hayas podido hacer últimamente.
    No se trata de las tradiciones que hay en la iglesia a la que asistes o la de tu simpatía o la que visitabas cuando eras niño(a) o esa a la que te gustaría pertenecer.

    De lo que se trata es de que, como toda criatura creyente o no en DIOS, clamas desde el fondo de tu alma por Él. Por cuanto eres fruto de su creación, DIOS es tu única realidad; tu única salida; tú único ayer, hoy y futuro; tu único alivio; tu única satisfacción; sea que lo sepas o no, que lo reconozcas o no. DIOS es LA RESPUESTA que exige, por la que clama tu estropeado espíritu en su andar por este ignaro e insólito mundo. Y esa RESPUESTA querido amigo, amiga, que me escuchas jamás podrá dártela el MUNDO. Sencillamente, carece de ella, no la tiene. El MUNDO, sujeto a vanidad, está bajo los designios de un príncipe a quien DIOS temporalmente le ha permitido sojuzgar al humano. Estoy seguro que tú sabes de quien estoy hablando. Sin embargo, para los efectos de esta conversación, ese príncipe CARECE DE IMPORTANCIA ALGUNA ya que él, como todas las cosas del mundo, pasará mas LA PALABRA que DIOS misericordiosamente te presenta hoy, NO PASARÁ.

    Entonces, hablemos un poco más sobre DIOS ETERNO, TODOPODEROSO; el DIOS DE ABRAHÁN, ISAAC, ISRAEL, JOSÉ, DANIEL, ELÍAS, JUAN EL BAUTISTA, PABLO, PEDRO, JUAN, el DIOS DE LA BIBLIA. Hablemos, pues, del DIOS HECHO HOMBRE en JESÚS, el CRISTO, que vive y vivirá por siempre en Sus hijos. ¡No! No te hablaré de religión, te hablaré del DIOS VIVO.

    La degeneración de la raza humana bajo la tutela del Príncipe del Mundo no deja lugar a dudas de que estamos ante el momento culminante de la historia. El ser humano se pudre a pasos de pantera tanto física como espiritualmente. El pecado (negación de y desobediencia a DIOS) tiene tomado casi por completo al mundo. La maldad y las perversiones de toda índole campean por doquier. EL MENSAJE, el único, hoy toca a las puertas de tu corazón para decirte que CRISTO JESÚS vive, que ÉL es la única fuente de vida y que es la única posibilidad de SALVACIÓN que tienes, que es tú única ESPERANZA. “¿Salvación de qué?”, pudieras preguntarte. Te digo, “échale una ojeada a tu alrededor y quizás obtengas la respuesta”. Te digo, “imagínate, después de este evento que conocemos como ‘muerte’, viviendo en un mundo millones de veces más degradado que éste en el que nos toca vivir, pero viviendo eternamente sin el beneficio de lo que aquí en este mundo entendemos por muerte, y quizás obtengas la respuesta”. Te digo, “piensa por un instante en una persona que sufre los terribles dolores de un cáncer viviendo sin anestesia por siempre, y quizás obtengas la respuesta”.

    Por encima, muy por encima, del ruidoso mare magnum de preguntas en que se ha convertido el mundo, surge LA PREGUNTA que tú y todos enfrentamos en un momento dado de nuestras vidas, la cual es bien sencilla. Sí, como pudieras sospechar, LA PREGUNTA tiene que ver con DIOS, EL QUE ES, EL INNOMBRADO, EL TODOPODEROSO, EL CREADOR DE TODOS Y DE TODO.

    LA GRAN PREGUNTA que está firmemente instalada en el corazón del ser humano, LA PREGUNTA que hierve en tu alma es : ¿SERÁ POSIBLE QUE PUEDA ENCORTRARME CON MI PAPÁ PARA EXPONERLE TODO MI DOLOR, TODO MI FRACASO, TODA MI FRUSTRACIÓN, TODA MI MISERIA, TODA MI INCAPACIDAD PARA ALIVIAR ESTA ENFERMEDAD QUE LLAMAMOS VIDA. Y, DE SER POSIBLE, CÓMO?

    CRISTO, EL MEDIO, EL CAMINO ES. Jesús te dice: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto”. (Juan 14:6-7). A través de Pablo y Silas, el Señor te habla: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa”. (Hechos 16:31). A través de Lucas, el Señor te informa: “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos”. (Hechos 4:12). El Señor usa a Pablo para decirte: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Y todo esto proviene de Dios, quien nos reconcilió consigo mismo por Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación”. (2 Corintios 5:17-19).

    El MENSAJE no podría ser más claro: La fe en Jesús es el único CAMINO a DIOS. Entonces, ¿qué harás si ÉL toca a las puertas de tu corazón para hacerte la GRAN INVITACIÓN? ¿Será que los brujos, los medios de INcomunicación, los artistas, los filósofos, los científicos del MUNDO seguirán visitando tu ajetreada vida con palabras engañosas que empiedran el camino al tormento eterno? ¿Será que las ‘visiones’, las ‘trascendentes y sabias reflexiones’, de los ‘sabios’ de este mundo tendrán finalmente más peso en tu corazón que LA PALABRA (la única, la inmutable) del DIOS TODOPODEROSO? Detente por un instante amigo, amiga mío (a). Apágate al mundo aunque sea por tan sólo por un instante. Retírate en silencio y busca en la soledad de tu corazón respuestas para estas acuciantes preguntas.

    Conviene saber un hecho más, de crucial importancia: Jesús tomó el lugar, pago por los pecados, de los hijos de Dios, esos que llevan la semilla de Dios dentro de sí, en la Cruz del Calvario. Si en algún momento llegases a conocer a JESÚS, sabrás lo terriblemente hermoso que es el estar libre de los estragos y del poder de Don Pecado así como de su eterna compañera, Doña Culpa.

    ¿Qué harás con Jesús si Él llegase a tocar a las puertas de tu corazón? Ésta es la pregunta más importante que todo ser humano, eventualmente, tiene que afrontar.

    “¡ÉL ME LLAMÓ!”

    En la compañía de su hijita Rebeca, María se encontraba mirando las fotos de un viejo álbum. Bequita, que así la llamaban en casa cariñosamente, apuntando hacia una de las fotos de sus difuntos antecesores le pregunta a su madre, ¿Y éste, se fue al cielo? Su madre responde de inmediato que no sabe pero que él sólo podría estar en el cielo si él hubiera recibido a Jesucristo como su Salvador. Bequita, entonces comienza a hacerse la misma pregunta en referencia a cuanta persona conoce.

    Días más tarde Bequita al presentarse ante María le espetó, “¿sabes qué, Mami? El otro día hablé con Jesús por teléfono y le pedí que viniera a mi corazón. “¡Maravilloso!”, le replicó María. “¿Pero cómo hiciste para averiguar Su número?”. La respuesta de la niña fue tan sencilla como profunda: “¡ÉL ME LLAMÓ!”, manifestó entusiasta.

    Rebeca, a sus casi 4 añitos, no sabía que su respuesta contenía la INMENSA VERDAD que distingue y separa DEFINITIVAMENTE al AUTÉNTICO CREYENTE EN CRISTO JESÚS de cualquier religión o creencia así como de todo sistema ideológico, científico, económico o filosófico de este mundo. La infinidad de creencias de este mundo apuntan hacia lo que no es, en lugar de apuntar a EL QUE ES. Así, requieren que el hombre trate de encontrar a DIOS. Sin embargo, en el PLAN que DIOS elaboró ANTES DE LA FUNDACIÓN DEL MUNDO para Sus hijos, “ÉL ES EL ÚNICO QUE INICIA EL CONTACTO”. A través del ESPÍRITU SANTO el PADRE nos llama a ARREPENTIMIENTO. Todo aquél que ha aceptado a Jesús como Salvador es porque fue LLAMADO por el Espíritu Santo (Romanos 8:30).

    Jamás habrá mayor honor que recibir una llamada personal de DIOS. ¡Qué tremendo honor! ¿Todavía no has escuchado Su glorioso llamado?

    Disculpa amigo, amiga, ahora debo salir corriendo, alguien está tocando a mi corazón.

    ¡Quiera el Señor Jesucristo instalar en ti Su magnificente gracia y eterna paz!


    Joshua
    P.D. ¿Aún confundido (a) después de leer estas palabras? ¿Más confundido (a) que antes? ¿Interesado (a) en EL CAMINO? Consigue LA BIBLIA, léela, estúdiala, medita sobre su contenido apartado (a), en silencio, lejos de la atribulada agenda que este mundo absurdo y decadente pretende imponerte. ¡Léela! A ver qué tiene el Señor para ti.
    El Reino de los Cielos se ha acercado. ¡ARREPENTÍOS! (Mateo: 4-17)
    ¡Oh, mi SEÑOR, concédenos Tu GRACIA, PAZ, SABIDURÍA y CORAJE para acercarnos a Tu REINO!

    Cualesquiera fueren, ¡tus comentarios son bienvenidos!

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    Nov 2001
    Respuestas
    295

    Por Defecto ¡Libérame, Purifícame, Señor!

    Y por cuanto sois hijos,
    Dios envió el Espíritu de su Hijo en vuestros corazones,
    el cual clama: Abba, Padre
    ”.


    Gálatas 4:6


    QUERIDO AMIGO, AMIGA que me escuchas, una vez que has sido confrontado con el mensaje de vida eterna, quizás el Señor esté llamando a las puertas de tu corazón, a las puertas de tu cansada vida.

    ¿HA TOCADO EL SEÑOR TU CORAZÓN? ¿Estás arrepentido(a) de tus pecados? ¿Avergonzado(a)? ¿No tienes palabras, no sabes qué decir? ¿Tímido(a)? Todos los hijos de Dios, antes de nuestro nacimiento (espiritual) en Él, hemos pasado más o menos por lo mismo. Sé cómo te sientes; llegar al DIOS TODOPODEROSO no es nada fácil. Pasa por humillarnos ante Él, por reconocer que somos NADA, que sin ÉL nada en este mundo TIENE SENTIDO. Pasa por reconocer nuestra condición de pecadores y nuestra IMPOTENCIA para remediar esta situación. Fue bien difícil para mí, así como para la gran mayoría de los hermanos y hermanas que el Señor me ha dado.

    SI SIENTES EL LLAMADO DEL ESPÍRITU SANTO DE DIOS EN TU CORAZÓN, en el último párrafo encontrarás unas palabras que pudieran servirte de inspiración. En modo alguno quiero que tomes estas palabras con rigidez, como un rezo, como algo que tienes que leer, que tienes que expresar así exactamente. No, esa no es mi intención. La oración es todo un sistema inspirado por el ESPÍRITU SANTO para comunicarnos con el PADRE a través de CRISTO (EL HIJO). Es maravillosa conversación fluida entre un hijo que necesita de la guía y del amor de Su Padre. La oración nos hace cada día más dependientes de la VOLUNTAD de NUESTRO PADRE. ¡Amigo, amiga, quiera mi Señor tomarte ahora mismo! ¡Quiera mi Padre entregarte en las manos amorosas de mi Señor Jesucristo en este instante! Ahora, éste es mi mayor deseo. ¡Dios te bendiga con Su gracia!

    Amorosamente en Cristo,

    Joshua C.

    Padre mío. ¡Creador de los cielos y la tierra! Rey del universo.
    Ante Ti me presento en este instante, el más importante de toda mi vida, para
    reconocer mi necesidad de ti Señor.
    Aquí estoy Señor para reconocer que soy un transgresor. Soy un pecador que, por
    ignorancia o negligencia, ha ido siempre contra ti haciendo lo malo ante Tus ojos.
    Ante ti Padre confieso todos mis pecados que cual llama ardiente consumen mi alma.
    Ante ti Señor reconozco que necesito Tu perdón, Tu amparo, Tu guía y
    Tu AMOR Padre mío, Papá, Papi, Papito,
    Vengo a ti Padre, cansado de andar bajo mis propias fuerzas,
    de seguir mi propio camino.
    ¡Ya no puedo más y ahora sé que Tú lo sabes!
    Vengo a ti Padre para poner toda mi angustia, todo mi dolor,
    en Tus manos poderosas.
    ¡Alabado seas Señor!
    ¡Oh mi Dios, mi fortaleza, mi alabanza sea contigo para siempre!
    Gracias Padre por haberme presentando las buenas nuevas del Evangelio hoy.
    Gracias Padre por haber abierto los oídos de mi corazón hoy para apreciar tu
    mensaje de Salvación de las miserias de este mundo
    y tu mensaje de Vida Eterna a través de Tu Hijo Unigénito Jesucristo
    a quien a partir de este instante reconozco como mi único
    Redentor y Salvador personal.
    Gracias Padre por hacerme consciente del sacrificio que
    mi Señor Jesucristo realizó en la Cruz del Calvario
    para pagar por mis pecados, por mi vida errónea, caída y miserable.
    Gracias Padre por hacerme saber que yo soy Tu hijo, que vengo de Ti.
    Ahora Señor cuando pongo mi vida en Tus graciosas manos,
    cuando dedico el resto de esta nueva vida, abundante vida,
    que hoy me das, te pido que me ayudes
    a seguir los pasos de mi Señor Jesucristo
    para ser conformado a Su imagen y que
    coloques la vida de Tu amado Hijo Cristo Jesús en mi corazón para siempre.
    Clamo a ti Señor para que me enseñes el camino,
    para que me instruyas en todo momento
    Y para que me hagas conocer Tu voluntad.
    Mi corazón está dispuesto, ¡oh Dios! Libérame, purifícame Señor.
    Haz de mi Señor la clase de persona que Tú has previsto que yo sea.
    ¡Cumple en mí Tu sagrada voluntad!
    Ahora Señor cuando comienzo a dar mis primeros pasos en Ti,
    trae a mí Tu Espíritu Santo para que me instruya en cada paso
    del camino que me queda por transitar en este mundo,
    para que desarrolle fe en mí por Ti,
    para que me dé palabra de oración para Ti,
    para que me enseñe a leer, a beber, a aprender de Tu Palabra de Vida Eterna
    que esta contenida en La Biblia.
    Quiero, Señor, aprender a ADORARTE en Espíritu y verdad.
    Este siervo Tuyo Señor se humilla ante Ti Padre para recibir,
    a través de Tu gracia misericordiosa,
    Tu inmenso amor, Tu perdón y Tu paz PARA SIEMPRE.
    En el nombre de mi Redentor y Salvador,
    Tú amado Hijo mi Señor Jesucristo,
    te doy eternas gracias Padre, Papá, Papaíto.
    Infinitas gracias te doy PADRE por haberme
    SALVADO DE LAS GARRAS DE SATANÁS
    preservándome para VIDA ETERNA al lado de Tu Hijo unigénito.
    Gracias por la SALVACIÓN ETERNA que hoy
    me has ofrecido gratuitamente y la que ahora tomo
    con gran gozo para el servicio y la gloria de
    Tu amado Hijo Jesucristo por los siglos de los siglos.
    ¡Amen!
    El Reino de los Cielos se ha acercado. ¡ARREPENTÍOS! (Mateo: 4-17)
    ¡Oh, mi SEÑOR, concédenos Tu GRACIA, PAZ, SABIDURÍA y CORAJE para acercarnos a Tu REINO!

    Cualesquiera fueren, ¡tus comentarios son bienvenidos!

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    Mar 2002
    Edad
    33
    Respuestas
    234

    Por Defecto gracias

    Hola amigo,
    Quiero decir gracias por tu mensaje. Para mi el camino con el Señor no ha sido fácil por muchas razones. Yo no tenía una relación muy claro con él porque no sabía como preguntar por dios para perdonarme. Tambien no hablaba con él de todo que estaba en mi mente, en otras palabras no me gusta decir pero estaba depremido y no muy segurro en como preguntar el Señor para ayudarme. Pero después de leer tu mensaje aprendí que Dios de hecho habla con sus niños y mostrará la manera a ellos. Gracias otra vez porque pienso que ahora yo entiendo muy claro ahora como hablar a Dios y que en su manera Dios va a contestarme
    Dios te bendiga mucho

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    Nov 2001
    Respuestas
    295

    Por Defecto ¡ANIMO, MI HERMANO!

    Amado hermano Jeff:

    ME ENCUENTRO CON TU AMABLE MENSAJE cuando apenas regreso del patio trasero de mi casa. Vengo de cuidar las plantas que planté hace algunas semanas. Están CRECIENDO saludables y bellas, ¡GRACIAS AL SEÑOR! Estoy muy feliz y ahora mucho más al saber que nuestro Señor ha hablado a tu corazón con voz de revelación a través de las palabras que el puso en el corazón de este siervo suyo.

    DEPRESIÓN: ¡TERRIBLE PLAGA DE NUESTROS CONFUSOS DÍAS! ¿Quién no ha sufrido o cree haber sufrido de este mal en estos días? Estás sentado en la sala de tu casa o en un cine mirando una película, cuando de pronto la señal comienza a deteriorarse y un terrible ruido se apodera del sonido. Ahora la imagen está totalmente deshecha y el sonido no es más que un conjunto de notas discordantes de agudos insoportables. Quieres salir corriendo de allí. El CAOS, la CONFUSIÓN, se apoderan de ti que estabas allí tan relajado. En los angustiosos tiempos en que vivimos, hasta los conflictos más pequeños generan caos y confusión. Y el caos y la confusión no sólo son contexto sino caldo de cultivo para la depresión. “¡Paren el mundo que me quiero bajar!”, pareciéramos gritar, desde lo más profundo de nosotros, en muchas ocasiones.

    DEPRESIÓN ES UNA CATEGORÍA VERBAL inventada por los especialistas de la conducta para describir los estados de enorme miedo, impotencia y consiguiente angustia en el ser humano, incluso algunos hablan de depresión en los animales. Aunque la Biblia no registra la palabra depresión por ninguna parte, se puede observar como muchos personajes bíblicos la sufrieron.

    EL PROFETA ELÍAS, a quien el Señor bendijo tanto, amenazado de muerte por Jezabel huyó al desierto para salvar su vida y una vez allí pidió a Dios que le quitara la vida [“y sentóse debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quita mi alma” (1 Reyes 19:4)]. ¡Tremenda paradoja! Elías huye para salvar su vida; no obstante, una vez que está a salvo clama a Dios por la muerte. Muchos otros personajes bíblicos parecen haber atravesado amargos estados depresivos: Moisés, Job, Jonás, Jeremías, Pedro son ejemplos de esto. A todos, de una manera u otra, nos llega el momento en que no soportamos la pesada carga que la vida es y entonces deseamos morir.

    LA DEPRESIÓN OCURRE, generalmente, cuando hemos fracasado en el amor humano, en lo económico, en lo profesional, en lo social, en lo religioso, en lo familiar y hasta después de haber tenido un gran triunfo. Eso fue lo que le pasó al profeta Elías: Tuvo éxito al haber confrontado a Acab y al haber orado incesantemente por lluvia para Israel. Entonces, se deprimió.

    PERO, ¿QUÉ ES EN REALIDAD LA DEPRESIÓN? Es sentir que el fracaso es insuperable. Es rendirse ante los problemas; es renunciar a continuar la guerra porque hemos perdido una batalla; es caer en postración a través del miedo y el dolor y, en algunas oportunidades al estar acostumbrado a “sufrir”, es RESISTIRSE A ACEPTAR LA BELLEZA QUE DIOS NOS DA HOY GRACIOSAMENTE. Quien se deprime pierde fuerza espiritual, pierde interés por todos y por todo: DIOS, la familia, la iglesia, el trabajo y la vida en general. Quien se deprime se torna en un ser apático y conflictivo.

    ¿QUÉ INTENTA SATANÁS A TRAVÉS DE LA DEPRESIÓN? Instalar un sentimiento de muerte en tu corazón. ¿CÓMO PUEDES SUPERAR LA DEPRESIÓN?: Confesándole a DIOS que ÉL es tu amparo, tu fortaleza y tu pronto auxilio. Salmos 46:1-3 nos dice que “Dios es nuestro AMPARO y FORTALEZA, nuestro PRONTO AUXILIO en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza”. Cuando el amparo, la fortaleza y el pronto auxilio de Dios llenan tu corazón; entonces, ya no vives con miedo sino con seguridad ni con dolor sino con gozo.

    COMPAÑERISMO EN CRISTO: ¡GRAN ENSEÑANZA, HERMOSA HERRAMIENTA, TREMENDO ALIVIO! En los últimos tiempos he estado atravesando por una prueba bien difícil. Una noche de hace unas pocas semanas, cuando me sentía muy deprimido, me fui a la iglesia donde me congrego. Necesitaba mucho escuchar la Palabra para tomar fuerza y hablar con mi Señor. No tengo otra solución en este mundo sino ir donde está la Palabra, sino buscarlo a ÉL. No soy más de este mundo. ¡Gloria a Dios! Era miércoles, el día en que tenemos estudio bíblico. Esa noche compartimos hermosos cánticos de alabanza, leímos y estudiamos algunos capítulos del libro de Isaías. Sentí mucho alivio, nuestro Padre me alimentó dio a comer su Maná de Vida Eterna una vez más. Sin embargo, al terminar el servicio aún tenía aflicción. Volteé al lado mío y estaba un hermano al cual había visto muchas veces pero al que nunca había conocido. “Hola, soy Joshua. Mucho gusto”, le dije. Él, con una sonrisa, amablemente me dijo su nombre y me estrechó la mano. Inmediatamente, le dije: “Hermano, la próxima vez que hables con nuestro Señor pon mi nombre delante de Él”. Ante mi solicitud, aquel hombre se turbó. Su sonrisa se transformó en una mueca. En su cara sentí confusión, como diciéndose a sí mismo: “¿Pero cómo, quién es este tío para que yo esté orando por él? Si nomás lo acabo de conocer”. Sentí vergüenza y me retiré de inmediato. La actitud de aquel hermano provocó que mi depresión regresara con renovada fuerza. Pero ya saliendo de recoger a mi niña en el salón de los niños, me encontré con mi hermano David con quien he compartido oraciones al Señor en un grupo de oración que tenemos los hombres de la iglesia dos veces por semana bien temprano en la mañana. Apenas me vio, David me dio un sincero y fuerte abrazo, preguntándome a la vez. “¿Qué pasa Joshua, por qué no has venido más al servicio de oración en las mañanas. Te he extrañado mucho?”. Le contesté, “lo que pasa hermano es que he tenido muchos problemas”. Sin hacer formular preguntas pero muy amorosamente, me dijo de inmediato: “¡Ah, tengo que incorporarte a mi lista de oración ahora mismo!” y me abrazó nuevamente. Hablamos unos minutos más y le dije que tenía que irme, que ya era tarde para la niña. Ya en el estacionamiento, a punto de abordar el auto, David, con sonrisa franca, vino a mi otra vez y al extenderme una pequeña tarjeta me dijo: “Hermano aquí tienes mi teléfono. Si me necesitas, PARA LO QUE SEA (enfatizó sus palabras), tú PUEDES CONTAR CONMIGO. Llámame a LA HORA QUE SEA. El Señor te bendiga hermano”. ¡Oh, mi Dios cuán bello eres! Nuestro Señor se gozó en poner esa noche un ángel en mi camino. Ese ángel fue mi hermano David.

    DE DÓNDE MENOS LO ESPERAMOS CRISTO NOS “ASALTA” con su tremendo e inconmensurable amor. Sé tú también, mi amado hermano Jeff, un ángel para los muchos que sufren. Dios permite muchas veces que pasemos por estados de aflicción no sólo para que confesemos que ÉL es nuestro único AMPARO, FORTALEZA y PRONTO AUXILIO, sino también para que APRENDAMOS a lidiar con este terrible mal de nuestros días y así estemos preparados para servir de apoyo al que, viniendo atrás, está mucho más necesitado que nosotros. Cuando reviso mi vida y veo el terrible sufrimiento que hay en el mundo y veo las tremendas bendiciones que el Señor ha derramado sobre mi vida, entonces me digo: “Pero Joshua, hay que ver que tú te ahogas en un vaso de agua y que las más de la veces que te deprimes lo haces por tonterías o, peor aun, por pura rebeldía de malcriado ante el Padre Celestial. Eres bien malagradecido”. Esa noche aprendí que la respuesta a mi angustia existencial no viene de donde yo la estoy esperando. Aprendí a no juzgar al hermano que no actúa de acuerdo a mis deseos. Aprendí que no tengo que estar dirigiendo a Dios para que satisfaga mis deseos sino que más bien debo pedir a Dios que me dirija y que me fortalezca en el seguimiento de su Santa Voluntad. Esa noche salí con las baterías cargadas para continuar el glorioso camino que el Señor creó para mí desde ANTES DE LA FUNDACIÓN DEL MUNDO. Esa noche en mi pequeña iglesia el Señor me dio una TREMENDA lección de su MAGNIFICENTE AMOR que jamás olvidaré.

    DIOS SE GOZÓ EN ESCOGER COMO SU PUEBLO A UN PEQUEÑO Y POBRE PUEBLO de pastores, el pueblo de ISRAEL. Así, la lengua hebrea es fiel reflejo de la sencillez de ese pueblo. No obstante, a pesar de tal sencillez, una sola palabra hebrea puede estar cargada de profunda significación y servirnos de gran enseñanza. EMUNAH es la palabra hebrea que expresa el significado de la palabra que en nuestros idiomas se traduce como FE. Pero emunah quiere decir exactamente CERTIDUMBRE DE LA VERDAD. ¡Qué hermoso y confortante conocimiento! ¡CERTIDUMBRE DE LA VERDAD! Teniendo FE en nuestros corazones podemos decir positivamente: No solamente creo sino que ESTOY SEGURO DE QUE ÉL EXISTE Y QUE ÉL ME AMA PORQUE SOY SU HIJO Y ÉL ES MI PADRE, Y EL ES MI ÚNICA VERDAD AYER, HOY, MAÑANA Y SIEMPRE. ¡AMEN!

    LA DEPRESIÓN PROVIENE DEL PRIMER ENEMIGO QUE SATANÁS ES. Él es el agente encargado de poner tan horrible sentimiento en nuestros corazones. Cuando nos deprimimos pareciéramos estarle diciendo al CREADOR, nuestro Padre: “Sí, aunque creo en Ti, siento que es muy poco lo que Tú puedas hacer por mí. En mí está la solución, sólo tengo que encontrarla y me frustro porque no puedo”. Éste es el tipo de sentimiento TÓXICO que el maligno pone en nuestros corazones. Así, el ángel caído, nos arrastra en su caída a su terreno: BABILONIA o EL MUNDO (EL SISTEMA DEL MUNDO: TODO LO QUE NO ES DE DIOS Y QUE SIGUIENDO SU NATURALEZA CAÍDA Y CORROMPIDA VA CONTRA ÉL) como lo llama el Señor en las Escrituras. Así, comenzamos a buscar respuestas en el MUNDO que, como es obvio, está TOTALMENTE incapacitado para darnos las respuestas acertadas.

    AMADO HERMANO JEFF, el Señor cada día da AGUA DE VIDA ETERNA a Sus hijos, nos NUTRE CON EL MANÁ ESPIRITUAL DE SU PALABRA y nos da el inmenso goce de compartirlo con NUESTROS HERMANOS. Así CRECEMOS hermanos; como las plantas, crecemos de ÉL y para ÉL. No nos es dado saber cuánto –¡Qué nos puede importar!- pero estamos creciendo hasta que seamos conformado a la IMAGEN DE CRISTO.

    UNA VEZ QUE HEMOS SIDO LLENADOS CON EL AMOR DE NUESTRO DIOS y que podemos identificar al enemigo, comprendemos que el mundo no es más que una escuela para nosotros, hijos. Estamos aquí para aprender a confiar en Él, para ser entrenados para compartir VIDA ETERNA con ÉL en la NUEVA JERUSALEM. ¡Hacia allá vamos, hacia allá nos lleva ÉL! Aflojemos esos músculos espirituales, ¡la danza es de Él! No, no podemos quedarnos sentados debajo del enebro. ¡EL MOTOR DE LA REVELACIÓN YA ESTÁ EN MARCHA!

    ¡El Señor te bendiga abundantemente tanto como a todos los hermanos que nos escuchan y a todos aquéllos que han de venir a ÉL!

    En Cristo,

    Joshua
    P.D. La última vez que mi madre vino a visitarnos nos enseñó un corito que nos gustó mucho. Dice algo así como: “Si te encuentras solo y confundido, dilo a Cristo, dilo tan sólo a Él”.

    A través de algunos mensajes tuyos, he sabido que te has convertido recientemente y que eres también un estudiante de español que aspira a ser profesor de esta lengua. Si no tienes una Biblia bilingüe, te recomiendo altamente la Biblia de Estudio Scofield. Ésta, además de contar con referencias cruzadas y concordancia propicias para el estudio serio, reúne las dos traducciones más confiables de las escrituras en nuestros dos idiomas. Reina Valera 1960 en español y King James 1611 en inglés. Conviene saber que el diablo que no deja ningún cabo suelto también lucha por distorsionar la verdad bíblica; de este modo, muchas de las “nuevas versiones” de la Biblia en todos los idiomas procuran despojar INÚTILMENTE (PORQUE NO LO LOGRARÁN) la SUPREMACÍA DE CRISTO. Son siglos de trabajos los que están acumulados en estas dos versiones y ha sido claro que a través de estas fieles traducciones desde el hebreo y el griego originales han sido y son fuente de revelación del PLAN DE VIDA ETERNA DE DIOS a gran cantidad de almas de habla hispana e inglesa. En cada página encontraras los versos en ambos idiomas uno al lado del otro. Así, al estudiar la Palabra perfeccionas tu español. Estarías, pues, “matando un pájaro de un solo tiro” como se dice en español.

    Aquí puedes encontrar descripción detallada de la Biblia Scofield: http://www.amazon.com/exec/obidos/AS...002538-7086233

    A propósito de Pennsylvania, ¿acaso vives en medio de sus lindas montañas?
    El Reino de los Cielos se ha acercado. ¡ARREPENTÍOS! (Mateo: 4-17)
    ¡Oh, mi SEÑOR, concédenos Tu GRACIA, PAZ, SABIDURÍA y CORAJE para acercarnos a Tu REINO!

    Cualesquiera fueren, ¡tus comentarios son bienvenidos!

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    Nov 2001
    Respuestas
    295

    Por Defecto ¿Realmente arrepentido(a)?

    "Porque sabemos que toda la creación gime a una,
    y a una está con dolores de parto hasta ahora;
    y no sólo ella, sino que también nosotros mismos,
    que tenemos las primicias del Espíritu,
    nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos,
    esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo
    ".
    (Romanos 8: 22-23)


    Juanito, a sus trece años de vida, es bastante perceptivo. Adorador del Señor Jesucristo desde que tiene uso de razón, acostumbra asistir con su madre a cuanto culto le es posible.

    Una noche, camino a casa después de asistir a un servicio de adoración, le dice a su madre: “Mamá, Don Manuel está arrepentido y buscando la paz con el Señor pero creo que no la encontrará esta noche”. “¿Por qué dices eso, hijo mío?” “Porque solamente tenía doblada una rodilla, Mamá; y no hallará paz en su corazón hasta que no doble las dos”.

    Mientras no estemos claros (¿quién podrá aclararnos?) en nuestro corazón sobre nuestra condición de pecadores y no perdamos toda confianza en nuestra capacidad para conducir y cambiar nuestras vidas, no podremos atender el llamado del Señor Jesucristo al arrepentimiento. Sin arrepentimiento no es posible disfrutar del mayor tesoro que pueda haber en todo el universo para un ser humano, Su gracia. Sin la gracia redentora y salvadora de Cristo Jesús, la paz jamás será posible para hombre alguno.

    ¡Dios Todopoderoso ilumine tu corazón ahora mismo!
    El Reino de los Cielos se ha acercado. ¡ARREPENTÍOS! (Mateo: 4-17)
    ¡Oh, mi SEÑOR, concédenos Tu GRACIA, PAZ, SABIDURÍA y CORAJE para acercarnos a Tu REINO!

    Cualesquiera fueren, ¡tus comentarios son bienvenidos!

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    Jun 2002
    Edad
    35
    Respuestas
    53

    Por Defecto gran ayuda

    Un saludo Joshua. Que Dios te bendiga.
    Estos mensajes tuyos me han servido de gran ayuda. Yo soy un español de 23 años que nunca había creído en nada,pero desde hace aproximadamente un mes sentí algo en mi corazón (no sé exactamente el qué,pero seguro que es el Espíritu Santo) y decidí comprarme una Biblia. Al día siguiente me fui a la iglesia más cercana de mi casa,pero me decepcionó totalmente. Como imaginarás era una iglesia católica,pero no me gustó nada lo que ví y me salí de ahí. Luego, 2 días después me encontré por casualidad una iglesia cristiana evangélica cerca de mi casa y me decidí a entrar. Desde ese día voy a todos los cultos que se realizan y puedo asegurar que ha cambiado mi vida: El Señor me ha permitido descubrir a Cristo y me encuentro muy feliz.
    Sin embargo, me resulta muy dificil terminar con mi vida anterior en ciertos aspectos. Sigo teniendo momentos de debilidad y vuelvo a pecar nuevamente, aunque enseguida me arrepiento y cada vez voy mejor. Por eso todos tus mensajes me han servido de gran ayuda y te lo agradezco con todo corazón.
    Una cosa más, ya que veo que eres muy entendido. La Biblia que tengo no coincide literalmente con la que se lee en la Iglesia,básicamente dice lo mismo pero con otras palabras. no sé,pero me siento algo extraño porque todos los compañeros de la congregación tienen Biblias que coinciden, menos la mía. Yo tengo la Nueva Biblia de Jerusalén. Debería cambiarla? El problema es que la tengo toda subrayada y con anotaciones, así que pienso que igual lo mejor es tener dos.

    Un saludo desde España,
    IKER

    GLORIA A DIOS

    "Arrepentíos, pues y convertíos para que vuestros pecados sean perdonados" Hch 3:19

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    Jun 1999
    Edad
    54
    Respuestas
    19.994

    Por Defecto

    Hola Iker




    Visitando esta web de "Aguas vivas" , leí este estudio que creo podrá serte de ayuda:





    http://www.aguasvivas.cl/aguasvivas15/page04.htm


    He aquí el principio de un «Manual de amor» para el creyente que quiere avanzar en su devoción hacia Cristo. Un mensaje basado en los primeros capítulos del «Cantar de los cantares», y dedicado especialmente a los jóvenes, a los que comienzan, y también a aquellos cuya vida espiritual ha ido por montes y por valles.

    Rubén Chacón V.

    El primer amor:
    El comienzo

    Quiero expresar una palabra que es continuación de lo que compartí la vez pasada 1 . Y aunque es una palabra digna de ser oída por todos, creo que está especialmente dirigida a los hermanos que están recién iniciándose en la vida de Cristo. Creo que esta palabra está también dirigida a aquellos que en su autoevaluación consideran que no han podido alcanzar una estabilidad espiritual.


    Y creo que también esta palabra es especialmente para los jóvenes. Algo que no dije la vez anterior es que Juan, el discípulo que llegó a ser conocido como “el discípulo al que Jesús amaba”, tiene que haber tenido apenas unos veinte años cuando el Señor lo llamó. Era un joven. Si un joven de veinte años abre su corazón al amor del Señor, puede ser cautivado como Juan lo fue.

    Un Manual de amor


    Como les dije la última vez, el Señor me dio como clave que si yo quería conocer su amor, me introdujera en “Cantares”, y lo tomara como un manual de enamoramiento, de cómo ir, paso a paso transitando un camino, donde uno pudiera ir conociendo el amor de Cristo y, finalmente, ser llenos de toda la plenitud de Dios. (Ef.3:19).


    “El Cantar de los cantares” no comienza con nosotros amando al Señor. Eso es algo fundamental: tú y yo no podemos amar al Señor, sino sólo en respuesta a su amor. Es sólo cuando conocemos su amor, que ese mismo amor que experimentamos nos faculta para responder con amor al que nos amó. No hay otra alternativa. No hay en nosotros la posibilidad de generar un amor que pueda corresponder al amor de Cristo. Dios mismo, con su amor, lo produce. Nosotros no podemos amar al Señor, sino sólo en respuesta a su amor. Como lo dijo Juan, amamos a Dios, pero porque él nos amó primero ... El amor no consiste en que tú o yo hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y nos dio a su Hijo en propiciación por nuestros pecados”.

    La historia de una mujer común


    “El Cantar de los cantares” comienza con la historia de una mujer. Y esto es lo que me bendice: que es una mujer común y corriente. Una mujer que no comienza amando a su amado. Es una mujer común y corriente, como tú y como yo. El “Cantar de los cantares” comienza en un punto donde todos podemos comenzar. No parte con una medida por allá arriba, donde el noventa y nueve por ciento, por no decir todos, quedamos excluidos. Parte en un punto allí tan bajito ... porque no hay otra alternativa. Dios mismo tiene que venir a tomarnos allá abajo y levantarnos.

    El anhelo


    “El Cantar de los cantares” comienza con la historia de una mujer, y esa mujer eres tú y soy yo. Esta mujer es la Iglesia, ¡ella es la Iglesia! ¡La Iglesia es ella! ¡tú eres ella! ¡ella eres tú! ¿Y con qué comienza? Versículo 2: “¡Oh, ... (comienza con un ¡Oh!). “¡Oh, si él me besara con besos de su boca!”. Y ese “¡oh!” es un anhelo, un deseo, una aspiración. ¿A qué cosa está aspirando? ¿qué cosa está anhelando esta mujer? ... “los besos de su boca” ¿qué es eso? ¡Su amor, quiere experimentar su amor! ¡Oh, si pudiera conocer su amor! ¡Oh, si pudiera sentir su amor! ¡Oh, si pudiera experimentar su amor!


    “¡Oh, si él me besara con besos de su boca!”, y esto es todo lo que necesitamos para partir. No dice: “Partan orando 24 horas, ayunen 7 días a la semana.” ¿Puedes comenzar con un anhelo? ¿Cuántos, como ella, decimos: “¡Oh, si él me besara con besos de su boca! ¡Oh, si pudiera conocer su amor!”? A mí el Señor me alcanzó bien abajo y me dijo: “¿Puedes anhelarme? ¿Puedes partir con este anhelo?” ...


    ¿A cuántos de ustedes les cuesta orar? A los que les cuesta orar, podrían a lo menos, disponerse a comenzar a anhelar, no a orar ... ¡a anhelar! Así comenzó conmigo el Señor, como un niñito. No me dijo: “Anda a orar”; me dijo: “Comienza a anhelar”, y yo comencé a anhelar. Y durante el día, le decía: “Señor, quiero conocer tu amor. Señor, quiero experimentar ... no quiero tener tu amor como información bíblica; no quiero saber de tu amor como un concepto, como un versículo aprendido de memoria ... ¡Quiero experimentar tu amor!”. Y él me dijo: “Parte anhelando ... anhela los besos de mi boca, anhela el experimentar mi amor”.


    ¿Por qué tiene este anhelo ella? Porque ella dice: (y eso es lo que dices tú y dice la Iglesia, y yo): “Porque tus amores son mejores que el vino” ¿Son sus amores mejores que el vino? Eso nos hace anhelar conocer su amor. ¿Y qué es el vino?
    Podríamos decir que el vino es el vino del mundo, entonces los amores del Señor son mejores que lo mejor que el mundo nos pueda ofrecer. Pero también he pensado que el vino puede ser el vino del Espíritu, y en este sentido también digo que es mejor el amor de Cristo que las manifestaciones caris-máticas. Que mejor que los dones es el Dador de los dones. Que mejor que los carismas es el Dador de los carismas. Así que, sea que el vino represente el vino del mundo o el vino del Espíritu, ella es capaz de decir: “Yo anhelo conocer tu amor, porque tus amores son mejores que el vino”.


    Ella dice: “Y delicioso es el aroma de tus perfumes”. ¡El Señor siempre es tan fragante! “Y tu propio nombre –dice ella–, tu propio nombre, es un perfume derramado. Por eso las doncellas te aman, por eso las que te ven te anhelan, y te desean.”
    Así que, punto número uno: todo comienza con un anhelo, todo comienza con un “¡Oh!”. Oremos ese “¡Oh!”, digámoslo en la mañana, al mediodía, en la noche. “¡Oh, Señor, quiero conocer tu amor!” Noten que ella no partió amándolo: partió anhelándolo.


    El ruego


    Segunda cosa, ella rogó. Versículo 4. ¿Podrías al anhelo agregarle un ruego? Un ruego que tiene una sola oración bien cortita, una sola palabra: “Atráeme, atráeme”. Esa es una palabra muy importante, porque ella reconoce con esa palabra que no tiene la capacidad para ir tras él. Ella está reconociendo en esta frase su impotencia. “A menos que tú me atraigas, Señor, yo no podré ir tras ti”. Así que, junto con anhelar, comenzó a rogar: “¡Atráeme, atráeme, hazlo tú, Señor, manifiéstate a mí, aparécete, revélate, tómame tú, Señor, y condúceme”.


    “Atráeme, y en pos de ti correremos”. Noten que el “correremos” está en plural, porque ella está diciendo: “Si tú logras atraerme, voy a ser parte del séquito, de aquellos muchos que corren tras de ti”. Hay muchos que ya en la historia han ido tras el Señor. Antes de nosotros, muchos han amado al Señor, pero ahora yo, Señor, quiero ser parte del grupo que corre tras de ti. Si tú me atraes, yo voy a correr, y me voy a unir a los muchos que en la historia han corrido tras de ti.


    Anhelar y rogar ... ¡es todo lo que necesitas para partir! Qué bueno, quedamos todos incluidos, no hay nadie que haya quedado fuera, todos podemos empezar.


    Bastaron esas dos cosas, el anhelo y el ruego ... Y yo lo fui haciendo así, literalmente, como un niño, como un aprendiz, anhelé ... Y después, cuando entendí lo del ruego, le agregué el ruego, y anhelé y rogué, y anhelaba y rogaba, y no he dejado de anhelar y de rogar. Bastaron esas dos cosas, y el Señor comenzó a hacerlo.

    Las demandas del Rey


    ¿Cuál es la frase que sigue? Dice ella: “El rey me ha metido en sus cámaras”. Esta es la primera acción que toma él. Quiere decir que al Señor le bastó para comenzar a obrar, el que ella anhelara y rogara. Y cuando el Señor vio el anhelo y el ruego, él comenzó a manifestarse a ella. “El rey” –dice ella– “me ha metido en sus cámaras”.


    ¿Qué es esto? ¿Qué experiencia es esta? Noten que ella no había dicho nada de quién era él. Había dicho que anhelaba los besos de su boca, que sus amores eran mejores que el vino, que era delicioso el aroma de sus perfumes, que su nombre era como perfume derramado, pero no había dicho quién era. ¿Es un campesino? ¿un soldado? ¿un príncipe? ¿Quién es?


    Esta es la primera indicación que nos da de él: Él es Rey ¡Él es Rey! ¡Él es Rey! ¡Aleluya! Así que, ¿qué es esta experiencia de que “el Rey me ha metido en sus cámaras”? ¡Ella compareció ante su autoridad! Uno anhela su amor y ruega por su amor, y lo que ve, antes de gustar su amor, es su autoridad ... es su majestad.


    Y en esta cámara, hermanos, frente al Rey, se escucha esto: “Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu mente y con toda tu alma y con todas tus fuerzas”. Y es en esta cámara donde se escucha al Rey decir: “Y el que amare padre o madre más que a mí, no es digno de mí, y el que ama a hijo o a hija más que a mí no es digno de mí y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí, y el que procura salvar su vida la pierde, pero el que la pierde por causa de mí, por amor a mí, la halla.” En esta cámara se escucha decir al Rey: “No améis al mundo ni a las cosas que están en el mundo, porque si alguno ama al mundo y las cosas que están en el mundo el amor del Padre no está en Él”. En esta cámara se escucha al Rey decir: “¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios?, todo el que quiere ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios, o pensáis que la Escritura dice en vano que el Espíritu que el ha hecho morar en nosotros, nos anhela celosamente?”


    ¿Qué es, en definitiva, este encuentro con el Rey en su cámara? Es esto: que si tú quieres experimentar a Cristo y su amor, plenamente, enteramente, tienes que entregarte a él también plena y enteramente. Todo o nada, todo por todo, todo lo tuyo por todo lo de él.


    “Los besos de su boca” ... Este el beso nupcial. La gente en esa época no se besaba en la boca, sino hasta que eran marido y mujer. Así que ella está diciendo, cuando anhela: “¡Yo lo quiero a él como mi esposo, yo lo quiero para mí, yo quiero ser de él y él mío!”. Y el Rey entonces le dice: “Muy bien, el precio de eso es que yo también quiero que tú seas completamente mía. ¿Quieres que yo sea enteramente de ti, Iglesia de Cristo?”, dice el Señor, “entonces, yo quiero que tú seas enteramente de mí. Yo me doy todo a cambio de tu todo, todo mi todo por todo tu todo.” Es como que el Señor sale y primero nos pone el precio de lo que estamos anhelando, de lo que estamos rogando. Y cuando eso ocurre, nos ocurre lo que le ocurrió a ella, lo que te ocurrió a ti y a mí. ¿Qué es?

    Conscientes de nuestra negrura


    En el versículo 5, ella hace una declaración terrible. Dice: “Morena soy”. Es en la cámara del Rey, frente a estas demandas tan absolutas, donde aparece nuestra negrura. Ella no había tomado conciencia de su negrura, sino hasta que el Rey la metió en su cámara. Entonces se miró a sí misma. Frente a estas demandas, ¿quién es capaz, quién es competente por sí mismo?
    ¿Amar a padre y madre más que a Cristo? ... ¿Amas a Cristo más que a tu papá y tu mamá? ¿Amas a Cristo más que a tu hijo o tu hija? ¿Amas a Cristo con todo tu corazón, con toda tu mente, con toda tu alma y con todas tus fuerzas?
    En la cámara del Rey ella descubrió su negrura, y nosotros también allí hemos descubierto nuestra negrura. Pero no sólo descubrió su negrura, sino descubrió la causa de ella.

    La causa de la negrura


    Ella dice en el versículo 6: “No reparéis en que soy morena, porque el sol me miró, los hijos de mi madre se airaron contra mí; me pusieron a guardar las viñas; y mi viña, que era mía, no guardé.” Lo que pasa, dice ella, es que yo tenía una viña que guardar y he estado ocupado en guardar tantas viñas (viñas en plural), pero la que era mía no guardé. Ahí está mi error. Y ¿cuál es esa viña? ¡Esa viña es Cristo! Él es tu prioridad, el es lo primero, no sólo es tu viña, sino es tu primera viña. Y está bien todo lo demás que hacemos y está bien trabajar, y está bien servir y está bien hacer todo lo que hacemos, pero cuando hacemos eso y descuidamos nuestra viña, la que es nuestra, la que es la prioridad, la que es la fuente de todo lo demás, la que es el motor que nos impulsa para hacer lo demás que hacemos, entonces, amados hermanos, hemos equivocado el camino, nos hemos desviado. “¡Éfeso, Éfeso, has dejado tu primer amor!”


    Por eso, ella quiere inmediatamente remediar su error, y dice: “Hazme saber, oh tú, a quien ama mi alma, ¿dónde apacientas? He entendido que la causa de mi negrura es que te he descuidado a ti, que no he estado viviendo para ti, que no he estado centrado en ti, que no te he hecho mi prioridad, que mi tiempo se va en tantas cosas y nunca tengo tiempo para ti. Que todo está primero que tú”.


    Así que ella quiere corregir, y dice inmediatamente ... (¿Quieres conocer el amor de Cristo? Entonces tienes que decir como ella): “Hazme saber, oh tú a quién ama mi alma dónde apacientas, dónde haces descansar el rebaño al mediodía. Pues ¿por qué yo había de estar como errante junto a los rebaños de tus compañeros?”. No quiero andar más equivocado, no quiero andar más errando, quiero ir y centrarme en el blanco correcto. ¿Dónde estás tú, Señor, dónde te hallo?

    Rey, pero también pastor


    Y aquí está implícito algo tan hermoso: que además de Rey, ella se da cuenta de que él es Pastor. Por eso dice: “¿Dónde apacientas?”. Y eso también me bendice tanto, bendice tanto mi alma. Él no es sólo rey, imponente, majestuoso, absoluto, y que lo demanda todo: él también es Pastor. Y revelado aquí como Pastor es tan perfecto y tan exacto.


    Porque después que uno lo ha visto como Rey, que ha contemplado sus demandas absolutas, completas y perfectas, uno podría desanimarse y decir: “Esto no es para mí”. Pero entonces él aparece y dice: “Yo mismo que demando, yo mismo te voy a tomar de la mano y te voy a llevar, y lo que hoy no es posible para ti, yo mismo lo voy a hacer posible; si hoy día no quieres, yo pacientemente voy a hacer que quieras; si hoy no puedes, yo paso a paso, día a día, un poquito cada vez, voy a enseñarte a hacerlo posible”. Necesitamos ese Pastor. Sólo si él es Pastor además de Rey, esto será posible. Pero esta es la buena noticia: ¡Cristo es Rey, y Cristo también es Pastor! ¡Él es el Obispo y Pastor de nuestras almas! ¡Aleluya!


    No es sólo un Rey implacable, es también un Pastor paciente. Dime si no, hermano, ¿cuánto te ha esperado él? ¿ha tenido paciencia? ¿te ha esperado? ¡Oh, cuánto me ha esperado a mí, hermanos! ¡Cuánto hemos abusado literalmente de su gracia, y él ha tenido toda la paciencia! Le hemos dicho: “Ahora sí, Señor”, y le hemos dado vuelta la espalda. Y él ha seguido esperándonos: “¡Oh, dime tú, al que ama mi alma ¿dónde, dónde apacientas, Señor?” “Necesito este Pastor” – dice ella–, “necesito ser pastoreada por alguien así ...” Y sale buscándolo.

    Siguiendo las huellas del rebaño


    Entonces las doncellas le dicen: “Si tú no lo sabes, oh hermosa entre las mujeres, ve, sigue las huellas del rebaño, y apacienta tus cabritas junto a las cabañas de los pastores”. Y ella salió, siguiendo las huellas del rebaño ... ¿Qué es esto, hermano querido? Lo que hemos estado hablando estos días ... tú no puedes solo. ¿Qué tienes que hacer? ... Sigue las huellas del rebaño, sigue a los que saben donde está él, sigue a aquellos que te pueden ayudar. No es algo que tienes que buscar tú solo. Sigue las huellas del rebaño. Hay otros que van delante de ti.


    Ella lo hizo, y salió siguiendo las huellas del rebaño, llevando detrás de ella sus propias cabritas ... A lo mejor tu familia, tus hijos, esa casa donde el Señor te ha puesto, los que son más pequeñitos que tú, a los cuales el Señor te ha puesto para ayudarles. Toma tus cabritas, sigue las huellas del rebaño, hasta encontrarlo a él. Y ella lo encontró ...

    Es Él quien sale al encuentro


    Yo les digo: si uno es el que está buscando a alguien, y uno lo encuentra ¿quién se supone que debiera hablar primero? ¿el que está buscando o el hallado? ¡El que está buscando! Ella lo salió a buscar y lo encontró, pero ¿sabe? no habló primero ella ... ¡Él le habló primero! Porque a nosotros nos parece que nosotros hemos tomado la iniciativa, pero es él el que tomó la iniciativa. A nosotros nos parece que, ¡oh!, le vamos a dar una sorpresa porque lo encontramos, y no es así: Él nos estaba esperando hacía tiempo. En esto del amor no es uno el que toma la iniciativa: es él que lo produjo, es él que nos ha estado persuadiendo y llamando desde siempre.


    En la parábola del hijo pródigo, me impresiona que cuando él dice: “He pecado contra el cielo, voy a volver a la casa de mi padre”, y vuelve ... Cuando se produce el encuentro, el relato no dice que fue el hijo el que vio al padre: Dice que el padre vio de lejos venir al hijo. Y no dice que fue el hijo el que corrió: Fue el padre el que corrió. Y no fue el hijo el que abrazó: Fue el padre el que abrazó al hijo ¡Aleluya! No es el hijo el que besó al padre: Es el padre el que besó al hijo. En otras palabras, el padre lo estaba esperando. El padre estaba antes que el hijo.

    Es hermoso el correr hacia Cristo


    Así que él le salió al encuentro, y le habló primero, ¡con un piropo tan hermoso, hermanos..., que ustedes, hermanas, se van a gozar ahora si no lo conocen. Él le dice a ella: “A yegua de los carros de Faraón te he comparado, amiga mía ...” No es un insulto, hermanos, no. Usted sabe, los caballos árabes son los caballos más hermosos. ¿Usted ha visto correr un caballo por la pradera? ¿Qué le está diciendo él?: “Yo te vi cuando comenzaste a correr a mí, y tu correr hacia mí era como ver a un caballo corriendo en una pradera. Tu correr hacia mí era hermoso. No pude hacer otra cosa que compararte a los mejores caballos que usa el Faraón”.


    Él la había visto desde el primer momento en que ella comenzó a correr hacia él. Recuerden que le había dicho: “Atráeme; en pos de ti correremos”, y nuestro correr hacia él es hermoso. Dios le dijo a Daniel: “Daniel, desde el primer día que dispusiste tu corazón a buscarme y a humillarte delante de mí, yo oí tu oración.” Ella no lo veía a él, pero él la veía a ella, y él la vio venir, y al Señor le pareció tan hermoso ese venir. ¡Es tan hermosa la disposición de tu corazón, Dios la ve, y para él es hermosa!

    Un recibimiento inmerecido


    “Amiga mía ...” Cuando ella llega a él viene adornada con adornos que ella misma se había fabricado. Con sus propios méritos, con sus propias obras. Y el Señor dice algo extraño, porque cuando una mujer se pone bellos adornos, collares y aros, uno no dice: “¡Qué lindo es tu cuello!”, uno dice: “¡Qué lindo es tu collar!”. Porque para eso se ponen el collar, ¡para que resplandezca el collar! Pero como eran adornos que ella misma se había fabricado, él le dice: “Hermosas son tus mejillas entre los pendientes”. No los pendientes que tú traes (que no sirven), ¡tus mejillas me son hermosas! No tus collares: ¡es tu cuello entre los collares!


    Como ella ha venido vestida con sus propios méritos, él le dice: “Zarcillos de oro te haremos, con incrustaciones de plata”. “Yo te voy a poner verdaderos adornos, yo te voy a vestir con verdadera gloria”. Pero ella, que viene con toda su negrura, quedó impactada con un recibimiento así. ¡Díganme si uno no se deshace con un recibimiento así! “Le parezco hermosa sin serlo ... yo estoy tan consciente, tan consciente de mis debilidades, de mi negrura, y resulta que él igual me ve hermosa, igual así soy para él bella”.


    Este recibimiento la cautivó. Cuántas veces no hemos sentido que, por nuestro pecado, el Señor va a desecharnos, o lo vamos a encontrar enojado, o nos va a apuntar con el dedo y nos va a condenar, pero el Señor una y mil veces nos ha impresionado, y no nos recibe como nosotros pensábamos que nos iba a recibir.

    El nardo de la gratitud da su olor


    Así que –dice ella– “mientras que el rey estaba en su reclinatorio, mi nardo dio su olor”. No el nardo de él, está hablando ella ... Mientras él estaba en su reclinatorio, con un recibimiento así, dice ella: “Mi nardo dio su olor”. ¿Qué es nuestro nardo? ¡Nuestra gratitud” Frente a un recibimiento así ¿qué podemos hacer?, ¡dar gracias, alabar! Brotó de ella el nardo de la gratitud, de la acción de gracias, el nardo del gozo, de la adoración, de la alabanza.


    Y cuando estudié esta parte, inmediatamente me vino la figura de una mujer del Nuevo Testamento. Leámoslo ahí en Lucas capítulo 7, versículo 36: “Uno de los fariseos rogó a Jesús que comiese con él. Y habiendo entrado en casa del fariseo, se sentó a la mesa. Entonces una mujer de la ciudad, que era pecadora...” Qué bonito que diga así, esa expresión quiere decir que era una mujer de mala fama. ¿Qué hizo esta mujer? ... “Al saber que Jesús estaba en la mesa en casa del fariseo – la misma escena de Cantares, en la mesa – ¿qué hizo ella? ... trajo un frasco de alabastro con perfume, un frasco de alabastro con nardo puro, y estando detrás de él a sus pies, llorando, comenzó a regar con lágrimas sus pies y los enjugaba con sus cabellos y besaba sus pies y los ungía con el perfume.”


    ¿Por qué esta mujer de mala fama, al escuchar que Jesús estaba en esa casa, fue intrusamente y se metió a esa casa? No se encontró digna ni siquiera de ponerse delante de él, sino que estando detrás de él, se echó a sus pies, y comenzó a llorar sobre los pies de Jesús, y con sus lágrimas los lavó y con sus cabellos los secó, y sacó su perfume y ungió sus pies con el perfume.


    Es la misma reacción de la mujer de Cantares. Las mujeres en la Biblia representan a la Iglesia. Esta mujer pecadora eres tú y soy yo. Es la Iglesia de Cristo, porque ella, siendo pecadora, no vio en Jesús a alguien que la condenaba. Siendo pecadora, no vio en Jesús a alguien que le reprochaba su pecado, sino encontró en Jesús amor, alguien que la acogía. Todos los hombres anteriores a Jesús la habían tomado para abusar de ella, y los más santos que no la tomaron, la despreciaron. Y un día Jesús la miró, y fue el primer hombre que la miró con amor. ¿Dónde hay otro como Jesús, hermanos? La miró con amor, y le dijo: “Yo no te condeno, yo he venido a dar vida a los muertos, he venido a salvar a los pecadores”. Y cuando uno es recibido así, ¿qué cosa hace? Lo que ella hizo. Nuestro nardo da su olor. ¿Qué hace uno sino llorar y tener gratitud?, ¡Bendito sea el Señor, bendito sea Dios!


    Volvamos a “Cantares” ... Entonces, véanla ahí, teniendo aferrados así los pies de él. Al Señor lo conquistamos y lo tomamos por los pies. ¿Recuerdan a Marta y María? María ¿dónde estaba? ¡a los pies! ¿Quieres conquistar al Señor? Arrójate a sus pies, tómalo por los pies. Ahí el Señor es conquistado y ganado.

    Requiebros de amor


    Entonces ella, teniéndolo para sí, dice: “Mi amado es para mí un manojito de mirra, que reposa entre mis pechos. Racimo de flores de alheña en las viñas de En-gadi”. Ahí no entiendo nada, pero lo único que sé es que debe ser algo bonito, no conozco el lugar, ni las cosas que nombran aquí. Él le dice a ella: “He aquí que tú eres hermosa, amiga mía; he aquí eres bella, tus ojos son como palomas.” Ella le dice: ¡No, señor, no!... “He aquí que tú eres hermoso, amado mío y dulce”. ¿Cómo me dices esto, Señor? No soy yo la hermosa; eres tú el hermoso, “amado mío y dulce”.


    ¿Dónde va a encontrar palabras más dulces que las del Señor?, “Nuestro lecho es de flores. Las vigas de nuestra casa son de cedro, y de ciprés los artesonados”. Ella le dice: “¡Señor! ¿cómo puedes decir que yo soy bella, si yo soy apenas una rosa de Sarón y un lirio de los valles. Yo soy una flor silvestre, una flor común, los montes están llenas de estas flores, Señor, ¿cómo puedes hallar hermosura en mí? El le dice: “Bueno, ya que eres tan humilde ... si eres solamente como un lirio, eres como un lirio entre los espinos”.


    ¡Mire cómo la piropea el Señor!: “Bueno, está bien, si eres un lirio no más, entonces eres un lirio entre los espinos, así es mi amiga entre las doncellas” ¡Como un lirio entre los espinos! Todas las otras –le dice él– son como espinos, y tú eres cómo un lirio entre esos espinos. Ella no se queda ¿no? (en esto no hay que quedarse). Ella le dice: “Como el manzano entre los árboles silvestres, así es mi amado entre los jóvenes.” “Bueno, si tú me has dicho que soy como un lirio entre los espinos, yo te digo que tú eres como un manzano entre árboles silvestres ...”


    Y se fueron de piropo en piropo, y la alabanza iba y venía entre ellos. Son palabras que se dicen uno a otro, muy cortitas, porque no hay mucho conocimiento uno del otro todavía. Pero si usted avanza en Cantares va a ver que el diálogo comienza a alargarse y a completarse, porque ya se conocen más, ya pueden decirse más cosas uno del otro, hasta que llegan a describirse completamente de pies a cabeza, porque la comunión y el conocimiento se profundizó, y así cómo él la conoció a ella completamente, ella también lo conoció a él completamente.


    Para amar al Señor necesitamos conocerlo. Para amarlo profundamente, necesitamos conocerlo profundamente. Y para conocerlo profundamente necesitamos tener comunión con Él. pero usted puede empezar por aquí, anhelando ... rogando ... y sabiendo que él tiene la iniciativa y lo va a conducir y lo va a llevar de la mano, como un buen pastor, y lo va a esperar. ¡Bendito sea el Señor!

    1 “Aguas Vivas” Nº 14, pp. 15-18.

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    Nov 2001
    Respuestas
    295

    Por Defecto ¡GLORIA A DIOS!

    Originalmente enviado por: iker
    Un saludo Joshua. Que Dios te bendiga.
    Estos mensajes tuyos me han servido de gran ayuda. Yo soy un español de 23 años que nunca había creído en nada,pero desde hace aproximadamente un mes sentí algo en mi corazón (no sé exactamente el qué,pero seguro que es el Espíritu Santo) y decidí comprarme una Biblia. Al día siguiente me fui a la iglesia más cercana de mi casa,pero me decepcionó totalmente. Como imaginarás era una iglesia católica,pero no me gustó nada lo que ví y me salí de ahí. Luego, 2 días después me encontré por casualidad una iglesia cristiana evangélica cerca de mi casa y me decidí a entrar. Desde ese día voy a todos los cultos que se realizan y puedo asegurar que ha cambiado mi vida: El Señor me ha permitido descubrir a Cristo y me encuentro muy feliz.
    Sin embargo, me resulta muy dificil terminar con mi vida anterior en ciertos aspectos. Sigo teniendo momentos de debilidad y vuelvo a pecar nuevamente, aunque enseguida me arrepiento y cada vez voy mejor. Por eso todos tus mensajes me han servido de gran ayuda y te lo agradezco con todo corazón.
    Una cosa más, ya que veo que eres muy entendido. La Biblia que tengo no coincide literalmente con la que se lee en la Iglesia,básicamente dice lo mismo pero con otras palabras. no sé,pero me siento algo extraño porque todos los compañeros de la congregación tienen Biblias que coinciden, menos la mía. Yo tengo la Nueva Biblia de Jerusalén. Debería cambiarla? El problema es que la tengo toda subrayada y con anotaciones, así que pienso que igual lo mejor es tener dos.

    Un saludo desde España,
    IKER

    GLORIA A DIOS

    "Arrepentíos, pues y convertíos para que vuestros pecados sean perdonados" Hch 3:19
    Amado hermano Iker, ¡Nuestro Señor te bendiga abundantemente!

    PUES, hermanito, que gran ayuda para mí tu hermoso testimonio. Me sirve para ratificar una vez más que la Palabra de nuestro Señor jamás regresa vacía. ¡Gloria sea dada a ÉL, nuestro Salvador y Redentor, Cristo Jesús!

    El que uno pueda encontrarse con un joven que, en medio de estos días tan duros en los que nos toca transitar, declara con espontaneidad al CRISTO VIVO que habita en su corazón, además de ser motivo de gran placer y alegría es un estimulante regalo del Señor para un creyente que, como es mi caso, está (y cada día se pone más) hambriento de Su conocimiento.

    Tu conversión es una demostración patente de la existencia del CRISTO VIVO presentado por las Escrituras, es una manifestación clara y contundente del DIOS DE ISRAEL, del DIOS DE LA BIBLIA, en el cual he creído por la pura gracia de ÉL quien ha tenido misericordia de este inútil siervo Suyo.

    Iker, mi hermano, a los 23 años yo era un ateo y fornicador empedernido quien, años más tarde, caería aún más bajo hasta el nauseabundo y horripilante mundo del alcohol. A los 23 años, un muy amado madrileño, quien ahora vive aquí, estaba completamente perdido en el horrible submundo de las drogas de la gran ciudad. Son cientos de vidas rotas como la mía y la de otros hermanos en el Evangelio que acuden presurosas a mi memoria en este instante. ¿Común denominador?: Nos tomó varios años después de los 23 para atender el llamado amoroso de Jesús. ¡Gloria a Dios! por que tú, tan joven, has dado el PASO MÁS GRANDE DE TU VIDA al atender el llamado de JESUCRISTO, NUESTRO SALVADOR Y REDENTOR. Por la forma tan profundamente íntima como el Señor te ha tomado, siento que ÉL te ha de usar mucho para la edificación de los hermanos que vienen detrás de ti y que han de entregarles sus vidas a ÉL. ¡EL SEÑOR SE HA REVELADO A TI EN TU CORAZÓN! ¡Esto es tremendo, hermano! Son muy pocos (el apóstol Pablo fue uno de ellos) a los que el Señor toma tan amorosamente de la mano, sin mayor intervención de sus siervos, y les dice: “Un momento hijo párate aquí y bebe de mi Palabra ahora mismo. Eres mío y te quiero conmigo ya”. Tu aceptación a este llamado tan hermoso y significativo te ha sellado, hermano. Has NACIDO DE NUEVO. ¡Nuevo hombre eres! A partir de ese momento NUESTRO SEÑOR comenzó a lidiar contigo como un ADULTO porque ya habías ingresado a Su familia en calidad de HIJO. ¡Ya habías quedado certificado para siempre!

    NO HAY CASUALIDAD EN DIOS SINO CAUSALIDAD; Dios no juega a los dados. A través de tu testimonio puede observarse como el Espíritu Santo está conduciendo tus pasos. Sientes en tu entonces ateo corazón la necesidad de conocer a DIOS, así el Espíritu te brinda al verdadero DIOS a través de la compra de la BIBLIA. Entonces, el Espíritu te lleva a la congregación, a la CASA DE IDOLATRÍA, donde, por excelencia, se NIEGA A CRISTO. Allí, tu espíritu iluminado, una vez que reconoce LO QUE NO ES, es llevado rápidamente por el Espíritu a una congregación donde se predica la PALABRA DE VIDA ETERNA que tanta felicidad ha traído a tus días. Esto es congruencia pura como congruente es nuestro PADRE ETERNO, creador de los cielos y la tierra.

    Por estos días le estoy pidiendo al Señor que me dé Su Palabra y Su claridad para hablar en este mismo epígrafe sobre LA IGLESIA, Su Iglesia, Su Cuerpo. Como adelanto, te digo que es menester diferenciar LA IGLESIA como CUERPO DE CRISTO de la iglesia como sitio de congregación de los creyentes. En este sentido quiero decirte que el AUTÉNTICO CREYENTE EN CRISTO jamás se casará con ninguna congregación de creyentes por muy hermosa e inmaculada (¿habrá alguna en esta tierra?) que ésta pudiera parecerle. El auténtico creyente en Cristo está casado con Cristo y le sigue a ÉL, tan sólo a ÉL.

    LA CONGREGACIÓN NO HACE AL CREYENTE. Si bien es cierto que la así llamada iglesia católica apostólica es CASA DE IDOLATRÍA Y DE ENGAÑO, esto no quiere decir que, por lo contrario, la así llamada iglesia reformada sea un dechado de virtudes. No, mi hermano. Aun cuando en tu paso rasante por la congregación católica tu espíritu se percató muy rápidamente del ENGAÑO (No debemos olvidar que Satanás es el más grande experto en MENTIRAS), en el mundo de las congregaciones protestantes te estará acechando LA IDOLATRÍA SOLAPADA que, cual plaga venenosa, ha invadido la otrora ferviente CASA DE LUZ. La institución protestante, en muchísimos casos, puede llegar a ser mucho peor que el DESASTRE EVIDENTE que ya percibiste en la institución usurpadora. No olvidemos, Satanás es el rey de la mentira. Sin embargo, válido es decir que en algunas CONGREGACIONES REFORMADAS hay todavía la posibilidad de ESCUCHAR LA PREDICACIÓN DE LA DOCTRINA DE CRISTO y de encontrar AUTÉNTICOS CREYENTES de esos que ADORAN A DIOS EN ESPÍRITU Y VERDAD. Como hijo, estoy seguro de que el Espíritu Santo de DIOS TODOPODERO ha de darte los HERMANOS y las HERMANAS que necesitas para compartir el PAN DE VIDA.

    DEBILIDAD COMPARTIDA. “The true believer in Christ is not sinless, but sin less” es una frase comúnmente usada en el ámbito cristiano protestante de Estados Unidos para, a través de palabras puestas en verso, evidenciar la pugna existente entre las dos naturalezas que nos habitan. En español, aunque perdiendo la rima, sería algo así como: “El AUTÉNTICO CREYENTE EN CRISTO NO ES QUE NO PEQUE, PERO PECA MENOS”. Despertamos a un nuevo día y aún caemos en el pecado propio de nuestra vieja naturaleza (vencida por CRISTO en la Cruz), pero lo superamos en Cristo Jesús porque ÉL es el autor y perfeccionador de nuestra fe. Pasa el día y amanece otro y crecemos. Así, vamos dejando atrás nuestra vieja naturaleza caída y vencida por Cristo y nos volvemos más como ÉL. La Palabra nos dice que por aquí va la cosa, amado Iker. Día a día nuestro Señor todopoderoso nos va conformando a la imagen de CRISTO, el cual nuestra nueva naturaleza es. Pero, dejemos, que sea la Palabra la que hable a tu corazón. Te sugiero hermano que leas detalladamente la Epístola de Pablo a los Romanos, estoy seguro que el Señor tiene allí grandes tesoros reservados para ti. En lo atinente a tu preocupación, que es la misma mía, el Señor se goza en obsequiarte la siguiente lectura:
    El pecado que mora en mí
    Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado. Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago. Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí. Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago. Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí. Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: que el mal está en mí. Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios; pero veo otra ley en mis miembros, que se rebela contra la ley de mi mente, y que me lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros. ¡MISERABLE DE MÍ! ¿quién me librará de este cuerpo de muerte? Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado. (Romanos 7:16-25) ¡Bravísimo dilema! ¿No? ¡Mastícala bien, hermano!

    “TRADUTTORE, TRADITTORE”, reza el adagio italiano. Hermano Iker, vivimos días TERMINALES de CONFUSIÓN CASI TOTAL, días de GRAN TRAICIÓN. Dice el NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO (Mateo 24) que si estos días “NO FUEREN ACORTADOS, NINGUNO SERÍA SALVO, PERO QUE LO SERÍAN EN FAVOR DE LOS ESCOGIDOS”. Estamos en medio de un tremendo campo de batalla y no es precisamente visible. Nos toca luchar contra POTESTADES Y PRINCIPADOS ESPIRITUALES DEL MAL dicen las Escrituras. El demonio va por todas partes tocando todo lo que puede y CONVIRTIÉNDOLO EN BASURA. Las Escrituras no se escapan a sus malignos propósitos. Estoy completamente seguro que hay que regresar a los FUNDAMENTOS sin temor a ser llamados FUNDAMENTALISTAS. Esta es una palabra de nuevo cuño que Satanás usa para CONFUNDIR LA BATALLA. Nosotros, creyentes en Cristo, no debemos ser FUNDAMENTALISTAS de acuerdo a los demócratas de pacotilla de este mundo (“¡Qué horrible!”, se les oye decir en cada esquina); no obstante, sí es válido que el fundamentalismo consumista, exacerbado por Hollywood y sus subsistemas, NOS DÉ LAS INSTRUCCIONES instante a instante sobre cómo debemos llevar nuestras vidas fuera del DIOS VERDADERO. Es válido que los FUNDAMENTALISTAS DEL ISLAM tengan un programa agresivo de predica DEL DIABLO en nuestras cárceles, hospitales y hospicios (mientras los “cristianos” están comprando, dedicados a las múltiples comilonas, jugando con las máquinas y a las finanzas, y viendo el fútbol). ¿Acaso Alá es JEHOVÁ o Mahoma es JESUCRISTO? Allí donde más se necesita LA PALABRA, el demonio a través de un fundamentalismo socialmente aceptado está formado legiones de adeptos. ¡Eso está ocurriendo aquí y ahora! No, no en los titulares de noticias, no en Hollywood. Es la realidad aquí y ahora que se manifiesta aquí mismo en este pequeño pueblo donde vivo, desde donde te escribo. ¿Cómo será en la gran ciudad? ¿Cómo será en Nueva Yorkilonia, Calilonia y demás Babilonias de este mundo? ¿Está ocurriendo en España, en Zaragosa? Tristemente, estoy seguro que sí.

    ¡VOLVAMOS A LOS FUNDAMENTOS! En este país todavía se puede hablar de Cristo porque Él precisamente ha mantenido erguida a la IGLESIA “FUNDAMENTALISTA”, esa que FUNDAMENTADA EN LA BIBLIA predica al CRISTO VIVO tal como lo hicieran Lutero, Calvino y otros hermanos de luz que en sus días batallaron contra la perversa institución religiosa. Desde las últimas cinco décadas (coincidente con el advenimiento de la CAJA DEL DIABLO, la TV, y con el desarrollo de los demás medios de comunicación de masas) el diablo ha estado conspirando abiertamente contra las ESCRITURAS ya que él sabe que éste es el medio que DIOS usa principalmente para comunicarse con SUS ESCOGIDOS, Su pueblo. Sabe que está perdido si el PUEBLO DE DIOS pone en práctica las ENSEÑANZAS DEL DIVINO MAESTRO. Así, él, espíritu hecho para el ENGAÑO, ALTERA Y MUTILA, en todos los idiomas, el contenido divino en las más novedosas versiones de la Biblia. TE RECOMIENDO ALTAMENTE que visites http://estudios.iglesia.net/asp/conspiracion.asp en este mismo sitio. Allí encontrarás un jugoso estudio respecto a la CONSPIRACIÓN CONTRA LAS ESCRITURAS. Imprímelo, léelo, medítalo a la LUZ DE LA BIBLIA. Con la inspiración del Espíritu Santo pide la guía de Jesucristo respecto a este delicado tema.

    DESPUÉS DE LA REFORMA PROTESTANTE, la inquisición floreció en ESPAÑA. Así fue como algunos evangélicos españoles tuvieron que abandonar su país. En el exilio, muchos de ellos se dedicaron a traducir la Biblia. De todas esas traducciones (desde el hebreo y el griego principalmente) la de Casiodoro de Reina parece ser la más exacta. Casiodoro fue el primer evangélico en traducir la Biblia directamente al español desde sus idiomas originales. Luego -a principios de Siglo XVII, Cipriano de Valera, revisaría la versión de Valera. A partir de entonces, esta versión se le empezó a conocer como la REINA-VALERA, la cual, desde el punto de vista secular, es todo un clásico de la literatura española de todos los tiempos. REINA-VALERA ha experimentado muchas revisiones a lo largo de los años. Las más reciente, según tengo entendido, es la de 1997. Tengo la versión de 1960 y no la cambio por nada. Al usarla conjuntamente con la versión King James 1611 (bastante tergiversada por las nuevas versiones inglesas) puedo apreciar la hermosa congruencia de nuestro Señor. No he leído la Nueva Biblia de Jerusalén que tienes pero sé que es católica y… bueno, ya tú sabes. En el estudio que te recomendé más arriba aprenderás acerca de los libros apócrifos que están en la versión católica.

    ¡Qué bonito hermano, qué bonito! El Señor, en su infinita misericordia para contigo, te llamó. Ahora, puedes salir por allí, por este mundo absurdo, a decir, a gritar con plena seguridad: ¡EL ME LLAMÓ!

    Desde el silencio y la paz de la noche serena, allende los mares, recibe un abrazo de tu hermano en Cristo,

    Joshua Caleb
    El Reino de los Cielos se ha acercado. ¡ARREPENTÍOS! (Mateo: 4-17)
    ¡Oh, mi SEÑOR, concédenos Tu GRACIA, PAZ, SABIDURÍA y CORAJE para acercarnos a Tu REINO!

    Cualesquiera fueren, ¡tus comentarios son bienvenidos!

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    Jun 1999
    Edad
    54
    Respuestas
    19.994

    Por Defecto

    Estimado Joshua



    Escríbeme, ya que al formatear el disco duro, perdí tu correo.


    Maripaz@emailcristiano.com

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    Nov 2001
    Respuestas
    295

    Por Defecto ¿YA HAS RECIBIDO AL SEÑOR JESUCRISTO COMO TU ÚNICO SALVADOR Y REDENTOR?

    ¿Le has pedido a Cristo que perdone tus pecados?
    ¿Le has pedido que te salve de este mundo absurdo y de la PERDICIÓN ETERNA?
    ¿Le has ofrecido el completo control de tu vida a Jesús?


    Si esto has hecho, entonces ¡BIENVENIDO A LA FAMILIA DE DIOS! Ya eres parte de la IGLESIA DE CRISTO (la única que existe), SU CUERPO. ESTE ES EL MAYOR REGALO QUE PODRÁS RECIBIR EN TODA TU EXISTENCIA: EL SER HIJO DE DIOS TODOPODEROSO Y FORMAR PARTE DE SU IGLESIA CON JESUCRISTO A LA CABEZA. A partir del instante en que tu corazón ha sido humillado ante la presencia de DIOS PADRE a través de DIOS HIJO y siguiendo el llamado de DIOS ESPÍRITU SANTO, instante en el que has aceptado a JESUCRISTO como tu único salvador y redentor, ERES HIJO DE DIOS.

    A partir de este momento ya no eres tan sólo un amigo, una amiga, un(a) eventual lector(a) para mí. A partir de ahora eres mi hermano, mi hermana. ¡HAS NACIDO DE NUEVO! ¡FELICIDADES! ¡BIENVENIDO A TU VERDADERA FAMILIA!

    Alguna vez después de haber experimentado un anhelado cambio en tu vida. Digamos que estabas demasiado obeso(a) y que al fin lograste rebajar todo aquel sobrepeso. ¡Qué alegría! Sin embargo, un inesperado elemento viene a turbar tu enorme alegría casi inmediatamente después de la enorme felicidad de verte renovado(a): LA INCERTIDUMBRE. ¿Y ahora? ¿Ahora qué hago para mantenerme en este glorioso peso?

    Una vez que has sido adoptado por DIOS y que, en consecuencia, eres parte de la IGLESIA DE CRISTO, el ESPÍRITU SANTO ha entrado a tu vida para revelarte instante a instante el CRISTO que ya vive en ti. Sé paciente, este proceso te llevará toda tu existencia hasta que seas conformado a la IMAGEN DE CRISTO. Desecha la incertidumbre. El Señor te irá indicando el camino, el glorioso camino que has de seguir en pos de ÉL. Será el Quien te diga cuál es el próximo paso a seguir. Recuerda, estás en sus manos. Tú ya les ha ofrecido el control absoluto de tu vida y ÉL te ha oído y lo ha tomado.

    Dejemos ahora que la BIBLIA [en su primera traducción al español conocida como REINA-VALERA (versión 1960)] venga en nuestra ayuda para responder a la pregunta que ha de venir a ti sino es que ya la tienes dentro de ti:

    “[COLOR=blue]¿QUÉ QUIERE MI SEÑOR JESÚS QUE YO HAGA AHORA?

    PRIMERO
    : El quiere que tú estés SEGURO DE TU SALVACIÓN. Puedes tener la certeza de una vida eterna:
    PORQUE has nacido de nuevo y el NACIMIENTO ES EXPERIMENTADO UNA SOLA VEZ (Lee 2 Corintios 5:19).
    POR haberle dedicado tu vida al SEÑOR, has hecho lo que dice Su Palabra, la BIBLIA (lee Romanos 10:13).
    PORQUE Dios así lo ha dicho (lee 1 Juan 5:11-13).
    PORQUE Dios así lo ha prometido (lee Juan 5:24).

    SEGUNDO: Como evidencia de haber dado a Jesús el control de tu vida, Él quiere que le CONFIESES PÚBLICAMENTE y le sigas en OBEDIENCIA mediante el bautismo por inmersión y que te incorpores a una iglesia (CONGREGACIÓN) local. En este particular la Biblia dice: “Los que recibieron su palabra fueron bautizados. Y … el SEÑOR AÑADÍA TODOS LOS DÍAS … a los que HABÍAN DE SER SALVOS…” (Hechos 2: 41,47).

    TERCERO: Jesús desea que crezcas y te conviertas en un discípulo fuerte y fiel. La Biblia dice: “Desead, como niños recién nacidos, la LECHE ESPIRITUAL NO ADULTERADA, para que por ella crezcaís para salvación, SI ES QUE HABEIS GUSTADO LA BENIGNIDAD DEL SEÑOR” (1 Pedro 2:2,3).

    ELEMENTOS indispensables para TU CRECIMIENTO:
    Alimento. La Palabra de Dios, la Biblia, es el alimento espiritual. Léela, escúchala cuando es enseñada y predicada, estúdiala, trata de memorizarla, practícala.
    Aliento. La oración es aliento espiritual. Pasa un tiempo todos los días hablando con Dios. Habla con Él de lo que haces, de tus problemas, de tus necesidades; háblale sobre tu familia, tus amistades. Dile cuánto Le amas y exprésale tu agradecimiento.
    Ejercicio. Destreza espiritual es ayudar a otros, es testificar de Cristo, es usar tu tiempo y energía en la obra del Señor, es SER UN EJEMPLO AL MUNDO EN QUE VIVES.
    Descanso. Descanso espiritual quiere decir ADORACIÓN: Adoración con la IGLESIA DE CRISTO en el templo y adoración en tu vida privada. Es esperar de Dios, con serenidad. Es renovación física y espiritual.

    CUARTO: Jesús quiere que SEAS VICTORIOSO en tu vida diaria. La Biblia dice: “Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, NUESTRA FE” (1 Juan 5:14).
    La VIDA EN CRISTO es una batalla, pero estamos seguros de la victoria “… porque mayor es EL QUE ESTÁ EN VOSOTROS, que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4). Aun con la certeza de que somos victoriosos, HABRÁ MOMENTOS DE DESOBEDIENCIA Y FRACASO porque SOMOS HUMANOS. Sin embargo, Dios ha provisto los medios por los cuales podemos ser limpiados de nuestros pecados diarios. Así Su Palabra dice: “Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9). Así que, CUANDO PEQUES, NO LO NIEGUES NI TRATES DE DISCULPARTE. Dilo a DIOS, tan sólo a ÉL, y acógete a Su promesa
    ”.

    Estas CUATRO RESPUESTAS, que aparecen en una maravillosa síntesis contenida en la Biblia bilingüe (español-inglés) de Broadman and Holman Publishers (Nashville, Estados Unidos), exponen el PLAN que DIOS tiene para la vida del auténtico creyente.

    ¡Nuestro Señor Jesucristo sea contigo todos los días de tu vida, manteniendo sobre ti Su gracia y Su paz!
    El Reino de los Cielos se ha acercado. ¡ARREPENTÍOS! (Mateo: 4-17)
    ¡Oh, mi SEÑOR, concédenos Tu GRACIA, PAZ, SABIDURÍA y CORAJE para acercarnos a Tu REINO!

    Cualesquiera fueren, ¡tus comentarios son bienvenidos!

  11. #11
    Fecha de Ingreso
    Nov 2001
    Respuestas
    295

    Por Defecto ES MENESTER INSISTIR EN EL ARREPENTIMIENTO

    ¡ARREPIÉNTETE! es exhortación vital para las 7 IGLESIAS DEL APOCALIPSIS

    Y en aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, arrepentíos, que el reino de los cielos se ha acercado”.
    (Mateo 3:1-2)

    Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, que el reino de los cielos se ha acercado”.
    (Mateo 4:17)

    Entonces oído esto, fueron compungidos de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? Y Pedro les dice: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo”.
    (Hechos 2:37-38)


    Bueno, sí, pero LO QUE PASA es que…
    Bueno, en realidad, no sé qué pasa pero no lo hice de mala intención… tú sabes… bla, bla, bla…” Amigo, amiga, hermano, hermana que me escuchas, ¿acaso, no te parecen familiares estas palabras? ¿Cuántas veces te has visto en el trance de tener que responder por tus malas acciones ante alguien y has salido con un discurso parecido?

    Excusas, sólo excusas. Nunca estamos dispuestos a reconocer nuestros errores, nuestras malas acciones, nuestro pecado. ¡Siempre son otros los que se equivocan! No yo, eso sí que no. ¡No yo! “¡Vanidad! Mi pecado favorito”, suele cantar el demonio.

    Génesis 3 es sobre la caída de la humanidad. El hombre no sólo desobedeció —pecó gravemente— sino que después de haberse salido del camino que DIOS le había trazado en el Edén, pretendió esconderse (v.8) de su presencia. “Adán, muchacho, ¿has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?” (v.11), pregunta Dios. Adán responde con evidente desparpajo: “La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí” (v.12). “Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí (v.13)”. ¡NINGUNO SE ARRENPITIÓ! ¿Por qué? Porque NADIE FUE. ¡Ah, sí, perdón! Fue la culebra.

    Alguien dijo: “La victoria tiene mil padres, el fracaso (la caída) es huérfano. ¡NADIE SE ARREPIENTE ASÍ COMO ASÍ! Mira, amigo que me escuchas, el hombre fue expulsado del paraíso y NO SE ARREPINTIÓ. Y así hemos llegado a nuestros días con la canción: “¡YO NO FUI, FUE ELLA!” ¿Y ella, qué dice? “Bueno… déjame decirte algo… humm… humm… ha sido la vida, las circunstancias… bla, bla, bla, bla… el diablo, pues, que me engaño… bla, bla, bla, bla…”

    Qué saludable que hubiera sido escuchar el sincero llanto del corazón acompañado de un sonoro y enérgico: “ME ARREPIENTO, NOS ARRENPENTIMOS SEÑOR CON TODO NUESTRO CORAZÓN”. Pero no, no fue así. El hombre salió del paraíso DIRECTAMENTE A MATAR A SU HERMANO y a MATARSE LENTA y PROGRESIVAMENTE A SÍ MISMO A TRAVÉS DE SU EQUIVOCACIÓN (pecado). Esa ha sido la historia desde Caín hasta nuestros nefastos días.

    ARREPENTIMIENTO pareciera ser un término arcaico arrojado del léxico del moderno, inexistente en la economía espiritual del cristiano moderno. ¿Qué está pasando en la llamada congregación cristiana de nuestros días? No es popular hablar de arrepentimiento. “Palabra fea” que ahuyenta a las masas populares. Y, como es bien sabido, ¡NO ESTAMOS PARA ESO! ¿Por qué? Bueno, muy sencillo: 2 más 2 son 4. Además de vivir en la ERA DEL MERCADEO, vivimos en la orgía de las cifras, de las estadísticas. “Lo que importan son esos NUMEROTES cuando me enciendes la calculadora, cuando lo transcribes al computer”. ¿Cuántos salvamos hoy, cuántos dijeron amen? ¡ALELUYA! ESTAMOS CRECIENDO. ¡DOBLEMENTE ALELUYA! CÓMO CRECE “el Cuerpo del Señor”. 2 más 2 son 4, aquí no estamos para restar, nuestro trabajo es SALVAR ALMAS. Por favor no nos fastidies con esa palabreja, hoy sólo estamos sumando, regresa mañana.

    Pero, ¿qué ocurre con el arrepentimiento hoy día? Ya no se escucha en los templos evangélicos. El otrora vigoroso llamado al arrepentimiento ya no se menciona. Desde el púlpito moderno no se exhorta a la congregación a que se consterne por la miseria de su pecado, a que se lamenten e imploren duro por PERDÓN al TODOPODEROSO por haber ofendido a CRISTO con su falsedad, su iniquidad. No, porque en la SOBERBIA, OCIOSA, y HARTA DE PAN IGLESIA DE LAODICEA no estamos para eso. ¡Oígase bien! ¡NO ESTAMOS PARA ESO! Lo nuestro es la democracia plebiscitaria, y mejor que eso: lo nuestro son los NÚMEROS.

    DESDE LA TRIBUNA ECLESIÁSTICA, sólo atinamos a escuchar tibia y tímidamente “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo tú, y tu casa” (Hechos 16:31). De lo que no se habla es el del contexto de esta historia, no se enseña que hubo un gran terremoto que sacudió los cimientos de la cárcel donde se encontraba Pablo y sus hermanos, y que por tal motivo las puertas se abrieron de par en par. En este relato, el carcelero pensando que los presos habían huido se quiso suicidar (A su modo, quiso huir ya que no quería enfrentar su responsabilidad). Sin embargo, Pablo clama a viva voz diciéndole: “No te hagas ningún mal; que todos estamos aquí”. El carcelero estaba tremendamente conmovido, así “pidiendo luz, entró dentro, y temblando, derribose a los pies de Pablo y de Silas; y sacándolos fuera, le dice: Señores, ¿qué es menester que yo haga para ser salvo?” (Hechos 16:29-30) He aquí que estamos ante la presencia de un hombre que se ha humillado, que ha reconocido su impotencia, para después buscar redención. Obviamente, no pudo acceder al magnificente beneficio de la FE sin antes ARREPENTIRSE. Así como él, ni tú ni yo ni ningún otro podríamos acceder al don de la FE sin un genuino arrepentimiento como tampoco podríamos ser REGENERADOS sin éste.

    A la luz de los tres versos del encabezado, examinemos la importancia vital que tiene el ARREPENTIMIENTO en el EVANGELIO DE CRISTO,:

    (1) PRE-MINISTERIO DE JESÚS [anunciación] (Mateo 3:1-2): Inmediatamente antes de que comenzara el Ministerio de Jesús en esta tierra, Juan el Bautista nos anuncia la cercanía del reino de los cielos. Prerrequisito para siquiera entender el asunto del reino de los cielos: ARREPENTÍOS.
    (2) MINISTERIO DE JESÚS [manifestación] (Mateo 4:17): Inmediatamente después de sus 40 días de ayuno en el desierto, Jesús, al saber que Juan ha sido hecho preso, se dirige a Capernaum para comenzar allí su Ministerio. Prerrequisito: ARREPENTÍOS. Sin arrepentimiento no habrá FE.
    (3) MINISTERIO POST-JESÚS [propagación por el mundo entero] (Hechos 2:37-38): Inmediatamente después de la Ascensión del Señor a los cielos, los apóstoles comienzan a predicar el Evangelio por todas partes. Prerrequisito para recibir perdón por los pecados y el don del Espíritu Santo: ARREPENTÍOS.

    Primero, lo primero. EL MENSAJE DE CRISTO es bien claro: ARREPIÉNTETE, después crees. ARREPIÉNTETE, luego existes.

    ¿Cómo un corazón lleno del mortífero plomo de la equivocación podría escuchar el dulce Señor del Universo y mucho menos creer en Él?

    Si bajo alguna circunstancia, amigo que me escuchas, sientes que de verdad tú no tienes nada de que arrepentirte ya que tu eres realmente “bien buena gente”. Entonces es que (1) El Evangelio de Cristo NO ES PARA TI, al menos por ahora o (2) Definitivamente eres un ángel que cayó a esta loca tierra por puro error cósmico.

    ¡Quiera el Señor humillar tu corazón ahora mismo! ¡Arrepiéntete dice el Señor!
    El Reino de los Cielos se ha acercado. ¡ARREPENTÍOS! (Mateo: 4-17)
    ¡Oh, mi SEÑOR, concédenos Tu GRACIA, PAZ, SABIDURÍA y CORAJE para acercarnos a Tu REINO!

    Cualesquiera fueren, ¡tus comentarios son bienvenidos!

Información sobre el Tema

Users Browsing this Thread

Actualmente hay 1 usuarios navegando por este tema. (0 miembros y 1 invitados)

Normas de Publicación

  • no puedes enviar nuevos mensajes
  • no puedes publicar nuevas respuestas
  • no puedes añadir vínculos
  • no puedes editar tus mensajes
  •  
Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.


Sindica: RSS1 Sindica: RSS2 Add to Google Añadir a Mi Yahoo! Suscribir con Bloglines