Anuncio

Colapsar
No hay anuncio todavía.

EL TERRIBLE CELIBATO SACERDOTAL

Colapsar
X
  • Filtrar
  • Tiempo
  • Mostrar
Limpiar Todo
nuevos mensajes

  • EL TERRIBLE CELIBATO SACERDOTAL

    A raíz de los horribles hechos que están saliendo a la luz pública sobre el abuso de niños por parte de sacerdotes católicos, considero muy importante la lectura del libro "El Sacerdote, la Mujer y el Confesionario", por Charles Chiniquy

    Éste libro se encuentra completo en la siguiente dirección:
    http://users.churchserve.com/latin/lcf/samujco1.htm

  • #2
    http://www.elpais.es/articulo.html?d...chor=elpepiopi

    Viernes, 19 de abril de 2002

    Lobos en el rebaño

    TOMÁS ELOY MARTÍNEZ

    Tomás Eloy Martínez es periodista y escritor argentino, ganador del V Premio Alfaguara de Novela con El vuelo de la reina.

    Desde que los franciscanos establecieron las primeras misiones cristianas en California a fines de 1514, la Iglesia católica de los Estados Unidos no había vivido tiempos de tragedia tan desgarradores como los de esta primavera. Lo que empezó hace algunos meses como una noticia de octava página en el Boston Globe, destinada a resolverse -así parecía- con una rápida sanción judicial, se ha convertido en constante título de portada de los grandes diarios, tema de burlas sangrientas en las tiras cómicas y alimento incesante de los programas de entrevistas en la televisión.

    En el origen de la historia hubo un acto de negligencia. A mediados de 1984 llegó a manos del cardenal Bernard Law, arzobispo de Boston, la denuncia de que un sacerdote de su curia, el padre John J. Geoghan, había abusado sexualmente de un monaguillo de 10 años. El cardenal retiró al padre Geoghan de sus obligaciones mientras lo examinaba un psiquiatra, y mantuvo el caso en secreto a la espera del dictamen. Todo pareció terminar con la absolución de Geoghan, en quien el psiquiatra no encontró el menor indicio de peligrosidad. Confiado, el arzobispo lo restituyó a su ministerio.

    Quince años más tarde, descubrió que todo el proceso adolecía de torpeza y mala fe. El psiquiatra resultó un inepto que, a su vez, abusaba de menores. Y el padre Geoghan, animado por la inesperada impunidad, cometió desde 1985 otro centenar de actos de lujuria contra niños que no estaban en condiciones de defenderse. Geoghan fue separado de la Iglesia y entregado a la justicia. En febrero lo condenaron a 10 años de cárcel. Pero la extensión del daño ya era entonces incontrolable. Desde que el juicio empezó, otros cientos de monaguillos, solistas de coros religiosos, estudiantes de catecismo y alumnos de escuela primaria en escuelas católicas, se declararon víctimas de abusos sexuales o de acosos que les dejaron atroces cicatrices morales.
    En unos pocos meses, la Iglesia ha debido pagar mil millones de dólares de indemnización a víctimas de abusos que recordaron incidentes nefandos de la infancia y aportaron pruebas que los confirmaban. Una suma tal vez mayor fue gastada en arreglos privados para evitar los tribunales y el escándalo.

    Lo peor no es la desilusión y el desánimo de los feligreses, sino la desconfianza con que algunos buenos sacerdotes tropezarán en el futuro. En la televisión oí a uno de ellos, que ofrece camas y sopas gratis a chicos rescatados de la calle, diciendo con auténtica consternación: 'La mayoría de estos desamparados no conoció jamás el afecto. Todos ellos necesitan una caricia, un abrazo. Hasta ahora se los di sin pensarlo dos veces. Ya no podré hacerlo más'.

    Hace apenas tres décadas, a pocos se le pasaba por la cabeza que un sacerdote fuera capaz de pervertir a un chico. Si alguien tropezaba con una escena sospechosa en el ámbito santo de las iglesias y conventos, desconfiaba de sus propios sentidos y ni siquiera se animaba a contársela a los amigos íntimos. Quienes acusaban a un cura quedaban expuestos a castigos terribles, además de las penas del infierno.

    Tampoco era posible discutir esas desviaciones con los dignatarios de la Iglesia. Cuando se presentaban denuncias, nadie sabía qué hacían con ellas los obispos, porque ninguna salía a la luz. Ahora, la situación ha llegado a tales extremos que el papa Juan Pablo II, acusado por The New York Times de 'falta de reflejos' y de 'la lentitud propia de un anciano enfermo', reaccionó por fin el 20 de marzo, señalando que 'los pecados de algunos hermanos' arrojan 'sombras de sospecha sobre los sacerdotes que cumplen su ministerio con honestidad'. Más enfática y más eficaz fue la réplica del cardenal Edward M. Egan, arzobispo de Nueva York. En su pastoral del Domingo de Ramos, dijo, con un tono en el que se confundían la compasión y el enojo: 'No puede haber duda alguna: el abuso sexual de los niños es una abominación. Es a la vez ilegal, inmoral, y no voy a tolerarlo'.

    La prédica de Egan ha puesto a los católicos de los Estados Unidos en estado de asamblea. Después de las oraciones del Jueves y Viernes Santo, en casi todos los templos hubo reuniones de feligreses exigiendo que se derogue el celibato, una institución que tiene mil años y que tal vez tarde otros mil en reformarse.

    La mayoría de los católicos ignora que los sacerdotes y obispos no tenían prohibido el matrimonio durante los primeros 10 siglos de vida cristiana. Algunos Papas fueron hijos de otros Papas sin que ese linaje afectara la santidad de sus actos. Tal fue el caso de Inocente I (401-417), hijo de Anastasio I, y de Juan XI (931-935), hijo de Sergio III, además de otros ocho pontífices engendrados por obispos y miembros del bajo clero.

    En 1073, Gregorio VII dio vuelta a la historia e impuso el celibato. Uno de sus teólogos, Pedro Damián, dictaminó que el matrimonio de los sacerdotes era herético, porque los distraía del servicio al Señor y contrariaba el ejemplo de Cristo. Si bien la intención del papa Gregorio era restaurar la derruida moral del clero y purificar a la feligresía con ejemplos de castidad, decenas de historiadores de la Iglesia -incluyendo los más piadosos- suponen que la decisión de imponer el celibato fue también un medio para evitar que los bienes de los obispos y sacerdotes casados fueran heredados por sus hijos en vez de beneficiar a la Iglesia.

    Si la cicatriz es tan visible en un país donde los poderes del Estado se encogen de hombros ante las represalias o ruegos de silencio de la Iglesia, ¿cuánto peores pueden ser las historias en América Latina, cuyos campesinos, marginales y pobres de espíritu dependen a veces de manera exclusiva de la caridad, el buen juicio y el poder que tienen párrocos y obispos?

    Casi no hay varón en América Latina que haya pasado por un colegio religioso o por una institución católica sin sufrir el acoso de un clérigo o, al menos, la amenaza de un acoso. Aunque la fe no tiene que ver con eso, miles de creyentes han abandonado la Iglesia por la indecencia de unos pocos (ojalá sean pocos) sacerdotes. Algunos de ellos asumen -es lo peor- una convincente apariencia de bondad. Mario Vargas Llosa cuenta, en El pez en el agua, la desoladora historia del hermano Leoncio, un 'viejito cascarrabias con un rulo saltarín' que enseñaba en el La Salle de Lima. El escritor tenía 12 años, las clases habían terminado, y una tarde de diciembre fue al colegio a buscar las notas. Al salir de la dirección, el hermano Leoncio le dijo que quería 'mostrarle algo' y lo invitó a su cuarto. Una vez allí, mientras farfullaba anatemas contra el demonio y el pecado, rescató del ropero unas revistas pornográficas y las desplegó ante el futuro novelista, al tiempo que lo acosaba. Vargas Llosa huyó, tan desconcertado como furioso.

    Acaso a Dios lo tenga sin cuidado la deshonestidad de algunos de sus pastores, porque su gloria está más allá de lo que dicen o sienten sobre él los seres humanos. Pero sin duda han de atormentarlo los incontables inocentes que, día tras día, son pervertidos en su nombre por algunos lobos disfrazados de pastores.

    Comentario


    • #3
      Muy interesante aporte este del escritor premiado.

      Aquí complemento información sobre el cardenal Egan (recordemos que cualquier cardenal es un potencial papa)

      En la página
      http://www.sermonaudio.com/new_detai...1&keyword=Egan

      se encuentra un informe sobre la homosexualidad entre los sacerdotes y una referencia al Cardenal Egan. A continuación se transcribe una traducción de una porción de ese informe:

      "Egan, actualmente Cardenal Arzobispo de New York, está rodeado por acusaciones de abuso clerical a un número de sacerdotes. Mientras que ahora expresa voluntad de coperar con las autoridades, como arzobispo de Bridgeport, Conn., Egan, de acuerdo a un reporte en Hartford Courant, buscó deslindar la responsabilidad por la actividad homosexual de ciertos sacerdotes declarando que eran "contratantes independientes."

      Bajo Cody en Chicago, Egan había sido conocido informalmente como el "hachero" del Cardinal, dijo Fiore. Cuando los padres de las víctimas acusaban de acoso y amenazaban de hacer juicios, Egan advertía a lso padres que la arquidiócesis estaba lista para luchar ante ellos en la corte.


      Fiore también dijo que él conocía personalmente de muchos casos donde las familias colapsaron debido a la tensión de tales tácticas, y los miembros de las familas dejaban la Iglesia disgustados."

      Que Dios bendiga a los que leen esto, por medio de Cristo. Amén

      Comentario


      • #4
        Yo solo me imagino a las docenas, centenas, millares, solo Dios sabe, de sacerdotes y monjas alrededor del mundo que no han sido descubiertos en sus adulterios. ¿Acaso es inadecuado imaginarlo cuando es un hecho reconocido, reconocido porque los denunciaron, pero y los que no se denuncian, serán muchos o pocos? La respuesta no se sabe, ni si sabrá. Y peor aun que esto no es nuevo la historia nos habla que siempre ha habido este problema en la iglesia de roma y en la misma silla papal.

        Que lamentable poner tu confianza en algún hombre y todavía decirle “padre” cuando nos dice la palabra de Dios que no debemos confiar en el hombre. Yo tengo un pastor que considero piadoso, pero mi confianza no esta en el sino en Cristo.

        Dios libre a los católicos romanos

        Comentario


        • #5
          Malcom


          Dios nos libre y nos guarde a TODOS


          Son muchos dentro del protestantismo que también ponen su confianza en los pastores. No cerremos los ojos a las evidencias; quizá tu no lo hagas, pero conozco de muchos casos que se dejan guiar "ciegamente" por sus líderes; y eso ocurre en iglesias de corte tradicional, como en las pentecostales en las que el modelo unipastoral está haciendo verdaderos estragos.


          Sigo creyendo que estamos viendo la separación del trigo y la cizaña; y la cizaña está plantada en NUESTRO CAMPO, y son los falsos maestros y "ministros".

          No sé como están en la ortodoxia, pero la corrupción está saliendo a la luz, tanto en el catolicismo, como en el protestantismo.

          ¡¡ Que el Señor nos ayude a reconocer a esos falsos maestros, profetas y "asalariados" que huyen cuando ven venir el lobo !!


          Para quien quiera leerlo, recomiendo de los Estudios bíblicos: "Tiemblan los lobos rapaces"


          http://estudios.iglesia.net/asp/tiemblanloslobos.asp

          Comentario


          • #6
            Estoy de acuerdo que los "evangélicos" lamentablemente no son todos cristianos verdaderos, el puritanismo de los cristianos que tuvo su punto más alto en la gran era misionera del siglo XIX se ha perdido grandemente, muchas herejías se han introducido en el campo "neoevangélico", y eso ha llevado al mal testimonio de parte de muchos que buscan exaltarse a sí mismos y no predican el evangelio de Cristo.

            Para ampliar sobre esto se puede leer en http://interbiblia.com/db/amordiv.htm
            http://interbiblia.com/db/guardaos.htm
            http://users.churchserve.com/latin/lcf/histpen.htm
            http://users.churchserve.com/latin/lcf/nodelsur.htm
            http://www.palabrafiel.com.ar/publicaciones/P5.htm

            Si lee inglés puede leerse mucha información en http://wayoflife.org/fbns/fbns-index/indexfbns.htm

            Por favor nótese que una característica distintiva en el mundo neoevangélico es el ECUMENISMO, que menosprecia la Palabra de Dios para unirse, como alguien ha dicho, al "más mortal de los cultos" que es la iglesia de Roma.
            http://users.churchserve.com/latin/lcf/stlconf.htm
            http://users.churchserve.com/latin/lcf/grahacon.htm
            http://users.churchserve.com/latin/lcf/ccmecum.htm
            http://users.churchserve.com/latin/lcf/angpope.htm
            http://www.geocities.com/ecb-dlcf/05.pdf

            Volviendo al tema del horrendo celibato antibíblico, aquí va el texto completo de lo que se dice más específicamente sobre la homosexualidad en el clero católico. Del artículo que se lee en http://www.sermonaudio.com/new_detai...1&keyword=EGAN

            aquí se menciona al importantísimo CARDENAL EGAN nada menos que ARZOBISPO DE NUEVA YORK:

            "Sacerdocio Católico: Escándalo por homosexualidal, no pedofilia

            Una cultura está creciendo entre el clero de la iglesia Católica Norteamericana que reciba apoyo de miembros de la jerarquía así como de aquellos envueltos directamente en el entrenamiento de sacerdotes, de acuerdo a un sacerdote y teólogo católico.

            Como el escándalo de abuso clerical dentro de la iglesia católica en los Estados Unidos continúa creciendo -cuyo costo se estima cercano a un billón de dólares- el rol de la jerarquía está siendo mirado atentamente.

            Con casi uno de cada cuatro norteamericanos siendo católico, la extendida crisis de abuso sexual por el clero de la iglesia impacta directamente a la sociedad nortamericana y los valores familiares.

            En una entrevista exclusiva con WorldNetDaily, un influyente sacerdote católico, autor y conferencista revela el tenebroso bajomundo del clero homosexual, sus reclutadores y sus protectores.

            El Rev. Charles Fiore, un sacerdote católico por 42 años, ha combatido la influencia homosexual en el clero casi desde la fecha de su ordenación. Con tíulos en filosofía teología, así como entrenamiento clínico en Menninger's y el State Hospital en Topeka, Kan., Fiore ha tanto condenado las acciones de los sacerdotes homosexuales como consolado a las víctimas de su abuso.

            Originalmente ordenado como un sacerdote Dominico en 1961, los deberes principales de Fiore implicaron enseñanza en colleges en varias instituciones católicas en los Estados Unidos, así como en la Universidad Pontifical Dominicana, la Angelicum, en Rome. Él fue también un temprano líder pro-vida y defensor de la enseñanza en el hogar.

            Fiore fue un estrecho amigo del sacerdote/autor Malachi Martin y proveyó a Martin con significativo material para sus últimos trabajos. Habiemdo aparecido en radio y en televisión, Fiore ha escrito numerosos artículos sobre el abuso clerical.

            Una prolongada enfermedad, sin embargo, ha restringido la mayor parte de las actividades de Fiore.

            Aunque satisfecho de que los medios en Estado Unidos esté hablando de la cuestión del abuso clerical, Fiore no concuerda en cómo está siendo presentado el problema al público, cuestionando el uso del término "pedofilia."

            "El problema no es la pedofilia clerical", dijo Fiore a WND, "sino la homosexualidad." La distinción es importante, destacó Fiore, porque la mayoría de las víctimas de abuso del clero católico son adolescentes.

            "Estrictamente hablando", dijo Fiore, "la pedofilia es el acoso sexual de un niño pre-adolescente de uno u otro sexo", pero el problema dominante es el abuso de niños más grandes de entre 12 a 18 años. "Más del 90 porciento de los casos," observó Fiore, "involucran el acoso clerical de jóvenes varones adolescentes."

            Al reportar el abuso clerical, "el gran tabú in la cultura estadounidense es enfocar en la homosexualidad," dijo Fiore.

            "La pedofilia es cometida sólo por unos pocos aberrantes", pero la sociedad "mira a la homosexualidad como una manera de vivir alternativa", explicó Fiore.

            Su introducción a como son manejados algunos casos de abuso clerical de niños vino tempranamente en el sacerdocio de Fiore.

            Él relató que en su primer asignación, mientras enseñaba en un college y vivía en una parroquia, él se encontraba haciendo los preparativos para los monaguillos de los servicios semanales, puesto que el sacerdote que usualmente ejecutaba la tarea estaba de vacaciones.

            Mientras dirigía a los servidores, un grupo de tres muchachos se acercó a Fiore y se quejaron del comportamiento del otro sacerdote, describiendo varias formas de inapropiado contacto.
            A su vez, Fiore y otro sacerdote transmitieron las quejas de los monaguillos al pastor y sugirieron que el sacerdote sinvergüenza fuera cuestionado y tal vez apartado del trato con los muchachos.

            Fiore recordó que el párroco le dijo que "cuide sus propios asuntos", y Fiore respondió, "este es mi asunto; este es el asunto de todos nosotros."

            La cuestión fue derivada al dominico provincial superior, resultando en la transferencia del sacerdote abusador - a una escuela sólo para muchachos en otro estado - y la transferencia de los jóvenes sacerdotes que relataron las quejas de los monaguillos, mientras que el párroco que demandó silencio sobre el asunto permaneció en su posición.

            Más tarde en su carrera, Fiore observó las tácticas de un Monseñor Edward Egan, que una vez sirvió como un asistente del Cardenal John Cody in Chicago.

            Egan, actualmente Cardenal Arzobispo de New York, está rodeado por acusaciones de abuso clerical a un número de sacerdotes. Mientras que ahora expresa voluntad de coperar con las autoridades, como arzobispo de Bridgeport, Conn., Egan, de acuerdo a un reporte en Hartford Courant, buscó deslindar la responsabilidad por la actividad homosexual de ciertos sacerdotes declarando que eran "contratantes independientes."

            Bajo Cody en Chicago, Egan había sido conocido informalmente como el "hachero" del Cardenal, dijo Fiore. Cuando los padres de las víctimas acusaban de acoso y amenazaban de hacer juicios, Egan advertía a los padres que la arquidiócesis estaba lista para luchar ante ellos en la corte.

            Fiore también dijo que él conocía personalmente de muchos casos donde las familias colapsaron debido a la tensión de tales tácticas, y los miembros de las familas dejaban la Iglesia disgustados."

            Comentario


            • #7
              Maripaz

              Tienes razón muchos evangélicos también ponen su confianza en sus pastores, los cuales hay que tenerlos en alta estima, pero estoy de acuerdo con lo que dices.

              Dios nos libre a todos

              Comentario


              • #8
                Salvo por cristo

                Estoy de acuerdo que los "evangélicos" lamentablemente no son todos cristianos verdaderos, el puritanismo de los cristianos que tuvo su punto más alto en la gran era misionera del siglo XIX se ha perdido grandemente, muchas herejías se han introducido en el campo "neoevangélico", y eso ha llevado al mal testimonio de parte de muchos que buscan exaltarse a sí mismos y no predican el evangelio de Cristo.

                Malcom

                Completamente de acuerdo, estamos en tiempos malos donde el evangelio puro ha decaído tristemente

                Bendiciones

                Comentario


                • #9
                  http://www.elpais.es/articulo.html?d...chor=elpepisoc

                  Lunes, 22 de abril de 2002


                  Los cardenales de EE UU plantearán al Papa el fin del celibato

                  La jerarquía estadounidense pedirá al Pontífice criterios claros para tratar a los curas pederastas

                  LOLA GALÁN | Roma

                  Un relevante grupo de cardenales norteamericanos ha decidido pedir al Papa, en el encuentro que mantendrán mañana y el miércoles, que autorice un diálogo abierto sobre el celibato y plantearle otras polémicas cuestiones, como la ordenación de mujeres sacerdotes. La jerarquía estadounidense reclamará además al Pontífice que se adopten criterios claros sobre la conducta a seguir con los curas pederastas. Éstas son las posiciones de los cardenales norteamericanos, que empezaron a llegar ayer a Roma, para discutir las salidas a los escándalos de abusos sexuales protagonizados por decenas de sacerdotes en EE UU.

                  El cardenal J. Francis Stafford, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, aseguró que en los encuentros de mañana y del miércoles se abordarán cuestiones muy polémicas como el celibato, la conveniencia o no de establecer controles que eviten el acceso de los gays al sacerdocio y la posibilidad de la ordenación de mujeres sacerdotes. Favorable a un encuentro abierto que vaya al fondo de estos problemas, es también el cardenal de Los Angeles, Roger Mahoney.

                  La posición abierta de la jerarquía americana en este delicado tema ha provocado desconcierto en sectores vaticanos, habituados a mantener las discusiones en un nivel de máxima reserva. La doctrina del celibato ha sido defendida además con especial entusiasmo por Juan Pablo II que aún el sábado, en una audiencia a obispos nigerianos, declaró que el celibato debe ser 'un regalo completo al Señor y a la Iglesia' y que su importancia debe ser 'atentamente salvaguardada'.

                  El Papa quiere devolver 'la serenidad y la seguridad a las familias y fe al clero y a los fieles' de una Iglesia conmocionada por un escándalo que ha adquirido dimensiones sin precedentes. Así lo precisaba el comunicado de hace una semana, con el que la Santa Sede convocada a los cardenales de Estados Unidos a Roma. Pero está por ver que el Vaticano afronte en este marco de emergencia temas que forman parte de una compleja, y no precisamente reciente, agenda de discusiones pendientes.

                  En las reuniones del martes y el miércoles participarán los trece purpurados estadounidenses, ocho de los cuales están al frente de las distintas diócesis del país, tres están jubilados y los dos restantes ocupan cargos en la Curia (Gobierno) vaticana. Juan Pablo II estará acompañado por el titular del dicasterio para el Clero, cardenal Dario Castrillón Hoyos, el cardenal Joseph Ratzinger, guardián de la ortodoxia dogmática, a quien el Papa encargó hace meses centralizar las decisiones sobre escándalos sexuales del clero, y el cardenal Giovanni Batista Re, prefecto de la Congregación de los Obispos. Por parte norteamericana asistirá además la cúpula de los obispos de ese país, que ha propiciado este encuentro.

                  El portavoz de la Conferencia Episcopal americana, monseñor Francis Maniscalco, dijo ayer que la jerarquía católica de su país necesita la guía del Papa, 'para saber qué medidas tomar' y 'si los sacerdotes acusados de pederastia pueden seguir en su ministerio o debe aplicarse la norma de que una falta es suficiente para suspenderles'.

                  La crisis abierta en la Iglesia de EE UU -donde desde enero pasado ha habido 450 denuncias de abusos sexuales con menores que han provocado la expulsión de 62 sacerdotes de 17 diócesis- se refiere en buena medida a episodios de hace algunas décadas. Según declaró hace una semana el presidente de la Conferencia Episcopal americana, Wilton Daniel Gregory, parte del problema lo han causado las diócesis que decidieron mantener en el ministerio, cambiándoles de parroquia, a sacerdotes acusados de abusos: 'Cuando se tomó esta decisión se hizo después de que los implicados hubieran recibido un tratamiento médico y la correspondiente alta en la que se señalaba que no representaban ningún problema para nadie', explicó.

                  FILADELFIA

                  Anonimato de los acusados

                  Al menos 36 de sus sacerdotes cometieron abusos sexuales contra unos 50 menores desde el año 1950, según asegura la archidiócesis del cardenal Bevilacqua, que dice tener pruebas de ello. Varios de los implicados en estos delitos fueron relevados de sus puestos pero Bevilacqua se negó a hacer públicas sus identidades por considerar que ello sólo contribuiría a empeorar la situación de las víctimas.

                  DETROIT

                  Destituyó a 12 sacerdotes

                  Su archidiócesis admitió haber investigado, desde 1988, más de 18 sacerdotes acusados de abusos sexuales y haber relevado a doce de los implicados. Hace varios años llegó a un acuerdo con un hombre que denunció haber sido víctima de un sacerdote pederasta cuando era niño y que recibió una sustanciosa indemnización para que no acudiese a los tribunales. Pero el cura implicado siguió en su puesto hasta este mes.

                  CHICAGO

                  Indemnizar a las víctimas

                  Su archidiócesis optó por pagar una sustanciosa indemnización a un hombre que denunció haber sufrido abusos sexuales de un sacerdote cuando era niño. Su actuación frente a los casos de pederastia en la Iglesia de Chicago es para muchos la única válida. Cuando surge una acusación en su archidiócesis, un comité de psicólogos y expertos analiza el caso y hacen una recomendación, que se traslada a las autoridades.

                  LOS ÁNGELES

                  Testigo en un juicio

                  Fue testigo en el juicio que tuvo lugar en 1998 en Stockton (California) en el que el jurado acordó dar a dos hermanos una indemnización millonaria por los abusos de un sacerdote. Ello dio lugar a que algunos criticaran a Mahony por permitir a un sacerdote pederasta seguir trabajando a pesar de estar al tanto de sus delitos, sin adoptar ninguna medida que mantuviese al acusado alejado de los niños.

                  NUEVA YORK

                  Acusado de ocultar casos

                  El cardenal Egan tuvo que hacer frente a las acusaciones de haber contribuido a ocultar casos de abusos sexuales durante su mandato como obispo de la diócesis de Bridgeport, Connecticu. El caso llegó al extremo de que la fiscalía del distrito de Manhattan pidió que se obligara a la archidiócesis a proporcionar una lista de los casos de sacerdotes involucrados en casos de pederastia.

                  WASHINGTON

                  Besos y tocamientos

                  Su archidiócesis ha admitido que el sacerdote Russell Dillard, que hasta entonces era muy popular en la parroquia de San Augustine, abandonó sus responsabilidades pastorales tras haber reconocido haber practicado 'tocamientos inapropiados y besos' con dos adolescentes hace 18 años. 'Dillard admitió que hubo una relación física aunque no la identifica como un abuso sexual', ha explicado McCarrick.

                  BALTIMORE

                  Culpa a los periódicos

                  El cardinal Keeler declaró la pasada semana que cree que el escándalo de los supuestos casos de pederastia entre el clero de la Iglesia católica en EEUU ha sido exagerado por una campaña aireada por la prensa de su país. 'Realmente, han sido los medios de comunicación de EE UU los que han convertido este asunto en un problema americano', dijo. 'Ahora nos enfrentamos a una situación de locos'.

                  BOSTON

                  En la cuerda floja

                  Es uno de los cardenales a los que el escándalo ha puesto en la cuerda floja por los numerosos casos de denuncias contra sus sacerdotes, ya que el propio Law acabó entregando a las autoridades una lista de 80 culpables. Sobre todo, ha sido criticado el papel de encubridor que desempeñó al limitarse a trasladar a los implicados a otras parroquias. Law ha pedido perdón pero se niega a dimitir, tal como le han exigido.

                  CHICAGO

                  Indemnizar a las víctimas

                  Su archidiócesis optó por pagar una sustanciosa indemnización a un hombre que denunció haber sufrido abusos sexuales de un sacerdote cuando era niño. Su actuación frente a los casos de pederastia en la Iglesia de Chicago es para muchos la única válida. Cuando surge una acusación en su archidiócesis, un comité de psicólogos y expertos analiza el caso y hacen una recomendación, que se traslada a las autoridades.

                  LOS ÁNGELES

                  Testigo en un juicio

                  Fue testigo en el juicio que tuvo lugar en 1998 en Stockton (California) en el que el jurado acordó dar a dos hermanos una indemnización millonaria por los abusos de un sacerdote. Ello dio lugar a que algunos criticaran a Mahony por permitir a un sacerdote pederasta seguir trabajando a pesar de estar al tanto de sus delitos, sin adoptar ninguna medida que mantuviese al acusado alejado de los niños.

                  NUEVA YORK

                  Acusado de ocultar casos

                  El cardenal Egan tuvo que hacer frente a las acusaciones de haber contribuido a ocultar casos de abusos sexuales durante su mandato como obispo de la diócesis de Bridgeport, Connecticu. El caso llegó al extremo de que la fiscalía del distrito de Manhattan pidió que se obligara a la archidiócesis a proporcionar una lista de los casos de sacerdotes involucrados en casos de pederastia.

                  WASHINGTON

                  Besos y tocamientos

                  Su archidiócesis ha admitido que el sacerdote Russell Dillard, que hasta entonces era muy popular en la parroquia de San Augustine, abandonó sus responsabilidades pastorales tras haber reconocido haber practicado 'tocamientos inapropiados y besos' con dos adolescentes hace 18 años. 'Dillard admitió que hubo una relación física aunque no la identifica como un abuso sexual', ha explicado McCarrick.

                  BALTIMORE

                  Culpa a los periódicos

                  El cardinal Keeler declaró la pasada semana que cree que el escándalo de los supuestos casos de pederastia entre el clero de la Iglesia católica en EEUU ha sido exagerado por una campaña aireada por la prensa de su país. 'Realmente, han sido los medios de comunicación de EE UU los que han convertido este asunto en un problema americano', dijo. 'Ahora nos enfrentamos a una situación de locos'.

                  BOSTON

                  En la cuerda floja

                  Es uno de los cardenales a los que el escándalo ha puesto en la cuerda floja por los numerosos casos de denuncias contra sus sacerdotes, ya que el propio Law acabó entregando a las autoridades una lista de 80 culpables. Sobre todo, ha sido criticado el papel de encubridor que desempeñó al limitarse a trasladar a los implicados a otras parroquias. Law ha pedido perdón pero se niega a dimitir, tal como le han exigido.

                  El cardenal J. Francis Stafford, presidente del Consejo Pontificio para los Laicos, aseguró que en los encuentros de mañana y del miércoles se abordarán cuestiones muy polémicas como el celibato, la conveniencia o no de establecer controles que eviten el acceso de los gays al sacerdocio y la posibilidad de la ordenación de mujeres sacerdotes. Favorable a un encuentro abierto que vaya al fondo de estos problemas, es también el cardenal de Los Angeles, Roger Mahoney.

                  La posición abierta de la jerarquía americana en este delicado tema ha provocado desconcierto en sectores vaticanos, habituados a mantener las discusiones en un nivel de máxima reserva. La doctrina del celibato ha sido defendida además con especial entusiasmo por Juan Pablo II que aún el sábado, en una audiencia a obispos nigerianos, declaró que el celibato debe ser 'un regalo completo al Señor y a la Iglesia' y que su importancia debe ser 'atentamente salvaguardada'.

                  El Papa quiere devolver 'la serenidad y la seguridad a las familias y fe al clero y a los fieles' de una Iglesia conmocionada por un escándalo que ha adquirido dimensiones sin precedentes. Así lo precisaba el comunicado de hace una semana, con el que la Santa Sede convocada a los cardenales de Estados Unidos a Roma. Pero está por ver que el Vaticano afronte en este marco de emergencia temas que forman parte de una compleja, y no precisamente reciente, agenda de discusiones pendientes.

                  En las reuniones del martes y el miércoles participarán los trece purpurados estadounidenses, ocho de los cuales están al frente de las distintas diócesis del país, tres están jubilados y los dos restantes ocupan cargos en la Curia (Gobierno) vaticana. Juan Pablo II estará acompañado por el titular del dicasterio para el Clero, cardenal Dario Castrillón Hoyos, el cardenal Joseph Ratzinger, guardián de la ortodoxia dogmática, a quien el Papa encargó hace meses centralizar las decisiones sobre escándalos sexuales del clero, y el cardenal Giovanni Batista Re, prefecto de la Congregación de los Obispos. Por parte norteamericana asistirá además la cúpula de los obispos de ese país, que ha propiciado este encuentro.

                  El portavoz de la Conferencia Episcopal americana, monseñor Francis Maniscalco, dijo ayer que la jerarquía católica de su país necesita la guía del Papa, 'para saber qué medidas tomar' y 'si los sacerdotes acusados de pederastia pueden seguir en su ministerio o debe aplicarse la norma de que una falta es suficiente para suspenderles'.

                  La crisis abierta en la Iglesia de EE UU -donde desde enero pasado ha habido 450 denuncias de abusos sexuales con menores que han provocado la expulsión de 62 sacerdotes de 17 diócesis- se refiere en buena medida a episodios de hace algunas décadas. Según declaró hace una semana el presidente de la Conferencia Episcopal americana, Wilton Daniel Gregory, parte del problema lo han causado las diócesis que decidieron mantener en el ministerio, cambiándoles de parroquia, a sacerdotes acusados de abusos: 'Cuando se tomó esta decisión se hizo después de que los implicados hubieran recibido un tratamiento médico y la correspondiente alta en la que se señalaba que no representaban ningún problema para nadie', explicó.

                  FILADELFIA

                  Anonimato de los acusados

                  Al menos 36 de sus sacerdotes cometieron abusos sexuales contra unos 50 menores desde el año 1950, según asegura la archidiócesis del cardenal Bevilacqua, que dice tener pruebas de ello. Varios de los implicados en estos delitos fueron relevados de sus puestos pero Bevilacqua se negó a hacer públicas sus identidades por considerar que ello sólo contribuiría a empeorar la situación de las víctimas.

                  Comentario


                  • #10
                    El mal está en el corazón del hombre

                    Cuando los sacerdotes se casaban,los cardenales y los papas tmbién hubo una corrupción muy grande. De adolescente una tías muy religiosas leían junto como mi hermana y con mi persona un gran libro con la historia de los papas. Esto fué hace muchos años pero yo recuerdo y me preguntaba a mis 13 años ¿Por qué tanta maldad, y por qué mis tías leian ese libro que creo que estaba en la Biblioteca de mi tío sacerdote donde pasabamos en una pueblo las vaceciones.
                    Con cariño Virginia Un abrazo desde Colombia con mucho amor

                    "¡Que los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón sean gratos delante de tí ¡Oh Señor!"
                    :

                    Comentario


                    • #11
                      http://www.elmundo.es/elmundo/2002/0...019982417.html

                      Domingo, 28 de Abril de 2002
                      Actualizado a las 10:33 (CET) - Internet time @398 by

                      NERJA | SU AMANTE DIFUNDIÓ UN VÍDEO POR EL PUEBLO

                      Un cura renuncia a su parroquia tras reconocer su homosexualidad

                      El sacerdote quiso acabar con la relación amorosa por lo que su amante difundió un vídeo con escenas íntimas de la pareja

                      EFE

                      MÁLAGA.- Un cura de Nerja ha renunciado a su puesto en la parroquia de El Salvador tras reconocer su homosexualidad, después de que la persona con quien estableció una relación sentimental difundiera "por venganza" un vídeo con "escenas escabrosas" de ambos, según ha explicado el sacerdote que le sustituye, Francisco García.

                      El religioso, que trabajaba en la parroquia de El Salvador de la localidad malagueña, "se ha arrepentido y está en un monasterio para reflexionar", dijo García, quien señaló que el Obispado de Málaga se ha encargado del asunto y aseguró que el cura, identificado como E.O., "seguirá siendo sacerdote porque ha reconocido su falta".

                      García indicó que todo ha sido una "venganza" de la persona con quien el sacerdote estableció una "amistad", que ha difundido por el pueblo un vídeo con imágenes compuestas por él después de que el párroco se negase a continuar una relación que consideraba "pecaminosa".

                      "Fue todo una venganza del otro, quien, cuando el cura le dijo que quería ser sacerdote porque la relación era pecaminosa, le amenazó con hacerle daño al máximo para que le echaran del pueblo, por lo que creó un vídeo", añadió.

                      El documento audiovisual fue distribuido por el municipio para "levantar el escándalo", subrayó Francisco García, quien manifestó que, a pesar de los hechos, "el pueblo está a su favor porque es un gran sacerdote", al tiempo que insistió en que se trata de "un fallo que podemos tener cualquiera".

                      El sacerdote que sustituye de forma temporal a E.O. destacó que este "tropezón" lo ha reconocido ante el obispo de Málaga, Antonio Dorado Soto, y reiteró que "está arrepentido" y que el vídeo fue una "venganza del otro señor, que es homosexual y no quería romper la pareja".

                      Por su parte, los habitantes de Nerja están "encantados" con el cura y "lloran su ausencia", según García, ya que incluso unos jóvenes fueron a "enfrentarse" con el autor al comprobar la existencia del vídeo "personal, hecho con picardía y ganas de levantar polvareda".

                      Comentario


                      • #12
                        Entonces habló Jesús a la gente y a sus discípulos, diciendo: En la cátedra de Moisés se sientan los escribas y los fariseos. Así que, todo lo que os digan que guardéis, guardadlo y hacedlo; mas no hagáis conforme a sus obras, porque dicen, y no hacen. Porque atan cargas pesadas y difíciles de llevar, y las ponen sobre los hombros de los hombres; pero ellos ni con un dedo quieren moverlas. Antes, hacen todas sus obras para ser vistos por los hombres.. Pues ensanchan sus filacterias, y extienden los flecos de sus mantos; y aman los primeros asientos en las cenas, y las primeras sillas en las sinagogas, las salutaciones en las plazas, y que los hombres los llamen: Rabí, Rabí. Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos. Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Ni seáis llamados maestros; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo. El que es el mayor de vosotros, sea vuestro siervo. Porque el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido. Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. (Mt 23:1-15)

                        Comentario


                        • #13
                          Estos versículos muestran la gravedad de esta horrible situación en la que incurren no sólo los protagonistas de estos terribles hechos sino las autoridades y los "fieles" que los encubren:

                          9¶ ¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No erréis, que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,
                          10 Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los robadores, heredarán el reino de Dios.
                          11 Y esto erais algunos: mas ya sois lavados, mas ya sois santificados, mas ya sois justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios. (1 Corintios 6: 9-11).

                          La Salvación del creyente trae la regeneración, la cual le guarda de seguir viviendo en los pecados que antes vivía, pero es evidente que estos hombres impíos son absolutamente irregenerados.

                          Yo también he escuchado en mi ciudad de demasiados casos de sacerdotes inmorales, prácticamente todos los renombrados y honrados por el pueblo, yo estoy seguro de que ese es el estado general de la mayoría de los sacerdotes, a causa de que no son salvos y por el celibato forzado en que pretenden vivir; luego también el pueblo es semejante a ellos y los toleran y encubren. Si no existe la disciplina para los líderes ¿qué se puede esperar de su rebaño?

                          "Arrepentíos, y creed al evangelio." (Marcos 1:15)

                          Comentario


                          • #14
                            Originalmente enviado por: SalvoporCristo
                            Estos versículos muestran la gravedad de esta horrible situación en la que incurren no sólo los protagonistas de estos terribles hechos sino las autoridades y los "fieles" que los encubren:

                            9¶ ¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No erréis, que ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones,
                            10 Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los robadores, heredarán el reino de Dios.
                            11 Y esto erais algunos: mas ya sois lavados, mas ya sois santificados, mas ya sois justificados en el nombre del Señor Jesús, y por el Espíritu de nuestro Dios. (1 Corintios 6: 9-11).

                            La Salvación del creyente trae la regeneración, la cual le guarda de seguir viviendo en los pecados que antes vivía, pero es evidente que estos hombres impíos son absolutamente irregenerados.

                            Te contesta Virginia

                            Que me iba a imaginar antes de saber lo de mi tío sacerdote (fallecido hace años) que eso iba a suceder en mi famila, cuando yo lo supe de esos casos no se sabía, se creía o al menos yo en ese celibato y fué un golpe muy duro pero siguí siendo católica comprometida en esa religión por unos pocos años.

                            Yo también he escuchado en mi ciudad de demasiados casos de sacerdotes inmorales, prácticamente todos los renombrados y honrados por el pueblo, yo estoy seguro de que ese es el estado general de la mayoría de los sacerdotes, a causa de que no son salvos y por el celibato forzado en que pretenden vivir; luego también el pueblo es semejante a ellos y los toleran y encubren. Si no existe la disciplina para los líderes ¿qué se puede esperar de su rebaño?

                            "Arrepentíos, y creed al evangelio." (Marcos 1:15)
                            Con cariño Virginia Un abrazo desde Colombia con mucho amor

                            "¡Que los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón sean gratos delante de tí ¡Oh Señor!"
                            :

                            Comentario


                            • #15
                              Virginia:
                              ...Que me iba a imaginar antes de saber lo de mi tío sacerdote ..(fallecido hace años) que eso iba a suceder en mi famila, cuando yo lo supe de esos casos no se sabía ...

                              Aclara SalvoporCristo:
                              Tal vez hice una afirmación incompleta acerca de la actitud de los católicos en general, es cierto que hay muchos católicos que simplemente ignoran lo que sucede con el celibato y no encubren a sus sacerdotes y cuando se enteran se apartan de Roma.

                              Lo que me dio pie a mi afirmación acerca del encubrimiento de muchos de los "fieles", fue un caso de un abusador infantil en mi ciudad, en un colegio religioso, éste fue acusado por los padres de los niños afectados, pero los restantes padres increíblemente LE PROTEGÍAN, sin importarle la gravedad del caso. Finalmente ese hombre fue llevado a la justicia común y condenado no recuerdo a cuántos años de prisión. Esto sucedió hace unos quince años. Y creo que esta actitud es común también en otros casos similares donde muchos prefieren "no ver" la realidad.

                              Que Dios les bendiga. Amén

                              Comentario

                              Anuncio

                              Colapsar
                              No hay anuncio todavía.
                              Trabajando...
                              X